[Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Day 0: The Introduction

Nunca olvidarás que tomaste parte en alguno de estos jolgorios. Kazuki tampoco.

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro, Sombra

[Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Soul Artist » Dom Oct 14, 2012 4:35 pm

Tierra de Partida estaba... Vacía.

Ya llevaba unos días así, que pudieran recordar sus habitantes. Hacía ya como una semana desde que sencillamente se levantaron de la cama y no había Maestros, aunque probablemente no le dieran importancia al asunto. Los silenciosos moguris que trabajaban en el mantenimiento del mundo seguían por allí, aunque si alguien se acercaba a ellos simplemente lo ignoraban e iban a lo suyo o huían por miedo de recientes incidentes con algunos de ellos que les habían torturado. Y la comida seguía siendo cocinada, por lo que lo lógico era pensar que Higashizawa continuaba con su labor de mantenerles alimentados.

Y en eso se resumía su vida. Sin misiones, sin entrenamientos... Todo era tranquilidad en Tierra de Partida. Ni siquiera hacía falta salir del mundo: ¿para qué? Tenían lo que necesitaban allí... Aunque quizás sería buena idea ir a buscar a los Maestros. ¿Pero para qué? No iban a perderse, ¿no?

Y esperaron. Siete días concretos enteros, esperando, impacientes o no, a la vuelta de sus Maestros. Sin noticias, sin cartas... Sin nada.

Y finalmente, el séptimo día... Él llegó.

* * *

Reuníos todos conmigo en la sala del trono. Es urgente.
~Ronin

No había nada más. Esa nota les esperaba a cada uno el séptimo día a los pies de la cama, al poco de levantarse de la cama para empezar un nuevo día. Por mucho que buscasen, por mucho que quisiesen saber... No lo harían hasta llegar a la sala del trono.

Muchos ya esperaban en la susodicha sala. Compañeros, amigos... Todos estaban ya allí. Ronin, sentado en uno de los tronos con aspecto serio, se encontraba de nuevo entre ellos tras tanto tiempo desaparecido. Pero aparte de ellos, había más gente: el Maestro portaba cadenas en las manos a medio metro de distancia de él, las cuales conducían hasta prisioneros.

Quizás los reconociesen. Traidores de Bastión Hueco que se habían pasado al bando contrario unos meses antes, como Ragun o Xayim. ¿Qué hacían allí? Llevaban correas en el cuello que les mantenían prisioneros del Maestro, a la vez que las manos atadas con esposas... Y la mirada impasible de Ronin fusilándoles con su único ojo.

Dirigió la mirada hacia los aprendices, sentado en su asiento con aires de superioridad. Lo cierto es que no era el Maestro habitual, con su sonrisa y bromas que hacían animarse o sacarle de quicio a cualquiera.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Ronin tiró con fuerza de las cadenas con sus dos manos, obligando a los traidores a levantar la cabeza hacia los aprendices de Tierra de Partida. El Maestro gruñó y tiró de nuevo en caso de que alguno de ellos opusiera resistencia a sus medidas, cual perro rabioso que se negaba a obedecer órdenes.

Estaban confusos y cansados. Lo último que recordaban era estar en una misión en Villa Crepúsculo, aparecer de la nada al Maestro y ver cómo este les daba la paliza de su vida sin apenas esforzarse. Cayeron desmayados y allí estaban de nuevo, atados y esclavizados a un hombre... Delante de todos los que antiguamente fueron sus compañeros.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí —explicó Ronin a sus aprendices, agarrando las cadenas con fuerza para que no se les escaparan sus prisioneros—. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

El Maestro calló unos segundos, esperando la reacción de los aprendices de la Llave Espada. Levantó la mano para acallarlos a todos, negándose a contestar cualquier pregunta que le hicieran.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no —sencillamente afirmó, con pesar en su voz—. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

Ronin se levantó de su asiento, echando a caminar hacia los aprendices de Tierra de Partida. Los observó a todos por encima, con las manos en la cintura, reflexivo.

Sois bastantes... —dedujo, acicalándose la barba con una de las manos mientras conservaba las cadenas en la otra—. Más que suficientes. Vamos a la plaza.

El Maestro echó a caminar hacia la salida del castillo, tirando de las correas de los traidores de Bastión Hueco para que también le acompañasen, aunque fuese en contra de su voluntad.

Era el momento perfecto para ruegos y preguntas...


Spoiler: Mostrar
Este evento preglobal sirve para poneros en contexto. La gente se puede seguir apuntando al Evento Global hasta el 1 de Noviembre.

La participación en las cuatro rondas que lo componen (una nueva cada seis días) es opcional, pero no habrá recompensa de ningún tipo por participar, solo la satisfacción personal. Además, al no ser todavía el propio Global, no podréis modificar los hechos sucedidos: en esta ronda tenéis que seguir a Ronin, por ejemplo, y sin vuestra mascota. No hay vuelta de hoja, lo siento: como he dicho, solo os estoy poniendo en contexto. La libertad plena está en el propio Global, lo prometo.

Las mascotas NO os pueden acompañar. Están en vuestras habitaciones y de ahí no se mueven. Como mucho, mascotas que son invocadas del cuerpo de uno... Y habrá medidas para eso, tranquilidad.

Por si las dudas: todos los aprendices de Bastión Hueco que se han apuntado al Global son los prisioneros de Ronin, sin excepciones. Y todos los aprendices de Tierra de Partida, los que acuden a su llamamiento.

Y si alguien me va a preguntar: obviamente, ninguna Trama ni Encuentro puede ir cronológicamente después del Global, ya que no podéis saber cómo acabará. ¿Quiere decir esto que todo lo sucedido anteriormente tendrá repercusión en vuestros personajes, aunque sean Encuentros/Tramas abiertos después? Bueno, sí, pero solo si ya ha sucedido en el Encuentro o Trama. Es decir, no podéis adelantar acontecimientos en el Global como "mi mejor amigo murió" cuando todavía ni habéis abierto el tema en el que eso ha sucedido. Y solo se tendrá en consideración si se ha posteado el suceso al que se hace referencia explícitamente, no el tema en sí de cara al futuro. Ejemplo: has abierto un tema en el que tu mascota se suicida, pero todavía no has posteado que se ha suicidado. En el Global, solo tendrá consideración cuando postees ese momento concreto.

Está estrictamente prohibido controlar cualquier NPC, mascota, personal o moguril.

Próxima ronda: 19 de octubre.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Sombra » Dom Oct 14, 2012 4:56 pm

Encadenado como un perro, era la única comparación que se me podía hacer en aquel momento. Ronin no nos dejaba ni movernos, nuestras manos estaban completamente sujetas para que fuese imposible usar la llave-espada o cualquier tipo de habilidad, tal vez si usaba Evasión Sombría pudiese liberarme al convertirme en algo inmaterial pero en aquel momento no estaba por la labor. Él era más fuerte que yo, y lo sabía. No por nada era el Maestro de Maestros.

Su semblante no era para nada el habitual, nos miraba friamente, con furia contenida.

Observé como los Aprendices de Tierra de Partida entraban en la Sala del Trono, algunos se sorprendían al vernos, otros simplemente les éramos indiferentes. Había gente que no conocía ni siquiera de vista que seguramente habían llegado después, por lo que quizás nosotros no les sonasemos de nada, pero allí, en aquel grupo estaban todos aquellos que una vez había llamado "amigos"

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Pues que bien —murmuré sarcástico.

El maestro tiró de la cadena haciendo que tuviesemos que levantar nuestras cabezas, cedí. Pero miré a los aprendices orgulloso, sin arrepentimientos. La mirada de un ser superior que se había dejado capturar, ese era yo. Solo me había atrapado por que lo había permitido, porque no tenía mis poderes al máximo.

Daba igual que de pronto él nos hubiese dado una paliza. Yo no podría vencerle, pero sabía que era lo suficientemente fuerte como para no ser capturado en caso necesario.


Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí —comenzó a relatar sin dejar de agarrar las cadenas con firmeza—. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

Eso os pasa por ser débiles —hablé pese a ser ignorado por el maestro y acallado por los gritos de sorpresa y los comentarios que se intercambiaron entre todos.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a estos traidores perseguidores de la oscuridad.

El maestro se levantó del trono y caminó hacia los aprendices, obviamente seguimos prisioneros, sin posibilidad a movernos.

Sois bastantes... —se acicaló la barba pensativo mientras nos mantenía cautivos con la otra—. Más que suficientes. Vamos a la plaza.

El hombre bajó las escaleras, con aire orgulloso me adelanté a él caminando enfrente suya intentando demostrar que era YO el que llevaba las riendas y no él. Miré a Nadhia un momento, y a Fyk, Hitori, Xefil... ¿Qué pensarían de todo lo que estaba aconteciendo?

Vaya... Mi memoria está borrosa. Maestrillo, creo que deberías de habernos golpeado un poco más suave, ¿no te parece? Me duele la cabeza. ¿Podrías recordarnos un poco todo? ¿O es que se te ha comido la lengua al gato? ¿Echas de menos a tus amigos? ¡Qué pena que todos sean sincorazón! ¿Verdad? —aquellos comentarios solo los hacía para que mostrase su debilidad ante todos, no pensaba ser el único que pareciese débil allí. En realidad... No recordaba casi nada y lo único que recordaba era una misión que nos habían encomendado en Villa Crepúsculo, nada más.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Light » Dom Oct 14, 2012 7:07 pm

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Qué se supone que...

Tal como decía la nota, allí les esperaba Ronin, en la sala del trono del castillo de Tierra de Partida. No estaba solo; se encontraban con él algunos aprendices de Bastión Hueco, encadenados y sin posibilidad alguna de escaparse de allí.

Sin pensárselo dos veces, el joven Light se dirigió vertiginosamente hacia el primer conocido que consiguió avistar: Xefil. Quizás él pudiera resolverle sus dudas de todo aquello.

Xefil, ¿tú sabes qué está pasando? —le preguntó Light algo asustado y con la perplejidad escrita en su rostro. Nunca había visto a su Maestro con esos aires, no eran típicos de él.

¿Habría pasado algo grave? Demasiadas preguntas sin responder de improvisto.

Nunca había visto así al Maestro... ¿Qué habrá ocurrido...? ¿Por qué están... ellos aquí? —se preguntaba, haciendo referencia a los aprendices desertores de Tierra de Partida.

Extraño, los aprendices ya llevaban una semana bastante extraña sin lugar a dudas. Los Maestros habían desaparecido, y no se habían convocado entrenamientos durante esos siete días.

Y ahora... Ronin les llamaba allí, y exhibía a Saxor y compañía atrapados entre... cadenas, como si fueran delincuentes, prisioneros...

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí.

¿En Villa Crepúsculo? No...

Dirigió una rápida mirada de preocupación hacia Nadhia, seguramente ella estaría sintiendo lo mismo. Nunca habían aparecido en su mundo, jamás, y desgraciadamente la suerte de aquel mundo ahora se vería acabada...

Intranquilo, solo deseaba que su abuela y sus seres queridos de allí se encontrasen a salvo. Con una ex-Maestra como Ágatha Furier en la villa no habría nada que temer... o eso quería creer...

Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

¿Una emboscada? Light supuso que había sido provocada por el bando de la oscuridad, y que aquellos aprendices encadenados eran el regalito del que hablaba su Maestro...

Espera... ¿Como qué... solo yo...?

¿¡Todos los demás Maestros han... caído!? ¿¡Ha sido por culpa de Ryota y los suyos!? —preguntó el muchacho bastante alterado a su irreconocible Maestro. ¿Ryota había hecho de las suyas... y había provocado todo esto?
Ronin no contestó a su pregunta, ni a ninguna de las otras cuestiones procedentes del resto de aprendices que pudiera surgir.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no —admitió, con cierta tristeza—. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a estos traidores perseguidores de la oscuridad.

¿Matar... ?

Aquella palabra le revolvía el estomago; le inspiraba un horror atroz. Arrebatarle la vida a alguien no era algo de lo que se pudiera sentir orgulloso, aunque fuera a un villano, o alguien del bando contrario como sus ex-compañeros... o Wix.

Wix... ese nombre no le traía buenos recuerdos. El cuerpo destrozado de la guardiana, los ríos de sangre que brotaban de su cabeza... y tanto arrepentimiento... Estaba claro que aquella batalla sería imposible de olvidar.

Pero se imaginaba que aquello ocurriría tarde o temprano. Ambos bandos se enfrentarían, y solo uno podría ser el vencedor.

Tendría que elegir.

Podría unirse a la lucha y combatir contra aquellos que habían sido alguna vez sus amigos para proteger de esta manera la luz.

O... también podría negarse a hacerlo. Traicionaría a su Maestro y a luz que sus padres le confiaron, ¡A la luz que su nombre evocaba!

¿Tengo que... matar?

Sois bastantes... Más que suficientes. Vamos a la plaza.

Su Maestro ya partía hacia la salida del castillo, junto con todos sus rehenes de Bastión Hueco. Parecía decidido a castigarles y a terminar con ellos de una vez por todas. Estaba totalmente irreconocible, y eso era algo que su discipulo no podía ignorar.

¿Qué podía hacer Light?

En aquel momento, solo podía hacer una cosa: Avanzar.

Echó a andar tras su Maestro, cabizbajo y preocupado por lo que pasaría. La sensación de incertidumbre era estresante, insoportable en todos los aspectos. Se preguntaba si era el único aprendiz con aquella sensación...

¿Tendremos que luchar... contra ellos? —le preguntó a Xefil, esperando que una vez más su compañero tuviera respuesta para todo.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4306
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 81.24
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Hitori » Dom Oct 14, 2012 10:10 pm

Desde hacía un par de días, Tierra de Partida había permanecido vacía. Los aprendices continuaban allí, disfrutando de su tiempo libre sin los maestros. Sin embargo, un sentimiento de intranquilidad invadía a Hitori. Aquella calma y ausencia de los Maestros le recordaba demasiado al momento antes de los acontecimientos de Bastión Hueco. ¿Se iba a repetir lo mismo...?

Tras unos cuantos días, por fin un Maestro dio señales de vida: Ronin. Dejándoles una sencilla nota a todos, les citó en la sala principal, a donde los aprendices acudieron obedientemente. Lo que allí se encontraron dejó, seguramente, a todos sin habla. Sus ex-compañeros, aquellos que se habían quedado en Bastión Hueco, estaban allí. Pero no de forma voluntaria, sino cautivos, atrapados con cadenas que el propio Ronin sujetaba con sus manos.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Tiró sin piedad de las cadenas un par de veces, obligando a los jóvenes a levantar la cabeza. Aquella escena era humillante para los pobres aprendices. Bien era cierto que se habían ido al bando enemigo, pero... en opinión de Hitori, no merecían tal trato. No obstante, no había nada que él pudiese hacer.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí —el rostro del joven se tornó completamente pálido, con los ojos y la boca completamente abiertos—. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

¿¡Qué ha pasado con Villa Crepúsculo!? —gritó, fuera de sí mismo. No le importaban los Maestros, ni cualquier otra persona que estuviese allí luchando. Le importaba su madre, y le importaba Ben. Nadie más.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a estos traidores perseguidores de la oscuridad.

"Matar". De repente, esa palabra resonó en la mente del chico, como un tabú, una idea despiadada. Nunca se había planteado realmente aquello... el hecho de que tenía que asesinar a otros seres humanos. Pero había algo dentro de él, una rabia, una extraña furia intensa que hacía que la idea de matar fuese, en cierto modo, atractiva.

Si alguien les hace daño... los voy a matar... Los mataré... —aquellas palabras surgían en su mente. Parecían lejanas, como si no las pensase él mismo, pero al mismo tiempo... eran demasiado reales.

Sois bastantes... —comentó Ronin, mientras los observaba—. Más que suficientes. Vamos a la plaza.

Vamos.

No había dudas. Tenían que salvar su hogar.

Sí, vamos...
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Vanitasmásde8000 y Death escribió:Vanitas: premio lol

Death: Yaaaaay
¿Qué he ganado?

Vanitas: un nada muy bonito .u.

Death: Bieeeeen
¡He ganado un Nada Bonito!
Descripción: No te permite hacer nada. No da ningún tipo de bonus.
Stats: Fuerza +0, Magia +0, Velocidad +0, Defensa +0, Suerte +0

Lee-kun y Death escribió:-Lee-kun:
http://chzmemeafterdark.files.wordpress.com/2012/02/naughty-memes-untitled7.jpg
-Death:
8<
*Your sanity is reaching lowest levels*
-Lee-kun:
Lol xD
Dotho y su miedo por las vaginas
-Death:
u.u
Las vaginas son más terroríficas que cualquier cosa de Amnesia
-Lee-kun:
No, son pestosas
Pero, saben muy bien (????)
-Death:
Y tienen tentáculos
Y echan babas espaciales que corroen cualquier material
Y además, dicen que si tocas una, absorbe tu alma
-Lee-kun:
Lol
http://youtu.be/5ZXreMV3HQY
Hitori
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
 
Mensajes: 1200
Registrado: Mié Ago 23, 2006 7:19 pm
Dinero: 819.69
Banco: 15,552.15
Ubicación: Aperture Laboratories.
Sexo: Masculino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Neas » Dom Oct 14, 2012 10:35 pm

Reuníos todos conmigo en la sala del trono. Es urgente.
~Ronin


Esto es lo que, según un compañero, dece en ese trozo de papel que encontré al levantarme al lado de mi cama. No tengo ni idea de que va todo esto, aún así, tampoco tengo nada mejor que hacer. De hecho, no ha habido nada que hacer durante los 7 días que llevo aquí (7 días... es curioso poder volver a ser tan cnsciente del paso del tiempo después de haber estado en el Mundo Inexistente). Decido seguir a la creciente multidud que se dirige a aquella "sala del trono".

Al llegar entro en una lujosa sala llena de vidrieras y con tres trons al fondo. Me adentro en la muchedumbre de aprendices para distinguir algo más y veo a un hmbre de cierta edad y un parche en el ojo sentado en uno de los tronos. Ataviado con ropas con pinta de caras y partes de armadura, sujeta unas cadenas que mantienen presos a varias personas. Con una expresión muy seria, habla.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Al terminar, y no sin un gruído, tira de las cadenas para hacer levantar la cabeza a aquellos presos. Algunos se resisten más, otros menos, algunos muestran su debilidad y otrs intentan ocultarla con expresiones de orgullo pero todos tienen un aire abatido. Esto no me gusta. Reprimo el instinto de invocar la llave espada. No puedo hacerme notar tan pronto.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí —explica sin aflojar las cadenas—. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

La gente ya empieza a alterarse, surgen preguntas sin respuesta. Yo no acabo de entender la situación pero al menos parece que esa gente no son esclavos. El hombre que, supongo, ha de ser el mismo que firma la nota, es decir, Ronin sigue.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a estos traidores perseguidores de la oscuridad.

Una guerra. Eso es lo que es todo esto. El murmullo es cada vez mayor entre los que me rodean. Yo me mantengo en silencio. Si hay motivos para ir a luchar, iré. Si no, ya me buscaré la vida de otra manera. La única pregunta que aún no logro desentrañar es ¿qué les empuja a enfrentarse? Hablan de luz y oscuridad pero no entiendo que pueden tener que ver esos conceptos con motivos de guerra.

Mientras estaba pensando, el tuerto ya se ha levantado. Acariciandose la barba, lo oigo hablar entre el barullo de la muchedumbre.

Sois bastantes... Más que suficientes. Vamos a la plaza.

Ronin sale caminando pr la puerta con los prisioneros siguiéndole quisieran o no. Veo que mucha gente le sigue. Me mantengo en medio del gentío para evitar llamar la atención y les sigo.
Neas
14. Armadura
14. Armadura
 
Mensajes: 399
Registrado: Vie Ago 10, 2012 6:17 pm
Dinero: 62,179.11
Banco: 15,671.00
Ubicación: O en la Uni o en Tamriel.
Sexo: Masculino
Karma: -1

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor James Bond » Dom Oct 14, 2012 11:00 pm

Silencio. Eso era lo que reinó en Tierra de Partida durante siete largos días. Los Maestros abandonaron el mundo y no volvimos a saber nada de ellos... hasta hace poco. Cuando llegó el séptimo día de la desaparición de los Maestros, encontré una nota a los pies de la puerta que sin duda debían de haberla pasado por debajo. Me incliné para recogerla y resultó ser una nota de Ronin:

Reuníos todos conmigo en la sala del trono. Es urgente.
~Ronin.


¿Ya habían vuelto? Me alegraba por una parte, ya que estaba aburriéndome sin tener nada que hacer, pero aquella nota me preocupaba. ¿Qué podía ser tan urgente como para reunirnos a todos los aprendices? Si me quedaba en mi cuarto no lo averiguaría, así que me dirigí en esa dirección. Cuando llegué ví algo que me impactó demasiado: Ronin estaba, sí, pero llevaba a varias personas encadenadas. Logré reconocer a Ragun. ¿Por qué? ¿Por qué estaba Ragun encadenado así? Por muy traidor que fuera (o al menos eso había escuchado) no merecía estar encadenado como estaba.

Esto es lo que les sucede a los traidores.— Dijo un Ronin con aires de superioridad. Tiró de la cadena para obligar a Ragun y los demás encadenados que nos miraran. ¿Por qué hacía eso el Maestro Ronin? Había escuchado de algunos aprendices que él solía ser un tipo amable y que animaba a sus aprendices. No lograba entenderlo. Siguó hablando—. Hace siete días los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad Sincorazón. Nos tendieron una emboscada... Y sólo yo he salido de ella. Con este regalito.—


¿Sincorazón en Villa Crepúsculo? ¡No podía ser! En un libro que leí de la biblioteca, averigüé que mi mundo era uno de los pocos que no tenían actividad de sincorazón. Si era cierto aquello... ¡papá! ¡Mamá! ¡Hermana! ¿Estarían los tres bien? Ojalá lo estuvieran, no me perdonaría si a ellos les hubiera pasado algo.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a estos traidores perseguidores de la oscuridad.— Explicó el Maestro.

Vale, definitivamente estaba pasando algo raro. ¿Matar? Nuestro deber era proteger el equilibrio de la luz y la oscuridad que los sincorazón amenazaban. No éramos unos mercenarios contratados por alguien para matar a otros a sangre fría. ¡Me negaba! Simplemente no podía hacer eso.

¡Maestro Ronin, me niego totalmente! Nuestro deber es proteger el equilibrio entre la luz y la oscuridad, no matar a las personas. ¿Ahora somos asesinos y no nos hemos enterado? Si es así, yo renuncio al título de caballero de la Llave-Espada.— Dije firmemente. No iba a matar a nadie aunque fuera un Maestro el que me lo ordenara. No podría convivir con aquello el resto de mi vida.

—Sois bastantes... Más que suficientes. Vamos a la plaza.—
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
James Bond
28. Samurai
28. Samurai
AnimeDesign
 
Mensajes: 826
Registrado: Mié Dic 05, 2007 6:00 pm
Dinero: 200,000.00
Banco: 15,728.25
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 4

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor EspeYuna » Lun Oct 15, 2012 3:33 pm

Y ya van siete días

Esos fueron mis pensamientos aquella mañana, abriendo mis ojos para dar comienzo a un nuevo día. Había pasado una semana desde que los Maestros habían desaparecido de Tierra de Partida. Ni entrenamientos, ni misiones en el Gremio... los moguris andaban ocupados con sus tareas y parecían no tener tiempo en charlar con los aprendices... algo que me resultaba muy extraño viniendo de Mogara, mi pequeña amiga.

No podía evitar encontrarme algo descolocada frente a aquella situación. Muchos aprendices podrían tomarlo como unas vacaciones, unos días de descanso sin responsabilidades. Incluso la cocina seguía funcionando, así que disponíamos de comida y de un lugar donde dormir.

Pero...

No podía estar tranquila. El no tener noticias de mi Maestro, o de cualquiera de los demás, era algo que me provocaba una sensación desagradable. Un presentimiento extraño, como si algo malo estuviese a punto de ocurrir. Como lo que aconteció en aquel mundo maldito: Bastión Hueco.

Y es que... ¿no era acaso la situación muy familiar? Maestros que habían desaparecido. Días de tranquilidad absoluta, muchos despreocupados por la situación. Había aprendido a estar alerta.

El séptimo día, una nota a los pies de mi cama hizo temerme lo peor.

Reuníos todos conmigo en la sala del trono. Es urgente.
~Ronin


¿El Maestro Ronin? ¿¡Urgente!?

Me vestí lo más rápido que pude y, dejando a Tandy durmiendo en su lado de la cama, salí corriendo hacia los pasillos. Encontré a muchos aprendices que caminaban o, como yo, corrían en dirección a la sala del trono. ¿Qué habría pasado?

Abrí los portones con fuerza, teniendo que pedir perdón a aquellos que recibieron el portazo. Sin embargo, estos ni se inmutaron al golpe. Todos miraban en dirección al fondo de la sala.

La escena pudo haber sido producto de mis más terribles pesadillas, aquellas que no tenían sentido alguno y reflejaban mis miedos, mis inseguridades.

El Maestro Ronin, con un aura... diferente. Su rostro imponía, serio. El odio que desprendía a través de su ojo visible asustaba. Pero no fue aquello lo que más me impactó de la escena.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

El sonido de unas cadenas. Presos. Por mi mente comenzaron a surgir recuerdos desagradables, la visión de amigos que se marchaban para no volver.

Y allí estaban.

R..R-Ragun —musité en un ligero temblor de mis labios. El Maestro Ronin tiró de las cadenas para que sus prisioneros elevaran su barbilla hacia nosotros. Mis ojos se clavaron en los de Ragun, profundizando en el amarillo de su iris.

Todo había cambiado.

Pero, ¿qué estaba pasando? ¿Qué hacía Ronin con los aprendices de Bastión Hueco? ¿Habían ido en busca de ellos al castillo? ¿Traerlos de vuelta?

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí.

¿¡V-Villa Crepúsculo!?

Mi corazón sufrió un parón durante unos segundos, intentando asimilar la información. Villa Crepúsculo. Sincorazón. Peligro.

Mamá, papá, viejo Sendh... Dan.

Busqué con la mirada a Light, pero parecía que él había sentido lo mismo, pues nuestras miradas se cruzaron enseguida. Sabíamos lo que aquello significaba. Recordé los acontecimientos de Espacio Profundo. Esta sensación... ¿es la que tuvo que sufrir Fyk?

Entiendo cómo te sientes

No. Ahora sí podía entender los sentimientos de Fyk. Me sentía tan estúpida...

Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

¿¡Todos los demás Maestros han... caído!? ¿¡Ha sido por culpa de Ryota y los suyos!? —exclamó Light entre las miles de cuestiones y el alboroto que se formó en la sala. Tenía la extraña sensación de que me faltaba aire allí dentro.

¿¡Que habían caído!?

¿A-Akio había...? No... no. ¡¡No es posible!!

Desconozco si los demás sobrevivieron o no —admitió el Maestro de Maestros, cuyo rostro mostró tristeza—. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a estos traidores perseguidores de la oscuridad.

BUM, BUM

¿M-Matar?

¿Aquel hombre que presidía la sala era el Maestro Ronin? ¿Que le habían tendido una emboscada? ¿¡En mi hogar!? Akio, Lyn, Yami, Kazuki... ¡no, no podían estar muertos!

Matar...

¿El odio estaba cegando al Maestro Ronin? ¿Venganza, quizás?

Bajó del trono, arrastrando a sus prisioneros consigo.

Sois bastantes... Más que suficientes. Vamos a la plaza.

De repente, me acordé de las palabras del Maestro Ryota.

CARNE DE CAÑÓN

Tragué saliva. En ese momento me di cuenta de cómo Ragun me observaba fijamente, y sus ojos se dirigieron a otras personas. Fyk, Hitori... Xefil, el cual se encontraba con Light. ¿Qué me había intentado decir Ragun con aquella mirada? Intenté evitarla desde aquel momento, confundida. Y recordé sus palabras en el paraíso isleño donde tuvimos nuestra disputa.

"Débil"

Tierra de Partida no es débil —susurré, convenciéndome a mí misma que Ronin no nos estaba llevando a un matadero—. Y vamos a demostrarlo.

Eso sí, no quería ir sola. Corrí hacia Light y Xefil.

¿Tendremos que luchar... contra ellos? —le preguntó Light a Xefil.

H-Hola, chicos —saludé, algo nerviosa. ¡Y para no estarlo!— Light, ¡tenemos que ir a Villa Crepúsculo! Y... los Maestros... eso de matar... creo que el Maestro está muy afectado. No creo que yo... fuese capaz de...

Paré unos segundos, convenciéndome a su vez que el Maestro Akio seguía vivo. ¡Tenía que tener fe!

¡De... de todas maneras, tenemos que ayudarles! —exclamé, decidida. Notaba el calor de Ángel en mi mano, aún sin haberla empuñado, respondía a lo que mi corazón deseaba.

Y es que estaba dispuesta a darlo todo por mi hogar, por mi familia y por Akio.

Spoiler: Mostrar
He modificado una pequeña errata. Nadhia hablaba de la abuela de Light, pero como se supone que aún no he hecho el encuentro anterior a "Atracción Fatal" donde Light y Nadhia se conocen, pues nada. xD
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor A Nerd Girl » Lun Oct 15, 2012 11:25 pm

Un día cualquiera sin pinta de que fuera aparte de lo común, exceptuando que no había visto ni un segundo a los Maestros desde hace casi una semana, decidí pasarlos descansando en mi cama y charlando, como si fuera algo común, con Mothy.

Todo parecía normal, hasta que vi una nota:
Reuníos todos conmigo en la sala del trono. Es urgente.
~Ronin


El mensaje se despedía diciendo el nombre del Maestro Ronin, alegando de que teníamos que reunirnos todos en la sala del trono. ¿Qué ha pasado? Las pistas que podía dar esta nota eran inexistentes. Me vestí lo más rápido posible, principalmente por si hubiese una futura batalla, con la ropa más cómoda posible.

Bajé sola, Mothy podía seguirme a todos lados pero le pedí que se quedase en Tierra de Partida en cualquier circunstancia. Él lo prometió y lo hará. Tenía que ocuparme yo de mis cosas.

Nada más llegar al lugar un gentío bastante abrumador se tornaba mirando hacia el fondo de la sala. Intenté observar con toda la gente de por delante mío y poniéndome de puntillas para poder ver la fatídica escena.

-Esto es lo que les sucede a los traidores.-

Im-imposible...

Me llevé las manos a la cara para tapar mi rostro atemorizado. ¿Ese era el Ronin de siempre? ¿Él que me ofreció esa sopa? ¿Él que estaba siempre sonriendo o gastando una broma? No lo parecía. Además había atado a los aprendices traidores como si fueran animales. Casi como me ataban mis padres para evitar que me fuera de casa cuando se iban a trabajar.

Al menos esta vez podré disfrutar del espectáculo...

Los miré, no entendí por qué una parte de mi se veía agradada con esa vista. No lo entendía del todo pero una sonrisa de satisfacción se delineó por mi rostro.

-Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí -He aquí la razón de por que notaba su ausencia.-. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...-

Muy bonito, ahora todo el mundo preguntándose qué ha sucedido...

Busqué por la sala a los conocidos que tenía... Muy pocos pero de confianza. Pude observar como Xefil y Light parecía estar juntos, seguro que se habrán echo buenos amigos...

-Desconozco si los demás sobrevivieron o no -¿¡Qué!?-. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.-

¿Matar? ¡Pero si entre esas cadenas estaba mi amiga atada! Me niego, no podría sería algo loco... Me llevé la mano a la frente y suspiré. En verdad no podía negar que me gustaría ver ese "espectáculo".

-Sois bastantes... - Mire seriamente al Maestro, ¿Era el mismo Ronin?-. Más que suficientes. Vamos a la plaza.-

Todo dependerá si me gusta la idea o no.
Avatar de Usuario
A Nerd Girl
31. Francotirador
31. Francotirador
The Unknowns
 
Mensajes: 902
Registrado: Lun Abr 30, 2012 4:52 pm
Dinero: 68,199.31
Banco: 15,749.99
Ubicación: En el Pentágono de tu razón, con una bomba llena de pasión.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Tumblr: happydeliceworld
Estantería de objetos
Karma: 9

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor LightHelco » Mar Oct 16, 2012 12:03 am

Desde hacía una semana que no teníamos ni entrenamientos ni misiones, siquiera había visto a ninguno de los Maestros rondando por el pasillo. Aquello empezaba a ser preocupante y era demasiado similar a lo acontecido en Bastión Hueco, donde estos también habían estado fuera.

Al no haber nada que hacer pasaba las horas leyendo cualquier cosa y a sabiendas de quien era el bibliotecario veía como la pila de libros de mi habitación aumentaba, habiendo ya dos torres formadas.

Aquel día iba a ser ya el séptimo en el que no tuviéramos noticias de los Maestros. Me levanté casi sin ganas dispuesto a coger uno de los libros y esperar a que ese día se acabara cuando vi una pequeña nota a mis pies:

Reuníos todos conmigo en la sala del trono. Es urgente.
~Ronin


¿Reunirnos? ¿Tras haber estado una semana desaparecido eso es todo lo que tienes que decir, Ronin?” me preguntaba a mí mismo mientras salía de la habitación aún a medio vestir. Por el camino vi que otros aprendices se dirigían también hacia allí con prisa, por lo que termine de abrocharme la camisa y colocándome el sombrero aceleré un poco el paso.

Al llegar a la sala de trono vi que ya estaba repleta de aprendices, de los cuales pude reconocer a Nadhia y Light entre otros. Mis ojos pasaron de los rostros de los aprendices al trono central donde estaba sentado Ronin mirándonos con un aire de superioridad mientras con una mano tenía sujetas unas cadenas que por un momento pensé que llevarían a unos perros, pero al fijarme mejor vi que mantenían inmovilizados a otras personas.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

¿Traidores? Fue entonces cuando reconocí entre ellos a los chicos que habían decidido unirse a Ryota y el resto en Bastion Hueco al igual que a… Yagami. Sabía de su cambio de bando desde hace tiempo y era algo que no me había sentado bien, pero aún así no era capaz de verle sufriendo mientras el Maestro intentaba ahogarle con la cadena que tenía alrededor del cuello, al fin y al cabo habíamos acabado llevándonos bien y siendo amigos.

Pero no entendía todo aquello ¿por qué solo Ronin estaba allí? ¿y por qué ahora los trataba así si hacía semanas dijo que no nos molestásemos? El cambio de actitud en el hombre era demasiado radical y esperaba que nos diese una respuesta en aquella reunión.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

¿Todos los Maestros? ¿Kazuki…estaba muerto?

Aquello me chocó más que nada, era consciente de todo lo que habría dicho y pensado sobre mi Maestro, pero…no podía imaginármelo muerto, sabía que era un vago, que tenía menos reflejos que un zombi, pero me había salvado la vida, entregado mi llave espada y entrenado hasta ahora. Preferí pensar que Ronin no fuese el único superviviente, que el resto estuviese vivos, escondidos aun en Villa Crepúsculo pero vivos.

Muchos aprendices pidieron explicaciones e hicieron preguntas ante esta noticia, pero el hombre las ignoró para seguir hablando:

Desconozco si los demás sobrevivieron o no —afirmó consiguiendo que me suspirase aliviado al saber que aun podían seguir vivos —. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

¿Matar a los traidores? Esperaba que solo se refiriese a Ryota y su sequito y no nuestros antiguos amigos y compañeros. Mirase a donde mirase las caras de mis compañeros eran las mismas, nadie se veía capaz de acabar con un amigo. Miraba a Yagami confuso, estando en bandos diferentes acabaríamos peleando, pero… ¿y si me veía obligado a matar? ¿Sería capaz de hacerlo? Estaba seguro de que no. Salvo a cierta persona a la cual no me importaría acortarle su esperanza de vida, dañar al resto me sería imposible.

Mientras cada uno pensaba en aquella palabra, Ronin se levantó tirando tras de sí a sus prisioneros.

Sois bastantes.... Más que suficientes. Vamos a la plaza.

El Maestro echó a andar hacia la puerta llevándose a los aprendices de Bastión Hueco. En el momento en que crucé la mirada con el que había sido mi amigo quise invocar mi arma y destrozar aquellas cadenas que lo retenían, quería convencerle de que volviera a Tierra de Partida o que abandonara el camino de los elegidos de la llave espada. Cualquier cosa con tal de que aquel que decía ser Ronin no lo matara.

Esperé un rato a que la gente se moviera por si veía a alguno de mis compañeros, los primeros que pasaron fueron Light y Nadhia, por lo que decidí unirme a ellos, necesitaba despejarme de aquella idea sobre matar y suponía que hablando con alguien lo conseguría.

¡Light! ¡Nadhia! —les llamé acercándome a ellos —¿Puedo ir con vosotros un rato?, necesito despejarme y hablar con alguien.
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3303
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Saxor » Mar Oct 16, 2012 8:52 pm

<<¿Cómo han podido humillarme de esta manera?>>

Eso era lo único que pensaba Xayim, con el cuerpo poseído de Saxor, cuando se veía en la sala del trono de Tierra de Partida. No solo él, sino todos los traidores se encontraban allí, encadenados como vulgares animales, con correas en el cuello y esposas en las manos. Eso era realmente humillante... sobre todo cuando Ronin les tiraba de las cadenas para que le miraran, con un semblante muchísimo más serio de lo habitual, como cuando alguien intenta regañar a su mascota. Le hervía la sangre cada vez más, y se notaba en la cara de odio que mostraba hacia Ronin. Unos minutos de silencio pasaron, hasta que empezaron a llegar los aprendices de la Luz. Allí se encontraban, entre ellos, los que alguna vez fueron amigos de Saxor, como Light, Fyk y Zait... y otros que le eran indiferente, además de aprendices nuevos. Dos tirones se realizaron, para que los traidores miraran a los aprendices.

Le dolía la cabeza... y todo el cuerpo; aunque por sus energías, a lo mejor habían estado desmayados mucho tiempo. Sus recuerdos eran borrosos. Lo poco que recordaba era haber ido a una misión en la maldita Villa Crepúsculo, y habían sido emboscados por el maestro de los maestros de la Luz.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

¿Sincorazón en Villa Crepúsculo? Eso hizo que Xayim lanzara una sonrisa, casi despectiva, hacia los aprendices del bando opuesto. Les miró uno a uno, a todos los que Saxor conoció alguna vez... en especial a Light, que provenía de Villa Crepúsculo. No recordaba nada, pero sospechaba que la misión habría sido la de expandir los sincorazón por aquel asqueroso mundo.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

Eso daba referencia claramente a los maestros de BH y sus aprendices originales, según entendió, pero él, inconscientemente, también se daba por aludido. El maestro de maestros se levantó, y miró a sus aprendices.

Sois bastantes... Más que suficientes. Vamos a la plaza.

Empezó a caminar, y Ragun, queriendo demostrar superioridad, adelantó a Ronin. Era buena idea. Si mostraban superioridad, en vez de regañadientes, dejarían de parecer bestias salvajes. Mostró la sonrisa de superioridad que siempre mostraba, e intentó adelantar al maestro, pero igualó su velocidad a la de él para contarle una cosa.

Eras... Ronin, el maestro de Saxor, ¿no? Una lástima que no pueda enviarte recuerdos de su parte.─comentó, demostrando su superioridad.─Y como dice mi compañero, ¿qué pasó para que solo salieras tú de la emboscada?
Imagen
Gracias a Ita por la firma~
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

RolKHWorld: Cronología
Spoiler: Mostrar
Primer Arco: Corrupción

1ª Saga
Prólogo: Sólo los más fuertes... [Bastión Hueco]
Encuentro: Recién llegado [Tierra de Partida]
Trama: Un paso atrás [Tierra de Partida]
Trama: Y digo ¡salta! [Coliseo del Olimpo]
Encuentro: La ciudad eterna [El Mundo Inexistente]
Encuentro: Persecución enmascarada [Villa Crepúsculo]
Encuentro: Un lugar al que regresar [Espacio Profundo]
Trama: ¿¡Es que nadie piensa en los niños!? [Islas del Destino]
Misión: Cuidado con los asteroides [Espacio Profundo]
Encuentro: Perros, lagartos y osos parlantes [Bosque de los 100 Acres]
Encuentro: Las apariencias engañan [Tierra de Partida]
Trama: ¡Se me ha metido placton en la nariz! [Atlántica]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Primera parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella: Ruta 3 (Segunda parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Parte final) [Bastión Hueco]

Segundo Arco: Perdición

2ª Saga
Misión: Dulces olores [Monstruo] (Inconclusa)
Trama: Ángeles Caídos [Intersticio entre los mundos]
Encuentro: Laberinto Paranoico [Espacio Paranoico]
Trama: Alianza en las Penumbras [El Mundo Inexistente]
Encuentro: ??? [???]
Encuentro: Pasado olvidado [Ciudad de Paso]
Encuentro: Coincidencias alarmantes [País de Nunca Jamás] (Inconcluso)
Trama: Cada loco con su tema [País de las maravillas]
Evento Preglobal: The End Is Where We Begin (Day 0: The Introduction) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 1 - Sector 1: Crepúsculo) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 2 - Sector 3: Ocaso) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 3 - Sector 4: Túneles) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 4 - Sector 3: Ocaso) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 5 - Sector 2: Atardecer) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: Datastream (Primera parte) [La Red]
Evento Global: Datastream - Ruta de la Eliminación (Segunda parte) [La Red]
Evento Global: Datastream (Parte final) [La Red]

Tercer Arco: Rebelión

3ª Saga
Trama: Crisis de tierras sin dueño [Ciudad de Paso]
Encuentro: Día de monos [Selva Profunda]
Trama: Asalto a la Torre [Torre de los Misterios]
Trama: De cero a héroe [Coliseo del Olimpo]
Trama: En busca del corazón [Espacio Paranoico]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Primera parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido - Ruta del Caído (Segunda parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Parte final) [Castillo del Olvido]
Secret Episode: Another Side, Another Story - The Last Twilight [Villa Crepúsculo]

Cuarto Arco: Colisión

4ª Saga
Trama: Leyendas se contarán [Tierra de Dragones] (en proceso)


No Canon
Especial libre: San Valentín [Tierra de Partida] [Corrupción]
Especial libre: Halloween [Ciudad de Halloween] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2012! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Historias de San Valentín [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Venid, mis pequeños [Villa Crepúsculo] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2013! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: La mansión encantada [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: El laberinto de los corazones [???] [Rebelión]
Especial libre: ¡Los reyes han llegado! [Tierra de Partida] [Rebelión]
Especial libre: La Mansión Encantada II: La Venganza [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: World War Christmas [Tierra de Partida] [Colisión]
Avatar de Usuario
Saxor
42. Atisbota
42. Atisbota
 
Mensajes: 1239
Registrado: Jue Oct 21, 2010 9:14 pm
Dinero: 649,366.31
Banco: 15,749.69
Ubicación: En el Mundo Digital
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Suzume Mizuno » Mar Oct 16, 2012 11:57 pm

Habían pasado siete días.

Siete días desde que los Maestros desaparecieron. Ni entrenamientos, ni control, ni nada. Tampoco habría supuesto una gran diferencia ya que Fátima había perdido a su Maestra, pero seguía resultándole inquietante. ¿A dónde habían ido? ¿Por qué todos de repente?

Pero la vida cotidiana continuaba, nadie parecía molestarse, ni preocuparse, así que se concentró en sacar libros de la biblioteca cada vez más complejos. Estaba bastante satisfecha con sus avances en la lectura, y ya casi consideraba que podía leer a una velocidad aceptable. De vez en cuando practicaba magia y entrenaba a solas, sintiéndose culpable por no mantener un cierto ritmo en sus actividades.

Al séptimo día, cuando Fátima se despertó, preguntándose qué haría ese día, sintiendo que le habían concedido unas extrañas vacaciones que, como no sabía cuándo iban a acabar, no podía ni planear ni disfrutar por completo, encontró una not firmada por Ronin.

Se vistió y bajó a toda prisa a sala del trono, aliviada y curiosa a partes iguales. ¿Qué tripa se le habría roto a Ronin? ¿Les informaría por qué se habían volatilizado de pronto todos los Maestros?

Cuando llegó a la sala ya estaba bastante llena. Se abrió paso, escuchando con extrañeza los murmullos desconcertados, y se preguntó por qué tanta calma.

Entonces vio a Ronin sentado en uno de los tronos. De inmediato, Fátima se percató de que algo estaba mal. Algo había pasado. Sus ojos se clavaron en el rostro serio, ¿serio?, impávido, de Ronin, para luego desviarse hacia las cadenas que sujetaba en las manos. Al final de estas, encadenados como esclavos, por el cuello y las manos, había un grupo de jóvenes.

Fátima reprimió una exclamación, comprendiendo ahora el por qué del desconcierto que flotaba en la sala del trono.

Eran los que habían escogido pasarse al bando de Bastión Hueco.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Ronin dio un brusco tirón de la cadena, forzando a los aprendices a alzar la cabeza. Fátima sintió un golpe de indignación.

“¿Cómo se atreve a tratarlos así?” pensó. “¡Hace nada eran nuestros compañeros, estaban a su cuidado!”.

Pero aquel no era el Ronin de siempre. Su único ojo miraba con frialdad a los cautivos, mientras volvía a asestar un tirón a la cadena. Fátima tragó saliva. Todos tenían un gesto de agotamiento, se mostraban confusos, como si no supieran del todo qué estaba ocurriendo allí.

Desde luego, la que no comprendía nada era Fátima. Lo único que tenía claro era que la indignación corría por sus venas.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí —empezó a explicar Ronin, y Fátima prestó atención, con los labios fruncidos, preguntándose qué excusa justificaría aquel comportamiento tan brutal con unos chavales que, por traidores que fueran, seguían siendo la mayoría poco más que unos críos—. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

“¿Sólo él?” pensó Fátima, que todavía tuvo que repetirse aquella frase un par de veces antes de comprender lo que significaba. Sintió un vacío en el estómago, un escalofrío trepar por su espalda. “¿Qué ha pasado con Lyn? ¿Y con Akio? No, no pueden haber muerto” por mucho que no le gustara Akio, sólo era un niño. Y aunque no conocía demasiado a Lyn, se le vino a la cabeza su gesto de desolación al sostener su muñeca de trapo, rota, entre las manos. “No puede ser” volvió a decirse.

A su alrededor se elevaron los gritos, muchos de ellos expresando sus pensamientos en voz alta. Fátima esperó con el corazón aprisionado en un puño. Ya no era sólo que los Maestros pudieran haber muerto… Si no lo que ello implicaba.
Estaban solos. Sin defensa. Abandonados. Ryota consiguió acceder ya una vez a Tierra de Partida, burlando a los Maestros. ¿Qué sería ahora de ellos, mocosos en pleno aprendizaje sin nadie excepto Ronin que les protegiera?

Desconozco si los demás sobrevivieron o no —confesó Ronin, pero Fátima no pudo evitar suspirar con alivio. ¡Eso significaba que había posibilidades de que estuvieran vivos!—. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

—¿Matar? —musitó ella, sin aliento.

“¿Acaba de decir “matar”?”

Nunca, desde que llegó a Tierra de Partida, le habían dicho nada sobre matar a nadie. No, su tarea se basaba en acabar con los Sincorazón. Nadie le dijo nunca que tuviera que matar a nadie.

Ronin se incorporó, meditabundo, sin mostrarse consciente de la reacción que habían provocado sus palabras.

Sois bastantes... —masculló, acariciándose la barba y sin soltar ni por un momento la cadena que retenía a los aprendices de Bastión Hueco—. Más que suficientes. Vamos a la plaza.

Dicho esto, Ronin se dirigió a la salida, arrastrando consigo a sus rehenes.

Vio que dos aprendices se adelantaban a Ronin y le hablaban como si allí no estuviera pasando nada y se sintió asombrada por su desparpajo. Si ella estuviera en su lugar, y hubiera escuchado las palabras del Maestro de Maestros, se pensaría bastante si provocarle o no. La desaparición de sus compañeros debía de haberle afectado de verdad, lo suficiente para hablar de matar, para atar de una manera tan humillante a esos chicos.

Esa fue la conclusión a la que llegó Fátima, pero no la dejó satisfecha.

Apretó el paso, aproximándose lo suficiente a Ronin como para poder escuchar la respuesta que fuera a darle a los aprendices, si es que se dignaba en responder, pero guardando las distancias. No quería que la gélida furia del Maestro recayera sobre su persona.

Mientras tanto, su cerebro bullía. ¿Pretendía llevarles sin más a Villa Crepúsculo?

Quizás tenía un plan. Si, algo debía de tener pensado. Lo primero ahora era pensar en cómo rescatar a los Maestros, devolverles el favor, puesto que fueron ellos los que evitaron que Ryota acabara con sus vidas en Bastión Hueco.

Aun así, Fátima se quedó con un regusto de insatisfacción e inquietud. No le gustaba nada lo que estaba viendo. No le gustaba la actitud de Ronin.

¿Había sido siempre así y ellos no se habían dado cuenta?

“Ahora lo veremos” se dijo. Estaba convencida de que, dependiendo del comportamiento del Maestro una vez llegaran a la plaza, podrían contemplar su verdadera faceta.

Se estremeció.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor ruan » Mié Oct 17, 2012 8:55 pm

Hacía ya varios días que no pasaba nada en Tierra de Partida, los Maestros no estaban, habían desaparecido sin dejar señal.

En realidad eso no era lo que me molestaba, no me importaban los Maestros.

Lo que en realidad me había incomodado era quedarme sin hacer nada, sin prácticamente moverme. Pasaba todos los días sentado en mi habitación esperando a que ocurriera algo interesante, pero no, no ocurría nada.

Al séptimo día de desaparición de los Maestros hice lo mismo que hacía todos los días al despertar: ir al baño, ducharme, vestirme y sentarme en el escritorio a pensar, escribir o hacer cualquier tontería para pasar el tiempo.

Sin darme cuenta mire al suelo, al pie de mi cama había un papel.

Me levanté de golpe de la silla haciendo que esta se cayera al suelo y cogí el papel con el mayor cuidado del mundo para no romperlo.

Estaba nervioso y no sabía el porqué, no era normal en mí quedarme nervioso por tonterías pero estaba muriendo por saber que contenía ese trozo de papel.

La nota contenía un mensaje de Ronin diciendo que todos fuésemos al salón del trono y que era urgente, seguramente lo de urgente sería una de sus bromas.

Sin pensarlo dos veces abrí la puerta y salí cerrándola de solo un golpe, luego me di cuenta de una cosa, Liss aún seguía durmiendo en la habitación, decidí dejarla por hoy en la habitación.

Al llegar al gran salón del trono observé a todos los aprendices que allí estaban sin mucho interés, pero luego vi algo que me impactó de una manera impresionante. Ronin estaba allí, serio, agarrando con unas cadenas a unas personas.

Esto es lo que les sucede a los traidores.

No me creía lo que estaba viendo. Ronin ya no era aquel que conocí, con sus bromas y risas insoportables, ahora parecía mucho más extraño, este tiraba de las cadenas haciendo que sus prisioneros alzasen la cabeza para que estos miraran hacia todos los aprendices de Tierra de Partida.

No sabía si sentir pena por aquellas personas a los que Ronin había dicho traidores o si sentirme bien por volver a verlo.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí — Ronin me saco de mis pensamientos—. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito...

¿Todos los demás Maestros habían caído en un ataque Sincorazón? ¿Quién les había tendido una trampa?

Supuse que fueron aquellos que se habían ido al mundo prohibido y traicionado Tierra de Partida, como aquellas personas que ahora tendrían su merecido por parte de Ronin. Definitivamente no sabía que pensar sobre todo este asunto, no sabía cómo reaccionar así que me limite a escuchar al maestro.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no — metí mis manos en los bolsillos de mis pantalones y cerré los ojos para centrarme más en lo que decía mi maestro—. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

Esto era algo que no me esperaba en absoluto, la idea de matar me atraía mucho pero algo me decía que alguna cosa no iba bien.

Sois bastantes... — se acarició la barba sin soltar las cadenas de sus prisioneros—. Más que suficientes. Vamos a la plaza.

Ronin se fue a fuera del castillo tirando de las cadenas, yo lo seguí sin pensar, mi mente estaba demasiado ocupada en toda la información recibida.
Imagen
ruan
6. Pirata
6. Pirata
 
Mensajes: 152
Registrado: Dom Ene 16, 2011 11:37 pm
Dinero: 5,731.95
Sexo: Masculino
Karma: 0

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor RedXIII » Jue Oct 18, 2012 11:21 pm

Siete días habían pasado tranquilamente, Siete días para relajarse y pensar, en todo lo malo que había hecho...
Ultimamente no se encontraba demasiado alegre, como de costumbre, aunque intentaba disimularlo como podía.

Aquella noche la paso fuera, durmiendo en la rama de un árbol, aunque hacía algo de viento, no le importo demasiado. Por la mañana se despertó bajo la bella luz del sol, que iluminaba su rostro, bajo perezosamente del árbol y a continuación se dirigió hacia su cuarto para recoger la capa beige que le dio su abuelo hace tiempo, una capa desgastada y medio rota que apenas cubría su cuerpo, después de ponérsela, debajo de su bota, encontró algo, parecía un trozo de papel.

Reuní[||] to[|]os c[|||]igo en [||] sala del trono. Es urg[||]te.
~Roni[|]



Desgraciadamente había manchado la mitad de la hoja con la bota, pero al menos la parte importante podía leerse.

A un ritmo ligero, a se dirigió al salón, en el cual ya pudo observar a algunos aprendices, los cuales ignorarían cualquier intento de socializar con el seguramente como paso la ultima vez, o al menos así lo creía, así que se sentó en la pared con las manos en los bolsillos y aguardo la explicación del Maestro Ronin, no era normal tener a gente con cadenas, aunque fueran enemigos, y mucho menos presentarlos ahí como si nada.

Esto es lo que les sucede a los traidores. Una conclusión a la cual ya había podido llegar al verlos atados con cadenas.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella. Con este regalito... Explicó, a Hiro no le importaba demasiado tampoco, no parecía que tuviera al intención de matarlos, pero tampoco parecía el de siempre.

Desconozco si los demás sobrevivieron o no, pero hay que volver. Para rescatarlos, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

Hiro negó con la cabeza, no estaba de acuerdo con matarlos, nadie tenía que morir por aquella absurda batalla, verdaderamente aquel aspecto de Ronin, el cual no conocía, le estaba impactando bastante.

Mientras Hiro seguía allí, sin inmutarse, mientras, el Maestro Ronin ordenó ir a la Plaza, se dirigió hacia ella tirando de las personas que había "capturado", Hiro, ignorando lo demás, le siguió, unas preguntas rondaban sobre su cabeza, insaciables de saber, le miro fijamente a los ojos.

¿De verdad tienes la intención de matarlos, de verdad crees que los mataremos, en eso consiste "la luz de Tierra de Partida", eliminar a cualquier cosa que se oponga a la luz? — Fue lo único que dijo al Maestro Ronin, aguardando su respuesta.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Evento Preglobal] The End Is Where We Begin

Notapor Zee » Vie Oct 19, 2012 1:43 am

No recuerdo claramente cuándo fue el momento en el que mi hogar fue sepultado por el silencio.

Si mi memoria no me falla, la princesa Aurora estaba a punto de cumplir los dieciséis años. ¿O los había cumplido ya...? Una gran celebración estaba en marcha, de todas maneras. Y como miembro (parcial) de la nobleza, era evidente que yo debería de estar presente, acompañando a mi padre. Serían días ocupados, pues también tendría que ver si podría ser aceptado por los eruditos como uno de sus estudiantes.

Estaba a punto de convertirme en un aprendiz... Fui a la biblioteca, esperando encontrar un libro sobre... ¿sobre qué? No recuerdo...

Negro; oscuridad completa... y luego, un nuevo despertar. Y... soledad.



Ahora, no recuerdo claramente cuándo fue el momento en el que mi segundo hogar también fue sepultado por el silencio.

Días enteros habían transcurrido y, de cierta manera, el castillo había perdido la vida que antes lo había caracterizado como la academia que era. Los Aprendices seguíamos allí, por supuesto, pero los moguris se negaban a dirigirnos la palabra... principalmente a causa de la frecuente cuestión que recorrió los pasillos incontables veces:

"¿Dónde están los Maestros?"

Una semana esperamos pacientemente en la seguridad del castillo, esperando cualquier señal de vida de nuestros seis instructores. O, en el peor de los casos, de los guerreros de la Oscuridad. Pero nada. Absolutamente nada.

Sólo... silencio.



Y el silencio envolvió al castillo hasta el último momento.

Hasta el preciso instante en el que, después de citarnos, el Maestro Ronin pronunció aquellas palabras, tan pesadas y cortantes como el acero de las cadenas que sostenía entre sus manos:

Esto es lo que les sucede a los traidores.

Ragun nos sostuvo la mirada, lleno de una prepotencia poco característico de él, como si haber sido capturado como un traidor le enorgulleciera. Saxor mantenía sus ojos como dagas en Ronin, intentando transmitirle su más profundo odio. El Maestro tiró de las cadenas y les obligó a levantar la cabeza.

Xefil, ¿tú sabes qué está pasando?

Negué con la cabeza tras escuchar la voz de Light a un lado mío. Lo transmití con un gesto porque tuve miedo de llegar a decir algo estúpido, o a gritar incluso, si abría la boca por un instante.

Algo no estaba bien. Apreté los puños y dientes con fuerza.

¿Qué pasaba allí? No lo entendía. Me parecía haber estado levantándome de la cama hacía apenas unos segundos, y ahora todo había terminado en una escena tan increíble.

Hace siete días, los Maestros viajamos a Villa Crepúsculo, alertados por informes de actividad de los Sincorazón allí. Me temo que nos tendieron una emboscada... Y solo yo he salido de ella.

>>Con este regalito...


No está bien. Algo no está bien... ¿Sincorazón en Villa Crepúsculo? ¿Los Maestros, todos salvo Ronin, derrotados? ¿Y los traidores capturados por el monstruo que ocupa el asiento de nuestro viejo Maestro?

Sin duda, algo no estaba bien.

¿Cómo pudieron caer los Maestros ante las fuerzas de la Oscuridad? ¿Cómo pudieron encaminarse ellos solos hacia el peligro, sin siquiera avisarnos de su partida? Éramos sus Aprendices. Habían confiado en nosotros; por eso nos habían dado la oportunidad de tomar la Llave-Espada. ¿No era así?

¿Por qué no nos permitieron acudir en su ayuda?

¿Y por qué... por qué aquello parecía una pesadilla?

Desconozco si los demás sobrevivieron o no —continuó el Maestro, con un atisbo de dolor en su voz—. Pero hay que volver. Para rescatarles, para salvar a los habitantes del mundo... Y para matar a esos traidores que siguen ciegamente a la oscuridad.

Matar a los traidores...

Quise tragar saliva, pero ni siquiera eso pude hacer. Me quedé de pie, tieso como una estatua, mirando sin ver al suelo de la sala del Trono.

¿Tendremos que luchar... contra ellos?

¿Teníamos que... pelar contra nuestros amigos? ¿Axel...? ¿Ragun...?

No seas ridículo... ¿Cómo nos pediría Ronin eso? —respondí, intentando tranquilizarme a mí mismo. Era más una respuesta para mi propia situación que para la cuestión de Light—: Fue un desliz del habla solamente.... Sí, solamente eso...

Aunque... era él quien sostenía las cadenas entre sus manos y arrastraba a los Aprendices de la Oscuridad como si se tratara de un grupo de perros sucios.

En aquel. Preciso. Momento.

Nadhia había llegando corriendo hacia nosotros. Nos saludó brevemente (y nerviosa, sin duda), para después intentar, como yo, justificar las palabras del Maestro Ronin. Respondí a su saludo con un gesto de mano, evitando hablar más de lo que lo había hecho.

¡De... de todas maneras, tenemos que ayudarles!

Asentí con la cabeza.

Pero seguramente... tendríamos que luchar. Incluso si no me agradaba la idea, en lo más mínimo, tendríamos que...

Nanashi.

Vamos de cualquier manera —les dije, comenzando a seguir los pasos del Maestro Ronin. Quise aparentar una tranquilidad que había quedado fuera de mi alcance hacía bastante tiempo, pero mi voz se quebró un poco en el último instante, delatando mi agobio y preocupación. Carraspeé antes de añadir—: No ganaremos nada quedándonos a--

¡Light!¡Nadhia!

Fui interrumpido por un Aprendiz ataviado en vestimentas púrpuras que se quedó a conversar por unos instantes con mis compañeros. No supe si los tres se conocían de antemano, pero aun así reconocí la presencia del muchacho con un gesto de cabeza. Las presentaciones podrían venir después.

Primero... tendría que permitirme digerir todo. E intentar comprender...
Imagen
—You're like that coffee machine: from bean to cup, you fuck up—

~Dondequiera que el arte de la medicina es amado,
también hay un amor a la humanidad~


Imagen

Los pocos Awards que alguna vez gané
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Zee
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 3278
Registrado: Mié Mar 04, 2009 1:37 am
Dinero: 213,276.64
Banco: 15,374.00
Ubicación: .mx
Sexo: Masculino
Clan: Bohemia Lectura
Facebook: Pregunta por MP
Estantería de objetos
Karma: 36

[Evento Preglobal] Ronda #2

Notapor Soul Artist » Vie Oct 19, 2012 11:08 pm

No hubo muchas quejas en el camino. Los aprendices estaban temerosos por las palabras de Ronin, de haber perdido a sus Maestros y de la posibilidad de que la guerra entre ambos bandos hubiese estallado finalmente, conllevando que tuviesen que recurrir a la muerte para dar fin al enfrentamiento...

Xayim fue uno de los pocos que se atrevió a hablar a Ronin, preguntándole en tono burlesco qué había sucedido con los demás Maestros. El hombre se dignó a contestarle:

Nos invitaron a jugar. Si ganábamos, abandonarían Villa Crepúsculo y no volverían a pisarlo jamás, salvando a sus habitantes. Si perdíamos...

Ronin enmudeció, sin atreverse a terminar la frase. Ragun intervino para burlarse de él descaradamente, intentando hacerle daño, puede que provocarle. Si es lo que pretendía... Lo consiguió.

El Maestro detuvo su marcha en los pasillos y agarró las cadenas de Ragun con fuerza, tirando hacia él y estrangulándole con violencia. Si Ragun intentaba poner resistencia, él le pisaría el cuello, dejándole sin respiración completamente para provocar su muerte. El ojo de Ronin brillaba con intensidad, lleno de ira y furia hacia el chico.

Los perros deben guardar silencio.

Ronin quitó el pie del cuello del chico y aflojó las cadenas, permitiéndole respirar de nuevo. Después observó los aprendices de Tierra de Partida en silencio, intimidándoles a todos y casi amenazándoles.

Solo Hikaru se atrevió a hablar, achacando que eran solo aprendices y no asesinos a sueldo. Ronin le escuchó en silencio, sin negarle ninguna de sus palabras: en cuanto hubo terminado, dirigió su mirada nuevamente hacia Ragun. Tiró de su cadena para que levantara la mirada directamente hacia el aprendiz de Tierra de Partida.

Mira a este —animó a Hikaru—. Los Maestros pueden haber muerto y él solo se burla, regocijándose en el sufrimiento de los demás. Ahora aplícalo a los demás: ya han hundido un mundo en la oscuridad, y están haciendo lo mismo con el tuyo. Ellos están dispuestos a matar: si tú no lo estás, ¿cómo les vas a detener?

»Si quieres renunciar a tu Llave Espada, hazlo aquí y ahora. Pero habrás sido cobarde al no atreverte a tomar las riendas en esta guerra.

Con eso dicho, el Maestro se dio la vuelta y se dirigió de nuevo hacia la plaza, acompañado por todos los aprendices. No aceptaría un no por respuesta: irían todos con él, sí o sí. Era su misión más importante hasta la fecha.

Una vez llegaron a la gran plaza de la entrada, el Maestro se dignó a volver a dirigirles la palabra:

Nuestra misión es sencilla —explicó, pasando de nuevo su ojo por encima de todos los presentes—: debemos volver a Villa Crepúsculo para liberarla de sus opresores, los traidores de Bastión Hueco. Intentarán engañaros, pretender que juguéis a sus juegos: no piquéis. Si perdéis, seréis sus prisioneros. Recordad: no todo es lo que parece.

»Tomad esto. Lo necesitaréis para manteneros en contacto conmigo.

Ronin ofreció un móvil a cada aprendiz; incluso los de Bastión Hueco recibieron el suyo, el cual fue introducido en sus bolsillos directamente.

Los perros nos acompañarán —anunció el Maestro, soltando las cadenas de los aprendices de Bastión Hueco y otorgándoles finalmente algo de libertad—. He usado un hechizo para que, en caso de que ataquen a uno de nosotros directa o indirectamente, o simplemente intenten huir, reciban una dolorosa descarga en el cerebro... Que, si es necesario, terminará con su existencia.

Ronin clavó su ojo en los jóvenes traidores, casi desafiándoles a que se atrevieran a atacar o salir corriendo.

Y tomad esto también. Compartidlo como veáis necesario.

El Maestro ofreció un total de treinta pociones a los aprendices. Si se acercaban a coger, solo podrían llevarse una o se llevarían una torta de Ronin por intentar llevarse de más: no estaba en absoluto de humor. Los de Bastión Hueco, incluso prisioneros, podrían acercarse y pedir una para sus bolsillos.

El Maestro extendió su brazo y de él surgió un portal de luz, esperando a ser cruzado por los aprendices.

Debemos marchar ya —explicó él, afirmando con la cabeza—. Nuestros amigos pueden estar corriendo un grave peligro en estos mismos momentos. Si nos quedamos aquí esperando, podemos perder mucho más de lo que creéis.

En cuanto se acercasen al Portal de Luz, Ronin pondría el brazo para bloquear la entrada, con algo más que decir:

Y de paso, si podéis investigar una cosa... —la mirada de Ronin se perdió un momento, pensativo—. Da igual. Olvidadlo.

El Maestro tiró las cadenas de los aprendices de Bastión Hueco al suelo, indicándoles con la cabeza que caminasen hacia el Portal de Luz. No parecía estar para bromas.

Vamos.

Ronin no aceptaría un no por respuesta. O entraban por el Portal de Luz, o les empujaba a su interior por la fuerza. Ni siquiera podrían pararse a llamar a sus mascotas, que no estaban con ellos cuando llegaron allí...

Spoiler: Mostrar
Próxima ronda: 24 de octubre.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Siguiente

Volver a Eventos Globales

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados

cron