[Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Fátima Laforet, Ragun, Malik & Nikolai Everard + Saxor Meian & Bavol Trené

La aparente traición de Tierra de Partida en un acuerdo de paz provocó el anuncio de la guerra por parte de Bastión Hueco. Los aprendices deben enfrentarse entre sí, entre antiguos amigos y compañeros. ¿Cómo lograrán sobrevivir cuando otras amenazas acechan?

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro, Sombra

[Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Astro » Vie Ene 23, 2015 3:47 pm

Spoiler: Mostrar
Nombre: De cero a héroe

Mundo: Coliseo del Olimpo

Introducción: Tebas vive uno de sus mejores momentos. Su héroe, Hércules, se encarga de proteger la ciudad de monstruos y de desastres naturales con facilidad. ¡Nada parece capaz de detenerle!

Pero algo se mueve en las sombras. El dios de la muerte Hades, responsable de los ataques a Tebas, está decidido a acabar con su sobrino como sea, utilizando a los sincorazón sin dudarlo. El inusual comportamiento de los monstruos de la oscuridad capta la atención de ambos bandos de la llave espada, que deben viajar a Grecia para investigar los sucesos.

NPC’s:
• Hércules
• Fil & Pegaso
???
• Hades

Requisitos:
Ninguno.

Fecha de inicio: 23 de enero.

Notas:

Apuntados:
Participante 1: Suzume Mizuno
Participante 2: Sombra
Participante 3: Tanis
Participante 4: Drazham

Extra 1: Saxor
Extra 2: Tidus Cloud


Hace mucho tiempo, en la lejana tierra de la antigua Grecia, se vivía una edad dorada de poderosos dioses y extraordinarios héroes.
Y el más grande y fuerte de todos héroes era el poderoso Hércules.
Pero, ¿cuál es la medida de un héroe verdadero?
Ajá, pues eso es lo que nuestra historia...



Imagen

Imagen

Ya es suficiente. ¡Todos, abajo!

La lección de Lyn había terminado. Aquella mañana, la Maestra se había encargado de un entrenamiento especial para los cuatro aprendices presentes. Fátima, Malik, Saxor y Bavol habían participado en una práctica de combate aéreo sobre el glider, en el que habían tenido que sobrevolar las torres del castillo esquivándose entre ellos y derribando objetivos que Lyn había colocado.

Todo había ido más o menos bien, hasta que en el último momento la Maestra había golpeado el vehículo de Bavol de tal manera que los cuatro jóvenes acabaron chocando entre ellos, quedando unos encima de otros de una forma tan cómica como dolorosa.

Cuando los aprendices se recuperaron, Lyn ya les esperaba en tierra, en los jardines.

No ha estado mal —comentó, con los brazos cruzados, mientras llegaban hasta ella—. Pero podríais hacerlo mejor. Pero nada de relajarse: os vais de misión al mundo conocido como Coliseo del Olimpo. ¿Lo conocéis?

Los sincorazón de aquel lugar están actuando de una forma demasiado extraña, sobre todo en la ciudad de Tebas. Es muy posible que algo les esté alterando, o que alguien los manipule. Vuestra tarea será descubrirlo, a la vez que elimináis cuantos más podáis mejor.

»Fátima, tú estarás al mando de la misión. Id a daros una ducha y a prepararos, en quince minutos quiero veros a los cuatro saliendo de Tierra de Partida. ¿Dudas? ¿Preguntas?

Lyn respondería a lo que cualquiera pregunta, antes de dejar que se marcharan para que pudieran prepararse para la misión.

¡¡En marcha!!

Imagen

Imagen

Wiedererinnerung, ven conmigo.

Sin previo aviso, la puerta de Ragun se había abierto de golpe. Con semblante serio, Nanashi le hizo un gesto con la mano para que la siguiera, y continuó su camino pasillo arriba. Tras avanzar un poco, abrió de nuevo otra puerta de golpe, sin importarle qué estuviera haciendo el ocupante de aquella habitación.

Everard, ven conmigo.

Nikolai también había sido reclamado. Los dos aprendices tuvieron que seguir a la silenciosa Maestra por los pasillos, hata alcanzar uno de los teleféricos del castillo. Cuando se encendió, por fin se giró para dirigirles la palabra.

Tengo una misión para vosotros. Os vais al Coliseo del Olimpo, a hablar con Hades, el dios del inframundo. Su uso de los sincorazón está siendo excesivo, demasiado, y en cualquier momento se le podría ir de las manos.

El teleférico llegó hasta su destino, y Nanashi echó a andar de nuevo en silencio. No volvió a decir nada hasta llegar a su despacho, donde indicó a los aprendices que se sentaran.

Vuestro objetivo será ir a los aposentos de Hades en el inframundo y entregarle esta carta de mi parte. —Sacó un sobre blanco de uno de sus cajones, deslizándolo por la mesa hacia los chicos—. Id con precaución: ese hombre es peligroso. Vigilad vuestras palabras cuando estéis ante él.

»Cuando lleguéis, buscad a Diana en el coliseo de Tebas. Ella os indicará cómo llegar al inframundo, aunque no os acompañará hasta allí abajo. ¿Alguna pregunta?

Las respuestas no tardarían en llegar.

»Wiedererinnerung, estás al cargo. No toleraré fracasos. Podéis marcharos.

La carta, sobre la mesa, esperaba a que uno de los dos la cogiera. Y después, el inframundo aguardaba.



Spoiler: Mostrar
¡Bienvenidos a De cero a héroe!

Importante: si lleváis mascota a la trama, dejadlo claro desde la primera ronda. Igualmente, no tengáis miedo a preguntar a los maestros: se responderá en la próxima ronda.

Para Sombra y Drazham: uno de vosotros debe llevar la carta. Poneros de acuerdo o que el primero que postee cogiéndola se la queda y luego os dais de leches por llevarla, vosotros veréis.

Para cualquier duda, petición, queja, problema, sugerencia, insulto, soborno, o insinuación, no dudéis en mandarme un mensaje privado para preguntar sin miedo.

Fecha límite: jueves 29 de enero.

Podéis hacer más de un post para relacionaros.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Drazham » Sab Ene 24, 2015 4:11 pm

Imagen


Nikolai se desperezó y dejó caer los codos en el escritorio de su habitación, levantando levemente los folios repletos de esquemas y tablas que estaban desperdigados por toda la mesa. En la última semana, el aprendiz se había propuesto trabajar concienzudamente en su repertorio de hechizos y técnicas de combate. La vida del Caballero estaba repleta de peligros que aguardaban en cualquier esquina, y si querías sobrevivir, tendrías que estar preparado para todo lo que se te viniese encima.

Tarde o temprano necesitaría algo más que un par de conjuros básicos como Piro o Hielo, y una de las mejores formas de ampliar sus límites era explotar la llamada afinidad elemental.

De los catorce elementos existentes, a él le había tocado uno de los más raros: el elemento Nada. Existían muy pocos estudios acerca de éste, pero la escasa información disponible daba a entender que su funcionamiento consistía en la alteración de diversas fuentes de energía. Tras compilar el contenido de los informes y extractos que encontró en la biblioteca, Niko llegó a la conclusión de que se podía dividir el elemento en tres ramas: Materialización, Manipulación y Anulación.

Sus experimentos le habían permitido trastear con las dos primeras ramas, llegando a crear espadas energéticas y alterando sus propias cualidades con cierta técnica a la que había bautizado como Forjaesencias. De momento, el tema de anular otras energías se le hacía un poco grande, y a saber que otras posibilidades permitía el no tan conocido elemento.

Pero la sesión de estudio se vio interrumpida cuando la puerta de su cuarto se abrió de sopetón. Niko se llevó una inesperada sorpresa cuando su tutora, la Maestra Nanashi, se asomó por el marco de la puerta.

Buenos días, Maestra Nanashi —la saludó con una sonrisa de oreja a oreja—. ¿Puedo ayudarla en…?

Everard, ven conmigo.

Tan fría y seria como siempre, pero que se le iba a hacer…. No quedándole otra que acatar sus órdenes, se encogió de hombros y se levantó de la silla de un bote. Antes de abandonar de su habitación, agarró su chaqueta y se la puso encima. Que una Maestra se hubiese tomado las molestias de acudir en persona a su cuarto significaba que había un encargo urgente de por medio.

En cuanto salió al pasillo se encontró junto a la mujer a otro chico de cabellera negra que no le sonaba haberlo visto antes. Lo más seguro es que se tratase de otro aprendiz al que habían llamado al igual que él, y lo habría saludado de no ser porque Nanashi echó a caminar de inmediato, no quedándoles otra que seguirla a paso ligero.

Durante el trayecto aprovechó para examinar al joven, quien precisamente no pasaba muy desapercibido con sus apariencias: salvo una bufanda roja que rodeaba su cuello, no portaba ninguna prenda que cubriese su torso (acordándose en ese instante de cierto aprendiz albino con los mismos gustos de vestir), y como no, cualquiera intentaba ignorar su negruzco brazo izquierdo con rasgos que no eran muy humanos.

¿Aunque quién era él para criticar el aspecto de los demás? Esto era Bastión Hueco, y raro era el día que no veías nada fuera de lo común.

La Maestra los condujo hasta una de las cabinas del sistema de teleféricos, y una vez se montaron, se volteó hacia ambos aprendices para comunicarles de una vez la razón por la que los habían llamado:

Tengo una misión para vosotros. Os vais al Coliseo del Olimpo, a hablar con Hades, el dios del inframundo. Su uso de los sincorazón está siendo excesivo, demasiado, y en cualquier momento se le podría ir de las manos.

Esto ya lo había vivido antes: una vez más, le tocaba visitar un mundo nuevo en el que tendrían que tratar con una figura importante que no tenía otra cosa mejor que hacer que trastear con los sincorazón para sus propios fines. Cuanto insensato había suelto por ahí.

El teleférico llegó a su parada, y los aprendices siguieron a la Maestra hasta su despacho.

Vuestro objetivo será ir a los aposentos de Hades en el inframundo y entregarle esta carta de mi parte. —Nanashi dejó encima de su escritorio un sobre—. Id con precaución: ese hombre es peligroso. Vigilad vuestras palabras cuando estéis ante él.

¿Peligroso? No lo pondría en duda si el sujeto en cuestión se hacía llamar Dios del Inframundo. Solo esperaba que el tal Hades fuese más amigable que aquella hechicera oscura que casi les mata en el Reino Encantado.

Cuando lleguéis, buscad a Diana en el coliseo de Tebas. Ella os indicará cómo llegar al inframundo, aunque no os acompañará hasta allí abajo. ¿Alguna pregunta?

Y tanto que las había. El momento de las preguntas era el favorito de Nikolai.

¿Hay algo más que tengamos que saber de ese… dios, Maestra? —inquirió. No quería llevarse más sorpresas innecesarias como con Maléfica y la extraña relación que tenía con Nanashi—. ¿Cómo consiguió hacerse con el control de los sincorazón y con qué propósito?

Le escamaba bastante el hecho de que la Orden fuese conocedora de las andanzas de ese tipo y que hasta ahora no se hubiese decidido tomar cartas en el asunto. De todas formas, se acabaría enterando de la película tarde o temprano.

Wiedererinnerung, estás al cargo —Niko arqueó la ceja. Vaya telita con el nombre, ¿cómo había podido pronunciarlo sin trabársele la lengua?—. No toleraré fracasos. Podéis marcharos.

Nueva misión al canto. Nikolai agarró el sobre y lo ojeó, curioso, por ambos lados como si tratase de averiguar su contenido. Finalmente, se lo guardó en el bolsillo de la chaqueta.

Entonces nos toca trabajar juntos en esta ocasión, ¿no? —se dirigió al aprendiz de nombre casi impronunciable cordialmente, con una sonrisa en la cara y tendiéndole la mano—. Me llamo Nikolai Everard, procuraré no darte demasiados quebraderos de cabeza.

Spoiler: Mostrar
EDIT por una s que me faltaba en la palabra y que cambiaba el significado de la frase completamente xD. Mil perdones.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Tidus Cloud » Dom Ene 25, 2015 3:55 am

Imagen

Bavol no soportaba aquel entrenamiento aéreo. No entendía por qué justamente él tenía que estar haciendo eso, seguro que alguno de los que le acompañaron a Port Royal se había chivado a Lyn de que casi se había caído al mar al invocar la Llave Espada justo cuando estaba montado en su Glider.

Ya es suficiente. ¡Todos, abajo!

Debía de haberle leído los pensamientos porque precisamente en aquel momento la Maestra golpeó su Glider provocando que se chocara contra sus otros tres compañeros. Auch, ¿por qué no podía haberle tocado dormir siesta con Kazuki en vez de entrenar con esa mujer?

Finalmente, Bavol salió de aquel pequeño atasco aéreo como buenamente pudo y decidió aterrizar al suelo antes de que Lyn decidiera mutilarles más. El pequeño gitano se tiró al suelo bocarriba con el corazón a punto de salírsele por la boca.

No ha estado mal.

El niño entornó los ojos molesto con el comentario. Era el primero en saber que estaban en guerra contra Bastión Hueco, pero al menos la Maestra Lyn podía ser un poco más amable con ellos después de aquella matanza de entrenamiento.

Pero podríais hacerlo mejor. Pero nada de relajarse: os vais de misión al mundo conocido como Coliseo del Olimpo. ¿Lo conocéis?

Bavol se fue levantando lentamente mientras escuchaba las indicaciones de la Maestra. En realidad nunca había estado en aquel mundo, pero era cierto que había estado hojeando algunos libros con dibujos después de leer cierta noticia en el periódico.

Los sincorazón de aquel lugar están actuando de una forma demasiado extraña, sobre todo en la ciudad de Tebas. Es muy posible que algo les esté alterando, o que alguien los manipule. Vuestra tarea será descubrirlo, a la vez que elimináis cuantos más podáis mejor.

»Fátima, tú estarás al mando de la misión. Id a daros una ducha y a prepararos, en quince minutos quiero veros a los cuatro saliendo de Tierra de Partida. ¿Dudas? ¿Preguntas?

¡Yo! —exclamó Bavol levantando el brazo con entusiasmo hasta que sintió un pequeño calambre a causa del golpe que se acababa de meter—. Auch. Hace tiempo leí una cosita sobre una misión que hubo en el Coliseo. Creo que incluso estuviste ahí, Maestra, ¿no? —El gitano ladeó la cabeza dubitativo intentando recordarlo todo, aunque finalmente decidió pasar de tema, puesto que no era exactamente aquello lo que le interesaba—. Ays, bueno, que me lío, a ver, mi pregunta… ¿Es verdad que allí viven los dioses, ya sabe, los que tienen poderes y eso?

Aquel tema le parecía muy apasionante a Bavol. En su mundo natal había oído hablar sobre un dios que en teoría era el creador y padre de todos, pero jamás había conseguido verlo en persona, así que la idea de poder encontrarse con uno cara a cara se le presentaba bastante interesante. Una vez Lyn le hubiera contestado, el pequeño se giró hacia sus compañeros.

Bueno, Fati, otra vez juntos —comentó Bavol esbozando una media sonrisa—. Esta vez te toca mandar, así que a sus órdenes, mi capitana —Realizó un saludo militar con el brazo sin poder evitar una mínima mueca de dolor a causa de las agujetas. Seguidamente, se encaró con los otros dos Aprendices—. Mmm, no os conozco. Yo soy Bavol, ¿cómo os llamáis vosotros?—se presentó alegremente dándose un pequeño golpe en el pecho.

Esperó a que los dos jóvenes le dijeran sus nombres y a que su nueva jefa quisiera darle alguna indicación más de importancia. Después de eso, no perdió más el tiempo y decidió aprovechar esos quince minutos que les había dejado Lyn para ir a cambiarse de ropa. Normalmente no acostumbraba a hacerlo cuando visitaba un nuevo mundo a no ser que se lo indicaran expresamente, pero en aquella ocasión le hacía especial ilusión vestirse como aquellos dibujos que había visto en los libros.

Nada más llegar al almacén encontró con facilidad el conjunto de ropa que quería. No perdió ni un solo segundo, no fuera a ser que se marcharan sin él, así que decidió marcharse corriendo hacia su cuarto para cambiarse. Se desvistió rápidamente arrojando sus prendas contra la cama y se enfundó en la túnica blanca que había cogido. Además, también decidió ponerse unas cuantas pulseras tanto en brazos como piernas, puesto que se le había ocurrido que le quedarían bien.

Spoiler: Mostrar
Imagen

Cuando ya estuvo del todo listo, volvió a los jardines de Tierra de Partida junto con sus compañeros, preparado para partir hacia el Coliseo del Olimpo y descubrir qué es lo que estaba pasando con los sincorazón. Echó un vistazo a los otros tres Aprendices para ver si también habían decidido disfrazarse, aunque tanto si lo había hecho como si no, decidió acercarse a Fatima para confesarle en voz baja:

Se está muy fresquito con esto —Bavol no pudo evitar soltar una pequeña risita.

Finalmente, convocó de nuevo su Glider y su Armadura. Esperó a que la líder de la misión iniciara la marcha y una vez lo hiciera, despegaría él también.
Imagen


Spoiler: Mostrar
Imagen
Avatar de Usuario
Tidus Cloud
35. Hechicero
35. Hechicero
 
Mensajes: 1038
Registrado: Sab Sep 27, 2008 4:59 pm
Dinero: 156,626.10
Banco: 15,565.00
Ubicación: Reinando un nuevo mundo lleno de posibilidades...
Sexo: Moriré solo y virgen
Estantería de objetos
Karma: 20

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Suzume Mizuno » Dom Ene 25, 2015 4:14 am

Imagen


Ya es suficiente. ¡Todos, abajo!

Fátima, temblando por el susto y dolorida por cómo había terminado atrapada contra Malik y en un equilibrio bastante precario, dirigió una mirada fulminante a Lyn. ¿A qué demonios había venido eso?

Perdón… ¡Ay! —masculló Fátima mientras intentaba desenredarse de Malik y sus compañeros—. ¿Estáis todos bien?

Cuando consiguió desenganchar su glider y empezar a descender, gradeció que la lección aérea hubiera terminado. Cuando les hizo chocar unos con otros, se había visto a sí misma convertida en una pulpa de carne. Tragó saliva y tuvo que recordarse, aferrada con tanta fuerza al manillar del glider que parecía que se hubiera fusionado con él, que podía planear y evitar golpes así. Y que se suponía que estaba cogiendo confianza con todo eso de volar.

O eso creía. En cualquier caso, no se sintió segura hasta que pisó tierra e hizo desaparecer su medio de transporte. Entonces, abrazándose a sí misma y todavía con las piernas de gelatina, se acercó a Malik para comprobar que estaba entero.

¿Sigues entero? ¿Algún hueso roto? —Se apartó el pelo de la cara, que comenzaba a recuperar un poco el color—. Creía que nos matábamos—reconoció, encaminándose hacia donde estaba Lyn.

La Maestra aguardaba, cruzada de brazos. En cuanto estuvieron todos reunidos comenzó a decir:

No ha estado mal. Pero podríais hacerlo mejor.—Fátima torció la boca. ¿Quería que se mataran o qué?—. Pero nada de relajarse: os vais de misión al mundo conocido como Coliseo del Olimpo. ¿Lo conocéis?

Fátima arqueó las cejas y luego asintió, aunque no dijo nada. Sólo lo había visitado en una ocasión, y muy por encima. Además, ¿no venía Stelios de aquel mundo? Qué lástima que no estuviera con ellos. Les vendría bien la presencia de un nativo.

Los sincorazón de aquel lugar están actuando de una forma demasiado extraña, sobre todo en la ciudad de Tebas. Es muy posible que algo les esté alterando, o que alguien los manipule. Vuestra tarea será descubrirlo, a la vez que elimináis cuantos más podáis mejor. Fátima.—Pegó un pequeño brinco cuando Lyn la mencionó—. Tú estarás al mando de la misión. Id a daros una ducha y a prepararos, en quince minutos quiero veros a los cuatro saliendo de Tierra de Partida. ¿Dudas? ¿Preguntas?

Fátima se había apuntado a sí misma con el dedo, sorprendida. Luego se apresuró a bajar la mano. Lo primero que se le ocurrió es si no sería más lógico poner a Malik al cargo, por ser el más mayor y responsable. Después se dijo que no debería contradecir a Lyn en público y que si había pensado que ella lo haría bien… Pues qué remedio. Intentaría hacerlo lo mejor posible. Antes de que pudiera abrir la boca, Bavol se adelantó, emocionado:

¡Yo! Auch. Hace tiempo leí una cosita sobre una misión que hubo en el Coliseo. Creo que incluso estuviste ahí, Maestra, ¿no?Ays, bueno, que me lío, a ver, mi pregunta… ¿Es verdad que allí viven los dioses, ya sabe, los que tienen poderes y eso?

Fátima sonrió y miró de reojo a Lyn, preguntándose qué le respondería a Bavol. Después se adelantó un paso para decir:

¿Sabe dónde se han dado los sucesos más «extraños», Maestra? Para poder empezar a buscar desde un lugar más concreto.

Aguardó para escuchar las preguntas de sus compañeros, y la respuesta de Lyn. Después la Maestra exclamó:

¡¡En marcha!!

Se volvió hacia los chicos. Bavol se había adelantado.

Bueno, Fati, otra vez juntos —Fátima arqueó un poco la ceja cuando escuchó que la llamaba «Fati», pero no le dio mucha importancia—. Esta vez te toca mandar, así que a sus órdenes, mi capitana.

Espero eficiencia por su parte, soldado—sonrió, devolviéndole el gesto. Después esperó a ver cómo se presentaba a los demás y se quedó mirando un poco a Saxor. Luego le tendió la mano para estrechársela—.Un placer. Espero que trabajemos bien juntos.—Entonces levantó un poco la voz y dijo—:Deberíamos ir a cambiarnos todos de ropa, hay que intentar pasar desapercibidos. Nos vemos aquí cuando estemos listos.

Y emprendió la carrera para llegar a su cuarto lo más rápido posible. Allí se dio una rápida ducha, comprobó que Harun estaba durmiendo sobre su cama —lo acarició y el dragoncito ronroneó— y luego salió escopetada al almacén. Allí estuvo buscando ropas que pudieran emplearse en un mundo como Coliseo. Terminó escogiendo una túnica blanca abierta para permitirle moverse sin demasiados problemas. Unas sandalias con cuerdas que le llegaban hasta la mitad de la espinilla y se pasó un cinturón para la cintura. Salió sintiéndose un poco ligera, acostumbrada a llevar cosas más pesadas y que cubrían mejor su cuerpo, pero bueno. Siempre podía ponerse algo más encima si se sentía muy incómoda.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Bavol ya estaba esperándoles a los demás, y se había vestido convenientemente.

Se está muy fresquito con esto —le comentó, divertido.

Uy, con el calor que hace allí, creo que vas bien.—Una vez todos se hubieron reunido, Fátima se dirigió a ellos, retorciéndose un mechón de pelo—:Si los Sincorazón están actuando de forma extraña, entonces tenemos que ir con cuidado. Lo ideal sería separarnos para cubrir más terreno, pero creo que sería mejor que fuéramos en parejas y no arriesgarnos. ¿Qué opináis?—Una cosa era que Lyn la hubiera puesto al mando y otra distinta que pudiera imponerse a los demás. A menos que fuera una situación desesperada, claro. Escuchó sus opiniones y asintió—. En cualquier caso, cuando lleguemos allí veremos qué hacer.—Se quedó un momento callada y luego dijo—. ¿Vamos?

Mientras se dirigía hacia la salida, miró a Malik y sonrió.

Te queda muy bien.

Se alegraba de que la casualidad hubiera querido que fuera con Malik. No le hacía gracia tener la responsabilidad de nada, pero si estaba con él, entonces iría más tranquila.

Una vez fuera se prepararía para invocar su glider, ponerse la armadura y encaminarse hacia Coliseo del Olimpo.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Sombra » Dom Ene 25, 2015 5:50 am

Imagen



Wiedererinnerung, ven conmigo.

Ni siquiera me había dado cuenta de que la puerta se había abierto de sopetón cuando Nanashi apareció en el marco de la puerta de mi habitación llamándome. Me levanté de la silla del escritorio (donde hasta aquel momento había estado leyendo un libro que tuve que dejar allí mismo) El rostro de la maestra era serio, tal vez incluso demasiado para ser ella, pero era normal. Estaba prácticamente siendo la nueva líder de Bastión Hueco mientras el Maestro Ryota estaba "ausente", por lo que debía tener un peso enorme sobre sus hombros.

Sí, Maestra —afirmé obediente. Giré la cabeza hacia Nyx, que nos miraba curioso—. Cuida de la casa.

Seguí a la Maestra por el pasillo en sepulcral silencio, tenía una gran curiosidad por saber que ocurría, pero suponía que eso lo sabría de un momento a otro. Tras unos segundos recorriendo el resto de habitaciones de aprendices se detuvo frente a una concreta y la abrió de golpe tal y como había hecho con la mía.

Buenos días, Maestra Nanashi —pude escuchar decir a alguien desde el interior de aquel cuarto—. ¿Puedo ayudarla en…?

Everard, ven conmigo —con la misma frialdad que había utilizado momentos antes la Maestra llamó a otro aprendiz más cuyo nombre no había escuchado anteriormente, un novato supuse.

Dudaba que fuese un simple entrenamiento lo que quería, no habría venido en persona de ser así.

De la habitación salió un completamente desconocido para mí. Se trataba de alguien delgado, un poco más bajito que yo y que debía rondar una edad similar a la mía. El cabello de aquel aprendiz era rubio, aunque con un tono bastante oscuro, se notaba que era cuidadoso con su aspecto ya que estaba bien peinado. Su vestimenta no destacaba demasiado, se podía considerar que era discreta y bastante moderna, por lo que o salía de un mundo moderno o se había habituado muy rápido a vestir de aquella manera.

Lo que más llamaba la atención a mi parecer eran sus ojos, de color azul celeste pareciendo casi como si pudiesen brillar incluso en medio de la oscuridad.

Con paso firme, Nanashi encabezó la marcha hacia los telesféticos del castillo. La tensión era tal que ninguno de nosotros se dirigió la palabra. En cuanto el aparato se puso en marcha la Maestra se giró hacia nosotros.

Tengo una misión para vosotros. Os vais al Coliseo del Olimpo, a hablar con Hades, el dios del inframundo. Su uso de los sincorazón está siendo excesivo, demasiado, y en cualquier momento se le podría ir de las manos.

Hades, por supuesto que sabía quien era aquel individuo. Él era el artífice de los sucesos ocurridos en la Copa Phil tres años atrás, la resurrección de la Armadura de Gárland que Fyk y yo habiamos tenido que derrotar en su momento. En aquel momento no sabía quien era, pero después, cuando había bajado al inframundo... Por supuesto que ya sabía quien era aquel tipo. Era obvio que también me preocupaba que utilizase sincorazón a diestro y siniestro, él no era merecedor de ostentar tal poder por muy dios que fuese. Los sincorazón no solo éramos herramientas.

El telesférico se detuvo cuando llegamos a nuestro objetivo y nuevamente Nanashi volvió a echar a andar en un sepulcral silencio. Llegamos a su despacho y nos ofreció asientos para que nos sentáramos. Acepté el ofrecimiento tomando asiento para escuchar lo que tuviese que decir.

Vuestro objetivo será ir a los aposentos de Hades en el inframundo y entregarle esta carta de mi parte. —de uno de los cajones de su mesa sacó un sobre que dejó sobre la mesa—. Id con precaución: ese hombre es peligroso. Vigilad vuestras palabras cuando estéis ante él.

Descuide, Maestra. Ya le conozco lo suficiente... —aquello último lo dije con un tomo amargo.

Cuando lleguéis, buscad a Diana en el coliseo de Tebas. Ella os indicará cómo llegar al inframundo, aunque no os acompañará hasta allí abajo. ¿Alguna pregunta?

¿Hay algo más que tengamos que saber de ese… dios, Maestra? —preguntó en ese momento el aprendiz—. ¿Cómo consiguió hacerse con el control de los sincorazón y con qué propósito?

En cuanto Nanashi respondió al aprendiz señalé al sobre.

¿Está segura de que aceptará sin más esta petición? —acabé por preguntarle, no merecería mucho la pena descender al inframundo si nos rechazaba sin más—. La última vez que estuve allí abajo el aprendiz Xefil, de Tierra de Partida tuvo que ofrecer su alma convirtiéndose durante un día en su títere. Esta petición no solo costaría que aceptásemos uno de sus favores.

Escuché su respuesta con atención.

Wiedererinnerung, estás al cargo. No toleraré fracasos. Podéis marcharos.

Me levanté de mi asiento e hice una reverencia antes de abandonar el despacho junto al aprendiz, que se había encargado de guardar el sobre en uno de los bolsillos de su chaqueta de color azul marina.

Entonces nos toca trabajar juntos en esta ocasión, ¿no? —sonrió tendiéndome su mano una vez fuera del despacho.

Eso parece, sí —devolví la sonrisa y estreché la mano que me ofrecía con firmeza.

Me llamo Nikolai Everard, procuraré no darte demasiados quebraderos de cabeza.

Es un placer, Nikolai. Yo soy Alexander Fürst von Wiedererinnerung, pero la mayoría de la gente me llama Ragun por aquí —expliqué amistosamente—. En fin, supongo que no deberíamos perder el tiempo por aquí, mientras más rápido acabemos este encargo mejor. ¿Tienes todo lo que necesitas? Yo ya estoy listo.

Si ya estaba preparado me dirigiría al lugar más cercano donde pudiese invocar el Glider para ir en dirección a aquel mundo que tantos recuerdos buenos y malos me traía.

Ah, y no te preocupes. Conozco bastante bien ese mundo y ya he estado en el Inframundo y los aposentos de Hades en una ocasión. Si no aparece ese maldito chucho de tres cabezas a recibirnos no deberíamos tener muchos problemas en llegar.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Tanis » Lun Ene 26, 2015 4:36 pm

Imagen


Le gustaba volar como a nadie. Subir al glider, surcar el cielo, sentir la velocidad y el viento en la piel... Creía ser el único en disfrutar el entrenamiento aéreo de Lyn esa mañana, ya que Fátima tenía miedo a las alturas y uno de los muchachito que también conformaban el grupo no tenía cara de muy buenos amigos. Sin embargo, que Lyn los hiciera chocar no terminó de gustarle.

Ya es suficiente. ¡Todos, abajo!

Intentó frenar y apartarse, Dios lo sabía, pero fue inútil. En un abrir y cerrar de ojos, el grupo entero se enredó y enganchó de mala manera, sin que ninguno pudiera ascender ni descender. Malik terminó atrapado contra Fátima en el aire, al menos con uno de los flancos libre. Reprimió un gruñido. Sentía un cariño especial hacia su maestra, pero en ocasiones así... No lo sentía tanto.

Perdón… ¡Ay! ¿Estáis todos bien?

Alguien tiene un escape de humo —señaló él, dando a entender que salvo eso, sí, estaban bien por su parte.

Desinvocó el glider a una distancia prudente del suelo, más o menos satisfecho con la lección. Había aprendido que nunca debía descuidar la espalda, tanto en el cielo como en la tierra, ni los flancos, ni el frente en realidad. No tratándose de Lyn, que a veces era peor que muchos enemigos. Poco a poco fue recuperando un ritmo normal de respiración tras el susto, aunque todavía le cosquilleara la adrenalina en la sangre. Se acercó un poco a Fátima, al mismo tiempo que ella se acercaba a él.

¿Sigues entero? ¿Algún hueso roto?

Sigo entero, ningún hueso roto por suerte —murmuró tras palparse un hombro y un brazo.

Creía que nos matábamos.

Le dio una pequeña sonrisa con un pequeño apretón cariñoso en el brazo a la par que caminaban hacia la maestra. No añadió ninguna palabra de consuelo, por si acaso todavía les daban leña.

No ha estado mal. Pero podríais hacerlo mejor.—Malik arrugó un poco el ceño, pero no comentó nada, habría sido inútil y bastante tenía con una paliza diaria por su parte—. Pero nada de relajarse: os vais de misión al mundo conocido como Coliseo del Olimpo. ¿Lo conocéis?

Malik alzó levemente las cejas, a medias sorprendido, a medias nostálgico. Coliseo del Olimpo. Sí, lo conocía... «El Mundo natal de Stelios». Recordó con algo de resquemor fraternal la pelea que tuvieran en aquel bosque porque al chico se le había ocurrido tener dudas sobre su lealtad a la Orden queriendo contar cosas indebidas a sus amigos griegos. Por suerte había terminado bien, sin rencor. Sin saberlo, pensó al igual que Fátima: Un nativo venía muy bien a la hora de visitar un mundo.

Los sincorazón de aquel lugar están actuando de una forma demasiado extraña, sobre todo en la ciudad de Tebas. Es muy posible que algo les esté alterando, o que alguien los manipule. Vuestra tarea será descubrirlo, a la vez que elimináis cuantos más podáis mejor. Fátima.—Miró a la muchacha ante la mención de Lyn—. Tú estarás al mando de la misión. Id a daros una ducha y a prepararos, en quince minutos quiero veros a los cuatro saliendo de Tierra de Partida. ¿Dudas? ¿Preguntas?

Sonrió al ver el gesto de la propia Fátima y meneó la cabeza porque seguramente no se consideraba apropiada para tal responsabilidad. Él, en cambio, estaba de acuerdo con la opinión de la maestra. Fátima era una aprendiza avezada en el grupo, versátil y responsable. ¿Por qué no podía bien ser la líder del equipo? Escuchó las preguntas de los demás aprendices, por si acaso alguno formulaba cualquiera que pudiera tener él. No solía tener demasiadas dudas sobre las misiones, normalmente aparecían después... cuando se veía inmerso en el peligro. Ambas preguntas podían responder a sus propias dudas, pero añadió una propia.

¿Qué quiere decir con «conducta extraña»?

Porque los sincorazon aparecían, arrancaban corazones y... ya. ¿Qué podían estar haciendo de extraño? Si podían verlo nada más llegar, entonces localizarían el problema de inmediato y comenzarían con la purga.

¡¡En marcha!!

Asintió ante el grito espartano de Lyn y empezó a dirigirse hacia el castillo, pero detuvo sus pasos ante el grupito, ocupado con presentarse debidamente. Bueno, era lo suyo, él no iba a ser menos. Al niño no le conocía, tampoco al otro muchacho. Se preguntó cómo eran capaces de reclutar niños tan jóvenes... Y la idea del ejército de Fátima cobraba menos sentido con eso.

Se dirigió concretamente hacia Bavol y Saxor, tras apuntar mentalmente que al menos el primero y Fátima ya se conocían de antes. Al menos no serían todos unos completos desconocidos, eso ayudaba al trabajo en equipo

Malik, mucho gusto.

Al igual que Fátima, se dirigió rápidamente a su cuarto para darse esa rápida ducha. De paso comprobó que Asah no estaba en el cuarto, probablemente sí en los jardines o el lago, de modo que no pudo despedirse de ella. Bueno, suponía que no le pasaría nada. En el almacén también busco ropa adecuada, aunque por lo que sabía, era muy parecida a la que solía llevar en Agrabah. Ponerse algo así le trajo recuerdos y aunque se sintió extraño, después de llevar puesta la ropa que solía utilizar en Tierra de Partida, a la vez notó nostalgia de nuevo.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Cuando llegó al punto de reunión, Bavol y Fátima ya estaban allí. La capa ondeó ligera al viento anunciando su llegada.

Se está muy fresquito con esto.

Uy, con el calor que hace allí, creo que vas bien.

Ah, calor, creo que eso es de lo menos deberíamos preocuparnos —comentó un poquitín risueño.

Le sorprendió un poco que Fátima eligiera vestir de mujer para ir a un Mundo en el que las mujeres apenas recibían... respeto, por así decir. Pero era innegable que le sentaba muy bien. No pudo evitar tragas saliva, con disimulo.

Si los Sincorazón están actuando de forma extraña, entonces tenemos que ir con cuidado. Lo ideal sería separarnos para cubrir más terreno, pero creo que sería mejor que fuéramos en parejas y no arriesgarnos. ¿Qué opináis?

Yo no dejaría a Bavol solo, tengo entendido que secuestran niños para llevárselos a los burdeles —No se cortó un pelo en materializar su preocupación por eso y añadió—, así que me parece bien que no nos separemos del todo, Lyn no ha dicho que tengamos límite de tiempo.

En cualquier caso, cuando lleguemos allí veremos qué hacer. ¿Vamos?

Asintió caminando resuelto hacia la salida y miró a Fátima de reojo.

Te queda muy bien.

Sonrió de lado, un poco pícaro.

No tanto como a ti.

Fuera del castillo, Malik no perdió tiempo en invocar el glider, y colocarse la armadura, esperando la señal para partir.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Saxor » Lun Ene 26, 2015 7:00 pm

Era una mañana en Tierra de Partida como cualquier otra. Después del desayuno nos había tocado un entrenamiento de combate en glider con la Maestra Lyn. El mismo había consistido en golpear objetivos aéreos mientras nos esquivábamos, pero...

Ya es suficiente. ¡Todos, abajo!

¡Uah!—grité mientras intentaba cambiar mi dirección, pero ya era demasiado tarde.

Un descontrol del glider de uno de mis compañeros, provocado por la intervención de la Maestra, hizo que todos nos estrellásemos en el aire, quedándonos enredados entre los cuatro.

Perdón… ¡Ay! ¿Estáis todos bien?

¡Ghfgfmp!—por cierto, había acabado con la cabeza y los brazos metidos entre la maraña de gente, y mi cabeza se estaba aplastando tanto que mi boca no era capaz de articular palabra alguna. Con un pie en el glider y otro en el aire, mis piernas (las únicas partes sin restricciones de mi cuerpo) se estaban zarandeando en el aire.

Cuando por fin parecía que el siniestro se estaba deshaciendo, coloqué mi pie libre en su posición del glider, y una vez tuve movimiento, usé el motor del vehículo para colocarme en equilibrio. Maldita sea, ahora recordaba por qué era tan irritante entrenar con aquella maestra de rasgos caninos.

Ugh...—Me quejé del dolor mientras movía en círculos mi brazo izquierdo, usando la mano derecha para sujetar el hombro. Cuando llegamos hasta la Maestra, esta empezó a hablar.

No ha estado mal. Pero podríais hacerlo mejor.— y cómo no, tan difícil de convencer como siempre. Aunque el decir que no había estado mal ya era un logro con esa Maestra—. Pero nada de relajarse: os vais de misión al mundo conocido como Coliseo del Olimpo. ¿Lo conocéis?

¿Que si lo conocía? Mi primer entrenamiento fuera de Tierra de Partida fue en aquel mundo, y con aquella Maestra, precisamente. Y de paso, también me conocía el Intersticio a varios mundos a la redonda, gracias a las muy precisas coordenadas que nos dio para llegar. Simplemente asentí con desgana, preguntándome siquiera si se acordaría de mí, debido a aquella pregunta.

Aunque en realidad, solo había estado aquella vez, y había sido hace bastante tiempo. No sabía si tendríamos que pisar el Coliseo, que era la zona en la que estaba más familiarizada, así que tampoco sabría cómo guiarme por el mundo así de primeras.

Los sincorazón de aquel lugar están actuando de una forma demasiado extraña, sobre todo en la ciudad de Tebas. Es muy posible que algo les esté alterando, o que alguien los manipule. Vuestra tarea será descubrirlo, a la vez que elimináis cuantos más podáis mejor.

>>Fátima. Tú estarás al mando de la misión. Id a daros una ducha y a prepararos, en quince minutos quiero veros a los cuatro saliendo de Tierra de Partida. ¿Dudas? ¿Preguntas?

Me preguntaba por qué Fátima sería la que estaría al cargo, aunque supuse que sería por la experiencia. También dudaba bastante que fueran a dejarme al cargo de algo cuando me había largado a Bastión Hueco para luego volver. Entonces, el más pequeño de los presentes fue quien preguntó primero.

¡Yo! Auch— el chico había alzado la mano, pero al parecer el dolor del choque hizo que la bajara de nuevo —. Hace tiempo leí una cosita sobre una misión que hubo en el Coliseo. Creo que incluso estuviste ahí, Maestra, ¿no? Ays, bueno, que me lío, a ver, mi pregunta… ¿Es verdad que allí viven los dioses, ya sabe, los que tienen poderes y eso?

¿Dioses? Aquella palabra me impactó un poco. Vamos, no era de los que creían en esas cosas, un Dios con todas las letras era algo que no me entraba en la cabeza, sobre todo por lo contradictoria que era su definición... Pero eso no quería decir que no pudiera existir algún ser de características similares en otros mundos. Por tanto, esperé con curiosidad la respuesta de la Maestra.

¿Sabe dónde se han dado los sucesos más «extraños», Maestra? Para poder empezar a buscar desde un lugar más concreto.

¿Qué quiere decir con «conducta extraña»?

Aquellas también era una buenas preguntas. Respecto a la primera, sería extraño que atacaran dos veces el mismo lugar, pero podíamos buscar una "causa común", y así poder saber dónde iba a ocurrir otro incidente, ya que investigar los alrededores mientras estuviera ocurriendo en ese instante podría dar más frutos. Respecto a mí, no tenía otras dudas.

¡¡En marcha!!

Fátima y el chico de piel morena tuvieron una pequeña conversación. La verdad, me recordaba un poco a Fyk, así que no pude evitar soltar una pequeña risa floja. Fue entonces cuando el pequeño se dirigió al hombre que entrenó con nosotros y a mí.

Mmm, no os conozco. Yo soy Bavol, ¿cómo os llamáis vosotros?—Preguntó el chico, golpeándose el pecho.

Malik, mucho gusto.—Se presentó primero el hombre. La verdad, era cuanto menos curioso que un hombre que podría alcanzar perfectamente los 30 años fuera un aprendiz de la llave espada, pero aún así no le di más importancia que esa. Fue entonces cuando me presenté yo.

El mío es Saxor Meian, un placer.—Entonces me percaté de que Fátima me estaba mirando, lo que hizo que me sonrojase.

Un placer. Espero que trabajemos bien juntos.—alzó la mano para que se la estrechara... he de reconocer que me tembló un poco la mano mientras hacía lo mismo.

E-eh... S-sí, c-claro...

Y tras esa corta presentación, por la sugerencia de Fátima nos fuimos para buscar una ropa que encajase con el mundo al que íbamos. En realidad, la única vez que había ido al Coliseo del Olimpo lo había hecho con mi vestimenta normal, pero ya que lo mencionaba... Realmente algo como lo que llevaba llamaría la atención. El problema no era encontrar ropa que encajara, sino más bien... Encontrar algo que cubriera el símbolo de los sincorazón que se marcaba en mi pecho. Las vestimentas comunes de aquel mundo siempre dejaban bastante descubierto, seguro que se me veía algo. Al final me decanté por llevar una túnica blanca corta y sin mangas de color marrón, que llegaba hasta las rodillas, donde me ataría una cuerda a modo de cinturón. En los pies llevaría claramente las sandalias que tanto usaban los griegos. Tras decidir lo que me iba a poner, me lo llevé a la habitación y lo dejé colocado para ponérmelo en cuanto saliera de la ducha. Con una ducha rápida de 3 minutos, me sequé rápidamente y me vestí para salir.

Vas ridículo.

... Cállate.

Cuando salí del cuarto de baño, algo molesto por el comentario de Xayim, cogí la bolsa con mis cosas y mi móvil. Guilmon estaba jugueteando con una videoconsola que tenía abandonada en mi habitación, pulsando con una de sus zarpas el botón A sin parar. Como era el Fénix Right, un juego que se podía catalogar como "novela visual", no creía que fuera a perder demasiado... a menos que le tocara presentar pruebas, claro.

Guilmon, deja eso, nos vamos.

¿A dónde?

A una misión.

Le expliqué por encima lo que íbamos a hacer (y para variar, no lo entendió del todo), para acabar entrando en el móvil. Como en esos momentos quería agilidad para despegar y aterrizar, dejé las llaves de la nave gumi y me decanté por usar el glider. Cuando ya estuve preparado, bajé a donde estarían mis compañeros de misión. Parecían estar teniendo ya una conversación. El pequeño Bavol llevaba una ropa sencilla, al igual que Fátima. Malik, en cambio, vestía de una forma similar a la mía, pero con ropa blanca y decorados dorados, como hombreras y brazaletes. No tardamos en empezar una pequeña reunión estratégica.

Si los Sincorazón están actuando de forma extraña, entonces tenemos que ir con cuidado. Lo ideal sería separarnos para cubrir más terreno, pero creo que sería mejor que fuéramos en parejas y no arriesgarnos. ¿Qué opináis?

Yo no dejaría a Bavol solo, tengo entendido que secuestran niños para llevárselos a los burdeles —lo que había dicho era bastante... bestia—, así que me parece bien que no nos separemos del todo, Lyn no ha dicho que tengamos límite de tiempo.

De todas formas, t-también estoy de acuerdo en ir por parejas.

En cualquier caso, cuando lleguemos allí veremos qué hacer. ¿Vamos?

Asintiendo, pulsé con fuerza la parte de la armadura que hizo que apareciera el resto. Invoqué mi llave espada (deseando que no preguntaran qué narices hacía cierto símbolo como componente principal) y la lancé endiabladamente rápido hacia el cielo, intentando que no la llegaran a observar del todo. Cuando regresó, salté encima para despegar hacia el Coliseo del Olimpo... Y esperaba que al menos no me perdiera aquella vez.
Imagen
Gracias a Ita por la firma~
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

RolKHWorld: Cronología
Spoiler: Mostrar
Primer Arco: Corrupción

1ª Saga
Prólogo: Sólo los más fuertes... [Bastión Hueco]
Encuentro: Recién llegado [Tierra de Partida]
Trama: Un paso atrás [Tierra de Partida]
Trama: Y digo ¡salta! [Coliseo del Olimpo]
Encuentro: La ciudad eterna [El Mundo Inexistente]
Encuentro: Persecución enmascarada [Villa Crepúsculo]
Encuentro: Un lugar al que regresar [Espacio Profundo]
Trama: ¿¡Es que nadie piensa en los niños!? [Islas del Destino]
Misión: Cuidado con los asteroides [Espacio Profundo]
Encuentro: Perros, lagartos y osos parlantes [Bosque de los 100 Acres]
Encuentro: Las apariencias engañan [Tierra de Partida]
Trama: ¡Se me ha metido placton en la nariz! [Atlántica]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Primera parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella: Ruta 3 (Segunda parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Parte final) [Bastión Hueco]

Segundo Arco: Perdición

2ª Saga
Misión: Dulces olores [Monstruo] (Inconclusa)
Trama: Ángeles Caídos [Intersticio entre los mundos]
Encuentro: Laberinto Paranoico [Espacio Paranoico]
Trama: Alianza en las Penumbras [El Mundo Inexistente]
Encuentro: ??? [???]
Encuentro: Pasado olvidado [Ciudad de Paso]
Encuentro: Coincidencias alarmantes [País de Nunca Jamás] (Inconcluso)
Trama: Cada loco con su tema [País de las maravillas]
Evento Preglobal: The End Is Where We Begin (Day 0: The Introduction) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 1 - Sector 1: Crepúsculo) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 2 - Sector 3: Ocaso) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 3 - Sector 4: Túneles) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 4 - Sector 3: Ocaso) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 5 - Sector 2: Atardecer) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: Datastream (Primera parte) [La Red]
Evento Global: Datastream - Ruta de la Eliminación (Segunda parte) [La Red]
Evento Global: Datastream (Parte final) [La Red]

Tercer Arco: Rebelión

3ª Saga
Trama: Crisis de tierras sin dueño [Ciudad de Paso]
Encuentro: Día de monos [Selva Profunda]
Trama: Asalto a la Torre [Torre de los Misterios]
Trama: De cero a héroe [Coliseo del Olimpo]
Trama: En busca del corazón [Espacio Paranoico]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Primera parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido - Ruta del Caído (Segunda parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Parte final) [Castillo del Olvido]
Secret Episode: Another Side, Another Story - The Last Twilight [Villa Crepúsculo]

Cuarto Arco: Colisión

4ª Saga
Trama: Leyendas se contarán [Tierra de Dragones] (en proceso)


No Canon
Especial libre: San Valentín [Tierra de Partida] [Corrupción]
Especial libre: Halloween [Ciudad de Halloween] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2012! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Historias de San Valentín [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Venid, mis pequeños [Villa Crepúsculo] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2013! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: La mansión encantada [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: El laberinto de los corazones [???] [Rebelión]
Especial libre: ¡Los reyes han llegado! [Tierra de Partida] [Rebelión]
Especial libre: La Mansión Encantada II: La Venganza [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: World War Christmas [Tierra de Partida] [Colisión]
Avatar de Usuario
Saxor
42. Atisbota
42. Atisbota
 
Mensajes: 1239
Registrado: Jue Oct 21, 2010 9:14 pm
Dinero: 649,366.31
Banco: 15,749.69
Ubicación: En el Mundo Digital
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Drazham » Mié Ene 28, 2015 7:36 pm

El chico de cabellera negra y ojos ámbar respondió amistosamente al gesto de Nikolai, devolviéndole el apretón de manos.

Es un placer, Nikolai. Yo soy Alexander Fürst von Wiedererinnerung, pero la mayoría de la gente me llama Ragun por aquí.

<¿Ragun?>

Desde luego, “Ragun” era mucho más fácil de recordar que su nombre completo, pero el caso es que no era la primera vez que lo había oído. ¿De qué le sonaba?

¡Oh, claro! Ragun era uno de los nombres que figuraban en la noticia del otro día sobre la estrepitosa actuación de unos aprendices en Ciudad de Paso. Todavía sentía cierto resquemor por esa panda de criminales que tan fácilmente se habían coronado como salvadores de su mundo, pero ni mucho menos iba a pagarlo con un par de aprendices que no pudieron impedirlo cuando, posiblemente, ni el mismo lo hubiese podido hacer mejor.

Además, a nadie le gustaba que le recordasen sus fallos.

En fin, supongo que no deberíamos perder el tiempo por aquí, mientras más rápido acabemos este encargo mejor. ¿Tienes todo lo que necesitas? Yo ya estoy listo.

Niko se inspeccionó los bolsillos de la chaqueta y comprobó que llevaba consigo todos sus objetos personales y alguna que otra poción. Estaba listo para marcharse de inmediato.

Aunque tenía la extraña sensación de que se le estaba olvidando algo…

¡Señor Nikooo! ¿Dónde está?

A los pocos segundos, una extraña criaturita que se mantenía suspendida en el aire se dejó ver por el fondo del pasillo. A simple vista parecía tratarse de algo similar a un casco metálico en el que se vislumbraban dos brillantes ojos azules junto a un par de manos que flotaban alrededor suyo.

Nikolai no tardó en reconocer de inmediato a su pequeño asistente.

¡Saic, aquí! —le llamó agitando el brazo.

¡Señor Niko! —El ser conocido como Saic sobrevoló el pasillo a gran velocidad hasta encarar frente a frente al joven con unos ojos que denotaban enfado—. ¡Le estaba buscando por todas partes! —refunfuñó—. Me solicita que le realice una búsqueda para sus estudios y abandona su habitación sin comunicármelo.

Vale, vale, lo siento —se rascó la nuca—. Me tuve que ir porque me habían llamado para una misión.

Oh, bueno… si era por trabajo… —musitó el ser virtual—. Pero para la próxima vez no se vaya sin avisar hasta que termine de compilar el mapeado del castillo en mi base de datos y le pueda localizar sin perderme.

Descuida. —Niko asintió con la cabeza. Luego, se sacó de uno de los bolsillos de la chaqueta el móvil y se lo mostró a Saic—. Por cierto, tú te vienes conmigo.

¿C-cómo? —El visor de Saic mostró unos amplios ojos que denotaban sorpresa—. Pero todavía no he logrado reactivar la mayoría de mis funciones.

Es igual, toda ayuda es bien recibida por muy poca que sea —puntualizó, alzando el dedo índice—. También puedes aprovechar la experiencia para adaptarte a otros entornos.

Los ojos virtuales de Saic representaron una expresión de duda, pero tras un par de segundos meditándolo, le alzó el pulgar a su usuario en señal de aprobación.

¡De acuerdo, señor Niko!

El cuerpo del asistente se deshizo en pequeñas centellas luminosas que se introdujeron en el móvil de Niko. Ahora que llevaba a su compañero encima, acompañó a Ragun hasta la zona más próxima desde la que podrían despegar con sus gliders.

Ah, y no te preocupes. Conozco bastante bien ese mundo y ya he estado en el Inframundo y los aposentos de Hades en una ocasión. Si no aparece ese maldito chucho de tres cabezas a recibirnos no deberíamos tener muchos problemas en llegar.

Chucho de… ¿tres cabezas?

Nikolai no es que tuviese una gran mano con los animales, pero algo le decía que el can del que le estaba hablando Ragun no tendría nada que ver con los perros que había por su antiguo vecindario.

Ya lo vería por su cuenta cuando llegase. El Coliseo del Olimpo les aguardaba.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Ronda #2 - De cero a héroe

Notapor Astro » Jue Ene 29, 2015 3:14 pm

¡Señor Hades, señor Hades!

¡Hoy es el día! ¡Hoy es el día!

Pena y Pánico entraron corriendo en los aposentos, chocando el uno con el otro cuando frenaron.

¡Silencio! —rugió una figura, sentada en el trono de la estancia—. ¿No veis que estoy ocupado? Tu turno, querido.

El esqueleto asintió repetidas veces, acercando la mano al tablero. Al pobre le temblaban todos los huesos (literalmente), mientras intentaba decidir qué pieza mover. Al final, acabó moviendo uno de sus caballos hacia atrás.

Oh, lo siento, ¡jaque mate! —exclamó Hades, triunfal, moviendo de golpe uno de sus alfiles para acabar con el rey de su oponente—. Vuelve a intentarlo el siglo que viene, chao.

El dios chasqueó los dedos, y el esqueleto estalló en llamas, desapareciendo al instante. Apartando el tablero de ajedrez, y acomodándose en su trono, hizo aparecer un puro en su mano y volvió su atención hacia los diablillos:

¿Y bien?

¡Hoy es el día, ya ha empezado! —exclamó Pena.

¡Los Juegos, su malevolencia! —añadió Pánico.

Hades sonrió con malicia. Sabía mejor que nadie lo que eso significaba.

Su plan estaba en marcha.



Imagen

Bastión Hueco

¿Hay algo más que tengamos que saber de ese… dios, Maestra? ¿Cómo consiguió hacerse con el control de los sincorazón y con qué propósito?

Hades es un dios de aquel mundo. Un ser muy poderoso que gobierna el Inframundo, el lugar donde descansan las almas de los muertos —explicó Nanashi con calma—. Fuimos nosotros quienes le enseñamos sobre los sincorazón, a cambio de una alianza y de su ayuda cuando tengamos asuntos en el Coliseo. Lo que él hiciera con esa información, no era asunto nuestro.

¿Está segura de que aceptará sin más esta petición?

No podemos saberlo. Presentaros como enviados de Bastión Hueco, limitaros a conseguir entregarle la carta y volver con su respuesta.

Imagen

Tierra de Partida

Hace tiempo leí una cosita sobre una misión que hubo en el Coliseo. Creo que incluso estuviste ahí, Maestra, ¿no?

He estado en muchas ocasiones en el Coliseo —se limitó a responder Lyn, sin especificar ninguna.

Ays, bueno, que me lío, a ver, mi pregunta… ¿Es verdad que allí viven los dioses, ya sabe, los que tienen poderes y eso?

En ese mundo existen unos seres muy poderosos a los que llaman dioses. Son caprichosos e impredecibles, así que procurad no meteros en sus asuntos. A no ser... —Lyn guardó silencio durante unos momentos, como si estuviera considerando una idea—. Nada, olvidadlo. Centraros en vuestra misión.

¿Sabe dónde se han dado los sucesos más «extraños», Maestra? Para poder empezar a buscar desde un lugar más concreto.

¿Qué quiere decir con «conducta extraña»?

Id al coliseo de Tebas y buscad a Filóctetes. Es un viejo sátiro, amigo mío, al tanto de los sincorazón. Él os dirá todo lo que necesitéis saber —respondió, tanto a la pregunta de Fátima como a la de Malik.

»Suerte.
Imagen

Imagen

Una vez llegaron al mundo tras un viaje sin incidentes por el intersticio, los dos grupos de aprendices tenían el mismo destino: el coliseo de Tebas.

Pronto descubrirían que no serían los únicos con la intención de entrar allí. ¡Estaba abarrotado! Una gran multitud se concentraba a las puertas del coliseo, en la explanada de arena sobre la que se alzaban dos enormes estatuas doradas que cruzaban sus espadas.

Imagen

Niños jugando, corros de personas hablando entre ellas, puestos de venta de comida y de recuerdos en los laterales, gritos y júbilo por todas partes... Todo apuntaba a que habían llegado en algún día especial para el coliseo.

Entre los elementos que llamarían más la atención estaba una fila de personas que esperaban su turno frente a un puesto de madera sobre el que estaba colgado el letrero en el que podía leerse «REGISTRO». Curiosamente, allí la mayoría iban vestidos con armaduras o portaban algún arma encima, y tampoco verían a ninguna mujer entre ellos.
A poca distancia, otra cola de gente (más larga que la anterior) daba paso al interior del coliseo. Parecía avanzar con lentitud, aunque la gente que esperaba allí era de todo tipo: desde niños a ancianos.

Además, también podría llamarles la atención un pequeño grupo de gente, que observaba a alguien que parecía tirado en el suelo. ¿Alguien que había caído enfermo, tal vez?

Fuera como fuese, a simple vista y entre tanta multitud, ninguno vería ni rastro de Diana ni del tal Filóctetes. Tendrían que buscarles por su cuenta, o tal vez marcharse del coliseo e irse a Tebas a probar suerte.

¡O podían ir a comprarse algo de comida o algún recuerdo!


Spoiler: Mostrar
Importante: ninguno de los dos bandos os cruzáis ni llegáis a veros, ya que de momento hay demasiada gente como para que coincidáis.

Antes de postear la próxima ronda, cogeré una copia de vuestras fichas para tenerlas como referencia para el resto de la trama. Si tenéis alguna actualización o compra pendiente, ¡daros prisa!

Fecha límite: martes 3 de febrero.
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Tidus Cloud » Sab Ene 31, 2015 3:55 pm

Malik y Saxor, así se llamaban sus dos nuevos compañeros de misión. Se apuntó mentalmente sus nombres, era conveniente recordarlos.

La Maestra Lyn confirmó lo que había leído sobre los dioses del Coliseo del Olimpo, lo cual puso muy contento a Bavol. No obstante, insistió en que debía centrarse en su misión, así que concluyó que quizás en otra ocasión o en algún momentito libre que tuviera podría ir a buscarlos.

Por otra parte, la Maestra también les indicó que tendrían que buscar a un tal Filoctetes en el coliseo para que les informara sobre la situación. Les había dicho que se trataba de un sátiro; sin embargo, el pequeño no sabía qué era exactamente eso, esperaba que nada demasiado peligroso.

Antes de partir definitivamente, Fátima decidió dar unas últimas indicaciones como jefa de la misión que era:

Si los Sincorazón están actuando de forma extraña, entonces tenemos que ir con cuidado. Lo ideal sería separarnos para cubrir más terreno, pero creo que sería mejor que fuéramos en parejas y no arriesgarnos. ¿Qué opináis?

Yo no dejaría a Bavol solo, tengo entendido que secuestran niños para llevárselos a los burdeles, así que me parece bien que no nos separemos del todo, Lyn no ha dicho que tengamos límite de tiempo.

Ey, ¿y por qué precisamente no podéis dejarme solo a mí? —protestó el pequeño enfadado con el comentario de Malik—. No voy a dejar que nadie me secuestre. El que lo intente, le achicharraré a base de hechizos.

De todas formas, t-también estoy de acuerdo en ir por parejas.

Bavol chasqueó la lengua molesto con que los otros tres estuviesen de acuerdo en aquello de ir en parejas. Siempre que iban de dos en dos, el otro se preocupaba demasiado por él porque aparentemente sólo era un niño pequeño. Y estaba harto de eso, puede que fuera cierto que tuviera once años, pero ya tenía más experiencia y más poder que muchos Aprendices en Tierra de Partida. Quería que empezaran a confiar en él.

¿En parejas? —se lamentó con una voz aguda—. Uf, bueno, ya veremos…

Eso sería lo que haría. Cuando viera la situación decidiría si prefería estar junto con alguno de sus compañeros o si por el contrario prefería tener un poco de independencia. No obstante, antes de marcharse le surgió una última duda:

Por cierto, ¿qué es eso de un burdel?

Imagen

Imagen

Bavol no pudo evitar abrir la boca al ver aquel lugar, era mucho mejor de cómo se lo había imaginado. No sólo le impresionaron las dos gigantescas estatuas doradas colocadas a ambos lados de las puertas de un gran edificio, sino también la multitud de personas que se habían reunido en aquel lugar.

¡Wow, qué de gente! —exclamó el pequeño mirando todo lo que tenía a su alrededor.

Se percató de que había dos largas filas: una integrada por diferentes guerreros que esperaban para inscribirse en un puesto de madera y la otra mucho más grande formada por multitud de personas que se dirigían al interior del edificio.

Mmm, seguro que el coliseo es ese sitio de ahí —dedujo Bavol señalando a las puertas por las que entraban la mayoría de gente—. Pero uf, hay que esperar un montón.

Suspiró con sólo imaginarse el tener que esperar todo aquello para entrar y hablar con ese tal Filoctetes. Al pensarlo mejor, se dio cuenta de que en realidad eran cuatro Aprendices, así que no pasaría nada si al menos uno se quedaba guardándoles el sitio a los demás mientras él se iba a mirar lo que había por ahí.

Bueeeno, creo que me voy a buscar por ahí. Ahora vuelvo~

Nada más avisar de lo que iba a hacer, Bavol se internó rápidamente entre la multitud de gente para evitar que cualquiera de los otros le detuvieran o se ofrecieran a acompañarla porque según ellos era muy pequeño.

En su pequeño recorrido por aquella zona se dio cuenta de que había un grupito de gente alrededor de una persona aparentemente tirada en el suelo. El gitano sintió curiosidad y decidió acercarse a ellos para averiguar qué es lo que le ocurría.

Oye, ¿estás bien? —le preguntó Bavol a aquel tipo.
Imagen


Spoiler: Mostrar
Imagen
Avatar de Usuario
Tidus Cloud
35. Hechicero
35. Hechicero
 
Mensajes: 1038
Registrado: Sab Sep 27, 2008 4:59 pm
Dinero: 156,626.10
Banco: 15,565.00
Ubicación: Reinando un nuevo mundo lleno de posibilidades...
Sexo: Moriré solo y virgen
Estantería de objetos
Karma: 20

Re: Ronda #2 - De cero a héroe

Notapor Sombra » Dom Feb 01, 2015 4:10 am

Imagen


Tras atravesar el intersticio sin ningún problema Nikolai y yo logramos alcanzar nuestro objetivo: El Coliseo del Olimpo.

Aterrizamos con los Gliders a las afueras del Coliseo de Tebas y por supuesto cuando llegamos a él no nos defraudó la cantidad de gente que había por allí.

Debe haber un torneo —le comenté a mi compañero—. Son enfrentamientos entre guerreros y el ganador obtiene lo que llaman "Título de Aprendiz de Héroe". Antes de que me fuese a Bastión Hueco participé en un torneo aquí. Han pasado dos años desde ese día.

En realidad había participado en dos torneos en aquel mundo, la primera vez había salido victorioso junto a Fyk. Habíamos salvado Tebas de Gárland, sin embargo no sabíamos que aquello no era más que el comienzo, nunca pensé que al final él definitivamente regresase al mundo de los vivos. Por supuesto, aquel mundo traía muchos recuerdos... Buenos y malos.

Me agarré el brazo que había crecido sustituyendo el que había perdido y bajé la mirada unos instantes recordando que iba a volver al lugar donde el Gárland Resurgido me había cercenado el brazo limpiamente.

Atravesamos el portón viendo de frente las dos enormes estatuas doradas que cruzaban sus espadas como si de dos gigantes enzarzados en una batalla eterna se tratase.

Toda clase de personas estaban reunidas en la plaza frente al coliseo, niños, ancianos, gladiadores... Era más que obvio que se iba a llevar a cabo un torneo... Al cual me encantaría asistir, sin embargo teníamos una misión que cumplir, no era tiempo de desviarme de mis obligaciones como portador. No iba a fracasar.

La "rompecorazones" seguramente estaba dentro esperándonos, por lo que debíamos entrar al interior del coliseo, o eso creía. Por supuesto me fijé que la cola para entrar era larguísima, demasiado como para simplemente esperar, sin embargo utilizar allí mis poderes para que pudiésemos entrar podría ser un verdadero problema ya que podía volver un caos todo el lugar... Al fin y al cabo aquellos que estaban allí no eran más que ancianos, hombres, mujeres y niños que dudaba que hubiesen tocado una espada siquiera en todas sus vidas... No resistirían ni por asomo el efecto de Miedo y volvería todo demasiado caótico. La fila del Registro para guerreros era mucho más pequeña por lo que sería mucho más simple entrar si nos convertíamos en participantes. ¿Estaría Zack por allí?

Diana podría estar dentro esperándonos... Y la manera rápida para entrar al interior del coliseo supongo que sería registrándonos como pareja de guerreros, aunque luego no vayamos a participar... Ni siquiera tenemos entradas para ir como espectadores —expliqué encogiéndome de hombros. Siempre podíamos entrar a la fuerza, pero nos haría demasiado llamativos, y no quería meterme en problemas con la gente de aquel mundo ya que posiblemente querría volver como participante en un futuro y volver a ganar alguna copa más—. ¿Vamos?

Si el aprendiz accedía a mi petición me acercaría a la fila de guerreros donde esperaría mi turno, también había la posibilidad de que prefiriese irse por su cuenta, en ese caso le pediría su número de teléfono para poder comunicarnos y encontrarnos más tarde con facilidad.

Esperaba que me reconociesen y dejasen que nos apuntásemos sin problemas, al fin y al cabo Scarfman, el aprendiz de héroe estaba allí para dar un buen espectáculo. ¿Cómo no iban a dejarnos participar?
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: Ronda #2 - De cero a héroe

Notapor Saxor » Dom Feb 01, 2015 3:13 pm

Al final llegamos sin contratiempos. Por petición de la Maestra, nos habíamos dirigido al coliseo en sí, donde se encontraría el hombre-cabra (o sátiro, como lo llamó ella) llamado Filoctetes que nos iba a contar los problemas de los sincorazón.

Y la verdad, casi me quedo con la boca abierta cuando llegamos a las puertas del coliseo. El lugar estaba completamente lleno de gente. Comprando souvenirs, comida, había niños jugando... Claramente algo se estaba celebrando allí. Y por la larga cola de gente con armas y armadura (además de la cientos de veces más larga para espectadores) supuse que se trataba alguna especie de competición.

Y teníamos que entrar al coliseo, tarea prácticamente imposible si no nos lo planteábamos bien.

Bueeeno, creo que me voy a buscar por ahí. Ahora vuelvo~

¿Eh?

Antes de darme cuenta, el pequeño ya se había colado entre la marabunta de gente. Adiós al plan de ir en parejas. De todas formas, como Fyk, seguro que podía ir solo por ahí sin ningún problema. En realidad, el único problema era...

E-en realidad, sería mejor mantenernos en contacto aunque sea a distancia. ¿A-alguno de vosotros tiene número?

Pregunté, antes de dar el mío. Obviamente no iba a sacar ahora el teléfono, teniendo en cuenta que estábamos rodeados de personas que no sabían ni lo que era un fijo. Además, ya había tenido la precaución de dejarlo en modo vibración, por si había una llamada repentina. A Guilmon lo había sacado del móvil en cuanto llegamos, así que se encontraba olisqueando la arena.

Y c-como no vayamos con la cola de los participantes, va a ser muy difícil entrar...—Me rasqué la cabeza, sin saber qué hacer. ¿Debíamos esperar a hablar con Filoctetes, o en cambio separarnos en ese momento y que unos fueran a buscar mientras los otros esperaban?—Bu-bueno, yo me voy a la cola.

Guilmon y yo nos fuimos a la cola de los guerreros a esperar. No sabía si Fátima o Malik se quedarían también en la cola, pero no me importaría que nos acompañaran.
Imagen
Gracias a Ita por la firma~
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

RolKHWorld: Cronología
Spoiler: Mostrar
Primer Arco: Corrupción

1ª Saga
Prólogo: Sólo los más fuertes... [Bastión Hueco]
Encuentro: Recién llegado [Tierra de Partida]
Trama: Un paso atrás [Tierra de Partida]
Trama: Y digo ¡salta! [Coliseo del Olimpo]
Encuentro: La ciudad eterna [El Mundo Inexistente]
Encuentro: Persecución enmascarada [Villa Crepúsculo]
Encuentro: Un lugar al que regresar [Espacio Profundo]
Trama: ¿¡Es que nadie piensa en los niños!? [Islas del Destino]
Misión: Cuidado con los asteroides [Espacio Profundo]
Encuentro: Perros, lagartos y osos parlantes [Bosque de los 100 Acres]
Encuentro: Las apariencias engañan [Tierra de Partida]
Trama: ¡Se me ha metido placton en la nariz! [Atlántica]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Primera parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella: Ruta 3 (Segunda parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Parte final) [Bastión Hueco]

Segundo Arco: Perdición

2ª Saga
Misión: Dulces olores [Monstruo] (Inconclusa)
Trama: Ángeles Caídos [Intersticio entre los mundos]
Encuentro: Laberinto Paranoico [Espacio Paranoico]
Trama: Alianza en las Penumbras [El Mundo Inexistente]
Encuentro: ??? [???]
Encuentro: Pasado olvidado [Ciudad de Paso]
Encuentro: Coincidencias alarmantes [País de Nunca Jamás] (Inconcluso)
Trama: Cada loco con su tema [País de las maravillas]
Evento Preglobal: The End Is Where We Begin (Day 0: The Introduction) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 1 - Sector 1: Crepúsculo) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 2 - Sector 3: Ocaso) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 3 - Sector 4: Túneles) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 4 - Sector 3: Ocaso) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 5 - Sector 2: Atardecer) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: Datastream (Primera parte) [La Red]
Evento Global: Datastream - Ruta de la Eliminación (Segunda parte) [La Red]
Evento Global: Datastream (Parte final) [La Red]

Tercer Arco: Rebelión

3ª Saga
Trama: Crisis de tierras sin dueño [Ciudad de Paso]
Encuentro: Día de monos [Selva Profunda]
Trama: Asalto a la Torre [Torre de los Misterios]
Trama: De cero a héroe [Coliseo del Olimpo]
Trama: En busca del corazón [Espacio Paranoico]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Primera parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido - Ruta del Caído (Segunda parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Parte final) [Castillo del Olvido]
Secret Episode: Another Side, Another Story - The Last Twilight [Villa Crepúsculo]

Cuarto Arco: Colisión

4ª Saga
Trama: Leyendas se contarán [Tierra de Dragones] (en proceso)


No Canon
Especial libre: San Valentín [Tierra de Partida] [Corrupción]
Especial libre: Halloween [Ciudad de Halloween] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2012! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Historias de San Valentín [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Venid, mis pequeños [Villa Crepúsculo] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2013! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: La mansión encantada [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: El laberinto de los corazones [???] [Rebelión]
Especial libre: ¡Los reyes han llegado! [Tierra de Partida] [Rebelión]
Especial libre: La Mansión Encantada II: La Venganza [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: World War Christmas [Tierra de Partida] [Colisión]
Avatar de Usuario
Saxor
42. Atisbota
42. Atisbota
 
Mensajes: 1239
Registrado: Jue Oct 21, 2010 9:14 pm
Dinero: 649,366.31
Banco: 15,749.69
Ubicación: En el Mundo Digital
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 5:40 pm

Imagen


Nikolai y Ragun arribaron sin problema alguno a su destino: el Coliseo del Olimpo. Cabía mencionar que el ambiente que se encontraron los dos aprendices al llegar resultó ser muy bullicioso.

En frente del recinto principal con las dos enormes estatuas de guerreros cruzando sus espadas se había formado una tremenda multitud que cubría casi por completo el recinto. El acontecimiento que se fuese a celebrar ese día debía de ser muy importante, porque se habían congregado personas de toda índole: niños, ancianos, e incluso fornidos guerreros embutidos en sus armaduras y portando toda clase de armas.

Parece que hemos elegido un buen momento para llegar —comentó Niko, observando el mar de gente que tenían justo en frente—. Tú ya has estado por aquí, ¿no? ¿Qué clase de eventos se suelen celebrar para que tengan tanta fama?

Debe haber un torneo —le respondió Ragun—. Son enfrentamientos entre guerreros y el ganador obtiene lo que llaman "Título de Aprendiz de Héroe". Antes de que me fuese a Bastión Hueco participé en un torneo aquí. Han pasado dos años desde ese día.

¿No me digas? Entonces ya te deben conocer por estos lares —alegó con tono divertido.

Su compañero, un “Aprendiz de Héroe”. Le llamó la atención el peculiar título que se había ganado, pero aún más el pequeño detalle de que se lo había ganado antes de entrar en la Orden de Bastión Hueco.

¿Eso quería decir que antaño formó parte de las filas de Tierra de Partida?

En el bastión ya había ciertos aprendices (como el descorazonado Ban Oswald) que les tenían tirria a los desertores de Tierra de Partida que se habían unido a su causa. De todos modos, viniesen de donde viniesen, eso a él le era indiferente.

¿Alguna idea de donde puede estar Diana? —preguntó. Si tenían que buscarla entre toda esa multitud, iban a tardar siglos.

Diana podría estar dentro esperándonos...

Entonces nos tocaría esperar en la cola… —El aprendiz esbozó una mueca en cuanto se fijó en la absurda longitud de la fila que se había formado.

>>Y la manera rápida para entrar al interior del coliseo supongo que sería registrándonos como pareja de guerreros, aunque luego no vayamos a participar... Ni siquiera tenemos entradas para ir como espectadores.

Cierto, la cola de los espectadores no parecía tener fin, pero en la que se habían reunido los guerreros con intención de participar en el torneo ya era otro cantar.
Como bien había dicho Ragun, podrían inscribirse para ganar acceso al interior del edificio y luego retirarse. Esperaba que al apuntarse no se estuviesen comprometiendo a nada y se fuese al traste la misión, pero si su compañero ya se conocía como funcionaba el mundillo de los gladiadores…

Además, a cualquiera de allí le haría ilusión pasar a la famosa zona en la que se reúnen los candidatos para disputarse por el título que los nombraría “Aprendices de Héroe”.

¿Vamos?

Sí, claro —asintió con la cabeza—. Seguro que se alegran de ver a un veterano por aquí.

Gladiador por un día. Solo un Caballero se encontraba con este tipo de situaciones.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Suzume Mizuno » Mar Feb 03, 2015 12:13 am

Los alrededores del coliseo estaban abarrotados, tanto que Fátima se preguntó si conseguirían llegar a la entrada y dar con el tal Fil. El olor a comida, a humanidad, la excitación que gobernaba las voces de la gente, las risas de los niños, la presencia de grandes filas para entrar al lugar donde lucharían los gladiadores… No cabía duda de que era un día importante, donde la gente pretendía divertirse y presenciar un gran espectáculo.

Bueeeno, creo que me voy a buscar por ahí. Ahora vuelvo~

Fátima volvió la cabeza a tiempo de ver a Bavol escurrirse entre un grupo de gente. Su primer impulso fue atraparlo por un brazo, pero no llegó a tiempo. De modo que se tragó su frustración y exhaló un largo suspiro, conteniendo sus emociones con dificultad. Al menos la otra vez, Bavol se había comportado dentro de lo que cabía. Ahora se veía que cada vez estaba más cerca de la adolescencia y con pocas ganas de obedecer a nadie. ¡Bien! ¡Ella tampoco quería tener la responsabilidad sobre nadie! ¡Pero le había tocado y como le pasara algo…!

Se retorció de forma un poco compulsiva un mechón de pelo y trató de calmarse, diciéndose que no aparecerían Sincorazón y que el niño sería capaz de apañárselas por su cuenta. Y si pasaba algo malo, Bavol era lo suficiente inteligente como para pedir ayuda.

¿No?

E-en realidad, sería mejor mantenernos en contacto aunque sea a distancia. ¿A-alguno de vosotros tiene número?

Buena idea—sonrió Fátima, agradecida porque alguien colaborara, y miró a Malik porque sabía que él tenía un comunicador—Y c-como no vayamos con la cola de los participantes, va a ser muy difícil entrar....—Echó un vistazo hacia la fila de guerreros que se dirigían hacia el cartel de «registro»—.Bu-bueno, yo me voy a la cola.

De acuerdo. Yo…—Se miró la ropa. Quizás no había sido la mejor idea vestirse de mujer, pero consideraba que no le costaría disfrazarse de hombre en caso necesario. Además, si tenían que investigar, prefería poder acercarse a otras mujeres a cotillear. Sin embargo… Volvió a mirar a Malik, preguntándose qué querría hacer él. Ella se quedaría incomunicada si iba sola, ¡tenía que comprar el maldito dispositivo!, pero estaba convencida de que se las podría apañar sin problemas. Por otro lado, no sabía, aunque fuera un poco cruel por su parte, si sería buena idea dejar a Saxor a solas. Después de todo, había sido de Bastión Hueco—. Yo voy también al registro. Preguntaré por Fil… Filoctetes o como se pronuncie su nombre. Si pasa algo, volvemos aquí, ¿de acuerdo?

Esperó a que Malik contestara y después fue detrás de Saxor, apretando el paso.

Cuando se acercara a la fila echaría un vistazo a los hombres, curiosa por sus vestimentas y… Bueno, para qué negarlo. Muchos estaban muy bien. Con todo, se esforzó por mantener la vista fija en el frente, plantada al lado de Saxor, intentando no sentirse muy fuera de lugar. Algo difícil teniendo en cuenta que era la única mujer, y encima no iba vestida precisamente para luchar. Se inclinó hacia Saxor y le susurró:

No deberíamos apuntarnos. Sólo hablar con Filoctetes, recabar información y marcharnos. No hay que perder de vista la misión.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] De cero a héroe

Notapor Tanis » Mar Feb 03, 2015 8:53 pm

Malik recordaba el Coliseo de haberlo visto por la noche, pero de día, abierto, con tanta gente alrededor, haciendo cola para entrar... Los relatos de Stelios no le hacían justicia.

Meneó la cabeza ante la decisión de Bavol, pero no trató de sujetarlo. Se le notaba que entraba en esa época en la que se consideraba lo suficiente mayor como para ir por su cuenta sin que pasara nada. El poder de la Orden además, debía de haber mal influenciado su percepción de lo posible. No dijo nada, ni fue tras él. Si creía que era capaz de arreglárselas y no joderla, era su asunto.

No estaba precisamente de humor para cuidar de nadie.

E-en realidad, sería mejor mantenernos en contacto aunque sea a distancia. ¿A-alguno de vosotros tiene número?

Buena idea.

Sí, yo tengo uno.

Sonriendo ante el pequeño gesto de Fátima, le dio el número a Saxor, esperando que lo recordase porque no era plan de sacar allí delante los aparatos. Entonces observó ambas colas y chasqueó la lengua.

Y c-como no vayamos con la cola de los participantes, va a ser muy difícil entrar....

No creo que tengamos que hacer cola, sólo...

Bu-bueno, yo me voy a la cola.

Se planteó la misma idea que el muchacho, pero no le convencía ir juntos a todas partes. Y Fátima no podía ir sola, incomunicada...

De acuerdo. Yo… —Miró a Fátima, emergiendo de su burbuja pensativa—. Yo voy también al registro. Preguntaré por Fil… Filoctetes o como se pronuncie su nombre. Si pasa algo, volvemos aquí, ¿de acuerdo? 

De acuerdo —murmuró, antes de añadir y apretarle cariñosamente el hombro—. Estaremos bien.

Él, en cambio, no se dirigió a la cola de participantes, si no que lo hizo hacia la de espectadores. Probablemente tendría menos oportunidad de ver así a Filoctetes, pero el objetivo era entrar y buscarlo. Había tanta gente que seguro podía hacer un poco de trampas. La cola era muy larga, ¿funcionaría? Despacio, con todo el sigilo y distracción de los que podía hacer alarde, intentó pasar desapercibido para colarse.

Sólo sintió una pizquita de remordimiento cuando se dio cuenta de que su antiguo yo no habría hecho eso.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Siguiente

Volver a Tercera Saga

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados