[Ciudad de Paso] Correo urgente

Trama de Fyk, Maya Zawrid, Sorkas y Light Hikari

La aparición del bando de Bastión Hueco ha colocado a la Orden de los Caballeros de la Llave Espada en una tensión creciente difícil de remediar. ¿Llegarán a enfrentarse ambos bandos en conflicto, o será posible la paz?

Moderadores: Suzume Mizuno, Astro, Sombra

[Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Soul Artist » Dom Mar 31, 2013 11:18 pm

Spoiler: Mostrar
Trama de Fyk (Final Fan), Maya Zawrid (Zodiark), Sorkas (Sorkas) y Light Hikari (Light).

Spoiler: Mostrar

Imagen

Ciudad de Paso estaba viva.

La actividad del mundo se había visto considerablemente aumentada a causa de la caída de Vergel Radiante. Sus exhabitantes supervivientes habían pasado a vivir en aquella ciudad característica por sus noches llenas de alegría y fiesta, de tiendas y locales donde beber hasta desmayarse. Los niños jugaban en el Sector 1 al pilla pilla, siendo eventualmente regañados por los moguris de la orfebrería por usar su establecimiento para no ser localizados de forma bastante habitual.

Claro que corrían peligros. Los Sincorazón acechaban en cada esquina cuando la noche caía, buscando alguna víctima inocente de la que alimentarse. Pero lo cierto es que un pequeño grupo de guerreros los tenían controlados, siendo no tan común su aparición y con un toque de queda para los ciudadanos que vivían en la mayoría de sectores. Además, los habitantes conocían bien los caminos que evitar y los que sí era aconsejable tomar.

¿Y qué más daba si, total, durante el día no corría nadie peligro? La luz del sol iluminaba con fuerza los edificios de aquella pequeña ciudad, alentando a los Sincorazón a no atacar y animando a sus ciudadanos a tomar la calle para vivir la vida y hacer sus tareas normales. Trabajar en la tienda de comestibles, comer en el restaurante, acudir a la escuela tras una pataleta mañanera...

Y por supuesto, el servicio de correos funcionaba como siempre. El señor cartero debía entregar cartas y paquetes no sólo a sus habitantes, sino que debía hacerse cargo de la correspondencia de todos los mundos cercanos. El servicio de correos de Ciudad de Paso era uno de los grandes orgullos de la ciudad, con millones de sobres esperando a ser entregados, de los cuales muchos acababan inevitablemente extraviados. El servicio era barato, rápido y eficaz, y daba empleo a más de una centena de humanos, moguris y otras razas existentes.

Y aquel era el primer día de trabajo de Joe. El recientemente nombrado cartero había tenido que pasar mucho para ser aceptado en el cargo, desde luego. Tras años de oposiciones, tras derramar cientos de lágrimas para lograr un único cargo entre más de diez mil personas que lo estaban intentando a la vez, era oficialmente cartero. Y empezaría con un paquete simple: algo que habían enviado desde un mundo externo para entregar en la misma Ciudad de Paso, y que al parecer corría bastante prisa pues habían pagado con un buen extra.

¡Hoy va a ser un gran día!

Joe detuvo el vagón en el que viajaba para detenerse en el ala este de la quinta planta de las instalaciones de correos, situadas bajo la ciudad. El hombre se llenó de orgullo y con una gran sonrisa se aproximó al fondo de la pared, donde, entre una ingente calidad de paquetes, se encontraba una pequeña sala cerrada con llave.

¡Un simple paquete, nada más! Este trabajo lo haré en un tristrás.

Joe sacó las llaves mientras silbaba y metió estas en la cerradura. Abrió la puerta y la empujó hacia el interior, dipuesto a acceder a esta, cuando algo le saltó a la cara.

Spoiler: Mostrar
Imagen


El grito de Joe fue tan desgarrador que todos los empleados del edificio de correos se alarmaron. El hombre tenía arañado todo el rostro, sorprendido por su terrible atacante: una pequeña sombra de ojos amarillos, con antenas en la cabeza y movimientos torpes y casi descontrolados.

No fue el único monstruo en surgir. Joe se levantó y comprobó que del interior de la sala habían comenzado a saltar más de aquellos monstruos hasta llegar a la docena. El cartero pegó un grito y, lejos de cerrar la puerta para evitar que escapasen más de aquellas oscuras bestias, corrió en dirección al vagón en los raíles para salvar su vida. No llegó: una de las sombras le sorprendió por la espalda, le provocó un grave corte en esta y le tiró al suelo.

Joe gritó en busca de auxilio, mas nadie acudió a tiempo. Algunos empleados en plantas superiores observaron cómo las bestias se aproximaban a él, hambrientas de su cuerpo y alma. Comenzaron a clavar sus garras en él, buscando su pecho, alimentándose de su sangre, hasta que lo sacaron. Un brillante corazón.

El servicio de correos entró en el caos en ese mismo momento, mientras el corazón de Joe comenzaba a alimentar la oscuridad de los Sincorazón y creaban un nuevo ser. Todos corrían a socorrer sus vidas. Y cuando pocas horas más tarde el asunto fue investigado, tras declarar las instalaciones en cuarentena, se encontró a un posible culpable. Los responsables de haber enviado el paquete.

Un mundo lejano llamado Tierra de Partida.

* * *

Bien, ya habréis oído el pequeño lío en el que se han metido vuestros Maestros, ¿no?

El Gremio era el lugar perfecto para desconectar del mundo para los aprendices de Tierra de Partida, desde luego, pero con la que se estaba armando ni allí podían relajarse Fyk y Maya. Habían acudido allí por algún motivo que sólo ellos conocían, y desde luego no era asunto de Gerard más allá de servirles aquello que hubiesen pedido, pero no podía evitar tocar el tema central de todos los cuchicheos desde hacía seis días atrás: la acusación de que Tierra de Partida estaba involucrada en un ataque Sincorazón a Ciudad de Paso.

Sonaba ridículo. Todo había surgido porque los Sincorazón se habían reunido en las instalaciones de correos cerca de un paquete enviado desde allí y habían acabado con algunas vidas inocentes, pero las malas lenguas ya habían acusado a los Caballeros de ser culpables. Y desde luego, no sin razón. Al hacerlo el mayor periódico de aquel mundo, The Moguday, aprovechó para atacar a la Orden con saña sacando fuentes en exclusiva de que la caída de Vergel Radiante había sido provocada por algunos poseedores de la Llave Espada. Y aquello, desde luego, no lo podían negar.

Gerard sirvió a ambos aprendices aquello que habían pedido y se dirigió hacia un tercer sujeto en la barra, el cual tenía el susodicho periódico a su lado. Su nombre era Sorkas, y desde luego al haber vivido en Ciudad de Paso debía conocer la situación mejor que nadie. Los Sincorazón no atacaban nunca durante el día, ni siquiera dentro de los edificios aunque estuviesen bajo tierra, por lo que todo aquello se le podía antojar extraño.

Tú eras de Ciudad de Paso, ¿verdad? ¿Qué opinas? ¡Os acusan de estar iniciando un ataque al mundo! ¿No te sientes molesto?

Gerard escuchó la opinión del joven y se dirigió hacia la cuarta persona en la barra, otro aprendiz de nombre Light Hikari. El chico había notado toda la actividad reciente de los Maestros tras aquello: no paraban. Siempre que veía a uno tenía prisa, escribía algún informe y se le veía estresado. Los entrenamientos habían cesado de golpe y porrazo, y por tanto aquellos días se podían considerar en cierto modo un descanso. Pero poco de descanso podía ser cuando quizás estuviesen al borde de una guerra con los habitantes de un mundo que sabía de su existencia.

Los Maestros habían escrito al periódico y se habían citado incluso con el alcalde de la ciudad, un conocido del cocinero aparentemente, para asegurar su inocencia en todo aquel asunto. Pero la realidad es que todo quedaba anulado cuando todo el mundo y los medios de comunicación habían la misma pregunta: ¿quién había enviado el paquete y qué contenía?

Nadie se había expresado al respecto. El Maestro de Maestros, Ronin, no contestó pero tampoco negó desconocer la información en ningún momento. Aquello sólo había despertado la desconfianza en el público, lo cual llevaba a manchar la reputación de Tierra de Partida inevitablemente.

Los Maestros no contestan, se habla por parte de algunos radicales de atacar con misiles Sanctus el castillo... —comentó Gerard en voz alta para sí mismo mientras limpiaba una taza—. ¡Y nadie mueve un dedo! Con lo fácil que sería ir allí mismo e investigar todo este extraño asunto. Pero no, los Maestros no quieren que nadie se meta en este lío, ¿verdad?

El hombre suspiró para sí mismo, pasando la mirada por encima de los cuarto presentes. Dejó la taza en el fregadero y apoyó sus brazos sobre la barra con una larga y pícara sonrisa, sin dirigirse a nadie en concreto, y mirando el tablón de misiones vacío.

Y vosotros vais a ser buenos chicos y vais a tener el trasero sentado aquí mientras no hay ni entrenamientos ni misiones, ¿verdad?

Gerard guiñó el ojo a Fyk. El mensaje, aunque fuese indirecto, era claro.

Spoiler: Mostrar
Fecha límite: 7 de Abril de 2013, 17.00 p.m. hora peninsular.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Light » Dom Abr 07, 2013 2:12 am

Tierra de Partida: la responsable del ataque Sincorazón de Ciudad de Paso.

Jamás he oído algo tan ridículo, y tan absurdo.

Es falso.


Poco más tenía que opinar sobre aquel rumor, además de que apenas conocía los detalles de éste.

La rutina de Tierra de Partida se había alterado por completo: en especial, los entrenamientos de los aprendices, que habían dejado de llevarse al cabo por alguna que otra misteriosa razón; relacionada con la influencia de los Sincorazón, claramente. Las principales autoridades de Tierra de Partida, ocupados y agobiados, debían estar encarando asuntos de índole compleja, que seguramente ningún aprendiz o cualquier persona corriente podría comprender. Los gajes que tenía el oficio, simplemente.

Acusar a Tierra de Partida era demasiado sencillo, pero a la vez absurdo. ¿Los caballeros que se dedicaban a patearse el universo para mantener a raya a los Sincorazón, ahora se dedicaban a enviarlos porque sí? No tendrían que hacer otra cosa que tirarse piedras a su propio tejado, ¿no?

Es una broma de mal gusto.

El aprendiz se hallaba en aquellos momentos en el Gremio de Tierra de Partida, en la barra de la cafetería. Ocupado con el refrescante zumo tropical que el amable camarero le había servido, se dedicaba a saborear lentamente el delicioso jugo de frutas que su paladar le rogaba beber a su debido tiempo, sin prisas. Mientras tanto, escuchaba interesado las posibles teorías o simples opiniones del resto de aprendices que compartían la barra con él.

No tenía el gusto de conocer a los otros dos aprendices, pero sí que reconocía perfectamente a la pequeña brujita: Maya Zawrid. En aquellos momentos se encontraba acompañada por un pequeño ser que se asemejaba a un niño, aunque su piel azul difería un poco de la de un ser humano corriente.

Y por último, se encontraba un joven con cabello oscuro y canoso, aproximadamente de su altura. Por las palabras del dueño de la barra, debía de tratarse de un ciudadano de Ciudad de Paso.

Ciudad de Paso…

Los Maestros no contestan, se habla por parte de algunos radicales de atacar con misiles Sanctus el castillo... —Light se quedó mirando estupefacto la taza que el barman limpiaba, sin saber qué decir—. ¡Y nadie mueve un dedo! Con lo fácil que sería ir allí mismo e investigar todo este extraño asunto. Pero no, los Maestros no quieren que nadie se meta en este lío, ¿verdad?

Supongo que es algo que no nos incumbe. Ese paquete, me refiero. Si los Maestros lo ocultan con tanto recelo es que debe de tratarse de algo que, por alguna razón, no debe ser revelado a nadie —les comentó a los presentes.

>>Por ejemplo, los Sincorazón. Los asuntos de los Sincorazón son peligrosos, así que me imagino que tampoco pueden divulgar ciertas cosas sobre estos —claramente, sabía perfectamente de lo que hablaba. No hace mucho se había tenido que enfrentar a hordas de Sincorazón en el Bosque de los Enanitos, prácticamente infinitas.

¿Qué ocurriría si alguien se enterara del contenido del paquete y se aprovechara de aquello para atraer a todas las masas de Sincorazón que le apeteciera?

Los secretos de Tierra de Partida debían permanecer en Tierra de Partida. Su abuela se lo había repetido miles de veces, por no decir millones.

Además, son sólo eso: rumores —y no solían decir cosas buenas, precisamente, ni tampoco verdades. El ejemplo más cercano era el del grupo de cotillas de Villa Crepúsculo, que se dedicaban a crear historias sobre él y su abuela, para luego expandirlas por toda la ciudad.

Y vosotros vais a ser buenos chicos y vais a tener el trasero sentado aquí mientras no hay ni entrenamientos ni misiones, ¿verdad?

El barman pareció no tragarse sus palabras. Dijeran lo que dijeran, intentaría convencerles igualmente. Sonriente, realmente parecía interesado en que se embarcaran en aquella aventura.

Supongo —rechazó su indirecta sugerencia y condujo el pequeño vaso de tubo hasta su boca, para terminarse lo que le quedaba del líquido.

No quería volver a Ciudad de Paso. No le apetecía embarcarse en otra absurda aventura allí, como en aquella ocasión anterior, sin ninguna razón de valor. No pretendía regresar al lugar en el que le conoció a él, y a ellos.

No iré.

¿Tienes miedo?

El líquido refrescante entró por el lugar incorrecto y, naturalmente, se atragantó tras escuchar el comentario de cierta vocecilla en su cabeza.

¿No te atreves a volver a Ciudad de Paso? Tengo entendido que además te enfrentaste a una enorme horda de Sincorazón en un bosque oscuro. Y huiste.

Y fracasaste. ¿Cuántos fracasos llevas ya?


No podía engañarle.

Entre tosidos, maldijo al pesado de su eidolon, que inevitablemente pudo escuchar el conjunto de insultos que iban dirigidos hacia él, hacia sus palabras vacilantes y hacia la maldita prueba que le había impuesto durante aquel aciago día, en el que juró que moriría. El perro no respondió a su invocador y permaneció simplemente en silencio; ocupado seguramente, rascándose sus molestas pulgas.

Qué molesto era que pudiera espiar todos sus pensamientos.

Así que tienes miedo…

Me voy a Ciudad de Paso —contradictoriamente apuntó, dejando el vaso vacío en la barra y levantándose del asiento vertiginosamente. Si algo le sobraba era orgullo, y no paciencia precisamente. Si además podía conseguir que ese molesto chucho se callara, mejor que mejor.

Con la misma velocidad, se dirigió a la salida del Gremio. No se alejaría demasiado ni se embarcaría ya hacia Ciudad de Paso, sino que esperaría afuera a todo aquel que deseara una intrépida y suicida aventura.

Spoiler: Mostrar
Edit: errata corregida.
Y duda: ¿sería posible utilizar mi nuevo llavero en esta trama? =/
Última edición por Light el Dom Abr 07, 2013 5:46 pm, editado 1 vez en total
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4306
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 81.24
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Sorkas » Dom Abr 07, 2013 5:17 pm

Tierra de Partida ataca Ciudad de Paso

Este era el título sensacionalista que daba paso a una noticia relatando los últimos ataques de Sincorazones en el mundo que consideraba mi hogar.

Me encontraba en El Gremio leyendo con cara de pocos amigos aquella noticia del famoso periódico The Moguday. En la noticia, afirmaban como nuestros Maestros eran los responsables de la caída de Vergel Radiante y de las últimas incidencias en Ciudad de Paso.

Cada palabra que leía de aquella noticia me provocaba un sabor a bilis en la boca muy desagradable. Aquello no era sino un ataque gratuito y sin fundamento hacia aquellos que lo único que pretendían era protegerlos.

Sin embargo, nunca en mi vida había sabido de Sincorazones que atacasen por el día… ¡Hasta dentro de los edificios! Era cierto que en los últimos días que pasé allí los Sincorazones habían aumentado en número, pero tampoco parecía ser nada preocupante. Al parecer se habían introducido en el edificio de correos y habían matado a varios civiles. De las víctimas que decía el periódico, ninguna era conocida mía. “Gracias a Dios”, pensé un poco aliviado. Aun así, todo eso era bastante preocupante, pues los Sincorazones habían atacado alrededor de un paquete enviado desde este mundo.

Y este suceso traía de cabeza a nuestros superiores. En los últimos días apenas había visto a uno o dos Maestros y siempre iban con prisas. Los entrenamientos y las misiones se habían paralizado. Aunque esto último no me venía nada mal, pues la última misión que tuve me había dejado muy mal de estado mental y pasé dos días sin salir de mi habitación.

Continué leyendo la noticia y viendo como aportaban pruebas “contundentes” de la participación de nuestros Maestros a aquella situación. No sabía quién estaba al mando de aquel periódico, pero sin duda estaba bastante resentido con los Portadores.

Tú eras de Ciudad de Paso, ¿verdad? —me dijo Gerard, el camarero de El Gremio, interrumpiendo mis pensamientos—. ¿Qué opinas? ¡Os acusan de estar iniciando un ataque al mundo! ¿No te sientes molesto?

Desde luego, el mejor sitio para ahogar mis penas era este lugar. El camarero se había comportado muy bien conmigo desde que llegué aquí tampoco hacía tanto.

En realidad no nací allí, pero he vivido todo lo que recuerdo, sí. En mi opinión no son más que patrañas —le contesté indiferente—. Acusaciones sin fundamento que utilizan para vender más periódicos. Todos los periodistas son iguales.

Por desgracia, estos periodistas eran los más leídos del mundo, y lo que ellos decían la gente se lo solía creer. Así que era lógico que todos los Maestros estuviesen alterados ante tales acusaciones.

Cerca de mí se encontraban otros tres aprendices bebiendo sus respectivos refrigerios a los que apenas había prestado atención, pero que también que se interesaban en el tema. Y no era para menos, era de lo único que se había hablado en la última semana.

Los Maestros no contestan, se habla por parte de algunos radicales de atacar con misiles Sanctus el castillo... —continuó el bien informado Gerard—. ¡Y nadie mueve un dedo! Con lo fácil que sería ir allí mismo e investigar todo este extraño asunto. Pero no, los Maestros no quieren que nadie se meta en este lío, ¿verdad?

Sorprendido, me quedé mirando al camarero ante tal revelación. ¿Atacar con misiles Sanctus? No me era desconocido aquel hechizo, pues fue precisamente un Sanctus lo que utilizó la Maestra Nanashi la primera vez que la vi para acabar con aquel enorme Sincorazón. Volver a pensar en ella… “¡No! Ella ya es pasado, si me la vuelvo a encontrar sería como enemiga”. Ya había pasado un tiempo desde su traición, pero yo seguía sin asimilarlo.

El chico alto de pelo negro dio su opinión argumentando que no eran nuestros asuntos y que aquello debían tratarlo los Maestros. Tal vez tuviese razón, pero lo que a mí realmente me inquietaban eran los Sincorazones que atacaban por el día y no la aburrida política sobre quién es el responsable.

Y vosotros vais a ser buenos chicos y vais a tener el trasero sentado aquí mientras no hay ni entrenamientos ni misiones, ¿verdad? —prosiguió Gerard dando a entender algo.

Esto era algo que no había conocido en él en el tiempo que había estado por aquí. ¿Nos estaba incitando a que fuésemos a Ciudad de Paso? Realmente tenía ganas de volver allí y poder ayudar en lo que fuese necesario, además los entrenamientos estaban parados y los Maestros pasaban de nosotros. Pero sin duda no iba a poder ir solo. Tal vez debería llamar a Paul o Rhía, eran los únicos que conocía por aquí.

No iré. —sentenció el chico alto de pelo negro.

A falta de lo que dijesen la chica y el extraterrestre no parecía que fuese a contar con mucha ayuda así que me dispuse a salir del gremio sin decir nada para ir a buscar a algún conocido mío. Sin embargo el mismo chico volvió a hablar.

Me voy a Ciudad de Paso.

En apenas unos segundos, había cambiado de opinión totalmente. Y sin decir nada más salió por la puerta. Yo, que me había quedado a medio camino de la salida, le seguí hasta que le alcancé.

¡Espera! —le grité—. Yo también voy contigo sino te importa. No puedo dejar que los Sincorazones vayan matando gente en mi mundo. Soy Sorkas, encantado.
Avatar de Usuario
Sorkas
12. Neosombra
12. Neosombra
 
Mensajes: 332
Registrado: Lun Jul 23, 2012 4:05 pm
Dinero: 500,001.02
Banco: 0.00
Ubicación: Poniente
Sexo: Masculino
Karma: 3

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Zodiark » Dom Abr 07, 2013 5:58 pm

Después de un intenso entrenamiento con Fyk, el pequeño y yo decidimos ir a la cafetería del Gremio para descansar. Mientras charlábamos y tomábamos un refresco, el camarero, Gerard, se acercó para decirnos algo.

Bien, ya habréis oído el pequeño lío en el que se han metido vuestros Maestros, ¿no?

Sí, claro que lo sabía. Prácticamente todo el mundo lo sabía, y con lo cotilla y curiosa que era yo, algo así no podía pasar desapercibido.

Sí... —respondí cabizbaja—. Espero que mis padres no se hayan enterado...

No me creía aquella historia. ¿Nosotros, Tierra de Partida, involucrados en un ataque de los Sincorazón a gente inocente? No podía ser verdad, me negaba a pensar que aquello era verdad. Pero el rumor se había extendido mucho, y si había llegado a los oídos de mi familia no estarían para nada tranquilos. Me preocupaba pensar que por esa estupidez decidieran prohibirme ser aprendiza de la Llave Espada y me alejaran de Tierra de Partida. Allí había hecho muchos amigos, estaba luchando por hacerme más fuerte y alcanzar mi sueño... No quería que aquello arruinara mi nueva vida.

Gerard se dirigió a otro chico, que por lo visto era originario de Ciudad de Paso, el mundo que había sido atacado.

Los Maestros no contestan, se habla por parte de algunos radicales de atacar con misiles Sanctus el castillo... —comentó el camarero—. ¡Y nadie mueve un dedo! Con lo fácil que sería ir allí mismo e investigar todo este extraño asunto. Pero no, los Maestros no quieren que nadie se meta en este lío, ¿verdad?

¿Qué? ¿Atacar el castillo? —pregunté sorprendida y atemorizada pensando en el hecho de que algunas personas exaltadas se atrevieran a atacarnos por culpa de aquellos malditas acusaciones infundadas.

Supongo que es algo que no nos incumbe. Ese paquete, me refiero. Si los Maestros lo ocultan con tanto recelo es que debe de tratarse de algo que, por alguna razón, no debe ser revelado a nadie —dijo Light, que también estaba sentado en la barra—. Por ejemplo, los Sincorazón. Los asuntos de los Sincorazón son peligrosos, así que me imagino que tampoco pueden divulgar ciertas cosas sobre estos. Además, son sólo eso: rumores

Y vosotros vais a ser buenos chicos y vais a tener el trasero sentado aquí mientras no hay ni entrenamientos ni misiones, ¿verdad? —dijo Gerard con un tono irónico, guiñándole un ojo a Fyk.

Miré a Fyk y asentí con la cabeza, sonriendo. Había entendido la indirecta de Gerard perfectamente y quería ir allí.

Quiero descubrir qué ocurrió y desmentir esos rumores. Tengo miedo de que mi estancia en este mundo se vea perjudicada por su culpa... Voy a ir a Ciudad de Paso —dije levantándome del taburete. Light y el otro chico salieron del Gremio, y yo comencé a caminar hacia la salida justo detrás de ello. Antes de atravesar la puerta, me di la vuelta y miré hacia la barra—. ¿Vas a venir? —pregunté cruzándome de brazos, esperando una respuesta por parte de Fyk.
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Final Fan » Lun Abr 08, 2013 12:35 am

¿Vas a venir?

Miré receloso a Maya mientras los otros dos chicos que estaban sentados en la barra del Gremio se levantaban para irse directos hacia el meollo del asunto. Le dediqué una mirada de reproche a Gerard.

¿Has instado a alguien más a meterse en este asunto o con nosotros te llega? —repliqué al camarero, molesto.

Dejé mi bebida con desgana en la barra y seguí a Maya, suspirando. Ella iba a ir de todas formas a aquel lugar, y aunque fuese con más aprendices prefería acompañarla, por si acaso.

Esto es una horrible, horrible idea...
ImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Final Fan
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Lost Hearts
 
Mensajes: 1763
Registrado: Sab Mar 22, 2008 10:21 pm
Dinero: 164,122.60
Banco: 114,985.17
Ubicación: Dejitaru Waarudo >8D
Sexo: Masculino
Clan: Lost Hearts
Tumblr: finalflan
Youtube: AboFinal
Estantería de objetos
Karma: 31

Ronda #2 - Correo urgente

Notapor Soul Artist » Mié Abr 10, 2013 6:49 pm

Ninguno de los jóvenes aprendices decidió quedarse atrás. Ya fuera por orgullo a favor de voces en la cabeza, por sencilla curiosidad o presión de grupo, los cuatro optaron por obedecer la indirecta del camarero e investigar aquel negro asunto de una vez por todas.

No les fue difícil salir sin que nadie les preguntara adónde iban. La mayoría de aprendices vagueaban, estudiaban o entrenaban por su cuenta, y los Maestros no estaban por la labor de atender cómo unos pequeños se iban de excursión a otro mundo. Pero encontrarse con alguno de ellos sí fue imposible: al poco de salir al pasillo Kazuki casi atropellaba a Maya, con una montaña de papeles entre sus brazos.

¡¡Oh!! Eh… Disculpad.

El Maestro no atendió a comentario alguno: casi como si se hubiese olvidado de la existencia de sus dos aprendices allí presentes se dirigió a toda prisa hacia el final del pasillo, donde cerca estuvo de chocar de nuevo con un aprendiz medio perro.

Cerca de la salida fue donde encontraron de nuevo a más Maestros, esta vez Lyn y Ronin. El segundo parecía llevar mejor que nadie la situación de Tierra de Partida, por lo que se hacía difícil saber si se tomaba en serio toda aquella locura. Desde luego, quien sí lo hacía era Lyn, que prácticamente le estaba gritando en el oído que tomara cartas en el asunto de una vez por todas. Al ver esta a los aprendices bajó finalmente su tono de voz, hablando con algo de ira cargada a su Maestro pero todavía calmada:

… no tomes las cosas por los cuernos se va a armar bien gorda. ¡Quién sabe lo que estarán haciendo en Bastión Hueco!

Ya, ya —contestó Ronin, saludando con la mano a Light sin prestar demasiada atención a su compañera—. No es de su incumbencia, así que dudo que metan las narices en este asunto. Tienes que aprender a relajarte, ya he mandado a alguien a hablar el asunto. ¡Pasad un buen día, chicos!

¿Y acaso crees que no meterán sus narices cuando se enteren de que…?

No pudieron seguir escuchando nada más de la conversación de ambos Maestros, pues Ronin tomó del hombro a Lyn rodeándola y la obligó a caminar hacia las escaleras que conducían al piso superior del castillo, alejándose de los aprendices. El camino a la salida del mundo al menos quedaba despejado. No atenderían a nada que los aprendices quisieran consultar, pues ya ignoraron a una chica de ojos achinados que se acercó a preguntarles algo. Nunca obtuvo su respuesta.

Mejor aprovechar la situación para salir pitando.

* * *

Ciudad de Paso no era tan mágica de día.

El mundo seguía teniendo algo especial en el aire que lo hacía mágico, pero cuando de verdad se podía apreciar era cuando las luces artificiales de las ventanas y farolas se encendían para dar un tono hechizante de misterio a los edificios de aquella gran ciudad. De día se perdía todo aquello, y se notaba para todo aquel que hubiese hecho una escapada nocturna para beber largas horas en el bar en compañía de amigos o, sencillamente, acompañar a una dama a una habitación de hotel.

Tras atravesar las puertas de entrada a la ciudad notaron el Sector 1 lleno de gente, mucho más que por la noche. Los niños salían de la escuela en aquel momento, cansados de las cansinas clases que les habían tenido encerrados entre cuatro paredes desde temprano; se apreciaba algunas parejas de colegas que salían de su trabajo a aquellas altas horas, quejándose de sus horarios y alguno expresando preferir el nocturno; incluso se podía apreciar un par de moguris jugando en la farola central de la plaza, por encima de las cabezas de todos.

Si ninguno había utilizado con anterioridad el servicio de correos, sólo Sorkas sabría dónde se encontraba el edificio central: en la Plaza de la Fuente, cerca del Sector 4. Podía resultar una pequeña caminata, pero al menos lo tenía localizado. Si alguna vez escuchó hablar de los rumores acerca de que directamente por el buzón del Distrito 1 se podía acceder a las instalaciones de correos se llevaría una decepción, puesto que este se encontraba atrapado entre cuatro barreras que señalaban precaución. Saltárselas llamaría la atención de toda la gente, y sabiendo la situación no era conveniente hacerlo.

De acuerdo. Iré a verlo. Cuídate, Squall.

Bien conocida era aquella voz por Fyk y Maya. Al dirigir la mirada hacia el origen de esta localizaron a una mujer de media estatura, vestida con ropajes principalmente rosados y una larga sonrisa en el rostro. Su largo pelo castaño caía por su espalda, haciendo juego con sus enormes botas marrones.

Era Aeris. La mujer que conocieron en Bastión Hueco durante el incidente posteriormente conocido como el ocaso de una estrella.

Spoiler: Mostrar
Imagen

Pero a su vez quizás viesen también otra figura femenina alejarse en la multitud en dirección al callejón trasero del Distrito 1, camino a las puertas que daban acceso al Distrito 2. También era llamativo quién acompañaba a aquella mujer de pelo negro y ropajes morados, puesto que parecía un conejo naranja que caminaba a dos patas. Lo más llamativo de él era el característico pompón amarillo le identificaba como moguri. Sus identidades no eran ningún secreto: se trataban de Yami, Maestra de Tierra de Partida, y el líder de los moguris de Ciudad de Paso, para el cual ya había trabajado Sorkas en el pasado: Montblanc.

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

No tomaban el mismo camino. Aeris se dirigía hacia la zona oeste de la ciudad, donde abrió una doble puerta de madera y accedió a las calles traseras de la ciudad, mientras que Yami y Montblanc se perdieron tras el edificio de la orfebrería camino aparentemente al Sector 2. Por mucho que les llamaran fue inútil, puesto que las calles estaban llenas y la gente ya montaba mucho ruido de por sí.

Ellos decidían qué camino tomar.

Spoiler: Mostrar
Fecha límite: miércoles 17 de abril, 2013. Sin hora.

Dudas como siempre, por privado.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Final Fan » Lun Abr 15, 2013 6:35 am

Ciudad de Paso parecía un lugar agradable, dejando aparte la luz del sol que me molestaba en los ojos al igual que en Tierra de Partida, a lo que ya me había ido acostumbrando a lo largo de los meses. La sensación de que dejar que Maya se embarcase en aquella pequeña aventura había sido una mala idea no se había mitigado ni siquiera al percibir el afable ambiente de aquel mundo. Se me hacía un nudo en la garganta cada vez que pensaba en el embrollo en el que nos estábamos metiendo no sólo nosotros dos, sino el otro par de aprendices que se habían tirado de cabeza al meollo del asunto.

Maya, por favor, sé que estás aburrida y que interferir con asuntos de seguridad intermundial te parecerá emocionantísimo, ¡pero hay muchas otras cosas que podemos hacer ya que hemos venido hasta aquí! —propuse, casi suplicante, para luego dirigirme a los otros dos—. ¡Lo mismo os digo a vosotros, por favor! ¡Nos vamos a meter en un lío! Eh... vosotros...

Ladeé la cabeza de repente al darme cuenta de una cosa.

N-no sé cómo os llamáis —admití—. Yo soy Fyk, ¿vale? Y Fyk dice que deberíamos dejar los asuntos de los Maestros a los Maestros. Os lo pido con carita de pena, ¿veis?

Señalé la consternada expresión de mi cara, que parecería más maníaca que triste. Al darme cuenta de ello sacudí la cabeza y suspiré con impaciencia, mirando a mi alrededor para buscar alguna excusa que nos sacase de todo aquello. Abrí mucho los ojos cuando escuché una dulce voz familiar que sería el móvil perfecto para hacer algo, además, productivo.

¡Aaaaaah! ¡Homaj, Maya, sueï, sueï! —exclamé, señalando a quien acababa de ver— ¡Mira quién es!

Aeris, la maga blanca que nos había asistido en nuestra misión en Bastión Hueco, se alejaba mezclándose entre la multitud hacia una calle trasera del distrito. Desde que supe que era especialista en magia de apoyo quise preguntarle si podría enseñarme alguna que otra cosa... ¡aquella era la oportunidad perfecta! ¡Y además era mi vía de escape para aquel asunto del correo!

Oh. ¿"Mi" vía de escape? ¡Quería decir "nuestra" vía de escape! En qué estaría pensando.

Me alejé unos pasos del grupo hacia donde estaba ella, sin prestar atención a nada más. Me quedé quieto un momento y le dediqué a Maya un gesto para indicarle que me siguiese. ¡Aquello tenía que funcionar!
ImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Final Fan
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Lost Hearts
 
Mensajes: 1763
Registrado: Sab Mar 22, 2008 10:21 pm
Dinero: 164,122.60
Banco: 114,985.17
Ubicación: Dejitaru Waarudo >8D
Sexo: Masculino
Clan: Lost Hearts
Tumblr: finalflan
Youtube: AboFinal
Estantería de objetos
Karma: 31

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Light » Mié Abr 17, 2013 8:16 pm

Es un placer —confesó, esbozando una sonrisa y tendiendo su mano para que las estrecharan—. Yo soy Light.

* * *


Finalmente, los cuatro aprendices se atrevieron a encaminarse hacia Ciudad de Paso para investigar lo ocurrido. Durante el camino a la salida se pudieron percatar de que los Maestros seguían tan ocupados como siempre: por ejemplo, Kazuki cargaba con un gran montón de papeleo entre manos. Sin pararse a saludar ni siquiera a sus aprendices, el Maestro remolón continuó con su camino.

Nada de lo que extrañarse. Resultaba normal que los turbios asuntos de Ciudad de Paso consumieran la mayor parte de su tiempo, ¿no?

No sería el único Maestro que se encontrarían. Light, acompañado por los demás, continuaría avanzando hasta la salida del castillo, donde se encontrarían a Ronin y Lyn. Sin aparentar nerviosismo o extrañeza por el secretismo de los dos Maestros, y sin pararse, el aprendiz de Ronin se aproximó hacia ambos, atento a su conversación.

… no tomes las cosas por los cuernos se va a armar bien gorda. ¡Quién sabe lo que estarán haciendo en Bastión Hueco!

¿Bastón Hueco?

Ya, ya —Light asintió con su cabeza al saludo de su Maestro, sin interrumpir la conversación de estos—. No es de su incumbencia, así que dudo que metan las narices en este asunto. Tienes que aprender a relajarte, ya he mandado a alguien a hablar el asunto. ¡Pasad un buen día, chicos!

Igualmente...

¿Y acaso crees que no meterán sus narices cuando se enteren de que…?

Empujando a su compañera de oficio, Ronin se aseguró de que los aprendices no escucharan más sobre el asunto. El muchacho pensativo no dudó en compartir sus opiniones con la criatura que residía en su corazón, telepáticamente.

La Maestra Lyn parece alterada. ¿Será por el caso del misterioso correo?

Seguramente, aunque Ronin no parecía tan preocupado.

No te fíes. Siempre aparenta esa actitud.

Discutían sobre un tema delicado, eso seguro. Una vez todos salieran al exterior, podrían salir directamente hacia Ciudad de Paso, con la ayuda de sus Gliders. El bravo aprendiz no se retrasaría en exhibir su armadura oscura y su casco y guantes de color azul cerúleo. Inmediatamente, materializaría su gran Llave Espada y, montando en ésta, se dirigiría hacia su próximo destino.

Allá vamos...

* * *


Como siempre, haría desaparecer sus enigmáticas prendas para pasar desapercibido por la ciudad; su llave espada también. En aquella ocasión, en especial, debía ocultar por todos los medios su procedencia, por ende, tendría que evitar utilizar su arma o sus habilidades delante de los habitantes de aquel mundo, pues su situación era delicada tras la difusión de los rumores. Haciendo uso de sus prendas normales y corrientes, podría hacerse pasar perfectamente por un habitante de Ciudad de Paso.

Spoiler: Mostrar


El muchacho no había vuelto a visitar la ciudad desde el día del incidente con Tandy, hace ya bastantes meses. Sin acordarse apenas de aquella ciudad situada bajo el manto nocturno lleno de estrellas, ahora diurna, sentía como si estuviera visitando un mundo nuevo.

Pronto comprobarían que el distrito 1 estaba repleto de gente; tanto, que difícilmente podrían avistar a alguien conocido en el lugar. Afortunadamente, pudieron ver a la Maestra Yami acompañada por Montblanc, que aparentemente caminaban hacia el Distrito 2 de la ciudad, aunque se ocultaron de la vista de los aprendices al situarse tras la orfebrería.

Era posible que fuera Yami la nombrada por Ronin para encargarse del problema que tanto irritaba a la Maestra Lyn. Si así era el caso, seguramente podrían descubrir los detalles de dicho problema si optaban por dirigirse hacia el Distrito 2.

Esa era la Maestra Yami —afirmaba, todavía observando la orfebrería del distrito—. Aunque tratándose de ella, sigue siendo una Maestra, así que si nos descubre puede que nos haga volver a Tierra de Partida para que no descubramos nada sobre el asunto… ¿Uh?

El extraterrestre que les acompañaba no parecía tener muchas ganas de investigar lo ocurrido. Light estaba prácticamente en su misma situación, debido a la presión ejercida por Gao, aunque tampoco podía negar que sentía algo de curiosidad. Sobre todo, después de lo ocurrido en aquel día…

N-no sé cómo os llamáis —el pequeño hizo ademán de presentarse—. Yo soy Fyk, ¿vale? Y Fyk dice que deberíamos dejar los asuntos de los Maestros a los Maestros. Os lo pido con carita de pena, ¿veis?

Encantado, Fyk. Yo me llamo Light —se presentó risueño tras la presentación del niño azul, tomándose con humor las muecas extrañas de su cara. Durante unos segundos, el peculiar personaje no pudo pasar desapercibido ante los ojos curiosos de Light, que se agacharía para contemplarle mejor—. Y coincido contigo. Yo también creo que no nos concierne en absoluto y que únicamente nos traerá problemas...

¡Aaaaaah! ¡Homaj, Maya, sueï, sueï! —vociferaba el pequeño ser, que pronunciaba una lengua desconocida para ellos. Parecía estar señalando a alguien que se encontraba dentro de la multitud—. ¡Mira quién es!

Rápidamente, el extraterrestre se alejó lentamente del grupo para acercarse hacia alguien que debía ser conocido para ellos dos. Rogaba a Maya con sus desesperadas señas para que le siguiera.

Yo iré hacia el distrito 2. No creo que ocurra nada por separarnos, así que id hacia donde prefiráis —les comentó a Maya y Sorkas, sin importarle que le dejaran solo. Todavía consciente del peligro que implicaba adentrarse en la ciudad, la idea de seguir a Yami y Montblanc resultó demasiado tentadora. Y esa no era la única razón, claro que no.

Me pregunto si la Reina del Crepúsculo está relacionada con todo esto…

Sólo hay una manera de averiguarlo.

Habían pasado muchos meses desde su encuentro con aquella mujer, pero era una posibilidad que no podía desechar.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4306
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 81.24
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Zodiark » Jue Abr 18, 2013 12:25 am

Una vez reunidos todos, nos dirigimos a Ciudad de Paso. Nunca había estado allí, y aquel mundo parecía un sitio bastante... normal, incluso aburrido. Pero estábamos allí para descubrir el misterio del ataque de los sincorazón, no para pasárnoslo bien. Aunque, en realidad, debía admitir que aquello era para mí una aventura, me sentía como una verdadera detective.

Maya, por favor, sé que estás aburrida y que interferir con asuntos de seguridad intermundial te parecerá emocionantísimo, ¡pero hay muchas otras cosas que podemos hacer ya que hemos venido hasta aquí! —me dijo Fyk sin que yo llegase a abrir la boca—. ¡Lo mismo os digo a vosotros, por favor! ¡Nos vamos a meter en un lío! Eh... vosotros... N-no sé cómo os llamáis. Yo soy Fyk, ¿vale? Y Fyk dice que deberíamos dejar los asuntos de los Maestros a los Maestros. Os lo pido con carita de pena, ¿veis?

Jo, Fyk, qué aburrido eres —me quejé cruzándome de brazos e inflando los mofletes mientras los chicos se presentaban entre ellos.

Mientras pensaba en cómo convencer a Fyk para seguir adelante con la búsqueda de información, una voz sonó por allí cerca:

De acuerdo. Iré a verlo. Cuídate, Squall.

¡Aaaaaah! ¡Homaj, Maya, sueï, sueï! —exclamó el pequeño ser azul señalando al origen de dicha voz—. ¡Mira quién es!

¡Aeris! Quizá ella sepa algo sobre todo este embrollo.

Yo iré hacia el distrito 2. No creo que ocurra nada por separarnos, así que id hacia donde prefiráis —comentó Light.

Está bien, Fyk y yo iremos a hablar con Aeris, a ver si puedo sacarle algo de información útil acerca de todo este asunto —respondí al chico justo antes de comenzar a correr para alcanzar a Fyk, que se me había adelantado para llegar hasta la chica del vestido rosa.

Aunque Fyk no lo quisiera, iba a seguir adelante investigando sobre el ataque de los sincorazón a Ciudad de Paso. Aquello no afectaba solo a los Maestros, desde mi punto de vista era cosa de todos los habitantes de Tierra de Partida y, sobre todo, de todos los aprendices de la Llave Espada. No podíamos dejar que nos desprestigiaran así, no podía dejar que por aquello mis días como futura Maestra acabasen. Sentía que descubrir la verdad era mi obligación, y estaba dispuesta a llegar hasta el final para cumplir con mi deber. Y seguro que Aeris sabía algo.

Spoiler: Mostrar
EDIT: Colores.
Última edición por Zodiark el Vie Abr 19, 2013 10:10 pm, editado 1 vez en total
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Sorkas » Vie Abr 19, 2013 10:33 am

Spoiler: Mostrar


Fue entrar en el Sector 1 y una ola de tan estimados recuerdos me invadió por completo. El Sector 1 bullía de activad, la gente iba de un lado para otro. Particularmente, habíamos llegado en la salida de los niños del colegio. Alcancé a oír las quejas de los niños respectivas al horario, lo que provocó en mí que esbozara una amplia sonrisa recordándome a mí mismo diciendo exactamente eso hace ya varios años.

Realmente nunca pensé que volver a un mundo, que sabía no era el mío, me iba a emocionar tanto. No parecía muy propio de mí.

Desde que entramos al mundo, la pequeña criatura azul, que parecía ser la mascota de aquella pequeña maga, se estaba quejando pues no le gustaba que nos metiésemos en problemas. Tanía razón, pero como Portador de la Llave Espada no podía permitir que los Sincorazones atacasen a inocentes a sus anchas y sin respuesta.

N-no sé cómo os llamáis —prosiguió—. Yo soy Fyk, ¿vale? Y Fyk dice que deberíamos dejar los asuntos de los Maestros a los Maestros. Os lo pido con carita de pena, ¿veis?

Yo me llamo Sorkas, encantado —le saludé—. Y debes entender que este es como si fuera mi mundo natal, y lo debo proteger cueste lo que cueste. Pero yo no voy a obligar a nadie, si de verdad queréis iros, adelante.

No hubo respuesta a mis palabras, pues justo entonces una chica se nos cruzó. Al parecer era conocida de la bruja. El ser azul salió disparado en su dirección sin siquiera esperar a ver que hacíamos los demás. Si de verdad era la mascota de la pequeña bruja, iba mucho a su libre albedrío.

Justo a lo lejos, en dirección al Distrito 2, pude ver a una mujer que me sonaba haber visto en Tierra de Partida. Light confirmó que se trataba de la Maestra Yami. Pero lo que me llamó la atención fue su acompañante: no era otro que Montblanc, líder de los moguris y durante varios años mi jefe sin saberlo. También había jugado un papel importante en aquel primer contacto con el mundo de las Llaves Espada.

Aunque me haría ilusión hablar con Montblanc, y seguro que sabía algo del incidente, pensé que lo mejor sería ir directamente al lugar del crimen. Sin embargo, cuando me quise dar cuenta me encontraba solo. Light se había dirigido hacia el Distrito 2 y la pequeña bruja con su mascota se fueron siguiendo a aquella muchacha.

Suspiré profundamente. “Ten compañeros para que cada uno vaya por libre”, pensé. Tampoco es que me importase ir solo, pero por primera vez me pregunté si los traidores de Bastión Hueco irían juntos en sus misiones o no.

Sin más vueltas que darle me encaminé hacia el Distrito 4 donde se encontraba el edificio de correos.
Avatar de Usuario
Sorkas
12. Neosombra
12. Neosombra
 
Mensajes: 332
Registrado: Lun Jul 23, 2012 4:05 pm
Dinero: 500,001.02
Banco: 0.00
Ubicación: Poniente
Sexo: Masculino
Karma: 3

Ronda #3 - Correo urgente

Notapor Soul Artist » Sab Abr 20, 2013 12:39 am

Fyk, Maya & Sorkas

Spoiler: Mostrar
Aclaración: el camino al Sector 4 es el mismo que el tomado por Fyk y Maya. Mapeado del DDD:

Imagen

Igualmente, el edificio de Correos no está en el Distrito 4, ojo, está en la Plaza de la Fuente, cerca del Destrito 4. Lo digo para que luego nadie se equivoque y se aleje más de lo que debe sin darse cuenta xD

Fyk se llevó casi arrastras a Maya, intentando que esta olvidara la razón por la que habían acudido a Ciudad de Paso. De cerca les siguió Sorkas, sabiendo que el mismo camino que tomaban era el que llevaba al edificio de correos, aunque desconociese a la tal Aeris.

El lugar al que llegaron estaba, ciertamente, más apartado de Ciudad de Paso. Estaban en la parte trasera de los edificios principales, un sitio con poco atractivo, lleno de cubos de basura y graffitis en todas las paredes, algunos ciertamente con una gran belleza y otros siendo calificables como simples pintadas de mal gusto. A su izquierda tenían una rampa izquierda que subía para volver a tirar por el camino derecho.

En cuanto Fyk y Maya cruzaron la puerta se llevaron una desagradable sorpresa. Al abrir la puerta una criatura negra como la noche saltó al rostro de Fyk, clavando sus uñas en él para asustar al joven. La criatura gruñió mientras clavaba sus garras más profundamente en él, y si el chico intentaba librarse de él, más lo haría. Sólo con la ayuda de Sorkas o Maya podría despegárselo del rostro.

¡Cait, para! ¡Son amigos!

El animal cedió y, después de sacar la lengua a los aprendices, corrió a cuatro patas en dirección a Aeris. Resultaba que el gato que había atacado cruelmente al pobre Fyk había sido un gato blanco y negro, con una capa carmesí tras de él y una corona dorada sobre su cabeza. No tenía nada más en especial: no caminaba a dos patas ni tampoco le acompañaban robots gigantes. Era, sencillamente, un lindo gato.

Spoiler: Mostrar
Imagen

El animal se colocó junto a la mujer y observó con recelo a los aprendices, incapaz de confiar en ellos. Sin embargo, Aeris sí se inclinó hacia ellos con una sonrisa en su rostro, alegre de volver a verles tras diez meses.

Cuánto tiempo, chicos. Fyk y Maya, ¿cierto?

Diez meses se decía pronto.

* * *

Light

Sólo Light decidió dirigirse hacia el Sector 2, misma trayectoria que Montblanc y la Maestra Yami. Sin embargo, al llegar a las puertas de acceso no encontró a ninguno de ambos: sólo había un hombre de pelo puntiagudo y rubio, una capa carmesí de aspecto gastado y lo más llamativo, un ala negra izquierda desplegada. El hombre hizo caso omiso a la presencia de Light, le hablara o no. No parecía estar interesado en él.

Spoiler: Mostrar
Imagen

Sin embargo, su actitud cambió de inmediato cuando algo atravesó la puerta. Pasando por debajo de ella se había colado una pequeña Sombra de ojos amarillos, la cual pronto se materializó frente a Light, sin duda alguna atraída por su Llave Espada. El hombre materializó una gran espada casi más grande que él, recubierta por una cuerda que evitaba así dañar el filo, y aplastó a la criatura con el arma de golpe.

Qué molesto —se quejó el hombre, volviendo a desinvocar su arma y colocándose en su posición original cruzándose de brazos y clavando sus característicos ojos azules en Light—. ¿Qué miras? Pronto anochecerá. Allá tú si te metes en el Sector.

Era cierto que no quedaba mucho para anochecer, pero la presencia de aquel Sincorazón había sido desconcertante para Light. Si este conocía un mínimo de Ciudad de Paso, sabría las dos únicas normas por las que se regían los Sincorazón: nunca aparecían de día y, sobre todo, jamás se acercaban al Sector 1.

Algo no marchaba bien.

Spoiler: Mostrar
Fecha límite: 24 de Abril de 2013, 21.00 p.m. hora peninsular.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Final Fan » Mié Abr 24, 2013 6:54 am

Spoiler: Mostrar
SON LAS SEIS DE LA MAÑANA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAmatadme


Proferí un penetrante grito de horror en cuanto cruzamos la puerta hacia los callejones.

¡AAAAAH! ¡QUITÁDMELO, NO, AY, POR FAVOR! —exclamé, intentando zafarme de las afiladas garras de lo que fuese que me había atacado—. ¡¿QUÉ HE HECHO YO AHORA PARA QUE ME ATAQUEN?!

Volví a oír la voz de Aeris y de repente todo se calmó. Me eché hacia atrás rápidamente con la intención de volver por donde había venido y salir de aquel lugar de locos, pero el precipitado movimiento de pies hizo que me tropezase y acabase tendido boca arriba en el duro suelo, con los ojos cerrados en una mueca de dolor. Me palpé la cara cuidadosamente con un dedo y pude notar los arañazos, unos más profundos que otros. Uno en la mejilla había sangrado un poco, cosa que noté al ver el ligero rastro de sangre azul brillante que me había dejado en los dedos al tocarlo.

Suspiré. Aquel no era mi día.

Cuánto tiempo, chicos. Fyk y Maya, ¿cierto?

Sí, cuánto tiempo —remarqué, dolorido, mientras me levantaba y miraba con reparo al gato apoyado en el hombro de Aeris—. Antes te vimos entre la multitud y pensamos que era buena idea saludarte. Bueno, al menos por mi parte. No es mal momento, ¿verdad?

Era obvio que sí había sido un horrible momento, al menos para mí. Las cicatrices que me iban a quedar en la cara me lo recordarían durante bastante tiempo.

Ah, este es, eh... Sorkas —dije, señalando al aprendiz que no había mencionado Aeris—. No estaba con nosotros cuando... bueno, en Bastión Hueco.

El recuerdo de lo que pasó aquel día parecía ya tan lejano... Nuestro encuentro con León había sido la prueba de lo que podía llegar a hacer la gente del otro bando para alejarnos de los nuestros, para separarnos.

¿Qué pasó con vosotros después de que nos perdiésemos de vista? —pregunté—. Recuerdo que fue una separación muy repentina.
ImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Final Fan
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Lost Hearts
 
Mensajes: 1763
Registrado: Sab Mar 22, 2008 10:21 pm
Dinero: 164,122.60
Banco: 114,985.17
Ubicación: Dejitaru Waarudo >8D
Sexo: Masculino
Clan: Lost Hearts
Tumblr: finalflan
Youtube: AboFinal
Estantería de objetos
Karma: 31

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Light » Mié Abr 24, 2013 7:06 pm

El camino al distrito 2 no tenía pérdida, así que se puso en marcha cuanto antes. Se dirigió apresurado a su destino, teniendo especial cuidado de no atropellar a nadie de aquella aglomeración de personas; en especial, a los niños pequeños que salían del colegio a aquellas horas.

Recorrió el camino que Yami y Montblanc habían tomado, así que giraría hacia la izquierda, rodeando la orfebrería de los Moguri. No tardaría en dar con una gran puerta: la entrada al distrito 2. Al lado de las puertas, Light pudo captar a un joven de cabellos rubios, bastante más puntiagudos que los suyos. El ala oscura que se dejaba ver con descaro le llamaría la atención, sin duda. Su capa raída, en cambio, pasaría más bien desapercibida.

Mirarle directamente a los ojos y durante mucho tiempo podría parecer descortés, así que Light le observaría disimuladamente mientras pasaba delante de él, de reojo.

Y se paró delante de la puerta. Se dispuso a atravesarla cuando un Sincorazón se materializó delante de Light. Sin que dispusiera del suficiente tiempo para colocarse en guardia, únicamente pudo materializar su descomunal Llave Espada como acto reflejo.

De todas maneras, no tuvo que preocuparse por la Sombra. El misterioso hombre reaccionó rápidamente y destruyó a la criatura con un potente golpe de espada, simplemente. Sorprendido por el gran poder demostrado por el muchacho, Light observó maravillado el filo cubierto de vendajes que esgrimía, sin desviar la vista o pestañear.

Qué molesto —confesó, haciendo desaparecer su arma y observando a Light, quien seguía observándole con ojos curiosos, maravillado—. ¿Qué miras? Pronto anochecerá. Allá tú si te metes en el Sector.

Allá nosotros si seguimos dejando que los Sincorazón acampen a sus anchas —respondió de inmediato a su comentario—. Creo que darse una vuelta por la ciudad no hará nada de daño, ¿verdad?

>>Ah, y bonita espada —halagó la gran arma que había exhibido el joven anteriormente. Aprovecharía para enseñar la suya también, la cual apoyaría sobre su hombro. El tamaño de ambas armas era semejante—. Pero la mía es mejor…

Spoiler: Mostrar
Tenía que mostrarla <_< Imagen


Light…

¡Oh!

Cierto. Debía de ser un ciudadano de Ciudad de Paso, y ellos tenían un secreto que guardar...

Reaccionaría inmediatamente ante el aviso de su mascota. Velozmente, ocultó de la vista del desconocido su Llave Espada, situándola tras su pierna. Igualmente, se imaginaría que se encontraría Sincorazón tras la puerta, por lo que no la desmaterializaría. A menos que fuera estrictamente necesario, prefería no gastar energías.

Voy a ir de todas maneras —expresó con firmeza—. Gracias por la advertencia, pero es simplemente algo que tengo que hacer.

No era aprendiz de Caballero de la Llave Espada por nada.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4306
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 81.24
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Ciudad de Paso] Correo urgente

Notapor Sorkas » Mié Abr 24, 2013 7:51 pm

En cuanto traspasé le portón de entrada me encontré con la pequeña bruja y Fyk. Ni siquiera me había dado cuenta en la dirección en que habían salido. Fyk estaba siendo atacado por un gato que clavaba sus garras en su cara. Raudo, me apresuré a ayudarle. En cuanto llegué a su altura, agarré al gato y lo lancé lejos de su alcance mientras me interponía entre el gato y él.

¡Cait, para! ¡Son amigos! —gritó la mujer a la que perseguían.

Acto seguido el gato se tranquilizó y se dirigió hacia su ama. Aun así, no quité el ojo de encima del gato por si volvía a atacarnos, se le notaba que no estaba a gusto cerca de otras personas.

La chica saludo a la pequeña bruja y a Fyk, al parecer hacía tiempo que no se veían. No veía la oportunidad para seguir mi camino. Yo no conocía de nada a aquella mujer, ni siquiera la recordaba haber visto en mi vida en aquella ciudad. Y realmente lo que me preocupaba era llegar cuanto antes al edificio de correos para ver qué pasaba.

Mientras tanto Fyk estaba hablando a la mujer y presentándome sin que me diese cuenta.

No me gustaría ser impertinente —dije intentando que no se me notase la sensación de pesadez en la voz—. Pero yo no he venido aquí a ver a viejos amigos. Si me perdonáis.

Sin dar más explicaciones a la mujer proseguí mi camino hacia el edificio de correos.

Spoiler: Mostrar
Ok, sé que es un cacapost, no he tenido tiempo esta semana. Pero ya la que viene estaré libre :mrgreen:
Avatar de Usuario
Sorkas
12. Neosombra
12. Neosombra
 
Mensajes: 332
Registrado: Lun Jul 23, 2012 4:05 pm
Dinero: 500,001.02
Banco: 0.00
Ubicación: Poniente
Sexo: Masculino
Karma: 3

Re: Ronda #3 - Correo urgente

Notapor Zodiark » Jue Abr 25, 2013 12:35 am

¡Eh! ¡Suelta a Fyk! —exclamé acercándome rápidamente a mi amigo.

¡Cait, para! ¡Son amigos! —dijo Aeris antes de poder llegar y librarle de aquella criatura.

El animal soltó a Fyk y volvió con la chica de rosa. Al parecer era un simple gato doméstico, aunque llevaba una corona y una capa roja a la espalda que lo hacían realmente adorable. Pero esa adorabilidad se esfumó en cuanto el animalito nos sacó la lengua como burla.

¡Pero bueno! —me quejé colocando las manos en mis caderas e inclinándome ligeramente hacia delante y saqué la lengua como respuesta—. Fyk —me dirigí al chico al ver que estaba tumbado boca arriba con la cara llena de arañazos—, ¿estás bien?

Cuánto tiempo, chicos. Fyk y Maya, ¿cierto?

Sí, cuánto tiempo —comentó Fyk mientras se levantaba—. Antes te vimos entre la multitud y pensamos que era buena idea saludarte. Bueno, al menos por mi parte. No es mal momento, ¿verdad?

Tu mascota tiene malas pulgas, eh —comenté con una sonrisita, mirando a Fyk de reojo—. ¿Cómo está León?

Ah, este es, eh... Sorkas —presentó Fyk—. No estaba con nosotros cuando... bueno, en Bastión Hueco.

No me gustaría ser impertinente —intervino Sorkas—. Pero yo no he venido aquí a ver a viejos amigos. Si me perdonáis.

El chico se fue sin mediar una simple palabra más. Me pareció bastante maleducado por su parte, así que crucé los brazos y arqueé una ceja mientras miraba cómo se marchaba.

¡Pues lo has sido! —respondí—. Cretino... —murmuré mientras el chico continuaba alejándose y yo me giraba para retomar la conversación con Aeris.

¿Qué pasó con vosotros después de que nos perdiésemos de vista? Recuerdo que fue una separación muy repentina.

Sí, ni siquiera tuvimos tiempo de despedirnos —añadí—. Por cierto, ¿sabes algo sobre el famoso ataque de los sincorazón del cual se acusa a Tierra de Partida? —le pregunté sin darle tiempo a contestar a lo demás, estábamos literalmente acosando a la pobre chica a preguntas, pero necesitaba hablar con ella sobre el tema antes de ir con Sorkas a la oficina de correos.
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Siguiente

Volver a Segunda Saga

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados