[Evento Global] Ocaso de una estrella

Nunca olvidarás que tomaste parte en alguno de estos jolgorios. Kazuki tampoco.

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro, Sombra

[Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Nell » Lun Jun 25, 2012 1:01 am

Evento Global

El fin de una Era siempre marca el inicio de otra. Otra, probablemente, mucho más peligrosa.

Memorias que cayeron en el olvido luchan finalmente por reflotar de la oscuridad… o por desaparecer para siempre. Desaparecer, como aquella luz hizo en su momento. Un paradero que aún sigue siendo desconocido. Y una triste verdad que nadie desveló.

Caminos prohibidos, hallazgos peligrosos y… un objetivo imposible de cumplir.

¿En qué punto encajas tú?



Ocaso de una estrella

Spoiler: Mostrar
Imagen


Spoiler: Mostrar


Desde hacía varias semanas que no paraban de llegar aprendices en masa a Tierra de Partida para tomar el camino de la Llave Espada. Los Maestros no parecían nunca satisfechos con el número de discípulos. Sin embargo, el exceso de población en el mundo se hacía cada vez más palpable, sobre todo para los primeros llegados, que notaban hasta sobrecargado el, antiguamente, pacífico lugar.

Nadie sabía en qué pensaban los Maestros, en realidad. ¿Buscarían ampliar la plantilla? Pero, ¿acaso no se quedarían allí todos, cuando se convirtiesen en Maestros, enseñando a otros futuros aprendices? Y, pensándolo bien, al fin y al cabo, en la actualidad, ¡sólo eran siete! Y eso llevaba a la siguiente cuestión: ¿habría más Maestros de la Llave Espada que no estuviesen asentados en Tierra de Partida?

Sin embargo, eso no era todo. A pesar de que los aprendices habían podido a acceder a más información sobre la Llave Espada, los Maestros y los mundos que había en el exterior, poco sabían de la situación que se vivía en un término más amplio. Los sincorazón, una reciente amenaza en todos los mundos, seguían siendo un misterio. Uno menor, en realidad.

Antes de la llegada de ninguno de ellos, tres Maestros y cinco aprendices habían desaparecido misteriosamente en Bastión Hueco. ¿Qué habría sucedido con ellos? ¿Por qué vetar la zona en vez de peinarla? ¿Estarían los Maestros buscando a sus compañeros? ¿O no? En cualquier caso, apenas se podían tener dudas sobre la peligrosa situación del universo. El problema entre los aprendices era, sin duda, la falta de datos que no hacía más que acrecentar el misterio en torno a la prohibición.

Era de esperar, pues, que tarde o temprano algo, o alguien, rompiesen el frágil equilibrio y diese a conocer la verdad.

El día comenzó como cualquier otro, con la excepción de que ninguno de los aprendices había sido citado a un entrenamiento, una tarea o cualquier tipo de supervisión por parte de los Maestros. Ni siquiera había Misiones disponibles en el Gremio. Cada uno de esos jóvenes hacía sus quehaceres habituales, ya fuese practicar o vaguear, en grupo o por separado.

A mediodía, todo cambió. Un inesperado silbido procedente del cielo alertó a los aprendices de que algo no iba bien. Y es que, en apenas unos minutos, un pequeño fragmento del espacio exterior, un meteorito salido de la nada, se estrelló en los Jardines de Tierra de Partida, alertando a todos, a través del horroroso ruido, de su presencia. Por suerte, ninguno de los aprendices quedó sepultado bajo él. Y quien pudo ver la caída en primera persona, contempló una visión realmente impactante.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Spoiler: Mostrar
Imagen


Quien se acercase a la escena podría comprobar, con sorpresa, que no había nada anormal en aquel fragmento. Parecía una mera estrella (por su forma) interestelar (aunque artificial) que se había salido de su rumbo. Sin embargo, nada de aquello parecía, en realidad, natural…

Una segunda conmoción acompañó poco después al meteorito. Y sólo aquel que estuviese en los Jardines podría oírlo. Una voz, que no parecía salir de ninguna parte, y que reverberó por toda la zona, a fin de captar el mayor público posible, dentro de esos límites.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad? —preguntó, retóricamente—. Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

El mensaje terminó. Inmediatamente, aparecieron, al otro extremo de los Jardines, sombras oscuras que se transformaron en un misterioso portal, y que quedó abierto, permanentemente, a la espera de que los aprendices tomaran la decisión de adentrarse en él, o hacer caso omiso a la voz.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Para mayor extrañeza, ninguno de los Maestros apareció por allí, ni antes ni después del meteorito. Era imposible que ninguno de ellos hubiese escuchado el impacto, pues incluso en los alrededores se hallaban curiosos moguris que entendían, aún menos, lo que estaba sucediendo. Su extraña desaparición sólo podía significar una cosa: ninguno se encontraba en Tierra de Partida. Ninguno los vería partir. Ninguno se enteraría de la nueva amenaza que parecía atenazar aquel mundo.


Fecha límite: 29 de junio.
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Awards 2010-2011, 2012, 2013, 2014 y 2015
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

¡Gracias a todos los que votasteis!
Avatar de Usuario
Nell
161. Kairixula
161. Kairixula
The Unknowns
 
Mensajes: 6373
Registrado: Jue Dic 17, 2009 10:18 pm
Dinero: 19.43
Banco: 48,402.75
Ubicación: Intentando desengancharme de la Lotería ;_;
Sexo: Femenino
Estantería de objetos
Karma: 65

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Little Sho » Lun Jun 25, 2012 1:29 am

Era un día extraño, desde luego. Incluso yo me sentía extraño, cabizbajo e igual no tan optimista y alegre como solía ser. Después de haber pasado una noche algo turbia, larga y sin sueño, decidí dar un paseo por los jardines, algo que me relajase y me tranquilizase. Además, teniendo en cuenta que no había entrenamientos, misiones, ni ningún otro tipo de labores que hacer, podría echarme una siesta cuando estuviese más cansado. Pero la cosa no terminaba allí. ¡Ni siquiera vi ningún maestro rondando por Tierra de Partida!

Extraño como me sentía, me abrí camino hacia el jardín. La mañana ya había tenido su lugar aquel día, y el sol se situaba en lo alto del cielo. ¡Quién me iba a decir lo que me deparaba en aquel lugar! Me lo dicen, y no lo hubiera creído.

Repentinamente, un sonoro silbido hizo que me un escalofrío recorriese mi cuerpo y que todos mis sentidos estuviesen alerta.

¡Demonios! ¡Mis ojos no me mentían, pero yo no les creía! Caído del cielo, lo que en un principio pensé que sería un meteorito como los de Espacio Profundo, un artefacto con forma de estrella se había precipitado sobre los jardines de la pacífica Tierra de Partida.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Me acerqué a comprobar el objeto. Sin embargo, durante mi trayecto una voz disipó mis movimientos y me quedé parado a escuchar.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad? Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

Los escalofríos, típicos últimamente en mí, no se quedaron cortos en aquella ocasión. Con el fin del mensaje, un cúmulo de sombras apareció en los alrededores del jardín. Después pude conocer que se trataban de portales de oscuridad.

Alrededor mío se encontraba un gran tumulto de aprendices, dispuestos a saciar su curiosidad tras el incidente. Juraría que más de uno tendría ganas imperiosas de penetrar entre aquellos portales hechos de sombras. A mí la idea de entrar en contacto con ellos no me parecía nada buena, pues ya que yo me consideraba un guerrero que luchaba por la luz. Craso error, pues ya que yo realmente luchaba por un equilibrio entre ambas. Era algo que pude comprender más adelante.

Aprovechando el barullo de los portales, me acerqué hasta el artefacto con una única idea. Curiosear. Quería tocarlo, quería comprobar de qué se trataba. Qué era aquello que traía consigo desde otros lugares.

Entonces, al igual que cualquier otro aprendiz que quería cruzar las puertas de las sombras, alargué mi mano hasta el objeto, nervioso por aquello que pudiese pasar. Finalmente, y con mi dedo índice y el anular, toqué su superficie.
Última edición por Little Sho el Lun Jun 25, 2012 1:32 am, editado 1 vez en total
ImagenImagenImagenImagen
ImagenImagenImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Little Sho
33. Enloquecedor
33. Enloquecedor
The Unknowns
 
Mensajes: 982
Registrado: Vie Ene 16, 2009 6:59 pm
Dinero: 101,813.74
Banco: 0.00
Ubicación: LOST
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Karma: 75

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Zee » Lun Jun 25, 2012 1:30 am

Parecía una visión del fin del mundo. Si el cielo pudiese estallar en llamas, aquél sería el espectáculo que se presentaría. Por unos instantes, el interminable azul que había contemplado cada mañana en mi nuevo hogar se tiñó de rojo, como presagiando sangre derramada. Un insoportable silbido recorrió el aire y un temblor hizo estremecer el árbol bajo el que había estado descansando, conversando en compañía de otros Aprendices conocidos. El rugido de Pema, asustada, se vio enmudecido por un horrible estruendo que bien pudo ser el castillo derrumbándose.

Me puse de pie, alarmado siendo poco, e instintivamente me llevé la mano al cinturón, esperando encontrar la empuñadura de una daga esperándome. No encontré nada más sino la tela de mi atuendo. Nervioso, di algunos pasos en direcciones aleatorias, sin saber qué hacer.

Tranquilo... Mantén la cabeza en su sitio... —intenté tranquilizarme, hablando conmigo mismo. Tuve que tomar aire varias veces, mientras miraba al cielo para recuperar la compostura. Las nubes habían formado un embudo vacío que no hizo más que preocuparme más.

Sacudí la cabeza y silbé para llamar la atención de los otros. Eché a correr hacia Pema, que se movía de una manera muy parecida a la que yo había exhibido hacía unos segundos, y con rapidez me monté en su enorme asiento, tomando las riendas en la mano. Le murmuré algunas palabras para intentar serenarla, mientras hacía señas a los demás a que subiesen conmigo. Una vez estuvimos preparados, le ordené al bisonte que alzara vuelo y la dirigí al sitio de donde el sonido había salido: los jardines.

Vimos el cráter incluso antes de aterrizar: la tierra había sido desprendida cuando el objeto había caído con toda la fuerza de la gravedad, y su rastro olía a césped chamuscado y despedía varias columnas de humo en miniatura. Algunas flamas aisladas lo decoraban. En el centro, apenas visible, se hallaba un trozo de roca estelar de brillantes colores. En los alrededores, penumbras oscuras se alzaban, terriblemente aterradoras pero igual de llamativas, como invitando a los curiosos que se sumergieran en su interior.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?

Una voz desconocida retumbó por nuestro mundo entero, proveniente de ningún sitio en especial. Igual que el portal surgido de la nada, sonaba... tentadora... apremiante...

Quiero el conocimiento, sí... Quiero salvarles... Quiero saber quién les hizo esto... No puedo. No puedo ser el único despierto...

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

Bajé de Pema de un salto, aterrizando justo enfrente de aquel extraño vórtice, ignorando por completo la roca estelar. Me acerqué a él, como en un trance, poseído por algo más allá de mi entendimiento. Del otro lado yacía lo que había deseado desde el principio... conocimiento. ¿Pero sobre qué? ¿Me ayudaría en mi misión? ¿Sería suficiente?

¿Qué importa...? Ve...

La verdad y el conocimiento se hallaban detrás, esperándome... Más allá de las órdenes de la Maestra que no había entendido mis sentimientos, más allá de los entrenamientos que no hacían más que distraerme de mis deseos, más allá de aquella prisión de oro...

Claro... Qué importa... Yo voy... —murmuré.


Spoiler: Mostrar
Menciono que iba acompañado por gente sin identidad por si alguien gusta de acoplarse conmigo. Conociendo a mi personaje y gracias a la historia personal que puedo o no revelar, yo voy dentro de cabeza xD
Imagen
—You're like that coffee machine: from bean to cup, you fuck up—

~Dondequiera que el arte de la medicina es amado,
también hay un amor a la humanidad~


Imagen

Los pocos Awards que alguna vez gané
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Zee
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 3278
Registrado: Mié Mar 04, 2009 1:37 am
Dinero: 213,276.64
Banco: 15,374.00
Ubicación: .mx
Sexo: Masculino
Clan: Bohemia Lectura
Facebook: Pregunta por MP
Estantería de objetos
Karma: 36

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Pistacho » Lun Jun 25, 2012 1:37 am

Que día más aburrido.

Parece que el viejo Ronin me ha dado el día libre, porque no le he visto por ningún lado en toda la mañana. Sin poder salir de este mundo y sin nada en especial que hacer, dedico las primeras horas del día a explorar un poco el castillo y los jardines. Este mundo es enorme, y muy extraño, aunque por todos lados me encuentro a otros aprendices como yo. ¿De dónde saldrán tantos? Y yo que pensaba que ser portador de la Llave Espada era algo más exclusivo...

Tras un buen rato de andar, acabo en los jardines sentado en un banco de piedra. Estoy algo cansado de tanto andar y un poco aburrido, así que toca descansar hasta la hora de comer. Me tumbo en el mismo banco y me relajo, disfrutando de la tranquilidad del ambiente...hasta que una especie de silbido procedente del cielo llama mi atención. Registro el cielo con la mirada hasta encontrar la fuente del sonido: un pequeño meteorito que cae directo hacia los jardines haciendo cada vez más ruido.

- ¡¿Pero qué?! -pregunto al aire, incorporándome.

Observo con una mezcla de curiosidad y miedo como el proyectil se estrella justo en medio de los jardines. El impacto es alucinante, parece que ha estallado una bomba. Por suerte, no pilla a ningún aprendiz debajo. No tardo en dar un brinco para ponerme de pie y acercarme al lugar del impacto; la curiosidad que hay en mí me arrastra como si fuera un imán.

En el lugar donde tendría que estar el resto del meteorito, encuentro algo extraño. En medio del césped chamuscado y la tierra levantada se haya una especie de cristal bastante raro en forma de estrella. Me agacho para mirarlo de cerca, pero sin llegar a tocarlo

- ¿Qué narices es esto? -pregunto mirando el "fragmento" en el suelo, sin llegar a descubrir nada interesante con solo mirarlo.

Me dispongo a tocarlo pero no tengo tiempo, porque las cosas raras solo acaban de empezar. Una extraña voz (¿de dónde narices viene?) retumba por los jardines emitiendo un enigmático mensaje. Me levanto de un salto al empezar a escucharla, bastante confuso.

- ¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad? Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

Nada más termina de hablar la voz, vuelve a ocurrir algo extraño. En uno de los extremos de los Jardines aparecen unas sombras que se agrupan formando algo que parece un portal...¿a dónde? La voz esa hablaba de descubrir la verdad y el conocimiento, aunque ni idea sobre qué. ¿Tendrá que ver con esta cosa que ha caído del cielo? Fuese lo que fuese, huele a aventuras. No necesito más motivos para entrar: voy a hacerlo.

Miro a ambos lados buscando a algún maestro o a alguien que pudiera detenerme. Pero por suerte para mí, no hay nadie con autoridad. Esta es la mía, y no pienso desperdiciar esta oportunidad. Sin hacer caso al resto de aprendices que hay alrededor, echo a correr hacia el portal de sombras y entro sin dudarlo ni un segundo

- ¡Gerónimooooo! -grito mientras entro por el portal

Spoiler: Mostrar
Editado (Zero me dijo que podía) para cambiar una palabra (mano por suelo) porque si no podía causar confusión de que tocaba el fragmento (en un principio iba a tocarlo pero cambié de idea, al borrar esa parte del post me deje esa frase). NO lo toca.
Última edición por Pistacho el Lun Jun 25, 2012 1:47 am, editado 1 vez en total
Imagen
Avatar de Usuario
Pistacho
37. Aluvión
37. Aluvión
 
Mensajes: 1099
Registrado: Mar May 22, 2012 1:27 am
Dinero: 90,371.01
Banco: 15,589.00
Sexo: Masculino
Karma: 1

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Sombra » Lun Jun 25, 2012 1:39 am

Aquel día había decidido simplemente entrenar con Nyx en los jardines. Mi compañero lobuno estaba algo débil por sus heridas en la pierna causadas por un cepo, pero había sanado en gran parte.

Fue entonces cuando él empezó a sentir algo extraño, olfateaba el cielo como extrañado, como buscando algo. No dijo que era, pero se notaba en su forma de actuar.

Y entonces, se escuchó un silbido y algo cayendo del cielo, algo que se estrelló en el suelo haciendo que me tirase a un lado para protegerme en caso de ataque. Mi llave espada apareció en mi mano casi invocada como reflejo. Seguramente todos los que estábamos alrededor lo habíamos visto y por tanto seríamos atraídos a aquel crater de no mucho tamaño.

Me asomé un poco para ver algo extraño. Una especie de estrella había caído del cielo. ¿Sería basura espacial que provenía de algún cementerio de naves?

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad? Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

¿Qué era aquella voz? ¿De dónde venía? No entendía nada. La cara de los demás me decía que no era el único que escuchaba esa voz pero... ¿Conocimiento? ¿La verdad? ¿Tenía que ver con mis memorias perdidas?

Al fondo, en la dirección a la que miraba apareció algo que reconocí al haberlo estudiado en la biblioteca. Uno de los dos tipos de portal; el portal oscuro.

No pude evitar acercarme a mirar con curiosidad. Sentía una gran necesidad de entrar, algo irracional pero tentador, demasiado tentador. Metí primero un brazo viendo como este desaparecía en la oscuridad.

Nyx, vamos —le dije a mi mascota, quien también parecía muerto de ganas por ver que había al otro lado.

No sabía donde acabaría por lo que no desmaterialicé mi llave espada en ningún momento cuando finalmente me interné dentro de aquel portal junto a mi fiel mascota.

¿Qué me esperaría al otro lado? ¿Mis recuerdos? ¿Algo que contestase a las respuestas que buscaba? ¿Redcat? ¿Silvercat?

La respuesta se encontraba al otro lado y pronto lo descubriría. Otros aprendices ya se habían adentrado. Ahora era mi turno seguirles.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Soul Artist » Lun Jun 25, 2012 2:06 am

So long sentiment.

Por un día libre que tenía quería disfrutarlo al máximo. Me coloqué los auriculares del celular y sonreí mientras la música me invadía. Escuché atentamente la canción que mi reproductor había elegido al azar, inmerso en su letra, mientras Pichu escalaba mi pantalón para subirse sobre mi hombro. No me iba a molestar en decirle que se bajara. Aquel día no.

La plaza del castillo de Tierra de Partida estaba llena. Gente inferior, gente innecesaria. ¿Para qué más aprendices que yo? Había llegado al cénit de mi aprendizaje, pronto sería Maestro. Mientras escuchaba la música y me aislaba en mi mundo sonreí para mis adentros, mirando a todos por encima del mundo.

"No sois nadie en mi propio pequeño mundo. Soy mejor que todos vosotros. No os necesito más."

Mi última serie de encuentros me había dejado más que claro aquello. Bajé las escaleras de la plaza, dirigiéndome hacia una de las colinas donde podría entrenar mi magia. Un psicópata que casi me tiraba por un precipicio; un niño idiota, pesado y pedante; un chico de ojos amarillos con gafas que solo sabía ser bestia; un ratón pirómano...

"Soy superior. Soy el mejor. Solo necesito mi habilidad, mi inteligencia. Ni siquiera necesito Tierra de Partida. Solo a mí, mis investigaciones... Y la Llave Espada."

¿Para qué preocuparme por los demás? Solo traía problemas y discusiones. Era inevitable darse cuenta de que no caía del todo bien a todo el mundo. ¿Y qué? ¿Acaso ellos me importaban? ¿Necesitaba amigos realmente? No. El único ser vivo por el que tendría que preocuparme era por Pichu, y cogidos con pinzas, mis padres.

"Ojalá todos os vayáis. Tierra de Partida debería ser mi lugar... Un lugar tranquilo y reservado para los verdaderos Caballeros. Vosotros, que no sabéis nada..."

Levanté mi mirada al cielo y Pichu me imitó. Algo lo iluminaba, pero no le di importancia. Solo sonreí con prepotencia. Estaba en la cumbre del mundo. Pensaba... Creía que todos se debían arrodillar ante mí a aquellas alturas. Había sobrevivido a todo: había luchado contra viento y marea, había derrotado hordas de Sincorazón... Y ciertas personas habían intentado destruir mi interior.

La música me invadió con mayor fuerza mientras una luz brillante impresionaba a muchos aprendices. Sí, personas que habían buscado la inseguridad en mí, que habían asegurado que no era más que un narcicista inútil que, por dentro, era tan débil como ellos. Se equivocaban. Siempre, siempre estaría por encima. Siempre sería más inteligente y habilidoso. Siempre sería el mejor.

"... Perdeos de mi vista."

Aquello que había hecho brillar el cielo impactó contra una de las colinas, provocando una especie de explosión en forma de ruido que incluso yo con mi música escuché. Decenas de aprendices que habían visto la escena salieron corriendo en aquella dirección, mientras yo bajaba la cabeza pensando en todo.

La imagen de Nadhia y Fátima se pasó por mi cabeza en un flash. Sus palabras, sus miradas... Esperando algo de mí. Algo que nunca verían, que me negaba a mostrar porque no era verdadero. Yo era así. Especial. Mejor que el resto.

Me dirigí hacia los jardines, igual que el resto. No iba a ninguna parte siguiendo la masa de aprendices. Quería demostrar que de verdad era superior, y haciendo lo mismo que el resto solo sería uno más. Lo que quería combatir, precisamente.

Acababa de llegar a los jardines. Todos parecían haberse reunido en aquel lugar, alrededor del misterioso objeto que acababa de impactar allí mismo, enmudeciendo a todos los presentes. Me quedé cerca del extremo, de la entrada, negándome a caminar más. No. No iría con ellos. No esta vez.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?

Escuché aquella voz alta y clara que procedía de la nada. Pichu levantó las orejas, intentando localizar a quien había hecho la pregunta. ¿El conocimiento? ¿La verdad? Instrumentos para lograr objetivos. ¿El mío? Solo ser el mejor.

Solo si es secreto. Solo si únicamente yo lo poseo —murmuré para mí mismo.

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán.

¿Ningún lugar más? —entrecerré los ojos, dispuesto a escuchar más a aquella voz—. ¿Dónde?

Un portal se abrió a mi lado en forma de respuesta a mis preguntas. Expulsaba oscuridad y parecía llevar a otro lugar, lejos de allí... Un Portal de Oscuridad de los que tanto había leído. Dibujé una mueca en mi cara.

Ven y descúbrelo todo. Allí…

Dirigí mi mirada hacia el grupo de aprendices. Todos observaban el mismo portal, y al parecer habían escuchado lo mismo que yo. La gente parecía estar dispuesta a atravesarlo también, deseosos de lograr ese conocimiento, esas promesas.

Pichu soltó un pequeño gemido, mostrando su miedo ante la situación. Acaricié su cabeza, intentando calmarla, mientras observaba el portal. Volví a mirar a los aprendices y mis ojos fueron a parar en tres personas; Ragun, que estaba con una especie de lobo, dispuesto a ser de los primeros en atravesar aquella masa de oscuridad; Fátima, que parecía asustada con aquello que acababa de pasar, pero que conociéndola desearía más que nada en el mundo obtener aquel prometido conocimiento; y Nadhia... La loca de Nadhia.

Observé nuevamente el portal. Sin dudar de mi mismo, mostrando mi seguridad a todos y mientras la canción del reproductor cambiaba, atravesé el portal.

Solo yo puedo ser el mejor.

Acababa de empezar a escuchar Blackstar.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Deja » Lun Jun 25, 2012 2:20 am

Los jardines estuvieron prácticamente desiertos toda la mañana, por lo que pude jugar con Rydia. ¡Juas! Como aquellos misteriosos maestros no habían dicho nada de entrenar, pues decidí hacerlo yo mismo con la ayuda de mi compañera.

Agotados, nos dirigimos a buscar la comida. ¡Era fantasiosa la manera con la que nos servían a los perros! No sabría decir si se lo hacían igual a los aprendices, o mismo a los maestros, pero nos sentaron en una mesa y nos pusieron platos con comida encima. Sin cuidar nuestras maneras, lanzamos la lengua y limpiamos los platos, ¡ni fregarlos haría falta!

Ella había terminado antes, por lo que también se alteró antes.

El cielo, azul, como siempre, cambió en cuestión de segundos para convertirse en rojo. Pero no el rojo que emitía el sol, si no un rojo sangre. Aquel rojo que fluía por la piel cuando te cortabas, sí, aquel tipo de color. Toda nuestra vista se volvió roja. Ambos, alterados, salimos corriendo hacia la puerta. Frustrado como ningún otro, abrí y cerré los ojos un par de veces, antes de comenzar a ladrar poseído por mis instintos.

¡Fiium! Sonó surcando el cielo. Una gran bola roja, lo más parecido que había visto al sol, voló en diagonal hacia el lugar en el que habíamos entrenado. Invoqué la Llave sin querer, es decir, ¡se había invocado sola!, supuse que había notado mi nerviosismo.

Por muy poco aquel meteorito no nos había pillado entrenando, y por mucho menos no había chocado con el castillo. Lancé la vista a la derecha y a la izquierda, para buscar a algún maestro. Nada. Por allí no había ni un alma. Malditos maestros, nunca están cuando los necesitas.

A ello, vamos, Sam.

Rydia habló y salió disparada al centro del asunto simultáneamente. No creía yo que tanta prisa sería buena, pero la seguí. Lo último que podía hacer en aquel momento era quedarme solo, o peor, dejarla sola a ella. Atravesamos el valle corriendo tan rápido como pudimos, ella marcando el ritmo y yo siguiéndola como podía. El olor y la temperatura cambiaban poco a poco, de hecho, el aire se notaba muchísimo más denso. Molestaba caminar por allí.

Sacudí la cabeza un par de veces. "No, no, no lo estamos haciendo bien, así no es" pensé. Si fuera por mí, no iríamos, sin duda. Con una rapidez apabullante llegamos al meteorito.

¡Vaya cráter había provocado! No había cambiado solo el cielo de color, si no que el jardín se chamuscó completamente para volverse rojo. Al pisar aquello me di cuenta que nunca había caminado por algo tan caliente y seco. Aquello no era todo, el meteorito parecía ser una especie de roca. Mucho más no pude definir desde mi posición, porque Rydia había frenado al ver la hierba.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?

Habló una voz que provenía de... de cualquier sitio. Retumbaba contra el suelo, contra el cielo, y volvía. Su Eco llegó a nuestros oídos. Tan pronto como terminó una frase, Rydia contestó gritando. Yo, en cambio, decidí abstenerme y observar qué sucedía después.

¡Sí, sí! —En serio, Rydia era demasiado curiosa.

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

¿Un único camino? Si estábamos allí más panchos que nadie.

—¿Dónde? ¿Qué camino? —respondió Rydia, pero la voz no contestó. En cambio, lo que parecía ser una roca, se convirtió en un muro de sombras que se entrelazaban. Una puerta, parecía. Pero no era el tipo de puertas que había en la habitación, no, ésta era ovalada.

Un animal volador sobrevoló las cercanías. Éste portaba un aprendiz encima, que se situó justo en frente del portal, dispuesto a entrar. Parecía poseído, o algo así raro, puesto que ni entraba ni se alejaba, estaba allí, parado. Lo siguiente que sucedió fue que, carcomida por la curiosidad, Rydia se lanzó hacia el portal.

¡Ese es el camino! —salió disparada. Tan pronto como pasó por la sombras, desapareció.

Cegado por el nerviosismo, salí detrás suya, dando grandes zancadas para llegar cuanto antes. ¡Nunca nos separaríamos!

Pensé que había desaparecido, porque choqué contra algo. Supuse que era el portal y seguí empujando. No me di cuenta de que era el aprendiz, por lo que seguí. Me colé dentro, a partir de entonces, no supe decir ni siquiera si había entrado conmigo.

Spoiler: Mostrar
Va, Zee, entra (?)
Imagen
Avatar de Usuario
Deja
20. Parca Pirata
20. Parca Pirata
The Unknowns
 
Mensajes: 579
Registrado: Jue Ago 12, 2010 7:13 pm
Dinero: 77,012.56
Ubicación: En Galicia, ruleando por estos lares.
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Karma: 44

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Tsuna » Lun Jun 25, 2012 3:03 am

Me encontraba una plácida mañana en unos jardines de Tierra de Partida, alejado de cualquier persona, leyendo un libro sobre magia, hechizos y el espacio cósmico que rodeaba los mundos y los mantenía alejados. No me agradaba en absoluto que me interrumpieran mientras aprendía o leía cosas que me gustaban.

-Creo que será mejor ir a dormir ya, hoy es mi día libre, me lo tomaré con calma.

Aquella agradable sensación, cuando el viento soplaba con fuerza en mi rostro al amanecer, era perfecta. Me dispuse a ir hacia mi dormitorio, a dejar el libro y echarme una cabezadita, ya que estuve toda la noche leyendo allí sin descanso. Inmediatamente antes de que pudiera alzar la vista lo suficiente como para ver el castillo, vi como un extraño objeto del cielo impactó en los jardines de Tierra de Partida, al instante una voz resonó en mi cabeza.

—¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?. Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

-¿Pero qué...?

Me giré, la voz parecía provenir desde aquel remoto lugar en el que la estrella cayó. Me acerqué y esperé durante un tiempo entre los arbustos, me escondí y observé. Era lo mejor que podía hacer en esa situación, quien sabe si ese extraño cometa podía ser peligroso o algo peor.
El tiempo pasó, pude ver como aprendiz tras aprendiz se adentraba en aquel tenebroso agujero, ¡¿qué iban a pensar los maestros de esto?!

-¿Pero qué hacen, a dónde van sin saber si quiera lo que es?

Vi como varios de ellos parecían entrar alocados, otros con calma y seguridad, aquel mensaje los había manipulado o convencido de entrar allí. Incitándoles a adentrarse en ese extraño portal misterioso.

-Um, me recuerda exactamente a cuando conocí a Yami, ¿tendrá relación con esas criaturas que buscan el poder de nuestro corazón? Si es así, todos los que han entrado estarán en grave peligro...

Murmuré para mí mismo en voz baja, por el momento, estaba solo frente a aquel portal de oscuridad. Decidí salir de los arbustos, algo confuso, en parte los insectos me molestaban. Recordé lo que aquella voz había mencionado en mi cabeza...

—¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?. Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

Y recordé los motivos que me habían llevado a Tierra de Partida, ¿de verdad merecía la pena seguir allí? Comencé a dudar.

-Yo... Vine a Tierra de Partida con el objetivo de ver los mundos, este amuleto...

Me agarré el preciado colgante con forma de estrella que llevaba frente a mi pecho.

- ... me incitó a ello, supe que debía haber algo más fuera de mi mundo, por eso seguí a Yami, por poder presenciar lo que quería ver.

Supuse que aquella voz, de alguna manera, me ofrecía una oportunidad única, si permanecía en Tierra de Partida, lo más probable es que nunca saliera de allí, o me restringieran algún lugar. Únicamente temí el no estar haciendo nada negativo para los ideales, que aparentemente, defendía Yami y el resto de los maestros. Algo indeciso, avancé con colgante en mano, deseando que me protegiera y sosteniendo el libro de hechicería y magia en la otra. Toqué el portal.

Una oscuridad me invadió, perdí la noción del tiempo.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Final Fan » Lun Jun 25, 2012 3:56 am

¿De qué tengo miedo?

Siempre agradecía que el banco de la colina de Tierra de Partida se mantuviese vacío en todo momento. Era llegar allí, tumbarme, y sentirme cerca del cielo... Como si pudiese tocar las estrellas, la luna, el sol, las nubes. Como si pudiera escapar de aquel mundo, aislarme, alejarme de todos los problemas que me azotaban y azotaban por todas partes, como si yo fuese su único objetivo.

¿Estaba siendo egoísta? ¿Estaba ignorando que al resto de aprendices también les estarían ocurriendo desgracias como las que me perseguían a mí constantemente? La verdad, no lograba pensar de otra manera. Había pasado demasiado en muy poco tiempo, y lo que les ocurriese a mis compañeros portadores cada vez me resultaba más lejano, como si mi prioridad fuese, en realidad, atar sólo los cabos sueltos que tenían que ver conmigo.

"¿De dónde venimos?" Casi una pregunta filosófica, aunque en mi caso tomaba una acepción más literal. ¿Cuál era el lugar del que provenía? O, más que eso... ¿quién había sido yo en un principio de mi existencia? Los retazos que me recordaban a mi... "primera madre" se volvían cada vez más nítidos, y con ellos perdía poco a poco las ganas de descubrir mi procedencia. Me daba miedo.

"¿Dónde estamos?" Otra cuestión que no lograba reprimir, aunque no precisamente referida a mí mismo. ¿Dónde estaba Kaara en aquel preciso instante? Y, casi más importante... ¿por qué se había ido de casa? Si la última vez que la había visto supiese que no volvería a encontrarla, todo habría sido diferente. Habríamos hablado, me habría contado qué le ocurría, qué pensaba... aunque quizás aún así no habría cambiado nada. La perspectiva de que la persona a la que más quería en el mundo estuviese librando una batalla consigo misma por culpa de mi falta de atención... Me daba miedo.

"¿Adónde vamos?" ¿Hacia dónde estaba dirigiendo mi rumbo como Aprendiz? Notaba que mi camino no estaba siendo forjado por mí, sino por algo de fuera. Un encuentro que a mí me había resultado casual, pero que había proyectado mi destino hacia los horizontes más ignotos: Alexis. Una promesa. Tan sólo una promesa con ella había bastado para desatar la desconfianza en todos los que se encontraban a mi alrededor. ¿Pero por qué lo hacía? ¿Por qué encubría a aquella misteriosa chica? ¿Tal vez porque en sus palabras había encontrado algo de razón? Quizás era por aquella carta. Aquel mensaje: Cuidado con Alexis. Personas de ambos bandos intentando convencerme para seguir un camino que no era el mío. Un camino que... Me daba miedo.

Siempre había cuestionado si mi estancia como Aprendiz en Tierra de Partida era conveniente. ¿Era yo digno de portar la Llave Espada? ¿Alguien que no sabe ni quién es? ¿Alguien que no puede proteger a los que ama? ¿Alguien que cede a las peticiones de un desconocido? No podía concretar qué era lo que me asustaba.

Pero, entonces... ¿de qué tenía miedo?

De todo —musité, todavía tumbado aquel precioso lugar, casi contradictorio con todos los pensamientos que navegaban por mi mente.

Suspiré e intenté dejar la mente en blanco... Ya me había recordado a mí mismo mis problemas lo suficiente aquel día, y me merecía un respiro. Un pequeño remanso de paz en una tormenta de negatividad. Quizás olvidarme de todo por unos momentos. Centrarme en lo que ocurría a mi alrededor en vez de anclarme en lo que podría ocurrirme. Mirar al cielo. Sí, aquello me tranquilizaría durante un rato.

O quizás no.

Algo rasgó el tupido telón de sosiego que me empezaba a cubrir como unas malintencionadas tijeras. Un fuerte zumbido, un brillo, algo cayendo del cielo, una explosión y luego un silencio seplucral... y yo seguía allí, tumbado sobre mi banco, aunque entre mis prioridades ya no se encontraba darme un respiro. No habría podido hacerlo con todo el alboroto que siguió a aquel extraño suceso.

Me puse de rodillas sobre el asiento apoyando mis brazos sobre el respaldo para ver cómo una marea de aprendices, además de unos cuantos moguris, se acercaban al pequeño cráter que el objeto que había interrumpido mi relativa calma había causado en el centro del lugar. Yo también tenía curiosidad por saber de qué se trataba, claro, pero no tanta como para adentrarme en el tumulto de gente que se había formado. Podía esperar...

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?

Una voz pareció retumbar por toda Tierra de Partida. ¿Quién era? ¿Y por qué se oía justo después de la caída de aquel "meteorito"?

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

Instantes después, sombras brotaron del suelo al otro lado de la colina. Por un momento parecieron condensarse y, finalmente, llegaron a formar algo parecido a lo que los Maestros nos habían explicado en varias ocasiones: un Portal Oscuro.

Varios aprendices se lanzaron directamente hacia aquella negra entrada alentados por el mensaje de la extraña voz. A algunos sólo los conocía de vista, pero a otros... Vi cómo Ragun, con su fiel compañero canino, se adentraban en la oscuridad sin miedo, mirándola de frente. A él nunca le habían asustado aquel tipo de sucesos... es más, a veces incluso parecía disfrutar la compañía de las fuerzas oscuras. Me preocupaba.

Ivan también se había adentrado en el crepitante portal, con su altiva mirada y sus fríos ojos observando al peligro de cara, como si no le importase, sobreponiéndose a todo lo que ocurría a su alrededor. Tenía aquel don... pasase por donde pasase, fallase o acertase en lo que se propusiese, siempre parecía ser "el mejor". Me resultaba casi divertido cómo contrastaba su característica personalidad con su pequeña compañera ratonil.

Hacía poco tiempo que utilizaba la palabra "amigo", pero sabía que a aquellos dos compañeros podía llamarlos así. Me levanté de mi cómodo banco, mi banco de siempre, y me acerqué al lugar por el que habían desaparecido Ragun y Ivan Kit. Ellos habían decidido salir. Irse. Descubrir por su propia mano todo lo que el mundo... lo que "los mundos" les ocultaban.

Pero yo no. Oh, yo no. Por muchas cosas que tuviese que descubrir, por muchas verdades que quedasen por desvelar, por muchos conocimientos que nos pudiesen aguardar al otro lado de aquel portal, yo no lograría cruzarlo por mi propio pie. ¿Y si era una trampa? ¿Cómo podíamos saber quién estaba detrás de aquello? ¿Dónde estaban los Maestros? Ya había pasado un buen rato desde la caída del meteorito... ¿por qué no aparecían? Todas aquellas dudas me echaban atrás. Me paralizaban. En aquel momento supe que no lograría entrar en aquel Portal Oscuro. No sería capaz. ¿Y por qué?

Porque me daba miedo.
ImagenImagenImagenImagenImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Final Fan
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Lost Hearts
 
Mensajes: 1763
Registrado: Sab Mar 22, 2008 10:21 pm
Dinero: 164,122.60
Banco: 114,985.17
Ubicación: Dejitaru Waarudo >8D
Sexo: Masculino
Clan: Lost Hearts
Tumblr: finalflan
Youtube: AboFinal
Estantería de objetos
Karma: 31

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor EspeYuna » Lun Jun 25, 2012 2:51 pm

Ya era hora de que me levantara de la cama, pero no era capaz. Es más, me apetecía quedarme allí todo el día, ya fuese durmiendo o, simplemente, descansar con los ojos abiertos, observando el techo de mi habitación, en Tierra de Partida. Y es que hoy, por extraño que pareciera, no teníamos entrenamiento, ni clases, ni misiones incluso. Día libre para todos los aprendices, o eso al menos era lo que habían comentado algunos compañeros por los pasillos.

¿Por qué estaba todo tan parado? ¿Y los Maestros? ¿Tendrían cosas más importantes que hacer?

Intentaba hacerme esas preguntas para distraerme de lo que realmente me preocupaba, aparte de los acontecimientos sucedidos en los últimos días.

Cédric y Evangeline.

Evangeline y Cédric.

Aquellos dos nombres atravesaban mi cabeza de forma fugaz, como dos puntiagudos alfileres. "Mi monstruo" conocía un nombre, seguramente el suyo propio. Cédric. Y también el de Evangeline. En un principio pensé que "Cédric" me confundía a mí con Evangeline, pero descarté la idea por razones obvias.

"Evangeline... hacía tanto tiempo que no escuchaba ese nombre", podría haber dicho que era ese mi verdadero nombre, que "Princesa" era un bonito apodo que usaba con cariño para referirse a mí, pero sospechaba que tenía un significado más profundo.

Y no sólo eso.

Un violinista que me incitaba a seguirle en sueños. Y un hombre llamado Xinjat, dispuesto a llevarme con su "amo".

Me llevé la almohada a la cara, apretándola con fuerza. Sentía tanta rabia por no entender nada.

¿Había sido correcto venir a Tierra de Partida? La respuesta era clara. Sí. Había merecido la pena. Y no porque me hubiese hecho más fuerte en cierto sentido, ni que hubiese obtenido el poder de la Llave-Espada. No.

Claro que no.

Amigos.

En Tierra de Partida sólo había contado con mi familia y con el viejo Sendh, pero hasta que no llegué a mi nuevo hogar no supe lo que era tener amigos, alguien con quien contar siempre. Ragun, Fyk, Hitori... y, bueno...

Kit —mencioné a regañadientes.

Durante mis encuentros con el joven Ivan Kit me había dado cuenta de cómo era él. Era tan obvio con sus comentarios: por lo que tenía entendido, se consideraba superior al resto. Era engreído y bastante egocéntrico. Me sacaba de quicio. Pero... se comportaba como un niño.

Lo había visto perder los nervios en varias ocasiones. En Espacio Profundo, junto con Fyk. Y de forma más cómica, en Tierra de Partida, cuando la pequeña y traviesa Pichu hizo de las suyas.

¿Cuál era el verdadero Kit?

¿¡Y por qué narices debería importarme!? —grité, lanzando la almohada al armario.

Enfadada, me fui a la ducha. Dentro de ella, relajando cada parte de mis músculos e intentando calmarme, un sonido desagradable, como una especie de silbido, se escuchó por todo el castillo. Tapada con la toalla, me asomé a la ventana de mi habitación. ¿Pero... qué demonios?

¿Qué... qué ha sido eso? —una especie de estrella fugaz atravesó el cielo, chocando de forma estrepitosa en nuestro mundo.

¿Un meteorito? Desde mi ventana escuché a los demás aprendices que abrían las suyas para ver lo mismo que yo. Y los escuché abrir las puertas de sus cuartos, dispuestos a descubrir más acerca de lo sucedido.

Y yo no iba a ser menos. Me vestí enseguida y salí corriendo hacia los jardines.

¿Buscas el conocimiento?


¿Eh? —cuando llegué a los jardines, oí aquella pregunta, de una voz la cual desconocía. Miré hacia ambos lados, nerviosa. ¿Imaginaciones mías? Me acerqué, como muchos otros aprendices, a donde se había estrellado el meteorito. Para mi sorpresa, se trataba de una... ¿estrella?

¿Deseas la verdad?


No, no había sido mi imaginación. Alguien me hablaba. Observé a todos los aprendices: ellos parecían también escucharla, puesto que se habían quedado todos quietos, escuchando lo que aquella voz nos quería decir.

¿Q-qué verdad? —pregunté. Agarré mi broche de plata, algo aturdida por lo que estaba pasando.

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…


¿Quién eres? —cuestioné entonces, bastante nerviosa.

Pero no hubo respuesta. En vez de eso, me sobresalté cuando sombras hechas de oscuridad aparecieron en los jardines. Me puse en guardia, invocando mi arma, pues así era como aparecían algunos Sincorazón. Pero no surgió ninguno. La sombras se agrandaron, formando una... ¿puerta?

Un portal oscuro. Los Maestros nos habían hablado sobre ellos.

¿Cuál era esa verdad? ¿Se estaba refiriendo a la historia de mi broche? ¿Quién fue el que lo perdió en la tienda de mi madre? ¿Quién es Cédric? ¿Y Evangeline? ¿Por...por qué?

Sentí unos deseos inmensos de atravesar el portal, incluso observé a Ragun, quien sin miedo alguno y acompañado de su fiel lobo, desapareció.

Di unos pasos, hipnotizada por la idea de descubrir la verdad...

"Sí, vayamos... así podré... ser libre... al fin. Vayamos juntas, Nadhia"

Sin embargo, algo me paró los pies.

A poca distancia de donde yo me encontraba, Fyk observaba el espectáculo, con unos ojos inundados por el terror. Tenía miedo. Mucho miedo por lo que estaba pasando.

Fue suficiente para que entrase en razón. La neblina de aquel deseo desconocido se esfumó. Miré a mi alrededor. Una gran cantidad de aprendices atravesaban el portal, algunos con valentía, otros con algo de miedo.

Lo que me hizo pensar... ¿dónde estaban los Maestros? Deberían haber aparecido ya, ellos no permitirían que los aprendices atravesasen el portal de oscuridad. Es más, nos mandarían a nuestros cuartos. ¿¡Qué demonios estaba pasando!?

Aquello olía a gato encerrado.

Estaba dispuesta a buscar a los Maestros, o por lo menos encontrar a Mogara para que los avisara de alguna forma, pero entonces fue cuando le vi.

Frente a uno de los portales, reconocí a uno de los jóvenes que aún se decidía por entrar. Acariciaba a la pequeña Pichu.

Kit... —susurré, temiendo lo peor. No. No se atrevería, ¿verdad?

El joven observó a su alrededor, y nuestras miradas se encontraron. No pude entender qué me quería decir con aquella expresión en su rostro.

Kit desapareció por el portal, junto a su pequeña mascota.

No sé qué pudo pasarme. Lo correcto habría sido ir a por los Maestros, o avisar a Mog.

Pero mis piernas respondieron por sí solas, corriendo hacia el portal por el que desapareció Kit.

¡Kit, pedazo de idiota!
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Saxor » Lun Jun 25, 2012 3:16 pm

Otro día más. Otro día en el que los aprendices iban de un lado para otro. Sin embargo, últimamente, veía que la cantidad de aprendices era muy alta. El minúsculo número de Maestros contrastaba con el gigantesco número de aprendices. De siete o seis maestros que había, parecía haber más de cien aprendices, aunque no lo sabía con certeza. No me gustaba estar con la gente, por eso no miraba a la multitud, y a lo mejor contaba por dos o tres el mismo aprendiz. Ese día era como cualquier otro, otro día más. ¿O no?

Ese día parecía haber muchos más aprendices que de costumbre en Tierra de Partida, además de que no había visto un solo maestro en todo el día.Se me había hecho raro no haber escuchado las carcajadas del Maestro Ronin todavía. Ese día en particular era bastante aburrido. Había ido al Gremio y el tablón de las misiones estaba completamente vacío. Como no estaban los maestros, no nos habían convocado para ningún entrenamiento.

Aburrido, decidí leer en el patio un poco más sobre el libro El camino a la luz, ya que necesitaba controlar esos impulsos a toda costa. Estaba tranquilamente leyendo el apartado de ejercicios de meditación para aumentar la luz que posees, cuando el móvil que contenía a Guilmon empezó a parpadear, creando una bola de energía que se hacía cada vez más grande, y hacía a Guilmon aparecer.

Grrrrrrr...─ Empezó a gruñir. Guilmon tenía una cara de ira que solo había visto cuando había sincorazón por la zona. Sus pupilas se había empequeñecido, y cada vez estaba más enfadado.

¿Guilmon, que pasa?─ Le pregunté, preocupado de lo que le estaba sucediendo. Entonces oí un silbido, que me hizo mirar al cielo. El cielo se había vuelto color rojo sangre, y veía aterrorizado cómo un meteorito se dirigía directo hacia las colinas. Unos segundos antes del impacto, Guilmon echó a correr hacia las colinas, cada vez más alterado.─ ¡Espera, Guilmon!

Empecé a perseguirle por toda Tierra de Partida. Mientras corría, veía a una gran masa de aprendices dirigiéndose al lugar del impacto. Cuando llegué, un gran tumulto estaba alrededor de lo que parecía ser el cráter. Guilmon estafa en medio de la colina, olisqueando todo, como si estuviera buscando lo que le había alterado tanto. Una voz salió de la nada, que, por la reacción de todas las personas de la colina, parecía poder oírla todo el mundo.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad? Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

Una sensación extraña invadió mi cuerpo. El corazón me latía con fuerza y con velocidad, y eso solo pasaba cuando Xayim quería hacer algo. Una especie de portal oscuro apareció en uno de los extremos del lugar. Guilmon miró directamente al portal, y lo miraba con furia. Miré alrededor, para ver la reacción de los presentes y si había un maestro. Ragun estaba intentando entrar en el oscuro portal, y Fyk parecía bloqueado. Yo, por mi parte, me sentía cada vez menos consciente de lo que pensaba. Mi cabeza me decía que era peligroso entrar, pero mi corazón decía otra cosa.

<<Vamos, Saxor, entra en el portal... no te pasará nada...>> Decía Xayim en mi cabeza, y cada vez tenía más curiosidad. Respuestas, ¿qué respuestas? Lo único que pensé es en entrar. Caminé, despacio, hacia el oscuro portal, por el que ya habían pasado algunos, y sentía en mi pierna algo. Miré abajo y vi a Fyk, que si no hubiera ido tan despacio, me habría tropezado con él.

Perdona...─ Dije, casi mirando más al portal que al mismo Fyk. Unos pasos me hicieron mirar a mis espaldas. Guilmon parecía más calmado, y tenía cara de no saber dónde estaba.

¿Qué le ha pasado a Guilmon?─ Preguntó.

Nada, Guilmon, entra.─ Le respondí, señalando el móvil.─ Vamos a pasar por ahí.

Guilmon asintió con la cabeza, aún dudando, y una bola de energía le rodeó. Esta se hizo cada vez más pequeña, y se introdujo flotando en el móvil. Sin prestar demasiada atención, entré en el portal, no por querer saber la información que nos prometió la voz, sino porque ese portal me atraía, y Xayim me incitaba a entrar.
Imagen
Gracias a Ita por la firma~
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

RolKHWorld: Cronología
Spoiler: Mostrar
Primer Arco: Corrupción

1ª Saga
Prólogo: Sólo los más fuertes... [Bastión Hueco]
Encuentro: Recién llegado [Tierra de Partida]
Trama: Un paso atrás [Tierra de Partida]
Trama: Y digo ¡salta! [Coliseo del Olimpo]
Encuentro: La ciudad eterna [El Mundo Inexistente]
Encuentro: Persecución enmascarada [Villa Crepúsculo]
Encuentro: Un lugar al que regresar [Espacio Profundo]
Trama: ¿¡Es que nadie piensa en los niños!? [Islas del Destino]
Misión: Cuidado con los asteroides [Espacio Profundo]
Encuentro: Perros, lagartos y osos parlantes [Bosque de los 100 Acres]
Encuentro: Las apariencias engañan [Tierra de Partida]
Trama: ¡Se me ha metido placton en la nariz! [Atlántica]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Primera parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella: Ruta 3 (Segunda parte) [Bastión Hueco]
Evento Global: Ocaso de una estrella (Parte final) [Bastión Hueco]

Segundo Arco: Perdición

2ª Saga
Misión: Dulces olores [Monstruo] (Inconclusa)
Trama: Ángeles Caídos [Intersticio entre los mundos]
Encuentro: Laberinto Paranoico [Espacio Paranoico]
Trama: Alianza en las Penumbras [El Mundo Inexistente]
Encuentro: ??? [???]
Encuentro: Pasado olvidado [Ciudad de Paso]
Encuentro: Coincidencias alarmantes [País de Nunca Jamás] (Inconcluso)
Trama: Cada loco con su tema [País de las maravillas]
Evento Preglobal: The End Is Where We Begin (Day 0: The Introduction) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 1 - Sector 1: Crepúsculo) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 2 - Sector 3: Ocaso) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 3 - Sector 4: Túneles) [¿Villa Crepúsculo?]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 4 - Sector 3: Ocaso) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: The End Is Where We Begin (Día 5 - Sector 2: Atardecer) [Villa Crepúsculo Virtual]
Evento Global: Datastream (Primera parte) [La Red]
Evento Global: Datastream - Ruta de la Eliminación (Segunda parte) [La Red]
Evento Global: Datastream (Parte final) [La Red]

Tercer Arco: Rebelión

3ª Saga
Trama: Crisis de tierras sin dueño [Ciudad de Paso]
Encuentro: Día de monos [Selva Profunda]
Trama: Asalto a la Torre [Torre de los Misterios]
Trama: De cero a héroe [Coliseo del Olimpo]
Trama: En busca del corazón [Espacio Paranoico]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Primera parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido - Ruta del Caído (Segunda parte) [Castillo del Olvido]
Evento Global: El Esclavo del Olvido (Parte final) [Castillo del Olvido]
Secret Episode: Another Side, Another Story - The Last Twilight [Villa Crepúsculo]

Cuarto Arco: Colisión

4ª Saga
Trama: Leyendas se contarán [Tierra de Dragones] (en proceso)


No Canon
Especial libre: San Valentín [Tierra de Partida] [Corrupción]
Especial libre: Halloween [Ciudad de Halloween] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2012! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Historias de San Valentín [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: Venid, mis pequeños [Villa Crepúsculo] [Perdición]
Especial libre: ¡Feliz Navidad 2013! [Bastión Hueco] [Perdición]
Especial libre: La mansión encantada [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: El laberinto de los corazones [???] [Rebelión]
Especial libre: ¡Los reyes han llegado! [Tierra de Partida] [Rebelión]
Especial libre: La Mansión Encantada II: La Venganza [Ciudad de Halloween] [Rebelión]
Especial libre: World War Christmas [Tierra de Partida] [Colisión]
Avatar de Usuario
Saxor
42. Atisbota
42. Atisbota
 
Mensajes: 1239
Registrado: Jue Oct 21, 2010 9:14 pm
Dinero: 649,366.31
Banco: 15,749.69
Ubicación: En el Mundo Digital
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 8

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Light » Lun Jun 25, 2012 3:17 pm

Concentrado en sus entrenamientos, Light solo podía pensar en una cosa: hacerse más fuerte. Durante todos esos días en Tierra de Partida había podido conocer a algunos aprendices, y se había dado cuenta de lo mucho que le faltaba por mejorar. Tenía que hacerse más fuerte para conseguir el permiso para salir a otros mundos, y buscar a sus padres.

Quinientas estocadas acababa de enumerar. El entrenamiento matutino había sido un éxito, por lo que el chico decidió parar en este mismo instante, ya que la espalda y los brazos se resentían. Lo que más le apetecía en un momento como ese era echar una cabezadita en el césped, sin preocupaciones, pues no tenía nada que hacer en el resto del día. Cerró los ojos y se relajó en la fría hierba. No tardó en quedarse dormido... y disfrutó de un calmado y placentero sueño hasta que...

La historia se volvió a repetir...

El sílbido desagradable que percibió fue causa suficiente para despertar del sopor. Abrió los ojos de par en par, permaneciendo al instante en shock tras descubrir el cielo teñido de sangre. Lo primero que pensó fue en el apocalipsis, pero esa idea le aterrorizaba, no podía ser verdad. Tierra de Partida no podía ser destruida, no lo permitiría.

Desesperado, echó a correr; buscando una respuesta, una pista, cualquier cosa. No tardó en atisbar a un grupo de aprendices reunidos en los jardines. La historia se volvía a repetir y el chico no se lo podía creer... ¡Un meteorito! Aunque... no era como se lo había imaginado. El joven se había acercado junto a los demás aprendices para contemplarlo, y observaba con incredulidad el supuesto cuerpo celeste. El meteorito no era ninguna clase de pedrusco, sino un artefacto con forma de estrella y de colores llamativos, con desconocido origen.

El día que conoció a Ronin y Kazuki, un meteorito había caído sobre la ciudad, obstaculizando los trenes por completo, provocando el caos. Obviamente, se trataba de un rumor, pero había tanta semejanza con aquello....

Esa estrellita... ¿Tendrá que ver con el misterioso meteorito que cayó en Villa Crepúsculo? —soltó el joven, perplejo por todo lo que estaba sucediendo —. ¿Dónde están los Maestros en una situación como esta?

¿Buscas el conocimiento?

Una voz misteriosa le dirigió la palabra a Light, una voz de precedencia desconocida. No era el único que la estaba escuchando, ya que muchos de los aprendices que le rodeaban se mostraban igual de dubitativos.

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

¿Quién anda ahí? preguntó el muchacho indignado, pues fuera quien fuera, resultaba bastante sospechoso—. Y... ¿Dónde se supone que tengo que ir?

Y la respuesta se reveló ante él, en forma de portal oscuro. Los portales oscuros eran atajos realizados... con el poder de la oscuridad. No dudó, se trataba de una trampa segura. La oscuridad para Light era maligna, corrupta, y prohibida, aunque para algunos de sus compañeros les era indiferente. Flynn y algunos ya habían entrado por el portal. Aquello era agallas sin duda. Siguió el ejemplo de sus compañeros, en momentos como aquel, no solo tenían que ser caballeros de la Llave Espada de boquilla.

¡Vamos! No os dejéis intimidar por la oscuridad, este mundo puede estar en peligro —se dirigió a los aprendices rezagados, apoyándoles—. Si la oscuridad quiere que vayamos hacia ella, lo haremos, y la encararemos.

Salió disparado hacia la puerta oscura, sin albergar más dudas en su corazón. Adondequiera que fuese, tenía que ser su destino. Quizás era un suicidio seguro, pero quedarse como un pasmarote era algo demasiado aburrido para él. Quizás no era el aprendiz más poderoso de todos, pero iba a dar el todo por el todo en el campo de batalla. Quizás su mundo estaba en peligro, pero no iba a permitir que la oscuridad se saliera con la suya.

Spoiler: Mostrar
Edito porque se trataba solo de un portal oscuro xD no sé porque puse varios, se me fue la cabeza
Última edición por Light el Lun Jun 25, 2012 4:45 pm, editado 1 vez en total
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Light
144. Xion Forma Final
144. Xion Forma Final
The Unknowns
 
Mensajes: 4306
Registrado: Mar Ago 24, 2010 7:20 pm
Dinero: 81.24
Banco: 474,840.29
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 59

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor YuOchiga » Lun Jun 25, 2012 4:26 pm

Lo había conseguido, mi misión había acabado exitosamente. Ahora tenía una pizza hecha por mi gracias a haberme colado en la vacía cocina. Había que ver lo fácil que era colarse en la cocina sin que te pillaran las cocineras, ahora tenía una deliciosa pizza enorme para mi solo y no pensaba compartirla con nadie.

Con unos ágiles saltos me subí a un edificio y me quedé detrás de una chimenea, para evitar miradas indiscretas.
Saqué mi fiel cuchillo, lo lancé en el aire, como un malabarista lo cogí dándole mas vueltas en la mano y finalmente cortando la pizza con una velocidad pasmosa.

-No puede haber nada que me haga mas feliz en este momento- me dispuse a comerme la primera porción de pizza.

Pero de repente, una especie de rayo cayó cerquísima de donde me hallaba, el lugar se iluminó por unos instantes hasta volver a adquirir su tono natural.

-¿!Que ha sido eso?!- dije bastante alarmado. Dejé la pizza muy cuidadosamente encima de un trozo de cartón y me asomé a ver que había ocurrido. En lo que no me había fijado era en el sangriento cielo que me rodeaba, oscureciendolo todo.

-El cielo esta bastante bonito ahora de este color, pero porque... porque está así?...- miré abajo y ví que un montón de alumnos también habían ido a ver que ocurría. Giré la cabeza, mirando a la pizza... me dolía dejarla ahí sólita pero tenía que ver que estaba causando tal expectación.

Fuera lo que fuera creaba un inquietante ruido, bastante molesto, sería un Glider caído del cielo? Un Moguri borracho?
No tardaría en saberlo.

La gente estaba alrededor de lo que fuera el objeto chirriante, ninguno parecía darse cuenta de la presencia de los otros, y menos de la mia, cosa que agradecía. Me abrí paso hasta la primera fila y lo que ví fué una especie de fragmento azul con forma de astro, brillante, bonito y molesto. ¿Esto había creado ese relampago? ¿Que era? No parecía nada especial...

¿Buscas el conocimiento?


-!!?- quien había dicho eso? No provenía del misterioso objeto ni de ninguno de los presentes...

¿Deseas la verdad?


Era imposible averiguar de donde provenían esas preguntas, finalmente me calmé y seguí observando el fragmento con interés. Algo estaba a punto de ocurrir, fuera bueno o malo, lo presentía.

Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí...


De repente y para asombro de todos los presentes, unos muros negros, titilantes se cernían ante nosotros. Las ondas se movían hacia el centro del muro, el cual parecía un portal, indicándonos que entráramos.

-Esto... es una broma de alguien? - pregunté al aire. Unos portales ante nosotros, una voz misteriosa en nuestras mentes, todo parecía indicar que esto era obra de alguien que no pertenecía a este mundo.

No me había percatado de que no había entre nosotros ni uno solo de los maestros...

Lyn...

Ojalá estuvieras aquí para decidir por mí lo que hacer, pero ya era hora de que decidiera algo por mi mismo en este lugar.

Los presentes se plantaron ante los portales, algo dubitativos sobre si entrar o no, al igual que yo.
Pero por alguna razón, aquel vaivén de oscuridad me reconfortaba, me hacía sentir cómodo ese eco oscuro que sonaba en su interior.

-Je, seguro que... tras esto me vuelvo mas fuerte- me dije a mi mismo,sonriendo, pero también tenía miedo de no ser lo suficientemente fuerte como para sobrevivir adonde fuera que fueramos-Si alguien quiere un acompañante, que me lo diga, veo a discipulos fuertes y nos vendría bien a ambos tener un aliado donde sea que nos lleve este portal- dije intentando llamar la atención de la gente.

Creo que íbamos a vivir una gran aventura, y con mi llave espada nadie, sea Sincorazón o humano iba a detenerme
Imagen

Imagen
YuOchiga
4. Bandido Lunar
4. Bandido Lunar
 
Mensajes: 111
Registrado: Mar Feb 28, 2012 9:51 pm
Dinero: 1,871.10
Banco: 15,452.03
Ubicación: En ese rincon... no, ese no.. el otro
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 1

Re: [Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor A Nerd Girl » Lun Jun 25, 2012 4:41 pm

¡Por fin! Un día que podré dormirme. Hacía días que me pasaba trasnochadas las noches enteras y por las tardes acababa durmiendo en mi escritorio cuando me dedicaba a dibujar o diseñar máquinas. Cerré los ojitos hasta que un ruido me hizo caer de la cama, ¡Por qué tienen que estar elevadas! Ya deseaba hacer lo planeado, desmontarlo y dormir en el suelo. Suspiré.

Me asomé y vi que muchos aprendices por los Jardines, ¿Qué está pasando? Una broma de los maestros o un entrenamiento sorpresa, eso pensé. Me vestí lo más rápido posible. Bajé corriendo rápidamente hasta el grupo de personas.
-¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad?-Estaba claro, incluso escucharía esa voz desde su habitación.-Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí...

Me dio un escalofrío, las sombras parecían crear un portal. Daba miedo. ¿No deberíamos deciselo a los maestros? ¿Será una trampa ? ¿ O una prueba? Sea lo que sea, meditar era lo que decidí hacer mientras cruzaba el oscuro y misterioso portal.
Avatar de Usuario
A Nerd Girl
31. Francotirador
31. Francotirador
The Unknowns
 
Mensajes: 902
Registrado: Lun Abr 30, 2012 4:52 pm
Dinero: 68,199.31
Banco: 15,749.99
Ubicación: En el Pentágono de tu razón, con una bomba llena de pasión.
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: The Unknowns
Tumblr: happydeliceworld
Estantería de objetos
Karma: 9

[Evento Global] Ocaso de una estrella

Notapor Zodiark » Lun Jun 25, 2012 5:18 pm

Era un día de lo más normal. Kazuki no me había citado a ningún entrenamiento así que, igual que siempre, me dediqué a entrenar yo sola en un rinconcito apartado de los jardines de Tierra de Partida, luchando contra mi enemigo invisible de siempre, lanzando estocadas al aire, saltando como si esquivase ataques enemigos... Era un poco ridículo, pero al menos hacía un poco de ejercicio y me sentía mejor conmigo misma. Además, al acabar, como estaba agotada iba a comer y, con el cansancio, la deliciosa comida de Higashizawa incluso me sabía mejor.

Pero aquel día fue diferente. No pude concluir el entrenamiento ya que algo inesperado lo interrumpió. Primero, un extraño silbido que provenía del cielo. Como no llevaba demasiado tiempo allí, no sabía si aquello era normal, así que preferí ignorarlo y seguir con mi entrenamiento en solitario. No obstante, al poco rato, hubo un terrible estruendo que hizo que me sobresaltara tanto que casi me caí al suelo de espaldas, pero pude recuperar el equilibrio a tiempo y, sin perder ni un segundo, hice desaparecer mi Llave Espada y corrí a toda velocidad hacia el lugar del que había venido el horrendo ruido, y en el que se estaba acumulando una gran masa de aprendices curiosos por saber, al igual que yo, qué había ocurrido. Mientras estaba llegando al tumulto, una misteriosa voz salió de la nada.

¿Buscas el conocimiento? ¿Deseas la verdad? Un único camino puedes entonces tomar. Y te advierto, escucha, pues en ninguno más ante ti se mostrarán. Ven y descúbrelo todo. Allí…

¿Cómo? —murmuré mientras frenaba en seco, un poco apartada de la multitud.

Estaba confusa. No sabía si aquello era algún tipo de broma o qué, pero no me daba buenas vibraciones, sobre todo viendo lo que vi después: unas sombras brotaron del suelo y se unieron en un oscuro portal en otra parte del jardín. Mucha gente, decidida, comenzó a entrar por él.

¿El conocimiento? ¿La verdad? —musité mirando al portal— Pero... ¿realmente encontraré la verdad ahí? ¿La verdad que yo quiero encontrar? ¿Sabré... si mi abuelo está vivo? —comencé a preguntarme a mí misma.

Cerré fuerte los puños y, sin pensarlo dos veces, comencé a correr hacia el portal oscuro, decidida a entrar. Pero cuando estaba a punto de llegar, frené en seco y di dos pasos hacia atrás.

No sé si...

Mientras corría, las palabras que me dijeron mis padres al despedirse de mí resonaron en mi cabeza. Me dieron la oportunidad de ir con Kazuki y yo les prometí que tendría cuidado... ¿Era seguro entrar allí? No, la verdad es que no me pareció nada seguro. ¿Era adecuado para una aprendiza novata como yo arriesgarse de aquella forma? No, ni hablar. Había ocasiones en las que podía ser muy lanzada, pero si veía que no iba a salir bien parada de la situación, prefería contenerme un poco y pensarlo con detenimiento. Y aquel portal me daba mala espina.

¿Qué hago...? ¿Qué puedo hacer? —pregunté al aire, tapándome los ojos con las manos para poder pensar mejor.

A los pocos segundos, quité las manos de mi cara y miré a mi alrededor. Decidí que lo mejor sería averiguar de qué iba todo aquello. No sabía cuánto tiempo estaría abierto el portal y quizá, si finalmente decidía introducirme en él, ya habría desparecido para entonces.

¿Qué habrá sido lo que ha provocado ese estruendo?

Fui corriendo hacia el lugar donde la multitud se había juntado inicialmente, y allí vi a un chico tocando algo. Me acerqué a él y observé que era una especie de roca con forma de estrella.

¿Habrá sido esto?
Imagen
Imagen
Imagen

~Awards~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen

ImagenImagenImagen
Avatar de Usuario
Zodiark
72. Ducky Goose
72. Ducky Goose
The Unknowns
 
Mensajes: 2141
Registrado: Lun May 14, 2012 3:40 am
Dinero: 5,133.70
Banco: 1,816,912.05
Ubicación: Ultimate Academy for Gifted Juveniles
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Tumblr: sodasalvaje
Youtube: Dacobue
Instagram: @soda_93
Estantería de objetos
Karma: 103

Siguiente

Volver a Eventos Globales

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados