[Tierra de Dragones] Black Lotus

Trama de: Daian, Ho-Chan, Maya y Fatima

Aquí es donde verdaderamente vas a trazar el rumbo de tus acciones, donde vas a determinar tu destino, donde va a escribirse tu historia

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor EspeYuna » Vie Nov 24, 2017 2:40 am

Una copia que se niega a admitir lo que es, y que insiste en fingir que es la verdadera.

Daian aterrizó en aquella tierra devastada con delicadeza. Le ardía el hombro de dolor. Y la cabeza. Le dolía demasiado. Nunca había tenido que usar tanta magia en tan poco tiempo. Sus alas se desvanecieron en un arco débil de luz y su hechizo alado de fuego se disipó entre llamas y cenizas. Encogida, se ayudó de su Llave-Espada para ponerse en pie y se acercó a Fátima, quien tenía al culpable de toda la desgracia de China a su merced.

Escuchó las palabras del soldado, quien no tenía reparo alguno en alzar a la Maestra Lyn. Confusa y molesta, Daian no quiso prestar atención a su opinión, la cual ya era de por sí irrespetuosa y amenazadora. ¿Con quién se creía que estaba hablando? Les debía la vida, sobretodo a quien tenía sin conocimiento en sus brazos. Si no fuera por ella, su cabeza ahora sería un juguete para los perros. ¿De... de dónde habían salido esos perros?

Mejor centrarse en lo verdaderamente importante. Dark Light tosió y su mirada la penetró con frialdad. Volvió a escuchar las frases que le había dedicado antes. No. No. Aquello no era importante ahora. No iba a permitir que aquel desgraciado siguiera con vida para hacer sufrir a inocentes. No, no lo consentiría.

Aún así, la decisión debía tomarla Fátima. Ella era la Maestra. Y, más allá de su título, tenía todo el derecho del mundo a decidir el destino de la copia de Light. Había luchado con fiereza y mucho valor. Era poderosa, y tampoco le habían faltado agallas. Y...

... le había salvado la vida. Si no fuera por ella, Dark Light habría acabado con su existencia.

Honraré la memoria de Nadhia y acabaré contigo.

Apretó los dientes con fuerza mientras se sujetaba el hombro malherido.

Fátima, haz lo que te dicte el corazón —le dijo, aun sabiendo cuál iba a ser su decisión—. Seguro que Lyn estará de acuerdo con lo que decidas hacer. Y si lo deseas, puedo encargarme yo misma.

Y se aseguró de que nadie la interrumpiera. Invocó unas cadenas de luz que las separaron a ellas, a Harun y a Dark Light del misterioso e irritante soldado que cargaba con Lyn. No dejaría que nadie dudara de lo que hiciera Fátima aquel día. Una Maestra formidable, esposa y madre de tres hijos responsable, valiente, y tierna a la vez. Era imposible para Daian no admirarla y respetarla.

Antes de que fuera demasiado tarde, le dedicó unas últimas palabras a Dark Light:

No finjo ser quien no soy. No soy Nadhia. Me llamo Daian... y no soy como tú.

*****


Ante un ataque inminente del soldado o de los perros, Daian apretaría las cadenas de luz a su alrededor mientras las esencias de Fátima se encargaban de recoger a Lyn si era necesario.

No permitiré que le faltes el respeto a la Maestra Fátima. Dark Light era un peligro para todos —cogió aire. Estaba realmente cansada y no desearía tener que tumbarlo en un duelo. Bastante mal lo habían pasado ya—. ¿No te das cuenta? Has visto lo que era capaz de hacer. No podíamos arriesgarnos a que siguiera esparciendo su Corrupción.

Y era cierto. La Corrupción era muy peligrosa y podía contaminar el mundo entero. Incluso había sido capaz de enfermar a almas tan puras como las esencias y al pobre Harun, quien descasaba en mal estado en el frío suelo.

Cuando tuvieran al soldado bajo control y se quedaran a solas para socorrer a Harun, Daian pensó de inmediato en Tandy. ¡Luz suya y de todos, menos mal que no había insistido en combatir a su lado esta vez! No se habría perdonado que acabara así.

De pronto sintió un malestar nuevo e inexplicable en el pecho y pensó en Fátima. ¿Así es como debía de sentirse ahora mismo ella? Quizás, ¿se sintiera culpable? Había leído sobre aquella experiencia del corazón. Quería entenderlo como "empatía".

Spoiler: Mostrar


Se acercó a ella y le acarició la espalda. Tandy había hecho lo mismo con ella durante cuatro años. Era lo más reconfortante que conocía.

¿Estás bien?

Quién sabe, quizás así ella vuelva.

Mientras consolaba a Fátima, su mente la traicionó y le recordó aquella espina clavada en el subconsciente. ¿Qué había querido decir con eso? Si ella pereciera... ¿Nadhia podía volver? ¿Resucitar? ¿Aquello era posible? ¿Qué demonios...?

Sacudió la cabeza. No. No era momento de cuestionarse su existencia. Fátima lo estaba pasando mal. Y había tres niños esperando a que su madre regresara. En aquel momento, Daian tenía menos peso de relevancia, lo sabía. Y se había prometido ayudarla. Suspiró y pensó que sería mejor investigar por su cuenta antes de preguntar algo tan delicado.

Pero aquel día no. Ni el siguiente. Necesitaban descansar. Y más importante aún, ¿quién sabe si podrían descansar aquella noche?

Fátima, yo... desearía proteger a tu familia.

Y por primera vez, le dio un abrazo. Uno sincero y cálido.

No estás sola en esto. Acabaremos con la Corrupción.

Dejaría que Fátima tuviera unos minutos para recomponerse si lo necesitaba, antes de volver con Mulán y los demás. Estaba deseando ver si Maya se encontraba bien, y si podía hacer algo por curar sus heridas y las de Lyn. Y tener noticias de Celeste.

Sin embargo, las palabras de Dark Light seguirían persiguiéndola hasta que ella descubriera la verdad.

Spoiler: Mostrar
Uso la siguiente habilidad contra Hiro si amenaza con interponerse a las acciones de Fátima:

▪ Destino Enlazado (HM) [Nivel 10] [Requiere: Afinidad a Luz; Poder Mágico: 15] El usuario invoca una larga cadena dorada de tres metros que rodea y atrapa al enemigo durante un turno, provocando a su vez daños afín a luz. Con suficiente Fuerza, la cadena puede ser rota.
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Suzume Mizuno » Vie Nov 24, 2017 5:40 am

Se movió tan rápido que le costó pensar. La tormenta envolvió a Dark Light y permitió que Daian, que había estado a punto de caer bajo la embestida de este, procedierara para ponerse a salvo. Después, la Razia Lunar de Fátima dio contra la versión oscura de Dark Light. La joven apretó los dientes, hundió los talones en el dsitio y presionó. Durante una eternidad que apenas duró unos segundos, Fátima vio cómo su Razia perdía frente a la de Dark Light y se preparó para contraatacar…

¡¡¡Aaaaaaaaahhhhhhhhhh!!!

Alguien gritaba. ¿Ho-Chan? Entonces hubo una violenta explosión. Notó, a través de sus niñas, que el obelisco se había caído abajo. Dark Light saltó directo hacia este. Fátima gritó, dispuesta a ir tras él, pero lo detuvo un hermoso fénix de fuego. Nadhia. No. Daian. Y después, una flecha le dio directa en el pecho. Fátima no vaciló en liberar con una explosión en su Flor y los alaridos de Dark Light de pura furia le supieron a gloria.

Fátima cayó de rodillas, jadeante y con los pulmones ardiendo de dolor. Neutralizó su magia y se apretó una sien, notando un terrible pulso que prometía una terrible jaqueca si no apuraba unos éteres. Se giró para comprobar dónde estaba Harun y vio que se había alejado del obelisco. No muy lejos estaba Lyn, que había protegido, por su estado, a Ho-Chan. Él lloraba y Fátima se incorporó de un brinco para acercarse y comprobar que su Maestra estaba sana y salva, pero entonces la sala comenzó a temblar. A su alrededor, el mundo cambiaba, se borraba, la oscuridad desaparecía. En su lugar quedó una sala del trono y… la cerradura. Ho Chan sacó una Llave Espada.

Fátima se quedó congelada en el sitio.

El joven selló la cerradura.

Fátima se quedó mirándolo, sin comprender. Luego, una idea, la única que importaba, la golpeó como un mazazo. Era un Portador. Otro huido, otro renegado. Podría haber luchado con la maldita Llave Espada, pero no lo había hecho.

Sus labios se apretaron en una línea blanca.

Le dio la espalda y corrió junto a Harun. Lo acarició y él le lamió el rostro.

¿Duele? Lo sé, lo sé. Parece que la corrupción ya no es tan fuerte, pero en seguida vamos a ir a ver a Nithael. ¿De acuerdo?

Ejercería un Cura sobre él para ahorrarle dolor y le acariciaría una vez más antes de que el deber la reclamara y fuera a asegurarse de que Lyn y Maya se encontraban bien. Parecía que solo se habían quedado inconscientes. También les aplicó sus respectivos Cura (bebiendo los éteres que fueran necesarios). Solo entonces prestó atención a Dark Light, justo cuando un pedazo de la flor se fragmentó y su cabeza quedó libre.

¿Así que creéis haber ganado...?

Rió y rompió a toser. Fátima no se preocupó. Sabía que no podía escapar de su flor. Es más, el joven ahora parecía normal, sin su armadura, sin sus espadas, que habían desaparecido junto al obelisco.

Gracias a la Luz que Miki había destruido los exteriores. No habrían podido vencer, de lo contrario.

¿Y ahora qué...? ¿Vais a matarme? ¿O a encerrarme? —Reía y tosía, como si nada le importara. Quizá no lo hacía—. Da igual lo que hagáis... Madre ya ha ganado.

«Madre, ¿eh?»

Todavía ningún bando había encontrado a los bebés, pero Fátima sabía que el suyo cargaba con un estigma que todavía no se había cumplido. En un futuro que esperaba que jamás sucediera, en cambio, sí había pasado. Habían dejado a unos niños sin la madre que podrían haber tenido. O sin Xihn.

Pero una madre tenía responsabilidades y ella lo sabía bien. Lo había sufrido demasiado. Idris era la prueba. Su pequeño y querido Idris, que lo tendría que sacrificar todo de forma absurda si…

Y Atiya y Kris. Y su Malik.

Se dio cuenta de que Ho-Chan estaba hablando. No, más bien declamaba, puño alzado.

… ojos cómo le pararán los pies a tu querida mamaita, y en ese momento disfrutaré viendo el dolor en tus ojos al ver que tanto sacrificio no te ha servido para nada, maldita copia bastarda...—Casi escupía de la rabia, pero intentó recuperar el control y casi de forma absurda se volvió hacia ellas—.Esto... No permitiré que nadie provoque el fallecimiento de un prisionero Chino, nosotros no somos bestias como ellos. Os lo podéis quedar e interrogarlo, eso es todo.

En otra ocasión, habría saltado de rabia. ¿No nos permitiría? ¿Se lo podían quedar? En su lugar, solo sintió que su corazón se endurecía, tan frío como la prisión de Dark Light.

No sé quién eres tú, excepto que eres un traidor. Por eso puedes decir lo que dices, porque jamás has luchado de verdad ni conoces a este hombre.

Miró a Daian. Quizás necesitaría su ayuda. No quería ponerse a pelear, no cuando el destino de toda una generación estaba a punto de cambiar. Quizás.

Fátima, haz lo que te dicte el corazón —le dijo—. Seguro que Lyn estará de acuerdo con lo que decidas hacer. Y si lo deseas, puedo encargarme yo misma.

Su corazón. Su corazón estaba frío como un témpano. Así estaba bien. Un Caballero no necesitaba corazón en circunstancias así.

No. Gracias. Lo haré yo.

En China había tenido a Andrei. En China había conocido a Mulán, torturado a su primer hombre, visto lo que era morir en un verdadero campo de batalla. Nunca le deparaba nada bueno, excepto Mulán. Miró a Dark Light.

Cada uno elige lo que hace con la vida que se le ha dado y paga por sus crímenes, antes o después. Tú elegiste y llegaste hasta aquí. Al menos, te concedo eso. Pero no vivirás para corromper Tierra de Partida, ni volver a hacer daño. Te daré el reconocimiento y la muerte que tú jamás le diste a otras personas.

Pensó en usar la pistola. Sería rápido. Pero él se merecía algo más. Un gesto de toda la Orden. Invocó su Llave Espada. No se justificaría. La sangre corrupta de Dark Light no mancharía a sus hijos, pero jamás les diría que lo hizo por ellos, sino porque era su deber.

Porque ya había muerto demasiada gente para permitirse que aquel monstruo tuviera una sola oportunidad más.

No finjo ser quien no soy. No soy Nadhia. Me llamo Daian... y no soy como tú.

Fátima asintió a su amiga y luego abrió un poco la Flor, lo suficiente para dejar el pecho de Dark Light al descubierto. Si era necesario, llamaría a Cephiro, si es que seía, y de lo contrario a Selene u Ondina (si es que seguía también) para que apoyaran a Daian, que había tendido su cadena de oro, para empujar al traidor atrás o más lejos aún. No le permitiría intervenir bajo ningún concepto.

Miró a Dark Light a los ojos. Lo hizo rápido e indoloro. Directo al corazón.

*


Si quedaba algo de Dark Light, se lo llevaría como prueba a Tierra de Partida, a menos que estuviera corrupto y fuera peligroso. En caso de que Ho-Chan intentara atacarla, bien, con sus reflejos, flexibilidad, y habilidad cuerpo a cuerpo, no sería difícil esquivarlo y meterle un rodillazo en el estómago si insistía. No era mucho más fuerte que ella y, desde luego, no er tan veloz. Si es que Cephiro no se ocupaba de él antes, por supuesto. Lo haría con desidia, sin interés. Estaba cansada.

Quería ver a sus hijos y a su marido.

No permitiré que le faltes el respeto a la Maestra Fátima. Dark Light era un peligro para todos —decía Daian contra la sarta de insultos que vomitaba Ho-Chan—. ¿No te das cuenta? Has visto lo que era capaz de hacer. No podíamos arriesgarnos a que siguiera esparciendo su Corrupción.

De pronto, Fátima recordó a cierto aprendiz que también había visitado China y muy relacionado con los perros… y la pólvora. Torció la boca.

Ah, ya recuerdo quién eres. Otro de los que huyó y se cree con derecho a opinar desde la más pura ignorancia y cobardía. No te molestes, Daian, tenemos que hablar con Mulán y darle las buenas nuevas. Vamos, Harun.

Spoiler: Mostrar


Ya fuera cuando Ho-Chan se marchara por su lado o se quedara aparte, Fátima estaba preparándose para abrir un Portal cuando Daian se le acercó y acarició la espalda. La joven se estremeció ante el amable contacto.

¿Estás bien?

Pensó en mentir. Le cogió la mano y apretó.

No. China saca lo peor de mí. ¿Qué tal estás tú?

Fátima, yo... desearía proteger a tu familia.—Fátima se giró, desconcertada y temblorosa. Daian la cogió por sorpresa cuando la envolvió en un cálido abrazo—.No estás sola en esto. Acabaremos con la Corrupción.

Fátima respiró hondo, pero ni así logró evitar que las lágrimas afloraran y le emborronaran la vista. Le devolvió fuerte el abrazo a Daian. No era Nadhia, no era su vieja amiga, pero no importaba. Era Daian, ofreciéndole todo aunque no tenía casi nada, y esa ternura la estaba destrozando. Enterró la cara en el hueco del hombro y el cuello de Daian, mientras Harun las envolvía en un círculo protector y las tocaba con el hocico.

Lo siento, Daian. Siento que tengas que vivir todo esto. Ojalá hubieras podido seguir viviendo tranquila, sin miedo.—Apretó fuerte los ojos y añadió—: Gracias. Gracias por volver y estar aquí. Gracias por estar.

Sí, sería juntos como conseguirían seguir adelante. Incluso si nada era como antes y todos estaban hechos jirones. Tenían que seguir intentándolo, porque de lo contrario no habría futuro que alcanzar.

Esperó hasta que se calmó y se frotó entonces la cara. Rascó a Harun, calmándolo, y sonrió a Daian. Le limpió de pólvora la cara.

Tú también eres parte de mi familia, ¿sabes? Y os voy a proteger a todos también.

Abrió entonces el Portal, le dio un apretón, y fue a coger a Maya para echársela al hombro. Pesaba bastante más que cuando era pequeña, pero se las apañaría. En cuanto a Lyn, si con su Cura no se había espabilado, le arrojaría directamente un Cura +. No necesitaba que nadie la cargara. Y menos alguien que no había tenido el valor para pelear de verdad a su lado.

Ellas, entre tanto, tenían buenas noticias que dar. Y, si podía, a Miki también. Haría una pequeña parada fuera si era posible y lo devolvería a su hogar. Otro padre que había acudido a donde lo necesitaban. No podía dejar de darle las gracias.


Spoiler: Mostrar
Acciones acordadas con Espe :3

▪ Cura (HM) [Nivel 5] [Requiere Poder Mágico: 7]. Cura las heridas más leves y alivia un poco la fatiga.

(Con Maya evidentemente es cosa narrativa. Con Lyn… bien, los que necesite).

▪ Cura+ (HM) [Nivel 22] [Requiere Cura; Poder Mágico: 24]. Cura heridas más graves y alivia más fatiga.

Si es necesario con Lyn.

Técnicamente todas las esencias desaparecen más o menos por esta ronda. Si es necesario, Fátima se toma éteres e invoca a Cephiro.

▪ Cephiro (HM) [Nivel 44] [Requiere Afinidad a Viento; Poder Mágico: 60]. Cephiro, una esencia de viento, acude a las órdenes de Fátima y dispersa a sus enemigos mediante golpes de aire o con su propia presencia. Dura cuatro rondas y solo se la puede dispersar con aire de su mismo nivel.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor RedXIII » Vie Nov 24, 2017 9:58 am

Spoiler: Mostrar
Ho-chan no entra en el portal, y teniendo en cuenta que han habido muchas interacciones posteriores sobre él, he decidido tomarme la libertad de volver a postear para rehacer la última parte del viaje de vuelta a casa, he considerado que, aunque abuse mucho de ello, podía meter un momento all-bran de Hiro (Total, los meto cuando quiero, así que). Como todo es en solitario quitando el hecho de que hay una tia inconsciente a su lado y dos perros no considero que haga falta leerlo, de hecho apenas interfiere con lo ya escrito por Suzu o Espe, he querido respetar su decisión de matar a Dark Light y sus reacciones hipotéticas. Lo de la falta de respeto de Ho-Chan lo he omitido porqué, junto al puñetazo, era una broma, pensé que tachado se entendería como tal, ha sido culpa mía, sin embargo la manera en la que Hiro iba a detenerla era con un tiro de 90 de puntería, como se ha omitido este detalle realmente no ha llegado a hacer nada.

No sé las reacciones ni lo que pasará al llegar a la base de China, sólo me puedo hacer una ligera idea y por eso no voy a postear nada de la llegada salvo lo que hay al final, no sé si haremos una ronda más y cerraremos o directamente esta ya es la última y cierra todo aquí, supongo que queda otra porqué no he visto el típico spoiler de despedida aunque sé de sobras que no es un placer postear conmigo, así que con lo cual supongo que si nadie lo impide, Hiro terminará entrando para dejar a la maestra, si no se despierta antes.




No sé quién eres tú, excepto que eres un traidor. Por eso puedes decir lo que dices, porque jamás has luchado de verdad ni conoces a este hombre.

¿Traidor? Le habían dicho tantas veces aquella palabra, pero ¿Cuan real la sentía, podía considerarse traidor alguien que abandona una causa la cual nunca siguió? Desde luego no se sentía aludido.

Cada uno elige lo que hace con la vida que se le ha dado y paga por sus crímenes, antes o después. Tú elegiste y llegaste hasta aquí. Al menos, te concedo eso. Pero no vivirás para corromper Tierra de Partida, ni volver a hacer daño. Te daré el reconocimiento y la muerte que tú jamás le diste a otras personas.

¡No lo hagas! — Dejó con brusquedad a la maestra en el suelo y se lanzó directamente contra ella con las últimas balas verdes que quedaban en su recámara, pero por desgracia no sirvió para detener sus actos. Fue brutalmente retenido por una cadena que le hizo estampare con fuerza contra el suelo.

Y delante de sus temerosos ojos dio fin a la vida de aquel al que se conoció como Dark Light.

Las lágrimas empezaron a brotar desconsoladamente de los ojos del apenado guerrero, quien impotente y dolorido se lamentaba de lo recién ocurrido.

¿No te das cuenta? Has visto lo que era capaz de hacer. No podíamos arriesgarnos a que siguiera esparciendo su Corrupción.

Ah, ya recuerdo quién eres. Otro de los que huyó y se cree con derecho a opinar desde la más pura ignorancia y cobardía. No te molestes, Daian, tenemos que hablar con Mulán y darle las buenas nuevas. Vamos, Harun.

Miró al suelo, lamentando cada segundo de aquel fatídico encuentro.

Prefiero eso a convertirme en el monstruo que eres... sois ahora — Sus palabras sonaban frágiles, destrozadas; su labio estaba enrojecido de mordérselo, en aquel momento solo podía sentir rabia y tristeza, pero ¿Qué iba a hacer, pelearse contra ellas? Aunque parecían disputas no era su intención.

Se marcharon por el portal sin él...

Durante un momento... pensé que aquellos tiempos volverían... — Escupió contra el suelo y voló la cadena con un puñetazo tan intenso que su arma provocó un pequeño cráter en el suelo. Toda su rabia había desaparecido, pero aun quedaba la tristeza...

Giró la cabeza hacia su antigua maestra, y, desconsolado, rompió a llorar mientras yacía de rodillas sobre el suelo.

***




Goei y Pipo aullaban al son de los llantos de Ho-Chan, que lentamente se calmaban y se sumergían en un inquieto silencio, ni siquiera la brisa del viento se atrevía a mecer al destrozado guerrero, yaciente y dolorido.

Levantó sus temblorosas piernas y dejó caer un pequeño cubo sobre el suelo.

¿Recordará siquiera mi nombre? Dudo siquiera que sepa quien soy, para ellos solo soy "uno más" — Proclamó al aire —¿Tú... eres igual que ellos? — Miró hacia arriba.

Me hiciste sentir especial el día que te conocí, te ibas a llevar a Russell en vez de a mi, pero al final me elegiste. Aun recuerdo aquel olor dulce y agradable...y lo que me dijiste... — suspiró —Esto es un asunto que sólo concierne a los más fuertes, pero la fuerza puede venir de muchos otros lugares. Aquella sonrisa de orgullo llenó mi corazón... creía que realmente era especial... que ser caballero era... — Apenas podía controlar sus lágrimas —Dios... llevo toda mi vida haciendo ver que todo me da igual, autocompadeciéndome, dándome lástima a mi mismo... — La moto roja de Hiro apareció donde antes estaba el cubo.


Como ahora, je — secó sus lágrimas —Ni siquiera soy capaz de hablar directamente contigo, debo parecer un idiota y un bicho raro — Ironizó mientras montaba en la silla de su moto a la maestra.

Se giró a sus dos mascotas y les acarició la cabeza —Lo siento, después de haber venido hasta aquí vais a tener que volver caminando a casa

Tal vez debería hablar con ella cuando despierte — El perro anaranjado empezó a hablar y a continuación, junto a Pipo, empezaron a correr en dirección a casa.

¿Bromeas? — Hizo desaparecer su disfraz en un estallido de pétalos rosados —Dudo que me quiera dirigir la palabra — Su antigua ropa, sus complementos, todo había vuelto a como hace cuatro años, excepto su pelo y... sus ojos... aquellos ojos azulados de la batalla no habían desaparecido, ni lo harían.

Se acomodó en su moto, con todo el cuidado para que la maestra no cayera a medio camino, y se colocó su flamante y poco usado sombrero. Arrancó su vehículo con cuidado, acelerando con suma precisión cuando tocaba.

Sabía que nadie se iba a tomar bien su engaño, el simple hecho de ir hacia la base le aterraba, ahora que todo en China se había calmado quería empezar su vida pacífica, pero no podía vivir siempre mintiendo a los que le rodeaban... Era Ho-Chan, el fénix, pero no podía olvidar que también era Hiro Inukai, el chucho, y lo que ello conllevaba.

Llegaremos en nada — Comentó mientras se llevaba un cigarrillo encendido a la boca —¿Soy un cobarde por no querer que muera nadie más? Tal vez hice bien en irme si pienso así, aunque nunca me perdonaré haberte abandonado de aquella forma, lo siento. Que cobarde suena una disculpa cuando no pueden escucharte.

Gracias por "escucharme", me siento mejor — Dijo con cierta timidez y vergüenza, aquellos pequeños momentos de paz eran los únicos en los cuales se consideraba capaz de mostrar sus sentimientos, aunque sus palabras se perdieran en el aire, todo aquello le servía para airear su pena y dolor.

***




Llegó a las montañas donde se situaba la base, había llegado el momento que tanto tiempo había temido. Colocó bien su moto y gritó con todas sus fuerzas, poniendo ambas manso alrededor de su boca para aumentar el volumen de su voz —¡Hola, soy Hiro Inukai, el cobarde, el desertor, el mentiroso... vuestro vecino y amigo... Ho-Chan! ¡Nunca he sido de encontrar las palabras correctas para expresar lo que siento, perdonadme, pero tenía miedo de deciros la verdad! ¡Desde que me fui, los portadores y casi todos los que me veían me miraban con desprecio, tenía miedo de no encontrar nunca un lugar que amar, al que poder llamar hogar y una gente a la que querer proteger a costa de mi vida! — Paró para coger aire —Pero me ayudasteis a verlo, a ver lo bello que puede ser el mundo aun viviendo en desgracia... e hicisteis tantas cosas por mi... por ello tenía que contároslo y daros las gracias, a todos! ¡Espero que podáis vivir en este nuevo mundo y que algún día podáis perdonarme! — Estaba asustado y triste, sus manos temblaban ligeramente y sus ojos se humedecían cada vez más con cada palabra que salía de su boca, pero afrontaría lo que le viniera con valor, aunque eso supusiera abandonar su nuevo hogar para siempre y decirle adiós de nuevo a la gente que tanto había querido.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Astro » Lun Nov 27, 2017 12:40 am

Ra...gun...

El cuerpo de Dark Light se deshizo en el aire entre fragmentos de oscuridad y pequeños datos flotantes. Quien en su día fue creado como una copia del aprendiz de Tierra de Partida, llegó a su fin bajo la espada de Fátima. No habría más oportunidades para él.

* * *


Tras el choque de ideas entre Fátima y Daian con Ho-Chan, las portadoras regresaron a Tierra de Partida a través de un portal, llevándose con ellas a las heridas. Allí, podrían curar de la corrupción al dragón y asegurarse de que Maya y Lyn se reponían.
Sin embargo, su trabajo en China todavía no había acabado, al menos para Fátima. Volvió a Tierra de Dragones al poco para poner los asuntos en orden, empezando por buscar a Miki por la capital.

Ho-Chan, después de lamerse sus heridas, regresó sin problema alguno a la base de la resistencia.

* * *


En China, por primera vez desde hacía mucho tiempo, reinaba la paz. Tras la caída de Dark Light y la destrucción de los obeliscos, los soldados corruptos habían vuelto a la normalidad y la resistencia los había aplastado sin apenas esfuerzo. En pocas horas, la capital volvió a estar bajo el mando de sus legítimos habitantes, y el propio Miki se encargó de asegurar que no quedaba rastro alguno de peligro mágico dentro del castillo imperial, antes de que Fátima le mandara de vuelta a su mundo.

Aunque tenían mucho trabajo por delante, un futuro esperanzador se abría para los chinos. Por el momento la resistencia se puso al mando hasta que un nuevo emperador fuera elegido, siendo la candidata más probable la hija mayor del antiguo emperador (para la desgracia de Mushu, que había iniciado una campaña para que le eligieran a él).
Mulán y Shang le agradecieron a Fátima todo lo que habían hecho por ellos, asegurándole que la Orden siempre tendría aliados en China y que podían volver cuando quisieran a visitarles.

Ho-Chan, por su parte, no encontró oposición entre sus compañeros de la resistencia incluso habiendo contado su pasado. Al fin y al cabo, había sido un héroe que ayudó a la liberación de China de las manos de Dark Light. Incluso le ofrecieron un ascenso, si estaba dispuesto a aceptarlo. Sin embargo, todavía quedaba la opción de volver a Tierra de Partida...

China parecía encaminada a un final feliz, pero los Caballeros sabían que no duraría mucho si Xihn no era detenida. A pesar de todo, hoy habían conseguido una victoria. Un primer paso hacia el final de la guerra.

¡Última ronda! Como ya está todo prácticamente cerrado, no es obligatorio postear, quien quiera puede hacerlo pero no habrá penalización para quien no lo haga. El post de cierre serán directamente las puntuaciones, así que no esperéis una contestación a alguna acción que hagáis salvo que me lo pidáis por algo en concreto.

Fecha límite: jueves 30 de noviembre.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Suzume Mizuno » Vie Dic 01, 2017 6:22 am



Ra...gun...

Fátima parpadeó, sorprendida, al escuchar esas palabras. Después, Dark Light se desvaneció entre fragmentos de oscuridad y lo que supuso que eran datos.

Cerró los ojos y suspiró, desterrando el asomo de un diminuto remordimiento.

Por fin uno menos.

*


Fátima dejó en manos de Nithael a Maya y a Lyn y, por supuesto, también a Harun. A este último le dio un besito en el hocico antes de marcharse de correr directa a ver a los niños. Por el camino le llegó un mensaje.

Hoy no esperes mucha acción por mi parte, me han dado una buena tunda.
P.D. Pegaso te manda recuerdos.


Fátima se detuvo un momento a respirar hondo. Gracias a la Luz. Guardó el móvil y se miró los anillos, donde la corrupción parecía empezar a retroceder. Después se aseguraría de comprobar que sus esencias estaban bien.

Una vez llegó a su dormitorio, donde Idris charlaba con una mujer china. Por un momento se quedó lívida. Después recordó que Mulán había pedido permiso para dar un refugio a su hijo. Vio que Daliao jugaba con los mellizos y sonrió antes de volar a lavarse las manos hasta que casi se las despellejó. Después estrujó a Idris con intensidad. Besó a los mellizos, los dejó en el suelo a pesar de que tiraban de su ropa para que jugara con ellos, y les hizo una foto, que mandó a Malik.

Te envío fuerzas mi amor. Te tocará acostarlos, yo tengo que volver a China. Te tocará acostarlos.
Me alegra que estés vivo. Me ocuparé de ti esta noche.
P.D.: te quiero.


Se llevó consigo a Daliao y a la mujer, cargando a su supuesto tocayo contra la cintura, disfrutando del peso del bebé. Buscó a Miki. Este le aseguró que no quedaba magia en el castillo imperial y Fátima lo devolvió a su hogar, después de darle un apretón de manos y asegurarle que le debía un gran favor. Sin él, no habrían podido vencer. Al menos, no sin bajas.

Después se trasladó al campamento de Mulán. Cuando llegó, la batalla ya había terminado. Optó por dejar en la capital, donde todavía los hunos debían estar huyendo o haciéndose fuertes en sus plazas pero sin ser masacrados, al bebé y su cuidadora mientras buscaba a Mulán ya Shang. Se quedó un momento viendo los cadáveres, recordando otros muertos y heridos que había habido antes en China, y se dijo con firmeza que al menos… Al menos ya no sería por causa de la negligencia de los Caballeros. No a partir de ahora.

Una vez se aseguró de que Mulán estaba intacta y Shang también, les devolvió a un ansioso Daliao.

Os ayudaré en lo que necesitéis. Pero… tened en cuenta que los hunos estaban controlados. Estoy segura de que no queréis que una masacre aún mayor pese sobre vuestras conciencia.

Tras aquello, acompañó a Mulán y a Shang. Escuchó hablar de cómo la hija del Emperador iba a ser coronada y arqueó las cejas con grata sorpresa. Eso sí que era un cambio, en especial en un mundo como China. ¿Cuántos más habría?

Mulán y Shang le aseguraron que siempre serían aliados de la Orden. Fátima sonrió con ironía. Se preguntó qué opinaría Ronin. En unos años, las cosas habían cambiado de un total secretismo a colaborar abiertamente con los generales de China. Seguro que habría deseado algo similar con el difunto general Li, para no tener que mentirle u ocultarle la verdad.

También se preguntó si él se habría imaginado que esa niña pequeña y callada un día estaría negociando en su lugar. No, seguro que no.

Luz, ¿dejaría de doler algún día?

Realizó el saludo militar, juntando palma de la mano con puño.

Y Tierra de Partida siempre estará a vuestro lado. No olvidaremos lo que habéis hecho.—Sonrió a Shang—. Saludad a Rei y a Fang de mi parte, por favor. Y a Mushu, por supuesto.—Se acercó un paso a Mulán. Recordaba perfectamente el día que decidió mentir por ella. Cuando nadie más habría pensado que llegaría tan lejos—. Gracias por seguir confiando en nosotros. En mí. Y… Solo eso. Gracias.

Ojalá la siguiente vez que regresara a China, el mundo hubiera cambiado para mucho mejor.

Pero… para eso los Caballeros todavía tenían un último trabajo que hacer.

Fátima abandonó el mundo con la intención de cumplirlo. No tenía sentido mancharse las manos si no se llegaba hasta el final. Y todas esas muertes, todos esos sacrificios… Por lo menos tendrían un sentido.


Spoiler: Mostrar
Y Tierra de Dragones se terminó. Lloro. Mucho. Gracias a Sombra por iniciar la trama y a Astro por terminarla. Y a Narra, aunque no llegará a leer esto, por haber iniciado el viaje en este mundo. Lo echaré mucho de menos pero ¡hemos conseguido terminarlo!

Gracias a todos.

¡Mushu próximo emperador!
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor RedXIII » Vie Dic 01, 2017 11:00 am

A nadie pareció molestarle la confesión que durante todo aquel tiempo había escondido dentro de su corazón por miedo al rechazo, durante todo aquel tiempo no había sido más que un necio al creer que lo que pasó en Tierra de Partida se repetiría.

Se había quitado un gran peso de encima, y aquello se notaba en su humor, la muerte de Dark Light quedó casi eclipsada por la alegría de que su nuevo hogar le hubiera aceptado y pudiera construir su futuro junto a ellos.

***


Murmullos por las calles, golpes de martillo, escobas surcando con gran velocidad por el suelo. La capital había sido retomada y los ciudadanos volvían a inundar las calles, arreglando los desperfectos de sus hogares a base de tela y madera de dudosa calidad, seguramente aquello era algo temporal hasta que todo volviera a la normalidad, aun así era curioso ver algunos de los barrios de la ciudad ajetreados como en antaño ¿Cuanto tiempo había pasado desde que vio tanta gente reunida en China? Ya ni lo recordaba.

En medio de todo aquel barullo de niños corriendo por las calles y soldados controlando a las masas, una voz familiar se dirigió al distraído mestizo, quien aun portaba su llamativa ropa.

¡Vaya, pero si es Ho-Chan! — Golpeó con extremada fuerza su hombro —¡Hemos escuchado que hiciste explotar la puerta de palacio, seguro que fue genial! — Hiro, al girarse, reconoció a unos cuantos artilleros de la resistencia, los cuales le habían acompañado y ayudado durante estos años en el polvorín, e incluso algún soldado que solo conocía de vista.

Oh...hola — Mostró algo de timidez, estaba algo nervioso después de haber dicho todo aquello al pie de la montaña —Sí, la verdad es que la dinamita fue genial, gracias a vosotros pudimos detener a Dark Light — Hizo una reverencia, tensando su cuerpo casi al límite.

¡Mirad, chicos, un caballero nos ha dado las gracias! — Todos estallaron en una gran carcajada —No hacía falta que nos las dieras, somos un equipo — Los artilleros presentes levantaron la mano y honraron a su compañero con un saludo militar, que fue correspondido con otro por parte del pelirrojo.

Uno de los soldados se acercó disimuladamente mientras los demás discutían en si ir a celebrar la reconquista o ayudar a los ciudadanos.

Psss, tal vez deberías ir al palacio, he escuchado que hay bastante movimiento ahora mismo — Aunque le sabía mal abandonarles en medio de su celebración, aquel había sido el motivo del paseo por la ciudad, ir hacia el palacio y hablar con Shang.

Excusándose por su marcha, se dirigió de nuevo a su objetivo.

¡Por cierto, la abuela Chan está en la casa de té! — Gritó el artillero mientras veía marchar a su compañero.

***


Nada más entrar por la puerta del castillo, recordó el momento en el cual hizo que saltara por los aires, casi sintiendo un atisbo de placer que le puso la piel de gallina. El interior del palacio había vuelto a la normalidad y volvía a estar lleno de vida como en antaño.

Ajeno a las decisiones políticas que se estaban llevando en aquel momento, Hiro, de forma insistente, buscó por todos lados a su general, hasta que le halló.

Señor — Se arrodilló sobre una rodilla y agachó ligeramente la cabeza —Perdone mi intrusión. He... venido a ver qué tal estaba todo — Comentó con cierto reparo.

La gente está volviendo a sus casas a buen ritmo... — Calló —No he venido a hablarle de eso, lo siento. Verá... que corte... — Susurró aquello último —Quiero pedirle un favor. Hasta que las cosas se calmen fuera de China, me gustaría ser el representante de nuestro hogar cuando haya que ayudar a la orden... He... he tratado muchas veces con ellos... sé que solo soy un simple artillero, pero no puedo permitir que otros asuman ese riesgo y mueran cuando yo aun puedo luchar — Sus palabras alternaban entre la vergüenza y la indecisión, a excepción de su discurso final, el cual parecía inundar su corazón de fuerza.

Siento haberle hecho perder el tiempo — Agachó de nuevo la cabeza —Acataré cualquiera que sea su decisión.

Era muy raro ver a Hiro arrodillarse, sin duda el respeto que sentía hacia Shang era tan grande que debía representarlo como se merecía, aunque no era la única persona por la que se arrodillaría, había otra por la cual procesaba aquel mismo respeto y cariño, o incluso más, desgraciadamente ya no estaba en aquel mundo.

Dele recuerdos a la señora Mulan de mi parte — Hizo una reverencia y a continuación se retiró en silencio del palacio.

***


>>¿Se habrán marchado todas ya? — Se preguntó a si mismo mientras paseaba por la ciudad en busca de la casa que le habían mencionado antes, por suerte para él, el cartel de la entrada era bastante vistoso y enseguida pudo encontrarla.

Dentro, sentada en una de las sillas del fondo estaba la abuela Chan, una mujer de bastante avanzada edad y que apenas mediría más de un metro cuarenta, sorbiendo un recién hecho té. Junto a ella, tumbado en el suelo, se encontraba un exhausto Pipo, cansado de dar vueltas de un lugar a otro y con la boca empapada de agua, seguramente llegó sediento.

¡Abuela, que alegría verla! — Exclamó el pelirrojo al entrar por la puerta y verla al fondo.

¡¿Quien demonios es usted?! Aléjese o llamaré a mi sobrino, es un soldado y sabe Kung-fu — Gritó mientras amenazaba con derrama aquel delicioso té sobre su cara.

¿Kung-fu? Yo no sé Kung-fu ¿Me has visto dar una patada? Parezco un pollo abriéndose de piernas.

¡Ohhhhh, pero si es mi querido Ho! — Declaró a los cuatro vientos al reconocer el característico rostro de su nieto adoptivo —El doctor Yung siempre dice que las gafas me ayudaran a ver mejor, pero no veo un pimiento.

Eso es porqué las tienes llenas de vapor del té — Le explicó mientras se las limpiaba con un pañuelo.

¿Y esas pintas tan... estrafalarias? Sabía que Chi-Fu tenía mal gusto, pero no esperaba que hiciera unos trajes tan feos para los soldados — Hiro intentó explicarle a qué se debía su cambio, pero la anciana le interrumpió antes de que pudiera decir ni una sola palabra —Tu amigo ha traído nuestras maletas y ha insistido en que nos quedemos aquí con su hermana hasta que la gente se haya re ubicado, tu cuarto está arriba, ve a cambiarte, no creo que les importe que estés un rato sin llevar esos harapos — Era difícil llevarle la contraria a la abuela Chan, sobretodo porqué aquello podía suponer un discurso casi interminable sobre la vergüenza y el deshonor familiar, así que para evitar aquel calvario, prefirió hacerle caso.

Tantos años sin llevar aquella ropa y solo había disfrutado unas horas de volver a vestir con gabardina.

Al entrar en su cuarto observó cómo habían dejado todas sus pertenencias en varias cajas de madera, a excepción de dos fichas de madera algo sucias, las cuales reposaban en el alfeizar de la ventana. Las observó durante unos minutos, recordando ciertos sucesos ocurridos hace unos años.

Se cambió rápidamente, ya que aquel era uno de sus ridículos talentos, no servía de mucho pero era bastante práctico al volver las frías noches de invierno. Bajó vistiendo un discreto uniforme Taoista de camisa negra y pantalones blancos, no era una de sus prendas favoritas pero si de las más cómodas, además después de todo aquel ajetreo un poco de comodidad no le haría daño.

Se sentó un rato a escuchar las historias de la abuela Chan sobre lo ocurrido en la base mientras él no estaba, algunas parecían meras invenciones en pos de exagerar una casualidad, pero era bastante divertido ver cómo lo explicaba.

***


Plantado sobre la tumba del General Li se encontraba Hiro, quien ya había ofrecido sus respetos y había encendido incienso para recordar al caído general. Bajo su brazo portaba un trozo de Jade, de una tonalidad bastante oscura y considerable tamaño, en él había una palabra rallada en Chino con bastante torpeza y errores, "原件". Plantó aquel trozo de Jade lejos del lugar donde reposaba el General, bajo los pies de un árbol que crecía en soledad.

Espero que aquí no te sientas solo — Suspiró —Aunque no te lo mereces.

Así pago mi deuda contigo — Encendió un cigarro y disfrutó de aquel tabú mientras el viento soplaba y movía las ramas del árbol.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Tierra de Dragones] Black Lotus

Notapor Astro » Lun Dic 04, 2017 12:17 am

Spoiler: Mostrar


¡Colorín, colorado, esta trama se ha acabado! Voy al grano porque me quiero jubilar ya antes de que me atrapen para siempre. Muy bien todos y no tengo reproche ninguno que hacer, que tampoco me pagan suficiente.

Recompensas:

EspeYuna: +70 XP
RedXII: +70 PX
Zodiark: +40 XP
Suzume Mizuno: +70 PX

Todos menos Espe subís un nivel.

*Le prende fuego a la trama y sale corriendo*
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Anterior

Volver a Tramas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron