[Evento Global] Ruta de los Perdidos

Bavol, Simbad, Gata, Enok, Freya, Hiro, Lyon, Saito

Nunca olvidarás que tomaste parte en alguno de estos jolgorios. Kazuki tampoco.

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro, Sombra

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor Crystal » Vie Sep 18, 2015 12:08 am

Spoiler: Mostrar


Una intensa luz noo tardó en envolver a Freya y a sus dos compañeros. Aquella luz les abría camino hasta Aaron para invitarles a enfrentarse a él. Su expresión mostraba claramente disgusto, puesto que no contaba con todo aquello. Freya estaba nerviosa, y aunque se sentía fuerte, también tenía miedo de qué podría pasar a continuación.

Era el mal personificado, de eso la chica estaba segura. ¿Dónde podrían encontrar sus puntos débiles? Pero lo más importante, ¿los encontrarían a tiempo?

Los tres ocuparon sus respectivos puestos al lado de sus compañeros. Freya se aferró a sus pistolas, notando como sus manos a veces temblaban un poco, pero aquello no le impedía estar concentrada; ella estaba dispuesta a cubrir la espalda de sus compañeros el tiempo que hiciese falta.

De repente un estruendo lo sacudió todo. La pelirrosa tuvo que hacer uso de su equilibrio si no quería acabar por los suelos como de costumbre. Aquello había sido la señal de que su tiempo se acababa.

Después de un corto sermón, todos se dispusieron a atacar. Poco a poco Aaron iba cayendo, volviéndose más frágil ante cada ataque.

Adiós, Nanashi.

Y justo cuando estaba a punto de acabar con la maestra, uno de los tiros de Freya acertó de lleno, acabando así con varios de sus dedos. Aunque todos estaban sorprendidos, Nanashi no dudó en volver a atacar y Aaron se vio obligado a retroceder.

La habéis hecho buena… No sabéis contra qué os enfrentáis… —aseguró.

>>¡Los humanos no sois nada contra la oscuridad! Os lo demostraré.

Era hora de la siguiente transformación de Aaron.

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


Game over.

Ante aquella situación, Freya decidió que era hora de accionar la pulsera que había obtenido con anterioridad; aquello tendría que ayudarlos de alguna manera. La prioridad de la pelirrosa sería cubrir las espaldas de sus compañeros, disparando a Aaron siempre que pudiese. Y si disponía de suficiente suerte, le lanzaría de nuevo un Hielo.

¡Acabemos ya con esto!
Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Crystal
27. Trepador
27. Trepador
The Unknowns
 
Mensajes: 808
Registrado: Lun Jul 21, 2014 3:19 pm
Dinero: 593,885.90
Banco: 15,509.00
Ubicación: En busca de Tidus.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor Suzume Mizuno » Sab Sep 19, 2015 6:53 pm

Spoiler: Mostrar
De nuevo este post pertenece exclusivamente a Sombra (quitando los codes del Guía, maldito el día que se nos ocurrió hacerle hablar así)~




Aquel demonio se había hecho infinitamente más poderoso. Incluso estando a diez metros de él notaron su aura, cada vez más grande y tétrica. Ni el más avezado de los guerreros sería capaz de mantenerle la mirada más de unos segundos a un ser tan maligno.

Sin embargo, por muy demoniaco y poderoso que fuera, seguía siendo un humano, uno que simplemente había escogido el camino incorrecto.

Tras los segundos de sorpresa, la batalla siguió su curso. Aaron dio un gran salto hacia el cielo y se mantuvo en el aire con sus alas. Hizo un movimiento con las manos apuntando a Hiro. Al instante, unas estacas de oscuridad atravesaron las piernas del aprendiz llegando a perforar su costado casi de lado a lado. El aprendiz pudo sentir cómo su interior se corrompía por una oscuridad muy diferente a la energía oscura en sí misma. Aquella oscuridad albergaba maldad. Las estacas se desvanecieron y las graves heridas del aprendiz comenzaron a sangrar.

Toma ejemplo de tu mascota y muere —proclamó entre risas, que duraron poco ya que Simbad le disparó un Quasar que lo golpeó por la espalda, desestabilizando sus alas el tiempo suficiente para que el aprendiz disparase un piro.

El Piro fue el “jaque”, puesto que aquello le hizo caer al suelo de bruces, algo que Saito (o Alice) no tardó en aprovechar. El aprendiz (o al menos su cuerpo) lanzó contra el joven Aaron el artefacto que Nithael les había entregado antes del combate.

Los ojos de Aaron se abrieron como platos y trató de soltar un grito. La explosión llegó antes. Una especie de aura que brillaba tenuemente con la luz de un arcoíris lleno de prismas y extraños cristales luminosos rodeó a Aaron, aplacando y mermando su oscuridad casi por completo. Su cuerpo empezó a volver a su forma original y sus alas se marchitaron como flores sin agua.

Pero no era el momento de apreciar aquel espectáculo. La cuenta atrás del efecto de la bomba no tardaría en llegar a cero.

Hiro lanzó un electro a la cara del Maestro y trató de mantenerse incluso con sus heridas en pie. El electro fue mucho más útil de lo que normalmente habría sido, puesto que la luz del hechizo había logrado quemarle los ojos, que se cubrieron por una capa blanquecina: Aaron se había quedado ciego.

Saito y Lyon, que había invocado su armadura, corrieron hacia Aaron. Lyon hizo varios tajos en el pecho del monstruoso ser y Saito le lanzó una explosión de oscuridad que tiró al suelo a Aaron destruyendo por completo su otro brazo, lo que provocó que ya no pudiese volver a utilizar la llave espada, ni ninguna arma en realidad, puesto que su otra mano ya no tenía más que un par de dedos.

La sangre salió de su cuerpo como de un barril de vino con una fuga. Saito esquivó los golpes ciegos que Aaron daba ahora con su enorme cola, pero en el último momento fue Hiro quien evitó que la cola atravesase su pecho, algo que le habría costado la vida. La cola de Aaron se deshizo con el impacto contra el escudo y el aprendiz de Bastión Hueco lanzó una Flama Tenebrosa de lleno contra su cuerpo que lo lanzó volando contra uno de los cristales empalando su hombro contra él inutilizando también su otro brazo, pero ahora por completo.

Aaron se apartó de allí y rugió con fuerza. Corrió a gran velocidad en línea recta golpeando a Lyon y tirándolo contra el borde de aquel escenario. Las piezas de la armadura se abollaron y muchas otras salieron disparadas por el aire por el brutal impacto.

Sin embargo, por muy peligroso que este aún fuera Aaron era una como una bestia predadora acorralada por sus propias presas. Aaron levantó su pierna a punto de aplastar la cabeza de Lyon cuando un hierro lleno de sangre atravesó su cuerpo.

Simbad había visto el momento oportuno para atacar por detrás con su Llave Espada.

Aaron bajó los hombros y caminó como si se intentase alejar de allí, los efectos de la bomba desaparecieron, pero ya era demasiado tarde para él. Por un instante Aaron los miró sin verlos, casi como si tratase de recordarlos para otra vida, esperando el tiempo que hiciese falta para aparecer una vez más y vengarse... Con más poder que nunca.

Y cayó a los pies de Lyon.

Su cuerpo empezó a desvanecerse en forma de pequeños cristales oscuros, dejando detrás de sí su maldita llave espada.

Un silencio sepulcral cayó sobre todos. No había sido una victoria que se pudiese considerar digna de celebración. Habían ganado, sí. Pero Aaron les había dejado un mal de sabor de boca. Como si se sintiesen amenazados de muerte por algo que había dejado de existir. Habría sido terrible enfrentarse a su verdadero yo, y no a una mera Reminiscencia.

Lo cierto era que a pesar de ser una reminiscencia… Había tenido más libertad de lo normal.

Y de pronto, una fuerte palmada les envió de vuelta al Castillo del Olvido.

Tal vez volver a ver las blancas e impolutas paredes del castillo era lo mejor que pudo haberles pasado… O al menos así sería si continuasen siendo completamente blancas.

Unas horrendas grietas negras se deslizaban por las paredes envolviéndolas como zarzas en un lugar abandonado. La luminosidad del lugar se había vuelto más tenue y una sensación desagradable inundaba todo el pasillo. Al fondo, una puerta de oro puro gigantesca y con el dibujo de dos llaves espadas entrelazadas se alzaba con majestuosidad, emitiendo un brillo dorado que parecía repeler de alguna manera la oscuridad.

La oscuridad había entrado al Castillo. Los sincorazón estaban marchitando aquel lugar, pero los lugares clave del Castillo aún se mantenían, esperando a que los aprendices consiguiesen la mitad de la Llave.

El Guía se apareció frente a ellos, pero ya no con el aspecto de Ronin, ahora aparecía con su forma original, con su capucha. Pero ahora el Guía parecía tener un aspecto mucho más demacrado y cansado.

Habéis ganado, felicidades —alabó con una respiración acelerada—. Pero no es el momento de celebrarlo, el tiempo se acaba, pero ahora estáis preparados.

¿Para qué? —preguntó Nanashi.

Para lo que viene a continuación —contestó el Guía como si fuese algo obvio—. Al otro lado de esa puerta está vuestro objetivo, sin trampa ni cartón. Habéis superado las pruebas, ahora seréis capaces de resistir el poder de la mitad de esa Llave Espada sin morir ni enloquecer en el proceso.

»Sin embargo debéis saber una cosa: la espada está s
ellada por viejos encantamientos. Magia arcana perdida, aquella que Aaron quería poseer. Para liberar la Llave Espada necesitáis dos piedras especiales. Se necesita de energía para romper el sello, energía vital: aquellos que toquen esas rocas perderán la mitad de su energía vital. Tras eso, al menos dos personas tendréis que agarrar la llave. Os preguntaréis por qué no una sola, ¿no?

El Guía levantó sus brazos imitando a una balanza.

La Llave es «una» con el corazón del Castillo del Olvido. Cada mitad alberga miles de recuerdos, la fuerza de ellos se canaliza a través de los que toquen la Llave. Las pruebas han sido en parte para prepararos para esto, habéis demostrado ser aptos para combatir el Olvido, aptos para resistir el poder de los recuerdos y no sucumbir… Excepto aquellos que ya no os acompañan, claro. Bavol, Enok y Gata dormitan en un abismo llamado El Olvido. Podéis liberarlos, pero para ello debéis salvar primero Tierra de Partida.

Ninguno recordaba aquellos nombres, pero les resultaban muy familiares.

—Pero, no solo os espera el fragmento de la Llave Espada al otro lado de la puerta. Seguro que ya lo habéis escuchado en más de una ocasión, algo llamado «Los Perdidos». Es vuestra tarea liberarlos y no hay peros que valgan. Debéis hacerlo, además… Ellos tienen eso que ansiabais buscar. No serviría de mucho revertir el Castillo del Olvido si no conseguís la clave para forjar de nuevo las Cadenas Protectoras que mantenían a raya los sincorazón, ¿cierto? Los Perdidos tienen una magia perdida… Y bueno, son incluso más que eso.

»Otra cosa más. Aquellos que sacrificasteis vuestra Llave Espada… Nunca la perdisteis en realidad. Solamente os hice olvidar cómo se invocaba. Podéis volverlas a invocar cuando queráis, ya os he devuelto ese conocimiento. Las armas que os dimos prestadas daban poderes especiales. El escudo devolvía el daño, la espada era imposible de bloquear, al hacerlo s
urgían heridas en el enemigo y el báculo regeneraba la magia a gran velocidad. Contra reminiscencias funcionaba, pero a lo que os vais a enfrentar son seres reales: Sincorazón. Esas armas serían como juguetes para ellos, no las utilicéis. Lo que hizo Nanashi fue entrar en el lugar donde escondía los recuerdos de cómo invocar la Llave Espada y se llevó el suyo… Aunque, bueno, admito que fui un poco tramposo ahí, no fue un castigo ni nada. Liberar a Aaron estaba planeado desde el principio. Por cierto, Nanashi, el báculo fue una interesante elección: no dejaste de utilizar magia poderosa para protegerlos. Tuviste suerte que el Báculo regenerase tu magia.

El Guía pareció meditar algo por unos segundos.

Qué más… ¡Ah, sí! Como ya dije, la Llave (la mitad de ella, en realidad) es «una» con el corazón del Castillo del Olvido y toda Tierra de Partida. Una mitad es capaz de cambiar la estructura de una sala y de conectarla con cualquier otra estancia de este lugar, siempre y cuando sepáis de su existencia, claro. Las dos mitades unidas os darían el poder de un Dios dentro de este mundo, claro (aunque creo que solo Nithael sería capaz de coger las dos mitades unidas y utilizarlas). Cuando la consigáis y liberéis a Los Perdidos podréis abrir una puerta que os lleve directamente a la entrada, donde vuestros compañeros están luchando contra la horda. Una vez lleguéis a la entrada tendréis que unir vuestra mitad con la de los otros para tener acceso al corazón del mundo.

»Una cosa más, cuando consigáis todo lo que necesitáis aquí arriba, antes de ir a la entrada… Os recomiendo que utilicéis objetos de curación, o lo que os haga falta. Debéis volver para abrir la puerta en el mejor estado que podáis… A saber qué os espera ahí abajo. Por desgracia no puedo tocar ni ver ese lugar ahora mismo. Que los sincorazón entrasen aquí es como si me provocase heridas, al fin y al cabo yo soy un ser creado gracias a los recuerdos de este castillo. Si el castillo resulta herido yo también… Y no puedo entrar a los lugares que ya han sido corrompidos por ellos.

>>¿Tenéis alguna pregunta antes de entrar a la sala de la Llave? Responderé, pero solo UNA pregunta cada uno, y si está dentro de mis límites de conocimiento, claro.


Muy bien, contesta con sinceridad —se adelantó Nanashi—. Nos has explicado cómo liberar el sello de la mitad de la Llave. ¿Pero qué hay de Los Perdidos? Me niego a dejar libre algún peligro que lleva sellado cientos de años, imagino que si han estado encerrados como si este sitio fuese una cárcel es por algo.

El Guía pareció sonreír bajo su capucha.

—¡Pero qué desconfiada eres! Fueron sellados por un buen motivo, no porque hicieran algo malo. Todo lo contrario, fue un premio. Una recompensa. Los necesitaréis si de verdad queréis salir salvar Tierra de Partida… O en vuestro caso —señaló a los miembros de Bastión Hueco—. Conseguir información y volver vivos a casa.

»En fin, ¿quién es el siguiente que quiere preguntar algo antes de ir hacia la puerta?

Nanashi se dirigió a Hiro.

Tu compañero está fuera de peligro, no morirá —informó la Maestra de Bastión Hueco—. Pero está débil y muy grave, continuaré tratando sus heridas con mi magia. Cuando volváis estará como nuevo —aseguró con serenidad.

Spoiler: Mostrar
Ronda de pedir información (¡Bieeeen!) en esta ronda no os calculé el daño ni nada, pero estáis la mayoría bastante débiles (a Hiro le quedaban 3 PV, por ejemplo) y con pocas reservas de magia. Os recomiendo no utilizar ni pociones ni éters hasta que no vayáis a ir a la entrada. El objeto no usado de Nithael se podrá usar más adelante, pero solo dentro del EG. Dicho esto podéis sentiros libres de preguntar, pero solo una, si preguntáis más cosas os ignorará por completo (va por ti, Simbad ¿?) ¡Ya queda muy poco, vosotros podéis!


Fecha límite:miércoles 23 de septiembre a las 23:59
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor xXOrbOOkXx » Lun Sep 21, 2015 9:48 pm

Como fuera, conseguimos derrotarle.

Todavía me temblaba la Llave en mi mano cuando un arcoíris luminoso salió despedido del cuerpo de Aaron. Suena extraño explicándolo así, pero es del todo cierto. Extraño, hermoso y cierto. Muchos atacamos en el preciso momento. Pude verlo todo desde primera fila.

Aaron se tambaleó, nos miró a todos con una mirada vacía, sin vida. Era la mirada de la muerte. Se me hizo un nudo en la garganta, era una visión de lo más perturbadora. Quizá hubiera intentado huir de nosotros, pero ya era muy tarde para él. Se desplomó en el suelo y se quedó como un fardo inerte.

El silencio se apoderó de todos los presentes. Si alguna vez en el transcurso de la batalla hubiera pensado que al vencerle sentiría una sensación de triunfo, franca, indomable, como la brisa de verano... No ocurrió. Sino que un vacío inexorable me carcomió por dentro. No tardé en darme cuenta de que en realidad, el mérito no era demasiado. Le habíamos derrotado, sí, pero a su reminiscencia, y no a él.

Desperté de mi embobamiento con lo que me pareció un chasquido. Me puse alerta de nuevo, a pesar de que estaba francamente en las últimas. Vislumbré con horror las paredes del castillo. El impoluto blanco se veía rasgado por infinidad de zarzas que no auguraban nada bueno, y al final del pasillo nuestro objetivo. Era una puerta enorme, de oro puro y con dos llaves cruzadas. Nuestra meta y billete para salir de aquella pesadilla.

Fruncí el ceño y tragué saliva. Los Sincorazón casi habían aparecido y destruido lo único que podría haberse salvado. Intenté encaminarme hacia la puerta dorada, pero un visitante inesperado apareció. El Guía, de nuevo en su forma original, parecía como abatido, sin fuerzas.

Habéis ganado, felicidades —alabó, sin el tono de burla que me hubiera esperado—. Pero no es el momento de celebrarlo, el tiempo se acaba, pero ahora estáis preparados.

¿Para qué? —preguntó Nanashi.

Para lo que viene a continuación —contestó—. Al otro lado de esa puerta está vuestro objetivo, sin trampa ni cartón. Habéis superado las pruebas, ahora seréis capaces de resistir el poder de la mitad de esa Llave Espada sin morir ni enloquecer en el proceso.

»Sin embargo debéis saber una cosa: la espada está s
ellada por viejos encantamientos. Magia arcana perdida, aquella que Aaron quería poseer. Para liberar la Llave Espada necesitáis dos piedras especiales. Se necesita de energía para romper el sello, energía vital: aquellos que toquen esas rocas perderán la mitad de su energía vital. Tras eso, al menos dos personas tendréis que agarrar la llave. Os preguntaréis por qué no una sola, ¿no?

La Llave es «una» con el corazón del Castillo del Olvido. Cada mitad alberga miles de recuerdos, la fuerza de ellos se canaliza a través de los que toquen la Llave. Las pruebas han sido en parte para prepararos para esto, habéis demostrado ser aptos para combatir el Olvido, aptos para resistir el poder de los recuerdos y no sucumbir… Excepto aquellos que ya no os acompañan, claro. Bavol, Enok y Gata dormitan en un abismo llamado El Olvido. Podéis liberarlos, pero para ello debéis salvar primero Tierra de Partida.

Una punzada surgió en mi pecho. Me sonaban. Me sonaban demasiado. Y no conseguir recordar el por qué me llenaba de incertidumbre. Me crucé de brazos y escruté al Guía. No parecía que mintiera, de hecho, parecía demasiado sincero, como la confesión de Elvias antes de desaparecer por completo. Era la confesión de alguien que estaba a punto de desaparecer.

—Pero, no solo os espera el fragmento de la Llave Espada al otro lado de la puerta. Seguro que ya lo habéis escuchado en más de una ocasión, algo llamado «Los Perdidos». Es vuestra tarea liberarlos y no hay peros que valgan. Debéis hacerlo, además… Ellos tienen eso que ansiabais buscar. No serviría de mucho revertir el Castillo del Olvido si no conseguís la clave para forjar de nuevo las Cadenas Protectoras que mantenían a raya los sincorazón, ¿cierto? Los Perdidos tienen una magia perdida… Y bueno, son incluso más que eso.

Los Perdidos... Por fin. Toda aquella aventura escuchando de ellos, y resultaba que estaban detrás de la puerta, junto con nuestro mayor anhelo. Aquel anhelo por el cual tendrían que sacrificarse (o al menos lo que decía el Guía) dos compañeros.

»Otra cosa más. Aquellos que sacrificasteis vuestra Llave Espada… Nunca la perdisteis en realidad. Solamente os hice olvidar cómo se invocaba. Podéis volverlas a invocar cuando queráis, ya os he devuelto ese conocimiento. Las armas que os dimos prestadas daban poderes especiales. El escudo devolvía el daño, la espada era imposible de bloquear, al hacerlo surgían heridas en el enemigo y el báculo regeneraba la magia a gran velocidad. Contra reminiscencias funcionaba, pero a lo que os vais a enfrentar son seres reales: Sincorazón. Esas armas serían como juguetes para ellos, no las utilicéis. Lo que hizo Nanashi fue entrar en el lugar donde escondía los recuerdos de cómo invocar la Llave Espada y se llevó el suyo… Aunque, bueno, admito que fui un poco tramposo ahí, no fue un castigo ni nada. Liberar a Aaron estaba planeado desde el principio. Por cierto, Nanashi, el báculo fue una interesante elección: no dejaste de utilizar magia poderosa para protegerlos. Tuviste suerte que el Báculo regenerase tu magia.

Qué más… ¡Ah, sí! Como ya dije, la Llave (la mitad de ella, en realidad) es «una» con el corazón del Castillo del Olvido y toda Tierra de Partida. Una mitad es capaz de cambiar la estructura de una sala y de conectarla con cualquier otra estancia de este lugar, siempre y cuando sepáis de su existencia, claro. Las dos mitades unidas os darían el poder de un Dios dentro de este mundo, claro (aunque creo que solo Nithael sería capaz de coger las dos mitades unidas y utilizarlas). Cuando la consigáis y liberéis a Los Perdidos podréis abrir una puerta que os lleve directamente a la entrada, donde vuestros compañeros están luchando contra la horda. Una vez lleguéis a la entrada tendréis que unir vuestra mitad con la de los otros para tener acceso al corazón del mundo.


»Una cosa más, cuando consigáis todo lo que necesitáis aquí arriba, antes de ir a la entrada… Os recomiendo que utilicéis objetos de curación, o lo que os haga falta. Debéis volver para abrir la puerta en el mejor estado que podáis… A saber qué os espera ahí abajo. Por desgracia no puedo tocar ni ver ese lugar ahora mismo. Que los sincorazón entrasen aquí es como si me provocase heridas, al fin y al cabo yo soy un ser creado gracias a los recuerdos de este castillo. Si el castillo resulta herido yo también… Y no puedo entrar a los lugares que ya han sido corrompidos por ellos.

>>¿Tenéis alguna pregunta antes de entrar a la sala de la Llave? Responderé, pero solo UNA pregunta cada uno, y si está dentro de mis límites de conocimiento, claro.


Después de escuchar la chapa del Guía con los puños apretados y la Llave sin desmaterializar, me pensé muy bien la pregunta que querría hacerle mientras la Maestra exponía la suya. La respuesta no me dejó nada en claro. Típico del Guía, lo único que quería era perder el tiempo. Miré con ansiedad las paredes del Castillo y pensé en qué ocurriría si al final resultaba destruido. Sin duda la balanza de la guerra se inclinaría a favor de Bastión Hueco pero... ¿Para qué?

Muy bien Guía —me dirigí él—. ¿Qué les pasará a los dos que toquen la mitad de la Llave?

No era una buena pregunta. Pero si la respuesta era satisfactoria yo mismo me ofrecería para salvar a Tierra de Partida. No era mi hogar. No era mi sitio.

Pero lo era el de muchas más personas.

Así que en cuanto respondiera a todas las preguntas, me encaminaría hacia la Llave y los perdidos, pensando en cuanta energía me quedaría para intentar combatir a los Sincorazón.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
"Atlántica" Perdona pero quiero casarme contigo (Encuentro)

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
"La Cité des Clochés" La última noche en París (Libre)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1528
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 278,842.76
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor H.S Sora » Mié Sep 23, 2015 8:04 pm

Jadeé fuerte, con el corazón de Saito latiendo desbocado. Estaba a punto de recuperarse, pero aún tenía una oportunidad que aprovechar. El combate se zanjaría aquí y ahora.

A pesar de lo imponente que fuese Aaron en aquel estado, seguía estando malherido. No podía haberse recuperado de todo lo que le habíamos hecho así como así. Quizá la transformación le proporcionase un tiempo extra en el que el dolor de antes no le fuese tan notorio... pero tarde o temprano tendría que perderla, de la misma manera que debía haber perdido las capacidad de taparse las heridas con aquella especie de musgo de oscuridad.

Seguía siendo un humano, uno aterrador y de gran poder, pero un solo humano. Tragué saliva.

¿Por qué no me movía entonces a por él? ¿Era Saito que me impedía lanzarme al peligro, o era yo misma la que no se atrevía? Negué con la cabeza repetidas veces, no temería a un despiadado ser como él. Veía inconcebible darle aquella repugnante satisfacción.

Antes de que nadie pudiese hacer nada, Hiro fue atravesado por unas estacas que había invocado aquel demonio alado que estaba suspendido en el aire. Todo pareció ir demasiado deprisa, porque cuando me quise dar cuenta las estacas habían desaparecido y sus heridas habían empezado a sangrar de manera horripilante.

Toma ejemplo de tu mascota y muere —El momento de reír de aquel bastardo cesó en cuanto Simbad atacó con diversos hechizos que le hicieron dejar de volar e incluso le arrojaron a la que sería su perdición.

Era ahora o nunca.

Arrojé contra Aaron el artefacto que el ángel Nithael le había otorgado a Saito deseando de todo corazón que sirviese de verdad para algo, y no tener que llevarme una desilusión al ver que si atacaba a nuestro enemigo con hechizos de afinidad a Oscuridad estos fuesen transformados en vida; pero al ver como abría los ojos tras la sorpresa de encontrarse con aquel extraño objeto, no pude evitar sonreír deseando que aquello le doliese más de lo que se pudiese esperar.

La explosión le envolvió antes de que pudiese llegar a maldecirme o gritarme y, a pesar de que había sido él el que se había llevado todo el daño que aquello le hubiese podido producir, yo me encontré luchando por tratar de conservar el equilibrio en aquel cristalino lugar; por su parte Aaron estaba atrapado en una aura luminosa llena de formas y colores que estaba carcomiendo aquella tenebrosa forma del monstruo, destrozando incluso las alas que le permitían creerse un Dios frente a nosotros.

Tenía treinta segundos escasos, por lo que eché a correr sin saber por cuanto tiempo conseguiría dirigir el rumbo de mis pasos, temiendo derrumbarme frente a él antes de poder atacar.

Hiro atacó primero con un hechizo eléctrico a la cara del Gran Maestro, al que afectó de sobremanera, cubriendo los ojos de este por una capa blanca que me resultó demasiado desagradable como para tratar de seguir mirándole a sus ojos, que mantenían una extraña expresión de visión; por suerte llegué a mantenerme estable como para poder dirigir un ataque combinado con Lyon.

Aprovechando que él había realizado varios cortes en su pecho ataqué con uno de los mayores ataques de Oscuridad que Saito tenía, tirándole al suelo a la par que destrozaba el brazo con el que estaba usando aquella arma. Sangrando, sin su poder, sin un brazo y sin la mitad de dedos de otra mano... ya podía despedirse de atacarnos. O de intentar ganarnos, estaba acabado se mirase por donde se mirase.

Pero a pesar de todo no cedía, y empezó a golpearme con la cola que todavía conservaba de aquella demoníaca transformación. En un principio esquivar aquellos golpes no me había supuesto demasiada dificultad, pero entonces perdí el control de la mitad del cuerpo, impidiéndome despegar los pies del suelo.

Se había acabado todo, tanto para mi como para Saito. Ni con la armadura lograría evitar ser atravesada por la cola que se acercaba peligrosamente hacia mi pecho. Era el fin. No sabía si dejar los ojos cerrados para tratar de evitar el dolor de manera innecesaria, o por el contrario mirar a la muerte a los ojos hasta el final.

Mi respiración se detuvo, junto a los latidos de aquel corazón que no era el mío.


***

Se acabó, Alice.

Yo... lo siento...

***


En el aire empezaron a flotar unas finas volutas de luz, y mi respiración se agitó de forma súbita al ver que el malherido de Hiro se había interpuesto en el mortal golpe, destrozando la cola de aquel monstruoso ser llamado Aaron, que tanto daño había hecho.

¡¡¡Aaroooooon!!! —Lancé una Flama Tenebrosa mientras gritaba lleno de furia entremezclada con euforia por volver a tener control sobre mi mismo.

El ataque le dio de lleno devolviéndole el choque contra uno de aquellos cristales, solo que para desgracia suya este empaló su hombro por completo. Inutilizado de brazos y cola, solo le faltaban las piernas para que no pudiese hacer daño a nadie; aunque lejos de rendirse se “recuperó” para arremeter contra Lyon llevándoselo por delante hasta casi el borde de aquel abismal lugar en el que nos había transportado para luchar contra él.

Corrí hacia Lyon todo lo rápido que mis piernas me permitían ya que Aaron se disponía a llevárselo por delante costase lo que coste, cuando...

Chás.

La Llave Espada de Simbad había atravesado el pecho de Aaron desde detrás llenándose esta de la sangre de él; se tambaleó como si tratase de alejarse de nosotros para perecer en paz con el Olvido, dirigiendo su última mirada hacia nosotros a la par que caía a los pies de Lyon, derrotado de nuevo. Una sensación de desasosiego inundó mi alma, como si supiese que Aaron había grabado a fuego mi nombre y mi esencia para vengarse en un más allá del que ninguno podríamos escapar.

Se desvaneció en fragmentos de oscuridad sin dejar rastro alguno, a excepción de la Llave Espada que había pertenecido a una generación de auténticos genios. Lástima que Aaron hubiese acabado escogiendo el camino equivocado, uno que lo acabó llevando a una perdición de oscuridad sin salida.

Me acerqué con sigilo al trozo de hierro abandonado que el Maestro Corrupto Aaron había dejado tras de sí. Habiendo sido eliminado con la Llave Espada ya no tendría cabida en aquel Castillo, ni en ningún otro lugar que no fuesen los recovecos de odio que había generado por su paso en el mundo.

Era un psicópata, un maníaco despiadado y cruel arrogante que no merecía la más leve de las compasiones... pero aún así dudé. Le odiaba con todas mis fuerzas, pero dudé. Todos merecíamos un último adiós, incluso él.

Me agacharía y trataría de recoger su Llave Espada y guardármela para tratar de darle sepultura más adelante; si no podía porque alguna clase de magia me impedía sacarla de aquella sala o por que se empezase a desvanecer, la recogería de todas formas para dejarla caer en el Abismo sin fin en el que todavía nos encontrábamos mientras le dedicaba una última oración.

No podía hablar con mis compañeros sobre nada de lo que me había sucedido con Alice, ¿acaso podrían creerme? ¿Querrían hacerlo? Además, después de la batalla contra Aaron todos nos habíamos quedado mudos, con el sabor de una victoria agridulce en nuestros labios. Ningún grito de júbilo, ninguna celebración. Habíamos matado al fantasma de lo que algún día había sido un genio y un excepcional Portador, pero no dejaba de ser eso: una sombra a la que apenas habíamos podido vencer.

Pero aceptar la verdad era demasiado doloroso, resultaba más fácil esconderse en la máscara del silencio.

Una palmada nos transportó a otro lugar que en un principio no pude reconocer. Acostumbrado a la blancura de sus paredes, no pude reconocer el Castillo del Olvido; un sin fin de grietas abrazaban las paredes de aquella construcción que parecía haber perdido algo que no sabría explicar, como si aquel inmaculado lugar hubiese sido corrompido a la fuerza.

Y es que Aaron ya nos había advertido de que los Sincorazón habían podido entrar en el Castillo, y si no nos dábamos prisa sería cuestión de tiempo que todo quedase carcomido por la oscuridad y si aquello sucedía, sería también nuestro fin; pero por suerte nosotros ya estábamos alcanzando la meta, y es que una enorme puerta de oro con un hermoso grabado que parecía resplandecer por si solo nos daba la bienvenida.

Nuestro encapuchado Guía se apareció frente a nosotros, con un aspecto que resultaba poco tranquilizador. ¿Habría estado luchando contra los Sincorazón?

Habéis ganado, felicidades Pero no es el momento de celebrarlo, el tiempo se acaba, pero ahora estáis preparados.

¿Para qué?

Para lo que viene a continuación —El Guía le respondió a la Maestra Nanashi con suma rapidez, parecía agotado—. Al otro lado de esa puerta está vuestro objetivo, sin trampa ni cartón. Habéis superado las pruebas, ahora seréis capaces de resistir el poder de la mitad de esa Llave Espada sin morir ni enloquecer en el proceso.

»Sin embargo debéis saber una cosa: la espada está s
ellada por viejos encantamientos. Magia arcana perdida, aquella que Aaron quería poseer. Para liberar la Llave Espada necesitáis dos piedras especiales. Se necesita de energía para romper el sello, energía vital: aquellos que toquen esas rocas perderán la mitad de su energía vital. Tras eso, al menos dos personas tendréis que agarrar la llave. Os preguntaréis por qué no una sola, ¿no?

Asentí curioso, mientras él se limitaba a alzar sus brazos como si de una balanza se tratase, formando una especie de equilibrio cuyo significado no entendía en este caso.

La Llave es «una» con el corazón del Castillo del Olvido. Cada mitad alberga miles de recuerdos, la fuerza de ellos se canaliza a través de los que toquen la Llave. Las pruebas han sido en parte para prepararos para esto, habéis demostrado ser aptos para combatir el Olvido, aptos para resistir el poder de los recuerdos y no sucumbir… Excepto aquellos que ya no os acompañan, claro. Bavol, Enok y Gata dormitan en un abismo llamado El Olvido. Podéis liberarlos, pero para ello debéis salvar primero Tierra de Partida.

No recordaba ninguno de aquellos tres nombres ni a las personas que les pertenecían, pero por algún motivo desconocido me creía lo que el Guía nos decía. No tenía motivos para mentirnos, no ahora por lo menos.

—Pero, no solo os espera el fragmento de la Llave Espada al otro lado de la puerta. Seguro que ya lo habéis escuchado en más de una ocasión, algo llamado «Los Perdidos». Es vuestra tarea liberarlos y no hay peros que valgan. Debéis hacerlo, además… Ellos tienen eso que ansiabais buscar. No serviría de mucho revertir el Castillo del Olvido si no conseguís la clave para forjar de nuevo las Cadenas Protectoras que mantenían a raya los sincorazón, ¿cierto? Los Perdidos tienen una magia perdida… Y bueno, son incluso más que eso.

Le miré extrañado, sin acabar de entender lo que quería decir referente a Los Perdidos, pero traté de quitarle importancia. Fuese lo que fuese, lo descubriríamos dentro de muy poco.

»Otra cosa más. Aquellos que sacrificasteis vuestra Llave Espada… Nunca la perdisteis en realidad. Solamente os hice olvidar cómo se invocaba. Podéis volverlas a invocar cuando queráis, ya os he devuelto ese conocimiento. Las armas que os dimos prestadas daban poderes especiales. El escudo devolvía el daño, la espada era imposible de bloquear, al hacerlo surgían heridas en el enemigo y el báculo regeneraba la magia a gran velocidad. Contra reminiscencias funcionaba, pero a lo que os vais a enfrentar son seres reales: Sincorazón. Esas armas serían como juguetes para ellos, no las utilicéis. Lo que hizo Nanashi fue entrar en el lugar donde escondía los recuerdos de cómo invocar la Llave Espada y se llevó el suyo… Aunque, bueno, admito que fui un poco tramposo ahí, no fue un castigo ni nada. Liberar a Aaron estaba planeado desde el principio. Por cierto, Nanashi, el báculo fue una interesante elección: no dejaste de utilizar magia poderosa para protegerlos. Tuviste suerte que el Báculo regenerase tu magia.

Guardé la espada imposible de bloquear, agradeciendo en silencio a mi Maestra por lo mucho que nos había protegido y cerré los ojos con lentitud mientras cogía aire y trataba de invocar la Llave Espada que tanto de menos había echado. Al abrirlos me encontré con la compañera que me había llevado hasta donde estaba, y no pude evitar sonreír por haberla recuperado —aunque por lo visto jamás la hubiese perdido.

Qué más… ¡Ah, sí! Como ya dije, la Llave (la mitad de ella, en realidad) es «una» con el corazón del Castillo del Olvido y toda Tierra de Partida. Una mitad es capaz de cambiar la estructura de una sala y de conectarla con cualquier otra estancia de este lugar, siempre y cuando sepáis de su existencia, claro. Las dos mitades unidas os darían el poder de un Dios dentro de este mundo, claro (aunque creo que solo Nithael sería capaz de coger las dos mitades unidas y utilizarlas). Cuando la consigáis y liberéis a Los Perdidos podréis abrir una puerta que os lleve directamente a la entrada, donde vuestros compañeros están luchando contra la horda. Una vez lleguéis a la entrada tendréis que unir vuestra mitad con la de los otros para tener acceso al corazón del mundo.

»Una cosa más, cuando consigáis todo lo que necesitáis aquí arriba, antes de ir a la entrada… Os recomiendo que utilicéis objetos de curación, o lo que os haga falta. Debéis volver para abrir la puerta en el mejor estado que podáis… A saber qué os espera ahí abajo. Por desgracia no puedo tocar ni ver ese lugar ahora mismo. Que los sincorazón entrasen aquí es como si me provocase heridas, al fin y al cabo yo soy un ser creado gracias a los recuerdos de este castillo. Si el castillo resulta herido yo también… Y no puedo entrar a los lugares que ya han sido corrompidos por ellos.

Traté de retener toda aquella información que el Guía nos había estado dando y la resumí de manera esquematizada para mis adentros: debíamos conseguir aquella mitad de la Llave y como mínimo se necesitaban cuatro personas para lograr completar con éxito el proceso; después tendríamos que liberar a los famosos Perdidos para obtener la claves para fortalecer las cadenas de Tierra de Partida —además de poder ser una nueve fuente de información— y por último habría que usar aquella mitad de Llave Espada para volver al portón con el que nos habíamos encontrado nada más entrar en el Castillo y lograr salvarlo todo antes de que los Sincorazón lo corrompiesen por completo.

>>¿Tenéis alguna pregunta antes de entrar a la sala de la Llave? Responderé, pero solo UNA pregunta cada uno, y si está dentro de mis límites de conocimiento, claro.

Muy bien, contesta con sinceridad —dijo Nanashi siendo la primera—. Nos has explicado cómo liberar el sello de la mitad de la Llave. ¿Pero qué hay de Los Perdidos? Me niego a dejar libre algún peligro que lleva sellado cientos de años, imagino que si han estado encerrados como si este sitio fuese una cárcel es por algo.

—¡Pero qué desconfiada eres! —El Guía pareció divertirse con aquella pregunta— Fueron sellados por un buen motivo, no porque hicieran algo malo. Todo lo contrario, fue un premio. Una recompensa. Los necesitaréis si de verdad queréis salir salvar Tierra de Partida… O en vuestro caso —Se dirigió a todos los que éramos de Bastión Hueco en aquel momento—. Conseguir información y volver vivos a casa.

A decir verdad, la única información que habíamos logrado obtener era referente al pasado de Tierra de Partida y a algunos de sus miembros... por lo que esperaba que el descubrimiento que nos esperase más adelante lograse arrojar un poco de luz y de nueva información para nuestro bando. A pesar de que volver con las manos vacías era algo que no me era concebible, mi prioridad en aquel momento era la de intentar volver sano y salvo junto al resto de mis compañeros y amigos.

»En fin, ¿quién es el siguiente que quiere preguntar algo antes de ir hacia la puerta?

Empecé a pensar en la pregunta ante aquella interrupción del Guía, y un extraño retazo del momento de la batalla contra Aaron acudió a mi mente de inmediato. Yo no había estado presente en aquella parte pero si lo que recordaba era cierto, había sucedido algo muy peculiar a lo que empecé a dar vueltas.

Muy bien Guía —apuntó Simbad de pronto—. ¿Qué les pasará a los dos que toquen la mitad de la Llave?

Busqué con la mirada a Nanashi para tratar de comentar con ella aquello que me había estado haciendo cavilar desde hacía un rato, pero esta se encontraba conversando con Hiro acerca de la salud de su Moguri y le aseguró que seguiría tratando las heridas de la mascota hasta nuestro regreso... por lo que en el interior de aquella gran puerta dorada, estábamos solos.

No se me había ocurrido ninguna otra pregunta en todo aquel rato, y dado que no quería que ningún otro compañero tuviese la misma idea que yo y la dijese antes, decidí arriesgarme con la posibilidad de que mi pregunta fuese la más absurda que se dijese y haber malgastado aquel regalo que el Guía nos había otorgado.

Supongo que es mi turno —comentaría dirigiéndome al Guía—. En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Una vez me respondiese, existiendo la posibilidad de que aquella pregunta estuviese fuera de sus conocimientos y no lo supiese, me dirigiría a la gran puerta tras escuchar las preguntas y respuestas de los demás y entraría junto a ellos.

Había llegado el momento de conseguir la mitad de la Llave y de salvar a Los Perdidos.
Imagen

Muchas grácias por el avatar Mepi ^^
H.S Sora
22. Espectro
22. Espectro
 
Mensajes: 655
Registrado: Mar Sep 25, 2012 7:43 pm
Dinero: 3,775.22
Banco: 213,774.43
Sexo: Masculino
Karma: 3

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor Marioxulo » Mié Sep 23, 2015 8:39 pm

Tras mucho esfuerzo y la compenetración de todos, logramos derrotar al fin a Aaron. Extenuado, observé como el cuerpo de aquel bastardo desaparecía, como si de cristales se tratase. Pero no hubo sentimiento de victoria o algo parecido. A pesar de haber ganado, todos nos sentimos derrotados. Pero entonces volvimos a la realidad. El recuerdo desapareció por completo, dando paso de nuevo a la tediosa sala monocromática del castillo. Pero algo malo pasaba. Las paredes se encontraban ahora agrietadas, y la luminosidad era mucho menor. Al fondo, sin embargo, la sale donde se encontraba la mitad de la llave se mantenía impoluta, como un último resquicio de seguridad.

El Guía volvió a hacer acto de presencia, pero ahora con su atuendo original.

Habéis ganado, felicidades —nos dijo—. Pero no es el momento de celebrarlo, el tiempo se acaba, pero ahora estáis preparados.

¿Para qué? —preguntó Nanashi.

Para lo que viene a continuación —contestó—. Al otro lado de esa puerta está vuestro objetivo, sin trampa ni cartón. Habéis superado las pruebas, ahora seréis capaces de resistir el poder de la mitad de esa Llave Espada sin morir ni enloquecer en el proceso.

»Sin embargo debéis saber una cosa: la espada está s
ellada por viejos encantamientos. Magia arcana perdida, aquella que Aaron quería poseer. Para liberar la Llave Espada necesitáis dos piedras especiales. Se necesita de energía para romper el sello, energía vital: aquellos que toquen esas rocas perderán la mitad de su energía vital. Tras eso, al menos dos personas tendréis que agarrar la llave. Os preguntaréis por qué no una sola, ¿no?

>>La Llave es «una» con el corazón del Castillo del Olvido. Cada mitad alberga miles de recuerdos, la fuerza de ellos se canaliza a través de los que toquen la Llave. Las pruebas han sido en parte para prepararos para esto, habéis demostrado ser aptos para combatir el Olvido, aptos para resistir el poder de los recuerdos y no sucumbir… Excepto aquellos que ya no os acompañan, claro. Bavol, Enok y Gata dormitan en un abismo llamado El Olvido. Podéis liberarlos, pero para ello debéis salvar primero Tierra de Partida.

Bavol... Me sonaba. Muchísimo. Demasiado, a decir verdad, y me molestaba no poder recordar de que. ¿Quién diablos era?

—Pero, no solo os espera el fragmento de la Llave Espada al otro lado de la puerta. Seguro que ya lo habéis escuchado en más de una ocasión, algo llamado «Los Perdidos». Es vuestra tarea liberarlos y no hay peros que valgan. Debéis hacerlo, además… Ellos tienen eso que ansiabais buscar. No serviría de mucho revertir el Castillo del Olvido si no conseguís la clave para forjar de nuevo las Cadenas Protectoras que mantenían a raya los sincorazón, ¿cierto? Los Perdidos tienen una magia perdida… Y bueno, son incluso más que eso.

>>»Otra cosa más. Aquellos que sacrificasteis vuestra Llave Espada… Nunca la perdisteis en realidad. Solamente os hice olvidar cómo se invocaba. Podéis volverlas a invocar cuando queráis, ya os he devuelto ese conocimiento. Las armas que os dimos prestadas daban poderes especiales. El escudo devolvía el daño, la espada era imposible de bloquear, al hacerlo surgían heridas en el enemigo y el báculo regeneraba la magia a gran velocidad. Contra reminiscencias funcionaba, pero a lo que os vais a enfrentar son seres reales: Sincorazón. Esas armas serían como juguetes para ellos, no las utilicéis. Lo que hizo Nanashi fue entrar en el lugar donde escondía los recuerdos de cómo invocar la Llave Espada y se llevó el suyo… Aunque, bueno, admito que fui un poco tramposo ahí, no fue un castigo ni nada. Liberar a Aaron estaba planeado desde el principio. Por cierto, Nanashi, el báculo fue una interesante elección: no dejaste de utilizar magia poderosa para protegerlos. Tuviste suerte que el Báculo regenerase tu magia.

Excelente. Podría seguir usando la llave espada. Al fin una buena noticia.

Qué más… ¡Ah, sí! Como ya dije, la Llave (la mitad de ella, en realidad) es «una» con el corazón del Castillo del Olvido y toda Tierra de Partida. Una mitad es capaz de cambiar la estructura de una sala y de conectarla con cualquier otra estancia de este lugar, siempre y cuando sepáis de su existencia, claro. Las dos mitades unidas os darían el poder de un Dios dentro de este mundo, claro (aunque creo que solo Nithael sería capaz de coger las dos mitades unidas y utilizarlas). Cuando la consigáis y liberéis a Los Perdidos podréis abrir una puerta que os lleve directamente a la entrada, donde vuestros compañeros están luchando contra la horda. Una vez lleguéis a la entrada tendréis que unir vuestra mitad con la de los otros para tener acceso al corazón del mundo.


»Una cosa más, cuando consigáis todo lo que necesitáis aquí arriba, antes de ir a la entrada… Os recomiendo que utilicéis objetos de curación, o lo que os haga falta. Debéis volver para abrir la puerta en el mejor estado que podáis… A saber qué os espera ahí abajo. Por desgracia no puedo tocar ni ver ese lugar ahora mismo. Que los sincorazón entrasen aquí es como si me provocase heridas, al fin y al cabo yo soy un ser creado gracias a los recuerdos de este castillo. Si el castillo resulta herido yo también… Y no puedo entrar a los lugares que ya han sido corrompidos por ellos.

>>¿Tenéis alguna pregunta antes de entrar a la sala de la Llave? Responderé, pero solo UNA pregunta cada uno, y si está dentro de mis límites de conocimiento, claro.


Una sola pregunta... Bueno, mejore que nada era. Aunque no se me ocurría nada realmente que preguntar. Sin embargo, uno de mis compañeros se adelantó para hacerle una primera pregunta.

Muy bien Guía —dijo—. ¿Qué les pasará a los dos que toquen la mitad de la Llave?

Supongo que es mi turno —dijo Saito, dirigiéndose al Guía—. En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Si, buena pregunta. El Guía no había dicho nada de ello, quizás tuviese algún truco o algo así. Se me ocurrió entonces una pregunta para el Guía.

Bueno, nosotros hemos conseguido nuestro objetivo, tenemos nuestra mitad. Pero... ¿que ha sido de los otros dos grupos?

Una vez respondiese, me dirigiría con mis compañeros a la puerta, dispuesto a recoger la llave espada.
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen


Imagen


Do u even heingue?

Spoiler: Mostrar
Imagen

To mi amol pa Aru por las lindas firmas
Avatar de Usuario
Marioxulo
9. Defensor
9. Defensor
The Unknowns
 
Mensajes: 255
Registrado: Lun May 26, 2014 11:28 pm
Dinero: 166,105.82
Banco: 15,457.00
Estantería de objetos
Karma: 5

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor Crystal » Mié Sep 23, 2015 10:12 pm

Spoiler: Mostrar


Tras una ardua batalla, finalmente los aprendices salieron victoriosos. Freya observó asombrada, y a la vez agotada, como Aaron se desvanecía en forma de pequeños cristales, dejando allí su llave espada. Sin embargo, ¿dónde estaba la sensación de alivio, de sentir que por fin habían ganado? Solo hubo silencio.

De pronto, volvieron al Castillo del Olvido. Pero aquello no parecía el lugar dónde habían estado antes. Las grietas inundaban las paredes, y una sensación desagradable inundaba el ambiente. Al fondo de todo encontraron una gran puerta de oro con el dibujo de dos llaves espadas. Era majestuosa, lo más bonito de aquel lugar tan tétrico.

El Guía apareció frente a ellos.

Habéis ganado, felicidades —comentó—. Pero no es el momento de celebrarlo, el tiempo se acaba, pero ahora estáis preparados.

¿Para qué? —preguntó Nanashi por todos.

Para lo que viene a continuación —contestó el Guía—. Al otro lado de esa puerta está vuestro objetivo, sin trampa ni cartón. Habéis superado las pruebas, ahora seréis capaces de resistir el poder de la mitad de esa Llave Espada sin morir ni enloquecer en el proceso.

»Sin embargo debéis saber una cosa: la espada está s
ellada por viejos encantamientos. Magia arcana perdida, aquella que Aaron quería poseer. Para liberar la Llave Espada necesitáis dos piedras especiales. Se necesita de energía para romper el sello, energía vital: aquellos que toquen esas rocas perderán la mitad de su energía vital. Tras eso, al menos dos personas tendréis que agarrar la llave. Os preguntaréis por qué no una sola, ¿no?

El Guía imitó una balanza.

La Llave es «una» con el corazón del Castillo del Olvido. Cada mitad alberga miles de recuerdos, la fuerza de ellos se canaliza a través de los que toquen la Llave. Las pruebas han sido en parte para prepararos para esto, habéis demostrado ser aptos para combatir el Olvido, aptos para resistir el poder de los recuerdos y no sucumbir… Excepto aquellos que ya no os acompañan, claro. Bavol, Enok y Gata dormitan en un abismo llamado El Olvido. Podéis liberarlos, pero para ello debéis salvar primero Tierra de Partida.

Bavol... Enok... Freya no recordaba quienes eran, pero su corazón se encogió unos instantes y tuvo que llevarse la mano al pecho, intentando librarse de aquel sentimiento desgarrador. ¿Por qué sentía la necesidad de salvarlos?

—Pero, no solo os espera el fragmento de la Llave Espada al otro lado de la puerta. Seguro que ya lo habéis escuchado en más de una ocasión, algo llamado «Los Perdidos». Es vuestra tarea liberarlos y no hay peros que valgan. Debéis hacerlo, además… Ellos tienen eso que ansiabais buscar. No serviría de mucho revertir el Castillo del Olvido si no conseguís la clave para forjar de nuevo las Cadenas Protectoras que mantenían a raya los sincorazón, ¿cierto? Los Perdidos tienen una magia perdida… Y bueno, son incluso más que eso.

»Otra cosa más. Aquellos que sacrificasteis vuestra Llave Espada… Nunca la perdisteis en realidad. Solamente os hice olvidar cómo se invocaba. Podéis volverlas a invocar cuando queráis, ya os he devuelto ese conocimiento. Las armas que os dimos prestadas daban poderes especiales. El escudo devolvía el daño, la espada era imposible de bloquear, al hacerlo surgían heridas en el enemigo y el báculo regeneraba la magia a gran velocidad. Contra reminiscencias funcionaba, pero a lo que os vais a enfrentar son seres reales: Sincorazón. Esas armas serían como juguetes para ellos, no las utilicéis. Lo que hizo Nanashi fue entrar en el lugar donde escondía los recuerdos de cómo invocar la Llave Espada y se llevó el suyo… Aunque, bueno, admito que fui un poco tramposo ahí, no fue un castigo ni nada. Liberar a Aaron estaba planeado desde el principio. Por cierto, Nanashi, el báculo fue una interesante elección: no dejaste de utilizar magia poderosa para protegerlos. Tuviste suerte que el Báculo regenerase tu magia.

El Guía se tomó unos instantes para meditar de nuevo.

Qué más… ¡Ah, sí! Como ya dije, la Llave (la mitad de ella, en realidad) es «una» con el corazón del Castillo del Olvido y toda Tierra de Partida. Una mitad es capaz de cambiar la estructura de una sala y de conectarla con cualquier otra estancia de este lugar, siempre y cuando sepáis de su existencia, claro. Las dos mitades unidas os darían el poder de un Dios dentro de este mundo, claro (aunque creo que solo Nithael sería capaz de coger las dos mitades unidas y utilizarlas). Cuando la consigáis y liberéis a Los Perdidos podréis abrir una puerta que os lleve directamente a la entrada, donde vuestros compañeros están luchando contra la horda. Una vez lleguéis a la entrada tendréis que unir vuestra mitad con la de los otros para tener acceso al corazón del mundo.

»Una cosa más, cuando consigáis todo lo que necesitáis aquí arriba, antes de ir a la entrada… Os recomiendo que utilicéis objetos de curación, o lo que os haga falta. Debéis volver para abrir la puerta en el mejor estado que podáis… A saber qué os espera ahí abajo. Por desgracia no puedo tocar ni ver ese lugar ahora mismo. Que los sincorazón entrasen aquí es como si me provocase heridas, al fin y al cabo yo soy un ser creado gracias a los recuerdos de este castillo. Si el castillo resulta herido yo también… Y no puedo entrar a los lugares que ya han sido corrompidos por ellos.

>>¿Tenéis alguna pregunta antes de entrar a la sala de la Llave? Responderé, pero solo UNA pregunta cada uno, y si está dentro de mis límites de conocimiento, claro.


Muy bien, contesta con sinceridad —se adelantó Nanashi—. Nos has explicado cómo liberar el sello de la mitad de la Llave. ¿Pero qué hay de Los Perdidos? Me niego a dejar libre algún peligro que lleva sellado cientos de años, imagino que si han estado encerrados como si este sitio fuese una cárcel es por algo.

—¡Pero qué desconfiada eres! Fueron sellados por un buen motivo, no porque hicieran algo malo. Todo lo contrario, fue un premio. Una recompensa. Los necesitaréis si de verdad queréis salir salvar Tierra de Partida… O en vuestro caso —señaló a los miembros de Bastión Hueco, entre ellos Freya—. Conseguir información y volver vivos a casa.

»En fin, ¿quién es el siguiente que quiere preguntar algo antes de ir hacia la puerta?

Muy bien Guía —continuó Simbad—. ¿Qué les pasará a los dos que toquen la mitad de la Llave?

Supongo que es mi turno —dijo Saito—. En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Bueno, nosotros hemos conseguido nuestro objetivo, tenemos nuestra mitad. Pero... ¿que ha sido de los otros dos grupos?

Freya respiró hondo, sabiendo que necesitaba hacer aquella pregunta. Quizás no fuese la más adecuada, pero se había quedado con mal cuerpo después de que el Guía nombrase a aquellas personas.

¿Cómo se accede a El Olvido, y cómo podremos despertar a aquellos que ahora están allí?

Después de las respuestas, la aprendiz se aseguró de volver a atar bien la pulsera en su muñeca, y se dirigió junto a sus compañeros hacia la puerta. Quería ayudarlos, sabía que debía hacerlo. Se ofrecería a coger la Llave Espada junto a alguien más; no permitiría que nadie saliese herido de allí.

Era hora de salvar a Los Perdidos.
Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Crystal
27. Trepador
27. Trepador
The Unknowns
 
Mensajes: 808
Registrado: Lun Jul 21, 2014 3:19 pm
Dinero: 593,885.90
Banco: 15,509.00
Ubicación: En busca de Tidus.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor RedXIII » Mié Sep 23, 2015 11:33 pm

¡¡¡Aaaaaahhhhh!!! — Exclamó al sentir como la estaca de oscuridad atravesaba la mitad de su cuerpo.

Desapareció repentinamente y sus heridas empezaron a sangrar.

Toma ejemplo de tu mascota y muere.

Apenas podía mantenerse de pie sin sentir aquel estremecedor dolor surgir de su costado, pero no era tiempo de mostrar debilidad, aprovechando la batalla que estaba sucediendo se deslizó cerca de Aaron y en cuanto se le presentó la oportunidad le lanzó un Electro en la cara.

Aaron volvió a la carga ,después de recibir una importante cantidad de golpes, contra Saito, Hiro saltó en el último momento con el escudo para evitar que le clavara la cola, desgraciadamente cayó bruscamente contra el suelo, golpeando así sus abiertas heridas.

P...pica...un poco — Dijo intentando esconder el dolor que sentía.

Mientras yacía en el suelo los demás terminaron con el enemigo ya debilitado, una palmada indicó el final del combate y hizo que volvieran al castillo, algo más feo de lo que recordaba.

Mientras el recién aparecido guía hablaba, Hiro se arrastraba sobre el brazo para acercarse a Goei, pese a su estado.

¿Como está? — Le preguntó a Nanashi mientras acercaba su mano para acariciarle la frente a Goei.

Encendió un cigarrillo y se quedó un rato tumbado, escuchando al guía, a Nanashi, a sus compañeros, mientras suspiraba y mostraba, de vez en cuando, una mueca de dolor.

Tu compañero está fuera de peligro, no morirá — dijo un rato después—. Pero está débil y muy grave, continuaré tratando sus heridas con mi magia. Cuando volváis estará como nuevo .

Es bueno... saberlo — Tosió.

»En fin, ¿quién es el siguiente que quiere preguntar algo antes de ir hacia la puerta?

Muy bien Guía ¿Qué les pasará a los dos que toquen la mitad de la Llave?

Supongo que es mi turno. En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Bueno, nosotros hemos conseguido nuestro objetivo, tenemos nuestra mitad. Pero... ¿que ha sido de los otros dos grupos?

¿Cómo se accede a El Olvido, y cómo podremos despertar a aquellos que ahora están allí?

¿Me devuelves... mi moneda? — Realmente no tenía mucho que preguntar, aquellos asuntos poco le interesaban, pero si que había algo que le llamaba la atención, y era la llave.

Bueno... parece que yo ya he terminado aquí — Dijo —¿Te importa que me quede aquí un rato, Nanashi? No quiero dejar solo a Goei — En caso de que la respuesta fuera negativa, saldría corriendo, como pudiera, para conseguir ser uno de los que llevara la llave.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor Suzume Mizuno » Sab Sep 26, 2015 2:47 pm

Spoiler: Mostrar
¡Post de Sombra!




Muy bien Guía —afirmó Simbad tras meditar qué preguntar—. ¿Qué les pasará a los dos que toquen la mitad de la Llave?

Fácil —aseguró el Guía—. La Llave Espada descargará los recuerdos de mil años (desde la construcción de este lugar) en un instante sobre los dos y os bombardeará con violencia. Si solo uno la cogiera podría dañar vuestra mente irreversiblemente dejándoos en estado vegetal en el mejor de los casos, pero al cogerla dos o más ese daño se dividiría proporcionalmente. Por supuesto, las pruebas os han hecho mentalmente más fuertes. Antes de entrar al Castillo del Olvido ni cinco juntos podríais coger el fragmento de la Llave Espada.

El Guía observó a Simbad y pareció sonreír bajo su capucha.

No os dejéis llevar por las voces, pueden ser muy embaucadoras.Pensad en una canción o recitad series de números. Os ayudará.

Supongo que es mi turno

Eso parece.

En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Aaron trabajó en la anteriormente conocida como Vergel Radiante en un proyecto sobre un mundo virtual poco antes de acabar con casi todos los miembros de Tierra de Partida de su generación. Quizás esa historia os suena mucho ya que vosotros mismos la vivisteis… Al igual que el nombre por el que se conocía a la copia virtual de Aaron: Erased Data. Es posible que se refiriese a eso.

El encapuchado se giró hacia Lyon con un entusiasmo casi infantil.

Bueno, nosotros hemos conseguido nuestro objetivo, tenemos nuestra mitad. Pero... ¿que ha sido de los otros dos grupos?

Hay buenas y malas noticias. —Levantó una mano—. La mala es que el grupo de la entrada está al límite. No puedo ver bien lo que sucede ahí, pero han estado dos días peleando. Han hecho turnos para descansar y poder dormir, pero el no tener apenas provisiones, gastar magia sin parar y pelear a diestro y siniestro se nota mucho… Eso y que el Coloso entrará al Castillo en poco tiempo. No tendrán oportunidad alguna si no cogéis la Llave y la juntáis con su otra mitad. —El Guía levantó la otra mano imitando nuevamente otra balanza—. Pero las buenas noticias son realmente buenas. Los que bajaron a los sótanos han obtenido la Llave, aunque han tenido que despertar a Nithael para ello… Supongo que la noticia no es tan buena si tenemos en cuenta que ese angelito llevaba dormido unos mil años y que lo encerraron en contra de su voluntad… Y que ha intentado matar a vuestros compañeros. ¡Pero no hay de qué preocuparse!

¿Cómo se accede a El Olvido, y cómo podremos despertar a aquellos que ahora están allí?

¿Acceder? ¡No! Si entrases ahí no saldrías porque en el Olvido te olvidarías incluso de ti mismo—aseguró el encapuchado—. Para acceder tendríais que vagar sin rumbo por el Castillo… Hasta sucumbir a sus pruebas. Y de poco os va a servir si no conseguís la Llave Espada porque, al paso, el Castillo va a ser destruido.Vuestros amigos no tendrán ni una oportunidad si perdéis el tiempo.

>>Bueno, chico. ¿Es tu turno?

Se cruzó de brazos mirando a Hiro con algo de lástima.

¿Me devuelves... mi moneda?

El encapuchado no contestó, simplemente le tiró la moneda de vuelta. Al fin y al cabo el Guía no la iba a necesitar. El aprendiz se aproximó a Nanashi, quien seguía concentrada en recuperar al moguri por completo.

Bueno... parece que yo ya he terminado aquí —dijo el aprendiz híbrido —¿Te importa que me quede aquí un rato, Nanashi? No quiero dejar solo a Goei.

Entiendo tus preocupaciones. —Los ojos de la Dama de Hierro se encontraron con los del aprendiz—. Pero todavía no has terminado. Os queda hacer una última cosa, una muy importante.

Nanashi apuntó con su dedo índice a la pierna del aprendiz haciendo que dejara de sangrar gracias a algún tipo de hechizo. El daño no estaba sanado, pero al menos podría caminar al ritmo de los demás, aunque no podría hacer grandes esfuerzos.

Cuando salgáis de ahí tu compañero estará completamente recuperado—prometió—. Que los vientos soplen en vuestro favor.

****


Todos los aprendices estaban frente a la puerta. El Guía había caminado delante de ellos, y ahora estaba quieto, rozando con la yema de sus dedos la superficie dorada mientras pronunciaba algo incomprensible en un lenguaje desconocido. Parecía algún tipo de encantamiento. La puerta resplandeció con intensidad cegadora mientras sus hojas se separaban, invitándoles a entrar.

Al otro lado encontraron una estancia circular con techo en forma de cúpula y, como no podía ser de otra forma, de un blanco exageradamente puro. Sin embargo, lo que llamaría la atención no sería la forma del lugar.

Justo en el centro de la sala, clavada en un pequeño altar como si fuese la espada Excalibur se hallaba lo que parecía ser una Llave Espada, aunque no hacía falta ser un genio para ver que solo era la mitad de ella. Aquello era lo que habían estado buscando, no había lugar a dudas. El suelo estaba plagado de símbolos y grabados formando un complejo círculo mágico. Pero no solo había eso. Ocho cadenas salían desde unos extraños cristales de considerable tamaño que rodeaban el círculo mágico y apresaban la espada: no podrían llevársela incluso si alguien lograba sacarla del pedestal. Dentro de los cristales (que eran traslúcidos) se podían apreciar siluetas humanas. Los Perdidos estaban allí dentro, atrapados. Esperando ser despertados por fin.

Spoiler: Mostrar
Imagen


A ambos lados de la entrada había dos pedestales más realizados en cuarzo con unas pequeñas cajas cerradas a cal y canto con cerradura. Los aprendices podrían desbloquearlas sin problemas con sus respectivas Llave Espada y ver que en su interior estaban las piedras que el Guía había mencionado.

Pensad bien cómo os vais a organizar. Tendréis que estar muy sincronizados —comentó el Guía—. Por cierto, Los Perdidos están petrificados dentro de esos cristales por (cómo no) magia arcana. Esas cadenas son como vampiros, por así decirlo. Absorben energía de la Llave Espada para alimentar el hechizo petrificador… Por lo que una vez quitéis la fuente de alimentación mágica (la Llave) y las cadenas se suelten los cristales se romperán y dejarán libres a esas personas. Puede que estén desorientados, por lo que no les agobiéis mucho. Todo llegará a su debido tiempo, os lo prometo.

»Las instrucciones son simples: Dos de vosotros debéis coger las piedras, que absorberá vuestran energía vital para cargarse. Una vez estén cargadas liberarán energía mágica pura. Debéis redirigir esa energía contra el sello: eso romperá el círculo mágico y os permitirá coger a otros dos la llave espada. Como ya os advertí, los que cojáis la Llave espada sufriréis mucho mentalmente, sobre todo los primeros momentos. Todos debéis estar muy seguros de lo que vais a hacer. Por cierto, ¡casi lo olvido! Sería interesante que si alguno tiene afinidad a oscuridad sea el que coja la Llave Espada. Será más fácil.

Ya habían escuchado. Era hora de coger la Llave.

Fecha límite:miércoles 30 de septiembre a las 23:59
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor xXOrbOOkXx » Mar Sep 29, 2015 8:57 pm

Fácil —me respondió—. La Llave Espada descargará los recuerdos de mil años (desde la construcción de este lugar) en un instante sobre los dos y os bombardeará con violencia. Si solo uno la cogiera podría dañar vuestra mente irreversiblemente dejándoos en estado vegetal en el mejor de los casos, pero al cogerla dos o más ese daño se dividiría proporcionalmente. Por supuesto, las pruebas os han hecho mentalmente más fuertes. Antes de entrar al Castillo del Olvido ni cinco juntos podríais coger el fragmento de la Llave Espada.

Me observó a través de su capucha. Hubiera dado mi alma por saber en qué estaba pensando. Podría pagar platines, pero definitivamente preferiría vender mi alma al diablo. Por otra parte, se me heló la sangre al escuchar su respuesta. Sus palabras significaban que antes de entrar éramos demasiado débiles, pero conforme las pruebas iban avanzando íbamos adquiriendo fuerza y poder.

No os dejéis llevar por las voces, pueden ser muy embaucadoras.Pensad en una canción o recitad series de números. Os ayudará.

El siguiente en preguntar era aquel chaval que tan poco me había relacionado desde que todo había comenzado. Recordé como nos habían enviado, a los de Bastión Hueco para tratar de hallar el secreto que guardaba Tierra de Partida, pero todo había salido mal y teníamos que cooperar para salir vivos de allí.

En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Aaron trabajó en la anteriormente conocida como Vergel Radiante en un proyecto sobre un mundo virtual poco antes de acabar con casi todos los miembros de Tierra de Partida de su generación. Quizás esa historia os suena mucho ya que vosotros mismos la vivisteis… Al igual que el nombre por el que se conocía a la copia virtual de Aaron: Erased Data. Es posible que se refiriese a eso.

¿Erased Data? —murmuraría.

Erased Data... Un susurro en mis recuerdos puede que me dijera lo que en realidad era, la verdad de las verdades. Pero si trataba de recordar algo no podía. Era como si una barrera me lo impidiese, como si me acabara de despertar. El Castillo del Olvido había hecho mella en mí, y aquello me frustraba de sobremanera. No quería olvidar a nadie importante.

Bueno, nosotros hemos conseguido nuestro objetivo, tenemos nuestra mitad. Pero... ¿que ha sido de los otros dos grupos?

Hay buenas y malas noticias. —Levantó una mano en gesto teatral—. La mala es que el grupo de la entrada está al límite. No puedo ver bien lo que sucede ahí, pero han estado dos días peleando. Han hecho turnos para descansar y poder dormir, pero el no tener apenas provisiones, gastar magia sin parar y pelear a diestro y siniestro se nota mucho… Eso y que el Coloso entrará al Castillo en poco tiempo. No tendrán oportunidad alguna si no cogéis la Llave y la juntáis con su otra mita Pero las buenas noticias son realmente buenas. Los que bajaron a los sótanos han obtenido la Llave, aunque han tenido que despertar a Nithael para ello… Supongo que la noticia no es tan buena si tenemos en cuenta que ese angelito llevaba dormido unos mil años y que lo encerraron en contra de su voluntad… Y que ha intentado matar a vuestros compañeros. ¡Pero no hay de qué preocuparse!

<<Claro, un tarado intenta asesinar a nuestros compañeros y no hay nada de lo que preocuparse...>> Quizás fuera por el cansancio o por la adrenalina, pero estuve a punto de lanzarle un Electro y dejarle chamuscado.

¿Cómo se accede a El Olvido, y cómo podremos despertar a aquellos que ahora están allí?

¿Acceder? ¡No! Si entrases ahí no saldrías porque en el Olvido te olvidarías incluso de ti mismo —afirmó con convicción—. Para acceder tendríais que vagar sin rumbo por el Castillo… Hasta sucumbir a sus pruebas. Y de poco os va a servir si no conseguís la Llave Espada porque, al paso, el Castillo va a ser destruido.Vuestros amigos no tendrán ni una oportunidad si perdéis el tiempo.

Tras eso, Hiro le pidió una moneda que le había quitado y el Guía se la devolvió. Tampoco se me ocurría ninguna otra buena pregunta, así que no me importó que desperdiciara su turno.

Cuando salgáis de ahí tu compañero estará completamente recuperado—se dirigió a Hiro, tras curar a Goei de sus heridas—. Que los vientos soplen en vuestro favor.

Que el viento favorable nos acompañe... Asentí, agotado y convencido. No podíamos morir en ese momento.

****


La puerta dorada se hallaba orgullosa delante de nosotros, esperando por ser abierta, esperando porque los Perdidos sean liberados. Con fascinación, vi cómo el demacrado Guía rozaba suavemente el portón, mientras mumuraba unas palabras extrañas en un idioma desconocido pero aún así misterioso. Parecían las palabras sacadas de un manuscrito de magia. La puerta brilló mientras se abría incitante.

Parpadeé ante tanta luz de sopetón. La estancia era enorme. Me hubiera fijado en el detalle de la cúpula o en el fresco blanco que adornaba la sala, pero lo que más destacaba era la mitad de la espada. Alcé un brazo casi por instinto, intentando cogerla, intentando que aquello acabara de una vez. Me obligué a avanzar y dejar de hacer el idiota cuando me fijé en los detalles de la sala. El suelo estaba lleno de símbolos rodeando el altar, junto con cadenas que salían de unos cristales que rodeaban la espada.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Ambos pedestales estaban a nuestra disposición, con cajas cerradas con llave. Me acercaría a la de la derecha, intentando acabar con aquello de una vez por todas. Probé con la Llave Espada y la caja se abrió, dejando ver una piedra. La piedra de la que nos había hablado el guía.

Pensad bien cómo os vais a organizar. Tendréis que estar muy sincronizados —explicó—. Por cierto, Los Perdidos están petrificados dentro de esos cristales por (cómo no) magia arcana. Esas cadenas son como vampiros, por así decirlo. Absorben energía de la Llave Espada para alimentar el hechizo petrificador… Por lo que una vez quitéis la fuente de alimentación mágica (la Llave) y las cadenas se suelten los cristales se romperán y dejarán libres a esas personas. Puede que estén desorientados, por lo que no les agobiéis mucho. Todo llegará a su debido tiempo, os lo prometo.

»Las instrucciones son simples: Dos de vosotros debéis coger las piedras, que absorberá vuestran energía vital para cargarse. Una vez estén cargadas liberarán energía mágica pura. Debéis redirigir esa energía contra el sello: eso romperá el círculo mágico y os permitirá coger a otros dos la llave espada. Como ya os advertí, los que cojáis la Llave espada sufriréis mucho mentalmente, sobre todo los primeros momentos. Todos debéis estar muy seguros de lo que vais a hacer. Por cierto, ¡casi lo olvido! Sería interesante que si alguno tiene afinidad a oscuridad sea el que coja la Llave Espada. Será más fácil.

Miraría a mis compañeros desde el pedestal al que me había subido. Ni siquiera sabía cual era mi afinidad. Una mirada decidida asomó en mi rostro, sin atisbo de duda.

Yo cogeré una de las piedras. —Señalaría hacia la que estaba en la caja—. Vamos a acabar con esto de una vez ¿no?

Y en cuanto todos estuvieran en sus puestos, cogería la piedra y dirigiría la energía hacia el sello, tal como había dicho el Guía. Suplicando interiormente porque funcionase.
~Un cuarto de hora de risa, equivale a un año más de vida...~


Proyectos:



UseBars:

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen

Imagen


Rol:

Ficha

Wiki

Spoiler: Mostrar
Tercera Saga:

Prólogo de Simbad
"Bastión Hueco" Choque de culturas (Encuentro)
"Bastión Hueco" Novatos bajo la lluvia (Primer encuentro - Saga Novatos)
"Tierras del Reino" El nacimiento de un príncipe (Trama)
"Islas del Destino" ¡Buscad a mi perro! (Misión)
"Castillo de Bestia" Solos entre lobos (Primer encuentro - Saga Délaissé)
"La Cité des Cloches" Los miserables (Encuentro)
"Villa Crepúsculo" Una visita guiada (Encuentro)
"Selva Profunda" Día de monos (Encuentro)
"Port Royal" Los muertos no cuentan cuentos (Trama)
"Tierra de Dragones" Linda Flor (Misión)
"Bastión Hueco" Novatos bajo el amanecer (Segundo encuentro - Saga Novatos)
"Ciudad de Paso" Lo que vale la pena (Encuentro)
"Ciudad de Paso" The Game Never Ends (Trama)
"Torre de los Misterios" Orden en la Biblioteca (Misión)
"Evento Global" El esclavo del olvido
"Evento Global" Ruta de los perdidos

Evento Halloween 2014
"Especial libre" El laberinto de los corazones
"Especial libre" San Valentín III
"Islas del Destino" Yincana veraniega
"Evento libre" La Mansión Encantada II: La Venganza

Cuarta Saga:


"Ciudad Inexistente" Dos velas para el diablo (Encuentro)
"Port Royal" De copas con la muerte (Encuentro)
"Bastión Hueco" De magdalenas y vicios franceses (Encuentro)
"La Cité des Cloches" Insomnia (Primer encuentro - Saga La Musique du Silence)
"La Cité des Cloches" Somnia (Segundo encuentro - Saga La musique du Silence)
-"Port Royal" El barco que desaparece en la niebla (Misión)
"Tierras del Reino" Donde duermen los gigantes (Trama)
"País de los Mosqueteros" Todos Para Uno (Trama)
"Ciudad de Paso" Un nuevo Crepúsculo (Trama)
"Ciudad de Halloween" El ataque de Boogieman (Trama)
"La Cité des Clochés" Fuego Infernal (Trama)
"Espacio Profundo" Planta 313 (Encuentro)
"Mundo Inexistente" Pasajes Oscuros (Trama)
"Tierra de Partida" Penúltima Parada (Encuentro)
"Evento Global" El principio del fin
"Atlántica" Perdona pero quiero casarme contigo (Encuentro)

"Especial libre" El laberinto de los corazones II: Escape
"Especial libre" World War Christmas
"Especial libre" El San Valentín está aquí
"Especial libre" ¡Exámenes finales
"Especial libre" La inocencia perdida
"Especial libre" Misión: Salvar la Navidad

Timeskip (Finales 1013-1017)

"Tierra de Partida" Examen de Maestría (30 Diciembre 1013)
"Jardines de Tierra de Partida" Doomsnight (Libre) (31 Diciembre 2013)
"País de las Maravillas" El último regalo (Minitrama) (Julio 1014)
"Jardines de Tierra de Partida" El Regreso (Libre) (Finales de Marzo de 1017)

Saga final:

"La Cité des Clochés" Santuario (Trama)
"La Cité des Clochés" La última noche en París (Libre)
Avatar de Usuario
xXOrbOOkXx
51. Rueca Fatal
51. Rueca Fatal
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 1528
Registrado: Jue Dic 27, 2012 10:39 pm
Dinero: 278,842.76
Banco: 0.00
Ubicación: Detrás de tí. !Bu!
Sexo: Femenino
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor H.S Sora » Mié Sep 30, 2015 12:12 am

El Guía empezó a responder preguntas, cumpliendo así con lo que nos acababa de ofrecer: a la de Simbad respondió que lo que sucedería sería una violenta descarga de recuerdos desde la construcción del Castillo del Olvido, pero que gracias al “entrenamiento” que habíamos recibido — según él ni entre los que estábamos aquí hubiésemos podido cogerla en un primer momento — y llevarla entre varias personas el daño se reduciría considerablemente.

Pero por si acaso nos recomendó que si la cogíamos estuviésemos recitando series de números o pensando en una canción, que ayudaría a hacerlo todo más llevadero. No sabía si le estaba tomando el pelo o no, pero lo tendría en cuenta por si me decidía a coger la Llave.

Llegó entonces el turno de responder a mi pregunta. Estaba algo nervioso dado que no sabía si lo que le había dicho tenía o no algún sentido, o si por lo contrario solo serían los serios desvaríos de un loco... pero por algún extraño motivo había tenido una corazonada y no dejaba de moverme en círculos en un pequeño espacio mientras el Guía parecía pensarse la respuesta a mi pregunta.

Aaron trabajó en la anteriormente conocida como Vergel Radiante en un proyecto sobre un mundo virtual poco antes de acabar con casi todos los miembros de Tierra de Partida de su generación. Quizás esa historia os suena mucho ya que vosotros mismos la vivisteis…

Tragué saliva, por un momento todo aquello me parecía que no tenía sentido alguno o yo no quería encontrárselo... Aaron había estado en Bastión Hueco trasteando con un “mundo virtual”, quizá el mismo en el que habíamos estado. ¿Pero aquello no había sido obra del desaparecido Andrei Saavedra? ¿Qué pintaba él en todo eso?

>>Al igual que el nombre por el que se conocía a la copia virtual de Aaron: Erased Data. Es posible que se refiriese a eso.

Abrí la boca lentamente y la cerré antes de poder articular palabra. No sabía el peso que tendría sobre mis compañeros ya que no podía recordar cuantos de ellos habrían participando en el Reaper's Game o cuantos habrían acudido al mundo digital, pero para mi aquella confesión había sido demasiado reveladora como para poder comentar algo al respecto.

Me acordé entonces de mi amiga Saeko, que había viajado al pasado junto a otros tantos, y me pregunté si ella estaría bien. Era la misma persona que me había confesado que su copia en aquel juego se había transformado en Erased Data, la misma que se había arrepentido del destino de su copia y de la responsabilidad de acabar con aquel monstruo. El día en que recuperó los recuerdos de aquel juego, quién sabe que clase de cosas habría hecho el avatar de Aaron con el de Saeko... ni me atrevía a pensarlo, al igual que no me atreví a darle más vueltas en aquel entonces mientras le aseguraba que estaba muerto.

Aunque por desgracia ahora no estaba tan seguro de que aquello que había afirmado en tiempos más remotos y felices fuese cierto. Cuando todo esto acabase, debía hablar con ella sobre todo lo ocurrido.

Antes de poder darme cuenta, las preguntas y las tan anheladas respuestas para mis compañeros habían finalizado. Había prestado poca atención a todo lo que había dicho el Guía, pero en resumidas cuentas a Lyon le había dicho que el grupo de la entrada estaba muy tocado por todo el tiempo que llevaba rechazando Sincorazón, mientras que el grupo que había bajado por aquel sótano había conseguido el fragmento de Llave a pesar de que habían tenido que luchar contra el ángel Nithael; no había dicho nada los que habían ido al pasado, por lo que esperaba que todos estuviesen bien.

No necesitaba más malas noticias.

Freya se interesó por el lugar donde habitaban aquellos que el Castillo había considerado indignos al fallar sus pruebas y como llegar a él... pero la respuesta del Guía resultó demasiado inconclusa para mi mente en aquellos momentos. No se podía acceder al “Olvido” porque te olvidabas de todo en absoluto, ¿cómo los liberaríamos entonces? Poco parecía importarle al Guía, quién aseguró que antes habría que procurar evitar que los Sincorazón acabasen con todo el Castillo.

Y finalmente Hiro le había pedido su moneda al Guía, quién ni tan siquiera respondió la pregunta mientras se la otorgaba; el mismo aprendiz le insistió a Nanashi momentos después para quedarse junto a su mascota Goei, pero la Maestra le aseguró que todo estaba bien y que para cuando volviésemos estaría completamente curado.

La última frase de Nanashi fue la que me sacó de mi curioso estado y me llenó de ánimos para continuar con nuestro cometido.

Que los vientos soplen en vuestro favor.

Debíamos cumplir con nuestro cometido: liberar a los Perdidos y conseguir aquella Llave.

****


El incómodo silencio que se había formado a nuestro alrededor solo servía para acrecentar el suspense frente a la gran puerta; el Guía se paseaba rozando con los dedos la dorada superficie, a la par que hablaba en una incomprensible lengua. Cuando aquella especie de ritual hubo finalizado, los destellos que empezó a emitir la puerta me hicieron soltar una mueca de fastidio, pero a pesar de todo la puerta se había abierto. Había llegado el momento.

Nada más poner un pie allí dentro me encontré con aquel inmaculado blanco, recubriendo las paredes y el techo sin un ápice de Oscuridad en ellas. La sala era totalmente circular, incluso el techo compartía forma en este caso; pero todo aquello me dejó de importar en cuanto vislumbré en el centro un pequeño altar en el que se encontraba expuesta la mitad de la Llave Espada que tanto habíamos estado buscando y que por fin se presentaba ante nosotros.

Era hermosa a pesar de estar incompleta, a pesar de la frialdad de los colores que poseía me transmitía una extraña sensación de paz que en aquellos momentos me era imposible de imaginar pero que había alcanzado al estar allí; quizá no fuese por haber encontrado la Llave, sino por haber sido capaz de llegar hasta ahí sobrellevando todos los peligros que me habían tocado para poder cumplir finalmente con aquel cometido.

Al acercarnos un poco más pudimos ver como la Llave Espada estaba envuelta en ocho cadenas que la apresaban con fuerza; estas cadenas empezaban en el inicio de unos cristales gigantes que rodeaban también la espada, acompañado también de un extraño círculo lleno de símbolos que me eran del todo desconocidos.

Mi corazón empezó a latir emocionado, al ver como en el interior de aquellos cristales se adivinaban siluetas humanas. ¿Quiénes serías los Perdidos? ¿Qué clase de conocimientos y recursos podrían compartir con nosotros? Avancé casi sin darme cuenta en dirección a la Llave, pero me di cuenta de que no sabía tan siquiera como debíamos proceder, no podía tomar decisiones a la ligera en aquellos momentos; además que sin destruir aquellas cadenas y que otra persona me ayudase a sostenerla sería imposible llevársela.

Al girarme en dirección a mis compañeros y al Guía me percaté de que había unas cajas en unos pedestales a los lados de la entrada, pero estas estaban cerradas a cal y canto... invoqué la Llave Espada y abrí uno de aquellos mini cofres después de que Simbad abriese el de su derecha para saber lo que había en el interior del otro. En ambos cofres había unas piedras.

Pensad bien cómo os vais a organizar. Tendréis que estar muy sincronizados —Empezó a decir el Guía—. Por cierto, Los Perdidos están petrificados dentro de esos cristales por (cómo no) magia arcana. Esas cadenas son como vampiros, por así decirlo. Absorben energía de la Llave Espada para alimentar el hechizo petrificador…

¿Por qué alguien se dejaría petrificar como un “gran honor”?...

Por lo que una vez quitéis la fuente de alimentación mágica (la Llave) y las cadenas se suelten los cristales se romperán y dejarán libres a esas personas. Puede que estén desorientados, por lo que no les agobiéis mucho. Todo llegará a su debido tiempo, os lo prometo.

Asentí, aunque tenía muchísima curiosidad por ver como eran aquellas ocho personas que estaban dentro de los cristales... ¿serían jóvenes Portadores de la Antigüedad o curtidos Maestros con asombrosas historias que contar?

»Las instrucciones son simples: Dos de vosotros debéis coger las piedras, que absorberá vuestran energía vital para cargarse. Una vez estén cargadas liberarán energía mágica pura. Debéis redirigir esa energía contra el sello: eso romperá el círculo mágico y os permitirá coger a otros dos la llave espada. Como ya os advertí, los que cojáis la Llave espada sufriréis mucho mentalmente, sobre todo los primeros momentos. Todos debéis estar muy seguros de lo que vais a hacer. Por cierto, ¡casi lo olvido! Sería interesante que si alguno tiene afinidad a oscuridad sea el que coja la Llave Espada. Será más fácil.

Éramos cinco aprendices, por lo que incluso todo sería más sencillo; solo dos eran necesarios para manejar aquellas piedras y por lo tanto el resto podía unirse para coger la Llave, o para que si uno de nosotros estaba muy extenuado descansase, aunque en principio cuanta más ayuda mejor parados saldríamos todos.

Yo cogeré una de las piedras. —dijo Simbad desde el lugar opuesto al mío—. Vamos a acabar con esto de una vez ¿no?

Asentí mientras me bajaba del pedestal, en dirección a la Llave Espada, sabiendo lo que debía hacer. No sin antes comentar mis intenciones al resto de los que estábamos allí:

Lo haré yo. Yo seré uno de los que coja la Llave Espada —contaría a mis compañeros con total convicción—. Soy afín a Oscuridad.

Tras aquello esperaría a que el resto acabase de organizarse y me dirigiría a aquella mitad por la que tanto habíamos sufrido. Respiraría hondo, alejándome todo lo posible del círculo mágico al que mis compañeros tendrían que disparar llegado el momento.

Cuando lo hiciesen y la magia de aquella “barrera” desapareciese, no dudaría en poner mis manos alrededor del mango de la Llave Espada junto a las de mis compañeros, para acto seguido tirar hacia arriba con todas mis fuerzas con el fin de extraerla. Doliese lo que doliese, seguiría hasta lograrlo mientras empezaba a contar números tal y como había dicho el Guía que hiciésemos.

Soy de Bastión Hueco, alumno del Maestro Ryota y afín a Oscuridad; estoy más que preparado.
Imagen

Muchas grácias por el avatar Mepi ^^
H.S Sora
22. Espectro
22. Espectro
 
Mensajes: 655
Registrado: Mar Sep 25, 2012 7:43 pm
Dinero: 3,775.22
Banco: 213,774.43
Sexo: Masculino
Karma: 3

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor RedXIII » Mié Sep 30, 2015 3:28 am

El guía le devolvió su moneda, no tenía el más mínimo interés en el objeto.

Entiendo tus preocupaciones — Le miró a los ojos, era un poco incómodo para el —Pero todavía no has terminado. Os queda hacer una última cosa, una muy importante.

La maestra curó el malestar de su pierna, pero aun así se sentía pesado y cansado, desgraciadamente aquel no era el momento de descansar, se aproximó a Nanashi, cogió su rifle con ambas manos y, mientras disimulaba el dolor que sentía, se lo colgó en el hombro.

Cuando salgáis de ahí tu compañero estará completamente recuperado.

Te confío mucho, espero que sea cierto lo que dices — No podía dejar de sentirse preocupado por Goei, tampoco le gustaba la idea de separarse de el, pero no parecía que hubiera otra opción.

Que los vientos soplen en vuestro favor.

Hablas como mi abuelo — Sonrió mientras se iba con los demás.

***


Llegaron hasta una sala de singular decoración, cadenas, símbolos raros, gente dormida en pedestales y otras cosas adornaban el lugar, provocando tantas dudas y preguntas que era difícil decidir cual podía ser la primera.

Pensad bien cómo os vais a organizar. Tendréis que estar muy sincronizados —comentó el Guía—. Por cierto, Los Perdidos están petrificados dentro de esos cristales por (cómo no) magia arcana. Esas cadenas son como vampiros, por así decirlo. Absorben energía de la Llave Espada para alimentar el hechizo petrificador… Por lo que una vez quitéis la fuente de alimentación mágica (la Llave) y las cadenas se suelten los cristales se romperán y dejarán libres a esas personas. Puede que estén desorientados, por lo que no les agobiéis mucho. Todo llegará a su debido tiempo, os lo prometo.

»Las instrucciones son simples: Dos de vosotros debéis coger las piedras, que absorberá vuestran energía vital para cargarse. Una vez estén cargadas liberarán energía mágica pura. Debéis redirigir esa energía contra el sello: eso romperá el círculo mágico y os permitirá coger a otros dos la llave espada. Como ya os advertí, los que cojáis la Llave espada sufriréis mucho mentalmente, sobre todo los primeros momentos. Todos debéis estar muy seguros de lo que vais a hacer. Por cierto, ¡casi lo olvido! Sería interesante que si alguno tiene afinidad a oscuridad sea el que coja la Llave Espada. Será más fácil.

Yo cogeré una de las piedras. Vamos a acabar con esto de una vez ¿no?

Estaba demasiado tocado para barajar la posibilidad de coger uno de los cristales si de verdad absorbían la energía vital, así que pensó que posiblemente la idea de coger la llave era la menos dolorosa, al menos físicamente.

Lo haré yo. Yo seré uno de los que coja la Llave Espada. Soy afín a Oscuridad.

Como no — ¿Por qué una persona de oscuridad, a que se debía aquel comentario? Era un motivo más por el que quería coger aquella arma —Entonces yo cogeré... también el arma. Si me muero... enterradme en un sitio bonito.

Se movió junto a Saito y esperó el momento para coger el arma, en cuanto este se presentase se sincronizaría con el aprendiz para coger la llave a la vez y a continuación imitaría sus gestos.

Ai yori akaku... Moyase inochi no korou... Kokuen no kanata ni asu wo mitsumete... teki wo ute... — Cantó entre susurros.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Evento Global] Ruta de los Perdidos

Notapor Marioxulo » Mié Sep 30, 2015 5:14 pm

Fácil —aseguró el Guía—. La Llave Espada descargará los recuerdos de mil años (desde la construcción de este lugar) en un instante sobre los dos y os bombardeará con violencia. Si solo uno la cogiera podría dañar vuestra mente irreversiblemente dejándoos en estado vegetal en el mejor de los casos, pero al cogerla dos o más ese daño se dividiría proporcionalmente. Por supuesto, las pruebas os han hecho mentalmente más fuertes. Antes de entrar al Castillo del Olvido ni cinco juntos podríais coger el fragmento de la Llave Espada.

El Guía observó a Simbad y pareció sonreír bajo su capucha.

No os dejéis llevar por las voces, pueden ser muy embaucadoras.Pensad en una canción o recitad series de números. Os ayudará.

Supongo que es mi turno

Eso parece.

En un momento dado de la batalla contra Aaron, este pareció tener un atisbo de locura más al preguntarnos que quién era, diciéndonos que nosotros lo sabíamos, que había estado ahí todo el rato... incluso dijo que ya le conocíamos. ¿A qué se refería con todo eso?

Aaron trabajó en la anteriormente conocida como Vergel Radiante en un proyecto sobre un mundo virtual poco antes de acabar con casi todos los miembros de Tierra de Partida de su generación. Quizás esa historia os suena mucho ya que vosotros mismos la vivisteis… Al igual que el nombre por el que se conocía a la copia virtual de Aaron: Erased Data. Es posible que se refiriese a eso.

¿Erased que? Antes de que intentase recordar de que me sonaba eso el encapuchado se giró hacia mi, era mi turno para preguntar.

Bueno, nosotros hemos conseguido nuestro objetivo, tenemos nuestra mitad. Pero... ¿que ha sido de los otros dos grupos?

Hay buenas y malas noticias. La mala es que el grupo de la entrada está al límite. No puedo ver bien lo que sucede ahí, pero han estado dos días peleando. Han hecho turnos para descansar y poder dormir, pero el no tener apenas provisiones, gastar magia sin parar y pelear a diestro y siniestro se nota mucho… Eso y que el Coloso entrará al Castillo en poco tiempo. No tendrán oportunidad alguna si no cogéis la Llave y la juntáis con su otra mitad. Pero las buenas noticias son realmente buenas. Los que bajaron a los sótanos han obtenido la Llave, aunque han tenido que despertar a Nithael para ello… Supongo que la noticia no es tan buena si tenemos en cuenta que ese angelito llevaba dormido unos mil años y que lo encerraron en contra de su voluntad… Y que ha intentado matar a vuestros compañeros. ¡Pero no hay de qué preocuparse!

¿Cómo se accede a El Olvido, y cómo podremos despertar a aquellos que ahora están allí?

¿Acceder? ¡No! Si entrases ahí no saldrías porque en el Olvido te olvidarías incluso de ti mismo. Para acceder tendríais que vagar sin rumbo por el Castillo… Hasta sucumbir a sus pruebas. Y de poco os va a servir si no conseguís la Llave Espada porque, al paso, el Castillo va a ser destruido.Vuestros amigos no tendrán ni una oportunidad si perdéis el tiempo.

>>Bueno, chico. ¿Es tu turno?

Se quedo mirando un rato a Hiro. Tras un rato, este le habló.

¿Me devuelves... mi moneda?

El encapuchado simplemente le devolvió la moneda.

Bueno... parece que yo ya he terminado aquí ¿Te importa que me quede aquí un rato, Nanashi? No quiero dejar solo a Goei.

Entiendo tus preocupaciones. —dijo ella—. Pero todavía no has terminado. Os queda hacer una última cosa, una muy importante.

Nanashi aprovechó entonces para lanzar un hechizo curativo sobre el moguri.

Cuando salgáis de ahí tu compañero estará completamente recuperado. Que los vientos soplen en vuestro favor.


El Guía fue hacia la puerta dorada, y tras murmurar lo que parecía ser un hechizo, la puerta se abrió. Dentro, en una sala circular del mismo blanco inmaculado de siempre, había un pequeño altar donde se enocntraba la llave espada, con el suelo grabado en extraños símbolos, y ocho cadenas salían hacia unas estatuas de lo que parecían ser los llamados Perdidos. En ambos lados, dos pedestales conlas piedras que necesitábamos.


Pensad bien cómo os vais a organizar. Tendréis que estar muy sincronizados . Por cierto, Los Perdidos están petrificados dentro de esos cristales por (cómo no) magia arcana. Esas cadenas son como vampiros, por así decirlo. Absorben energía de la Llave Espada para alimentar el hechizo petrificador… Por lo que una vez quitéis la fuente de alimentación mágica (la Llave) y las cadenas se suelten los cristales se romperán y dejarán libres a esas personas. Puede que estén desorientados, por lo que no les agobiéis mucho. Todo llegará a su debido tiempo, os lo prometo.

»Las instrucciones son simples: Dos de vosotros debéis coger las piedras, que absorberá vuestran energía vital para cargarse. Una vez estén cargadas liberarán energía mágica pura. Debéis redirigir esa energía contra el sello: eso romperá el círculo mágico y os permitirá coger a otros dos la llave espada. Como ya os advertí, los que cojáis la Llave espada sufriréis mucho mentalmente, sobre todo los primeros momentos. Todos debéis estar muy seguros de lo que vais a hacer. Por cierto, ¡casi lo olvido! Sería interesante que si alguno tiene afinidad a oscuridad sea el que coja la Llave Espada. Será más fácil.

Yo cogeré una de las piedras. Vamos a acabar con esto de una vez ¿no?

Lo haré yo. Yo seré uno de los que coja la Llave Espada. Soy afín a Oscuridad.

Como no —dijo Hiro. Tras meditarlo un instante, prosigió—. Entonces yo cogeré... también el arma. Si me muero... enterradme en un sitio bonito.

Saito y Hiro se acercaban a la llave espada, mientras el otro aprendiz iba hacia una de las piedras.

Ai yori akaku... Moyase inochi no korou... Kokuen no kanata ni asu wo mitsumete... teki wo ute... —dijo cantando en un extraño idioma.

Bueno... Yo agarraré también una de las piedras. Aquí cada uno tendrá que pringar de alguna forma —suspiré, mientras me acercaba a la otra piedra.

Antes de agarrarla, dije en voz alta:

Si vamos a agarrar las piedras, quizás deberíamos curarnos... Pero yo no tengo ningún hechizo o poción para curarme. Así que si alguien pudiese hacer el favor...
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen


Imagen


Do u even heingue?

Spoiler: Mostrar
Imagen

To mi amol pa Aru por las lindas firmas
Avatar de Usuario
Marioxulo
9. Defensor
9. Defensor
The Unknowns
 
Mensajes: 255
Registrado: Lun May 26, 2014 11:28 pm
Dinero: 166,105.82
Banco: 15,457.00
Estantería de objetos
Karma: 5

Final

Notapor Suzume Mizuno » Sab Oct 03, 2015 5:10 pm




Yo cogeré una de las piedras —informó Simbad señalando la caja que había sobre uno de los dos pedestales—. Vamos a acabar con esto de una vez ¿no?


Lo haré yo. Yo seré uno de los que coja la Llave Espada. —Se adelantó Saito dando varios pasos en dirección a la Llave Espada—. Soy afín a Oscuridad.

Como no —respondió Hiro sarcástico—. Entonces yo cogeré... también el arma. Si me muero... enterradme en un sitio bonito.

En aquel momento, Freya intervino tratando de convencer a Hiro de que no cogiese la Llave Espada para tomar ella su lugar, algo que Hiro no permitió pese a la insistencia de la chica.

Ai yori akaku... Moyase inochi no korou... Kokuen no kanata ni asu wo mitsumete... teki wo ute... —murmuró el aprendiz híbrido aquel extraño cántico en un idioma que nadie de los allí presentes pareció entender.

El Guía lanzó una mirada de resignación hacia Hiro y suspiró.

Bueno... Yo agarraré también una de las piedras. Aquí cada uno tendrá que pringar de alguna forma —dijo Lyon acercándose a la otra caja, que tuvo que abrir con su llave espada—. Si vamos a agarrar las piedras, quizás deberíamos curarnos... Pero yo no tengo ningún hechizo o poción para curarme. Así que si alguien pudiese hacer el favor...

Dicho y hecho. Freya no dudó ni un instante en lanzar sus hechizos Cura sobre Lyon y Simbad.

Pocos segundos después, los cinco estaban en posición para actuar. Lyon y Simbad cogieron las piedras, que brillaron con majestuosidad y les infligieron un dolor abrasador en las manos, casi como si estuviesen agarrando un metal al rojo vivo. Posiblemente sentirían la necesidad o la tentación de lanzar lejos la piedra, pero si lo intentaban el Guía aparecería junto a ellos apretando con firmeza y una increíble fuerza sus manos para que no pudiesen abrir el puño y deshacerse de aquel objeto.

No debéis soltarla bajo ningún concepto —avisó—. Sé que es muy doloroso, pero es la única manera de juntar la suficiente magia concentrada para romper el sello. La magia que utiliza como combustible la vida es extremadamente poderosa, algo que el maná no puede comparar normalmente.

Las piedras brillaron con todavía más fuerza, un hormigueo recorrió el cuerpo de ambos aprendices, como cuando una pierna se queda dormida tras estar sentado en una mala posición y de golpe, sintieron como si algo quisiera salir de aquellas extrañas piedras. Era como si un volcán estuviese a punto de entrar en erupción.

¡Apuntad! —gritó el Guía—. Y… ¡¡¡AHORA!!!

Dos rayos de energía impactaron de lleno contra el círculo mágico que mantenía la llave espada cautiva. Sonidos de cristales rotos sonaban cada vez que uno de los símbolos se rompía cayendo en forma de fragmentos de luz. De golpe, el círculo mágico se contrajo y se expandió con fuerza explotando y tirando a todos los presentes (excepto al Guía) al suelo.

Saito y Hiro corrieron a por la llave espada tras levantarse, ambos se sincronizaron para agarrar a la vez la Llave Espada. Y cuando la tocaron…

Innumerables voces martillearon las mentes de ambos aprendices. Voces pidiendo ayuda, voces felices, juramentos de venganza, palabras amorosas… Sin embargo, aquella Llave Espada no estaba reaccionando de la misma manera con Saito y con el híbrido. Hiro se había puesto muy pálido… Y es que no solo escuchaba voces, veía siluetas de personas que no conocía rondando por toda la estancia como si fuesen fantasmas. Algunos de aspecto normal, pero otros que parecían crueles espectros tenían los ojos puestos en él.

Tan solo Hiro los veía, tan solo Hiro les escuchaba.

Débil…

Indigno.

Debe morir… No es apto.

Toda la energía mágica de Hiro desapareció absorbida por aquellos entes, pero aquello no era suficiente para aquellas cosas.

Danos tu luz… La llama de tu vida… Alimenta nuestra Oscuridad. Haznos fuertes.

Tu fuego debe ser apagado.

Antes de que nadie pudiese hacer nada, tan solo pocos segundos después de tocar la Llave Espada Hiro había caído fulminado al suelo y tan tieso como un cadáver. Estaba inconsciente, al menos hasta que alguien le diese una poción o le lanzase algún hechizo curativo.

Saito había quedado solo, y las voces se hicieron todavía más fuertes e incluso notaba que la Llave Espadapesaba. El aprendiz de Bastión Hueco sintió cómo algo en su cabeza parecía querer explotar. Freya tuvo que correr a sustituir a Hiro para evitar que la mente del aprendiz acabase rota. Entre ambos aprendices lograron sacar la espada de donde había estado clavada. Las cadenas se desprendieron con suma facilidad, y los cristales empezaron a fragmentarse.

Dentro de los cristales, Los Perdidos quedaron al descubierto.

Kairi, Nadhia, Saeko, Diana, Lyn, Aru, Hana y Neru surgieron de los cristales y cayeron con suavidad al suelo, sin aliento, medio inconscientes, pero recuperándose rápidamente. Al fin y al cabo, habían disfrutado de un sueño reparador.

Ahí los tenés: Los Perdidos —dijo el Guía a Simbad y Lyon—. Cuando Freya y Saito logren dominar la Llave Espada os abriré un pasillo que lleva directo al vestíbulo, así todos podréis enfrentaros al Coloso, unir las dos mitades de la Llave Espada y salvar este mundo.

Pero dominar aquel fragmento no era tan sencillo.La mente de los aprendices que sostenían el arma se vio bombardeada por tanta, tanta información que parecía que unas manos terminadas en afiladas garras les estuvieran hurgando el cerebro.

«¡Nanashi, espera! Dime. ¿Qué piensas de todo esto? ¡Bienvenido a Tierra de Partida! Hace mucho que no veo a mi familia…¡¡¡Joder, Vergel Radiante ha caído!!! ¿¡Dónde están Ryota y los demás!? ¡Ronin, espera. Es demasiado peligroso! MUERE. Esto… Creo que errr… La prueba de afinidad es muy importante… ¡Jajaja! A los aprendices se les despierta a base de buenos tortazos. ¡Aquí nada de ser blandengues! ¡Me apuesto cien platines a que los moguris les patean el culo!] DESAPARECE. Esta guerra es un sinsentido. Tengo miedo… ¡Creía que estábamos haciendo lo correcto! Eres un asesino. VOY A DESTROZARTE. Este Kazuki… Siempre llega tarde a los entrenamientos. Y con esto yo te nombro Maestro de la Llave Espada. ¿Estás seguro de que Aaron no sigue por ahí, en alguna parte? MUEREMUEREMUEREMUEREMUEREMUEREMUEREMUERE. Algunas veces echo de menos a Chihiro. ¡No pongas esa cara Nanashi! Jajaja. VOY A ANIQUILARTE. Todos los demás han muerto; Ronin, Awyr… Nosotros tres debemos reconstruir Tierra de Partida. Debemos devolverle su resplandor a nuestro hogar… Y evitar que se repita una tragedia como la de Aaron. VOY A DESTROZARTE.VOY A DESTROZARTE.¡Tampoco es tan difícil invocar la Llave Espada! VOY A DESTROZARTE.TU VIDA ES MÍA. VOY A DESTROZARTE. NUNCA. VOY A DESTROZARTE. ¿Qué es lo que más deseas? Yo puedo dártelo… Tan solo trabaja para mí. VOY A DESTROZARTE. ¡Andrei, pequeño bribón! ¿Qué estás maquinando ahora? VOY A DESTROZARTE. TU MENTE ME PERTENECE. VOY A DESTROZARTE.VOY A DESTROZARTE.VOY A DESTROZARTE. PÓSTRATE ANTE MÍ, ESCLAVO DEL OLVIDO. VOY A DESTROZARTE. NITHAELVOY A DESTROZARTE. VOY A DESTROZARTE. VOY A DESTROZARTE. VOY A DESTROZARTE. ¡Podéis hacerlo! ¡Podéis usar la Llave Espada!»


****


Saito y Freya tuvieron que hacer caso a las palabras anteriores del Guía y pensar en canciones y series de números con tal de evitar que aquellos recuerdos acabasen por entrar en su cabeza…

En aquel momento, los siete aprendices aprendices y la Maestra Lyn terminaron, con algo de esfuerzo, de espabilarse. La estampa que encontraron fue desoladora. Los cinco aprendices estaban en un estado lamentable, llenos de heridas y la ropa cubierta de sangre.

Simbad y Lyon podían hablar con ellos y poner al grupo al día de la situación actual en el Castillo del Olvido.

El Guía saludó con un gesto a los «recién llegados».

¿Qué tal la siesta? ¿A que no ha sido tan desagradable? Como un sueño muy largo, ¿verdad? Por cierto, vosotros dos, cuidado con la Llave Espada. Podéis usarla para modificar la estructura del Castillo, pero puede saliros muy mal si no os coordináis, así que mejor concentraos en sostenerla y nada más. ¡Ah! Casi me olvido.

El Guía chasqueó los dedos y Nanashi apareció allí junto a un recuperado Goei, que tenía un aspecto perfecto. No había ni rastro de heridas.

Lo habéis logrado —Sonrió Nanashi mirando con orgullo a los aprendices que portaban la Llave Espada para luego lanzar el mismo tipo de mirada a Simbad. Acto seguido clavó su mirada en Lyon, por un segundo borró su sonrisa de la cara, pero pronto volvió a sonreír manteniendo sus ojos en el aprendiz—. Os felicito a todos.

>>Ahora bien…


Nanashi caminó hasta donde estaban aquellos que habían estado en el pasado con cierta extrañeza.

¿Habéis cumplido vuestra misión? ¿Cómo habéis vuelto? —La Maestra miró a todos, y se detuvo en Saeko, que todavía portaba el Libro de Zephyr—. ¿Qué es eso...?

Eso es nuestro—respondió Lyn con sequedad—. Saeko, ten cuidado con él

Nanashi entornó los ojos.

»Diana, cuando volvamos a Bastión Hueco quiero un informe completo de lo sucedido.

S-sí, Maestra.

En ese momento, Nanashi repasó a todos los presentes y abrió los ojos como platos.

¿Y Adam?

Yo tengo la respuesta —contestó el Guía—. ¡Fíjate en la pared cuando bajemos por el pasillo! Hay un mensajito para ti.

Nanashi frunció el ceño, pero no protestó. Entre tanto, el Guía se puso rígido y dijo con aspereza:

Todos debéis curaros. No escatiméis en utilizar pociones, éters o cualquier cosa que tengáis. Una vez abajo cualquier error puede acabar muy mal y ya no estamos hablando sólo de vosotros. ¿Comprendéis? ¡Y no os olvidéis las piedras! Resultarán muy útiles.

Chasqueó los dedos y se abrió una especie de boquete oscuro en una de las paredes de la estancia. Los muros de su interior estaban surcados por venas de oscuridad, que desprendían un aura de frialdad. Pudieron escuchar que algo rascaba el suelo y avanzaba hacia ellos. Nanashi se adelantó, Llave Espada en mano, para proteger a sus aprendices y, de paso, abrirles el camino.Lyn se plantó a su lado. Sus rasgos animales se habían vuelto más descarados y mostraba unos colmillos más afilados que de costumbre.

¡Que ninguno se atreva a estirar la pata, ¿me habéis oído?! Porque os perseguiré hasta el Más Allá y os obligaré a hacer tres mil flexiones y a dar trescientas vueltas a Tierra de Partida.

Nanashi alzó las comisuras de los labios.

Lo mismo os digo.

Y por un momento… Por uno solo pareció como si Tierra de Partida y Bastión Hueco jamás hubiesen estado enfrentados.

Después ambas Maestras echaron a correr por el pasillo, que descendía con una suave pendiente, con las armas predispuestas, y se arrojaron contra los primeros Sincorazón que avanzaban hacia ellos.

Spoiler: Mostrar
Hiro:
VIT: 0/28
PH: 0/28

Goei:
VIT: 18/18
PH:10/10

Simbad:
VIT: 12/24
PH: 16/22

Lyon:
VIT: 10/20
PH: 3/8

Freya:
VIT: 17/28
PH: 4/16

Saito:
VIT: 28/50
PH: 12/22

Hana
VIT: 36/40 [+2 Anillo Coraza]
PH: 0/32
+Ultrapoción

Saeko
VIT: 40/40
PH: 26/26
+ 1 éter

Gengar
VIT: 58/58
PH: 20/20


Kairi
VIT: 22/22
PH: 20/20
+ 1 Éter

Nadhia
VIT: 50/50
PH: 38/38




Spoiler: Mostrar
[Sombra]: Última ronda de esta ruta, ahora pasaréis a la ruta principal :D.
Bien, como el Guía ha dicho os recomiendo curaros y recuperar todo el Poder Mágico que podáis antes de empezar a bajar las escaleras. El combate va a ser duro y no sería raro que más de uno cayese inconsciente durante la batalla. Si nadie “revive” a Hiro éste se despertará con 1 VIT.

[Suzu]: vengo para aclararos unas cuantas cositas.

-Sería muy interesante que, sobre todo los que tenéis la Llave Espada de oscuridad, hablarais con los de la Llave Espada de luz para organizaros. Recordad que os hará mucho daño tener la Doble Llave Espada en las manos así que intentad no haceros los héroes ni pelearos por ella. Sólo un Maestro o, como ha dicho el Guía, Nithael debería portarla. Y lo digo muy en serio: incluso si sois cuatro personas sosteniéndola los efectos serán muy desagradables.

-No os olvidéis de que BH quería un medio para robar los secretos de TdP y que TdP necesita el Libro de Zephyr. Queda en las manos de los que vienen del Pasado (no sólo las de Saeko) decidir qué hacer con él. Cabe resaltar que no podréis usar los hechizos que contiene el Libro por basarse en runas y círculos mágicos.

-Cuando lleguéis a la ruta principal podréis ayudar a vuestros Maestros, bien defendiéndolos, bien atacando al Coloso. También podéis defender a los compañeros que lleven los fragmentos de la Llave Espada hasta que logren unirla.

-No olvidéis las piedras.

-Los objetos obtenidos en el Castillo se quedarán en el Castillo, no se añadirán a vuestras fichas, así que si no queréis desperdiciarlos, pensad en utilizarlos pronto, porque ya no queda demasiado de Global.

¡Ánimo a todos!
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Anterior

Volver a Eventos Globales

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron