[Islas del Destino] Todo ha cambiado

Encuentro de Nadhia y Ragun

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

[Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Dom Sep 23, 2012 12:35 pm

Participantes: Nadhia y Ragun
Mundo: Islas del Destino
Cronología:
Nadhia (Global Ocaso de una Estrella > Encuentro Todo ha cambiado > Trama Syntax Error)
Ragun (Global Ocaso de una Estrella > Encuentro Todo ha cambiado > Trama Leyendas en el fondo del mar)


Imagen



No podía soportarlo.

Habían pasado cinco días desde que los aprendices regresamos a Tierra de Partida. Cinco días de bastante ajetreo: informes por escrito obligatorios, reuniones con nuestros respectivos Maestros… es posible que algunos pupilos disfrutasen de no tener entrenamiento, pues nuestros mentores estaban demasiado ocupados después de lo que había pasado.

Pero no era así. Se notaba la tensión en el ambiente.

Sólo se hablaba de lo acontecido en Bastión Hueco. Y, por supuesto, de aquellos aprendices que se habían marchado con… ellos.

Compañeros que habían traicionado a Tierra de Partida, a sus Maestros, por obtener sabiduría, poder… un bando los repudiaba. Otro los defendía porque, a pesar de todo, habían sido amigos.

Es obvio que yo me decantaba por el segundo.

Ragun.

Spoiler: Mostrar


Todavía recordaba el cómo se acercó a Ryota, presentándose como el portador de la Llave-Espada Oscura. Dolía. Aquellos recuerdos despertaban mil y un sensaciones diferentes: odio, tristeza, rabia, preocupación, impotencia… y no era capaz de pensar en nada más.

Me mantuve firme en ciertos momentos, cuando hablaba con los Moguris o con el Maestro Akio. Incluso en la biblioteca, en el comedor… intentaba por lo menos mostrar cierta indiferencia, pero era una tapadera.

Esos cinco días apenas comí. Lo intentaba, al igual que hablar, pero era difícil, sobretodo porque no me entraba nada. Y si lo hacía, a la media hora estaba en mi cuarto de baño echando todo.

Mogara estuvo conmigo en todo momento. Por ella probé, al menos, tomar alguna que otra galleta –incluso aquello me costaba– y beber zumos que la pequeña me llevaba por las noches, comprobando que todo estaba en orden.

Pero una vez me quedaba sola, era caer en desolación. Desde mi ventana podía divisar las colinas de Tierra de Partida, los jardines donde conocí a Ragun.

“Ragun no es mi nombre en realidad”

“Hablar con alguien es algo que aprecio”

“Tengo la sensación que se te daría bien la magia”


Los recuerdos florecían. Desde que volví, las noches que estuve llorando hasta quedarme dormida por el cansancio de aquel dolor que me consumía.

“Me parece que tú también vas a caer”


La primera vez que reí al lado de Ragun, mi primer amigo en aquel nuevo hogar.

“¿Y qué tiene de malo que ella sea una aprendiza? Los Maestros nos escogieron por ver potencial en nosotros”

“Struggle... ¿Es alguna clase de juego?”

“Sí, estoy bien. Mejor que tú, cabe decir”

“No... ¡No te mueras! Tú eres mi amigo, te recuerdo. Por favor, no mueras. ¡No me dejes!”

“Primero de todo, no trataba de ocultarte nada, simplemente no quiero gritarlo a los cuatro vientos. No estoy demasiado orgulloso”


Entonces… ¿por qué, Ragun? ¿Por qué te fuiste con ellos? Los que causaron el caos, ¿no fueron los culpables? Tú no eres un asesino, hiciste lo correcto… ¿¡por qué!?

“Ragun, elegido de la Llave Espada Oscura. Espero que nos llevemos bien.”


Aquella quinta noche todavía no había aparecido Mogara. Pero lo agradecía, pues el ataque fue más temprano de lo normal. Lloré, lloré y lloré. Descansé, y las lágrimas volvieron a caer.

Tumbada en la cama, con la almohada totalmente empapada, observé el reloj de pared que se hallaba en mi habitación. “Las diez”. Era raro que Mogara no hubiese llamado a la puerta aún. Sobre las nueve ya estaba yo intentando consumir algo que me ofrecían sus pequeñas manitas.

Le di un repaso a la habitación, intentando distraerme. Era mejor que contemplar las estrellas. Irónico, ¿verdad? Salí de Villa Crepúsculo, mi prisión, mi aburrida y eterna rutina. Quería vivir aventuras, ver por primera vez mundo y las estrellas que no llegaban al cielo nocturno de mi hogar. ¿Y ahora? Mi mejor amigo se había marchado con el enemigo. No era capaz de confiar en nadie en aquel momento. Ni siquiera en Akio.

Era inevitable. Desde que llegué a Tierra de Partida, tras convertirme en su aprendiz, apenas habíamos mantenido una conversación como cuando nos conocimos. Pasaba olímpicamente de mí. Y recordaba las palabras de Ryota.

“Carne de cañón”


En Bastión Hueco tenía tan claro que jamás le traicionaría… Pero aquellos días encerrada en Tierra de Partida, las dudas destrozaban mi fuerza de voluntad, mi fe. Y, por supuesto, la cinta blanca que recorría mi muñeca, la cual me había regalado Nanashi, ahora me parecía insignificante y sin ningún tipo de valor.

Invoqué mi Llave-Espada. En esto que estuve estudiando cada una de sus partes, me levanté de golpe, asustada.

¿¡Eh!? —exclamé, pasando mi mano libre por la superficie de Aguacero.

Grietas.

No eran visibles a simple vista, pero ahí estaban. Pequeñas grietas que invadían todo el filo. ¿Pero qué diantres…?

Bueno… ¿qué importa?

Así es. Ya no me importaba. Si mi mejor amigo se había ido, si vivir aventuras se iba a convertir en un suplicio, en un sufrimiento constante, no quería volver a empuñarla, jamás.

La hice desaparecer en su característico destello de luz. Notaba algo diferente en mí.

Y Mogara seguía sin hacer acto de presencia. ¿Se habría olvidado de mí? Bueno, era un alivio. No tendría que fingir por una noche.

Me levanté de la cama, y fue en ese preciso instante, cuando me llamó la atención algo que se encontraba en el escritorio. Un papel.

Una carta, la que se le cayó al Maestro Kazuki en Espacio Profundo.

Chihiro…

Kazuki y Chihiro habían sido compañeros, quizás amigos, en un pasado. No podía evitar pensar que, algún día, yo fuese quien metiese a Ragun en una celda… si es que permanecía en Tierra de Partida hasta entonces.

De repente, una idea se me pasó por la cabeza. En realidad, en ese momento tenía tal comedura de coco, que no supe por qué fui directa al escritorio a coger papel y algo con qué escribir. Aquello provocó en mí un deja vu, pues hice exactamente lo mismo cuando me fui de mi casa para acompañar a Akio y Lyn…

Una vez terminé de escribir la nota, invoqué de nuevo mi Llave-Espada. Abrí la ventana y lancé Aguacero al cielo, convirtiéndose en Glider.

Sin pensármelo dos veces, activé mi armadura y salté a mi transporte, alejándome de Tierra de Partida.

-----


Para cuando Nadhia se fue, Mogara no tardó en aparecer por el pasillo, con un zumo de naranja recién exprimido por ella en la cocina.

Dio golpecitos suaves en la puerta, esperando una respuesta por parte de Nadhia.

¿Se habrá quedado dormida, kupó? —pensó la pequeña, abriendo con su magia la puerta— ¡Nadhia, te traigo tu z…! ¿kupó?

La ventana abierta de par en par, haciendo que las cortinas ondeasen en la habitación a causa del viento. Mogara reconoció la letra de Nadhia, impresa en la pequeña nota que había dejado la aprendiz. La sorpresa y el pánico se apoderaron de la pequeña moguri, que no tardó en leer lo que Nadhia había escrito. El zumo de naranja cayó al suelo, rompiéndose el vaso en mil añicos.

Salió volando hacia el pasillo, con la nota entre sus manitas, temiéndose lo peor.

“Mogara, voy a buscar a Ragun. Lo traeré a la fuerza si es necesario”


¡Kupó, kupó, kupó! —gritaba, alarmada, mientras se acercaba a los aposentos de los tutores de Tierra de Partida. Aporreó una de las puertas, con los ojos llorosos — ¡M-Maestro Akio, kupó, kupó! ¡N-Nadhia ha… Nadhia, kupó!
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Dom Sep 23, 2012 6:15 pm

Spoiler: Mostrar

^Nuevo tema musical de Ragun


Bastión Hueco, mi hogar.

Así es como era en aquel momento, no me arrepentía de todo lo que había acontecido. Tenía nuevos Maestros, nuevos compañeros, nuevos poderes… Desde que había llegado me había sentido más fuerte, todo gracias a que podía explotar lo que de verdad se me daba bien. Debía mucho a la gente de Tierra de Partida, había gente a la que habría decepcionado, otros simplemente se lo esperarían viniendo de alguien como yo, pero eso no importaba. Había tomado una decisión muy importante y de la cual no podía retractarme.

Cinco días. Casi una semana, parecía una eternidad… ¿Qué pensarían de mí aquellos que me importaban?

Nadhia, Fyk, Hitori, Xefil, les echaba tanto de menos… Sentarme con ellos en el comedor de Tierra de Partida y hablar de tonterías mientras Nyx intentaba robarme los filetes, aquellas escenas tan hogareñas no se repetirían, tal vez jamás volviese a verlos o tal vez sí, pero no como amigos, ellos ahora eran mis enemigos, al menos ellos sentirían eso, estaba seguro. Si me los encontraba, ¿qué ocurriría? ¿Se desarrollaría conflicto o simplemente nos ignoraríamos?
“Dudo que quisiesen verme después de eso, de todos modos”

Bajé la cabeza ligeramente apenado y me recosté en mi nueva cama. Aquella habitación era simple, al igual que la de Tierra de Partida. Un escritorio con papeles y anotaciones sobre lugares, magias y ataques, pilas de libros de texto… También había un armario amplio donde podía guardar las cosas, tenía un baño para mí solo e incluso una ventana con vistas a la asolada ciudad, obviamente también tenía una mullida cama que rivalizaba en cuanto a confort con las de Tierra de Partida. Abrí mi armario para vestirme con mi vestimenta habitual y me coloqué la hombrera-armadura De algún modo había logrado infiltrarme en Tierra de Partida al momento de unirme a Bastión Hueco y recoger mis pertenencias antes de marcharme, había sido un milagro que nadie me hubiese visto antes de que fuese demasiado peligroso ir allí.

En Bastión Hueco era de día, aunque el cielo estaba gris, como siempre. No éramos muchos en el castillo por lo que nunca había cruzado palabra con ninguno de mis compañeros desde que me había alojado allí. Era tranquilo, tal vez más de lo que me gustaría. De pasar de la absoluta soledad en Mundo Inexistente había pasado a la concurrida Tierra de Partida donde había cientos de aprendices y finalmente estaba allí, en Bastión Hueco, un lugar sin vida y algo triste pero que quedaba que ni pintado con alguien como yo.

No me desagradaba aquel lugar.

Desde que había llegado no había salido a penas a la ciudad, a pesar de ser un habitante de Bastión Hueco los sincorazón seguían siendo sincorazón y me atacaban a la mínima de cambio, lo normal. Era débil en comparación a mis compañeros, como Alexis o Andrei. No había hablado a penas con ellos ni me había encontrado con los demás “traidores” por lo que en cierto sentido estaba bastante solo.

Suspiré. En aquel lugar, aquel Alter-ego de Tierra de Partida teníamos mucha más libertad por lo que no importaba el que me fuese de allí. Incluso podría pasar días fuera sin que preguntasen por mí, al menos eso parecía.
Mi nave estaba en órbita con este mundo, no me apetecía usarla últimamente.
Abrí la ventana de mi habitación. Estaba muy, muy alto. Más alto que mi habitación de Tierra de Partida, me daría tiempo a hacerlo.

Salté.

No tenía miedo a estar caer al vacío, sabía gracias a Nadhia que Evasión Sombría podía ayudar a sobrevivir a una caída mortal. Mientras caía invoqué mi llave espada y la transformé en el Glider cuando estuve a escasos metros del suelo. Levanté el vuelo para sobrevolar la ciudad. Todo era diferente a cuando habíamos estado allí todos los aprendices.

La población de Sincorazón era cientos de veces mayor, había calles infestadas de hordas con miles de aquellos seres. No sentía odio contra ellos, ni contra mis nuevos maestros. Habían destruido aquel mundo, aquel mundo en el que… Había estado. Lo supe cuando puse un pie allí, el castillo me sonaba demasiado a pesar de no haberlo visto nunca. Tuve que haber estado allí en el pasado, pero era imposible saberlo con certeza, no podía preguntar a sus habitantes ya que estaban muertos, aunque tal vez encontrase respuestas en Ciudad de Paso donde se habían logrado salvar algunos habitantes. El único que conocía de aquel mundo era Saxor, pero estaba seguro de que no serviría de nada preguntarle.
Las vistas eran preciosas. Incluso mi imaginación volaba para ver la antigua y ahora inexistente ciudad, Vergel Radiante. ¿Sería tan animado como Espacio Profundo? Eran cosas que no podía evitar preguntarme. ¿Qué se sentía al ser un sincorazón? ¿Por qué había tantos tipos?

Mi curiosidad era demasiado grande, pero a pesar de que me pasaba noches investigando en la biblioteca del castillo llena de libros normalmente prohibidos para aprendices a los cuales teníamos total acceso no había resulto casi nada. Los corazones al ser devorados por un sincorazón formaba dos cosas, la primera la comprendía; el sincorazón pero lo otro… Por la explicación parecía ser algo similar a Wix, pero no estaba seguro.

Volví al castillo cuando ya era de noche. Aquel tipo de paseo en Glider era una delicia y me ayudaba en pensar más en mis cosas que en Tierra de Partida. Estaba algo preocupado, aunque sabía que todos estaban a salvo.
Tal vez debiese salir a algún mundo a dar una vuelta, total al día siguiente no había entrenamiento alguno, no tenía prisa en volver.

Me coloqué bien la capa y llamé a Nyx el cual acudió a mi llamada levantándose de su cama.

Nos vamos a algún mundo a dar un paseo. ¿Te gustaría venir? ―le pregunté a mi mascota.

Sí, por mí no hay problema, jefe. Como siempre, tus órdenes son deseos para mí ―accedió a venir. Preparé mi Glider dejándolo frente a mi ventana y invoqué la capsula para que Nyx se metiese dentro.

Nos vamos entonces.

Pulsé el botón de mi armadura recubriéndome con el escuro traje de visor rojo y me monté en el vehículo en cuanto Nyx se metió dentro de la capsula.

Y salí de aquel lugar para airearme en un mundo más vivo, una vez había escuchado sobre un mundo bastante relajante, tal vez era buena idea ir. Quedaba lejos, pero no era problema, no tenía prisa.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Dom Sep 23, 2012 6:33 pm

“¿Qué demonios estoy haciendo?”

Fue lo primero que se me pasó por la cabeza cuando me di cuenta de mi repentina escapada a Bastión Hueco. No pensaba con claridad. Además, era la primera vez que me atrevía a viajar sola. Seguramente ya estaba perdida.

Allí, en el espacio entre mundos, surfeando con mi Glider, confirmé que estaba perdiendo la cordura, aunque, ¿qué podía esperar, tras haber pasado por todo lo acontecido en el mundo maldito al que, curiosamente, me dirigía?

“Sólo voy a conseguir que me maten”, afirmé. Era cierto, no podía verme capaz de llevarme a Ragun de allí. Y no sólo porque él se negaría… ¿sería capaz de reunirme con él, antes de que me encontrara por los pasillos de aquel oscuro castillo con Andrei? ¿O Ryota? Me daba por perdida en combate. O quizás, formar parte de sus experimentos como lo hicieron con Wix. Más o menos, escuchando los rumores en el comedor, me había enterado de la historia. “Maestra Iwashi”.

Temía incluso encontrarme por aquellos oscuros pasillos con la Maestra Nanashi.

¡Y qué decir! ¿Sería capaz de incluso llegar al castillo? ¡Una locura! Había grandes hordas de sincorazón en la ciudad, puede que también en los alrededores del castillo, y existían sincorazón voladores, por lo que entrar en el castillo con mi Glider lo descartaba. Y el tablero de aquella sala… me verían llegar. Y “me darían la bienvenida”.

Jugarían conmigo.

“Qué patético”

“Soy patética, débil, dependo de todo el mundo… y no hago más que causar problemas… ¿qué pensará de mí Akio?”

¿¡Por qué narices había dejado una nota en la habitación!? ¡Mogara sin duda iría a contárselo a Akio para traerme de vuelta! O, quizás… ¿yo estaba poniendo a prueba a mi propio Maestro?

¿Yo deseaba que viniese a por mí para hacerme entrar en razón? ¿Aunque sufriese una regañina de un crío? ¿En serio?
Disminuí la velocidad de mi transporte, pensando en mi peculiar razonamiento.

“Dependo de todo el mundo. No soy más que una carga. Sólo quiero que me cuiden. Una niña de mamá…”

¿Qué quería en realidad? ¿Mi deseo de aventuras había sido un mero incentivo para independizarme? ¿Debería volver a casa, a mi rutina, con el viejo Sendh en aquel sucio desván? ¿Por qué una parte de mí lo añoraba tanto, a pesar de que Villa Crepúsculo había sido mi prisión…?

¿La Llave-Espada había sido un capricho? ¿Un mero instrumento…?

¿¡Pero q…!? ―de repente, mi Glider comenzó a tambalearse. Siempre había sentido pequeñas turbulencias cuando me acercaba a la entrada de la atmósfera de un nuevo mundo, pero aquello era totalmente diferente. Observé a través de mi casco que, al igual que Aguacero en su estado de espada, las grietas eran visibles. Y se habían cada vez más grandes.

Estaba perdiendo el control de mi transporte. ¡No, no podía quedarme allí en medio del espacio con el Glider “estropeado”… no… ¿eh?

¡Un mundo! Podía notar la luz de éste, su calidez, el sonido de…¿las olas?

Me acerqué como pude a él. Tenía que llegar antes de que mi transporte…

No lo conseguí. Una vez en el cielo de aquel nuevo mundo, mi Glider desapareció en un destello. Y empecé a caer.
Pero esta vez, Ragun no estaría ahí para salvarme. Intenté conservar la armadura puesta, a pesar del miedo ante la inevitable caída.

Y tuve mucha suerte. A medida que caía, pude vislumbrar lo que se cernía alrededor mío: unas islas. Si conseguía al menos caer al agua...

El golpe fue bestial. A pesar de llevar la armadura puesta, el dolor se apoderó de mi cuerpo. La armadura amortiguó el planchazo, pero no lo suficiente.

Mi cuerpo se hundió en el ancho mar, pero antes de que me convirtiera en una especie de ancla humana, desactivé mi armadura, nadando con las pocas fuerzas que me quedaban hacia la superficie.

¡Aire! Me sequé los ojos. Como en Tierra de Partida, en aquel pequeño mundo estaba anocheciendo. Apenas se podía distinguir el océano de las islas que había percatado en las alturas.

No es que fuese una experta nadando, pero conseguí llegar a tierra firme. Podría haber optado por ir a la playa, pero el golpe me había dejado exhausta y decidí agarrarme a un pequeño islote que sobresalía en la isla. ¿Unas escaleras? Me venían genial en aquel momento, aunque tardé en subir por la falta de fuerzas y coordinación. Por un momento llegué a pensar que tenía tres brazos y cuatro piernas.

Una vez a salvo, me sostuve como pude al tronco de una palmera curiosamente situada en el islote. Recuperando fuerzas, observé a lo lejos cómo la marea subía en la playa que se encontraba a la izquierda.

Recordé, allí sentada, las tardes de verano a las que iba de pequeña con Dan y con mis padres a la lejana costa de la Villa. Comíamos sandía, galletitas saladas… Dan y yo jugábamos al struggle, en la orilla…

¿Por qué las lágrimas inundaron de nuevo mi rostro?

“¿Qué es lo que quiero?”, susurré, acurrucándome sobre mis rodillas y hundiendo mi cara en ellas.

¿Quería volver con mi familia? ¿O a Tierra de Partida? ¿Ver a Ragun?

Estaba tan perdida…
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Dom Sep 23, 2012 6:36 pm

Los viajes por el espacio siempre me habían resultado placenteros, tal libertad me hacía comprobar y ver con mis propios ojos cuan pequeños éramos. Incluso los mundos, que se me antojaban monstruosamente grandes no eran más que puntos brillantes que salpicaban el firmamento creando constelaciones y complejos sistemas planetarios de todo tipo.
Una vez, leí que se podía estar sin armadura allí si se sabía mantener a ralla la oscuridad. Seguramente era algo posible, aunque dudaba de la existencia de oxigeno allá fuera por lo que nunca me había aventurado a estar sin ella en aquel vació infinito.

¿Cuántos mundos existían? Había millones de galaxias, seguramente el lugar en el que se encontraban todos los mundos que había visitado pertenecían a un cúmulo planetario, pero apostaba por la existencia de otros cúmulos desconocidos para nosotros, los que viajábamos entre los mundos. Era algo que me resultaba interesante e incluso me había comido mucho la cabeza con aquellos pensamientos.

¿Cuán grande era el universo? ¿Cuántos mundos existían? ¿Cuántos habían caído de la misma forma que Bastión Hueco antes de él? Por algún motivo algunas imágenes venían a mi cabeza, un lugar siendo destruido. Eran demasiado borrosas pero cuando veía aquellas imágenes dentro de mí se revolvía algo, un sentimiento indescriptible.

A lo lejos se veía ya el mundo al que me dirigía; Islas del Destino. Había escuchado muchas leyendas sobre un fruto milagroso que era capaz de unir los destinos de diferentes personas, incluso sobre conchas que otorgaban protección a los que las llevaban encima, algo como un amuleto.

Aquel mundo era famoso por ser extremadamente pequeño. Un archipiélago con varias islas de diferentes pequeños, todas ellas rodeando una isla central de un tamaño colosal en comparación a las demás.

En cuanto entré en la zona que ya quedaba en el interior del mundo me di cuenta de que había aparecido bastante alejado de la costa, aunque podía apreciar las luces de una ciudad en la ladera de una montaña y que se extendían hasta un pueblo que tenía un pequeño puerto.

Era normal que hubiese luces, a pesar de que no era completamente de noche estaba oscureciendo y ya era algo difícil ver para las personas normales que no tenían habilidades de visión nocturna como las mías.

Descendí notablemente logrando aterrizar en medio del mar, sin embargo solo lo hice para evitar ser visto. Como mi Glider era una tabla de Wind Surf aproveché su forma para surfear hasta una playa pegada al pequeño puerto donde varios botes pequeños estaban bien amarrados por cuerdas.

Miré a los alrededores, no había nadie por las calles lo que facilitaba más el hacer desaparecer el Glider sin poner en peligro el secreto de los Otros Mundos. Observé un poco lo que se abría frente a mí, desde donde me encontraba ahora la Isla Principal se me antojaba monstruosamente grande, no imaginaba que tuviese tal tamaño a simple vista. ¡Qué grande parecía todo desde el suelo!

La cápsula en la que Nyx había viajado desapareció junto al Glider y se estiró soltando un bostezo abriendo su boca de forma exagerada.

¿Qué tal está? Es la primera vez que la usamos ―pregunté para saber la opinión de mi mascota respecto al artefacto que se había empezado a vender no había mucho tiempo en las tiendas.

No es tan cómoda como la nave y hay poco espacio, pero nada mal, al menos es mullida.

Sonreí levemente ante el disgusto de mi mascota algo divertido. Sin esperar más caminé por la playa y subí las escaleras de madera que quedaban en aquel pequeño puerto de la Isla Principal. Me quité las botas sin más y dejé que mis pies se sumergiesen en el agua. Pensándolo bien, no sabía nadar.

Aquella noche que nos habíamos perdido en el bosque de aquel mundo había comprobado aquello y a pesar de que había pasado bastante tiempo desde entonces nunca se me había dado por ir a una piscina y aprender.

Crucé los brazos y me fijé en un pequeño islote que se veía a lo lejos. No podía ver con claridad lo que había allí, pero parecía estar llena de vegetación, incluso parecía reconocer estructuras de madera por doquier. Me tumbé sobre el suelo de madera del que estaba hecho aquel muelle, Nyx imitó mi comportamiento tumbándose tranquilamente a mi lado.

El relajante sonido de las olas era fantástico, tanto que me permitía alejar cualquier pensamiento. Mi cabeza estaba en blanco. Simplemente me gustaría estar así de relajado para siempre…
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Dom Sep 23, 2012 6:48 pm

Tras otro de mis patéticos lloriqueos me levanté del suelo, totalmente empapada y sintiendo el frío de la noche que se avecinaba.

Seguramente de día podría contemplar la sutil belleza de aquel paraíso isleño, pero en ese momento me ponía los pelos de punta… ¿sería una isla virgen sin explorar? Por algunos detalles como aquella escalera, el puente de madera que conducía a la isla, una casita en la playa y demás detalles que a mis ojos se le escapaban debido a la falta de iluminación, no parecía ser el caso.

Y es entonces cuando vi como a lo lejos, en la isla más grande, se encendieron gran cantidad de luces… ¿farolas?

“No puede ser”

¡Genial! ¡Simplemente genial! Me había dirigido a la isla equivocada. La población estaba allí, en la isla más grande.
Con la rabia acumulada en el cuerpo, aquella que con lágrimas no se podía liberar, lo hice dándole una patada a la palmera, no sin antes llevarme un buen negral en el pie y maldiciendo por lo bajo.

Me senté, intentando solucionar el lío en el que me había metido.

En realidad, no era para tanto: podía pasar una noche allí. El problema era volver a casa, a Tierra de Partida… o a donde sea, con tal de no encontrarme perdida y sola en medio del océano.

Habiéndome tranquilizado, invoqué mi Llave-Espada, esperando que pudiese intentar invocar de nuevo mi Glider y salir de allí, aun con miedo de volver a caer al agua.

Aguacero no parecía la misma: el brillo azulado que desprendía se había disipado. Las grietas eran más profundas y feas. Tenía un aspecto deplorable y triste.

¿Por qué se encontraba así?

“¿Le habré dado algún golpe en Bastión Hueco?”, pensé.

Sin darle más vueltas, la lancé al cielo, esperando que el Glider apareciese. Lo hizo, y su aspecto era muy parecido: su color anaranjado, el cual me recordaba siempre al crepúsculo de mi origen, era pobre y sin vida. Los haces de luz que la envolvían habían desaparecido. Y las grietas seguían ahí.

¿Tendría que ir a Ciudad de Paso? Sabía que los Moguris de la Orfebrería tenían grandes conocimientos sobre la arma de los Caballeros, por lo que seguramente sabrían qué hacer.

Un intento de volar, unos metros del suelo. No tardé en perder el control, volviendo a aterrizar, pero esta vez fue mi trasero el que sufrió las consecuencias, deseando su dueña males a la naturaleza.

El Glider volvió a desaparecer. Y, tras unos tres intentos, desistí.

Pensé en mi situación. Era de noche, totalmente empapada, con el frío haciéndome estremecer. No tenía comida ni agua potable, y me daba miedo explorar la isla yo sola en mitad de la noche.

No podía controlar mi Glider, mi Llave-Espada estaba llena de grietas por alguna razón que desconocía, me había perdido en medio del intersticio de los mundos, pues me escapé sin saber a dónde me dirigía exactamente. Bueno, sí, pero era tan tonta que no me había llevado un mapa. Un arrebato mío. Uno estúpido.

Akio se estaría riendo de mí. Mi mejor amigo ahora era mi enemigo. Y, para colmo, si abandonaba ser portadora de la Llave-Espada, tendría que volver a Villa Crepúsculo que, aunque echaba de menos a mi familia y al viejo, no era precisamente añoranza lo que sentía por los demás habitantes.

Bueno… podría ser peor… ¿no?

En ese preciso instante, oí el característico sonido que se produce cuando alguien camina por la madera. De espaldas hacia el origen de aquel escalofriante crujido, me di la vuelta lentamente. Observé el puente. Dos destellos amarillos aparecieron y me helaron la sangre.

No estaba sola.
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Dom Sep 23, 2012 7:19 pm

Y eso hice. Saqué los pies del agua y esperé un poco para que se me secasen antes de ponerme los calcetines y las botas, sabía de sobra cuan incómoda era la ropa mojada y a mí, en concreto, tener el calzado empapado era algo que me ponía de mal humor, manías tal vez.

Por fin pude ponerme las botas tras unos minutos, a pesar de que era casi de noche todavía se sentía una cierta calidez, aquel mundo debía ser bastante caluroso, al menos eso sospechaba viendo el tipo de vegetación. Por aquello sospechaba que era un lugar con clima tropical.

Nyx me observó como si dudase el seguirme o no.

Con lo bien que estaba… ―se quejó poniéndose a cuatro patas y siguiendo mis pasos tras meditar unos segundos.
Me dirigí al pueblo. Las casas eran bajas y estaban a ambos lados de una carretera de tierra ancha que parecía ser la avenida principal de aquella villa. Por la pinta de las casas seguramente eran todas unifamiliares, había algunas que seguramente por su estructura habían sido diseñadas por el mismo arquitecto, aunque había diferentes estilos. El pueblo estaba asentado en una colina, hasta que se perdía de vista tras el final de la cuesta.

Caminé hacia la parte más alta del pueblo donde unas vallas separaban el camino de unos grandes pastos donde se plantaban diferentes tipos de verduras y hortalizas, al otro lado se extendía una pradera con varios árboles que seguramente ofrecían una reconfortante sombra durante las tardes más extenuantes, finalmente, de frente el camino que había seguido seguía de frente bajando por el otro lado de colina hacia un amplio valle que era atravesado por un río por el que pasaba un puente dejando continuar el camino hacia la lejana montaña donde se veía lo que debería ser la capital dado el tamaño de esta. Estaba suficientemente alejada como para tardar al menos dos horas en llegar, sobre todo teniendo en cuenta que estaba tras una empinadísima cuesta.

En el valle por el que pasaba el camino no había ni casas siquiera, aunque en los extremos se divisaba una gran cantidad de vegetación lo que me hacía creer que por la zona había un bosque, seguramente la parte trasera de la isla, al otro lado de la montaña había una selva, aunque no podía asegurarlo. La luz de las farolas estaban apagadas a partir de que la bajada de la colina empezase por lo que sería bastante difícil moverse sin ver.

Visión Nocturna ―susurré concentrando algo de magia en mis ojos, la suficiente para dejarme ver en la oscuridad como si fuese un animal nocturno.

En ese momento el viento sopló con fuerza haciendo que tuviese un escalofrío durante un momento, empezaba a hacer algo de frío.

Nyx oteaba el aire, como si hubiese encontrado algo raro.

¿Te ocurre algo? ―pregunté al animal, que estaba actuando extraño.

No mucho, solo creí oler un aroma similar al de alguien conocido ―contestó. No le di importancia, lo más seguro era que aquel mundo fuera el hogar de uno o más de los antiguos compañeros que tenía en Tierra de Partida, no era de extrañar percibir el aroma de ellos a mi parecer.

Sonreí amargamente.

¿Puedes adelantarte, Nyx? ―pedí al animal. El lobo pareció captar que de verdad quería estar solo por lo que empezó a alejarse yendo a un ritmo normal, ni muy rápido ni excesivamente lento.

Vi como se alejaba, esperé a verlo lejos.

Lloré.

¿Qué estaba haciendo? ¿Cuándo me había vuelto tan débil? ¿Estaba preocupado por mis compañeros? ¿Tal vez les echaba de menos? No entendía lo que sentía, quería verles, estar en Tierra de Partida. Allí era donde quería estar, pero no. Yo pertenecía a Bastión Hueco.

No. No podía permitirme volver. No lo haría, tenía que hacerme más fuerte, el más fuerte.

El mejor.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Dom Sep 23, 2012 7:36 pm

Conocía ese fulgor amarillo. Aquellos ojos que provocaban mil y un escalofríos en mi cuerpo, ya helado. Pero era totalmente distinto a la temperatura corporal. Esos ojos… no. Esas criaturas, te helaban el corazón.

Un sincorazón. En este caso, una neosombra, para ser más exactos. Las había estudiado en clases de Kazuki, reconociendo su forma. Pero, de todas formas, presenciar su oscura silueta resultaba más escalofriante en directo.

¿Otro mundo infestado por ellas? Bueno, si me paraba a pensarlo, no era tan sorprendente. Desde que me convertí en aprendiz, todos los mundos en los que había estado… encontré sincorazón. Bueno, no todos. La oscuridad aún no había llegado a Villa Crepúsculo.

“¿Pero algún día… llegaría?”, pensé, llegando a una conclusión que me asustó. Villa Crepúsculo, mi familia y Sendh en peligro. ¿Era posible?

La criatura se acercó poco a poco hacia mí. De forma lenta y cuidadosa. ¿Quizás temerosa?

Aprovechando su lentitud a la hora de atacarme, invoqué a Aguacero.

¡Perla!

Pasaron unos segundos.

El silencio de la isla se me hizo escalofriante. El sincorazón me observó, tan atónito como yo.

¡¡Perla!!

Pude oír mi propio eco en aquella pequeña isla. Aún con Aguacero empuñada en mi mano, señalando a aquella neosombra, mi corazón dejó de latir por unos instantes.

No era capaz de invocar un hechizo.

¡Piro! ¡Aqua! ¿¡E-electro…!? ¿Hielo…?

Nada. Ni un mísero rayo de luz.

Y lo escuché. Un chasquido, como si algo se rompiese. Observé mi Llave-Espada. Una de las grietas pegó una pequeña explosión. Un mísero trozo de mi arma se desprendió del filo.

¿Q-qué ocurre? ¿Por qué…?

Pero no había tiempo para ello. La neosombra, con ojos furiosos, había reconocido mi arma, y no tardó en saltar hacia mí.

Tuve suerte al esquivar el ataque, desapareciendo la neosombra en uno de aquellos vórtices oscuros, antes de que pudiese caer al agua. Y también el suficiente tiempo para que yo huyese. Pero…

No tenía ni idea hacia dónde me dirigía. Por culpa del miedo, me adentré en la oscuridad, en vez de seguir el curso de la orilla.

Tras atravesar el puente de madera, me choqué contra algunas paredes, tropecé y caí a una pequeña fuente de agua dulce, pudiendo escuchar el sonido de una cascada. Pero el terror que me causaba aquellos ojos amarillos me hacía volver a levantarme con decisión para salvar mi vida.

Recordaba el cómo una persona perdía el corazón. Y se convertía en uno de ellos. Yo misma lo presencié en Ciudad de Paso, junto a Kit… y Ragun.

¡Ragun…!
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Dom Sep 23, 2012 7:44 pm

Débil… ―aquel comentario me sorprendió un poco, me apresuré para reponerme y secar las lágrimas con las mangas de mi ropa. Aquella voz no venía de Nyx, si no de otra persona que seguía la misma ruta que yo y que parecía dirigirse hacia la ciudad también.

Se trataba de un hombre que rondaba los veinticinco años y que tenía un rostro serio, tal vez algo arrogante. Unas gafas de sol de cristal negro impedían ver sus ojos y su pelo negro que no era muy largo ni muy corto estaba peinado de forma que tapase su frente y cayese en forma de picos sobre su cabeza y cara tapando parcialmente. Vestía con un elegante traje completamente negro y una corbata púrpura. El hombre pasó a mi lado sin decir nada más.

Spoiler: Mostrar
Imagen


¿Qué quieres decir? ―interrogué frunciendo el ceño.

Lo que has escuchado. Los débiles lloran, no tiene mucho misterio, ¿no? ―contestó este sin alterarse.

Mientes.

¿Eso crees? Tal vez mienta o tal vez no. Nada te da garantía de ello ―comentó sin mucho interés―. Pero bueno, detesto que me llamen mentiroso así que te pediría el favor de que te retractes de tus palabras.

No lo haré.

Sin esperar contestación por parte del desconocido caminé hacia la ciudad, lugar al que Nyx había ido minutos antes. El extraño también caminó a mi lado sin mediar palabra, era muy molesto.

¿Vas a seguirme acaso?

No tengo la intención de seguir a alguien tan débil. Solo coincidimos en el mismo camino, nada más ―el hombre sonrió sacándome un poco de mis casillas―. Como compañeros temporales de viaje… ¿Me dices tu nombre?

Normalmente la gente que pide tu nombre se presenta antes ―exigí el nombre de aquella persona.

Purple, mi nombre es Purple.

¿Había escuchado aquel nombre en algún lugar? Era muy familiar… No, no conocía a nadie con aquel nombre, pero seguía molestándome por algo. Incluso su rostro se me hacía algo conocido.

Ragun.

El hombre curvó sus labios en una amplia sonrisa.

Ya lo sabía.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Dom Sep 23, 2012 8:00 pm

Tenía miedo, mucho miedo.

En un mundo desconocido, sin nadie que me pudiese proteger de esos monstruos que devoraban el corazón de la gente. Y no sólo eso, sino que podía llegar a ser uno de ellos tras mi repentina “muerte”, haciendo daño a los demás habitantes de aquellas islas.

Aparte de eso, no era capaz de invocar un mísero conjuro. Mi Llave-Espada se caía pedazo a pedazo. Ni se me pasaba por la cabeza comprobar cuánto le quedaba a Aguacero para quebrarse del todo.

¿Pero por qué estaba pasando aquello, justamente en ese preciso instante?

Estaba en grave peligro.

Temiendo por mi vida y corriendo sin saber a dónde me dirigía, la oscuridad se difuminó para dar paso a un lugar que, si no hubiese sido por la tensión del momento, me hubiese parecido de lo más bello.

La luna iluminaba a través de las grietas aquel pequeño escondite isleño. Una cueva, donde las paredes de roca grisácea estaban decoradas por cientos de “pintadas”.

“Entonces no es una isla virgen”, pensé. “Quizás vengan los habitantes de la otra isla, de vez en cuando”

Pero hubo algo completamente desconcertante, algo que me llamó la atención de forma considerable.

“¿Una puerta…?”

Sí. Una puerta. En mitad de la cueva, iluminada por la luz de luna, allí estaba. Una puerta de madera, con algunos matices dorados en el marco.

Hice desaparecer Aguacero y me acerqué a ella, curiosa por el descubrimiento. Esa puerta, tenía algo que me llamaba. No, no se trataba de curiosidad.

Era un sentimiento extraño, como si supiese qué era esa puerta, hacia donde llevaba, o para qué servía. Pero a la vez no. Tanto por aprender, y yo entendía tan poco.

Rocé con una mano la madera, descubriendo que la puerta no disponía de un pomo con qué abrirla. Mi corazón latía de forma extraña, como si encontrar esa puerta fuese … entonces fue cuando recordé algo.

“Ryota”

La puerta del mundo. Ryota había “abierto” la puerta de Bastión Hueco. ¿Se referiría a esto?

“¿Esta puerta…? Pero no es posible… está cerrada, ¿no?”

Pegué un grito desgarrador cuando algo me agarró la pierna con violencia.

Spoiler: Mostrar


La neosombra apareció debajo de mí, y con sus feroces garras me atrapó.

¡N-no! ¡¡Suelta!! ―grité, intentando invocar mi Llave-Espada― ¡Vamos, Aguacero! ¡¡Vamos!!

La neosombra estaría disfrutando todo aquello. Patética, llamando a mi arma, que no me obedecía. Una aprendiz del montón, débil.

La criatura me lanzó al aire, cayendo al centro de la sala. No pude evitar soltar un chillido de dolor, pues la espalda sufrió la caída sobre el duro suelo, a pesar de estar cubierta de la más fina arena. La luna iluminó mi rostro invadido por el terror.

Las lágrimas comenzaron a inundar mis ojos. Se acabó. Era el fin.

“¡¡Cédric!!”

Agarré mi broche de plata, esperando que mi monstruo me salvase. Pero no contestó a mi súplica. Estaba sola.
El sincorazón se acercó sigilosamente a mí. Parecía resultarle curioso que una portadora de su mayor enemiga no la empuñase ante tal situación.

Incluso me pareció notar una sonrisa maléfica en su “rostro”.

El suelo que había bajo mis pies, de repente, se hundió unos centímetros... Observé, aterrorizada, como era sustituido por decenas de Sombras que me abrazaban con ellas en la más profunda oscuridad. Rodeada de todas ellas, agarrándome por piernas y brazos, supliqué:

¡¡No!! ¡No quiero convertirme en un sincorazón! ¡¡Por favor!!―grité con todas mis fuerzas, intentando pedir ayuda.

¿Pero a quién? Allí estaba sola, nadie vendría a salvarme.

La última imagen que presencié con mis ojos fue aquella neosombra, alzando sus garras para introducirlas en mi pecho, arrancándome así el corazón.

¡¡Que alguien pare esto!! ¡¡NOOoo!!

Tras escupir mi último grito de socorro, todo se volvió negro.
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Dom Sep 23, 2012 8:32 pm

Ya lo sabías dices… ―murmuré―. ¿Y a qué se debe eso?

Mmm... Déjame pensar... No, no te lo diré. ¿No es más emocionante dejando lo mejor para el final?

Preferí no contestar a sus provocaciones lo que provocó que se dibujase una mueca de burla en su cara.

No te preocupes. No soy tu enemigo si tú no te conviertes en el nuestro ―si pretendía relajarme lo hacía de pena. Cada vez estaba más y más tenso, quería invocar mi llave espada y golpearlo hasta que dijese todo pero claro, cabía la posibilidad de que fuese una simple persona tratando de molestarme.

Sospechaba que era lo segundo por lo que pasé bastante del tema.

Subimos por la cuesta entrando a una calle con baldosas de piedra que llevaban directas a una amplia plaza rodeadas de edificios bastante más grandes que los que había junto a la costa, tanto las ventanas como las luces de los edificios estaban cerradas, no había luces dentro de estas lo que significaba que o no había nadie dentro o todo el mundo estaba durmiendo.

Purple se sentó en una fuente que en aquel momento no echaba agua y me miró sonriente.

Dime, ¿te suena de algo el nombre “Blackcat”? ¿Y qué me dices de Redcat y Silvercat? ―preguntó con una sonrisa maliciosa.

Mi cabeza empezó a doler, sí, me sonaba. Lo conocía, me era muy familiar. Redcat, Silvercat, Blackcat… ¿Qué tenían que ver conmigo?

Parece que sí te suenan… Algo es algo ―suspiró decepcionado levantando ambas manos como si se estuviese rindiendo. Ladeó la cabeza―. El jefe nos había pedido expresamente que te dejásemos en paz por ahora, pero sinceramente, quería verte en persona y… ¡Wow! Si que estás echo mierda, nada que ver con como eras antes. ¿Al menos tienes tu famosa Llave Espada? ―empezó a reír con un tono desagradable―. Me volveré a presentar, “Ragun”. Mi nombre es Purplecat, y te desafío a un duelo.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Dom Sep 23, 2012 8:50 pm

Spoiler: Mostrar
Lo siento, Narra-sama, pero Nadhia no se convertirá en incorpóreo. xDD


¿Dónde…estoy…?

Fue lo primero que mis labios consiguieron pronunciar en una temblorosa espiración. ¿Respiraba? ¿Estaba…?

¿Estoy… muerta…?

No sabría decir si realmente tenía los ojos abiertos o se habían cerrado para siempre. El caso es que todo a mi alrededor era infinita y pura oscuridad. ¿Aquello era…?

¿Soy un sincorazón? ―pregunté, sin esperanza ni fe que pudiesen salvarme de mi fatal destino. Un destino que me había buscado yo solita.

“Si no hubiese ido a por Ragun…”
“… si no le hubiese rogado a Akio…”
“Si no hubiese rociado a Lyn con aquel spray…”
“Si no hubiese conocido al viejo Sendh…”


Era mi propia voz, pero no procedía de mi garganta. No podía estar segura de que resonasen en mi cabeza, puede que, incluso, fuese una especie de eco que retumbaba en aquella oscuridad sin fin.

Dolía.

Y seguían. Las mismas palabras, tan desgarradoras y afiladas como un cuchillo, atravesaban mi ser con malicia y sin piedad alguna.

Mis piernas me fallaron, cayendo en el… ¿suelo?, aferrándome a mi pecho, sin saber si realmente me dolía, pues, quizás, a aquellas alturas, ya habría perdido el corazón.

¿Y si aquello fuese el dolor que experimentaban los sincorazón? ¿Y si acaso tenía que buscar corazones para aliviar ese sufrimiento? Sí… debía de… tenía que… corazones… ¡corazones!

No…

Me levanté, aun con aquel dolor aplastándome las entrañas. Por mi cabeza pasaron muchas imágenes, pero, entre ellas, la que más me marcó fue la de mi padre, mi madre… y Dan.

No, no puedo convertirme en un sincorazón… ¡no! ―grité, intentando convencerme a mí misma de lo que podía llegar a hacer si seguía así― Mi familia… mis amigos… ¡no quiero hacerles daño!

El dolor fue amortiguando. Todavía era molesto, pero podía soportarlo, tanto como para poder caminar hacia el frente.

¡¡No pienso convertirme en un monstruo!!

De la oscuridad que yacía bajo mis pies, surgió un fenómeno mágico y totalmente irreal.

Palomas de fantasía, de la más pura luz, comenzaron a iluminar el suelo que me sostenía. Aunque mis ojos querían cerrarse, intenté mantenerlos abiertos para no perderme aquel bello espectáculo.

Se alejaron, marcando una leve sonrisa en mi rostro.

Recordé las palabras de aquel chico que murió en Bastión Hueco, muy parecidas a las de los demás aprendices que decidieron quedarse al lado de Tierra de Partida.

En lo más profundo de la oscuridad…

… siempre habrá una luz que te guíe.

Sorprendida, giré mi cabeza hacia aquella voz, desconocida para mí.

En el otro extremo de aquella extraña plataforma de bellos colores luminosos, pude vislumbrar una silueta: la voz era masculina, mas no podía ver nada más que a alguien tapado con una gran capucha azulada, que seguía en una extensa capa que brillaba a la luz del suelo. Como un rey milenario, yacía sobre una especie de trono de piedra, con bellos detalles de criaturas aladas.

Así es, Nadhia.
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Dom Sep 23, 2012 9:08 pm

¿Un duelo? ―pregunté con el ceño fruncido.

Exactamente ―hizo una mueca divertida cuando un par de garras aparecieron en sus manos, el chaval se colocó en posición de ataque― . ¡En guardia!

Invoqué mi llave espada en ese mismo instante. Los dos nos miramos a los ojos unos segundos antes de que ambos corriésemos el uno a por el otro. Las garras de Purple chocaron con mi llave espada haciendo que por el impacto surgiesen varias chispas.

Purplecat retrocedió dando una voltereta en el aire hacia atrás. Sin esperar a que este se repusiese corrí en su dirección para asestarle un veloz tajo vertical que esquivó dando un solo paso hacia la izquierda.

El hombre levantó su mano y con ello sus garras las cuales rozaron mi ropa haciendo un fino y limpio corte en ellas dejando al descubierto la cicatriz que atravesaba todo mi torso.

No recordaba que tuvieses esa cicatriz la última vez que te vi ―comentó sin detenerse mucho ya que en ese momento volvió a la carga lanzándome un puñetazo con las garras dispuestas para atravesarme. Esquivé el ataque tirándome al suelo logrando hacer una voltereta para quedarme a su espalda.

¿Dónde está Nyx? Ya debería estar aquí ―interrogué con un tono amenazante.

Uuuy, que miedo… ―se burló con sonrisa de satisfacción que acabó en una fuerte carcajada, parecía contento al menos―. No te preocupes, tu mascota está bien. Silver es bueno tratando con animales. Pero lo importante no es tu lobito ahora mismo. Lo importante es nuestro duelo. ¿Podemos continuar?

Puplecat levantó ambos brazos y empezó a flotar a varios metros del suelo. Algunas baldosas del suelo empezaron a levitar rodeando al individuo.

Veamos como andas de reflejos…

Las baldosas empezaron a salir disparadas hacia mí con una gran velocidad. A penas esquivaba por suerte las enormes placas de piedra. Tuve la suerte como para tropezar haciendo que una baldosa pasara justo por donde había estado mi cabeza además de un par de momentos lúcidos que me sirvieron para salvar la vida. En cuanto la tanda de ataques hubo acabado Purplecat descendió de nuevo. Estaba agotado y aquella persona parecía estar perfecta… No podía ganar.

Gravedad.

Mi cuerpo empezó a sentirse pesado, no podía mantenerme en pie. Me puse de rodillas haciendo toda la fuerza que podía, pero no, no podía levantarme. No era tan fuerte como para poder resistir aquella magia.

¿Esto es todo lo que puedes hacer? ―el hombre se fue acercando lentamente. Sentía como si quisiese matarme. No, no podía morir. Era imposible. ¡No! ¡Ese inferior no podía derrotarme! Ese insensato y asqueroso ser… ¿De verdad estaba intentando herirme? ¿A mí? ¿¡A mí!?

Escuché un sonido dentro de mi cabeza, solo duró un instante, un montón de cadenas moviéndose, algunas partiéndose haciendo que lo que parecían ser eslabones chocasen contra algo que hizo un ruido seco. Y una risa demoniaca que sonaba distorsionada. Mi pulso empezó a acelerarse y por unos segundos creí ver mi piel con diversas manchas de color negro, mi respiración se hizo más violenta y una idea surgió en mi cabeza.

“Mátalo”


Mi consciencia se desvaneció durante unos instantes…
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Lun Sep 24, 2012 12:38 am

El personaje de aspectos monárquicos se levantó de su trono de piedra.

¿Q-quién eres? ―pregunté y, acto seguido, hice otra cuestión, notándose en mí la intriga y el miedo― ¿Y cómo sabes mi nombre?

Nada importa mi nombre ―respondió, con una voz que despertaba serenidad y calidez―. ¿Cómo sé el tuyo? Es sencillo… es mi deber saberlo.

>> Sin embargo, es triste que tú no sepas cuál es el mío. Aunque no te culpo por ello, Nadhia.

El misterioso encapuchado, apartando su capa azulada como el mar en calma, dio un par de pasos hacia mí. Respondí alejándome.

Él se detuvo, y decanté en su voz sorpresa.

¿Por qué huyes?

¿Que por qué huyo? ―respondí, con cierta arrogancia. Ya me estaba cansando― Primero un broche maldito, luego voces en mi cabeza, mi mejor amigo ahora es mi enemigo…

Él no hizo ademán de interrumpirme. Siguió escuchándome.

Mi arma se hace añicos, los sincorazón me atacan y acabo siendo uno de ellos… y ahora, no tengo ni idea de dónde narices estoy.

>>¿¡Te parece que puedo estar tranquila si ahora un encapuchado se acerca a mí, sabiendo mi nombre, cuando nunca me he cruzado con él!?


El silencio inundó el sitio.

Sin embargo, no duró mucho. El encapuchado soltó una pequeña risa, cantarina y celestial, a la vez que burlona.

¿¡D-de qué te ríes!? ―mi enfado provocó una onda de eco a nuestro alrededor.

De tu inocencia, Nadhia ―aquel comentario hizo que me ruborizara por completo, muerta de vergüenza por cómo lo había pronunciado.

¡¡Deja de burlarte de mí!!

No lo hago. Es un cumplido ―explicó, tornando de nuevo a la seriedad―. Nadhia”… “Fe”, “Esperanza”… lástima que todas esas dudas que atraviesan tu corazón en estos momentos… estén contaminando el significado de tu nombre. Es una pena.

Parecía decir todo aquello con tristeza, como si de verdad le afectase. Pero lo más extaño era que…

¿C-cómo sabes…?

¿Eso? Lo sé todo sobre ti. Tus recuerdos, tus alegrías, tus tristezas… tus dudas, tus miedos…

Se intentó acercar de nuevo a mí, pero yo respondí igual, dando dos pasos hacia atrás. Al igual que yo, él volvió a responder riendo con elegancia.

Nadhia, como sigas huyendo de mí… te vas a caer ―dijo, divertido, descubriendo una de sus manos (blancas y bellas como el marfil), indicando que me diese la vuelta.

Sin apartar la vista de él, hice caso a sus finos dedos. ¡Oh!

Si hubiese dado un par de pasos más… no lo habría contado. El suelo terminaba de forma redondeada y existía un vacío de oscuridad infinito a su alrededor.

Ahora que me fijaba, aquel suelo de cristal me recordaba a las ventanas de Tierra de Partida. Aquellas preciosas vidrieras que iluminaban la biblioteca… tantos bellos recuerdos, muchos de ellos que ahora me dolían.

¿Qué es este sitio?

Es un lugar donde muchos niños pierden el rumbo ―explicó con tranquilidad―. Aquí llegan personas como tú, desorientadas y con un corazón lleno de dudas y miedos.

Me quedé en silencio durante unos instantes. ¿Pensaba que… que me iba a tragar todo eso?

Deja de reírte a mi costa.

“No confío en ti”


Dime qué tengo que hacer para salir de aquí.

“No confío en nadie”


¿Acaso te ha mandado el Maestro Ryota o… Andrei, para acabar conmigo?

“No te rías de mí”


¡¡Deja de burlarte de mí!!

Hice aparecer a Aguacero que, aunque seguía quebrada y con un aspecto deplorable, respondió a mi llamada. Pero no lo hizo en un breve destello de luz, sino que apareció de entre las sombras. Sin embargo, no me di cuenta, pues sólo tenía ojos para aquella persona que se estaba riendo de mi estado.

Sin pensarlo dos veces, corrí hacia él, dispuesta a atravesarle con mi arma.

Pero algo inesperado sucedió. Mi objetivo desapareció antes de que pudiese pestañear. Y noté más ligera mi llave-espada, no…

Aguacero se había partido por la mitad. El filo se había desprendido del mango, agarrado por el encapuchado, quien me observaba desde la otra punta de aquel páramo.

En estado de shock, me quedé petrificada, observando mi puño: tembloroso, agarrando el mango de Aguacero.
Éste no tardó en convertirse en ceniza azulada, dejando mi mano vacía… al igual que mi corazón.
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor Sombra » Lun Sep 24, 2012 1:14 am

En cuanto recobré el sentido me fue imposible recordar nada sobre aquellos instantes. Nos encontrábamos en una zona alejada de la ciudad, que se veía abajo por lo que había subido la montaña en aquellos segundos que había perdido la consciencia. Alrededor de donde estábamos había lo que parecían ser humeantes cráteres, por el aire había flotando pequeñas piedras como si la gravedad de aquel lugar hubiese sido manipulada.

Purplecat estaba en el suelo, tenía múltiples heridas y sus ropas estaban destrozadas, como si una bestia salvaje hubiese pillado por sorpresa a aquella persona.

M… ¡Monstruo! ―gritó Purple mirándome con miedo―. ¡Es imposible que la Oscuridad reaccione de esa forma en alguien! No puede ser… ¡Nadie ha conseguido hacerlo, no a tal nivel! ¿Por qué tú?

¿Qué ha…? ―intenté decir mareado. No me sentía bien, era como si algo hubiese drenado mi energía. Me llevé la mano a la cabeza―. ¿Nyx?

¿Dónde estaba? Se suponía que habíamos quedado en la ciudad. Me había olvidado por completo de él. ¿Tan absorto había estado con aquel tipo?

El hombre empezó a retroceder arrastrándose por el suelo y de pronto desapareció como si nunca hubiese estado allí.
En su lugar, alguien que conocía surgió de la nada, como si hubiese estado tras un velo invisible.

Su cabello grisáceo y peinado hacia atrás, su vestimenta, su rostro frío y falto de emociones, lleno de arrugas y trajeado llevando en su corbata un pin de un trébol. Era alguien inconfundible… Silvercat.

Spoiler: Mostrar
Imagen

Spoiler: Mostrar
http://www.youtube.com/watch?v=uXiB0R4OVAU&feature=related


Tú… ¿¡Qué tenéis que ver en todo esto!? ¿¡Dónde está Nyx!? ¿¡Quien diablos sois!?―exigí saber lleno de ira al ver aquel rostro de nuevo. Recordaba aquel día con Saxor en Mundo Inexistente, ellos habían aparecido de la nada y tras un par de palabras sin sentido se habían marchado.

Sssh… No te alteres ―dijo mientras hacía un gesto tranquilizador con ambas manos―. En primer lugar, tenemos que ver en muchas cosas, así que si no especificas no puedo responderte. Segundo; tu mascota está bien. Lo encontrarás durmiendo plácidamente más abajo, en la entrada de la ciudad, usé un somnífero en él al igual que con el resto de habitantes de esta isla. En unos minutos despertará. Tercero; somos los fantasmas de tu pasado. No hay mucho más que decir y odio que la gente consiga cosas sin esfuerzo por lo que... Tendrás que recordar por ti mismo. Que aparezcamos en escena es algo que ya de por sí no entraba en el guión ―explicó. Sacó de su bolsillo una baraja de cartas y lanzó una hacia el suelo, frente a mis pies. Me fijé que había dibujada una especie de fisura o una grieta en un terreno rocoso―. Supongo que deberíamos castigar a Purplecat por desobedecer órdenes del jefe... No me interesa lo más mínimo...

La carta fue absorbida por la tierra y entonces un terremoto hizo que el suelo bajo mis pies empezase a agrietarse y a separarse dejando ver un profundo barranco. Instintivamente me tiré hacia atrás para evitar una muerte segura. Tras unos segundos, una fisura de al menos diez metros de diámetro había aparecido separándonos. El fondo no se podía ver, ¿qué profundidad había ahí?

Purplecat, supongo que ya te has dado cuenta de que él aún no ha despertado. Por ahora no podemos decirle nada a Blackcat. Seguramente no le agradaría saber que él está vivo, además… ―habló en alto para que el Purplecat que parecía estar en estado de invisibilidad escuchara. El decrépito hombre me dedicó una mirada vacía, era como si un maniquí me estuviese observando―. Ragun, estoy deseando que recuperes la memoria… Por ahora nos limitaremos a vigilarte. Tranquilo, no tenemos intenciones hostiles ni haremos daño a tus conocidos. Al menos, no nosotros . Vendremos a por ti en cuanto vuelvas a ser tú. Nunca podrás escapar. Nunca.

Silvercat buscó otra carta y la alzó mostrándola, ¿una especie de estrella o similar?. Una potentísima salió de esta cegándome completamente, intenté desactivar Visión Nocturna antes de que me diese, pero no pude evitar aquel ataque. No, no es que fuese un ataque, simplemente era como si hubiese un foco apuntándome de lleno y cabe decir que cuando tenía la Visión Nocturna activada me hacía extremadamente sensible a la luminosidad.

Perdí la vista durante bastante tiempo, hasta que mis ojos volvieron a habituarse a la oscuridad. Me levanté y me di cuenta de que ya no había ningún agujero en el suelo, ni una sola grieta, nada y por supuesto, él tampoco estaba presente. ¿Magia de Tierra y de Luz? ¿Quién era aquel tal Silver? ¿Qué clase de habilidades poseía para controlar el entorno de aquella manera tan drástica? Recordaba que poseía una jauría de perros-monstruo y podía crear edificios de la nada, también podía hacer desaparecer o aparecer de la nada… Me era imposible definir su poder, ¿Invocación? Era lo más probable viendo que todo lo que había hecho hasta ahora era hacer aparecer cosas.

Bajé de la montaña por un camino que se dirigía al pueblo esperando encontrar a Nyx. Allí estaba, no muy lejos de la última casa de la ciudad. El animal yacía en el suelo dormido, no tenía heridas externas ni parecía que le doliese algo lo que me alivió bastante.

Hey, despierta ―llamé zarandeando al animal―. Vamos.

El lobo gruño levemente, como molesto por notar que querían sacarle del mundo de los sueños, finalmente, tras insistir un buen rato el animal fue abriendo los ojos.

Ah… ¿Jefe? ¿Cuándo me he quedado dormido? ―preguntó desorientado.

Han usado un somnífero en ti. Te contaré más tarde todo ―el lobo parecía no creerlo… Normal, los poderes de aquellos dos eran increíbles. Sabía de sobra que cada persona tenía su propia afinidad a algo, pero ellos… Era como si hubiesen llevado sus poderes al límite, podían controlarlos con tal naturalidad que casi parecían rivalizar con un mago experto.

Estuve un rato en silencio sin decir nada, apostaba que Nyx estaba preguntandose cientos de cosas en aquel momento. No le había contado nada sobre aquellos "Cats".

Vamos a la playa en la que aterrizamos. Me apetece ir hasta allí.
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Islas del Destino] Todo ha cambiado

Notapor EspeYuna » Lun Sep 24, 2012 4:14 pm

Spoiler: Mostrar


¿¡Q-qué has hecho!? ¿¡Qué le has hecho a Aguacero!?

Entre lágrimas y apoyada en el suelo como podía, observaba la ceniza en la que se había convertido mi Llave-Espada. El filo que sostenía el responsable no tardó en desvanecerse también.

¿C-cómo has podido… acabar con mi Llave-Espada?

Si piensas que lo he hecho para desarmarte o herir tu orgullo… estás equivocada. Tampoco quiero hacerte daño. ―respondió, sin mostrar arrepentimiento alguno.

Cercana al trono de piedra, el encapuchado arrastró su capa y se volvió a sentar, conmigo a sus pies. Algo tan humillante.

Tan sólo he acabado con su sufrimiento.

¿Con el sufrimiento de… quién? ―pregunté, sorprendida por sus palabras. ¿A qué se refería?

De “Aguacero ―explicó― La estabas matando poco a poco. Ahora descansa en paz.

Dejé de llorar, totalmente aturdida por aquellos comentarios. ¿Yo, matar a mi Llave-Espada? ¿No era una simple arma? Bueno, sabía que se forjaba a partir del corazón del portador, pero…

¿Mi Llave-Espada… tiene sentimientos? ―dije, intentando comprender el razonamiento de aquella persona.

Así es. Puede que no tengas la culpa de que tu corazón se haya inundado de sentimientos de dolor, sufrimiento, ira, tristeza… ―explicó de nuevo, con un tono de tristeza― pero, aún así, no has sabido enfrentarlos de la manera correcta.

>>Podrías haber buscado apoyo en tu compañera. Pero en vez de eso, la llamaste “instrumento”, una vía de escape para salir de tu “rutina”. Pudiste haberla escuchado, pero no quisiste. Más bien, tu corazón se lo impidió, porque estaba cubierto de oscuridad. Era difícil llegar a ti. Siento que Aguacero haya terminado así, pero no podía soportar escuchar sus lamentos, su dolor... lo siento. Era la única solución.

¿Cómo… sabes tanto?

No respondió. Se inclinó para alzar su mano y levantarme la barbilla con suavidad. Desde allí pude ver la comisura de sus labios, una mueca de dolor que intentaba ser camuflada con su bella sonrisa.

Formo parte de ti, Nadhia ―confesó, limpiándome las lágrimas con sus fríos dedos―. Has estado a punto de sucumbir a la oscuridad. Pensé que sería tu fin, pero en el último momento has descendido hasta aquí.

¿Hasta aquí?

Sí. Hasta tu corazón. Eso significa que todavía tienes una oportunidad.

>>Por ahora, los sincorazón no son capaces de invadir este lugar sagrado. Pero es inevitable que tarde o temprano encuentren una vía por donde entrar. No hay tiempo que perder.

¿Entonces… sigo viva?

Sí.

Me levanté del sitio, ayudada por el encapuchado, quien me tendió su mano, tan fría como el hielo. Sin embargo, resultó ser lo más cálido que había notado mi pobre cuerpo helado desde que caí al océano de aquellas islas al anochecer.

Caminé hacia el centro y observé mi alrededor, la vidriera que se cernía bajo nuestros pies y la oscuridad que aguardaba en el vacío que nos rodeaba.

¿Este es mi… descenso? ―pregunté, aunque me respondí yo misma al instante ― Había leído sobre este lugar… en un libro.

"Armonía y Caos. Lo sé" ―dirigí mis ojos hacia él, estupefacta.

Da miedo que sepas tanto sobre mí.

No deberías tenerlo.

Se levantó de su trono, y a una distancia lejana, me preguntó:

Nadhia, ¿qué es lo que quieres realmente?
Imagen
¡Soy enfermera~!
Nurses are Angels on Earth
Imagen
Mi blog + DeCulture

Imagen
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
ImagenImagen
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
EspeYuna
115. Demyx
115. Demyx
The Unknowns
 
Mensajes: 3437
Registrado: Mar Feb 28, 2012 11:12 pm
Dinero: 53,263.25
Banco: 15,063.87
Ubicación: ¡Entrenándome en Tierra de Partida para combatir a los sincorazón! ¡Ah! ¡Y en FanPlace!
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 54

Siguiente

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron