[Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Trama de Fátima, Hiro, Saxor, Watson, Ragun & Exuy

Aquí es donde verdaderamente vas a trazar el rumbo de tus acciones, donde vas a determinar tu destino, donde va a escribirse tu historia

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

[Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor Soul Artist » Mar Dic 15, 2015 10:09 pm

Spoiler: Mostrar

¡Entretenedla! ¡Cubridme! ¡Rei!

Hiro se encargó de mantener ocupado al amo de la Diosa. Atacó con su Llave Espada al huno, el cual chocó su arma mágica con su filo y rompió su defensa de forma inmediata; el golpe provocó un serio corte en los nudillos del muchacho, y si no hubiese sido por la intervención de Fátima, habría atacado de nuevo para atravesarle el pecho. La joven llegó surfeando y atacó con precisión en la mano libre del villano, que soltó una exclamación al estar distraido con el muchacho; abrió la mano y mandó a volar el valioso artefacto que tenía en ella.

Saavedra cogió al vuelo el colgante y sonrió, sujetándolo entre sus dedos. Shiva reaccionó con un brillo especial en sus ojos. Shan Yu, lejos de permitírselo, gruñió y se lanzó contra él; fue Kairi quien se lo impidió, colocándose en medio e invocando su arma para entretenerle el tiempo suficiente. Dio dos espadazos contra el huno antes de que, a su sorpresa, este la cogiera del cuello y la apartara como si de basura se tratara.

Andrei levantó la lágrima de Shiva por encima de su cabeza y la gema concentró su energía, pero no llegó a liberarla. Fátima invocó, por puro instinto, un oleaje que empujó a todos contra el suelo. La lágrima de Shiva resbaló hasta una pared y se partió en dos con un destello cegador.

¡¡No!!

Shan Yu golpeó el suelo con fuerza y se levantó a recoger los pedazos de la gema mientras Shiva caía al suelo, debilitada. Mientras los demás seguían atontados por el hechizo repentino de Fátima, Mulan se lanzó contra el huno, el cual se preparó para contrarrestar su ataque al igual que con los dos aprendices anteriores; sin embargo, donde ellos fallaron, ella salió victoriosa. Corrió agachada hacia él y, cuando intentó cortarla en dos con un ataque bajo, se levantó y dio un salto hacia él; su pie aterrizó sobre el arma mágica del enemigo y dio el golpe final con su espada reglamentaria: atravesó el pecho de Shan Yu de un corte.

Gritó de dolor. Se arrodilló en el suelo y se llevó la mano libre a su cuerpo para notar la sangre corriendo entre sus dedos. La vista se le estaba oscureciendo, pero no se quería dar por vencido aún. Sus ojos negros se clavaron en Andrei, que negó con la cabeza burlón antes de volverse invisible y desaparecer; a los portadores de la Llave Espada, que aunque debilitados y cansados, se les podía ver la merecida sonrisa de una buena victoria; y su asesino, el misterioso soldado Ping.

Casi no podía ver nada cuando Shiva, arrastrándose y débil, intentó clavarle un puñal de hielo por la espalda. Agarró a la Diosa por la muñeca y maldijo, con la boca llena de sangre:

Muerte y caos para China.

Se entregó a la oscuridad mientras dejaba que su propio peso sirviera para atravesar el cuerpo de Shiva con la espada de mitrilo y el templo quedara sepultado por la nieve.

* * *

Spoiler: Mostrar

Nunca habría mejor época para visitar Tierra de Dragones que aquella.

La capital estaba absolutamente preciosa en aquellos días del recién entrado invierno. Los chinos se dedicaban en cuerpo y alma a decorar las calles con farolillos especiales que alumbraban las calles con distintos colores, cables que mostraban distintas decoraciones llenas de mensajes de paz y celebración. ¿Y la comida? Con el frío de la calle era imposible no pasar por uno de los puestos de comida y pararse a oler las maravillas que preparaban los cocineros, tan apetitosas y calentitas.

Dos jóvenes que caminaban juntos por las calles de aquella capital y debían estar disfrutando delo lindo aquellas pequeñas maravillas. Hiro y Saxor, eran sus nombres: dos extranjeros que, pese a tener como orden que vistieran con las ropas típicas del mundo, quizás prefiriesen vestir con algo más cómodo y calentito. Incluso haciéndolo, la gente giraba sus cabezas en la calle para mirarles fijamente, reconociéndoles como invasores.

Llevaban cinco días instalados en el mundo. La información que les había dado Ronin antes de partir era escasa: debían recuperar un artefacto alienígena perdido furante la última misión de Hiro allí, una espada de mitrilo portada por el difunto señor de la guerra Shan Yu. Tras dos años desaparecida bajo la nieve parecía que al fin habían localizado la susodicha, por la cual toda aquella serie de misiones había comenzado; ahora debían recuperarla antes de que cayera, una vez más, en malas manos.

Y Ronin no les había dicho más, porque ni siquiera se molestó en acompañarles. No contaba con muchos amigos en la capital, así que se limitó a ordenar a una Maestra que les acompañara, darles las llaves de una humilde casita de dos habitaciones cercana al palacio imperial y hale, pa'delante.

Aquella noche la tenían libre. En realidad, las cuatro anteriores noches habían sido bastante libres; mientras su superiora trabajaba en estrategias, planos y estudios ellos podían salir a divertirse como dos críos a los que les acababan de dar la paga. Y con una buena bolsa de platines seguro que tenían mucho que hacer por allí: podían acudir a la plaza del comercio a ver si encontraban algo de interés, visitar un templo dedicado a los dragones, ir a ver un espectáculo de enfrentamientos entre guerreros o incluso ser unos buenos chicos y visitar el palacio para informar a la Maestra de lo que habían descubierto. Sólo tenían una orden: no separarse. Los niños pequeños nunca debían caminar solos por la calle.

Porque a ojos de la Maestra seguramente no eran más que niños. La cual, por cierto...

* * *

¿Nos escucha, Maestra?

Feng empujó en el hombro a Fátima y le devolvió al mundo real. El soldado de la quemadura sonrió a la joven y dejó de atosigarla para dirigir sus ojos de nuevo hacia el plano que tenía frente a ella; no le iba a dejar descansar ni por un momento. Desde luego, parecía que había madurado mucho en los dos últimos años en los que ella había estado ausente.

Spoiler: Mostrar
Feng/Syaoran
Imagen

Su título habrá cambiado, pero sigue siendo tan despistada como cuando la conocimos, Maestra.

¿Quieres que descansemos, Fátima? —preguntó Rei por su parte.

El guerrero de ojos morados clavó su mirada en la Maestra. Apenas había cambiado físicamente, al igual que Feng, pero desde la muerte de Jia se le notaba más frío y distante. Aunque le estuviese preguntando por cortesía si quería que se detuviesen, lo cierto es que la mirada frígida y severa que le dedicaba decía todo lo contrario: llevaban cinco días sin casi dormir, pero para él no era suficiente. Era quien más estaba dedicando a aquella misión, llegando al límite de no dormir prácticamente.

Spoiler: Mostrar
Rei
Imagen

La presencia de los dos jóvenes guerreros había sido una sorpresa para Fátima. Al parecer, tras la pérdida de la base principal de Tierra de Partida en la última misión, los dos guerreros habían dedicado sus esfuerzos en trabajar con la Orden tanto como pudiesen: Feng, rechazado por el ejército, se buscó un hogar en la capital y se mantuvo en contacto con Simon para informar de vez en cuando de la situación de mundo, además de lograr aquella nueva base mucho mejor que la anterior, con dos dormitorios, un baño privado y un puñado de buenos suministros.

Rei, por otra parte, había tardado algo más en unirse a Feng en su misión de ayuda a Tierra de Partida. Rechazó un importante ascenso a capitán por parte de Shang y dedicó seis meses de su vida a calmar la situación entre hunos y chinos. Cuando la guerra se pudo dar por completamente finalizada volvió a la capital y trabajó codo con codo con su compañero de filas, usando sus contactos con los bajos fondos para avisar de criminales e intrusos a Simon.

Fátima no tenía claro si sabían de la existencia de otros mundos o pensaban que la Orden venía de un simple lugar lejano, pero seguro que se alegraba de poder contar con ellos en aquella misión y más del futuro.

Repasemos el plan por última vez, ¿eh?

Feng señaló con el dedo el plano del palacio. La misión de Fátima era de todo menos sencilla: debía recuperar la espada de mitrilo del interior del palacio, que al parecer habían recuperado apenas unos días atrás.

Spoiler: Mostrar
Plano
Imagen

Dentro de dos días se celebrará el aniversario de la Batalla por Xiang. El acceso a las murallas del palacio estará abierto entonces: la entrada principal dará la bienvenida a todos los chinos y, sobre todo, al General Li hijo y su ejército personal. La guardia se concentrará aquí, aquí y aquí —El dedo de Feng se concentró en la entrada, los laterales del camino principal y la parte trasera de las murallas—, además de las tres torres de vigilancia. Hasta aquí simple, ¿no?

Pero las torres no deberían ser un problema. Estarán más pendientes de encender los fuegos artificiales que de posibles intrusos —Le corrigió Rei, a lo que Feng afirmó con la cabeza.

Pero no dejan de ser un peligro. Si dan la alarma desde una de ellas se acabó el juego. En un día normal sería imposible pasar sin evitarlas, es cierto; pero no dejan de ser un riesgo. Sin embargo, creo que pasar por el canal de agua es más seguro: nos colamos por allí, llegamos a los jardines...

... y fin. La única entrada al palacio es la frontal, y es imposible entrar ese día o cualquier otro. No: tenemos que correr el riesgo y saltar la muralla para acceder a la fortaleza de la guardia personal del Emperador. Desde allí hay un camino subterráneo que lleva hasta el palacio. Conozco el camino y es seguro. Sólo hay que volar o preparar una cuerda desde la torre abandonada hasta lo alto de la muralla.

Bueno, sí, seguro para acabar en una celda —Feng hizo una mueca burlona que Rei desaprobó.

Fátima tenía frente a ella el plano: tenía que decidir cómo se introducirían en el palacio. Lo único seguro era que el único momento en el que se podía entrar a robar la espada era aquella noche, porque, por lo que sabían, el Emperador en persona guardaba el arma y era imposible acceder a ella si no era por la fuerza. El único momento en el que dejaría de estar bajo su mirada era en la hora previa a su entrega a Shang. Y hasta donde sabía, no es que el nuevo general Li guardase buenos recuerdos de Fátima, como para cederle el símbolo de la victoria de la guerra.

* * *

¡Villanos vamos a buscar!

Bastión Hueco todavía estaba pasando por las consecuencias de la Batalla del Olvido. Tierra de Partida era la que peor lo estaba pasando, desde luego, pero la otra parte de la Orden apenas contaba con efectivos para sus misiones y la economía se había resentido lo suficiente como para que Nanashi se mostrara un poco tacaña.

A aquel problema hacían frente Ragun y Watson. Habían visto, apenas unos días antes, a dos Villanos Finales en aquel mundo: era hora de mover ficha de una vez por todas. Tanto a Kefka como a Gilgamesh, los dos criminales, se les había visto anteriormente en el mundo, y nunca para bien. El primero había provocado un incendio y atacado a un importante general del ejército; el segundo había intentado matar al mismo general y, peor aún, había robado un arma mitológica propia del mundo que debían recuperar y confiscar.

¿Y con qué medios contaban para ello? Pocos, siendo sinceros. El dinero con el que contaban por parte de la Orden apenas era suficiente para pagar una posada sucia, cutre y plagada de cucarachas; la comida ya era algo que debían pagar ellos solos mientras investigaban. Hasta ahora, los frutos habían sido nulos.

Así que tocaba trabajar: podían acudir a la plaza del comercio a ver si encontraban algo de interés, visitar un templo dedicado a los dragones, ir a ver un espectáculo de enfrentamientos entre guerreros o visitar el exterior del palacio, aunque no podrían entrar a su interior. Sin embargo, debían tener algo presente: no debían separarse. De encontrarse con ambos Villanos Finales era posible que estuviesen juntos, y de ser así, la paliza que les darían sería épica.

Spoiler: Mostrar
Fecha límite: Sábado, 19 de diciembre.

Sé que no os gusta leer las partes de los demás, pero si no he puesto nombres en cada párrafo es porque os recomiendo encarecidamente que, al menos por esta ronda, leáis todo para informaros bien de la situación. Todas las partes están interconectadas.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor Sombra » Mar Dic 15, 2015 11:34 pm

No podía estar más cabreado con mi mala suerte durante aquellos últimos días. Todo había empezado en el momento en el que fui a presentarme para el exámen de Maestro de la Llave Espada unos pocos días atrás, justo el día siguiente de haber ido con Light a Port Royal para acabar con una amenaza sincorazón.

A pesar de que me había preparado durante semanas, de haber esperado ansioso tal día... Se había tenido que aplazar hasta que hubiésemos encontrado a dos Villanos Finales que había conocido en Villain´s Vale: Gilgamesh; el hombre "pulpo" y a Kefka; el payaso psicópata al que le habíamos pateado el culo en Mundo Inexistente. Me sorprendía que siguiese vivo, pero si le pillaba no dudaría en darle la paliza de su vida. Le haría gritar más que Shinju.

Si bien estaba enfadado tan solo por aquello, lo peor estaba por llegar. Llevaba días en la ciudad, pero no habíamos encontrado nada de nada, a pesar de los informes de los que disponíamos (en los que ambos habían tratado de asesinar a un general importante, y de paso habían robado una arma legendaria, o algo así). Pero si podía decir algo todavía peor... El lugar en el que estaba viviendo junto a otro aprendiz; Watson. Por supuesto, ya conocía de antemano al aprendiz... Y en ocasiones no podía evitar plantearme (por mucho que los respetase) si los Maestros estaban cuerdos al reclutar gente como él.

Habíamos tenido que alojarnos en una posada de mala muerte, con camas incómodas y con un pestazo a humedad que provocaba náuseas... Mi único consuelo era que había estado en lugares peores; como el interior de una ballena espacial.

Watson, levántate —ordené con un tono arisco y que denotaba el estrés que había estado acumulando durante aquellos días—. Hoy nos vamos a ver un espectáculo de guerreros. Hasta donde sé, Gilgamesh podría aparecer allí como uno de los participantes o espectadores.

Activé mi armadura de portador para poder llevar oculto mi brazo sincorazón. Dudaba que la gente de Tierra de Dragones hubiese visto mucha gente con un brazo tan extraño, alomejor pensarían que estaba maldito o algo.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Venga, en marcha.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor A Nerd Girl » Mié Dic 16, 2015 3:03 am

¡Qué divertida excursión! Yo solito con Ragun (y Agatha). ¿Qué más podía pedir? Pues quizá debí haber pasado por Ciudad de Paso, a pedirle al padre de Dylan algunos platines extra. No me esperaba esto, ¿en serio me tocaba dormir junto a este chico? Era atractivo, sin embargo quizá me mataría si le pidiera alguna cosa…

No mentiría que su brazo negro, muy a mi mal pensar, tenía muchas vaciladas que podría soltar. Pero veía en su cara que si soltaba algo estúpido en estos días, me estampaba contra cualquier cosa. De paso, me daba corte decirle que se me olvidó qué habían dicho los Maestros. Sólo sé que hay tíos malos, que son Villanos y que quizá eran criminales peligrosos. Vamos, que o me mataba Don Oscurito o ellos. También de los asesinos sería el que tuvo la idea de coger esa posada.

Podría decirse, que era más cómoda que aquellas noches durmiendo en los callejones del Distrito 1. No miento, me sentía cansado. No tenía ni idea de quiénes eran los objetivos, es más, esperaba que Ragun me iluminara algo. Que fuera más sociable o abierto, en vez de eso parecía tener una cara de culo.

Al contrario de lo que uno pensara, quien lo pasaba peor era yo. Entre mis pesadillas, la humedad, y mi pánico a los insectos… A la mínima de movimiento, o al menos una ilusión de ello, me ponía frenético mirando hacia la dirección. Con ojos como platos, hasta que me ganase el sueño. Eso no quitaba las náuseas, y las ganas de quemarle el antro al tío.

Watson, levántate —ordenó con un tono de mala leche—. Hoy nos vamos a ver un espectáculo de guerreros. Hasta donde sé, Gilgamesh podría aparecer allí como uno de los participantes o espectadores.

Miré al chico oscuro, con mala cara. Si fuera alguien con quien tuviera más confianza le respetaría algo más. Gruñí con desgana y me quité las legañas. Bostecé y le puse la cara más seria que podía con este sueño encima.

¿En serio?¿Vamos a ver a gente pegándose? ¿Qué tiene de atractivo eso?

Acaricié a mi mascota que llevé a esta misión, estaba cerca de mi cama. Con todo lo pesada, en ambos sentidos, que podía llegar a ser, no me extrañó que siseara y se pusiera tan quejica cuando casi la pisaba. Al poco que salimos, ella se ponía a seguirnos. Sinceramente, estaba enfadada y miraba mal a Ragun. Ya hablé con ella que se comportara. Era gracioso cuando me comentó que podría intentar comérselo mientras dormía, pero mejor no darle permiso a esas ideas.

Por otro lado, Lord Brazo Oscuro se puso la armadura para tapar esa parte de su cuerpo. ¿No le bastaba con una túnica o ropa? No, tenía que ir mostrando su galante armadura. Yo bostezaba más, mostrando aburrimiento y cansancio. Esperaba que al menos su idea funcionara y pasaramos un buen rato, si no… Juro que pido a Agatha que espante arañas y ratas hacia su cama mientras duerme, eso sería muy gracioso y buen material para grabar.

Espero que tengas razón, estoy por matar al posadero si seguimos esta mala rutina. Me está sacando la vena de psicopata con tanta monotonía.
Avatar de Usuario
A Nerd Girl
31. Francotirador
31. Francotirador
The Unknowns
 
Mensajes: 902
Registrado: Lun Abr 30, 2012 4:52 pm
Dinero: 68,199.31
Banco: 15,749.99
Ubicación: En el Pentágono de tu razón, con una bomba llena de pasión.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Tumblr: happydeliceworld
Estantería de objetos
Karma: 9

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor Saxor » Mié Dic 16, 2015 3:21 pm

Un fuerte ambiente de fiesta se desarrollaba alrededor de los dos. Todo estaba vivo, con los habitantes del mundo organizando muy felices mensajes de paz y celebración, la comida olía que daba gusto... Pero nos miraban casi como intrusos, y eso que me había vestido con la ropa autóctona (Con ropa más cómoda y caliente debajo, aunque me las había apañado para que no se notara). Menudo recelo tenían a los extranjeros...

Bostecé con fuerza mientras caminábamos a lo largo de las frías calles de la capital, lo que hizo que se me helara la garganta. Maldita sea, necesitaba restaurar mis dosis de cafeína. Habría sacado un termo para beber, pero con todas esas miradas me iba a resultar imposible a menos que nos fuéramos a una zona apartada. Además, se me estaba empezando agotar, y eso no era buena señal... Por suerte pude adueñarme de algo de té para sustituirlo.

Mientras me restregaba los ojos, pensé con detenimiento lo ocurrido 5 días antes... El Maestro Ronin nos había mandado allí para recuperar una espada de miltrilo que al parecer no era propio de aquel mundo, y debíamos hacerlo antes de que acabara en malas manos. Nos dieron las llaves de una casa donde hospedarnos (por lo tanto, nos íbamos a quedar allí durante un tiempo indeterminado), así que me adueñé de todos los recursos de los que disponía en mi habitación y me llevé a Guilmon conmigo, aunque de momento no lo había podido sacar del móvil para no causar un escándalo. También había preguntado a Hiro por los detalles de lo ocurrido en misiones anteriores para prepararme mejor.

La operación no sería un problema si no fuera porque llevábamos 5 días sin hacer nada, al menos nosotros dos: Fátima... quería decir, la Maestra Fátima, nos había acompañado y se estaba encargando de las planificaciones desde que llegamos... Me preguntaba siquiera si había dormido (yo al menos no, desde luego). Me dejaba un poco incómodo que mientras ella se matara a trabajar nosotros tuviéramos tanto tiempo libre. Como nos habían ordenado no separarnos, tendría que preguntar a Hiro sobre qué hacer.

Hum... —miré a mi alrededor para observar nuestras posibles opciones. Había oído que un enfrentamiento entre guerreros iba a tener lugar esa noche, pero ir a ver un espectáculo podía hacer que me quedase dormido. Ir al comercio o a un templo dedicado a los dragones (que podía divisar algo lejos)... O visitar el palacio que se veía en el horizonte. Pero esa última idea no sabía si iba a ser buena o mala. No íbamos a colarnos así por las buenas, y observar la zona exterior podía no dar muchos frutos... —¿Qué piensas... que deberíamos hacer?—Me crucé de brazos mientras lo consultaba con el chico—Yo creo que podríamos investigar los alrededores del palacio... Al menos no estaríamos desaprovechando la noche—"como las cuatro anteriores", me guardé.

Obviamente también prestaría atención a sus sugerencias, aunque mi prioridad era aquella.

Spoiler: Mostrar
Debido a los hechos de un encuentro previo a esto que aún no he abierto, el comportamiento de Saxor varía de la saga anterior. No os extrañéis porque haya trasnochado los 4 días seguidos.
Imagen
Gracias a Ita por la firma~
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

RolKHWorld: Cronología
Spoiler: Mostrar
Primer Arco: Corrupción

1ª Saga
Prólogo: Sólo los más fuertes... [Bastión Hueco]
Encuentro: Recién llegado [Tierra de Partida]
Trama: Un paso atrás [Tierra de Partida]
Trama: Y digo ¡salta! [Coliseo del Olimpo]
Encuentro: La ciudad eterna [El Mundo Inexistente]
Encuentro: Persecución enmascarada [Villa Crepúsculo]
Encuentro: Un lugar al que regresar [Espacio Profundo]
Trama: ¿¡Es que nadie piensa en los niños!? [Islas del Destino]
Misión: Cuidado con los asteroides [Espacio Profundo]
Encuentro: Perros, lagartos y osos parlantes [Bosque de los 100 Acres]
Encuentro: Las apariencias engañan [Tierra de Partida]
Trama: ¡Se me ha metido placton en la nariz! [Atlántica]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Primera parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella: Ruta 3 (Segunda parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Parte final) [Bastión Hueco]

Segundo Arco: Perdición

2ª Saga
Misión: Dulces olores [Monstruo] (Inconclusa)
Trama: Ángeles Caídos [Intersticio entre los mundos]
Encuentro: Laberinto Paranoico [Espacio Paranoico]
Trama: Alianza en las Penumbras [El Mundo Inexistente]
Encuentro: ??? [???]
Encuentro: Pasado olvidado [Ciudad de Paso]
Encuentro: Coincidencias alarmantes [País de Nunca Jamás] (Inconcluso)
Trama: Cada loco con su tema [País de las maravillas]
Evento Preglobal: The End Is Where We Begin (Day 0: The Introduction) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 1 - Sector 1: Crepúsculo) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 2 - Sector 3: Ocaso) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 3 - Sector 4: Túneles) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 4 - Sector 3: Ocaso) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 5 - Sector 2: Atardecer) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: Datastream (Primera parte) [La Red]
Evento Global: Datastream - Ruta de la Eliminación (Segunda parte) [La Red]
Evento Global: Datastream (Parte final) [La Red]

Tercer Arco: Rebelión

3ª Saga
Trama: Crisis de tierras sin dueño [Ciudad de Paso]
Encuentro: Día de monos [Selva Profunda]
Trama: Asalto a la Torre [Torre de los Misterios]
Trama: De cero a héroe [Coliseo del Olimpo]
Trama: En busca del corazón [Espacio Paranoico]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Primera parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido - Ruta del Caído (Segunda parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Parte final) [Castillo del Olvido]
Secret Episode: Another Side, Another Story - The Last Twilight [Villa Crepúsculo]

Cuarto Arco: Colisión

4ª Saga
Trama: Leyendas se contarán [Tierra de Dragones] (en proceso)


No Canon
Especial libre: San Valentín [Tierra de Partida] [Corrupción]
Especial libre: Halloween [Ciudad de Halloween] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2012! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Historias de San Valentín [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Venid, mis pequeños [Villa Crepúsculo] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2013! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: La mansión encantada [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: El laberinto de los corazones [???] [Rebelión]
Especial libre: ¡Los reyes han llegado! [Tierra de Partida] [Rebelión]
Especial libre: La Mansión Encantada II: La Venganza [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: World War Christmas [Tierra de Partida] [Colisión]
Avatar de Usuario
Saxor
42. Atisbota
42. Atisbota
 
Mensajes: 1239
Registrado: Jue Oct 21, 2010 9:14 pm
Dinero: 649,366.31
Banco: 15,749.69
Ubicación: En el Mundo Digital
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor Suzume Mizuno » Sab Dic 19, 2015 4:18 am

¿Nos escucha, Maestra?

Feng le dio un empujón con el hombro y Fátima sacudió la cabeza. Se arrepintió al instante. La falta de sueño ya hacía que de por sí le latiera dolorosamente. Se frotó los ojos y refunfuñó:

Sí, sí. Claro que os escucho pero ¿podéis repetirme lo último que habéis dicho?

Miró el gran plano que habían extendido sobre la mesa y le ardieron los ojos. Dios, cómo necesitaba dar una cabezada.

Su título habrá cambiado, pero sigue siendo tan despistada como cuando la conocimos, Maestra.

Me alegra saber que has aprendido a tratar con respeto a tus superiores Feng—respondió con retintín y sonriéndole sin darse cuenta, con una expresión burlona.

¿Quieres que descansemos, Fátima?

Dio un respingo y se encontró con la mirada violeta de Rei. Se apresuró a negar con la cabeza. Rei podía aparentar, sin mucho éxito, ser diplomático pero su tono de voz dejaba muy claro que ni se tomaba en serio la idea de un descanso. Ni Lyn había sido tan dura con ella. Exhausta, se dijo que si salían vivos de esa misión dormiría durante un mes. Después de machacar a Ronin, desde luego. No había pensado que cuando se convirtiera en Maestra significaría que le iban a encasquetar todas las tareas que los otros Maestros no querían hacer. Se decía que siguieran en guerra Ronin habría acudido con ella pero no estaba completamente segura. Tampoco sabía si debía dar las gracias por la presencia de Rei y Feng. Desde luego, sin ellos no tendría ni la mitad d ela información que necesitaba y probablemente habría llevo a sus compañeros de cabeza a una celda pero…

«Rei, como sigas mirándome como si quisiera escaparme de la puta silla te voy a retorcer el pescuezo» pensó mientras rechinaba los dientes.

No sabía si tenían claro lo que era la Orden o no, pero sabían que existía y Feng se comunicaba con Simon para informarle sobre China. Rei, por lo que había escuchado, fue una especie de embajador entre chinos y hunos antes de instalarse con Feng para controlar posibles…anomalías como las que había traído Andrei. No les había preguntado qué opinaban de la Orden, a pesar de que sentía verdadera curiosidad. Se imaginaba que Rei simplemente los veía como un instrumento poderoso. De Feng no estaba tan segura.

Repasemos el plan por última vez, ¿eh?

Contuvo un suspiro.

Claro, adelante.

En realidad se sabía todos los pros y los contras de la maldita misión y todavía no tenía ni idea de qué hacer, pero no se iba a morir por escucharlo de nuevo todo.


Spoiler: Mostrar
Plano
Imagen


Observó el mapa con un creciente dolor de cabeza. Cómo lo odiaba.

Dentro de dos días se celebrará el aniversario de la Batalla por Xiang. El acceso a las murallas del palacio estará abierto entonces: la entrada principal dará la bienvenida a todos los chinos y, sobre todo, al General Li hijo y su ejército personal. La guardia se concentrará aquí, aquí y aquí, además de las tres torres de vigilancia. Hasta aquí simple, ¿no?

Pero las torres no deberían ser un problema. Estarán más pendientes de encender los fuegos artificiales que de posibles intrusos —dijo Rei antes de que Fátima pudiera contestar.

Tampoco importaba porque estaba sufriendo una intensa sensación de déjà vu. Feng y Rei volvieron a discutir el tema de las torres, de lo importante que era mantenerse alejados de ellas y Fátima asintió, dándoles la razón en silencio. Por debajo de la mesa se retorcía la tela de los pantalones con tanta fuerza que temía rajarlos. Feng era partidario de introducirse por uno de los muros del palacio a través de un canal que los llevaría a los jardines. A partir de ahí estarían con el culo al aire, porque la entrada al palacio era frontal y se arriesgaban a que los encontrara alguien. Rei insistía en intentar llegar a la fortaleza de la guardia personal de Emperador. El problema era que había que subir a una torre externa a la muralla y, en palabras de Rei, «volar o preparar una cuerda hasta la muralla». Así, como si fuera tan sencillo. Fátima no sabía cómo decirle que no podía volar. A menos que usara el glider, claro.

Bueno, sí, seguro para acabar en una celda.

Contuvo un gemido y el impulso de llevarse las manos a la cabeza. ¡Casi sería más fácil intentar infiltrarse por el frente con el pueblo y librarse de alguna forma de los guardias! Podía extender niebla, si era necesario. Aunque para eso lo mejor sería introducirse por el canal…

Miró el mapa con profundo odio. Su objetivo era la espada de Shan Yu, que el Emperador guardaba en algún lugar de palacio, antes de que se la entregara al capitán Shang. Experimentó la habitual mezcla de satisfacción ante la idea de birlarle la espada y culpabilidad por estropearle el mejor momento de su vida. Mulán no habría querido que le hicieran algo así pero se lo merecía. Joder que si se lo merecía.
El problema era que la espadita era un símbolo de la victoria de los chinos contra los hunos. No sería tan fácil hacerse con ella.

Se masajeó las sienes. Desde luego, hablar con Shang quedaba descartado. Carraspeó para llamar la atención de sus compañeros. ¿O debería llamarlos cómplices?

El plan de Rei me parece el más viable por lo del camino que nos llevaría al palacio. Tengo una… habilidad que nos permitiría ocultarnos unos instantes si es necesario. Sin embargo, no tengo medios para trasladarnos desde la torre a la muralla. Lo siento.—No podía arriesgarse a usar el glider ni a dar permiso a sus compañeros—. La técnica que uso sería una niebla que se extendría unos metros a nuestro alrededor. Si es necesario puedo crear una «ilusión» de otra persona para despistar que funcionaría mejor en un espacio cerrado y con pasillos que en un jardín.—Miró fijamente a Feng—. Espero no tener que usarla a menos que sea absolutamente necesario porque cansa mucho. Feng, ¿estás seguro de que desde el jardín no hay ninguna forma de entrar al palacio como no sea la parte frontal?—Luego miró a Rei—. Entrar por el canal y luego arriesgarnos a dar el rodeo hasta la fortaleza de la guardia imperial es muy arriesgado ¿verdad? A menos que encontráramos alguna forma de pasar desapercibidos… ¿No podríamos conseguir uniformes de sirvientes? ¿O algo parecido?

Le dolía la cabeza y preveía disputas y respuestas cortantes, pero no quería rendirse sin más.

Si es necesario podríamos incluso dividirnos para tener todas las posibilidades posibles…—Respiró hondo—. Aunque eso sería como ultimísimo recurso si no tenemos nada claro… Rei, discúlpame si te estoy pidiendo algo muy descabellado pero, ¿no podrías conseguir un uniforme de los hombres de Shang? Te ofrecieron un puesto ¿no es cierto?—dijo con delicadeza para que no se sintiera ofendido aunque algo le decía que iba a recibir como mínimo una mirada fulminante.

Como mínimo.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor RedXIII » Dom Dic 20, 2015 12:02 am

Las calles de la ciudad se iluminaban con auellos farolillos de papel como luciernagas mientras las calles se llenaban de curiosos olores.

Parece que nada ha cambiado, o a lo mejor yo he cambiado demasiado para apreciarlo... — Hiro salió de uno de los restaurantes del lugar con una cálida y sabrosa bola rellena de carne, despreocupado totalmente de las miradas indiscretas de los curioseados habitantes del lugar, aunque aunque fuera de paisano como su compañero, eran bastante llamativos.

¿Que qué paso antes? — Respondió ante la duda de su compañero —Bueno, ya hace tiempo de eso, no me acuerdo de todo... lo que sí te puedo decir es que tengas cuidado con los lobos — Bromeó mientras mordía la bola y le hacía un breve resumen de lo que le pasó a él y a Goei —Y bueno, si tienes cualquier duda llámame — Le dio su número de teléfono, ya que no recordaba si lo cogió cuando estuvieron en la torre.

A continuación caminaron un rato bajo aquel frío invernal, por suerte Hiro ya venía preparado para este tipo de cosas y debajo de aquel disimulado disfraz de monje llevaba ropa extra para abrigarse, además de su extenso pelo y su gorro de paja.

¿Qué piensas... que deberíamos hacer? Yo creo que podríamos investigar los alrededores del palacio... Al menos no estaríamos desaprovechando la noche.

Que propongas eso después de pasar cuatro días aquí sin hacer prácticamente nada en vez de los primeros días... — Se calló y suspiró —Me interesa más ir a otro sitio, me han hablado de un templo curioso que podría estar relacionado con un amigo, vamos allí antes de hacer nada — Terminó la bola rellena de carne y se dirigió al lugar.

Tras ellos un compañero bastante singular les seguía —Guau, guau.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Ronda #2 - Leyendas se contarán

Notapor Soul Artist » Mié Dic 23, 2015 11:52 pm

Fátima

Feng se encogió de hombros cuando Fátima rechazó su plan en favor al de Rei. Entendía que la habilidad de Fátima sería más útil en caso de viajar en un espacio cerrado; sin embargo, no estaba tan seguro con lo de que no hubiese forma de entrar desde el jardín.

Sí hay una entrada: por los pisos superiores. Con el equipamiento adecuado podríais escalar por los pilares hasta el segundo piso del palacio y entrar con facilidad en la sala de las concubinas. Aunque claro, para pasar desapercibidos tendríais que buscar un disfraz; entrar varios hombres allí puede ser... Escandaloso. Podría servirte como traje de sirviente.

Pero muchos llamaríamos la atención. La división que propone Daliao suena lógica —Rei se acarició la barbilla—. Nosotros dos todavía tenemos nuestros uniformes del ejército, pero Shang os reconocería a ti y a Feng. Y no me vais a dejar fuera de esto.

Rei...

El muchacho ordenó callar a Feng con un gesto de su mano. No lo había expresado personalmente en ningún momento, pero Feng había revelado a Fátima en privado unos días antes que si Rei se encontraba tan inmerso en aquella misión era porque esperaba que Saavedra apareciese. Tenía cuentas pendientes con él y no iba a dejar que se le apartara: quizás era algo a tener en cuenta a la hora de trazar los planes, si iba a separar al grupo.

Muy bien, Daliao. ¿Se te ocurre algo?

* * *

Hiro & Saxor

Tras discutirlo mentalmente el trío dinámico tomó una decisión: harían un poco de turismo religioso. ¿Por qué no? Quién les iba a quitar un poco de aventura cuando se habían partido la espalda los días anteriores en trabajar para Fátima. Merecían un descansito.

El templo de los dragones era uno de los más queridos en toda la capital: no era ningún secreto que el mundo tenía una relación especial con aquellas criaturas divinas, aunque tampoco es que se vieran cada dos segundos cuando echaban la vista al cielo. Hiro, con un poco de suerte, había conocido a uno; o al menos a un intento de uno, porque perfectamente pudo ser una lagartija roja.

Dos dragones tallados en madera daban la bienvenida al interior. Personas de todo el reino habían viajado hasta allí para seguir un ritual típico de la época: escribían en un pergamino sus deseos más profundos y los entregaban a una fogata al fondo del templo, salvaguardado por un gran dragón verde que, según contaba la leyenda, los hacia realidad si tu corazón era puro y noble.

Si lo que esperaban era ver a la lagartija roja no iban a tener esa suerte. Un niño cerca de la entrada había preguntado si los dragones eran reales y su madre le había dado una bofetada por no tener fe. Era dudoso verle por allí si nadie se había fijado en el ya.

Ah, guerreros. ¿Venís a venerar a los dragones divinos?

Una mujer fue la que recibió a Hiro y Saxor. Se acercó a ellos con dos pergaminos y una pluma; vestía con una larguísima túnica que cubría incluso sus manos, ocultas por suaves guantes de piel oscura. Su cabeza estaba tapada por una capucha con un símbolo chino en él, y a través de la oscuridad de esta podían distinguir a duras penas una máscara que cubría la zona de los ojos.

Tenéis un aura poderosa. Los señores del fuego se han percatado de vuestra presencia. Esperan ansiosos vuestra petición.

Extendió la mano para entregarles los pergaminos y la pluma, ya manchada en tinta azul oscura para que pudiesen escribir lo que quisieran. La mujer aguardó, y si aceptaban el ofrecimiento, les acompañaría hasta el altar del fuego.

* * *

Ragun & Watson

Watson no se opuso a la propuesta de su compañero: era una idea que tenía bastante lógica, después de todo. El hecho de conocer a Gilgamesh puede que resultara en un plus.

El espectáculo se celebraba en la zona oeste de la ciudad, no demsiado lejos del palacio imperial. No era nada demasiado sotisficado: en el parque, situado en un pequeño montecito un nivel por encima del resto de edificios, encontraron varios estantes a modo de asientos colocados alrededor de una arena con forma rectangular.

El lugar tenía tres inconvenientes: en primer lugar, la entrada a la zona de espectadores valía un dineral. Bastión Hueco proporcionaba el pago, sí, pero con aquello sus números ya estaban en rojo. En segundo lugar, no tardaron en descubrir que todos los guerreros llevaban máscaras por normas de los combates para conservar el honor de los participantes, por lo que identificar a Kefka o Gilgamesh quizás fuese más difícil de lo inicialmente planeado. Por último, y lo peor de todo: aquel sitio estaba lleno de machitos sudorosos que desprendían testosterona por todas partes, así que el olor era difícilmente soportable.

Cuando llegaron ya había combates en marcha. Aquel lugar podía ser un sitio fantástico para ganar dinero si entraban en combate, pero las plazas estaban bastante llenas en aquel momento; además, nadie quería bienvenidos. Al parecer, dos guerreros prometedores estaban a punto de entrar en combate.

A un extremo esperaba un hombre enorme, musculoso y con la máscara de un ogro marrón muy furioso. Recibía el nombre de Quebrantahuesos, y no era difícil adivinar por qué: llevaba en la mano un arma ósea enorme, semejante a una doble espada. El animal del que hubiese extraído el artilugio debió de ser enorme. Llevaba diecisiete victorias consecutivas en la arena, y no parecía lo más mínimamente cansado.

Spoiler: Mostrar
Imagen

Su oponente no tenía mucho que hacer frente a tal masa monstruosa. Era un joven delgado, sin apenas músculo, de pelo negro recogido en un moño y una armadura de cuero, pobre y sin mayor resistencia. Su espada de una mano era un objeto más valioso: una espada de hoja brillante y muy afilada. Su mango estaba hecho de oro puro, con la forma de un dragón que parecía querer escalar por el arma. Su máscara hacía juego con ello: mostraba el rostro de la mística criatura, calmada y noble. Seis victorias habían dicho que llevaba.

—¡He oído hablar de ti![/color] —aseguró el grandullón—. Dicen que vas de pueblo en pueblo enfrentándote a los hunos que quedaron desperdigados después de la caída de Shan Yu. ¡Ja! ¿Ya te has aburrido de la frontera y vienes ahora a molestarnos a la capital?[/color]

El joven no contestó. Su contrincante clavó su arma en el suelo y se cruzó de brazos, burlón.

—¡Vamos, cachorrillo, ven a por mí! ¿Eres demasiado gallina o qué?[/color]

No se movió de su sitio. El público, nervioso por la poca acción de la que estaba disfrutando, comenzó a abuchear al joven por no lanzarse al combate. Finalmente reaccionó bajando la espada.

Wen Tigoh. Entrégate ahora al ejército y evitarás la huillación pública.

El hombre pareció confuso por un momento y bajó la guardia, pero no tardó en cambiar de posición. Sonrió burlón y echó una carcajada en voz baja.

—Vale, ya pillo tu rollo. No te van los rodeos, ¿eh?[/color]

El grandullón hizo crujir sus nudillos y sonrió al muchacho. No fue algo especialmente notorio para los chinos, que estaban más concentrados en ver un gran combate, pero sí para los aprendices de Bastión Hueco: había comenzado a irradiar un aura de pura oscuridad. Tomó su arma y sus ojos brillaron amarillos por un momento, mientras las sombras debajo de él comenzaban a moverse violentamente.

—¿Sabes? Tengo amigos en el más allá con asuntos pendientes contigo...[/color]

Aque no era un hombre normal, ni una situación que se pudiese calificar como tal. La intervención en combate estaba prohibida por las normas del mundo de Tierra de Dragones: saltar a la arena parecía una mala idea. Pero si seguía así su aura acabaría llamando a los Sincorazón, si no era lo que ya pretendía.

Spoiler: Mostrar
Fecha límite: miércoles, 30 de diciembre.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: Ronda #2 - Leyendas se contarán

Notapor Sombra » Sab Dic 26, 2015 5:21 pm

Watson y yo nos dirigimos a la zona oeste de la ciudad. Subimos una colina cercana al palacio, lugar donde se iba a celegrar el torneo. En la cima de aquel lugar se había preparado unos asientos alrededor de una pequeña arena rectangular que ni llegaba a las suelas de los zapatos a la de Coliseo del Olimpo.

Todos los participantes portaban máscaras, por lo que identificar a los Villanos Finales sería realmente complicado, aunque por suerte Gilgamesh tenía un detalle muy llamativo: Tenía seis brazos.

Me subí la máscara de mi armadura para tener la nariz cubierta y evitar el horrible olor a sudor que desprendían los guerreros, algunos realmente musculosos, pero seguramente débiles.

Tuvimos que pagar a pesar del poco dinero que teníamos el dinero de la entrada como espectador. Busqué un par de sitios en los asientos en primera fila para que tanto Watson como yo pudiésemos ver con detalle los combates, con un poco de suerte Gilgamesh participaría en alguno de ellos... Aunque de Kefka no lo tenía tan claro, aunque conociéndolo sería un espectador (si estuviese allí).

Por lo que comentaba la gente, el combate que tocaba ahora iba a ser de lo más emocionante. El primero de ellos y más llamativo era un hombre enorme y musculoso. Su máscara era de un ogro que mostraba los dientes amenazador, como si estuviese lleno de ira. Por lo que se decía se llamaba "Quebrantahuesos", portaba una arma parecida a una espada doble hecha de hueso. Diecisiete victorias consecutivas, no podía negar que para ser un simple musculitos chino tenía una racha enorme... O mucha suerte.

Lo cierto era que sus enemigos no debían haber sido mucha cosa ya que Quebrantahuesos parecía en perfecto estado, ni siquiera aparentaba estar cansado.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Sin embargo, me interesaba mucho más el joven al que se enfrentaba. Se trataba de un muchacho que carecía de músculo, con cabello negro recogido en un moño y una armadura bastante simple de cuero. Su espada de hierro parecía lo más valiosos que llevaba, incluso parecía que su mango (tallado en forma de dragón) era de oro, aunque no sabía si realmente lo era.

Su máscara, al contrario que la de su adversario era de una criatura desconocida de aspecto calmado. Según lo que decían llevaba seis victorias consecutivas.

Seguramente el grandullón era pura fuerza bruta, mientras que aquel joven era técnica y agilidad, un verdadero guerrero.

¡He oído hablar de ti! —exclamó Quebrantahuesos—. Dicen que vas de pueblo en pueblo enfrentándote a los hunos que quedaron desperdigados después de la caída de Shan Yu. ¡Ja! ¿Ya te has aburrido de la frontera y vienes ahora a molestarnos a la capital?

Hunos... ¿Te suena ese nombre? —Le susurré a Watson.

El joven chino no contestó.

¡Vamos, cachorrillo, ven a por mí! ¿Eres demasiado gallina o qué?

El público empezó a abuchear al joven guerrero, que parecía insatisfecho por no ver como el muchacho se lanzaba sin pensarlo contra el grandote.

Wen Tigoh. Entrégate ahora al ejército y evitarás la huillación pública.

—Vale, ya pillo tu rollo. No te van los rodeos, ¿eh? —contestó Quebrantahuesos con una sonrisa burlona dibujada tras su máscara de ogro.

Hizo crujir sus nudillos... Y en ese entonces sus ojos resplandecieron con una luz dorada, y en el suelo las sombras empezaron a arremolinarse.

¿Sabes? Tengo amigos en el más allá con asuntos pendientes contigo...

Watson, está poseído por la oscuridad —informé—. Voy a atraerle hacia mí, prepárate para actuar —expliqué brevemente.

Me puse en pie. No podía intervenir en un combate, eran las normas... ¿Pero y si hacía que Quebrantahuesos me atacase a mí? No había ninguna norma que impidiese que me defendiese, ¿cierto?

Señuelo —conjuré tratando de atraer cualquier ofensiva por su parte hacia mí. Me preparé para materializar mi llave espada.

No podía utilizar magia frente al público, por lo que tendría que confiar en mis ataques físicos. Cuando el enorme hombre se lanzase hacia mí trataría de esquivar su ataque y contestar al momento con un Golpe Contundente.

Spoiler: Mostrar
Ragun utiliza:
▪ Señuelo [Nivel 5] (HC) Todos los enemigos cercanos centran su atención en aquel que utilice la habilidad, dirigiendo hacia él sus ataques.

Para llamar la atención de Quebrantahuesos, acto seguido espera el ataque del guerrero y trata de esquivarle para contestar al instante con un:
▪ Golpe contundente (HC) [Nivel 4] El usuario pone toda su fuerza en un potente golpe que puede llegar a aturdir al rival (Probabilidad de aturdir baja).
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor Suzume Mizuno » Mar Dic 29, 2015 3:06 am

Feng, por suerte, no se tomó a mal que no se mostrara muy a favor de su plan, aunque le dio una sorpresa:

Sí hay una entrada: por los pisos superiores. Con el equipamiento adecuado podríais escalar por los pilares hasta el segundo piso del palacio y entrar con facilidad en la sala de las concubinas. Aunque claro, para pasar desapercibidos tendríais que buscar un disfraz; entrar varios hombres allí puede ser... Escandaloso. Podría servirte como traje de sirviente.

Fátima abrió y cerró la boca.

¿Y por qué no me lo has aclarado antes?—le reprochó mientras fruncía el ceño y trataba de imaginar cómo podrían hacerse con la ropa de unos sirvientes del palacio.

Pero muchos llamaríamos la atención. La división que propone Daliao suena lógica.—Fátima miró de reojo a Rei, entre satisfecha porque no estuviera en contra y suspicaz. ¿Por qué le llamaba ahora Daliao? ¿Se había enfadado?—. Nosotros dos todavía tenemos nuestros uniformes del ejército, pero Shang os reconocería a ti y a Feng. Y no me vais a dejar fuera de esto.

Rei...

Nadie quiere dejarte fuera, Rei. Sin ti no vamos a llegar lejos así que, por favor, no nos malinterpretes.

Fátima se contuvo para no cruzar una mirada con Feng, aunque ahora se arrepentía de haber dado la idea de separarse. Aunque Feng no se lo hubiera contado hacía unos días, podría haberse imaginado sin problemas que Rei deseaba ante todo vengarse, probablemente convencido de que Andrei haría aparición en algún momento de la misión. Tenía motivos… Chasqueó la lengua. Ya eran dos. Tampoco era improbable que Andrei hiciera acto de presencia, ya que el muy capullo estaba libre, incluso después de todos los esfuerzos que hicieron por capturarlo.

¿Qué debía hacer? No se atrevía a perder de vista a Rei —¿y si de verdad aparecía Andrei? No tendría ninguna oportunidad contra él…—, pero si estaba muy sobre él lo interpretaría como que no confiaba en sus acciones. Por otra parte, Rei tenía razón respecto a Shang…

Muy bien, Daliao. ¿Se te ocurre algo?

Fátima se cruzó de brazos y se apoyó en el respaldo de la silla, pensativa. Dos caminos igualmente arriesgados. Recordó a Mulán y las mujeres que había visto por la calle. Invocó su tessen y se lo pasó por delante de la cara. Frunció el ceño, lo cerró y dijo:

Las mujeres chinas no se dejan ver mucho, ¿verdad? Y supongo que las concubinas se pintarán la cara… —Recordó lo que había dicho Feng, se le escapó una risotada al imaginar a sus compañeros vestidos de mujer. A decir verdad, el único que podría pasar por una y sólo más o menos era Saxor aunque… Rei también…

Seguramente se negarían a hacerlo, a menos que los convenciera, porque dudaba que Saxor o Hiro fueran a obedecer una orden suya. Aun así, no pudo evitar que se le agrandara las sonrisa al imaginarlos como damas chinas.

Las mujeres suelen ir en grupo y no llaman tanto la atención.

Les dirigió una mirada que hablaba por sí sola.

Si nosotras pudimos disfrazarnos de hombres, vosotros podéis disfrazaros de mujeres. —Se adelantó antes de que ninguno pudiera protestar—: Si no os gusta, podemos mantener la división; enviaría a uno de mis compañeros a la torre y uno de vosotros dos tendría que venir conmigo para mostrarme el camino.—Suspiró—. Mis compañeros y yo no tenemos uniformes militares y, vayamos a donde vayamos, un grupo de hombres armados sería demasiado cantoso. Lo ideal sería que le prestarais un uniforme a Hiro o a Saxor para que os acompañara a ti, Feng, o a ti, Rei, hasta la torre. De unas mujeres en cambio sólo esperarán debilidad y podemos pillar por sorpresa a los que nos incomoden.—Guardó un silencio—. Por otra parte, si vamos disfrazados no nos reconocerán.

Esperó a que dieran su opinión. No sabía si estarían por la labor de disfrazarse pero, al menos, necesitaba a Feng consigo para que le enseñara el camino e incluso si los dos se negaban, diría:

¿Sabéis dónde puedo encontrar ropa adecuda para el palacio?—Luego añadiría—: Necesito encontrar a Hiro y Saxor para explicarles el plan y también, a ser posible, que nos acerquemos todo lo que podamos a la torre y al canal para saber cómo debemos movernos cuando llegue el momento.

Se masajeó las sienes. Dios, cómo le dolía la cabeza. No le gustaba estar al mando. ¿Y si algo salía mal?

También tenemos que quedar en un sitio concreto dentro del palacio y decidir un punto de encuentro para cuando nos larguemos, sea porque escapamos o porque hemos conseguido la espada. Supongo que para lo segundo este mismo sitio nos viene bien pero, ¿dentro del palacio…?—Les miró, interrogante.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor A Nerd Girl » Mié Dic 30, 2015 2:27 am

¡Haz caso al veterano!, decían. ¡Sabe lo que hace!, decían. ¡Me cago en el emo!, digo.

Ese lugar apestaba tanto que hacía que la humedad vomitiva de donde dormíamos se volviera cada vez más y más apetecible. ¡Joder! ¿¡Nadie sabía que era bañarse!? La mezcla de olores con el sudor y el gentío hacía que pusiera una cara de asco que no se quitaba ni con una máscara. Pero no, tuve que hacerle caso. Si ya a regañadientes no me gustaba la idea, cada vez pensaba en una opción B que resultaba más eficaz que la de Ragun. Si es que de paso hasta Agatha se quejaba. Pasamos rápidamente para sentarnos en las primeras filas.

¿Dónde demonios he acabado a parar? Ryota era un genio mandandonos a los dos, así mantenía sus fosas nasales intactas. Esto olía fatal, se pasaba hasta la puntuación que tenía mi cuarto tras un mes sin limpiar ni bañarme por estar viciado a un videojuego. Creo que hasta Dylan mencionó que tenía telarañas bajo mi cama, desde entonces que me volví maniático a limpiar. No me lo pasaba para nada bien en aquel inmundo y repugnante antro.

Tras esto, creo que tendré suficiente Tierra de Dragones para una temporada —susurré mientras acariciaba a mi princesita reptiliana. Ella volvió a decirme que hasta cuando estaríamos ahí, yo también me lo preguntaba.

Había varios fallos que Sir Oscuridad no había tomado en cuenta. Los luchadores, o como los llamasen... Tenían el rostro cubierto. Con una máscara. ¡Yo si que necesitaría una! ¡Pero de gas! Mi cara de asco pasó a un rostro de disgusto y mala gana de seguir viviendo. Desearía ahora mismo que algún luchador viniera y me rompiera el cráneo. Eso acabaría con este sufrimiento, casi me tentaba comentárselo a Ragun... Quizá se ofrezca voluntario a matarme aquí mismo. La batalla que teníamos, parecía que emocionaba a la gente. Me hastiaba. Hablaban como peleles, no me interesé ni en quienes eran. La pregunta que me formuló Ragun me la pasé por el forro con una mirada de cansancio. ¿En serio? ¿Por qué la gente pregunta cosas a otros como si fuéramos adivinos? ¿No se pueden guardar las ganas de mostrar su ignorancia?

Y siguieron, hablando, parloteando, sacándome de quicio. Deseaba que este día no fuera perdido. No tanto como el dinero, la idea del feo de mi compañero nos dejó en números rojos. Hasta que algo nos llamó a la atención a los dos. ¡Acción! ¡No era el objetivo pero parecía importante! Vamos, que el enano debilucho contrincante número 2 estaba radiando oscuridad como un poseso. Mi compañero resaltó la situación, ¡gracias Capitán Obvio!

¿Que vas a qué?—murmuré para mover mi culo levemente a dirección contraria a la de su posición en el espacio.

Conjuró un hechizo o algo así, que atraería al grandullón cara de ogro contrincante número 1 hacia él mismo. ¡Puto suicida! ¿¡Era tan emo que ya buscaba el suicidio y morir de una forma absurda!? ¿No le valía con echar kétchup a un cuchillo poner como si fuera sangre en las venas y hacerse un selfie?

Cuando se acercara a atacar, me movería hacia atrás. Si alguien sospechaba que era culpa plena de Ragun nos echarían a patadas. Era buena idea ser él el señuelo, pero eso me dejaba en mala posición. ¡Era momento de actuar como si fuera todo una sorpresa!

¡Oh no! —exclamé con un tono de sorpresa— ¿Qué demonios hace este luchador? ¡Alejaos antes de que os ataque! ¡Está fuera de control!

Agité las manos y me moví a los asientos traseros para mover a la gente fuera del radio de ataque de ese tío. Me tocaba ser el cómplice y no mentía que prefería este puesto que a hacer el trabajo duro. Menos testigos, trabajo más limpio. Una pena que la ética de la orden no me permitiera intentar masacrarlos para evitar que fueran tan molestos, o al menos que me donen órganos.
Avatar de Usuario
A Nerd Girl
31. Francotirador
31. Francotirador
The Unknowns
 
Mensajes: 902
Registrado: Lun Abr 30, 2012 4:52 pm
Dinero: 68,199.31
Banco: 15,749.99
Ubicación: En el Pentágono de tu razón, con una bomba llena de pasión.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Tumblr: happydeliceworld
Estantería de objetos
Karma: 9

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor Saxor » Jue Dic 31, 2015 12:47 am

Ante mi propuesta, Hiro suspiró y me contestó con una negativa.

Que propongas eso después de pasar cuatro días aquí sin hacer prácticamente nada en vez de los primeros días... — entrecerré los ojos con un gruñido poco audible. Había tardado, pero al menos tenía la intención de hacer algo productivo... No como el que tenía delante y su perro moguri—Me interesa más ir a otro sitio, me han hablado de un templo curioso que podría estar relacionado con un amigo, vamos allí antes de hacer nada.

¿En serio...? Qué remedio...

Con un suspiro ronco, cedí ante la petición de Hiro de ir a un templo... Aunque cuando vi que se trataba del templo dedicado a los dragones me entró la duda. ¿El amigo tenía que ver con dragones? Me rasqué la cabeza, pero no iba a preguntarle del tema en un sitio de culto como lo era un templo.

Tras pasar los dos dragones de madera llegamos al interior del templo, que se encontraba lleno de personas haciendo el mismo ritual: escribir un deseo en un papel y entregarlo al fuego custodiado por un dragón verde con la esperanza de que el deseo se cumpla. Y al parecer tenían unas creencias muy fuertes, ya que una madre le dio un bofetón a su hijo por el simple hecho de preguntar por la existencia de los dragones. Si sacara a Guilmon aquí, decir que provocaría un escándalo era decir poco... Aunque no era muy partidario de creerme esas cosas, cada mundo tenía sus cosas místicas que habían resultado ser ciertas, como los dioses en el Coliseo del Olimpo. Antes de darme cuenta, ya estaba recordando un poco lo sucedido con Hades y dejando de prestar atención a mi alrededor debido al sueño.

Ah, guerreros. ¿Venís a venerar a los dragones divinos?—la voz inesperada dirigiéndose a nosotros hizo que volviera a la realidad. Era una mujer cubierta por una túnica bastante larga, unos guantes y lo que parecía una máscara para tapar su rostro. Aunque la principal duda que tenía al respecto era...

¿...Guerreros?

¿Cómo podía saber que éramos guerreros si no estábamos vestidos como para confundirnos como tal? Lo único que se me ocurría fuera que se hubiera fijado en la musculatura... Como fuera, ya llevaba un par de pergaminos y una pluma.

Tenéis un aura poderosa. Los señores del fuego se han percatado de vuestra presencia. Esperan ansiosos vuestra petición.

Mientras extendía los brazos para que aceptásemos los pergaminos, me puse a pensar. Lo del aura poderosa... Parecía ser una sacerdotisa del templo (o como fuera que las llamaran allí), solo eso podría explicar que conociera esas cosas de nosotros. Respecto a los pergaminos... Ir a ese templo y no hacer el ritual podía ser una enorme falta de respeto, e incluso que todos nos miraran aún peor.

S-sí... Gracias.—acepté uno de los pergaminos y sostuve la pluma. La mujer nos llevó cerca de las llamas, y una vez ahí empecé a escribir. Por intentarlo no perdía nada...

Deseo librarme de Xayim.


Obviamente eso era algo que tenía que lograr por mi propia cuenta y mis propias fuerzas... Aunque aún desconocía el método para ello. Igualmente en esa clase de peticiones generalmente venían con la filosofía de que "se acabarían cumpliendo" aunque el dragón no interviniera de forma aparente. Cuando Hiro escribiera el suyo (si es que lo hacía) enrollaría de nuevo el pergamino y lo echaría al fuego.
Imagen
Gracias a Ita por la firma~
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

RolKHWorld: Cronología
Spoiler: Mostrar
Primer Arco: Corrupción

1ª Saga
Prólogo: Sólo los más fuertes... [Bastión Hueco]
Encuentro: Recién llegado [Tierra de Partida]
Trama: Un paso atrás [Tierra de Partida]
Trama: Y digo ¡salta! [Coliseo del Olimpo]
Encuentro: La ciudad eterna [El Mundo Inexistente]
Encuentro: Persecución enmascarada [Villa Crepúsculo]
Encuentro: Un lugar al que regresar [Espacio Profundo]
Trama: ¿¡Es que nadie piensa en los niños!? [Islas del Destino]
Misión: Cuidado con los asteroides [Espacio Profundo]
Encuentro: Perros, lagartos y osos parlantes [Bosque de los 100 Acres]
Encuentro: Las apariencias engañan [Tierra de Partida]
Trama: ¡Se me ha metido placton en la nariz! [Atlántica]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Primera parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella: Ruta 3 (Segunda parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Parte final) [Bastión Hueco]

Segundo Arco: Perdición

2ª Saga
Misión: Dulces olores [Monstruo] (Inconclusa)
Trama: Ángeles Caídos [Intersticio entre los mundos]
Encuentro: Laberinto Paranoico [Espacio Paranoico]
Trama: Alianza en las Penumbras [El Mundo Inexistente]
Encuentro: ??? [???]
Encuentro: Pasado olvidado [Ciudad de Paso]
Encuentro: Coincidencias alarmantes [País de Nunca Jamás] (Inconcluso)
Trama: Cada loco con su tema [País de las maravillas]
Evento Preglobal: The End Is Where We Begin (Day 0: The Introduction) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 1 - Sector 1: Crepúsculo) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 2 - Sector 3: Ocaso) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 3 - Sector 4: Túneles) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 4 - Sector 3: Ocaso) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 5 - Sector 2: Atardecer) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: Datastream (Primera parte) [La Red]
Evento Global: Datastream - Ruta de la Eliminación (Segunda parte) [La Red]
Evento Global: Datastream (Parte final) [La Red]

Tercer Arco: Rebelión

3ª Saga
Trama: Crisis de tierras sin dueño [Ciudad de Paso]
Encuentro: Día de monos [Selva Profunda]
Trama: Asalto a la Torre [Torre de los Misterios]
Trama: De cero a héroe [Coliseo del Olimpo]
Trama: En busca del corazón [Espacio Paranoico]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Primera parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido - Ruta del Caído (Segunda parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Parte final) [Castillo del Olvido]
Secret Episode: Another Side, Another Story - The Last Twilight [Villa Crepúsculo]

Cuarto Arco: Colisión

4ª Saga
Trama: Leyendas se contarán [Tierra de Dragones] (en proceso)


No Canon
Especial libre: San Valentín [Tierra de Partida] [Corrupción]
Especial libre: Halloween [Ciudad de Halloween] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2012! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Historias de San Valentín [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Venid, mis pequeños [Villa Crepúsculo] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2013! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: La mansión encantada [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: El laberinto de los corazones [???] [Rebelión]
Especial libre: ¡Los reyes han llegado! [Tierra de Partida] [Rebelión]
Especial libre: La Mansión Encantada II: La Venganza [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: World War Christmas [Tierra de Partida] [Colisión]
Avatar de Usuario
Saxor
42. Atisbota
42. Atisbota
 
Mensajes: 1239
Registrado: Jue Oct 21, 2010 9:14 pm
Dinero: 649,366.31
Banco: 15,749.69
Ubicación: En el Mundo Digital
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor RedXIII » Jue Dic 31, 2015 1:23 am

Saxor no parecía muy contento con la decisión que había tomado Hiro, pero tenía que aguantarse porqué no iba a ceder. Ambos se dirigieron hacia el nombrado templo, pero desgraciadamente al llegar el aprendiz se dio cuenta de que aquel lugar estaba a rebosar.

Vaya hombre, esta lleno de personas — suspiró —Creo que...

Ah, guerreros. ¿Venís a venerar a los dragones divinos?

El aprendiz dio un salto del susto ya que no se había percatado de la presencia de aquella mujer, la cual iba cubierta con una capa y una máscara, como si de una bruja se tratara.

Eh... yo no soy... un guerrero, soy un monje... trotamundos... — Disimuló algo nervioso tras aquel sobresalto.

Tenéis un aura poderosa. Los señores del fuego se han percatado de vuestra presencia. Esperan ansiosos vuestra petición.

La mujer extendió sus cubiertas manos con dos pergaminos y unas plumas, a Hiro le pareció curioso aquello porqué pensaba que en aquel lugar usaban pinceles, además que no sabía escribir en la lengua de aquel mundo, así que sería algo bastante sospechoso.

S-sí... Gracias.

Petición... ¿Rollo deseo? — Se quedó petrificado mirando aquel papel, había tantas cosas que podía pedir pero ¿Cuantas podían hacerse realidad? Quería borrar los errores de su pasado, salvar a todo aquel que murió por su culpa, callar las verdades que nunca debió decir, tragarse el orgullo, pero sabía que el pasado no se podía cambiar y que resucitar a los muertos era una idea bastante complicada, así que escribió lo que le había traído a aquel lugar de una forma disimulada, para que nadie pudiera ver que escribía en otra lengua.

Encontrar a mi amigo


Enrolló el pergamino y se acercó a Saxor, que estaba frente al fuego.

¿Que, has pedido un alarga...? — Calló en seco y tiró el pergamino al fuego, imitando lo que habían hecho anteriormente los aldeanos —¿Y ahora qué?.

El misterioso y familiar animal de tonalidades llamativas aguardaba sentado detrás de los dos aprendices.

Achu — Soltó un leve estornudo.
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Ronda #3 - Leyendas se contarán

Notapor Soul Artist » Lun Ene 04, 2016 1:27 am

Fátima

El plan de Fátima pareció convencer a Feng, aunque no tanto a Rei. Pasar por concubinas era algo sencillo y efectivo para el palacio por los jardines, pero no para la ruta alternativa que proponía el ex soldado. Quizás tampoco es que le hiciese gracia disfrazarse de mujer, quién sabía.

Iré por la torre.

Yo conseguiré esos disfraces.

Lo estás disfrutando. —Prácticamente había gruñido esas palabras—. Asígname cualquiera de tus dos aprendices. Cubrir dos rutas lo veo más seguro para la misión.

Poco más tenían que discutir. No podían acordar dónde quedar del interior del palacio porque parecía misión imposible lograr unos planos precisos del hogar del Emperador; toda la información que tenían se basaba en rumores, ya que sólo personas de gran importancia lograban entrar en él, además de los esclavos asentados allí. Parecía ser una fortaleza que cuidaba bien sus espaldas, por lo que podían encontrarse cualquier cosa una vez dentro.

Fátima podía descansar por un minuto. Hiro y Saxor debían de estar al caer; Rei no había acabado demasiado contento con todos aquellos planes y se había marchado ya a dormir, aunque tampoco se encontraba excesivamente amistoso aquellos días.

Anda, duerme un rato —recomendó Feng mientras se colocaba una túnica y se preparaba para salir a pasear—. Yo me encargo de traer los disfraces. Tus aprendices deben estar al caer, ¿no? Igual me los cruzo por el camino. Seguro que les encanta la idea de ser mujeres por un día.

Se estaba recreando en aquello. Fátima no tenía muchas opciones: podía descansar, cosa que merecía de una vez, y así poder dormir un poco antes de seguir a la mañana siguiente preparando la invasión al palacio. O también podía acompañar a Feng a conseguir los trajes: seguro que tendría más gusto y acertaría más sobre cómo hacer pasar a un hombre por una mujer que él. O quizás el ir a dormir le diese la oportunidad de intentar arreglar las cosas con Rei...

* * *

Hiro & Saxor

Ambos aprendices decidieron formular sus deseos y entregarlos al fuego. La mujer no curioseó sobre lo que habían escrito y se limitó a hacer una reverencia a Saxor cuando entregó su pergamino. A Hiro no le dio ni las pascuas.

Ahora sólo queda rezar a los dragones para que os escuchen y quieran ayudaros, monjes guerreros trotamundos —Arrastró aquellas últimas palabras con algo de desdén, dudosa sobre la mentira que le había contado el aprendiz—. Id en paz.

Casi podían abandonar el lugar, pues poco más tenían que hacer allí. El estornudo de Goei, sin embargo, llamó la atención de la sacerdotisa; se agachó ligeramente y le pasó la mano por la cabeza, buscando reconfortarlo.

Extraño animal. ¿Es vuestro?

No atendió a él mucho más. Una vez le dieron una respuesta dejó de prestarle la mínima atención y se limitó a guardar la misma posición de reposo con la que les había recibido. Miró a la entrada y vio otra pareja de chinos entrar, los cuales parecían requerir su atención.

Si nada más tenéis que hacer en el templo podéis marcharos. Que el fuego os acompañe.

Se apartó de los jóvenes y se dirigió a los recién llegados. La visita parecía haber sido inútil; poco más había que hacer allí, a no ser que se les ocurriese colarse en los aposentos privados del templo o causar el caos intentando invocar la furia de algún dragón que les castigara. Seguro que Fátima les recibiría con los brazos abiertos.

* * *

Ragun & Watson

El señuelo de Ragun fue efectivo. Los ojos del Quebrantahuesos se desviaron hacia él y dejaron al otro guerrero de lado. El muchacho se colocó en posición defensiva y se preparó para esquivar el ataque, pero se dio cuenta pronto de que algo estaba atrapando sus pies: unas garras oscuras habían surgido debajo de él y le estaban clavando las uñas a través de la piel.

Cuando volvió a levantar la mirada una onda sombría ya se dirigía hacia él.

El ataque atravesó su pecho y el de Watson, que había empezado a avisar a la gente que se marchara con escaso éxito. El ataque cruel del Quebrantahuesos le había dejado al límite: Ragun lo había soportado algo mejor gracias a su resistencia, pero seguía siendo dolorosos. Además, las garras no se habían dado por vencidas; ahora que se había caído de espaldas al suelo habían aprovechado para agarrar su pecho también.

La peor parte, sin embargo, no se la llevaron ninguno de los dos. La onda había alcanzado a tres personas más en las gradas: los tres gritaron de dolor y se quedaron paralizados por un segundo al ser atravesados sus pechos. Algo brilló en estos, y unos corazones rojos se levantaron por encima de ellos por unos segundos antes de ser engullidos por la oscuridad y convertirse en criaturas aladas.

Spoiler: Mostrar
Imagen

No necesitaron los avisos de Watson. La gente salió corriendo por sí sola al ver la masacre que se estaba desatando: Quebrantahuesos, por su parte, llamó con la mano a los Sincorazón y estos se posaron sobre sus dedos. Parecía tranquilo y muy familiarizado con las criaturas, más de lo que a los aprendices les gustaría.

Extraño. Hoy no quería llamar la atención, pero ya que estamos...

¿Qué haces? —protestó el guerrero joven dirigiéndose hacia Ragun—. ¡Largaos! ¡Esto no tiene relación con vosotros!

Atacó hacia el enorme hombre, pero se limitó a detener su golpe con una mano desnuda. Los Sincorazón salieron volando a su alrededor mientras el filo de la espada atravesaba su piel, pero de él no surgió sangre: un vapor negro muy denso surgió en su lugar, como el humo de un incendio. Quebrantahuesos soltó una potente carcajada y mostró su resistencia al doblegar al guerrero desconocido y obligarle a ponerse de rodillas para no sucumbir al peso de su mano contra la hoja de su arma.

Los pequeños huevos se dirigieron hacia Watson y Ragun, dispuestos a atacarles mientras los dos guerreros luchaban. El Señuelo seguía activo, por lo que o el aprendiz salía corriendo de allí o pronto el hombre centraría su atención en él de nuevo y poca escapatoria tendría entonces. Las garras le tenían preso, y los Sincorazón, más que hacer daño, les estaban incordiando y provocando picotazos de vez en cuando que abrían pequeñas heridas en sus brazos y rostros.

Tanto si querían escapar como si no, dependían el uno del otro obligatoriamente.

Spoiler: Mostrar
Fecha límite: jueves, 7 de enero.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Tierra de Dragones] Leyendas se contarán

Notapor A Nerd Girl » Mié Ene 06, 2016 1:55 am

¿Quién pudo prever que todos estos sucesos pasaran? La idea de Ragun era ingenua por su parte. No pensábamos que fuera tan fuerte. Nadie lo pensaría. Tres personas murieron delante de mis ojos. Yo les advertí, y sufrí algo de daño. Pero quien tuvo todo más crudo fue el mismo que parecía saber lo que hacía.

El guerrero de aspecto débil, fue totalmente ignorado. Mi rostro de espanto se dirigió para ver cómo la gente huía. Era un alivio, pero aquellos que fenecieron… Sincorazón se volvieron. Enemigos que nos empezaron a molestar, era algo que en mi interior maldecía sin parar. Mi mirada fue al temible adversario que nos enfrentamos por entonces. El dolor que sufría, no se trataría como las heridas que ya conocía. Pero aquel hombre, o ser, no parecía inmutarse. Habituado a los monstruos, ni una exclamación o muestra de sorpresa se hacían notar. ¿Cuánto tiempo llevará así? Mi miraba pasó del miedo a la seriedad más pura y dura. No podía tener escalofríos, la cabeza fría era mi mejor baza. Mi cara de póker era la mejor máscara.

El flacucho se quejó y nos pidió que no nos metieramos en el tema ¡y una mierda! Esto era algo mejor que pasar horas sin encontrar nada. Quizá nos de pista de nuestros objetivos, quizá sea las ganas de acabar este aburrimiento eterno. El emo estaba atrapado, y no veía buena idea escapar. No era capaz de dejar al oscurito atrás a pesar de no tener respeto por él. Mi moral me pedía a gritos salvarle el pellejo, él solo no podría escapar. Por muy veterano o masoquista que fuera. Las heridas y los golpes eran iguales, y él tenía peligro de perder hasta una pata entera, o las dos.

Mientras peleaba, mi mirada bajó a Agatha. Asustada, pobre chica. Ella era de sangre fría pero no quitaba que su instinto le avisara que era peligroso. Por suerte no escapó, se mantuvo a mi lado. Quizá ella podría ayudarme. Lo primero de todo era sacar al chico de oscuridad, quisiera o no, del aprieto. Ella aceptó. Se arrastró con cuidado intentando atacar a la garra negra y maldita. Invoqué mi katana. Tenía que hacerlo.

Estás bien, ¿verdad? —murmuré mientras me ponía en posición para golpear a la garra—. Déjame ayudarte, cuando salgas ve a por el loco, yo me encargo de las moscas de los difuntos. Me parece que necesita tu ayuda el tío ese o tendremos otro amigo sincorazón.

Le dí cuanto podía. Tenía cuidado con no amputarle por accidente una pierna. Esperaba que ayudara a golpear más fuerte. La serpiente mía se apartaría e evitaría cualquier golpe que pudiera posiblemente recibir. No pensábamos permitir que nuestro amigo número 1 matara a don tallarín. Así que tras, si es que se lograba, liberar a Ragun… Yo iría a por los sincorazón molestos con ayuda de mi blanca compañera. Sólo esperaba poder darles por pesados, ¡joder!
Avatar de Usuario
A Nerd Girl
31. Francotirador
31. Francotirador
The Unknowns
 
Mensajes: 902
Registrado: Lun Abr 30, 2012 4:52 pm
Dinero: 68,199.31
Banco: 15,749.99
Ubicación: En el Pentágono de tu razón, con una bomba llena de pasión.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Tumblr: happydeliceworld
Estantería de objetos
Karma: 9

Re: Ronda #3 - Leyendas se contarán

Notapor Sombra » Mié Ene 06, 2016 2:06 am

Los ojos del guerrero se clavaron en mí en cuanto lancé mi poder. Flexioné mis rodillas, preparado para dar un salto cuando...

Unas garras de oscuridad rodearon mis piernas y sus garras se clavaron en mi piel. Unos hilillos de sangre negra se deslizó desde la herida.

Hice ademán de soltarme, pero cuando me di cuenta de que había dejado de atender al guerrero de la espada de hueso fue demasiado tarde.

Una onda sombría se lanzó contra mí, no fui lo suficientemente rápido para agacharme, mi evasión sombría no funcionaría por culpa de aquellas garras y tampoco fui capaz de bloquear el ataque. La onda impactó contra mi pecho provocándome una fea herida en el pecho. Solté un quejido de dolor resistiendo como buenamente pude el dolor, sin embargo no podía negar que aquel había sido un ataque poderoso y que me había dañado de verdad.

Me encogí levemente tras caer al suelo, todavía siendo agarrado por las garras y apreté los dientes tratando de no gritar, no iba a darle ese placer a aquel cabrón.

El problema fue que no fui el único que había recibido el ataque. Watson había sido alcanzado, pero al igual que yo era un portador. Podíamos resistir mejor el daño... El problema vino cuando vi como otras tres personas más habían recibido aquel ataque...

Por mi culpa.

Abrí los ojos como platos, estaba en shock. Había actuado sin pensar que aquel tipo tenía la capacidad suficiente como para realizar algo así... Pero me había equivocado. Aquel cobarde había hecho un ataque que no solo nos había dañado a nosotros dos... También a tres inocentes. Y todo por mi puta culpa.

No, no era yo el que había atacado. Yo no tenía la culpa... Pero no podía evitar sentirme responsable. ¿P-pero cómo iba a saber que las cosas iban a terminar así?

Un resplandor blanquecino surgió de sus pechos, y unos corazones rojos se elevaron en el aire hasta que a medio camino fueron tragados por la oscuridad.

En su lugar, aparecieron unos sincorazón alados que no había visto nunca anteriormente.

Spoiler: Mostrar
Imagen

La gente de las gradas huyó en una estampida entre gritos de horror ante la matanza que Quebrantahuesos había provocado. El hombre llamó a los sincorazón, que obedecieron sin dudarlo posándose en sus dedos.

Aquella persona no temía a los sincorazón, más bien se le veía muy acostumbrado a ellos.

No escuché las palabras del joven guerrero, ni de Quebrantahuesos. Aquello que había hecho era imperdonable. Iba a matarle, algo así solo podía sentenciarse con la muerte.

Clavé mi llave espada en las garras que me atrapaban tratando de liberarme mientras los sincorazón me atacaban provocando pequeñas heridas por mi cuerpo.


Estás bien, ¿verdad? —Escuché de pronto. Giré mi cabeza hacia Watson—. Déjame ayudarte, cuando salgas ve a por el loco, yo me encargo de las moscas de los difuntos. Me parece que necesita tu ayuda el tío ese o tendremos otro amigo sincorazón.

Sí, estoy bien —rugí mientras mis ojos se encendían en un profundo dorado, casi a punto de descontrolarme y activar por puro instinto mi Darkside. Seguí tratando de librarme de las garras clavando mi arma en aquellas garras mientras trataba de evitar utilizar aquel poder, mi "carta de triunfo". Debía reservarla para cuando de verdad la necesitase, todavía no sentía que la necesitase.

>>Gracias.

Watson y su mascota serpiente me ayudaron a librarme de las garras haciendo acopio de su arma, sin pensarlo dos veces, una vez logré librarme de aquellas garras activé el Robo Vital y me lancé de frente con una Estocada Oscura para tratar de atacar a algún punto vital de aquel cabrón, y de paso sanar algunas de mis heridas. No dije nada antes de lanzarme contra él, no necesitaba decir nada a alguien a quien no respetaba. Aquella vez no iba a sentir ningún remordimiento.

Además... Tenía que ayudar al joven guerrero. Watson tenía razón, si no le ayudábamos ahora... Se uniría a las filas sincorazón.

Spoiler: Mostrar
▪ Robo Vital [Nivel 15] (HC) [Requiere afinidad a Oscuridad] El usuario de la habilidad hace que su siguiente ataque físico absorba una parte de la vida del objetivo (Mitad del daño total realizado por el golpe).
▪ Estocada Oscura [Nivel 20] (HC) [Requisitos: Resistencia 30, Fuerza 20, C.Armas Blancas 30, Velocidad 20, Elasticidad 20, Afinidad a Oscuridad] [Personalizada] Rodeado por una densa aura de oscuridad Ragun se mueve instantaneamente junto a un enemigo que puede estar a una distancia de hasta 10 metros y le asesta una veloz y poderosa estocada que puede atravesar defensas más débiles. Si acierta, el usuario de la habilidad tiene que esperar unos instantes para recuperarse además de recibir daño(10 VT)
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Siguiente

Volver a Tramas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron