[Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Prólogo de Stelios

Si ya has creado tu ficha, pásate por aquí para escribir la primera página de ese gran libro que va a ser tu vida. O échale un vistazo a los amigos y rivales con los que te encontrarás en un futuro.

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

[Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Mar Mar 04, 2014 12:41 am

Imagen


Spoiler: Mostrar


Tebas había amanecido con un gran día; el cielo, surcado por alguna que otra perezosa nube, estaba despejado y el sol resplandecía en lo alto. La gente comenzaba a reunirse en el ágora, donde había innumerables puestos, que atendían todas las necesidades de los ciudadanos. Las mujeres se deslizaban de un lugar a otro, observando embelesadas las joyas y las telas exóticas; los hombres se dirigían hacia los rincones donde se exhibían bellas armas de exquisita manufactura; los esclavos, bien por su cuenta, bien acompañando a sus amos aprovechaban para comprar toda la comida que fuera necesaria.

Tebas era un hervidero y daba gusto sumergirse en el ágora y escuchar conversaciones de todos los temas posibles; desde cuestiones sobre si los dioses estaban satisfechos o no con las ofrendas tebanas a disputas sobre quién era mejor héroe del Coliseo.

Seguramente aquello atrapó la atención de Stelios.

He oído que las puertas del Coliseo se han abierto para todos los que quieran entrenar hoy —decía una gruesa mujer en voz alta, a pesar de que estaba inclinada sobre la oreja de un raquítico hombre que sostenía un gato negro entre sus brazos—. Parece que Filoctetes quiere echar un vistazo a los valientes que hay por Tebas. A ver cuántos son capaces de llamarle la atención.

¿¡En serio!? —exclamó entonces una voz juvenil.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Se trataba de un joven moreno, de intensos ojos azules, y que llevaba una espada al cinto. Quizás Stelios lo hubiera visto alguna vez rondando por el ágora de Tebas y, si había formado parte del público de la Copa Phil, había sido testigo de su derrota antes de las semifinales.

El joven rezumaba entusiasmo y parecía incapaz de quedarse quieto ante la idea de poder ir al Coliseo a pelear.

¡Tengo que ir ahora mismo! —y salió escopetado.

El Coliseo, donde se forjaban los héroes de Tebas y de toda Grecia. No se trataba de un torneo donde alcanzar la gloria, ¡pero quizás pudiera encontrar a Filoctetes, el entrenador de héroes! ¿Se presentaban a menudo esas oportunidades?
También, podía ser que Stelios estuviera ocupado y deseara ir a algún otro sitio. O no tuviera prisa por ir al Coliseo…

¡Empezaba un nuevo día!

Y no podía imaginar cuánto iba a cambiar su vida.

Spoiler: Mostrar
Bienvenido a tu prólogo. No pondré fechas límite, así que postearé siempre que pueda inmediatamente después de ti. ¡Espero que lo disfrutes!
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Mar Mar 04, 2014 2:41 am

La ciudad de Tebas siempre hacía sentirse a Stelios como una pequeña hormiga rodeada de actividad. Hombres y mujeres correteaban a su alrededor, como si tuvieran mucha prisa en llegar a donde fuera. Todo el mundo observaba las tiendas, realizaba sus compras y arrastraba a sus esclavos cargados de bártulos. Las conversaciones inundaban el ambiente y apenas permitían distinguir una voz del resto. Todo el conjunto llegaba a resultar agobiante.

El chico se encontraba vagando por los puestos, como habituaba a hacer últimamente. Observaba la amplia variedad de útiles para la batalla, cosas que le vendrían bien en combate: escudos, armaduras, armas… Toda clase de cosas que desearía tener en su poder. Sin embargo, no se encontraba en disposición de gastarse su dinero. Le preocupaba no ser capaz de mantenerse por si mismo, y sin embargo esa armadura le resultaría tan útil…

He oído que las puertas del Coliseo se han abierto para todos los que quieran entrenar hoy —decía una gruesa mujer en voz alta, a pesar de que estaba inclinada sobre la oreja de un raquítico hombre que sostenía un gato negro entre sus brazos—. Parece que Filoctetes quiere echar un vistazo a los valientes que hay por Tebas. A ver cuántos son capaces de llamarle la atención.

Stelios casi pudo sentir como sus orejas se ensanchaban. Pese a la algarabía, aquella conversación captó toda su atención. No quería resultar indiscreto, por lo que fingiendo observar un escudo exageradamente caro, comenzó a acercarse a la pareja, dispuesto a escuchar todo lo posible. Apenas había dos pasos cuando un joven de pelo oscuro, que también parecía haber escuchado todo, exclamó:

¿¡En serio!? ¡Tengo que ir ahora mismo! —y salió corriendo.

Stelios se quedó observando la figura hasta que se perdió de vista. Le sonaba, pero no acaba de ubicarle. Por la espada y las pintas, suponía que le habría visto en el Coliseo o luchando por ahí… ¿pero donde?

Estaba de brazos cruzados, pensativo, cuando dio un respingo.

¡Se me va adelantar! —Aquella era una oportunidad dorada. ¡Filoctetes, el entrenador de héroes, buscando posibles aprendices! No podía permitir que su entrada triunfal fuera eclipsada por cualquier otro. ¡El sátiro se tenía que fijar en él!

Sin más dilación, echó a correr hacia el Coliseo. Tras un tiempo estancado en su entrenamiento, por fin se le ofrecía la oportunidad que necesitaba para avanzar. Aquel iba a ser su primer paso hacia la gloria. Iba a ser un héroe. ¡Un auténtico héroe!

¡Allá voy, abuela! —y aceleró siguiendo la estela del joven de pelo oscuro.

Spoiler: Mostrar
Muchas gracias ^^.
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Mar Mar 04, 2014 6:29 pm

El camino hacia el Coliseo era empinado y a pesar de que todavía era bastante temprano, el sol griego torturaba las pieles de los transeúntes. Stelios subió por la cuesta hasta que vio las grandiosas estatuas que flanqueaban la entrada del Coliseo. Los dos guerreros cruzaban sus espadas en una actitud heroica, sosteniendo sendos escudos. Una pequeña multitud se acumulaba a los pies de la escalinata de mármol, que llevaba a pórtico con seis columnas y a unas puertas de doble batiente, con el símbolo de Zeus, rey de los dioses: el rayo.

Spoiler: Mostrar
Imagen


La gran mayoría eran hombres, aunque Stelios pudo distinguir la figura de alguna que otra mujer dispuesta a probar ante Filoctetes su habilidad. Nadie sería discriminado, pues lo que importaba era el potencial que pudieran demostrar ante el entrenador de héroes. Todos ellos parecían tener una selección de armas variadas, desde espadas a mazas con agudizados pinchos en sus extremos…

Spoiler: Mostrar


El muchacho que había visto en el ágora estaba de puntillas, estirando su cuerpo cuanto era capaz, en un intento de ver si se abrían las puertas o no. Al final renunció y empezó a hacer sentadillas a una velocidad sorprendente, desprendiendo energía por todos los poros de su cuerpo. Al ver a Stelios, que era el último en unirse al grupo, le saludó con un gesto y dijo:

¡Hola! ¿Tú…? —sentadilla—.[color=#000040¿También vienes a…? —sentadilla—.¿Pelear en Coliseo? —se incorporó con un suspiro y le tendió una mano para estrechársela—. ¡Me muero por estar ahí dentro de nuevo! ¿Qué estilo se te da mejor?

Pero antes de que pudiera ni empezar a responder al joven, hubo un murmullo de emoción y las puertas del Coliseo se abrieron. Pudieron escuchar una voz gritar:

¡Todo el mundo adentro! ¡Vamos, pseudo-héroes de pacotilla, no tengo todo el día! Oh, hola princesa, no te voy a quitar los ojos de encima...

Zack soltó una risotada mientras la multitud comenzaba a atravesar apresuradamente la puerta.

El bueno de Fil, nunca cambiará… ¡Venga, rápido! Por cierto, me llamo Zack Fair. ¿Y tú?

La antesala del Coliseo, donde había varias copas de antiguos torneos, era un lugar fresco y agradable. En un rincón se encontraba Filóctetes, pequeño, rollizo, con un par de pelos en la cabeza y dando pisadas impacientes con sus patas de cabra. Al ver a Zack le dedicó un seco saludo, aunque sonrió de medio lado, y revisó a Stelios con una mirada sarcástica.

Todo recto, a la arena de combate. Poneos por parejas y demostradme lo que sabéis hacer

¡Genial! ¿Vienes conmigo? —ofreció Zack.

Cuando llegaron a la arena, unas quince parejas se habían distribuido por el recinto y daban los primeros toques con sus armas o, directamente, calentaban los músculos.

Zack hizo un par de sentadillas y luego enarboló su espada.

¡Bueno! ¿Empezamos?
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Mar Mar 04, 2014 11:23 pm

Con toda la fuerza que le permitían sus piernas, Stelios siguió la estela del chico de pelo oscuro hasta alcanzar el Coliseo. La empinada cuesta daba pie a toda una edificación pensada para combatir. Las estatuas doradas, de pose heroica, cruzaban sus espadas sobre el acceso principal, como si invitaran a sus visitantes a emularlas. La multitud aglomerada era muy abundante, en su mayoría hombres, y buena parte de las conversaciones se enfocaban sobre el duro calor que debían soportar para combatir. La figura de todos los allí presentes era atlética, preparada para la lucha, y disponían de tal variedad de armas que Stelios miró su espada con cierta duda. ¿Sería suficiente para impresionar a Filoctetes? Llevaba prácticamente toda su vida entrenando para un momento así, y ahora que se presentaba su primera oportunidad de verdad se empezaba a poner nervioso.

Al fin alcanzó a la multitud y, sin fijarse muy bien, se situó cerca del grupo, colocando las manos sobre las rodillas para recuperar el aliento. Entre la carrera, el sol, y la mortífera cuesta se sentía levemente mareado. Cerró los ojos para concentrarse en su respiración unos segundos y, al abrirlos y observar al frente, se encontró una figura cuyo rostro subía y bajaba dentro de su rango de visión. Se trataba del chico moreno, que hacía sentadillas a una velocidad casi alarmante.

¡Hola! ¿Tú…? —sentadilla —¿También vienes a…? —sentadilla—¿Pelear en el Coliseo? —rápidamente se incorporó con un suspiro, tendiéndole una mano para estrechársela—. ¡Me muero por estar ahí dentro de nuevo! ¿Qué estilo se te da mejor?

Apenas había abierto la boca para contestar cuando las puertas del Coliseo se abrieron. Con aquella marea de gente, era imposible ver a cualquiera que saliera por ellas, pero la voz parecía inconfundible.

¡Todo el mundo adentro! ¡Vamos, pseudo-héroes de pacotilla, no tengo todo el día! Oh, hola princesa, no te voy a quitar los ojos de encima...

Stelios se incorporó, mucho mejor. Seguía sin ver a nadie, aunque se imaginaba que aquella voz mandona debía ser la de Filoctetes, una leyenda como entrenador de los mayores héroes de Grecia. De nuevo sintió como su pulso se aceleraba, esta vez por la emoción. ¡Ya iba a empezar su prueba! ¡Y casi se ahogaba subiendo una estúpida cuesta! ¡Necesitaba mínimo otros veinte años de entrenamiento! ¿En que demonios estaba pensando?

La multitud empezó a moverse hacia la puerta, y cuando a Stelios poco le faltaba para echarse las manos a la cabeza, escuchó la risa del chico de pelo oscuro.

El bueno de Fil, nunca cambiará… ¡Venga, rápido! Por cierto, me llamo Zack Fair. ¿Y tú?

Se trataba de un muchacho de unos quince años, y sin embargo destilaba confianza en sí mismo. Le llamó mucho la atención esa forma de ser tan activa. Le recordaba a sí mismo… cuando no estaba sumergiéndose en una espiral nerviosa, claro. Aquello no era en absoluto propio de él. Debía tranquilizarse.

Me llamo Stelios… ¡Y estoy aquí para convertirme en un héroe! — dijo para, automáticamente, sentirse avergonzado de tratar de impresionar a un chico más pequeño que él.

Se trasladaron al interior del Coliseo, un lugar mucho más fresco que el exterior, desde luego. El sol seguía siendo un martirio y el chico agradecía poder estar a la sombra unos minutos. Allí se encontraba Filoctetes, un pequeño sátiro rollizo, con no demasiado pelo por encima de la cintura. A Stelios no le pareció demasiado animado por los posibles aprendices que tenía ante él. Cuando el sátiro vio a Zack, le dedicó lo que parecía una especie de señal de reconocimiento con una leve sonrisa. Aquello no pasó inadvertido al chico, quién apenas recibió una mirada cargada de sarcasmo.

¿Filoctetes conocía ya a Zack? ¿Quién era ese crío?

El entrenador dio rápidamente las primeras instrucciones. No pudo dar mejores noticias.

Todo recto, a la arena de combate. Poneos por parejas y demostradme lo que sabéis hacer.

Combates uno contra uno. Perfecto. Pocas cosas le gustaban más a Stelios que aquella.

¡Genial! ¿Vienes conmigo? —ofreció Zack.

¡Claro! — respondió, conforme con la propuesta.

Varias parejas se habían dispuesto ya por la arena y se preparaban para la lucha individual. Calentamiento, última revisión de las armas… algunos ya habían comenzado a dar los primeros toques. Todo estaba preparado.

Situado delante de él, Zack hizo un par de sentadillas para después colocarse en posición, enarbolando su espada.

¡Bueno! ¿Empezamos?

Tras soltar el resto del equipo y quedarse simplemente con su armadura de combate, Stelios empuño su propia arma. Como siempre, estaba centrado y sin nervios. Después de todo, ¿Cómo se iba a poner nervioso por hacer lo que mejor se le daba?

¡Prepárate!
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Mié Mar 05, 2014 1:58 am

¡Prepárate!

¡Lo mismo te digo!—sonrió Zack.

Y como Stelios no hizo ningún movimiento, Zack se abalanzó sobre él y dio una estocada que acertó al joven en el estómago. Su contrincante había sido tan rápido que no había tenido tiempo ni de responder.

Zack, moviéndose rápidamente, lo rodeó en intento de pillarlo desprevenido y trató de golpearlo por un costado. Abrió después distancia entre ambos y sonrió, diciendo:

¡Eres bastante bueno! ¿Quién te ha entrenado?

Se echó hacia atrás para esquivar un posible ataque. Empezó a girar de nuevo a su alrededor, con la espada extendida al frente, casi rozando la de Stelios para controlar sus movimientos. Éste debía haber debido comprobar que el muchacho era muy fuerte por el primer golpe que le había dado. Más incluso que él. Así que iba a tener que utilizar la astucia, ser más rápido que él. O atacar a algún punto débil.

El chico dio un sablazo que estuvo a punto de acertarle en el brazo, se detuvo bruscamente y con un giro de cadera dio un corte horizontal. Pero fue demasiado brusco, demasiado rápido. Y Zack perdió por un momento el equilibrio.

Súbitamente, se quedó quieto, con los ojos abiertos de par en par, mirando hacia las gradas, y bajó su arma.

¡Es Lyn!

Si Stelios se volvía —o si lo hacía después de golpear a su enemigo, que, después de todo, había perdido la concentración— vería que Filóctetes caminaba por el graderío acompañado de una mujer enfundada en una armadura que caminaba con paso marcial. Filoctetes hizo un par de gestos en dirección a los combatientes y la mujer asintió, seria, antes de tomar asiento y apoyar la barbilla en una mano.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Cuando Stelios volvió a mirar a Zack, este parecía desprender luz propia.

Antes dijiste que quieres convertirte en un héroe. ¡Pues yo también!—Zack se llevó un pulgar al pecho y sonrió—. ¡Siempre he querido serlo! ¡Quiero volverme como Lyn!

Aquel nombre tuvo que resultarle inmediatamente familiar a Stelios: era la gran heroína de Tebas, que derrotó a uno de los titanes por sí sola.

La verdad es que la meta de Zack estaba muy lejana. E, irónicamente, a pocos metros de distancia, la protectora de Tebas les examinaba en silencio y con un gesto casi triste.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Mié Mar 05, 2014 4:08 am

Zack apenas había terminado de hablar cuando Stelios sintió el frío acero en el estómago, dejando al castaño estupefacto durante un instante. ¿Cuando se había movido? ¿Como había llegado a él tan rápido? Había bajado la guardia por tratarle como a un crío y, por ello, podría haber muerto de haber sido un combate real.

¡Agh! —gimió, dando un salto atrás —. ¡No está nada mal!

Aquel muchacho no era normal, ni por asomo. El golpe inicial había sido un aviso de la diferencia de fuerza entre ambos, casi una cortesía por parte de Zack.

Pero Stelios no pensaba quedarse atrás. Ahora que comprendía la fuerza de su rival, iba a luchar con todas sus fuerzas. Y si tenía que perder, por lo menos perdería con orgullo. Observando los movimientos de Zack, intuyó una finta hacia su costado, evitándola, para después contraatacar hacia el hombro. El chico moreno retrocedió. Stelios estaba casi seguro de que había hecho contacto.

¡Eres bastante bueno! ¿Quién te ha entrenado?

No pensaba darle tregua. Si le entretenía en la defensa, Zack no podría pasar al ataque, donde había demostrado ser tan contundente. Ambos giraron el uno en torno al otro, como si de un baile se tratara, midiendo los movimientos del adversario para asestar el golpe. En ese momento, Zack lanzó un ataque directo con su espada, bastante peligroso para su rival, que logró esquivarla en el último instante con el filo de su propia arma. Aquello había estado cerca, demasiado cerca. Dio un paso atrás, justo para evitar un nuevo ataque horizontal. Zack pasaba a la ofensiva y le obligaba a replegarse en su propia defensa. Sin embargo, parecía que el chico también podía cometer errores.

¡Demasiado impulso! ¡Has bajado tu arma! —exclamó Stelios mientras se lanzaba a por él.

Frenó el ataque en el último segundo, cuando el filo de su espada amenazaba la cabeza de Zack. Stelios se había fijado en el rostro de su rival en el instante en el que su arma casi impactaba contra la del más joven. Se había distraído, observando las gradas. No quería atacarle a traición cuando su mente no estaba en aquel combate, por lo que lo dejó en un aviso. Así, golpeó suavemente con la empuñadura en la frente de Zack. Se escuchó un leve "poc".

¡Eh! ¡Despierta! ¡Podría haberte matado!

¡Es Lyn!

Stelios se fijo en la dirección hacia la que observaba Zack. Allí había una mujer con armadura hablando con Filoctetes.

¿Lyn? Me suena su nombre... —Cualquier nombre que le pudiera sonar solía ser del Coliseo, por lo que probablemente también era una guerrera, como revelaba por otra parte su armadura —.Espera, ¿ESA Lyn? ¿La que derrotó a uno de los Titanes sin ayuda?

El aspecto de Zack parecía haber cambiado. Estaba claro que la presencia de la mujer le había dado nuevas fuerzas.

Antes dijiste que quieres convertirte en un héroe. ¡Pues yo también!—Zack se llevó un pulgar al pecho y sonrió—. ¡Siempre he querido serlo! ¡Quiero volverme como Lyn!

Al verle de nuevo centrado en él, Stelios se lanzó de frente con todo el impulso que fue capaz de obtener. De hacerlo bien, podría derribar al muchacho, que en ese momento estaba muy ocupado señalándose a si mismo con el dedo en vez de guardarse las espaldas. Se aprovecharía de la sorpresa y de su ventaja de estatura y constitución.

¡No pienso perder este combate, Zack!

Aquel último comentario había calado en Stelios. No pensaba bajar la guardia ante él, pero se sentía tan identificado con aquel chico que sentía como si hubiera encontrado, más que a un rival, a un posible nuevo amigo.

Sonrió.
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Mié Mar 05, 2014 7:33 pm

¡No pienso perder este combate, Zack!

Zack tuvo que echarse bruscamente a un lado para evitar que Stelios lo arrollara, pero no consiguió evitar por completo el golpe y la armadura de joven evitó que la espada le acertara en pleno costado. Pero no se detuvo, aunque debía haberle hecho bastante daño, porque tomó impulso de nuevo con una sonrisa mientras exclamaba:

¡No eres el único!

Y Zack comenzó a obligarle a retroceder, haciendo llover espadazos sobre Stelios. Venían de todas partes y eran secos, fuertes, tanto que se le estaban adormeciendo las muñecas de detenerlos con su propia arma.
Sin embargo, se dio cuenta de que a Zack se le escapaba alguna que otra mueca de dolor cuando imprimía todas sus fuerzas en un golpe y debió comprender que, al fin y al cabo, sus propios ataques habían hecho mella en el muchacho.

No estaba a su altura en fuerza, ni tampoco en rapidez.

¡Pero tenía una oportunidad! ¡Sólo debía aprovechar el momento en que…!

Zack abrió mucho los ojos y exclamó:

¡Cuida…!

Stelios recibió entonces un brusco empujón por la espalda y algo metálico —probablemente un casco— le acertó en la cabeza, dejándolo aturdido. Zack se lanzó adelante para sujetarlo y le escuchó soltar un resoplido de dolor, mientras algo muy pesado empujaba a Stelios hacia el suelo.

¡Tened más cuidado! ¡Podríais haberlo matado!

El peso desapareció y Stelios pudo darse la vuelta: un guerrero muy alto, con pinta de gladiador, forcejeaba un casco de rejilla para los ojos. Parecía que su contrincante le había acertado en la cabeza con una maza y la frente se había hundido, de modo que no podía quitárselo. Su rival, una mujer rubia que sacaba al menos dos cabezas a Zack, se disculpaba con el gladiador, apurada. Luego miró en su dirección y les pidió perdón.

Zack, que se cubría la nariz, donde el gladiador le había golpeado mientras trataba de aferrarse a algo para no caer, terminó por sonreír e hizo un gesto para restarle importancia.

¿Estás bien, Stelios? —preguntó entonces, tendiéndole una mano para ayudarle a incorporarse. Parecía realmente preocupado. Al mirar la nuca de Stelios, palpó con los dedos y se le mancharon los dedos con un poco de sangre—.Ven un momento a la sombra, voy a mirarte la cabeza —dijo, ofreciéndose para que se apoyara en él si lo veía necesario.

Fueron a apoyarse contra una de las gradas, donde Zack le examinó mejor, riéndose porque debía tener una cabeza muy dura para haber salido entero de ese golpe. Luego meditó un momento, hurgó en sus ropas y le tendió una pócima verde:

Es de las últimas que me quedan. Bébetela y seguimos peleando, si quieres —entonces se frotó el costado y dijo—.Eres bastante fuerte, ¿sabes? Estoy seguro de que me has hecho un morado enorme

Decía eso, pero estaba claro que Zack era fuerte, muy fuerte. Más que el propio Stelios.

¡Bien, basta ya de acariciarse, damiselas! —gritó entonces Filóctetes desde el graderío opuesto—. ¡Más ritmo, cambiad de pareja y empezad a pegar tortas de verdad!

Zack miró a Stelios y se pudo notar cierto alivio en su mirada; no quería pelear contra él. Así que, alegre, le deseó suerte y le preguntó:

¿Hablamos luego?

****


Stelios podía sentirse orgulloso; en dos horas peleó con cuatro contrincantes y venció en dos combates, perdió uno y el último quedó a empate. Para entonces el sol estaba tan alto que derretía la piel de los aspirantes, sedientos y sin fuerzas. La única que no parecía afectada era Lyn, que les seguía mirando, con cierto aburrimiento, aunque de vez en cuando le salía alguna sonrisa. Como cuando Zack gritó de alegría al vencer por primera vez o cuando Stelios consiguió derrotar a su primer oponente. Filóctetes, a regañadientes, permitió a los que quedaban en pie y no se habían retirado hacer un descanso.

Zack, que había acudido a refugiarse en la fresca antesala, hizo señas a Stelios para que fuera hacia él y le dio un puñetazo amistoso en el hombro.

¡Muy bien! Te he visto pelear y lo has hecho genial.

Zack había ganado tres de cuatro combates.

¡Vaya, Zack, cuánto tiempo! —exclamó una voz.

Los dos se volvieron hacia la puerta y le vieron.

Al mayor héroe de Tebas.

Hércules.

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Mié Mar 05, 2014 8:51 pm

¡Si! ¡Esta vez el golpe ha sido m...!

¡No eres el único!

Stelios no tuvo mucho tiempo para celebrar su buen golpe. Aunque estaba seguro de que aquello le había dolido, Zack no había frenado en su avance. Es más, enardecido por la presencia de Lyn, se lanzó con nuevas fuerzas dispuesto a hacer suyo el combate. Los espadazos caían a decenas sobre el maltrecho Stelios, que los detenía como podía. La fuerza que imponía el moreno sobre su arma hacía que cada golpe entre ambos aceros vibrara. De hecho, le estaba empezando a costar sujetar su arma.

Sin embargo, Stelios no se sentía mal consigo mismo. Aquel rival era alguien increíble. Nunca había luchado con un adversario tan poderoso y que le superara de esa forma. ¡Aún le faltaba mucho para ser el mejor de los héroes!

Continuaba resistiendo la tremenda lluvia de golpes cuando se fijó en los gestos de Zack. Parecía dolorido por sus propios golpes. Puede que fuera capaz de aprovecharse de su momentánea debilidad, quizá con una buena finta... O eso pensaba, hasta que...

¡Cuida…!

...de golpe comenzó a ver estrellas y lucecitas. El peso de lo que podría haber sido una montaña cayó sobre Stelios, mientras que empezaba a sentir un dolor intenso en la nuca .

¡Tened más cuidado! ¡Podríais haberlo matado! —Escuchó decir a Zack.

Al desaparecer la mole de encima suya, Stelios se incorporó mientras se llevaba la mano instintivamente a la nuca. Había algo de sangre en la herida, aunque no creía que fuera nada serio. Cosas peores le habían pasado.

¿Estás bien, Stelios? —Zack parecía preocupado por él, especialmente al ver la sangre en la herida —. Ven un momento a la sombra, voy a mirarte la cabeza

No te preocupes, no creo que sea nada. Si yo te contara la de cosas que he parado con la cabeza... —respondió el castaño, intentando tomárselo con humor. Mientras se alejaba con Zack hacia las gradas, hizo un gesto a los causantes del altercado, disculpándolos. Aquellos accidentes eran el pan de cada día en la vida de un guerrero.

Ya en las gradas, Zack empezó a examinarle la herida. Parecía que el chico no era solo un experto espadachín dotado de una fuerza y velocidad extraordinarias, sino que también entendía de primeros auxilios. No paraba de sorprenderle y de hacerle sentir cada vez más pequeño ante alguien más joven que él mismo. Tras un momento, Zack le ofreció una pócima verde:

Es de las últimas que me quedan. Bébetela y seguimos peleando, si quieres.

Agradecido, Stelios bebió de la pócima. No quería que un accidente le dejara demasiado tocado como para seguir con la exhibición ante Filoctetes. No era momento para intentar hacerse el duro. Mientras lo hacía, Zack se llevo la mano al costado. Parecía que le dolía.

Eres bastante fuerte, ¿sabes? Estoy seguro de que me has hecho un morado enorme.

¡Ja! Mira quien fue a hablar. Un poco más y me hubieras obligado a retirarme del mundillo antes de haber empezado. — Se río de sus palabras, aunque en el fondo se sentía un poco mal consigo mismo. Aquel día había aprendido cuanta gente increíble había en el mundo, así como lo poco que había avanzado realmente. Allí estaba, siendo tratado por el chico de quince años que le había vapuleado hace unos momentos. ¿Donde estaba la fuerza que buscaba para siquiera parecerse a él? ¿Para superarle?

Le estaba ofreciendo a Zack la mitad de la pócima para que tratara sus heridas cuando la voz de Fil interrumpió los combates.

¡Bien, basta ya de acariciarse, damiselas! —gritó —. ¡Más ritmo, cambiad de pareja y empezad a pegar tortas de verdad!

Las miradas de ambos chicos se cruzaron, agradecidos. En el fondo, ninguno de los dos quería luchar contra el otro de nuevo. No a corto plazo.

¿Hablamos luego?

Zack ya se alejaba cuando Stelios se levantó de las gradas. Tenía el arma en la mano.

¡Eh, Zack! —gritó mientras le señalaba con su espada —. ¡Prepárate, porque la próxima vez no te será tan fácil! ¡Te lo prometo!

****


Ya habían transcurrido dos horas cuando los combates finalizaron. Pese a su combate inicial con Zack, que en lo personal contaba como una derrota, Stelios había vencido en dos de sus cuatro combates, perdido uno y empatado en el último. Estaba convencido de que también podía haberlo ganado de haberse encontrado más fresco, pero la sucesión de encuentros le había dejado extenuado. De cualquier manera, se sentía bien consigo mismo. No había hecho el ridículo. Con un poco de suerte, quizá Filoctetes pensará lo mismo. Acababa de llegar a la antesala cuando vio que Zack le hacía señas para que se acercara.

¡Muy bien! Te he visto pelear y lo has hecho genial.

¡Ah, cállate! Tú has derrotado a tres de tus cuatro, y el último estoy seguro de que también podrías haberlo ganado —le reprendió, golpeándole en la cabeza con el puño —. ¡Con lo enano que eres, tienes una fuerza disparatada!

A sus espaldas resonó una voz que Stelios podría reconocer en cualquier parte. Su tono era cálido y jovial, pero delataba una gigantesca confianza en si mismo. No había persona en Tebas que no conociera al héroe de héroes.

¡Vaya, Zack, cuánto tiempo!

Era Hércules.

La primera reacción de Stelios fue girarse rápidamente para saludar al recién llegado, pero no quería causarle la impresión de que se trataba de otro adulador y triste aprendiz de héroe que no llegaría a nada. Manteniendo todo lo posible el tipo, se giró de una forma natural, sonriendo a la personificación del heroísmo y tendiéndole la mano.

Es un placer, señor. Mi nombre es Stelios y estoy encantado de conocerle.

Si, definitivamente aquello había sonado como otro adulador y triste aprendiz de héroe que no llegaría a nada.
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Jue Mar 06, 2014 2:09 am

Hércules sonrió amablemente a Stelios y le estrechó la mano con energía, aunque sin llegar a hacerle daño.

¡El placer es mío! ¡Yo me llamo Hércules! —dijo con un tono que daba a entender que no quería formalismos ni nada por el estilo—. ¿Qué? ¿Estabais entrenando con Fil?

Eso es. ¿Dónde andabas? Ya me estaba preguntando si llegaría a verte —dijo Zack con familiaridad y también le estrechó la mano a Hércules, que le dio una amistosa palmada en el hombro.

Aaaah, había tenido que ir a una reunión… Parece que han hecho una obra de teatro sobre mí y quieren que vaya —dijo Hércules. Su rostro estaba iluminado con una sonrisa infantil, pero luchaba denodadamente por no mostrarse pagado de sí mismo—.Y Fil insistió en que fuera aunque me perdiera la primera parte de los combates. Dice que así me quedaría con los buenos de verdad, y ya veo que tenía razón —les guiñó un ojo.

Zack sonrió y se pasó una mano por la nuca, relativamente avergonzado. Luego señaló a Stelios con el pulgar y dijo:

Pues él ha acabado con un tipo que te sacaría tres cabezas. Y no lo hace nada mal .

¿Ah, sí? —sonriente, Hércules se volvió hacia Stelios y dijo—:Y dime, ¿te gustaría volverte aprendiz de Fil? Te advierto que es muy duro. Uno no se vuelve héroe de la noche a la mañana. A mí me ha llevado años de entrenamiento…

Pues Lyn es muy joven y ya es toda una heroína —dijo Zack.

Hércules sonrió y fue a darle un puñetazo que el chico esquivó hábilmente.

Como iba diciendo, Fil es muy severo, pero un gran entrenador. Siempre me habla de todos los héroes a los que entrenó y algún día me gustaría llegar a ser como ellos—la mirada de Hércules era soñadora—.¿Y a ti, Stelios? ¿Te gustaría ser como alguien en particular? Ya sé que éste aspira a ser como Lyn y a derrotar titanes, pero, ¿y tú?
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Jue Mar 06, 2014 7:48 pm

La confianza con la que el héroe de los héroes estrechó su mano dejó a Stelios sin habla. Le había respondido con naturalidad, como si fueran buenos amigos.

¡El placer es mío! ¡Yo me llamo Hércules! —Stelios intentó responder, aunque todo lo que salió de su boca fue un balbuceo incomprensible. Afortunadamente, no pareció que Hércules diera muestras de haberlo escuchado—. ¿Qué? ¿Estabais entrenando con Fil?

Eso es. ¿Dónde andabas? Ya me estaba preguntando si llegaría a verte —Zack estrechó también la mano de Hércules. Parecía haber cierta confianza entre ellos. Ya habían hablado otras veces, eso seguro. Stelios no pudo evitar un cierto sentimiento de envidia hacia el chico. Desde luego, estaba a otro nivel.

Aaaah, había tenido que ir a una reunión… Parece que han hecho una obra de teatro sobre mí y quieren que vaya. Y Fil insistió en que fuera aunque me perdiera la primera parte de los combates. Dice que así me quedaría con los buenos de verdad, y ya veo que tenía razón —dijo mientras guiñaba un ojo. Stelios sufrió un pequeño vahído. Tenía ante si a toda una deidad dentro del mundo de los héroes. Era el mejor de los mejores, sin duda. Y estaba hablando con él (y con Zack) con total naturalidad.

Mientras Stelios flotaba en una pequeña nubecita mental, Zack seguía hablando con el pelirrojo.

Pues él ha acabado con un tipo que te sacaría tres cabezas. Y no lo hace nada mal. —Zack señalaba a Stelios con el dedo pulgar. Cuando entendió que hablaban de él, volvió en sí. Intentó mantener un tono lo más natural posible.

Oh, bueno, no fue nada fácil. Quiero decir, el tío era enorme pero también muy rápido. No fue nada fácil derrotarlo —respondió mientras se rascaba la cabeza, intentando quitarle importancia al asunto.

¿Ah, sí? —ahora sí que hablaba directamente con el castaño, que intentaba no ponerse colorado —. Y dime, ¿te gustaría volverte aprendiz de Fil? Te advierto que es muy duro. Uno no se vuelve héroe de la noche a la mañana. A mí me ha llevado años de entrenamiento…

La pregunta era muy sencilla, y la reacción de Stelios fue automática. Incluso olvidó durante un instante con quien hablaba.

¡P-por supuesto! ¡Todo lo que quiero es convertirme en un héroe de verdad! —apretó los puños con decisión.

Zack intervino.

Pues Lyn es muy joven y ya es toda una heroína —dijo, tras lo cuál esquivó un amigable puñetazo del héroe de héroes, que no insistió en su comentario.

Como iba diciendo, Fil es muy severo, pero un gran entrenador. Siempre me habla de todos los héroes a los que entrenó y algún día me gustaría llegar a ser como ellos—A Stelios ya le parecía que podía contarse entre esos héroes tan grandiosos de antaño, pero tampoco era nadie para contradecir a Hércules—.¿Y a ti, Stelios? ¿Te gustaría ser como alguien en particular? Ya sé que éste aspira a ser como Lyn y a derrotar titanes, pero, ¿y tú?

¿Yo? —Stelios echó un vistazo hacia el pasado, recordando la figura de aquel héroe que le inspirara de niño. Se trataba de un temible guerrero espadachín, un hombre de cabello plateado y largo cuya fuerza descomunal no conocía límites, o al menos no los demostró. El chico tardó en contestar, recordando aquella experiencia singular.

Al fin, volvió en sí.

Hubo un hombre, hace años. Yo era un niño y no recuerdo bien los detalles, pero si recuerdo la melena plateada. Y que era increíblemente fuerte. En ningún momento pareció cansarse o siquiera sudar. Hizo una exhibición en el Coliseo durante un día entero, y derrotó toda clase de monstruos y guerreros que le retaron. Se que luchaba con una espada, aunque no recuerdo exactamente como era. Lo cierto es que no se ha vuelto a saber de él desde entonces. Yo debía tener diez años.

Realmente el gran motivo por el que había decidido embarcarse en esa vida era por aquella promesa infantil a la mujer que le había criado, aunque aquella exhibición fue el gran detonante. No le pareció apropiado empezar a contarle su vida privada a alguien tan importante, así que lo que lo dejó estar.
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Vie Mar 07, 2014 6:04 pm

Hércules y Zack escucharon las palabras de Stelios, interesados. Entonces Hércules dijo:

Espero que lo consigas. De verdad. Sé lo que es luchar por un sueño.

Oh, ¡grandullón, por fin has vuelto! —con el repiqueteo de sus pezuñas sobre las baldosas adelantando su llegada, Filóctetes se acercó a ellos esbozando la primera sonrisa amplia que le habían visto dibujar en su rostro en todo el día—. ¿Qué tal eso de la obra de teatro, eh?

Pues bien, Fil. Aunque dicen que van a necesitarme alguna vez en los ensayos, ya sabes, para inspirarse…

¡Ah, ni hablar! ¡Tú no te vas a saltar ni un solo entrenamiento más, listillo!

Zack, conteniendo a duras penas una sonrisa, le dio un codazo a Stelios y le indicó que volvieran a la arena; se veía que Fil estaba dispuesto a echar la bronca a Hércules delante de ellos, así que…

Estaban empezando a marcharse cuando escucharon unos pasos apresurados y una mujer apareció en el vano de la puerta gritando:

¿Dónde está Hércules? —era una mujer de mediana edad, con el peinado medio deshecho y el rostro desencajado por el miedo: respiraba con mucha dificultad y parecía que había corrido con todas sus fuerzas hasta el Coliseo.

¿Qué sucede? —exclamó el héroe, corriendo hacia ella y sujetándola con facilidad cuando se apoyó en él para recuperar el aliento.

¡Monstruos! ¡Han salido de la nada y están en medio del ágora! ¡Necesitamos que nos ayudes, por favor!—suplicó, aferrándose a él. Sus ojos destilaban miedo pero también una esperanza abrasadora: no parecía que ni se le pasara por la cabeza la posibilidad de que Hércules pudiera negarse a su petición.

El héroe abandonó toda su jovialidad y asintió con seriedad.

¡Fil!

¡Corre, chico! No creo que me necesites, pero bajaré contigo en cuanto cierre el Coliseo.

¡Por favor, daos prisa! ¡Son muchos y…!

Usted quédese aquí —Hércules sonrió a la mujer, dándole un suave apretón en el hombro con su gran mano—. Yo me ocuparé de todo

¡Espera, Hércules! —exclamó de pronto Zack—. ¡Vamos contigo! ¡Necesitarás ayuda para que la gente se refugie y no te moleste!

Hércules, que ya estaba en el vano de la entrada, miró por un momento a ambos muchachos y luego a Fil.

Ni se os ocurra poneros en su camino. ¡Vamos, daos prisa y demostrad que servís para algo!

Zack sonrió a Stelios, sin poner en duda que iría con él, y salió corriendo detrás de Hércules, que se alejaba a grandes zancadas que en seguida abrirían una enorme distancia entre él y los dos muchachos.

Fil se dio la vuelta y regresó a la arena para despachar a toda la gente que todavía quedaba allí, para poder cerrar el Coliseo y bajar a vigilar a su aprendiz. Porque él sabía que Hércules se las podía apañar sin él, pero el cabezahueca era demasiado impulsivo y dependía de sus consejos.

En ello, estaba, mezclando insultos con una serie de órdenes, cuando, con pasos que hacían resonar las placas de su armadura, alguien se detuvo detrás de él.

¿Qué está sucediendo?
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Vie Mar 07, 2014 7:43 pm

Una vez terminó su breve relato, Stelios volvió a situarse. Estaba en el Coliseo, en plenas pruebas para lograr que Filoctetes, el famoso entrenador de héroes, le convirtiera en su pupilo. Y se encontraba en ese mismo instante contándole a la leyenda más grande de su tiempo una anécdota de su infancia. Durante un momento, el chico se sintió ridículo. Tampoco quería aburrirle con sus tonterías.

Espero que lo consigas. De verdad. Sé lo que es luchar por un sueño.

Aquello había sonado realmente sincero para dirigirse a alguien que acaba de conocer. Stelios no supo que responder a eso, y no tuvo tiempo de pararse a pensar. En ese instante, Filoctetes, que parecía que acababa de enterarse de la llegada de Hércules, se acercó hacia el grupo.

Oh, ¡grandullón, por fin has vuelto! —dijo, uniéndose a la conversación. Stelios se fijó en su rostro. Tenía algo muy extraño. ¿Era una sonrisa? ¿Podía sonreír? Ya empezaba a pensar que la cara de decepción era la única expresión que le habían dado los dioses—. ¿Qué tal eso de la obra de teatro, eh?

Pues bien, Fil. Aunque dicen que van a necesitarme alguna vez en los ensayos, ya sabes, para inspirarse…

¡Ah, ni hablar! ¡Tú no te vas a saltar ni un solo entrenamiento más, listillo!

Así que el poderoso Hércules seguía entrenando. Parecía que con tantas hazañas y logros, él ya lo tenía todo hecho. Pero seguía buscando sus límites, era increíble. ¿Hasta donde podía llegar su fuerza? En estos pensamientos estaba sumergido Stelios cuando recibió un codazo de Zack, que le hacía señas hacia la arena. Se disponía a marcharse con él, dejando a Hércules en plena bronca, cuando unos gritos llamaron la atención del grupo.

¿Dónde está Hércules? —gritaba una mujer mientras entraba a toda prisa en el Coliseo. El aludido corrió hacia ella.

¿Qué sucede?

¡Monstruos! ¡Han salido de la nada y están en medio del ágora! ¡Necesitamos que nos ayudes, por favor!

Stelios se fijó en Zack. Suponía que debía estar pensando lo mismo que él. ¿Monstruos? ¿En el ágora? Aquello era mucho mejor que unos combates de exhibición. ¡Era una auténtica aventura! ¡Una oportunidad de oro! ¡Era maravilloso!... aunque no debía estar siendo tan maravilloso para las buenas gentes de Tebas.

¡Fil!

¡Corre, chico! No creo que me necesites, pero bajaré contigo en cuanto cierre el Coliseo.

¡Por favor, daos prisa! ¡Son muchos y…! —la mujer parecía al borde del desmayo. Realmente debía haber sido una experiencia horrible para ella.

Usted quédese aquí. Yo me ocuparé de todo —Hércules parecía haber perdido su anterior aire tranquilo y alegre. Estaba serio, listo para el combate. Echó a correr hacia la puerta.

Stelios no pensaba quedarse atrás después de escuchar las noticias. Y estaba seguro de que Zack tampoco lo haría.

¡Nosotros también vamos contigo! ¡No vamos a dejarte solo! —gritó mientras perseguía al héroe.

¡Espera, Hércules! ¡Vamos contigo! ¡Necesitarás ayuda para que la gente se refugie y no te moleste!

El pelirrojo se giró, observando a los dos chicos. Parecía como si les estuviera mirando de arriba abajo, midiendo sus fuerzas. No parecía seguro.

Fil intervino.

Ni se os ocurra poneros en su camino. ¡Vamos, daos prisa y demostrad que servís para algo!

Respondida la cuestión, Hércules echo a correr con unas zancadas tan rápidas y largas que Stelios rápidamente le perdió de vista. A ese ritmo, esperaba llegar antes de que hubiera terminado todo. Sintiendo el peso de su arma en la espalda, aceleró el paso todo lo posible. Aquella iba a ser su primera experiencia real, y esperaba cumplir con las expectativas que tenía de si mismo.

¡Vamos allá, Zack!
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Vie Mar 07, 2014 10:03 pm

Hércules cada vez les sacaba más ventaja y era complicado seguirle por las calles estrechas e intrincadas. Varias personas gritaban a su paso, asustadas, y a medida que se acercaban al ágora varias se mostraban heridas.

Fue entonces cuando un niño salió corriendo de un callejón y fue a golpearse contra Stelios. El impacto fue tan brutal que el pequeño cayó de espaldas, aturdido. Estaba cubierto de sangre; en dos tajos inmensos, desproporcionados, atravesaban su torso y le habían desgarrado la ropa.

¡Ayudadme! —gritó, incorporándose a duras penas, pálido como un fantasma y con los ojos enrojecidos por las lágrimas—. ¡A mi mamá…A mi mamá se la ha comido un… un león!

¿Pero qué…? —Zack, que había retrocedido apresuradamente para ver qué estaba ocurriendo soltó una exclamación ahogada al ver la sangre y hurgó en sus ropas, extrayendo una pócima—.¡Rápido, dásela! Es la última, maldita sea, ya no tengo nada más para curarle…

Mi mamá, mi mamá…—repetía el niño, llorando, casi inconsciente. La poción haría que dejaran de sangrarle las heridas, pero eran demasiado profundas para desaparecer por completo.

Zack miró a Stelios con angustia.

¿Ha dicho un león? —preguntó, dubitativo—. ¿Aquí, en Tebas? Eso es imposible…

No había acabado de pronunciar aquellas palabras cuando escucharon un rugido. Un rugido imposible, tan fuerte que reverberó en sus pechos y que hizo estremecerse a la gente en un silencio ominoso.

Hércules había desaparecido, camino del ágora. Pero, desde la derecha, rumbo a otra área de la ciudad, había llegado el rugido. Y el niño temblaba y lloraba. Y aunque se estuviera inventando lo del león, lo que estaba claro era que aquella herida no la podía haber hecho nada normal…

¿Es que se habrían extendido los monstruos?
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Thailgar » Sab Mar 08, 2014 2:27 pm

La carrera hacia la zona atacada fue dura. Stelios apretaba el paso, corriendo con todas sus fuerzas. Había gente que necesitaba su ayuda y no podía permitirse empezar su propia leyenda con mal pie.

«Al menos esta vez es cuesta abajo»

Ya estaban en la ciudad. Decir que la situación era caótica sería quedarse corto. Las calles estaban llenas de gente huyendo en todas direcciones, gritando de puro terror, varias con heridas en diferentes puntos.

La pregunta que rondaba la mente del futuro héroe era: ¿De donde habían salido esos monstruos? ¿De la nada? No era posible que ningún guardia las hubiera visto acercarse. También es cierto que muchas veces un monstruo estaba destruyendo el centro de la ciudad para cuando daban la voz de alarma... Que desastre de seguridad.

Iba a preguntarle a Zack sobre esa cuestión cuando un niño, que huía corriendo, se estampó contra el pecho de Stelios, cayendo al suelo. Era tan pequeño que en un principio el chico no sabía que le había golpeado hasta que le vio tirado, con dos gigantescas heridas en el pecho.

¡Ayudadme! —gritó —. ¡A mi mamá…A mi mamá se la ha comido un… un león!

Dioses... —apenas había escuchado sus palabras. Las heridas parecían muy dolorosas. No entendía como podía seguir con vida —. ¡Tenemos que ayudarle!

¿Pero qué…? —Al comprobar la situación, Zack sacó rápidamente una pocima—.¡Rápido, dásela! Es la última, maldita sea, ya no tengo nada más para curarle…

Mi mamá, mi mamá…—repetía el niño, llorando, casi inconsciente. Sus heridas eran terribles. La pócima probablemente detendría la hemorragia, pero no bastaría. Necesitaban hacer algo más para ayudarle, pero Stelios no sabía el qué. Estaba tan ocupado intentando volverse más fuerte que no se le había ocurrido que alguna vez tuviera que curar heridas a los afectados. Cruzó una mirada de angustia con Zack, que parecía tan perdido como él.

—¿Ha dicho un león? ¿Aquí, en Tebas? Eso es imposible…

¿Imposible? No, no era imposible. Imposibles eran los estragos que estaba causando una simple bestia. ¿Que estaba sucediendo?

El rugido que resonó no era el de una simple bestia. Fue fuerte, imposiblemente fuerte, de una potencia tal que Stelios tuvo que taparse los oídos mientras sentía como vibraba su cuerpo.

En nombre de Zeus, ¿Que ha sido eso? —gritó Stelios. Le pitaban los oídos.

El rugido había sonado por su derecha, en otra dirección respecto a la que Hércules había salido corriendo. Era posible que no hubiera escuchado el sonido, por lo que Stelios y Zack estaban solos ante la amenaza. El castaño se incorporó y desenvainó su arma.

¡Zack! —dijo mirando hacia el frente, atento a cualquier posible ataque —. Yo no sé prácticamente nada de curación, y tú parece que sabes algo. Ayuda al chico como puedas. Yo me adelantaré y haré frente al "león".

Echó a correr en dirección al rugido, mientras rezaba a todos los dioses del panteón griego porque no estuviera corriendo hacia su propia muerte.

¡Te espero combatiendo! ¡No te entretengas!

Y se alejó a toda velocidad.
Imagen

Ficha

Cronología de Stelios

Segunda Saga

Tercera Saga



¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Quieres ver tu trabajo publicado en una revista online? ¡Pincha aquí!
Avatar de Usuario
Thailgar
5. Fantasma Farol
5. Fantasma Farol
 
Mensajes: 145
Registrado: Lun Feb 24, 2014 2:06 am
Dinero: 7,545.00
Ubicación: En el Gremio de Cazadores.
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Coliseo del Olimpo] La llamada del Héroe

Notapor Suzume Mizuno » Sab Mar 08, 2014 8:35 pm

¡Zack!

¡Qué!

Yo no sé prácticamente nada de curación, y tú parece que sabes algo. Ayuda al chico como puedas. Yo me adelantaré y haré frente al "león".

¡De acuerdo! —asintió, tomando al niño entre sus brazos. Luego sacudió la cabeza y gritó—:Espera, ¿qué?

Echó a correr en dirección al rugido, mientras rezaba a todos los dioses del panteón griego porque no estuviera corriendo hacia su propia muerte.

¡Te espero combatiendo! ¡No te entretengas!

Stelios, espera, no seas loco, no vayas solo! ¡Espera! —gritó Zack a voz en cuello.

Pero Stelios ya se marchaba y no parecía dispuesto a detenerse.

****


Corrió con todas sus fuerzas, justo en la dirección de la que huía la gente, espantada, cargando con niños o con unas pocas posesiones encima. Alguna persona intentó detenerle, hacerle entrar en razón y obligarle a dar media vuelta. Pero Stelios continuó, dispuesto a acabar con el monstruo.

La calle se abrió por fin y llegó al final de su camino; una plaza no demasiado grande, que daba a una de las calles que llevaba directamente a la muralla, que no estaba a mucha distancia.

Pero Stelios no se fijó en nada de eso, sino en la criatura que se elevaba en medio de la plaza.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Quizás Stelios había visto el dibujo de algún león en las cerámicas o en mosaicos; incluso podía ser que en alguna ocasión se hubiera expuesto el cadáver de uno de esos animales como trofeo de caza.

Pero jamás se habría enfrentado a una criatura tan descomunal.

El león, que hasta entonces le daba la espalda y agachaba la cabeza sobre algo, alzó la testa y olfateó ruidosamente. Se volvió entonces con lentitud hacia Stelios, clavando en él unos ojos fríos.

Entre sus poderosas mandíbulas se cerraron sobre algo que crujió espantosamente. La sangre salpicó el suelo. Sólo entonces Stelios se daría cuenta de que había varios cadáveres desperdigados por la plaza.

La bestia dejó escapar un profundo gruñido y tragó su alimento. Después se agazapó, cual gato, dispuesto a saltar sobre Stelios, mirándolo fijamente, valorándolo con lo que parecía ser inteligencia.

Entonces, se arrojó al frente con un rugido que hizo temblar la tierra.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Siguiente

Volver a Prólogos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados

cron