[Evento Global] Datastream

Nunca olvidarás que tomaste parte en alguno de estos jolgorios. Kazuki tampoco.

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro, Sombra

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Yuehito » Lun Mar 24, 2014 9:00 pm

¡Qué rico está esto! Pruébalo Harun.

Los pasteles que preparaban en Tierra de Partida eran una delicia y ese que probaba era el cuarto. Había un placer que me llenaba de felicidad en el castillo y era comer esas masas dulces bañadas en cremas y aderezos.

En esa tarde, junto a Fátima, habíamos juntado para ir a comer en el salón de entretenimientos junto a las maquinas de videojuegos y arcades para compartir una charla. Estaba muy motivado ya que me gustaba juguetear con su dragón y hablar de los extraños gustos que teníamos. Especialmente las historias gráficas denominadas “Shonen Ai” que leía cuando era pequeño. Por lo que hablamos de una en especifico que llamaba “With love” en donde vi a mi amiga muy motivada con las historia al ver los bocetos de los personajes que dibujaba en mi libro, tratando de explicar la historia. A las chicas les gustaba mucho ese tipo de historias pero a mí me gustaba los dibujos y el tratamiento, aparte de acordar algo familiar que no sabía exactamente qué era.

Mientras trazaba al supuesto malo de la historia una frase de Fátima detuvo mi mano porque al mirarle noté que algo extraño sucedía. Su rostro de extrañeza estaba posada en el televisor de la habitación y al instante giré para también mirar lo que pasaba. Fue cuando algo casi tenebroso se mostraba en la pantalla como si las señales oscilaban en lo insólito.
Qué extraño—musité con susto.

Sálvame.


Un rostro emergió de la pantalla a quien miraba sorprendido puesto que la voz que había emergido de la caja de colores me era cercana, casi conocida.

Asustado por la imagen que había pasado, un rayo a la memoria vino de sorpresa y un nombre quedó pasmado en mi mente. Tomé un tanto agitado el libro mientras se continuaba transmitiendo el extraño mensaje hasta detener el correr de páginas en un retrato que conservaba la futura respuesta.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


Me puse de piés con el dragón aun en mis hombros acercando lo más que pude para tomar el televisor. Y inocentemente comencé a reclamar al objeto:

¡Devuélvela, devuélvela! ¡Regresa a Eileen, regresa a la cariñosa Eileen!

Pude sentir enseguida como Fátima intentó parar mis hechos apelando a la calma, pero a pesar de lo estúpido que podía parecer mis hechos todo podía tener lógica luego de haber experimentado que mi libro tragara a una persona. Rápidamente noté que aquello no tenía explicación y un miedo se apoderó de mi alma cuando unos amarillentos ojos aparecieron en el visor de imágenes. Controlado ya, pegué un salto que me hizo aferrar los brazos de Fátima tratando de borrar tal dura imagen aterradora. Entonces todo terminó con la página de mi libro abierta y el retrato de Eileen dibujado y una extraña frase transmitida por el video: “Datastream”


Spoiler: Mostrar
Imagen
Avatar de Usuario
Yuehito
11. Estrella Angelical
11. Estrella Angelical
AnimeDesign
 
Mensajes: 327
Registrado: Lun Mar 21, 2011 4:40 am
Dinero: 106,242.40
Ubicación: The Land of Ooo
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: monekke.tumblr.com
Facebook: Simón E Kke
Estantería de objetos
Karma: 25

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Kairi » Lun Mar 24, 2014 9:35 pm

Imagen


Era un día como otro cualquiera en Tierra de Partida. Un día en el que Kairi se encontraba en su habitación jugando con su videoconsola a un juego entretenido. Se encontraba tumbada en la cama bocarriba con su cabeza apollada sobre la almohada, con la consola portátil en sus manos. Awa-chan hacía lo propio de un gato: comer atún, jugar con la patata parlante, lamerse...

- Venga... vamos... un poco más... casi lo tengo... - la joven pelirrosa se hallaba enfrascada en una ardua batalla virtual contra una especie de criatura blanca que parecía una mezcla de perro y dragón. Estaba algo ofuscada porque ya llevaba como media hora perdiendo y perdiendo tratando de vencerlo, lo propio del enemigo final de cualquier juego.

Al enorme dragón le quedaba solo una rayita de vida y el personaje de Kairi se disponía a dar el golpe final. Esperando que el enemigo no se defendiera, pulsó el botón y...

Sálvame.


- ¿Qué? ¿Ahora me vas a venir con esas? De eso nada.

¿Qué había sido eso? ¿El dragón pedía ayuda? ¿Después de todo lo que le había costado llegar hasta ahí iba a echarse atrás? Y lo que era más raro, ¿el dragón tenía voz de mujer?

La imagen de la partida se distorsionaba cada vez más. Kairi pensó que la consola se habría estropeado o que el juego estaría dañado, cosa que le extrañaba porque ella ponía un especial cuidado en ese tipo de cosas. Entonces se fijó que entre las distorsiones aparecía la figura de una mujer con una túnica negra, pelo largo y dorado y adornado con flores y una sonrisa inquietante.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


Kairi se percató de que aquello no era normal cuando empezaron a mostrarse imágenes de una mansión que no tenía nada que ver con el juego. Estaba en mitad de un bosque, con estatuas de pegasos a los lados del camino. Las puertas de la entrada se abrieron de par en par y la Oscuridad salió de su interior.

Código clave:


- ¿Qué está pasando?

El ruido se hizo cada vez más ensordecedor hasta ahogar la voz de la chica de la pantalla y ocultar su imagen. Al final sólo quedaban sus ojos, unos ojos amarillos que miraban a Kairi e hicieron que se sintiera observada. El miedo se apoderó de su cuerpo hasta el punto de que no podía mover una sola extremidad, sólo podía seguir mirando la pantalla. Sentia que esa muchacha había entrado en su corazón, en su alma y no podía hacer nada.

Datastream.


Después, aquel extraño video terminó y volvió a empezar, impidiéndola seguir jugando. Pero eso ya no le importaba. El poder vencer o no a un dragón virtual era una minucia comparado con eso. Hasta a Awa-chan, que no había visto el vídeo pero lo había oído, se le había erizado el pelo del lomo y había saltado a la cama para acurrucarse junto a su dueña.

- ¿Awapasa? - preguntó con miedo.

- No... no lo se - Kairi no era capaz de explicar lo que había pasado y seguía pasando, pues el vídeo seguía repitiéndose una y otra vez - ... ¿Datastream?

* * *


- Eh... ¿Alguna pregunta?

Todos los Aprendices y Maestros de Tierra de Partida se habían reunido en la sala del ordenador principal de Tierra de Partida para explicar lo que estaba sucediendo. Al parecer ese vídeo era una especie de virus que había bloqueado toda clase de comunicación con aparatos electrónicos, además de impedir completamente usarlos para otras funciones. Además, se sabía que la señal provenía de un mundo desconocido llamado la Red y los Maestros tenían la intención de ir hacia allí.

Los Aprendices estaban alborotados por el asunto y era difícil mantener la calma. Entre ellos, Kairi pudo divisar a algunos compañeros de misión y conocidos, Enok, al que hacía mucho tiempo que no veía, entre otros. Fue junto a ellos para no estar sola.

Como nadie hacía ninguna pregunta, la Maestra Lyn y mentora de Kairi tuvo que romper el hielo.

- ¿Dónde está Ronin, Kazuki?

El Maestro Kazuki meditó la respuesta unos segundos, tiempo más que suficiente para que Lyn empezara a gruñir de impaciencia.

- Le ha surgido, eh... Algo. Lyn, delante de los aprendices no.

Algo sabía Kazuki que ellos no sabían. Y por lo que se vio los demás Maestros también, ya que Lyn se había callado sin rechistar.

Uno de los Aprendices preguntó a Kazuki si era seguro enviarlos a la Red y si no volvería a pasar lo mismo de la otra vez, lo que le hizo pensar a Kairi que ya había pasado algo malo en ese mundo y estaba preocupada. Por suerte, había preferido que Awa-chan se quedara en su habitación y no le acompañara. Por si fuera poco, el comentario hizo que buena parte de los Aprendices se preocupara aún más. Necesitaba más información acerca de ese mundo para saber a qué se enfrentaba exactamente.

- Maestro Kazuki, ¿podría explicarnos cómo es la Red y qué pasó allí? - preguntó.
Imagen
Gracias Aru :D
ImagenImagenImagenImagen
I love you Red ^^
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen
Imagen
Imagen

Premios
Spoiler: Mostrar
KHWorld Awards 2011
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2015
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
AruAwards 2014
Imagen
AruAwards 2015
Imagen
Chorriconcurso Visión Perver
Imagen

La Historia Del Hipercor By Rmedive92
Spoiler: Mostrar
El Viernes 26 a las 20 fui al hipercor para compra un juego por el cumple de un amigo y en el msn deje un automensaje que era "En El Hipercor" , en esos momentos Habimaru cerro el chat y se creo una multiconversacion de 7 o 8 personas del foro para hablar , cada minuto aparecía mi gracioso automensaje con el icono del tio feliz , cuando llegue y comente estaban todos En El Hipercor , uno en el carrefour pero bueno , al dia siguiente en el chat la frase mítica aparecía cada poco En El Hipercor y ya esta es la historia del Hipercor que tanta gente me pregunta XD ( Se le ha parecido buena o vivió esto ponérselo como firma.


Imagen
Avatar de Usuario
Kairi
37. Aluvión
37. Aluvión
AnimeDesign
 
Mensajes: 1083
Registrado: Lun Mar 30, 2009 10:52 pm
Dinero: 514,004.84
Banco: 15,384.02
Ubicación: Islas del Destino <3
Sexo: Femenino
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 19

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Suzume Mizuno » Lun Mar 24, 2014 9:38 pm

¡Qué rico está esto! Pruébalo Harun.

Fátima sonrió mientras Exuy le tendía a Harun un trocito de pastel y el dragón exhalaba ruiditos de emoción mientras se enrollaba en torno a la mano del muchacho para evitar que su presa escapara y daba un par de mordiscos glotones al dulce.

Volvió la vista entonces hacia el libro de Exuy, en el que estaba trazando el dibujo de un personaje con mano experta. Los movimientos de Exuy con el lápiz, tan fluidos y rápidos, la hipnotizaban. No comprendía como podía dibujar tan bien y con tanta facilidad. A veces sentía punzadas de envidia sana, y se insistía en que debía encontrar algún entretenimiento con el que sentirse satisfecha consigo misma.

Pero, al menos en ese momento, más que otra cosa estaba experimentando fascinación. Cuando Exuy le habló de una especie de género, que él denominó «historia gráfica», llamado «Shonen-Ai» no comprendió nada de lo que le estaba hablando. Luego le mostró diseños de su historia y le explicó en qué consistía, se quedó desconcertada.

¿Amor entre chicos?

Pero, ¿es que la gente aceptaba eso?

Luego recordó que Exuy provenía de un mundo más «moderno» en lo que a lo social se refería y Fátima ya no pudo dejar de preguntar y absorber información, deslumbrada y emocionada. Le costaba creer que un chico se atreviera a dibujar esas cosas y, lo mejor, que fuera bien visto. O al menos no directamente condenado.

Además, los dibujos eran tan bonitos…

Tienes que pasármela en cuanto la termines —le pidió, prácticamente incapaz de quedarse quieta sobre su asiento.

Habían quedado en una de las salas de entretenimientos, donde los alumnos de Tierra de Partida iban a entretenerse con ordenadores —sabía que había distintos tipos de máquinas y ya empezaba a diferenciarlas pero, entre que no le interesaban demasiado y le resultaban mareantes, para ella todas se englobaban bajo el término «ordenador»—, y picoteaban los pasteles que Exuy había traído mientras este le mostraba sus dibujos.

Ahora Fátima tenía claras varias cosas y no podía evitar mirar a Exuy con una sonrisita cómplice. Le gustaba saber que podía compartir su… gusto por ciertas cosas con otra persona. Además, que Exuy le mostrara abiertamente sus dibujos la hacía feliz. Sabía que se estaban convirtiendo en buenos amigos.

Entonces captó algo por el rabillo del ojo y volvió el rostro casi sin darse cuenta. Se quedó mirando la pantalla de la televisión que, entre lo que parecían ser problemas de conexión, mostraba una figura de una chica. Una chica que, sufrió un escalofrío, parecía estar mirándola directamente a ella.

Pero qué…

Exuy dejó de dibujar y levantó la mirada.

Qué extraño.—susurró, asustado.

Fátima frunció el ceño.

«Y que lo digas…»

Sálvame.


Fátima se puso de pie de un brinco, sorprendida, porque habría jurado que habían bajado bastante el volumen. Ahora, sin embargo, la voz sonaba alta y clara. Solo en ese momento se dio cuenta de que no era la televisión la única que hablaba, sino todos los ordenadores encendidos, en los que aparecía la misma joven rubia.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


¿Qué clase de broma es esta?

De pronto, Exuy se levantó con brusquedad y gritó, mientras Harun, tenso, clavaba las uñas en el hombro del muchacho y se agazapaba para no caer:

¡Devuélvela, devuélvela! ¡Regresa a Eileen, regresa a la cariñosa Eileen!

Fátima dejó de prestar atención a la grabación y se precipitó detrás del chico, que trataba de coger la televisión.

¡Exuy, para! ¿Pero qué pasa, quién es esa Eileen?—Fátima le cogió por los brazos, Harun saltó al suyo, siseando como un gato, y trató de que se diera la vuelta y la mirara—. ¡Exuy, tranquilo!

En ese momento, el joven se quedó paralizado y Fátima miró a la pantalla a tiempo de ver dos ojos amarillos brillando en medio del rostro de porcelana de la chica. De pronto Exuy se aferró a ella, asustado, y Fátima reaccionó rodeándole los hombros en un ademán protector, a pesar de que lo único que pudo hacer fue estremecerse de miedo.

Era como si aquellos ojos hubieran mirado en lo más hondo de su alma, como si ninguna distancia fuera capaz de salvarla de su examen.

Datastream.


En ese momento la grabación volvió a reproducirse y Fátima tiró de Exuy para alejarlo de allí. No entendía nada de lo que estaba pasando ni qué demonios era eso. Lo único que tenía claro era que no quería volver a ver esos ojos, así que se aseguró de darles la espalda.

Al pasar por la mesa a recoger el libro de Exuy, se sorprendió al ver el dibujo por el que se había quedado abierto.

Exuy… Tú… ¿Conoces a esa chica? —farfulló Fátima, desconcertada.

¿Por eso se había puesto de esa manera? ¿Porque sabía quién era?

«Con que te llamas Eileen...».
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Yuehito » Lun Mar 24, 2014 11:12 pm

Fátima logró sacarme del lugar por lo aterrado que estaba. Pero detuvimos cuando ella notó la pagina que mostraba el rostro de la chica de coletas largas, despertando inmediatamente las dudas:

Exuy… Tú… ¿Conoces a esa chica?
S-si. O sea… es un poco complicado de explicar, salgamos de acá, por favor.

Partimos lo más lejos del lugar para evitar escuchar el sonido del video que seguía reproduciendo interminablemente. Me apoyé en una de las murallas del pasillo y sosteniendo mi libro decidí intentar explicar las cosas lo mas clara posible.

Verás… cuando estuvimos en Tierra de Dragones tuve un accidente mientras intentaba ayudar a la bruja Shiva… no entiendo bien como paso pero al recibir un ataque viajé al pasado. Ahí conocí a un Ronin Joven y a Eileen quien parecía ser una de nosotros, como los portadores, porque decía llamarse compañera de Ronin. Hablaban de un Rayim y de la orden… ¡Ah! Mi cabeza… —quejé — es lo único que puedo recordar claramente.

>>pues apenas tuve tiempo dibujé su rostro y el del maestro, el de Shiva. Por eso lo tenía en mi libro.

Tomé un tanto nervioso los hombros de Fátima y podía ser el caso que ella presintiera un “deja vu” con la petición que le iba a solicitar.

Hay que salvarle… está en peligro.

Fue en ese instante de ansiedad que pasó un maestro indicando urgentemente que nos dirigiéramos al ordenador principal de Tierra de Partida. Luego de escuchar las órdenes que le había otorgado a Harun al negarle que fuera con nosotros —la que compartía favor, ya que la última vez fue salimos muy lastimados de nuestro viaje a Bastión Hueco—, y así partimos.
Avatar de Usuario
Yuehito
11. Estrella Angelical
11. Estrella Angelical
AnimeDesign
 
Mensajes: 327
Registrado: Lun Mar 21, 2011 4:40 am
Dinero: 106,242.40
Ubicación: The Land of Ooo
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: monekke.tumblr.com
Facebook: Simón E Kke
Estantería de objetos
Karma: 25

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Myxa » Lun Mar 24, 2014 11:26 pm

Imagen


La ilusión del nuevo día no tardó en ser eclipsada por un suceso que, probablemente, ninguno de los Aprendices y Maestros de Tierra de Partida jamás olvidarían.

La mañana comenzó con la agradable compañía de uno de sus mejores amigos, Bavol. Ambos se encontraban en el austero cuarto de Myxa curioseando el móvil que se le fue regalado en Navidad por parte del gitano.

Aquel peculiar aparato electrónico era algo que no había visto nunca y llevaba ya algún tiempo curioseando todas sus funciones y aplicaciones hasta que un día se dio por vencida y le preguntó a uno de sus compañeros Aprendices que le enseñase a usarla. No pudo dominar el arte de escribir SMS ni aprenderse todas las funciones, pero al menos ahora era capaz de marcar un número y no asustarse al escuchar una voz proveniente de los diminutos orificios del móvil.

Si no te gusta, siempre podemos intentar cambiarlo por otra cosa.

¿Que diiiices? ¡Los regalos no se cambian! —puso una expresión de posesividad cuando Bavol propuso la idea de devolver el regalo que tanto empeño había puesto en dominar —. ¡Es mi primer regalo de tu parte así que me gusta y aprenderé a usarlo!

Sálvame.


La pantalla del teléfono cambió mostrando una imagen borrosa, apenas se podía vislumbrar lo que era. Poco a poco fue mitigándose hasta ser visible una figura encapuchada con una capa negra que apenas dejaba entrever a la persona que la llevaba. Tan sólo se podía apreciar unos cabellos dorados elegantemente recogidos en dos colas de caballo peinados con un estilo floral

Cruzó miradas desconcertantes con su compañero, ambos sin saber lo que estaba pasando.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


Esta vez la imagen cambió por completo. Ahora mostraba una mansión abandonada en un bosque en la cual la entrada estaba custodiada por estatuas de gigantescos corceles alados dispuestos a aplastar a los incautos que osasen perturbar la paz del lugar. Las puertas se abrieron de par en par dando rienda a la oscuridad que se guardaba a dentro, atrayendo las miradas e invitando a adentrarse.

Código clave:


Dos pupilas amarillas se plantaron y miraron a través de los cuerpos materiales de los muchachos que estaban atentos a la pantalla. Miraron todo su ser, atravesaron su corazón y se vieron expuestos, impotentes, ante aquella mirada.

Datastream.


Un sudor frío le descendía por la nuca y un ligero temblor le recorría sendas manos. El miedo la tenía paralizada. Por unos instantes había sentido como algo se metió dentro de ella y registró cada rincón de su ser sin que pudiese hacer nada al respecto. En aquel momento se había sentido totalmente desprotegida y expuesta a algo que la sobrepasaba.

¿Esto lo has… lo has hecho tú, Myxa? ¿A qué botón le has dado? ¡La hemos liado, estoy seguro!

¡Te juro que yo no he sido! —respondió casi de inmediato. Estaba segura de que no había pulsado ninguna tecla rara ni hacer algo fuera de lo normal —. Ha salido sólo, como si fuera uno de esos mensajes que se graban, o algo así.

En aquel momento se percató de un sonido proveniente del exterior; el ruido de pasos acelerados cubría por completo los pasillos afuera de su habitación. Bavol fue el primero en acercarse a la puerta y esbozar un gesto para que le acompañase a comprobar la razón de aquel escándalo.

En cuanto se acercó al gitano y abrieron la puerta comprobaron que, efectivamente, los Aprendices iban de un lado a otro con notorio nerviosismo en su modo de actuar y que casi todos se encaminaban en una dirección en concreto.

Creo que deberíamos seguirlos —propuso el gitano mientras la miraba con unos ojos llenos de preocupación. Al parecer no era la única que había sentido aquella desagradable sensación en sus carnes, por desgracia.

Igual alguno es capaz de decirnos que demonios está pasando —asentía con vehemencia mientras se ponía en marcha al lugar donde todo el mundo se reunía.

***


Hola Myxa, perdona... —de entre la multitud que se apelotonaba en la estancia había logrado reconocer a Neru, el chico que había conocido recientemente en una misión de recoger el trastero. el chico se había acercado y ahora le hablaba en susurros —.¿Se sabe algo más de todo esto? Parece muy serio…

Hola, Neru —trato de sonreír al verle ligeramente aliviada al reconocer otra cara amiga entre la marea de portadores, pero en el fondo no tenía ninguna gana de hacerlo —. No sé más que tu, acabo de llegar hace unos segundos con Bavol —señaló al gitano que se encontraba a su lado con la mirada.

>>Creo que no os conocéis ¿verdad? Bavol este es Neru, hace poco hicimos una misión junto. Neru, este es Bavol, un buen amigo mio.

Sabía que no era un buen momento para una presentación formal, no en esas circunstancias, pero los dos eran amigos suyos y quizás algo de normalidad lograse calmarles a los tres, aunque fuese sólo un poco.

Eh... ¿Alguna pregunta?

Una marea de preguntas asoló a Kazuki, desesperados por conocer más detalles acerca de la situación. Para consuelo de ambos muchachos no había sido culpa de un error que habían causado, por extraño que pareciese. No, una especie de virus se había infiltrado en cada aparato electrónico del castillo y había incomunicado el mundo con el resto de sistemas planetarios.

La sala estaba abarrotada de aprendices, se podía percibir el olor a humanidad, sudor y miedo en el ambiente. No era de extrañar pues, tanto Aprendices como Maestros, habían experimentado el mismo suceso que habían compartido ambos compañeros de travesuras momentos posteriores. Cabía destacar que el miedo había calado en cada uno de los habitantes del castillo, incluso ella misma luchaba por mantener la calma en la medida de lo posible. Debía mantener el control para no salir corriendo de la sala, volver a su habitación y ocultarse bajo las sábanas hasta que aquella sensación abandonase el cuerpo.

Finalmente, una pregunta se alzó por encima de todas las demás. La híbrida Maestra de Tierra de Partida, conocida como Lyn, alzó la voz para plantear una única pregunta que, seguramente, muchos se hacían.

¿Dónde está Ronin, Kazuki?

Era cierto, el Maestro de Maestros no estaba por ningún lado. Su despreocupada sonrisa era justo lo que la gente necesitaría en estos momentos de tensión, esa jovial mirada y un par de sonoras carcajadas que inundasen la sala y calmase el espíritu inquieto de todo el mundo. Sin embargo, no había señal alguna.

Le ha surgido, eh... Algo. Lyn, delante de los aprendices no.

La incertidumbre se apoderó de todos. Si ya estaban bastante inquietos de por sí ahora estaban fuera de sí. Más preguntas sin respuesta se planteaban y los Maestros estaban al límite intentando controlar la situación.

Parece como si nos hubiesen mandado una invitación directa a la trampa —pensó en voz alta.

Ver a tantos Aprendices dirigirse en una dirección fija, apelotonados, sin saber bien a donde se dirigían como en su caso, se asemejaba a cuando el ganado es llevado ciegamente al matadero. Tuvo un terrible impulso por dar media vuelta y volver. Su instinto le decía que algo terrible les esperaba al lugar donde se dirigían y estuvo a punto de hacerlo de no haber sido porque sus amigos estaban a su lado.
Avatar de Usuario
Myxa
41. Monogoneta
41. Monogoneta
AnimeDesign
 
Mensajes: 1203
Registrado: Sab Sep 14, 2013 9:55 pm
Dinero: 0.00
Banco: 15,420.36
Ubicación: Persiguiendo al Moguri roba-yogures
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 2

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Light » Mar Mar 25, 2014 12:39 pm

Imagen


Imagen


Ahora coges el ratón, mueves el cursor hasta la barra, pinchas y escribes con el teclado lo que quieres buscar.

Light Hikari se encontraba en aquellos momentos en la biblioteca de Tierra de Partida, adiestrando a su amigo Alec Ocus en el manejo de los ordenadores. El joven de Ciudad de Halloween le había pedido ayuda para encontrar cierto libro y su compañero había aceptado de buena gana, encantado. Le recomendó que buscara en la red y accedió a ayudarle a utilizar los ordenadores de Tierra de Partida. No se consideraba un experto en la materia, pero podría enseñarle al joven brujo el dominio básico al menos.

El chico le daría las instrucciones al joven brujo, diciéndole lo que tenía que hacer y lo que no. Alec era quien se encontraba delante de aquel ordenador, utilizándolo según las indicaciones de su compañero. La mascota de Light, Gaomon, observaba lo que estaban haciendo sin mucho interés.

No olvides seleccionar la categoría que te interesa. Mira, el ordenador lo hace todo por ti. Útil, ¿eh? —le comentaba, deslizando lentamente el ratón y mostrándole todos los resultados de la búsqueda que habían aparecido—. No me preguntes cómo el ordenador logra hacer esto exactamente, porque no tengo ni idea. Yo tampoco estoy muy familiarizado con estas cosas —admitió.

Realmente no estaba muy interesado en las tecnologías. Por ejemplo, al contrario que muchos aprendices, contaba con un dispositivo de comunicación de lo más obsoleto, ¿pero qué otra posibilidad tenía? Estaba sin blanca y su abuela no le dejaría nada de dinero; sobre todo si se trataba de comprarse algún capricho.

De todos modos, no necesitaba un móvil de última generación para ser feliz. ¿Qué más daba que no pudiera entrar en redes sociales como Tuipper? Todavía no comprendía qué hacía tan popular a aquella red social. De hecho, a él le parecía un muermo y no estaba dispuesto a perder el tiempo leyendo un centenar de tuips.

Vaya, me temo que en la biblioteca de Villa Crepúsculo no se encuentra el libro que estás buscando. Busquemos si podemos encontrarlo en otro lugar.

Inesperadamente, antes de que pudieran iniciar una nueva búsqueda, se abrió por sí sola una ventana con un vídeo. Aparentemente le pareció que se trataba el típico spam que abundaba en múltiples páginas de Internet. Light cogió rápidamente el ratón y se dispuso a cerrarlo sin más demora.

Oh, publicidad ―supuso―. Está en todas partes, es una auténtica molestia. Será mejor cerrarla…

>>¿Eh?

Por mucho que lo intentaba no podía cerrar la ventana emergente, ni tampoco era capaz de detener la reproducción. El ordenador no reaccionaba de ninguna manera: se había bloqueado. Light hizo una mueca y soltó un gruñido, impaciente.

Está completamente bloqueado. ¿Qué demonios…?

¿El resto de ordenadores también?” cuando se dispuso a buscar otro ordenador que pudieran utilizar, se dio cuenta de que los ordenadores restantes de la biblioteca estaban reproduciendo aquel mismo vídeo.

A los dos aprendices no les quedó otra que ver la grabación que se estaba reproduciendo. Ambos pudieron atisbar la imagen distorsionada de una figura difícil de reconocer. Light forzó la vista y a los pocos segundos comprobó que se trataba de una chica de cabellos largos y dorados, vestida con una túnica oscura. La joven comenzó a retransmitirles un mensaje.

Sálvame.


Light frunció el ceño nada más escuchar el primer mensaje, extrañado. Accedió a seguir viendo el vídeo, preguntándose qué significaba todo aquello.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


¿Adónde? ¿Por qué?

En aquel momento una sucesión rápida de imágenes les fue mostrada. Light llegó a captar una mansión situada en medio del bosque. Reconocería inmediatamente el lugar: se trataba de la mansión de Villa Crepúsculo, el lugar más misterioso de toda la ciudad. Nunca había podido entrar dentro, pero había escuchado todo tipo de leyendas sobre aquel lugar: todas éstas irreales seguramente.

Las puertas de la gran residencia se abrieron, mostrando oscuridad en su interior.

Código clave:


Y entonces, llegó el momento más impactante del vídeo.

Los ojos dorados de la chica le habían puesto todos los vellos de punta, produciéndole un escalofrío. Era una sensación aterradora. Light no se asustaba ni se impresionaba fácilmente, pero en aquella ocasión no pudo evitar estremecerse. No podía explicar de ninguna manera la incómoda sensación que estaba experimentando, pero sintió que la poseedora de aquellos ojos era omnipotente e implacable: nadie podría escapar de su juicio.

Datastream.


Datastream...

Y la grabación finalizó, aunque volvió a reproducirse desde el principio. Light alargó el brazo hasta alcanzar el ratón e intentó deshacerse del vídeo otra vez, sin éxito.

Esto… es muy extraño ―expresó pasmado―. Será mejor que busquemos a alguno de los Maestros y les preguntemos al respecto.

Abandonaría inmediatamente la biblioteca con su compañero canino, sin quitarse esos siniestros ojos de la cabeza. Su mensaje tampoco.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4306
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 81.24
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Soul Eater » Mar Mar 25, 2014 7:32 pm

Imagen


El techo de mi habitación es muy aburrido. Es blanco, y está vacío. Completamente distinto al cielo que estaba acostumbrada a contemplar en Port Royal, que siempre se veía interrumpido por una nube o una estrella. Tiene gracia, me marché en cuanto pude, segura de que no iba a echar nada de menos, pero ahora siento algo parecido a un poco de nostalgia. Lanzo un suspiro y me doy la vuelta, tumbada en la cama y mirando a ninguna parte. Añoro el olor del salitre, el rumor de las olas, el aire limpio y con olor a pescado... tal vez simplemente me encuentre un poco melancólica. Tengo la sensación de que he estado teniendo pesadillas estos últimos días, pero no las recuerdo bien. Son como delicadas formas etéreas, como espuma en el mar, que desaparece en cuanto posas la mirada sobre ella. Lanzo un suspiro.

¡A los sótanos! ¡Ahora mismo!- La voz, cortante y seca, autoritaria, me sobresalta de tal modo que me pongo de pie casi por instinto, despejándome totalmente de mi desgana.

-¿Pero qué...?- Me dirigo hacia la puerta, impulsada por la curiosidad. Oigo rumores de pasos, de gente moviéndose con rapidez de un lado a otro. Salgo al pasillo, para ser enviada directamente a los sótanos sin más explicaciones, mientras comienzo a percibir el ambiente de tensión e incluso miedo que se ha cernido sobre el castillo. No tengo tiempo de decir nada más. La orden es terminante.

En esta ocasión, ni siquiera me importa demasiado tener que obedecer. Presiento que no es ni el momento ni el lugar para dar problemas. Desciendo acompañada de lo que para mi no son más que una larga lista de desconocidos, algo apartada, pasando la vista de un lugar a otro con rapidez, sin acabar de fijarme en nada. Demasiada gente para mi gusto. Todos hablando a la vez, todos murmurando.

Distingo palabras sueltas, preocupación. Alguien comenta que Ryota se ha marchado. Oigo voces, que no logro distinguir, que culpan a Andrei, pero ni sé quién es ni de qué se le acusa. Cada vez que intento centrarme en una conversación, otras voces atraen mi atención, sumiéndome en un mundo de cacofonías sin sentido. Sacudo la cabeza, incapaz de comprender lo que estaba ocurriendo. Todo el mundo parece asustado, como si todos supieran lo que estaba ocurriendo excepto yo.

Me paso la lengua por los colmillos mientras sigo avanzando, pegada a la pared y alejada todo lo posible de cualquiera, desconfiada. Cada vez nos internamos más en el interior del castillo, hasta que llegamos a una extraña sala, llena de aparatos y máquinas que soy incapaz de nombrar. Hay luces por todos lados, brillando, en lo que parece ser una caja de un extraño material. Aunque nadie más parece sorprendido.

Spoiler: Mostrar
ImagenImagen


Y entonces la veo.

Allí, en todos lados. A mi alrededor. Dos ojos amarillos, mirándome fijamente. Una mujer, que parece no ser más que una imagen falsa, pero no por ello menos aterradora.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


Y a continuación, la visión cambia para convertirse en lo que parece ser una mansión en un bosque, rodeada de estatuas de grandes caballos alados. -¿Qué está pasando? ¿Se ha transformado? ¿Qué es lo que estoy viendo?- La puerta se abre, mientras trato de entender lo que ocurre.

Código clave:


Lo sentí. Lo temí. Esa mirada dorada, que era capaz de atravesar tu alma, desvelando todos tus secretos. Desee escapar, huir, salir corriendo. Protegerme de esos ojos que parecían quemar todo lo que miraban. Alejarme. Cubrirme, taparme. Con toda mi mente, alma y corazón siendo observados en un estado de completa desnudez, donde no había ningún lugar en el que ocultarme.

Datastream.


Y el mensaje se repetía. Una y otra vez. De forma infinita, cíclica, interminable.

... doce y cuarto de la tarde, todo el castillo de Bastión Hueco ha sufrido un ataque en forma de virus a ordenadores y dispositivos de comunicación ― todavía asustada, logro apartar la mirada para escuchar, incapaz de entender realmente la mitad de las palabras que decía, a la que no he dudado en ningún momento que debe tratarse de una Maestra, aunque nunca haya llegado a conocerla. ―. Cualquier modo de comunicación con otros mundos se ha visto anulada. Hemos intentado enviar una respuesta al transmisor del mensaje, pero también nos hemos visto bloqueados.

»De esta forma, nos vemos obligados a viajar hasta el lugar del que proviene la señal, un mundo llamado la Red. Desconocemos las intenciones de quien envió el mensaje, por lo que nos mantendremos vigilantes y estaremos preparados para lo peor.

»¿Preguntas?

Antes de que pueda siquiera alzar la voz, se oye una voz masculina que interrumpe el silencio que acaba de formarse.

―¿Es seguro que todo el mundo abandone el castillo? Quizás el objetivo del que esté haciendo esto sea que todos dejemos desocupado este lugar y así lanzar un ataque sin que podamos impedirlo.-

-Igualmente, los Maestros ya han decidido.- contesta una chica, situada en otro lado de la estancia.

Cierro momentáneamente los ojos, con una mezcla de enfado y temor. No entiendo nada. La gente habla como si comprendiera, pero lo único que yo he sacado en claro es que estamos en peligro, lo cual no hacía falta que me lo explicaran, y que tenemos que ir a otro mundo para ver que es lo que está ocurriendo, porque en el fondo tampoco nadie sabe nada. Es decir, jugarnos el cuello por algo que, por lo visto, no sabemos qué es. Porque ellos lo mandan.

-¿Y dónde está Ryota?- pregunto en voz alta, molesta. Casi, hasta cierto punto, decepcionada. ¿Por qué desaparece justo ahora qué es cuando comienzan los problemas? ¿De qué sirve toda su fuerza y su superioridad si no está cuando hace falta? Él exige que le obedezca, pero luego se marcha, y nos deja que nos encarguemos de sus problemas. No me parece justo.

Y en el fondo, aunque no lo admita, sé que verle allí me habría tranquilizado. Su fuerza y su imperturbabilidad habrían venido bien en una situación como esta. Ahora, sola, siento miedo.

Mucho miedo.
Avatar de Usuario
Soul Eater
8. Gárgola
8. Gárgola
 
Mensajes: 217
Registrado: Sab Nov 16, 2013 3:10 pm
Dinero: 0.00
Banco: 18,923.43
Sexo: Femenino
Karma: 0

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor H.S Sora » Mar Mar 25, 2014 9:22 pm

Imagen


¿Qué podemos hacer hoy?

Me levanté pensando en lo aburrido que iba a ser el día, había dormido un poco más debido al cansancio que llevaba encima así que lo primero que hice fue darme una ducha de agua fría para aclarar mis ideas. Quizá más tarde iría a dar una vuelta por algún mundo. Ciertamente no tenía muchas ganas de hacer nada y estaba seguro de que el día iba a ser de lo más aburrido.

Apenas había acabado de vestirme, cuando algo extraño me llamó la atención.

Sálvame.


¿Qué coño?...

Busqué la fuente del sonido por todos lados, hasta que al sentarme en mi cama vi que aquello se estaba reproduciendo en mi “móvil” el cual no llegaba a dominar completamente debido al poco tiempo que llevaba con él. Es más, apenas me gustaba aquella clase de tecnología extraña, pero era de lo más útil, entre otras cosas, para comunicarse.

Vaya, no me digas que este cacharro ya se ha roto…

La pantalla estaba llena de unas peculiares manchas las cuales me impedían ver la imagen que se representaba en la pantalla, pero a simple vista parecía la imagen de una mujer, no demasiado mayor.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


De repente se empezaron a mostrar imágenes de una mansión en la que no recordaba haber estado nunca, ni siquiera me sonaba haber oído hablar de aquel lugar. También se mostraron varias estatuas en forma de caballo que parecían resguardar el lugar y vigilarlo, como si de un templo se tratase. A continuación, las puertas de la mansión se abrieron, y la oscuridad lo engulló todo.

Si esto es una broma no tiene gracia… En absoluto.

En el fondo empezaba a temer que aquello no fuese una broma… ¿Quién se tomaría las molestias de preparar algo ton sofisticado para una mera broma?

Código clave:


Durante un momento aquellas manchas cubrieron a la chica que no conocía por completo. Entonces, pude ver mejor los ojos que tenía. Unos ojos amarillos parecía que me observasen detrás de la pantalla, provocándome una sensación de vacío y miedo que no había experimentado hasta el momento.

Pegué un considerable bote de mi cama, inclusive estuve tentado a tirar el móvil por la ventana y olvidarme del asunto pero no podía dejar las cosas así, tenía que continuar con aquello… después de lo que me parecieron una cantidad de terroríficos minutos o segundos intentando aguantar aquella mirada que me daba escalofríos, dijo:

Datastream.


Aquella extraña sensación desapareció, ahora me invadía la curiosidad por saber qué estaba pasando. Y, naturalmente, me moría por saber quién era aquella mujer que había aparecido en mi pantalla de móvil como si por arte de magia se tratase.

¡A los sótanos! ¡Ahora mismo!

Aquello me pilló desprevenido, antes siquiera que me diese tiempo a contestar a la voz que me había llamado a la puerta de la habitación, esta ya se había perdido en la lejanía, parecía que no era al único al que estaban avisando.

Decidí que lo mejor sería hacer caso lo antes posible, por lo que rápidamente recogí todas mis cosas, incluyendo a mi Guadaña o mejor dicho, a Alice, la cual me colgué en mi espalda. Mientras salía por la puerta, reculé vacilando.

Será mejor que lo coja por si acaso…

Recogí el teléfono que se encontraba en mi cama y lo guardé en el bolsillo de mi chaqueta, aunque este seguía repitiendo el curioso mensaje, quizá más tarde pudiese servirme para cualquier cosa.

Acaté las órdenes correctamente y me dirigí al sótano bajando por las escaleras. Por el camino me encontré al resto de aprendices y algunos Maestros pero por alguna extraña razón no me pareció ver al Maestro Ryota entre los mencionados anteriormente, aunque seguramente él ya nos estuviese esperando abajo.

Por lo que vi no había sido el único aprendiz de Bastión Hueco en recibir aquel extraño mensaje de “reclutamiento”, me parecía escuchar al resto de móviles de los aprendices repetir el mismo mensaje que me había tocado a mí anteriormente, por lo que quizá el asunto en cuestión a tratar fuese ese. Antes de llegar también me pareció escuchar como Shinju o alguna de las otras chicas hacía mención a que el Maestro Ryota había salido de Bastión Hueco, que no se encontraba allí. ¿Era aquello verdad? De ser así, ¿Por qué había hecho eso mi Maestro?...

Si esto es cosa de Saavedra deberías hablar, Ariasu.

¿Andrei Saavedra? ¿Qué pinta ese en todo esto?...

¿Cómo puedes sugerir que Andrei tiene que ver en esto?

Logró el título de Maestro hace un mes y no ha vuelto al castillo desde entonces. Después, la Federación contactó con nosotros para reclamar que le entregáramos por haber violado las leyes de intervención en otros mundos. Es el único experto en ordenadores con suficiente nivel para hacer algo así, aquí o en Tierra de Partida.

La situación se tornaba más extraña por momentos. ¿Andrei se había convertido en Maestro? Sabía que tenía un nivel alto, pero de ahí a ser capaz de pasar la Prueba que se realizase para ser Maestro… Aunque aquello era ahora lo de menos, ¿Había violado Andrei las normas? ¿Por que motivo? ¿Tenía él algo que ver con aquello tal y como insinuaba Nanashi? Cada vez las cosas se tornaban más y más extrañas y confusas…

¡Qué graciosa, Nanashi! —Ariasu parecía descartar aquella posibilidad—. Cuando Andrei vuelva verás que él nunca nos gastaría una broma así.

Después de un rato caminando, llegamos a una amplia sala en la que no recordaba haber estado nunca. En ella había un gran ordenador junto al cual había un gran número de aparatos cuya utilidad desconocía por completo, pero que alguna función tenían que tener. Y allí estaba de nuevo, la misma chica extraña repitiendo aquel mensaje que seguía sin comprender del todo aún.

Cuando pareció que estábamos todos los que teníamos que estar, Wix se dirigió a la entrada de aquel sitio bloqueándola, mientras que Ariasu se puso con el teclado de aquel ordenador y Nanashi se dirigía hacia nosotros con cara seria y de pocos amigos. Miré a mi alrededor pero ni Ryota ni Andrei estaban por ninguna parte.

Hoy, a las doce y cuarto de la tarde, todo el castillo de Bastión Hueco ha sufrido un ataque en forma de virus a ordenadores y dispositivos de comunicación ―dijo la Maestra Nanashi mientras señalaba la grabación que se iba repitiendo una y otra vez―. Cualquier modo de comunicación con otros mundos se ha visto anulada. Hemos intentado enviar una respuesta al transmisor del mensaje, pero también nos hemos visto bloqueados.

¿Acaso el Maestro Ryota había previsto tal cosa? Ya que si decían que le habían visto irse antes, aquello ya era demasiada casualidad... Una casualidad que no me gustaba en absoluto...

»De esta forma, nos vemos obligados a viajar hasta el lugar del que proviene la señal, un mundo llamado la Red. Desconocemos las intenciones de quien envió el mensaje, por lo que nos mantendremos vigilantes y estaremos preparados para lo peor.

Ante aquello, pensé en Saeko. ¿Acaso ella no prevenía de un mundo digital también? En aquellos instantes no conseguía recordar el nombre del mundo concreto que me había dado, ¿Espacio Paranoico, quizá?... Fuese el lugar que fuese, nosotros nos disponíamos a llegar hasta ese mundo, la Red, y allí solucionar todo el problema.

»¿Preguntas?

No tenía planeado hacer ninguna, por varios motivos: la misión me había quedado bastante clara, no había demasiado que preguntar, y la Maestra Nanashi no parecía querer que nadie preguntase nada. Aquello no parecía hacerle mucha gracia a la Maestra, y no quería irritarla más de lo que pudiese estar. Pero mis compañeros no pensaban igual.

¿Es seguro que todo el mundo abandone el castillo? ―miré a Ragun, que era el aprendiz que había formulado aquella pregunta. En cierta medida, quizá tuviese razón, y que todo el mundo abandonase sus puestos no sería lo más sensato―. Quizás el objetivo del que esté haciendo esto sea que todos dejemos desocupado este lugar y así lanzar un ataque sin que podamos impedirlo.

Igualmente, los Maestros ya han decidido. ―Intervino Saeko. Me alegraba que ella también estuviese allí, aunque parecía que todo Bastión Hueco estaba reunido allí.

¿Y dónde está Ryota?—Dijo alguien qué no conocía. Decidí ignorar aquella pregunta, ya que todo el mundo estaba evitando precisamente hacer aquella misma cuestión que acababa de formular, por un mismo motivo: O no lo sabían, o no querían decírnoslo.

Pasado unos segundos, tomé aire y añadí:

Ragun, seguramente ya hayan pensado en eso. Seguramente Wix sea la encargada de vigilar durante nuestra ausencia… además, de momento no tenemos otra opción que ir a la Red y ver qué demonios está pasando, o seguiremos sin poder tener contacto con los otros mundos… y seguro que esa eso es lo que menos nos preocupará si seguimos sin saber lo que está pasando.

Tras esto, me empezaría a preparar mentalmente para el viaje que nos esperaba y estaría atento a lo que dijese la Maestra Nanashi al respecto, o si Ariasu quería decir algo.
Imagen

Muchas grácias por el avatar Mepi ^^
H.S Sora
22. Espectro
22. Espectro
 
Mensajes: 655
Registrado: Mar Sep 25, 2012 7:43 pm
Dinero: 3,775.22
Banco: 213,774.43
Sexo: Masculino
Karma: 3

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Astro » Mar Mar 25, 2014 9:42 pm

Imagen


En la biblioteca reinaba el silencio. Ni siquiera sabía si, aparte de mí, había más personas en la enorme sala. Me daba igual. Lo único que me importaba era la novela negra que tenía entre mis manos y la música clásica que sonaba por los cascos conectados al móvil. Después de una horrible noche llena de pesadillas, sólo quería estar tranquilo y relajado.

Pero la tranquilidad no iba a durar demasiado.

Sálvame.

La música había dejado de sonar. Con el ceño fruncido, cerré el libro, cogí el móvil de la mesa y eché un vistazo: la pantalla ya no mostraba el reproductor de música. En su lugar, aparecía la imagen de una figura rodeada de ruidos e interferencias. Costaba un poco diferenciarla, pero se podía apreciar a una mujer de caballero dorado, recogido en dos largas coletas, vestida con una túnica y con una ligera sonrisa en la cara.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.

La imagen cambió para mostrar una sucesión de imágenes en las que se podía ver una mansión en medio de un bosque, con estatuas de pegasos en el camino de la entrada. Las puertas se abrieron de golpe y la oscuridad invadió la pantalla.

Código clave:

La imagen de la chica volvió, pero esta vez el ruido tapaba todo su cuerpo. No, no todo: los ojos estaban intactos. Unos ojos amarillos que parecían brillar a través de la pantalla. Noté un extraño cosquilleo por todo el cuerpo y me revolví en la silla, incómodo. Aquellos ojos trataban de transmitir algo, pero...¿el qué? No era capaz de reconocerlo.

Datastream.


Interesante.

Me quité los cascos mientras seguía mirando la pantalla, observando que el mensaje se volvía a repetir desde el principio, como si fuera una especie de grabación. Me llevé una mano a la barbilla, pensativo. ¿Un mensaje desde otro mundo? ¿O un virus, quizás? Incluso tal vez podía ser una broma pesada. Demasiadas posibilidades, demasiadas preguntas, pero había una que primaba sobre las otras. ¿Por qué a mí?

De pronto, la puerta de la biblioteca se abrió de golpe y una voz resonó en la sala:

¡A los sótanos! ¡Ahora mismo!

O puede que yo no sea el único que ha recibido cierto mensaje en el móvil... —murmuré en voz baja mientras me levantaba—. Brillante.

Guardé el móvil en el bolsillo, cogí el estoque (que hasta ahora había estado apoyado contra la mesa), me lo colgué al cinturón, me puse la gabardina y salí de la biblioteca. No tardé en juntarme con los aprendices del bastión, que también bajaban a toda prisa hacia los sótanos. O lo del mensaje en el móvil era algo gordo, o había ocurrido algo todavía más grave para reaccionar así.

Entre los murmullos que se escuchaban mientras avanzábamos, alcancé a escuchar que alguien había visto a Ryota salir del castillo montado en su glider. Intrigado, fui a acercarme para atender mejor a la conversación, pero otra todavía más interesante captó mi atención: una entre Nanashi y Ariasu.

Si esto es cosa de Saavedra deberías hablar, Ariasu.

¿Cómo puedes sugerir que Andrei tiene que ver en esto?

Logró el título de Maestro hace un mes y no ha vuelto al castillo desde entonces. Después, la Federación contactó con nosotros para reclamar que le entregáramos por haber violado las leyes de intervención en otros mundos. Es el único experto en ordenadores con suficiente nivel para hacer algo así, aquí o en Tierra de Partida.

¡Qué graciosa, Nanashi! Cuando Andrei vuelva verás que él nunca nos gastaría una broma así.

Baje la cabeza, pensativo.

"Saavedra...¿Has sido tú?"

«Te agradecería para el futuro que dejaras de traer basura de tus viajes, Alexis».

Me llevé una mano a la sien, reprimiendo un gesto de dolor. Recordar se había vuelto doloroso. Tremendamente doloroso.

Finalmente, llegamos a nuestro destino: el ordenador principal de Bastión Hueco. Una amplia sala con un enorme ordenador, frente a lo que parecía ser una estancia gigantesca llena de cápsulas a ambos lados. Y lo más inquietante: en todas las pantallas aparecía el mismo mensaje de la chica misteriosa.

Spoiler: Mostrar
ImagenImagen

Observé el lugar con una sensación extraña, que una vez más no supe reconocer. No era la primera vez que estaba allí. Aquella sala...

«Bienvenido a mi hogar: Bastión Hueco».

Volví a reprimir otro gesto de dolor mientras miraba de reojo a Alexis, también presente en la habitación, e intentaba averiguar cómo me sentía. ¿Triste? ¿Emocionado? ¿Asustado?
Por su parte, Nanashi se había girado para dirigirse al grupo mientras que Ariasu se había colocado frente al teclado y Wix bloqueaba la salida. Todavía confuso, me quedé apoyado contra la pared cerca de la puerta, al lado de la guardiana y algo apartado de los aprendices.

Hoy, a las doce y cuarto de la tarde, todo el castillo de Bastión Hueco ha sufrido un ataque en forma de virus a ordenadores y dispositivos de comunicación ―la intervención de Nanashi me sacó de mis pensamientos e hizo que devolviera mi atención al problema del mensaje―. Cualquier modo de comunicación con otros mundos se ha visto anulada. Hemos intentado enviar una respuesta al transmisor del mensaje, pero también nos hemos visto bloqueados.

Saqué mi móvil del bolsillo un momento para comprobar que, efectivamente, el mensaje aún continuaba repitiéndose.

»De esta forma, nos vemos obligados a viajar hasta el lugar del que proviene la señal, un mundo llamado la Red. Desconocemos las intenciones de quien envió el mensaje, por lo que nos mantendremos vigilantes y estaremos preparados para lo peor.

Abrí los ojos de par en par. ¿Acababa de decir...La Red?

«¿L-la Red? ¿Qué demonios es eso? ¿De qué va todo esto?»

La Red. Había soñado demasiadas veces con aquel lugar. Noche tras noche, el mismo sueño. Discos brillantes, hormigas negras, luces de neón, la mujer de ojos amarillos, chillidos de dolor... Fue el lugar donde todo comenzó.

No sabía qué relación tendría la chica del mensaje con ese mundo, pero sí que tenía una cosa clara: ir a La Red equivalía a caer en una trampa segura. Una dulce y terrible trampa. Sonreí. Esta vez sí que sabía cómo tenía que sentirme: alegre. Estaba emocionado por volver.

»¿Preguntas?

¿Es seguro que todo el mundo abandone el castillo? ―Ragun fue el primero en adelantarse para preguntar―. Quizás el objetivo del que esté haciendo esto sea que todos dejemos desocupado este lugar y así lanzar un ataque sin que podamos impedirlo.

Una pregunta razonable, pero cuya respuesta se podía intuir. Miré de reojo a Wix, guardiana del castillo y...alguien como yo. Probablemente sería ella quien se quedaría para cumplir con su obligación. Pensándolo bien, incluso existía la posibilidad de que yo también tuviera que quedarme. Más les valía que no fuera así.

Igualmente, los Maestros ya han decidido. ―comentó una chica de pelo morado hacia la pregunta de Ragun.

"Hmm, mona y extremadamente obediente. Será fácil de manipular."

Ragun, seguramente ya hayan pensado en eso. Seguramente Wix sea la encargada de vigilar durante nuestra ausencia… además, de momento no tenemos otra opción que ir a la Red y ver qué demonios está pasando, o seguiremos sin poder tener contacto con los otros mundos… y seguro que esa eso es lo que menos nos preocupará si seguimos sin saber lo que está pasando. —intervino otro aprendiz, de pelo negro, demostrando algo de cerebro.

Empecé a considerar si tenía alguna pregunta que hacer. Sí, tal vez...

¿Y dónde está Ryota? ―preguntó con tono de enfado una aprendiza de largo pelo negro. Debía de llevar poco tiempo en el bastión, pues no me sonaba de nada. O eso, o no valía la pena prestarle atención.

Era una pregunta muy lógica para cualquiera, pero la respuesta por parte de la fría Nanashi sería bien breve: era poco probable que diese explicaciones de la ausencia de su líder.

Tras pensarlo un poco y esperar hasta que las demás estuviesen respondidas, di un paso al frente y cogí mi propio turno de preguntas:

¿Sabemos quién es la señorita Ricitos de Oro? —pregunté señalando vagamente una de las pantallas en las que salía la mencionada— O cualquier cosa sobre ella. ¿A quién manda ese mensaje? Porque está claro que se dirige a alguien en concreto.

»Oh, y por supuesto: ¿qué hacemos cuando Tierra de Partida aparezca y se meta en medio?

No había motivos aparentes, pero para mí era bastante obvio que el otro bando aparecería, tarde o temprano, para meter los morros en los asuntos del bastión. Siempre lo hacían. Y siempre lo arruinaban todo.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor James Bond » Mar Mar 25, 2014 9:57 pm

¡Vamoooos!— Dije mientras jugaba un partido online contra un guiri que según la bandera de él (o ella), era de Villa Crepúsculo. Iba perdiendo hace un momento por 1-2 pero gracias a Cristian Penaldo marqué el gol del empate a falta de diez minutos para que finalizara el encuentro.

Estaba eufórico, pues si ganaba ese partido ascendería a la división de las estrellas y así poder comprar a los mejores jugadores del mundo para mi equipo y ganarla. Tenía que hacerlo, pues llevaba varios meses enganchado al juego desde que se lo compró por Internet.

Todo iba bien, y tras lograr robarle el balón al rival y empezar a montar el contragolpe, todo empezó a ir muy lento. Lag creo que se llamaba el término cuando pasaba eso.

Oh, venga, no te me laguees ahora tío. Pásale el balón a Penaldo, por favor.

Pero los jugadores, tanto los míos como los de mi rival se movían muy lentos. Entonces mi rival me dijo que dejara de hacer trampa y cerrase algo llamado “Torrent”, a lo que le respondí que no estaba usando nada llamado así. Empezó a insultarme y a decirme de todo, entonces el micrófono dejó de sonar. Solo oía como si hubiera interferencias y cuando me quise dar cuenta, la pantalla me daba el siguiente mensaje: “Cannot connect to Server”.

Maldecí entre dientes, ¿por qué justo ahora tenía que salir ese fastidioso error? Me enfadé tanto que tiré el mando por la ventana.

Sálvame.


¿Huh? Serán imaginaciones mías— Me pareció oír la voz de una chica, pero no era posible. No había nadie fuera, que yo supiera, y las habitaciones de las chicas estaban en el otro pasillo.

La pantalla de televisión, la cual hace poco que mostraba el error, empezó a emitir unas imágenes bastante borrosas, aunque la única que se veía más o menos bien era la de una chica. No sabía quien era, pero de lo que sí estaba seguro era que la consola no podía hacer eso.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


¿Quién? ¿Yo?— Dije señalándome. Estaba desconcertado. No conocía a nadie que me necesitase de vuelta, mi familia sabía perfectamente que estaba fuera, y más o menos mantenía un contacto regular con ellos a través de la mensajería instantánea.

Para aumentar más aún mis dudas, un edificio se mostró en mi pantalla. La puerta principal de dicho lugar se abrió, dando lugar a un primer plano de los ojos de la chica que no pude ver antes. Por que era ella, ¿no? Me fijé en aquellos ojos y noté como me empezaba a temblar el cuerpo además de notar el vello erizado. ¿Era aquello lo que llamaban tener la carne de gallina? No estaba seguro del todo, pero me sentía intranquilo, nervioso y además me temblaban las piernas como un flan.

Solo supe una especie de clave: Datastream. Pero... ¿para qué servía dicha clave? ¿Era acaso una nueva especie de publicidad? No, estaba seguro de que no había ningún tipo de publicidad que me hiciera sentir como estaba ahora mismo.

Pronto, me vi en la sala donde se hallaba el ordenador principal de Tierra de Partida. Y no estaba solo yo, sino también otros aprendices. Había muchos que no conocía, que sin duda debían de llevar poco tiempo aquí. Logré reconocer a Exuy, con quien había compartido muchas misiones. También a Neru, con el cual tuve una misión en Agrabah no hace mucho.
El Maestro Kazuki, junto a la Maestra Lyn, se encontraba allí presente. Explicó lo que había sucedido. Por lo visto, un virus había atacado a todos los sistemas informáticos de Tierra de Partida, dejándolos inhabilitados, y el origen de dicho ataque era un mundo llamado La Red, que por lo visto, sólo se podía acceder a través del ordenador.

¡Aquello parecía sacado de una película de ciencia-ficción! No podía creerme que existiera un mundo completamente virtual, que era algo propio de dichas películas.

Eh... ¿Alguna pregunta?

Antes de poder alzar mi mano, la Maestra le preguntó por la ubicación de Ronin, sobre el cual Kazuki dijo que le había surgido algo. Ya podía ser algo serio como para no atender la situación actual en la que nos encontrábamos. Entonces levanté mi mano para formular mi pregunta.

Maestro Kazuki, soy Hikaru Akarui, aprendiz de la Maestra Rebecca. Si morimos en el mundo digital, ¿en el mundo real también?

Si era como en muchas películas mostraban, estaba claro que habría que tener mucho cuidado en aquel mundo digitalizado.
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
James Bond
28. Samurai
28. Samurai
AnimeDesign
 
Mensajes: 826
Registrado: Mié Dic 05, 2007 6:00 pm
Dinero: 200,000.00
Banco: 15,728.25
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 4

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Kousen » Mar Mar 25, 2014 11:49 pm

Aquella mañana comenzó como otra cualquiera. En aquel momento estaba encaramado en uno de los árboles del castillo, tumbado en una rama especialmente amplia mientras cotilleaba Tuipper con mi móvil. Me había redirigido a una web llamada "Tunplr" o algo así, cuando de repente la pantalla se puso negra.

Oh, vamos. — resoplé —. No fastidies que se ha estropeado la baterí---

Pero antes de que pudiese terminar la frase, la pantalla volvió a encenderse, reproduciendo una grabación que no había puesto yo.

Sálvame.


El vídeo mostraba a una joven vestida con una gabardina negra que me resultaba sospechosamente familiar. Tenía una ligera sonrisa mientras hablaba, pero sus ojos eran lo único de su cara que quedaba fuera de la vista del observador. Su pelo estaba recogido en una coleta aguantada por unos pines florales.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


<<¿A mí? ¿Acaso la conozco?>>

El vídeo se vio invadido de repente por una serie de imágenes de una mansión aparentemente bastante vieja, en mitad de un bosque y bañada por la luz del atardecer. La cámara fue acercándose hasta mostrar un primer plano de las puertas de la misma abriéndose, con la cámara internándose en la oscuridad.

Código clave:


La estática del vídeo fue invadiendo el cuerpo de la joven, dejando intacto algo que me piso los pelos de punta. Sus ojos eran de un amarillo brillante que casi causaba pavor. Y lo peor es que sentí como, a pesar de ser un video, se clavaban en mi propia alma. La impresión y el susto se unieron a la angustia y pegué un bote que casi me tira del árbol.
De alguna forma logré sujetarme, oyendo lo último que tenía que decir.

Datastream.


¿Datastream? ¿Corriente de datos?

Me tomó unos segundos tranquilizarme y recuperar mi posición para sentarme en la rama, observando aún la pantalla con ojos entrecerrados.

...¿Qué broma de mal gusto es esta?

Dejándome colgar de un brazo, bajé de la rama con un salto y empecé a correr en dirección al castillo, como muchos otros aprendices que andaban por los alrededores. Los maestros también se apresuraban a dirigiros en una dirección concreta. ¿Qué diablos pasaba?

Un simple vistazo bastaba para saber que aquel vídeo había sido la razón de todo ello, pues no dejaba de reproducirse en los aparatos de todo aquel que pasaba.
De alguna forma, aquel incidente no había sido solo un screamer o un vídeo de mal gusto en el que había hecho clic por error. La susodicha grabación se había extendido por todo el Castillo y había infectado todo dispositivo y medio de comunicación, bloqueando completamente al mundo de todo contacto externo. Aquel virus había logrado sembrar el caos, pero ¿cómo se las había arreglado para llegar a todos los dispositivos a la vez? Normalmente aquel tipo de cosas iban sucediendo en cadena, no de forma simultánea.

En mi camino por los pasillos del castillo, me encontré por Nadhia, acompañada de Xefil.

¿También os ha llegado ese condenado vídeo? Vaya telita con el virus de las narices.

Ante la perspectiva de ir solo, prefería acompañarlos en el camino a la sala de ordenadores de la Orden. Por el camino intentaba indagar junto a ellos sobre la naturaleza del vídeo.

¿Os suena de algo esa chica? Si ha afectado de esta forma a Tierra de Partida, debe tener alguna conexión con los portadores, ¿si?

Una vez llegamos a la sala del ordenador, el ambiente estaba tan cargado que costaba encontrar un sitio para ver qué pasaba en el frente, y costaba incluso respirar.

Eh... ¿Alguna pregunta?— se alzó la voz de Kazuki.

La situación de descontrol era presente incluso entre los Maestros. Aquello era más grave de lo que parecía, y además no veía por ningún lado a...

¿Dónde está Ronin, Kazuki?

La Maestra Lyn fue quien formuló la pregunta que me reconcomía. El Maestro de Maestros no estaba presente por ninguna parte, y que faltase en semejante emergencia...

Le ha surgido, eh... Algo. Lyn, delante de los aprendices no.

<<Le ha surgido algo... ya.>>

La sombra de la sospecha me incitaba a pensar que Ronin sabía mucho más que nosotros sobre el vídeo o aquella chica, y los Maestros también. La razón por la que no querían contárnoslo suscitaba a pensar que algo bastante siniestro estaba tras todo aquello.

Salvo las preguntas de los aprendices, el silencio se hizo entre los maestros, que observaban a Kazuki mientras este nos abría el camino. De acuerdo con sus órdenes, debíamos partir al mismo lugar del que había salido la grabación: Un mundo digital llamado "La Red". Si bien sabía que teníamos acceso a un par de simulaciones digitales de mundos, no me había interesado en entrar debido a las advertencias sobre el estado de ambos.

La verdad es que lanzarnos de cabeza a donde puede haber un nido de virus no parece muy sabio, pero desde luego es mejor que nada... —. resoplé.

No iba a hacer más preguntas a los Maestros. El objetivo estaba claro, y las posibles dudas quedaban resueltas por otros aprendices que no tardaron en lanzar sus interrogantes a Kazuki.
Alguno de los más nuevos incluso preguntó algo sobre morir allí dentro.

Bonita forma de tranquilizar al personal—. susurré, con sarcasmo.
Imagen

"La skin Iceberg del foro es como la Duquesa de Alba, nos va a enterrar a todos."

Imagen
Imagen


Rol de KHWorld: Kousen - "Viento Seráfico"

Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Kousen
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 899
Registrado: Sab Nov 29, 2008 1:24 pm
Dinero: 19,631.46
Banco: 68,268.13
Ubicación: Descenso al Corazón
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 9

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor LightHelco » Mié Mar 26, 2014 12:25 am

Ahora coges el ratón, mueves el cursor hasta la barra, pinchas y escribes con el teclado lo que quieres buscar.

Siguiendo las direcciones del joven Hikari, moví el aparato al que llamaban ratón por la mesa haciendo que en la pantalla que tenía delante se moviera una flechita blanca en dirección a una barra en la que salió al instante una línea, esta parecía indicar que podía escribirse algo allí, por lo que haciendo uso del teclado, bastante parecido al de las maquinas de escribir que teníamos en mi mundo, tecleé el titulo del libro que quería obtener.

Aquello de usar el ordena-todo, o como narices se llamara el trasto este, estaba resultando ser una experiencia interesante. En Ciudad de Halloween no disponíamos de una tecnología tan avanzada y ver que aquella caja y su animal de compañía podían indicarte la situación de cualquier cosa que hubiese en otros mundos era algo asombroso, ni la bola de la tía Vicencia llegaba a ese nivel.

No olvides seleccionar la categoría que te interesa —me recordó Light a lo que moví rápida, y torpemente, la flecha hacia la zona en donde estaban todas las categorías y tras seleccionar la correcta acepté la búsqueda y esperé a que diese resultado —. Mira, el ordenador lo hace todo por ti. Útil, ¿eh?

No voy a decir que no, esta…tecnología supera incluso a la magia que usan las Brujas en mi mundo, es increíble lo que puede hacer este aparatejo tan pequeño.

Tuvimos que esperar un tiempo a que el ordena-todo nos diese el resultado, pero cuando lo hizo no fue muy satisfactorio, ya que lo que nos mostró la pantalla fue que no había ningún libro con tal titulo en la biblioteca de Villa Crepúsculo. Mi compañero me propuso entonces el mirar en otro lugar a lo que accedí cerrando la pagina tal y como me había dicho al comienzo y abriendo una nueva.

Supongo que Ciudad de Paso siendo un mundo bastante especial tendrán acceso a libros de magia mas raros como el que busco —comenté introduciendo el nombre del mundo junto a la palabra “biblioteca” en el buscador inicial del ordenador, pero tan pronto como terminé de escribir la última palabra, una nueva ventana se abrió al instante mostrando una imagen en movimiento con muy mala iluminación —. Vaya ¿y este vídeo?

Oh, publicidad ―respondió el aprendiz ―. Está en todas partes, es una auténtica molestia. Será mejor cerrarla…

Tomando el control del extraño ratón, Light intentó cerrar el video, pero gracias a una mueca que puso me di cuenta de que no podía deshacerse de él. Tras varios intentos confirmó que el ordenador se había bloqueado, miré por si algún otro se encontraba en mejores condiciones, pero todos parecían mostrar la misma imagen.

Tampoco parece que nos vaya a dar tiempo de ir a por algo de comer para ver la película, ¿no? —sonreí de forma burlona centrándome en la extraña publicidad que había invadido todos los ordenadores.

La imagen que mostraba la cinta era bastante borrosa, pero tras unos segundos en los que tuve que forzar un poco la vista para poder identificar la figura humana que salía en ella, pude ver a una joven de cabellos largos y dorados vestida con una larga túnica negra.

Sálvame.


¿Salvarla? ¿Se encontraba acaso en peligro aquella niña? Bueno, tenía que admitir que no era mal comienzo para una historia, un mensaje misterioso para un héroe anónimo, no es que pocos libros usaran aquel recurso.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


Aun así había algo en aquella chica que me resultaba familiar. Tenía la sensación de haberla visto antes en algún lugar… No la conseguí identificar del todo, quizás porque en su aspecto había algo que no identificase.

La tunica…

Código clave:


Si, la túnica era algo nuevo, pero el rostro de la chica lo había llegado a ver. En la torre de Yen Sid, la visión que tuve tras derrotar al Sincorazón de la partitura me mostró a aquella misma muchacha ¿pero que hacía en esa cinta? ¿Y por qué estaba en peligro? Aquello no tenía mucho sentido, según sabía la visión podría haber sido de hace años y aquella joven seguía prácticamente igual…¿salvo por sus ojos amarillos?

Datastream.


Aquellos ojos me penetraron al instante y pudieron leerme cual libro abierto. Nadie había hurgado en mi intimidad de aquella forma tan eficaz y desafortunadamente no sabía como impedir que siguiera adentrándose.

Mas tan rápido como entró también salió. Apoyé la espalda resoplando en la silla, aquella sensación había sido terrible, pero al menos había conseguido identificar a la chica de la partitura, lo cual iba a ser una pregunta directa para Ronin.

Esto… es muy extraño ―expresó Light en un estado parecido al mío ―. Será mejor que busquemos a alguno de los Maestros y les preguntemos al respecto.

Y tanto que teníamos que buscar a uno de los Maestros, no solo por el hecho de que un vídeo nos había hecho sentirnos desnudos ante cualquiera, si no porque necesitaba descubrir quien era aquella chica de la torre y que salía en la cinta.

Si, pero una cosa ¿este tipo de videos son normales en estos aparatejos?
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3303
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Suzume Mizuno » Mié Mar 26, 2014 1:01 am

S-si. O sea… es un poco complicado de explicar, salgamos de acá, por favor.

Fátima no protestó: aquel lugar le estaba poniendo los pelos de punta, con todas las voces hablando a la vez, y la impresión de que innumerables ojos amarillos se le clavaban en la nuca buscando escarbar en lo más profundo de su mente.

De acuerdo, vamos —dijo, sin soltar a Exuy. No sólo para hacerle entender que estaba a su lado, sino porque sentir que ayudaba a Exuy la ayudaba a no ponerse tan nerviosa.

No entendía cómo era posible que una simple imagen pudiera resultar tan asquerosamente inquietante. Casi sin darse cuenta apretaron el paso para escapar de la voz de Eileen, cuyo eco resonaba en los pasillos, persiguiéndolos sin descanso. Sólo cuando consiguieron dejarla atrás, Exuy se apoyó contra uno de los muros, abrazando el libro contra su pecho. Entonces comenzó a explicarle lo que no había podido en la sala de los recreativos:

Verás… cuando estuvimos en Tierra de Dragones tuve un accidente mientras intentaba ayudar a la bruja Shiva… no entiendo bien como paso pero al recibir un ataque viajé al pasado. Ahí conocí a un Ronin Joven y a Eileen quien parecía ser una de nosotros, como los portadores, porque decía llamarse compañera de Ronin. Hablaban de un Rayim y de la orden…

Fátima le miró con los ojos abiertos de par en par. ¿Cómo que había conocido a un «Ronin joven» viajando al pasado? ¿De qué demonios estaba hablando? Quizás se equivocó de persona, o se trataba de otra persona que se llamaba Ronin o… O simplemente no le había entendido. Porque, ¿viajar al pasado?

¿Era posible?

«Bueno, es posible que te trague un libro y hables con personas que han desaparecido, así que supongo que sí, por poder, puede pasar» pensó con sarcasmo, recordando la desagradable aventura de hacía unos días.

En cualquier caso, no pudo seguir dándole vueltas porque Exuy empezó a quejarse de que le dolía la cabeza y, preocupada, desechó sus preocupaciones para concentrarse en él, poniéndole una mano en el brazo. Lo que estaba claro era que a Eileen, fuera quien fuera, sí la había visto, y la prueba estaba en el libro.

Claro, entiendo. Tranquilo, Exuy…—de pronto el chico le aferró los brazos.

Hay que salvarle… está en peligro.

«Oh, esto me suena».

Pero si ni siquiera sabemos dónde está, Exuy, ni si ese mensaje es cierto o…

No pudo terminar la frase, porque entonces un Maestro pasó cerca de ellos y les ordenó que fueran a la sala del ordenador principal. Fátima frunció el ceño. Más ordenadores. Fantástico. Prometió a Harun más pastel si se volvía tranquilamente al dormitorio —como volviera y lo encontrara fuera, a menos que fuera para cazar, se ganaría un buen castigo— y una vez se aseguró de que el dragoncito se dirigía hacia las torres, dijo a Exuy:

¿Vamos? Me pregunto por qué parecía tan agobiado…

****


La sala estaba prácticamente llena y apenas sí cabía un alfiler cuando llegaron. Pero, a pesar de los murmullos, Fátima pudo escuchar las palabras del Maestro Kazuki y experimentar de inmediato un mal presentimiento. La Red. No tenía buenos recuerdos de aquel lugar. Instintivamente buscó a Nadhia con la mirada, pero no consiguió localizarla.
Entonces escuchó la pregunta de Lyn sobre Ronin y arqueó las cejas, esperando una respuesta. Kazuki señaló que no debían hablarlo delante de los aprendices.

«Será cantoso…»

Y, entonces, llegaron las preguntas.

Maestro Kazuki, ¿en serio cree que mandarnos a todos a La Red es la opción más segura? Nada me asegura que no vaya a suceder lo mismo de la última vez.

Reconoció de inmediato la voz de Malik y se puso de puntillas para buscarlo con la mirada. Sonrió al verle y le dijo a Exuy:

Ven, voy a presentarte a un amigo.

Se abrió paso entre la gente, tirando de la mano de Exuy para que no se quedara atrás, y cuando llegó junto a Malik se detuvo un momento a escuchar la respuesta del Maestro. Luego, incómoda en parte por la situación, dio un golpecito a Malik en el brazo para que se volviera y le saludó:

Hola —le dedicó una pequeña sonrisa, contenta de verle, y comentó poniendo una mano en el hombro de Exuy—: Malik, este es Exuy —ladeó la cabeza al ver a los dos chicos que acompañaban a Malik y les saludó con un gesto, esperando a que les presentaran—. Me llamo Fátima. Es un placer conoceros—luego, seria, dijo mientras se dirigía a Malik—: Si los Maestros quieren llevarnos a todos a la Red entonces debe ser un problema más grave del que quieren reconocer…

En ese momento vio acercarse a Nadhia entre la multitud y le llamó la atención con un gesto.

De vuelta a la Red —dijo con una sonrisa irónica—. ¡No veas qué ganas tengo!

Pero, por suerte, llevaban a un par de Maestros y eran muchos aprendices. Quería tener la esperanza de que no correrían demasiado peligro. Pero, claro, ¿cuándo había sido sencilla una misión? Y la verdad era que no tenía ni idea de ordenadores ni de infiltraciones, pero lo que estaba claro era que debía tratarse de un enemigo firme de Tierra de Partida si había conseguido inutilizar todos sus programas…

Tragó saliva. No podía deshacerse de aquel mal presentimiento.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Zodiark » Mié Mar 26, 2014 1:09 am

Imagen


Estaba en la biblioteca, utilizando los ordenadores para buscar en Internet información sobre el paradero de mi abuelo. Hacía poco que había aprendido a utilizar los ordenadores y los móviles, pues nunca utilizaba ese tipo de cosas en Ciudad Disney (allí sólo entrenaba y entrenaba mi magia) y, aunque aún se me daban bastante mal, había logrado familiarizarme con la electrónica y defenderme un poco a nivel de usuario, lo mínimo para saber utilizar las funciones básicas del ordenador y buscar en Internet, que era lo que me interesaba. Casi cada día desde que aprendí a usar Internet había estado buscando cosas sobre mi abuelo en el buscador de Moogle, cualquier pista sobre él me podía servir, y era un mago famoso y conocido, por lo que tenía que haber algo. Pero no... Como siempre, tras dos horas de búsqueda, nada de nada. La mayoría de cosas que encontraba era información antigua, de cuando él vivía todavía en Ciudad Disney. Nada que no supiera.

¡Mierda! —exclamé enojada dándole un golpe con el puño cerrado al teclado, apretando varias teclas y haciendo que de los altavoces surgiera el típico sonido que indicaba que el usuario estaba presionando demasiadas teclas a la vez como para funcionar.

Sálvame.


Entonces, la imagen de la pantalla cambió, mostrando una figura humana. Parecía una chica vestida con una túnica negra.

¿Me lo habré cargado? —pensé en voz alta, preocupada, mientras pulsaba teclas al azar para ver si podía devolverlo a la normalidad.

Te necesito de vuelta. Tienes que venir.


Parece un juego —dije tranquilizándome a mí misma—. A lo mejor lo he abierto sin querer al aporrear el teclado.

La imagen seguía cambiando mientras intentaba cerrar el programa o lo que demonios fuese aquello pulsando la tecla Escape múltiples veces, sin resultado.

Código clave:


Entonces miré el resto de monitores de la biblioteca. Todos mostraban las mismas imágenes, y todos los altavoces reproducían la misma grabación. Dirigí la mirada a Light y Alec, que estaban utilizando un ordenador en la otra punta de la biblioteca. Parecía que ellos también estaban extrañados.

¿Será un virus de esos? —pensé en voz alta mientras volvía a mirar el monitor de mi ordenador.

Entonces vi algo sobrecogedor. Unos intensos ojos amarillos, penetrantes, me miraban, como si estuvieran estudiándome. Era como si aquella mirada atravesase la pantalla y se clavara en mi alma, en lo más profundo de mí. Era realmente terrorífico.

D-Debe de ser uno de esos virus que s-sólo pretenden causar miedo... S-Sí, tiene que ser eso.

Aparté la mirada del monitor y, sin saber bien por qué, sentí una gran incomodidad, como si alguien realmente me estuviera observando, y no sólo a mí, sino viendo todos mis sentimientos, mis inseguridades, mis secretos. Era una sensación muy extraña. ¿Por qué me sentía así, si sabía que solamente se trataba de algún virus raro?

Datastream.


***


Poco rato había pasado desde que el extraño virus había atacado todos los ordenadores de la biblioteca, y al parecer era más grave de lo que pensé en un principio: no sólo los ordenadores de la biblioteca se habían visto afectados, todos los móviles y cualquier sistema audiovisual habían sido bloqueados mostrando las mismas imágenes y el mismo sonido, y los maestros de Tierra de Partida, sin perder ni un segundo, nos habían reunido a todos los aprendices para hablarnos sobre ello. No parecía un virus normal.

Y allí estábamos, frente al gran ordenador principal de Tierra de Partida, que ya conocía de sobra, pues había sido el portal que nos había llevado a Nadhia, a Fyk y a mí a Espacio Paranoico un tiempo atrás.

Eh... ¿Alguna pregunta? —preguntó el perezoso maestro tras explicarnos la situación en la que nos encontrábamos.

¿Preguntas? Toda aquella situación era una gran pregunta para mí. ¿Por qué era tan grave aquel virus como para reunirnos a todos allí y hacer que entrásemos en el propio ordenador principal para hacer algo al respecto? ¿No podían ocuparse ellos mismos? ¿Acaso era más que un simple virus que estaba bloqueando las comunicaciones con el exterior...? Sospechaba que los maestros sabían algo que no nos habían contado. Y, sobre todo, era muy sospechoso que el mismísimo maestro de maestros no se encontrase allí en aquel momento.

¿Dónde está Ronin, Kazuki? —preguntó la maestra híbrida dando un paso al frente.

El maestro tardó unos segundos en responder y, rascándose la nuca, finalmente contestó:

Le ha surgido, eh... Algo. Lyn, delante de los aprendices no.

Miré al maestro confusa, y luego miré a Lyn, que calló, cabizbaja. Estaban ocultando algo, aquella forma de actuar no era propia de ellos. El maestro nunca habría contestado algo así, y en otras circunstancias Lyn le habría respondido de forma antipática en lugar de callarse y mirar al suelo.

Me quedé mirando el ordenador que nos llevaría a La Red, recordando los intensos y penetrantes ojos amarillos que momentos antes habían estado observándonos a mí y a mis compañeros. Sabía que algo no iba bien, y que los maestros nos lo estuvieran ocultando me provocaba más inseguridad todavía.
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor RedXIII » Mié Mar 26, 2014 6:34 am

Imagen


¿Mi misión ha terminado?

Adiós


La brisa del viento acariciaba delicadamente su larga y sedosa melena roja, que bailaba al son como si de fuego se tratara, uniéndose al picaresco baile de las hierbas que acunaban al mestizo, el cual descansaba de todo el ajetreo que había tenido, un breve descanso merecido para el desdichado aprendiz.

Briznas de recuerdos, pensamientos y palabras se unían en su mente, mostrando un caos de cosas que se unían para inflar el desdén del aprendiz el cual se atormentaba por la marcha de su mejor amigo.

El silencio que había en el lugar fue interrumpido por un breve sonido que procedía del bolsillo de Hiro.

Data...strea...m


Observó su comunicador, ya que era el único aparato electrónico que solía llevar, y pudo escuchar, con mala calidad, como decía algo raro.

Mh... curioso, si solo es un auricular — Hiro sabía bastante de informática, ya que tocaba de cerca uno de sus hobbys, y algo le decía que el incidente estaba relacionado con los aparatos electrónicos del castillo, ya que era imposible que fuera una llamada sin que hubiera descolgado el comunicador antes, así que decidió ir hacia el castillo.

En su paso inminente por los pasillos podía escuchar un caos de quejas y mensajes repetitivos, los cuales ignoró por completo mientras continuaba su viaje hasta la sala del ordenador principal de Tierra de partida, que era donde parecían ir algunas personas.

Eh... ¿Alguna pregunta? — Miles de preguntas se alzaron a la vez, algunas absurdas, otras interesantes, Hiro decidió apoyarse en una pared y observar detenidamente la escena.

¿Dónde está Ronin, Kazuki? — Preguntó la maestra Lyn.

Le ha surgido, eh... Algo. Lyn, delante de los aprendices no.

¿Era muy extraño todo? Sí, y ni siquiera comprendía de que estaba hablando todo el mundo así que siguió en su lugar sin decir ni hacer nada, esperando a que alguien se alzara con respuestas en vez de seguir preguntando lo mismo que los demás una y otra vez.

No estaba de humor para encarar conversaciones con los demás aprendices.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

AnteriorSiguiente

Volver a Eventos Globales

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron