[Evento Global] Datastream

Nunca olvidarás que tomaste parte en alguno de estos jolgorios. Kazuki tampoco.

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro, Sombra

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor RedXIII » Sab Mar 29, 2014 7:57 pm

Algunos parecían preocupados ante la idea de poder morir allí, era absurdo para Hiro pensar de esa forma, en el mundo real también podían morir y las misiones que hacían fuera no era muy diferentes a lo que seguramente les esperaba allí dentro, muchos de aquellos aprendices no habrían sentido la hoja de la fría muerte pegada a su cuello si de verdad pensaban eso.

Oscuridad, de nuevo, aquella sensación le era familiar y solo podía ser el presagio de un mal día.


* * *

Pecador.

Cerró los ojos y meditó, pensó, se auto-compadeció y se bloqueó, otra vez envuelto de oscuridad, era una sensación angustiosa para el pobre aprendiz, quien ni siquiera era consciente de la chica que había enfrente suyo por tener los ojos cerrados.

¿Estás asustado? Chss, tranquilo, tranquilo. No tienes nada que ocultar a la dulce e inocente Eileen — Le tocó, algo que al aprendiz no le gustó para nada, respondiendo con un golpe seco a su brazo —. Sólo... Déjame inspeccionar tu alma.

Bom bom, bom bom


El incesante sonido de su corazón resonaba por todo el lugar, bom bom, bom bom, junto a un terrible dolor el cual tardó poco en volverse paz y alivio.

La chica parecía reír ante la idea de tener algo del aprendiz ¿Su corazón? Era mas bien un regalo que un castigo el quitárselo.

Sí... Veo todos tus pecados. ¡Todos! No has sido un chico bueno en absoluto. Voces en la cabeza, eidolones, formas ocultas... No quiero nada de eso. ¡Quiero tu oscuridad!

El pelo del aprendiz se volvía lentamente blanco, apagando su rojiza llama de impulsividad e inconsciencia, terminando así con sus deseos, sueños y ambiciones, el ser oscuro que moraba en su interior había desaparecido.

Su corazón volvió lentamente a su lugar, mientras sentía como la calidez volvía a casi todo su cuerpo, desgraciadamente parte de su pelo se quedó blanco, no podía ser el mismo sin aquello que le había robado.

¡Aléjate de ellos!

Una luz extraña hizo que el mestizo abriera los ojos y dándose cuenta de que estaba siendo engullido por la oscuridad, como si fuera una pesadilla, era todo muy extraño ¿Aquel lugar era la Red, una pesadilla interminable? Solo podía hacer una cosa para saberlo, subir.

* * *


No estaba solo, aquella macabra pesadilla se había vuelto un juego al que todos habían caído, incluso los de Bastión Hueco-

Hiro sentía la angustia recorrer su cuerpo y le costaba respirar, necesitaba descansar, una violenta tos salió de su boca y no pudo evitar sentir nauseas, algo más allá de lo que parecía a simple vista le pasaba al aprendiz.

¿Estáis bien? — Una mano desconocida ayudó a levantar al descompuesto Hiro, el cual no podía ni entonar una palabra sin sentir ganas de vomitar el almuerzo que no había ni probado.

¡Tenemos que separarnos! Ese cabrón no va a escaparse otra vez. Quorra, necesitamos tu ayuda otra vez.

Si vuestro Erased Data es un virus... Existe una manera de destruirlo. O quizás volverlo más poderoso. Hace unos años un virus similar atacó la Red, Abraxas. Su disco está guardado como trofeo en el museo de este mismo estadio. Si pudiésemos lograrlo...

He dejado a Andrei en el museo. Yo iré a por él.

¡Y necesitamos luz! Erased es invulnerable en la oscuridad.

Al otro lado de estas gradas hay un generador de luz. Si lo activaras podrías generar suficiente luz para iluminar toda la ciudad, pero necesitarás una gran cantidad de energía.

Cuento con mi lanza.

Bien, Crow. Yo iré a enfrentarme a su ejército; muchos programas están siendo atacados por él.

¡Escuchadme! ¡Mi nombre es Crow!¡No os podéis quedar quietos! Sé que esto es muy repentino, pero vuestras vidas y las de mucha otra gente están en peligro. ¡Debemos colaborar todos y detener a la encapuchada que habéis visto!

»Esto es lo único que puedo daros a cambio.

Spoiler: Mostrar


Imagen

Duda


Me llamo Hiro Inukai, hijo de Biyako Inukai ¿Aceptas la petición?.


Imagen

Dolor


¡¿Eso es la gente para vosotros? Última oportunidad, largaos por donde vinisteis y dejadnos en paz ¡¡Ya hemos sufrido bastante!!.


Imagen

Responsabilidad


El... el que tendría que haber muerto allí era yo, no Fran y tu amigo.


Perdi̸ͦ̑ͩͮ͆͏͓͕͕̭̘͇c͇̖͈̮͐͒ͣ̆̓í̛̭̼̠͙͍̍͛ͣ̓͝ͅó̙̥̿ͯ̀n̛̠̞̰̙̒͛̓̉͌


Nunca dije que fuera un ángel, pero tampoco quería convertirme en un demonio — Lágrimas —¿Alguna vez m̲̫ͬ̇ͦ̈́ͩ͛ͫ͞ȅ̱͔̮̰̰̮̱͙ͫ̄̀̚ ̲̬̙̩̣͍̖͗ͬ̈́̿̽͝p̫̜̼̼̫̊͌́͘͡e̐ͧͨ̏̎̄͏̖̤͕͈̣̹̘̣̭r̩̘̥͇͖̓ͣ̽̋d̷̨̞̎ͯͭͦ͑̋̾͢ǫ̧̱̒ͪ̎ͨ̇͂̂̋n̷͇̣̂ͬ͐̅ͧ͒̍ͩ̚͢͞a̤͊̐̈́͡r͔͕̤͚̖̟̈́͐a̖̙̫̞͌͛̎̅͊̄̇̓ͥn̡̯ͦ͛͛ͦͨͧ́̕?̷̛͎̗̤̬͉͔̑ͣ̀͒̒̐͑̚.

Imagen


Un fuerte dolor en el pecho y una gran fatiga por todo su cuerpo, no podía evitar llorar a mares y golpear su cabeza contra el suelo, todos aquellos sentimientos se habían juntado de golpe, el legado de Data Hiro había llegado hasta el, su odio, su culpa, su crimen, no podía soportar tanta desesperación, gritos de resentimiento y culpa del pobre aprendiz se escuchaban por los alrededores, lagrimas y sollozos caían sin control, había adquirido algo, una maldición.


Intentó recobrar la calma consolándose a si mismo, todo aquello que había vivido era falso, un mero montaje, datos encriptados, ceros y unos, pixeles que daban forma a emulaciones virtuales, no había matado a nadie, no había muerto nadie por su culpa, no se había gastado una gran cantidad de platines en una estúpida capa que no le había servido de nada, todos estaban bien, todos estaban allí con el.

Suspiró sin poder evitar fijarse en su pelo, muchas de las mechas que cubrían su cabeza se habían vuelto blancas, era algo imposible, no podía permitir que eso fuera así, el no debía terminar como su hermano, no quería renunciar al apice de humanidad que tenía, debía recuperar lo que aquel extraño ser le había robado pero ¿Por donde ir? Cuatro caminos que decidirían el destino del aprendiz.

Por alguna extraña razón la Oscuridad de llamaba, debía ir hacia ella...

Spoiler: Mostrar
Se va por Oscuridad
Imagen

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


-Hollow is in the web, all's right with the foro-
Avatar de Usuario
RedXIII
Moderador
Moderador
AnimeDesign
 
Mensajes: 4120
Registrado: Jue Abr 24, 2008 7:53 pm
Dinero: 1,304,654.66
Banco: 2,218,933.14
Ubicación: En la isla puntería.
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Tumblr: Se han matado ellos solos
Facebook: Der Uramaki
Youtube: No subo nada
Instagram: Ni lo miro
Estantería de objetos
Karma: 41

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor LightHelco » Sab Mar 29, 2014 8:12 pm

Las preguntas que le iban haciendo a Kazuki nos sirvieron para conseguir algunos datos interesantes sobre la situación. Gracias a la pregunta de Kairi supimos que el mundo al que íbamos a ir, La Red, había sido creado por un humano llamado Kevin Flynn, lo cual me resultaba bastante curioso ya que no sabía de ningún otro mundo que no hubiese sido creado por fenómenos naturales, aunque tampoco controlaba tanto el tema de la tecnología como para comprender como un humano normal y corriente había sido capaz de dar vida a un mundo.

De las siguientes preguntas solo conseguimos saber que la joven del video era alguien de hacía años y que seguramente estuviese muerta y que posiblemente nos cruzáramos con la gente de Bastión Hueco. Aquello último no me hacía mucha gracia debido a la mala experiencia que tenía con los aprendices de aquel lugar, pero algo que me hizo bastante gracia fue el ver a uno de los aprendices del lugar quedar en evidencia al ver como incluso Kazuki pasaba de su pregunta.

Pobre chico, creo que ha visto demasiados de esos dibujos que echan por la tele —comenté medio riéndome.

Maestro Kazuki —habló seguidamente un aprendiz bastante mayor en comparación a la edad media que rondábamos la mayoría por aquellos lares —, ¿en serio cree que mandarnos a todos a La Red es la opción más segura? Nada me asegura que no vaya a suceder lo mismo de la última vez.

¿Lo de la otra vez? Se referiría a alguna misión que hubiesen tenido allí seguramente, pero el saber que ese lugar era tan peligroso como el Espacio Paranoico que había mencionado Light me resultaba en parte conocido. Ibamos a visitar un mundo peligroso todos juntos como ocurrió en Ocaso cuando fuimos al prohibido Bastión Hueco, aunque en esta ocasión teníamos la suerte de que nos acompañarían la mayoría de Maestros.

O eso me habría gustado.

Una de las maquinas de la sala se encendió de golpe y antes de que pudiese preguntarle a ninguno de los Maestros nada sobre aquella reacción el mundo desapareció quedando solo la oscuridad.

* * *


Spoiler: Mostrar
[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=uSd4UVX7Wcc[/youtube]


Pecador.

¿Quién?

Rodeado de aquella oscuridad sentía como las fuerzas me habían abandonado de golpe sin saber qué demonios había ocurrido para que acabara allí. Lo último que recordaba era la luz de uno de los ordena-todo encendiéndose y sorprendiéndonos a todos con un extraño haz de luz.

Aun con el cuerpo pidiéndome que me tumbase y no lo forzara demasiado, intenté buscar al resto de mis compañeros, los cuales no podían haberse marchado demasiado lejos tras el flash o al menos saber quien acababa de hablar.

No tardé mucho en hallar la respuesta a lo segundo, ya que tan pronto como mis ojos se acostumbraron un poco a aquella oscuridad se cruzaron con los de la joven del video. La miraba directamente hacia sus amarillos ojos, lo que menos encajaba con su versión de la visión de la Torre de Yensid, unos siniestros e inquietantes ojos que intentaban adentrarse en mi mente.

¿Estás asustado? —preguntó la mujer con un extraño tono de voz, muy diferente al que había usado en la cinta.

Más bien confuso, lo que tú preguntas es algo difícil en mí.

Chss, tranquilo, tranquilo. No tienes nada que ocultar a la dulce e inocente Eileen —si seguía mirándome con esos globos oculares imposible me iba a resultar no contárselo —. Sólo... Déjame inspeccionar tu alma.

Un grito de dolor salió de mi boca al ver como la llamada Eileen atravesaba con su mano mi pecho y alcanzaba mi corazón. Vale, aquello ya asustaba un poco, pero me resultaba más intrigante el saber qué clase de poder había usado para llevar a cabo aquello. La mujer no parecía tener tanta fuerza como para travesar un cuerpo con su mano y menos para conseguir no matarme con aquella acción.

La siniestra mujer agarró con fuerza entonces mi corazón para sacarlo de golpe de su sitió y mostrármelo orgullosa. Me llevé la mano al pecho intentando aliviar el dolor y la falta de aquel órgano. Ya tenía bastante con el hecho de que el cuerpo me tardaba en responder como para que me arrancaran partes de él a cachos.

Sí... Veo todos tus pecados —continuó Eileen girando en su mano el brillante corazón —. ¡Todos! No has sido un chico bueno en absoluto. Voces en la cabeza, eidolones, formas ocultas... No quiero nada de eso. ¡Quiero tu oscuridad!

¿Mi qué…? ¡Agh! —volví a sentir el mismo dolor que antes cuando Eileen estrujó el órgano con fuerza, podría estar fuera de mi cuerpo, pero parecía que aun seguía ligado a este.

El órgano cayó al suelo y de él empezó a emerger oscuridad formando así una oscura replica de él mismo. En un principio no sentí nada raro aparte de algo de vagancia debido a que toda preocupación por vencer a mi mayor rival había desaparecido de golpe, pero entonces me di cuenta de que algo aun peor fallaba y es que no sentía nada o mejor dicho, no la sentía a ella.

I-Ilana… —pronuncié su nombre dolorido, en el momento en que se había creado el corazón de oscuridad mi enlace con ella se había roto del todo — ¿Por… qué haces esto? ¿Quién eres realmente?

Había recuperado el corazón, pero aun me faltaba el enlace con Ilana. Aunque no hubiese conseguido la magia hasta obtener la Llave Espada, siempre había tenido aquel enlace con ella, desde que me la habían dado a los pocos días de que naciese hasta hoy habíamos estado unidos, el mantener aquel enlace y compartir nuestras emociones era algo que necesitábamos y aquella mujer lo había cortado quizás para siempre.

Sin aquello ¿qué le podía pasar a mi compañera? Sabía que cuando el Familiar de una Bruja moría su enlace desaparecía, pero no había habido ningún caso como este, podía pasar cualquier cosa incluso…

¡Ma…maldita seas! —gruñí intentando recuperarme de todo aquello, notaba como mi fuerza había menguado al faltarme el Familiar, pero eso no iba a impedirme hacer que esa mujer me devolviese a Ilana.

El cuerpo me pesaba demasiado siquiera para moverme, mucho menos iba a poder luchar. ¿La había perdido para siempre entonces?

¡Aléjate de ellos!

Una voz sonó a lo lejos poco antes de que Eileen desapareciera en la oscuridad. Alcé la mirada al notar como algo luminoso aparecía sobre mi cabeza guiándome hacia la salida de aquella pesadilla. Me levanté a duras penas dirigiéndome hacia la luz, la mujer podría haber escapado, pero la alcanzaría y no me detendría hasta recuperar a Ilana.

* * *


Salir de la oscuridad me reunió con el resto de los aprendices de Tierra de Partida y algunos que me sonaban o no conocía los cuales supuse que eran de Bastión Hueco, seguramente también traídos de la misma forma que nosotros a este mundo.

Mire a los alrededores encontrándome así en los asientos de un enorme estadio. Frente a todos nosotros se encontraba un cartel con las palabras “Bienvenido a los IV Juegos del Enjambre”, más poco llegó a durar, porque algo lo destruyó haciendo que dirigiera mi mirada a dos figuras que luchaban no muy lejos de nuestra posición.

La primera resultó ser la mujer de los ojos amarillos. No habría dudado en saltar y ayudar al otro combatiente a vencerla, pero desafortunadamente me encontraba en medio de demasiada gente confusa o asustada debido a la situación y por mucho que los apartara no conseguiría llegar demasiado lejos.

Me centré entonces en el otro combatiente, el cual en un principió no reconocí debido a las ropas que llevaba, pero su melena de color azul y las cicatrices que cubrían todo su rostro me hicieron reconocerlo como Edge.

¿Edge? ¿Qué demonios hace aquí? —pensé en voz alta.

Conocía al joven de varias misiones en las que habíamos coincidido y estaba bastante seguro de no haberlo visto en la sala de los ordena-todos ¿cómo entonces se encontraba luchando contra Eileen? Y además con posibilidades de vencer.

Una esfera de fuego impactó contra Eileen haciéndola desaparecer instantáneamente. Me giré buscando el origen de la esfera, ya que Edge no había llegado a lanzarla y me encontré con más rostros conocidos y sorprendentes. Tras nuestras espaldas se encontraba una mujer adulta y que me resultaba tan familiar que hizo que buscase con la mirada a Fátima encontrándola entre los aprendices, por supuesto.

¿Qué está pasando aquí?

El combate continuó al aparecer nuevamente Eileen intentando atacar a la Fátima adulta, pero un disco consiguió salvarla a tiempo junto a la aparición de una mujer de cabellos negros y bastante corto. Llevaba un traje negro con unas extrañas luces a modo de decoración. La nueva luchadora, y que en esta ocasión no conocía de nada, se plantó frente a la encapuchada Eileen lista para repeler cualquier ataque, más esta no hizo ademan de seguir luchan y riendo se esfumó de allí dejándonos bastante más confusos que al comienzo.

Tras finalizar la batalla, los tres luchadores se reunieron y empezaron a hablar entre ellos.

¿Estáis bien? —preguntó la Fátima adulta, aunque no se qué clase de respuesta se esperaba.

Si vuestro Erased Data es un virus... Existe una manera de destruirlo. O quizás volverlo más poderoso―comentó la mujer del disco haciendo referencia a alguien que no conocíamos ―. Hace unos años un virus similar atacó la Red, Abraxas. Su disco está guardado como trofeo en el museo de este mismo estadio. Si pudiésemos lograrlo...

He dejado a Andrei en el museo. Yo iré a por él.

¿Andrei? ¿Aquel no era el aprendiz de Bastión Hueco que se había llevado a Yagami hace más de un año? Conocía su nombre de habérselo preguntado a uno de los Maestros, pero no entendía que pintaba él en todo aquello. Aunque quizás fuese una versión extraña suya como lo era esa Fátima de la verdadera, nada de eso tenía sentido alguno.

Los tres individuos planearon una estrategia de combate contra el tal Erased Data sin preguntarnos siquiera o explicarnos que pasaba, pero entonces Edge se dirigió hacia nosotros aclarando bastantes dudas:

¡Escuchadme! ¡Mi nombre es Crow! ―tuve que mirarle más atenta mente para darme cuenta que aunque fuese idéntico a Edge, su forma de hablar o la expresión de su rostro eran totalmente diferentes al del verdadero ―. ¡No os podéis quedar quietos! Sé que esto es muy repentino, pero vuestras vidas y las de mucha otra gente están en peligro. ¡Debemos colaborar todos y detener a la encapuchada que habéis visto!

Entonces la encapuchada, Eileen, debía ser el Erased Data del que hablaban, ya que en ningún momento habían usado su nombre para referirse a ella.

Crow entonces sacó una carta y la rompió en dos trozos haciendo aparecer un millar de ceros y unos de ella.

Esto es lo único que puedo daros a cambio.

Spoiler: Mostrar


Los números se dispersaron y algunos de ellos se introdujeron en mi pecho causándome un fuerte dolor de cabeza que hizo que me llevase las manos a esta. Miles de imágenes y voces llenaron mi mente, recuerdos de una persona que no conocía… ¿o quizás si? Una imagen de él hizo que me viese a mi mismo en aquellos recuerdos y escuchase mi nombre cuando se dirigían a él, pero estaba seguro de no haber hecho nada de lo que me mostraban.

Bienvenidos al Reapers’ Game


Con aquella frase había comenzado un infernal juego que las imágenes me mostraban, un juego en donde los aprendices de Tierra de Partida y Bastión Hueco habían tenido que luchar por sobrevivir. En aquel inició la persona igual a mí se había encontrado atrapado en una habitación junto a una niña armada con lo que parecía ser un gato de peluche.

¿Shi…ki? Curioso nombre para una niña


Shiki. Aquel nombre había llegado a mi corazón con pena. El pacto y la primera batalla junto a ella eran recuerdos demasiado felices para sentirme tan triste y culpable por ella. Necesitaba volver a verla, sentía que era importante y quería decirle algo personalmente.

¿An…thoni? ¿Qué…ha-ces aquí?
Viendo como una de las líneas más importantes de nuestra raza desaparece.

Pero yo te ofrezco la Verdad. Yo te ofrezco el fruto prohibido.


La manzana de Anthoni, las llamas quemando mi piel y mis dudas ante si debía traicionar a Shiki o no. Las imágenes de aquel tercer día de juego me causaban tanto dolor, aquel día me había visto sumergido en el mismísimo infierno y cuando salí de él no mejoro la cosa.

Hicimos un trato... Este juego... Él no lo cumplió... ¿¡Y ahora me busca!?
Shiki…¿Quién es Él? ¿Qué pasó en el anterior juego?
Alec... No lo puedes controlar. No sé si puedo confiar en ti...


Las heridas que sufrí en aquella batalla eran más psicológicas que físicas, sentía el dolor de aquella versión de mí recorrerme, lo más que tuvo que sentirse al ser traicionado por la persona en la que había depositado su confianza, en parte él era igual que yo, igual de iluso.

Las alas negras del Reaper brotaran de su espalda al mismo momento en que descubría la verdad sobre el juego. Me odié a mi mismo en aquel momento debido a los recuerdos del nuevo Reaper, no quería ser como yo, quería alejarse de mí poco a poco y lo conseguiría de cualquier forma.

Incluso causándole la muerte a otros.

No…No, ¡NO!

Grité en mis pensamientos cuando vi la explosión del vehiculo en donde viajaban Light y su compañero. Los había matado… había acabado con la vida de un compañero sin sentir nada. Me costaba respirar al ver aquello, sus intenciones de acabar con cualquier jugador habían sido reales, veía otra muerte en sus recuerdos y ningún remordimiento ante esta, ni un atisbo de culpa por arrebatarle la vida a un inocente.

Alec...
Shiki…tú, tienes que aguantar.


Lagrimas empezaron a llenar mis ojos. No recordaba la última vez que había llegado a llorar, pero el dolor del Reaper me llegaba con fuerza al ver su amiga morir. No quería seguir con todo aquello, el me rechazaba ¿Por qué tenía que sufrir su dolor entonces?

Sí, ya me acuerdo. Eras Alec, el bicho raro. Yo soy Saxor, encantado.


Saxor… Xayim, Ronin… Avatar. Un enemigo que no dudo en tomar la identidad de otros para cumplir su objetivo. Odio, pena, amargura, desesperación, todo aquello me estaba devorando mientras veía la muerte del joven Saxor pasar por delante de mis ojos. Entendía sus intenciones con la muerte de Saxor, pero odiaba aquello, mi único temor aquel Reaper lo estaba llevando a otros. Todo en aquel juego giraba en torno a la muerte y por mucho que la ignorase aparecía en todos y cada uno de los recuerdos.

Buscaba aquellos a los que había matado el Reaper con la mirada, pero las lágrimas por la muerte de Shiki no me dejaban ver nada.

¡Basta! ¡Para de una vez!

Unos ojos amarillos me dejaron sin aliento al intentar desviar todos aquellos recuerdos.

Era…sed —pronuncié su nombre en shock al recordar su presencia y poder —. Y Eileen.

La imagen de la joven de la Torre iluminó aquellos recuerdos aliviando parte de su dolor, todo lo relacionado con ella era luz pura y contrarrestaba el miedo que infundía Erased. En esa batalla entre la luz y la oscuridad volví a ver al Reaper. Ya no llevaba el sombrero, ya no contestaba ante mi nombre, ya me había rechazado por completo.

No seré más que Joker.


Joker, el Game Master. Un ser totalmente opuesto a mí, pero idéntico a lo que era, sentía lo mismo que él y podía ver que era tan orgulloso como yo, incluso vi arrepentimiento en sus palabras cuando habló de la muerte, pero no tenía miedo a causarla, no sentía nada hacia sus siguientes victimas.

¡No! ¡¡No!!
No morirás tras esto, pero perderás algo que has demostrado no tener al crearnos y atacar este mundo. Esta es mi decisión.


Su última víctima, una imagen que jamás iba a quitarme de la cabeza. Unos ojos de puro odio me miraban declarándome la guerra y buscando arrancarme la vida.

¡Agh! —grité liberándome de aquel torrente de recuerdos.

Arrodillado, me cubría el rostro con los brazos para que nadie me viese llorar, no por un asesino como él. No podía aceptar todo aquello, él no era yo, me había rechazado, pero aun así no podía conseguir quitarme de la cabeza el hecho de creer que yo hubiese actuado de aquella manera realmente.

Bajé los brazos y miré hacia mis manos ¿los habría matado yo también? Realmente Joker no pensaba muy diferente a mí ¿eso significaba que yo también era un asesino?

¿Estás bien? ―me preguntó una voz que resultó ser la de Light.

Me quedé helado, incapaz de saber que contestarle. Buscaba algún sentimiento de odio o desprecio en su mirada, pero no parecía nada afectado por aquello y era algo que me resultaba incomprensible conociendo el destino de su copia.

Si… creo que puedo seguir —respondí inseguro levantándome y repasando todas las opciones que disponíamos.

Los tres individuos habían decidido separarse en tres caminos diferentes, pero a lo lejos podía verse una cuarta opción representada con un puente hacia el interior del estadio en donde nos encontrábamos. No sabía realmente hacia dónde dirigirme, quería alejarme de cualquier cosa que tuviese que ver con Joker y mi primera opción fue el acompañar a la joven de pelo corto, pero necesitaba saber algo más sobre él, si realmente era tan frío como lo había visto y tenía claro que Fátima adulta y Crow lo sabrían.

Pero había un problema con la primera: Andrei.

El odio que sentía hacia Joker seguramente pasara a mí ahora que él estaba a salvo y ya había experimentado el poder del gitano en mis huesos, por lo que acercarme a él quedaba totalmente fuera de opción.

No perdamos más tiempo ―volví a escuchar a Light dirigiéndose en esta ocasión también a un chico de pelo negro que identifiqué como la otra víctima de Joker ―. Voy a ayudar a Crow a activar esa luz para eliminar la oscuridad que protege a Erased. Seguidme si queréis.

¿Light quería que fuera con él? No entendía el porqué no había recuperado los recuerdos del Reapers’ Game o el porqué no se veía afectado por ellos. Pero quizás aquello me sirviera para descubrir un poco más de Joker y quizás pedirle perdón a Ragun, el cual tampoco parecía saber que yo era su asesino. Pasara lo que pasase, esperaba que todo aquello no me afectara más de lo normal, ya tenía suficiente con no poder sentir a Ilana como para que un asesino me amargara la vida.

Bien, iré con vosotros.

Si Joker no quería ser yo, yo no sería tampoco él.

Spoiler: Mostrar
Alec elige Luz
ImagenImagenImagenImagen



Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen


Awards:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
LightHelco
111. Roxas Organización
111. Roxas Organización
The Unknowns
 
Mensajes: 3303
Registrado: Jue Jun 07, 2012 10:42 am
Dinero: 320,406.83
Banco: 15,568.00
Ubicación: Un lugar con lapiz y goma
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 16

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Kairi » Sab Mar 29, 2014 8:48 pm

La respuesta a su pregunta llegó rápido a través de Kazuki.

- Es un mundo digital. Lo creó Kevin Flynn, de ENCOM, el cual desapareció poco tiempo después de su fundación. Ahora está gobernado por un programa y sus dos dirigentes, pero... No tienen relación con la misión.

Le resultaba un tanto desconcertante que dijera que no tenían relación con la misión. Si algo pasaba en la Red, ellos más que nadie deberían saberlo, como un rey sabría lo que pasa en su reino, lo que significaba que tal vez hubieran desaparecido también.

Depués, otros dos chicos hicieron sus preguntas a Kazuki.

- Maestro Kazuki, ¿en serio cree que mandarnos a todos a La Red es la opción más segura? Nada me asegura que no vaya a suceder lo mismo de la última vez.

Esa pregunta hizo extender el caos entre los Aprendices que se encontraban allí. Algo había ocurrido allí con anterioridad que ella desconocía. ¿Tendría algo que ver con la chica del vídeo? La sola idea de imaginarlo la hacía temblar. Y los Maestros se proponían enviarlos a todos allí... Sin saber si iban a salir con vida...

Con todo el alboroto, no oyó lo que la chica del vídeo se puso a pronunciar. Una luz cegadora salió de repente de un portal que se formó, haciendo que Kairi cerrara los ojos asustada. Después, todo fue oscuridad.

- No, otra vez no...

* * *


- Pecador.

Kairi no podia mover un músculo. Se encontraba rodeada de oscuridad, muy cansada y aterrorizada. La oscuridad le daba pánico, no podía salir nada bueno de ella. Hasta ahora su experiencia con la oscuridad no había sido la mejor. Extrañamente, en medio de toda esa oscuridad podía ver perfectamente la figura de la chica del vídeo, esa mujer de ojos amarillos que vestía una túnica negra.

El terror de Kairi aumentó considerablemente. Esa chica le inspiraba un miedo terrible, no se atrevía ni a mirarla.

- ... ¿Quién eres? No... No te acerques... - intentó alejarse, pero sus esfuerzos por mover su cuerpo fueron inútiles.

La mujer empezó a hablar con una voz distorsionada que no distinguía si era masculina o femenina.

- ¿Estás asustado? Chss, tranquilo, tranquilo. No tienes nada que ocultar a la dulce e inocente Eileen - la desconocida se acercó a Kairi y le empezó a acariciar el pelo suavemente, lo que la hizo sentir escalofríos y grima - . Sólo... Déjame inspeccionar tu alma.

- No... No me vuelvas a tocar... Para...

Lejos de hacerle caso, la muchacha que decía llamarse Eileen metió su mano en el pecho de Kairi, atravesándolo. Un dolor grande e insoportable invadió su cuerpo y la hizo gritar hasta que se le saltaron las lágrimas. Notaba la mano de Eileen revolviendo dentro de ella y sacó un órgano rojo y brillante. Era su corazón.

- ... ¡No! ¡Devuélvemelo...! ¡Ah! - Kairi gritaba y se retorcia de dolor mientras miraba horrorizada a Eileen sosteniendo su órgano vital entre sus manos manchadas de sangre. En su boca se dibujó una sonrisa.

- Sí... Veo todos tus pecados. ¡Todos! No has sido un chico bueno en absoluto. Voces en la cabeza, eidolones, formas ocultas... No quiero nada de eso. ¡Quiero tu oscuridad!

Eileen apretó el corazón de Kairi intentando sacar hasta la última gota de Oscuridad y luego lo tiró al suelo. Lo sustituyó por un nuevo corazón de color negro. En ese momento, cualquier temor y pena que pudiera tener la Aprendiz desapareció. Ya no podía sentir nada de eso. Se lo había quedado todo Eileen.

Entonces su corazón rojo volvió a su cuerpo sin un atisbo de energía oscura. El corazón negro, en cambio, fue absorbido por la ropa de la mujer de ojos amarillos, los cuales brillaron con más fuerza.

- ¡Aléjate de ellos!

Una voz resonó en medio de la oscuridad, pronunciando estas palabras. Eileen desapareció riéndose en la oscuridad y una luz brilló sobre la maltrecha Kairi. Eran unas escaleras, las escaleras de la salvación. La joven, que empezaba a hundirse en la oscuridad, se zafó de ella y corrió escaleras arriba, huyendo de aquel lugar infernal y no pararía hasta salir de él.

* * *


Sailó por el portal de un salto y en cuanto lo cruzó se tiró al suelo, agotada. El portal se cerró detrás de ella con su sonido característico. Con los ojos cerrados por el cansancio, lo primero que hizo fue comprobar su pecho. No había nada, ni restos de sangre ni cicatriz. Todo estaba normal, con la diferencia de que le faltaba algo. Algo importante, pero no caía en qué podía ser.

Se levantó del suelo y vio al resto de Aprendices de Tierra de Partida más los de Bastión Hueco que también salían de portales hechos polvo, lo que le hizo pensar que ellos no habían sido los causantes de aquel incidente. La verdad es que en ningún momento pensó que Bastión Hueco hubiera provocado aquello. Después de su aventura con Saito, no pensaba que fueran tan malos. Solo tenían sus propios métodos, distintos a los de ellos con los que podía estar de acuerdo o no.

Inspeccionó el lugar. Se hallaba en una especie de estadio deportivo muy grande y oscuro. El sitio en el que se encontraba eran las gradas. Había un cartel con una mujer robótica y un mensaje encima de su cabeza: Bienvenido a los IV Juegos del Enjambre. Kairi pudo observar el cartel el tiempo suficiente antes de que fuera destruído.

Había dos personas luchando. Una de ellas era un chico de pelo azul y capa negra, rasgada y deteriorada. La otra era Eileen, la mujer misteriosa del vídeo. Kairi observó al muchacho que luchaba contra ella. No lo recordaba bien, pero parecía haberlo visto alguna vez por Tierra de Partida. Debía ser un Aprendiz. Éste le lanzó una bola de fuego que impactó de lleno en ella provocando una explosión que la ocultó.

Justo detrás de los Aprendices apareció otra mujer de pelo largo. Kairi también tenía la sensación de conocerla de vista, pero estaba demasiado cambiada. Había crecido notablemente, era más adulta.

Eileen apareció detrás de la chica riéndose. Tenia la capucha puesta, aunque se podía ver perfectamente el brillo de sus amarillos ojos. Otro escalofrío recorrió el cuerpo de Kairi, ver a esa mujer no le sentaba nada bien. Intentó cortar a la mujer de pelo largo, pero un disco se lo impidió. La mujer del cartel que se había roto saltó en escena y se unió al disco. Pero Eileen desapareció de nuevo.

- ¿Estáis bien? - preguntó la muchacha ayudando a levantar a Hiro, el amigo de Kairi.

- ¡Tenemos que separarnos! Ese cabrón no va a escaparse otra vez. Quorra, necesitamos tu ayuda otra vez.

- Si vuestro Erased Data es un virus... Existe una manera de destruirlo. O quizás volverlo más poderoso. Hace unos años un virus similar atacó la Red, Abraxas. Su disco está guardado como trofeo en el museo de este mismo estadio. Si pudiésemos lograrlo...

- He dejado a Andrei en el museo. Yo iré a por él.

- ¡Y necesitamos luz! Erased es invulnerable en la oscuridad.

- Al otro lado de estas gradas hay un generador de luz. Si lo activaras podrías generar suficiente luz para iluminar toda la ciudad, pero necesitarás una gran cantidad de energía.

- Cuento con mi lanza.

- Bien, Crow. Yo iré a enfrentarme a su ejército; muchos programas están siendo atacados por él.

- ¡Escuchadme! ¡Mi nombre es Crow! ¡No os podéis quedar quietos! Sé que esto es muy repentino, pero vuestras vidas y las de mucha otra gente están en peligro. ¡Debemos colaborar todos y detener a la encapuchada que habéis visto!

>>Esto es lo único que puedo daros a cambio.

Crow sacó una carta y la rompió. Muchos unos y ceros salieron de ella y se dirigieron a los Aprendices, unos cuantos de ellos hacia el pecho de Kairi. Entonces los recuerdos invadieron el cerebro de ésta. Recuerdos de un macabro juego de supervivencia, de sus inseparables compañeros, Exuy, Hiro, Mei, Neas... Y por último... Un horrible asesinato y varias muertes. Las lágrimas afloraron de los ojos de la joven, que rompió a llorar desconsoladamente.

Cuatro caminos. Crow y los demás tomaron cada uno un camino distinto. Kairi, seguida de un presentimiento, corrió detrás de él limpiándose las lágrimas. Tenía la sensación de que ese camino era el correcto, no sabía por qué, sólo decidió hacer caso a su corazón. Huyó de la nube de Oscuridad que se formó en el centro del Estadio, pues le daba pavor.

Spoiler: Mostrar
Kairi toma el camino de la Luz
Imagen
Gracias Aru :D
ImagenImagenImagenImagen
I love you Red ^^
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen
Imagen
Imagen

Premios
Spoiler: Mostrar
KHWorld Awards 2011
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2015
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
AruAwards 2014
Imagen
AruAwards 2015
Imagen
Chorriconcurso Visión Perver
Imagen

La Historia Del Hipercor By Rmedive92
Spoiler: Mostrar
El Viernes 26 a las 20 fui al hipercor para compra un juego por el cumple de un amigo y en el msn deje un automensaje que era "En El Hipercor" , en esos momentos Habimaru cerro el chat y se creo una multiconversacion de 7 o 8 personas del foro para hablar , cada minuto aparecía mi gracioso automensaje con el icono del tio feliz , cuando llegue y comente estaban todos En El Hipercor , uno en el carrefour pero bueno , al dia siguiente en el chat la frase mítica aparecía cada poco En El Hipercor y ya esta es la historia del Hipercor que tanta gente me pregunta XD ( Se le ha parecido buena o vivió esto ponérselo como firma.


Imagen
Avatar de Usuario
Kairi
37. Aluvión
37. Aluvión
AnimeDesign
 
Mensajes: 1083
Registrado: Lun Mar 30, 2009 10:52 pm
Dinero: 514,004.84
Banco: 15,384.02
Ubicación: Islas del Destino <3
Sexo: Femenino
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 19

Como usted lo planeó

Notapor Soul Artist » Dom Mar 30, 2014 12:31 am

No quedó nadie por decantarse por un camino u otro. Todos tuvieron claro qué hacer: los más nobles, proteger a los inocentes del demonio que sus identidades digitales habían creado; los que buscaban terminar con la existencia de Erased Data, se dirigieron hacia el museo junto con Fátima; los que querían las respuestas de Crow, marcharon junto con él a buscar la luz que volviese vulnerable al monstruo; y los más perdidos se vieron atraídos por la oscuridad del coliseo.

Pero las ex Reapers se vieron también obligadas a actuar. Shinju, en un principio, supo qué debía hacer: acompañar a Quorra. Sus motivos, en un principio, no fueron revelados. Alexis, por su parte, accedió a la invitación de Oswald y se dirigió con él hacia la oscuridad, también llamada por aquella extraña nube mientras asimilaba sus días en el Reapers' Game. Diana se vio atraída por la tentación de acompañar a Crow, clavando sus ojos en él con preocupación y confusión; al fin y al cabo, él le había matado. Sin embargo, decidió acompañar finalmente a su antigua compañera de juegos, Alexis.

Y así, las gradas donde todo había comenzado quedaron vacías. Durante unos minutos, nada sucedió; y finalmente, tras una larga espera, la figura de una mujer surgió del interior del recinto. Bajó unos escalones de las gradas para contemplar todo el estadio con sus ojos amarillos, fijándose en todos aquellos que habían aparecido. Y sus pupilas se cerraron varias veces, como la lente de una cámara de fotos tras capturar a sus presas.

Tras captar a todos los aprendices de la Llave Espada, la mujer invocó frente a ella un teclado y un monitor virtual que tecleó con interés, llevándose una de sus manos a la barbilla. El rostro de un hombre apareció en el monitor, con el rostro tapado por el casco que portaba.

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


Maestro CLU ―anunció la mujer, con una amplia sonrisa en la boca―, les tenemos. A todos ellos.

Spoiler: Mostrar
¡Se abre un tema para cada ruta! Sabéis adónde os dirigís cada uno, así que, ¡a ello!
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Rendíos a la Corrupción

Notapor Soul Artist » Dom Abr 27, 2014 4:47 pm

Spoiler: Mostrar

El escenario estaba listo.

Cuatro rutas habían sido tomadas, todas dirigidas hacia un mismo fin común. Unos fueron a buscar el arma definitiva que terminaría con la existencia de su gran enemigo; otros, fueron a encender la luz que mostraría su posición; un grupo más lejano fue a hacer frente a su ejército; y por último, otros se enfrentaron al monstruo de forma directa, y habían logrado revelar su auténtica forma, la cual Alec y Xefil recordarían claramente.

Tras acceder todos a la entrada del estadio donde habían comenzado descendieron unas escaleras que les llevó a reunirse con el grupo de Diana y Alexis, que contemplaban con horror a la bestia. Cuatro encapuchados protegían un gigantesco pilar de seis metros de altura, de cientos de ojos amarillos y con un Ronin de pecho desnudo surgiendo de él como un monstruo. Aquello era el auténtico Erased Data: la forma de la Corrupción en su estado más puro.

Y no estaba solo. Además de sus propias copias encapuchadas estaba su ejército, o al menos lo que quedaba de él: mascotas de ojos amarillos, todas preparadas para proteger a su amo en todo momento. La versión corrupta de MoguDer presidía a todas ellas: Tandy, Guilmon, Ilana y Gaomon.

Pero ellos también contaban con ayuda. Quorra, Fátima Data y Crow habían acudido hasta allí; también el perro que había hecho amistad con Malik, y al combate no se habían unido para ayudar a Erased Data las formas corruptas de Pema, Pichu y Harun.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros —evidenció uno de los encapuchados, riéndose de la debilidad de los aprendices—. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

Vuestra luz pecerá oculta en vuestras sombras.

Rendíos a la Corrupción.

Un golpe. No necesitaban más que un golpe, además de atravesar todo el camino hasta el pecho de aquel monstruoso Ronin. Si no colaboraban, morirían allí: todo su esfuerzo habría sido en vano. Tierra de Partida, Bastión Hueco... Todo aquello daba igual en aquel momento.

Si no lograban ese golpe, todo acabaría aquel día.


Spoiler: Mostrar
Próxima fecha límite: miércoles, 30 de abril, 18:00.
ImagenImagenImagen
Imagen
¡Gracias, Flan, por Alexis e Ivan!
Imagen
Avatar de Usuario
Soul Artist
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4170
Registrado: Dom Jul 30, 2006 3:30 pm
Dinero: 2,576.12
Banco: 4,041,456.56
Ubicación: Tus pesadillas
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 46

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Darkness Seeker » Lun Abr 28, 2014 7:53 pm

Spoiler: Mostrar

~Neru's Soundtrack: "The fight against the Fate"~


Tras seguir durante unos minutos a Quorra, me encontré de nuevo con la zona dónde toda esta locura había dado comienzo; La entrada del Coliseo.

Pero no estábamos solos, varios grupos de aprendices ya habían llegado y observaban la misma escena que trataba de asimilar. Una serie de encapuchados, junto a lo que parecía un ejército de mascotas, entre las que pude vislumbrar a Moguder y a Tandy. De entre todos ellos, un enorme pilar oscuro surgió de la nada, haciendo aparecer varios ojos amarillos por toda su superficie y lo que parecía una versión poseída del Maestro de Maestros, Ronin.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros. ─comenzó a pronunciar uno de los misteriosos encapuchados ─ Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá

He visto todos vuestros pecados ─ continuó el encapuchado ─ Habéis sido malos, estáis podridos de oscuridad. Vuestra luz perecerá oculta en vuestras sombras. ¡Rendíos a la corrupción!

En ese momento, al ver las caras y el movimiento general que comenzó a haber entre las filas de aprendices y guerreros de nuestra aparte, me acerqué a Quorra y le comenté:

Es imposible que alguno de nosotros pueda destruir ese… pilar, pero quizás podamos entretener a sus siervos hasta que se nos ocurra algo. ¿Puedo pedirte tu ayuda contra alguno de esos seres?

Tras aceptar la respuesta de Quorra, fuera la que fuera, tenía claro que no podía quedarme allí de brazos cruzados. No tenía poder para poder luchar limpiamente con ninguno de los enemigos presentes, pero quizás podía tratar de distraerlos.

Me acercaría a uno de los encapuchados y cuando estuviera lo suficientemente cerca trataría de alcanzarle con mi cadena. Mi objetivo no era dañarle, sino simplemente llamar su atención. Si lo conseguía trataría de esquivar y seguir alcanzándole con la cadena para así dar una posibilidad a cualquiera que viniera detrás de mí de aprovechar y dañarle.

Spoiler: Mostrar
Neru va a por el segundo encapuchado de derecha a izquierda (o mejor aún, encapuchado B según el Rol en Vivo) para distraerle y que otro pueda aprovechar para atacarle o confundirle
LET YOUR HEART SURRENDER BY THE DARKNESS¡

Imagen

Logros ~ Neru
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Imagen


Awards

~ 2014 ~

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

~ 2015 ~
Spoiler: Mostrar
Imagen
Avatar de Usuario
Darkness Seeker
34. Tahúr
34. Tahúr
 
Mensajes: 1004
Registrado: Vie Ago 16, 2013 5:18 pm
Dinero: 171,944.51
Banco: 15,730.00
Ubicación: The Realm of Darkness
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: Rendíos a la Corrupción

Notapor Sombra » Mar Abr 29, 2014 3:54 pm



Finalmente estábamos allí. Una veintena de aprendices de todas las edades y sexos nos habíamos reunido finalmente en el centro de aquel estadio.

De alguna manera habíamos logrado nuestros objetivos y aquello solo significaba una cosa: Era hora de destruir a Erased de una vez por todas para siempre.

Un enorme monstruo que se asemejaba a un pilar de oscuridad del que podían verse cientos de pequeños ojos amarillos surcaban toda la superficie de aquella cosa y surgiendo de él una versión oscura de Ronin.

Yo mejor que nadie creía conocer la oscuridad y sus poderes. Pero aquello no era simple oscuridad, era maldad en estado puro y tan aberrante que me hacía sentirme impactado.

Se suponía que Alexander tenía un poder que él llamaba también Corrupción, pero a pesar de tener el mismo nombre no se parecían en nada.

Bajé las escaleras reuniéndome junto a otros tantos con los que habían decidido enfrentarse a aquella cosa. No podía negarlo, habían sido valientes conteniéndolo allí. Todos parecían agotados en aquel momento y con razón.

<<¿Por qué la forma de Ronin?>>

Rodeando el pilar y protegiéndolo había cuatro encapuchados y no muy lejos de ellos varios animales cuyos ojos brillaban con un intenso amarillo mostrando la forma de la corrupción. No pude evitar molestarme un poco al reconocer a varios de aquellos animales, como la fiera mascota de Light o Tandy, el compañero de Nadhia.

<<¡Cobarde! Utilizando a los que apreciamos como simples marionetas>>

Apreté con fuerza el mango de mi llave espada y avancé un poco. No tenía apenas magia, ni tampoco podía presumir de estar de una pieza. Se me podían ver perfectamente las quemaduras y heridas que el Light al que le habían lavado el cerebro me había provocado, pero yo no era el único en un estado deplorable.

Cada uno de los aprendices había superado sus propias pruebas y enfrentado a los aliados de la corrupción.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros —se burló uno de los encapuchados llamándonos débiles—. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

<<Mira quien habla>>

Vuestra luz pecerá oculta en vuestras sombras.

Rendíos a la Corrupción.

No, no podíamos morir en un lugar como aquel. Todos nuestros sueños, todo por lo que habíamos trabajado aquellos años, superándonos a nosotros mismos. Habíamos aprendido una cosa en aquel tiempo, algo en lo que todos los Maestros insistían día y noche y en gran parte de los entrenamientos: Trabajo en equipo.

Aquella era la más poderosa arma de todas, éramos muchos. Podíamos hacerlo.

—Haré que vengan a por mí, aprovechad la oportunidad para atacar —informé tratando de actuar con seguridad. La más mínima muestra de miedo en aquel momento podría significar el final.

Aquella sería una historia con un final trágico, nadie podría contar nunca nuestra leyenda y nuestros nombres simplemente serían olvidados. Jamás permitiría una cosa así.

Armado de un valor que ocultaba el pavor que lo que iba a hacer me provocaba avancé.

Acumulé toda la energía vital que pude de mi cuerpo para reestablecer toda mi magia*.

Spoiler: Mostrar
*Ragun utiliza suficientes Éter Sangrientos como para recuperar todos los PH


Mi cuerpo se sintió por unos instantes muy cansado y debilitado, por lo mucho que me estaba forzando pero incluso así tan solo podía continuar hacia delante.

¿Saeko? — miré a la chica de Bastión Hueco que parecía haber conjurado una magia curativa sobre mí. Me sentí algo menos fatigado y algunas de mis heridas sanaron, pero el esfuerzo de conjurar mi habilidad para recuperar magia seguía presente ahí. Tendría que descansar para volver a la normalidad—. Gracias —le sonreí.

<<Ahí voy>>


Corrí todo lo que pude mientras lanzaba mi magia Señuelo una vez, y otra, y otra más. Tan solo quería atraer a todos cuanto pudiese hacia mí.

¡Vamos! ¿¡A qué esperais!? —grité a nuestros enemigos sin detenerme. Estaba muerto de miedo y probablemente la mayoría de los encapuchados venían ya a por mí, pero aquella vez quería creer. Necesitaba creer.

Aquel día, hacía ya dos años. El momento en el que Ronin nos había enseñado una lección tan importante tras aquel entrenamiento con los moguris. Confianza, cooperación, voluntad, sabiduría. Todas aquellas características eran necesarias. No era la fuerza o el poder lo que necesitabamos en aquel preciso momento. Nuestra verdadera carta de triunfo era que no íbamos a perder la esperanza.

Pude ver como muchos aprendices empezaban a organizarse de alguna manera sin apenas palabras, aquello sin duda era por una cosa. Los cuatro factores que ahora tan necesarios eran para vencer estaban uniendo nuestros corazones en uno solo. Sin duda, el poder de nosotros los portadores era misterioso.

<<Le demostraremos a ese Erased que con nosotros no se juega>>

Y seguí corriendo por todo el escenario mientras soltaba una y otra vez Señuelos y si se me acababa la magia simplemente volvería a utilizar Éter Sangriento las veces que hiciese falta.

Mi función era aquella: Ganarles tiempo a los que estaban tratando de contener a los encapuchados y a las mascotas y crearles mayores oportunidades para que pudiesen atacarles.

Estaría atento para bloquear o esquivar los golpes que pudiesen venirse encima de mí, aunque seguramente no hiciese mucha falta.
Spoiler: Mostrar
Nota: Lo de que Saeko cura a Ragun con Nigrocura es algo planeado de antemano con Zeix
Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Sombra
149. Lingering Sentiment
149. Lingering Sentiment
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 4720
Registrado: Mar Mar 31, 2009 9:01 pm
Dinero: 27,410.40
Banco: 0.00
Ubicación: Behind in the musgo
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 23

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor James Bond » Mar Abr 29, 2014 4:48 pm

Cuando llegué de nuevo a la entrada, vi que no solo estábamos Neru y yo. El resto de aprendices también estaban allí. Además de nosotros, estaban también las mascotas, cuatro seres encapuchados y parecía que Ronin también. Aunque no podía ser ese el verdadero... ¿O sí?

En cualquier caso, sabía que Neru había sufrido heridas en el combate que tuvimos en aquel bar, no sabía si podría aguantar mucho, pero aún así, ejecuté un hechizo Cura sobre él.

El resto de aprendices hicieron también sus movimientos. Y yo estaba allí, sin saber qué hacer. Miré mi Llave-Espada. ¿Era acaso digno de ser portador de ese arma? ¿Qué había aprendido desde que soy aprendiz? Las dudas surgían en mi cabeza. En un principio acepté ser Caballero de la Llave para proteger los mundos y ayudar a los demás. Pero no había logrado nada de eso. Ni siquiera podía protegerme a mí mismo.

Desde mi posición, me dedicaría a Curar a los aprendices que más lo necesitaran, y me sintiera agotado mágicamente, usaría los éteres y repetir el mismo ciclo.

Spoiler: Mostrar
En otras palabras, usar Cura sobre Neru y sobre los personajes que más bajos de VIT estén, y para seguir el proceso, utilizar los 4 éteres de los que dispongo cuando se quede mi personaje sin los PH necesarios para seguir curando. Y si Narra lo lee, que la muerte de mi PJ sea en la siguiente ronda.
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
James Bond
28. Samurai
28. Samurai
AnimeDesign
 
Mensajes: 826
Registrado: Mié Dic 05, 2007 6:00 pm
Dinero: 200,000.00
Banco: 15,728.25
Sexo: Masculino
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 4

Fin Enok

Notapor Sheldon » Mar Abr 29, 2014 9:12 pm

Spoiler: Mostrar


En el fin de los tiempos...todo perecerá. Si eres...eterno...deberías centrarte en cosas eternas.

Tras la figura del encapuchado surgieron una gran multitud de seres y entes. Por una parte, un gran plataforma se elevó hacia la bóveda oscura y de ella comenzaron a surgir esferas amarillentas, ojos que observaban y amenazaban a los aprendices. Esta fue rodeada por tres encapuchados idénticos al que anteriormente se habían enfrentado. Finalmente, brotó una figura humana. Se trataba de un hombre de una edad adulta, con facciones maduras y estrictas que mantenía todo su pecho desnudo. Junto al grupo aparecieron un total de cinco pequeños animales de aspectos muy diversos encabezados por un moguri que revoloteaba. Todos mostraban una faceta antinatural, trillada e inhumana. Fuesen lo que fuesen se encontraban alineados por una fuerza que los aprisionaba. Quizás simplemente hubiesen sido creados de aquella única manera.

Un fuerte ruido comenzó a sonar casi instantáneamente tras el grupo de los jóvenes que allí se habían encontrado. Los que anteriormente habían aparecido en las gradas ahora se encontraban en aquel lugar, tras el grupo, muchos de ellos con sus armas empuñadas, dispuestos a luchar por aquello que fallaba en aquel mundo, fuese cual fuese ese error.

Enok volvió la mirada apenas unos segundos tras los que volvió a centrar su vista en el peligro deslizando una mirada de reojo a sus compañeros mas cercanos. Empezaba a sentirse desalentado, viendo como las posibilidades de éxito habían prácticamente desaparecido, por muchos refuerzos que se presentasen en aquel enfrentamiento frustrado contra el mal. Durante un momento muy breve, Enok creyó reconocer entre la muchedumbre a alguien. Sentía una esencia extraña en el aire, una presencia que ya conocía, unas pupilas con las que anteriormente se había cruzado. Tan contraproducente resultaba centrarse en aquello que había creído notar que el chico deshizo todas sus percepciones.

Erased Data. Esto había sido la fuente de los problemas, el núcleo de toda la aniquilación.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

Vuestra luz pecerá oculta en vuestras sombras.

Rendíos a la Corrupción.

Uno por uno los encapuchados desafiaron a los aprendices, quienes no tardaron en iniciar su carga.

¡Vamos! ¿¡A qué esperais!? — bramó una voz desconocida entre tras Enok. Acto seguido una figura perteneciente a un joven atravesó la escena invocando un hechizo que el rubio aprendiz no conocía. Despejó de su mente aquella especie de suicidio público y miró hacia sus compañeros.

Tanto Kairi como Diana y el otro muchacho de aspecto altanero no se encontraban ya junto a ellos. Los busco de forma nerviosa con la mirada. Finalmente logró distinguirlos en la lejanía, acercándose hacia el monstruo que les había recibido cuando el grupo había descendido a aquel campo de batalla, el encapuchado que les había negado victoria alguna en aquel macabro juego.

Miró a Gata y cerró con fuerza los ojos. Una lágrima se deslizó sobre su mejilla y desafiando las leyes físicos se desprendió del cuerpo de Enok. En un gesto brusco y evitando que la escuálida chica pudiese descubrirle llorando en un momento así, se alejó corriendo tras sus Kairi.

No entendía nada, ni siquiera sus propios recuerdos devueltos a la vida. No comprendía aquel miedo hacía la muchacha, hacia Gata. No llegaría a vislumbrar el camino adecuado que seguir. Pero necesitaba olvidar aun teniendo en cuenta que la muerte sería un destino mas que probable en aquella batalla.

Cuando los hubo alcanzado se encontraban enzarzados en la lucha contra aquel ser. Diana había lanzado de nuevo sobre el ser un hechizo, que lo había aprisionado de nuevo. Tanto Kairi como el rubio joven se encontraban atacando cuerpo a cuerpo al encapuchado. Kairi se había centrado en golpear el rostro incorpóreo mientras que el otro aprendiz, con sumo cuidado se había colocado en un punto hacia la espalda y se encontraba atacando con tajos el cuello.
Enok convocó su llave-espada, que apareció al instante entre sus brazos mientras corría hacia sus compañeros.

¡Aparta, Kairi! — gritó Enok mientras de nuevo una lágrima era expulsada hacia el vacio.

Tras dar un salto, contrajo toda la fuerza de su cuerpo en un golpe descendente dirigido justo al pecho de este. Tras ello, recuperó la compostura y continuó atacando al ser de negro poniendo especial atención en no golpear las plantas que le mantenían preso.

Spoiler: Mostrar
Tanto Enok como Kairi, Diana y Ban se dirigen a distraer y dañar a uno de los encapuchados.
.
Imagen
.
Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen


Spoiler: Mostrar
Imagen
ImagenImagen


Spoiler: Mostrar
Imagen
ImagenImagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Sheldon
45. Cleptorrapaz
45. Cleptorrapaz
AnimeDesign
 
Mensajes: 1346
Registrado: Dom Jun 07, 2009 3:21 pm
Dinero: 206,992.10
Banco: 15,023.30
Ubicación: En una sociedad pluridimensional.
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 19

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Kairi » Mar Abr 29, 2014 10:21 pm

A la batalla se unieron el resto de Aprendices que habían aparecido allí al principio de todo. Kairi pudo observar que, además de los cuatro encapuchados, algunas mascotas protegían al Ronin gigante. Una de ellas era el Moguri de Hiro. Se notaba que tampoco eran ellas mismas.

- Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros - dijo un encapuchado menospreciando a los Aprendices - . Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

- Lo dudo mucho - dijo Kairi sarcástica.

- He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

- Eso es asunto mío.

- Vuestra luz pecerá oculta en vuestras sombras.

- Rendíos a la Corrupción.

La batalla acababa de empezar. Para vencerlo era imprescindible trabajar en equipo, de modo que Kairi optó por seguir al grupo de Aprendices con los que había estado. Divisó a Diana inmovilizando a uno de los encapuchados con sus plantas y al chico que no conocía y que había estado con ellos atacando también, era su oportunidad. Kairi corrió hacia a él, Llave Espada en mano, procurando no chocar con nadie y empezó a golpearle fuertemente en la cabeza. Mas tarde se les uniría Enok al grupo, gritándole a la Aprendiza que se apartara para que él pudiera pegarle, lo cual ella haría sin dudarlo. Era hora de demostrar esas largas horas de entrenamiento que había pasado junto con Lyn. Seguiría golpeándole como si no hubiera un mañana... que ojalá que lo hubiera.

Spoiler: Mostrar
Kairi ataca al Encapuchado A según el esquema de Rol en Vivo.
Imagen
Gracias Aru :D
ImagenImagenImagenImagen
I love you Red ^^
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen
Imagen
Imagen

Premios
Spoiler: Mostrar
KHWorld Awards 2011
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2012
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2013
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2014
Imagen
Imagen
Imagen
KHWorld Awards 2015
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
AruAwards 2014
Imagen
AruAwards 2015
Imagen
Chorriconcurso Visión Perver
Imagen

La Historia Del Hipercor By Rmedive92
Spoiler: Mostrar
El Viernes 26 a las 20 fui al hipercor para compra un juego por el cumple de un amigo y en el msn deje un automensaje que era "En El Hipercor" , en esos momentos Habimaru cerro el chat y se creo una multiconversacion de 7 o 8 personas del foro para hablar , cada minuto aparecía mi gracioso automensaje con el icono del tio feliz , cuando llegue y comente estaban todos En El Hipercor , uno en el carrefour pero bueno , al dia siguiente en el chat la frase mítica aparecía cada poco En El Hipercor y ya esta es la historia del Hipercor que tanta gente me pregunta XD ( Se le ha parecido buena o vivió esto ponérselo como firma.


Imagen
Avatar de Usuario
Kairi
37. Aluvión
37. Aluvión
AnimeDesign
 
Mensajes: 1083
Registrado: Lun Mar 30, 2009 10:52 pm
Dinero: 514,004.84
Banco: 15,384.02
Ubicación: Islas del Destino <3
Sexo: Femenino
Clan: AnimeDesign
Estantería de objetos
Karma: 19

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Kousen » Mar Abr 29, 2014 10:44 pm

♪ Music: Bravely Default - Aurora of Darkness ♪
Spoiler: Mostrar


Había llegado el momento.

Según salimos del museo y continuamos nuestro camino hacia el lugar donde Erased Data había huído a esconderse tras atacarnos, los aprendices de las otras rutas se nos fueron uniendo. Todos parecían haber salido a salvo de sus distintos caminos, si bien unos más heridos que otros. ¿Qué tipo de batallas habrían tenido que librar?

Una vez llegamos hasta la puerta del estadio, no nos detuvimos.Tomando aire, comencé a bajar los peldaños en compañía del resto de aprendices, Llave Espada en mano. Una vez llegamos al lugar, nos encontramos al último grupo, observando algo que solo podría describir como... repulsivo.

Un enorme pilar de oscuridad se elevaba ante nosotros, lleno de ojos amarillos que se movían como si tuviesen vida propia. Y surgiendo de este, una versión corrompida de Ronin, con el pecho al descubierto y la cara torcida en una macabra sonrisa triunfal.

<<Conque por fin muestras tu verdadera cara, ¿eh?>> pensé <<Eres incluso más asqueroso de lo que pensaba.>>

Desde luego, no tenía intención de enfrentarnos él solo. Cuatro copias encapuchadas guardaban a su amo, imitando al mismo encapuchado en que se había metamorfoseado para escapar de Crow y Fátima.
Y ante él, algo que me sorprendió más de lo que esperaba. Podía distinguir a algunas de las mascotas de los demás, como MoguDer o Tandy, pero claramente corruptos por aquella oscuridad que emanaba Erased. Tenían que ser copias para haber sido afectados de aquella forma... o eso esperaba.
Sin embargo, no lograba ver a Houma. No sabía si sentir alivio o preocupación.

Pero no todas las mascotas habían caído. Algunas se habían unido a nuestro lado, como el bisonte volador de Xefil.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros —se burló uno de los enlutados—. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

Vuestra luz perecerá oculta en vuestras sombras.

Rendíos a la Corrupción.

Jamás. —sentencié, tajante—. Lo único que va a perecer aquí eres tú, monstruo.

Compartí una mirada con todos los demás, asintiendo. Era hora de poner un punto y final a aquel que había causado tanto sufrimiento, de acabar lo que habían empezado nuestras propias réplicas.
Teníamos que terminar con Erased, y ya. Para corregir los errores del pasado y volver al mundo exterior junto con los Maestros y todos los demás. Y no nos íbamos a ir sin recobrar aquello que Erased nos había robado.
Era Oscuridad, sí. Pero se trataba de nuestra Oscuridad. Nuestros errores, lamentos y remordimientos eran tan nuestros como nuestros éxitos, para bien o para mal.

Había que buscar a un candidato correcto para lograr acertar aquel golpe contra Erased. Muchos empezaron a distribuirse para hacerse cargo de sus siervos, con fin de aclarar el camino para que otros pudiesen llegar hasta el cuerpo principal de Erased y acabar con él de una maldita vez.
Decidí acercarme a Xefil, que no estaba muy lejos de mí. Todo Tierra de Partida sabía que era uno de los aprendices más rápidos, y sus sesiones de entrenamiento con algunos hechizos de teletransporte me habían dejado impresionado.

Xefil. —le llamé— Sé que es mucha responsabilidad, pero me gustaría confiarte esto a ti.

Alcé el disco de Abraxas que sostenía en mi mano, acercándoselo para que pudiese verlo con claridad.

Es lo único que puede acabar con Erased Data ahora, si estamos en lo correcto.

>>Creo que eres el que tiene más posibilidades en el estado actual de las cosas.

Coloqué una mano en su hombro y le ofrecí el disco, girándome para mirar al resto de aprendices y presentes. Posé mi mirada en todos los que estaban prestando atención, esperando al menos una seña de aprobación.

Si los demás están de acuerdo, claro.

Una vez entregado el disco a Xefil, sacaría también mi daga de su funda en mi cintura, tomándola con la mano izquierda mientras sujetaba mi Llave Espada con la diestra. Mi objetivo no serían los encapuchados o las mascotas, sino ayudar todo lo posible a Xefil para llegar hasta el Ronin corrupto y acertar un golpe con el disco de Abraxas. Solo esperaba que mis peores presentimientos no se cumpliesen.

Haré lo posible por cubrirte. ¡Vamos!

♪ Battle Music: You May Call me Father ♪
Spoiler: Mostrar



Para mantener una velocidad igualada y una ventaja aérea, usaría Alas del Solsticio, elevándome sobre o junto a Xefil en su camino hacia Erased, moviéndome en zig-zag cuando no le estorbase. Si cualquier enemigo se lanzaba contra nosotros, lo repelería inmediamente con un Perla. En caso de que me quedase en algún momento sin energía para seguir atacando con hechizos de Luz, usaría tanto Llave como daga para despejarle el camino a Xefil.
Por otro lado, si nos lanzaban algún ataque o descarga de energía peligrosa, haría lo posible para sujetar a Xefil del brazo o el hombro y ayudarle a esquivarlo, a menos que recurrise a su teletransporte para lograrlo, en cuyo caso esquivaría.

En caso de perder las alas por cualquier motivo, no pensaba detenerme. Seguiría corriendo y apoyando a Xefil y los que nos defendiesen en la medida de lo posible.
Por último, si lográbamos llegar hasta Erased, me pondría a la altura de Xefil y juntaría las manos de modo que las usase para impulsarle en un salto hacia arriba, para golpear el cuerpo real de Erased Data.

Nunca nos detendríamos ante Erased. Teníamos que salir de aquella trampa, haciendo todo lo que estuviese en nuestra mano para cooperar.

Juntos.
Imagen

"La skin Iceberg del foro es como la Duquesa de Alba, nos va a enterrar a todos."

Imagen
Imagen


Rol de KHWorld: Kousen - "Viento Seráfico"

Logros:
Spoiler: Mostrar
ImagenImagenImagen
Imagen
Avatar de Usuario
Kousen
Miembro del Hall de la Fama
Miembro del Hall de la Fama
Bohemia Lectura
 
Mensajes: 899
Registrado: Sab Nov 29, 2008 1:24 pm
Dinero: 19,631.46
Banco: 68,268.13
Ubicación: Descenso al Corazón
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Clan: Bohemia Lectura
Estantería de objetos
Karma: 9

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Tsuna » Mar Abr 29, 2014 11:06 pm

Spoiler: Mostrar

♪ Net Affection - Syndicate ♫


Salimos finalmente al estadio, momento en el que me vi obligada a cubrir mis ojos a causa de la luz del lugar, acostumbrada ya a las penumbras del museo. No podía evitar seguir sintiendo la opresión en el pecho por no haber podido hacer nada por el Maestro Andrei, ¡qué dirían los Maestros al saber que sólo yo pude verlo con mis ojos y no fui capaz de traerlo de vuelta a casa! Sin embargo, lo primero era lo primero.

En cuanto mis pupilas se lograron adaptar, observé con terror lo que se encontraba en el centro, donde anteriormente había visto una bruma de densa oscuridad: numerosas figuras protegían lo que parecía un enorme gigante muy parecido a… ¿¡Ronin!? ¿¡Qué demonios era eso!?

Sentí arcadas al ver una enorme columna negra de ojos amarillentos y tenebrosos detrás de la figura del Maestro de Tierra de Partida. No comprendía de dónde había salido Ronin, y tampoco quería saber lo que le habían hecho. Me mordí el labio con fuerza; no podía seguir viendo Erased y sus aberrantes experimentos. Agarré con determinación mi espada, mientras colocaba mi mano libre sobre el hombro de Nadhia, quién me había ayudado anteriormente:

Gracias, Nadhia. —y le sonreí

A medida que me acercaba al que sería el campo de batalla pude contemplar al resto de Aprendices, entre ellos distinguí a Light, el cual me devolvió una mirada despreciable; le miré de igual forma, aun con los sentimientos de mi Yo virtual, seguía odiando bastante su persona. Vi también a Saito, a Ragun, el cual parecía destrozado, a Gata… incluso a Enok.

Todos ellos iban a enfrentarse a Erased Data sin vacilación, yo no podía ser menos.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá. —mi Yo real no tenía problemas con la destrucción del bando contrario, pero viendo a Ronin en aquel estado, a todos los Aprendices colaborando… sólo conseguía que sintiese lástima por ellos, por nosotros, por todas las víctimas del monstruo

Si no hacíamos nada, moriríamos allí, sin importar nuestro bando.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

No tanto como él, yo no sentía lo mismo por la oscuridad que él. Yo no era una demente.

Vuestra luz perecerá oculta en vuestras sombras.

Mentía, sólo quería amedrentarnos.

Rendíos a la Corrupción.

Mi Yo virtual estuvo a punto de rendirse, y yo no volvería a cometer sus errores. La enfrentaría hasta que mi cuerpo dejase de responder, hasta que tuviese que pasar por encima de mi inerte cadáver.

Y lo más importante: no estaba sola.

Spoiler: Mostrar

♪ Bayonetta - You May Call Me Father ♫


Haré que vengan a por mí, aprovechad la oportunidad para atacar. —escuché a Ragun de pronto, quién afortunadamente se encontraba cerca

Yo había recuperado todas mis heridas, pero me sentía cansada. Igualmente, me quedaban fuerzas para una última ayuda, y no dudé en ofrecersela a mi compañero de bando; el Aprendiz más poderoso de Bastión Hueco, al menos, del que yo hubiese visto sus demoledoras habilidades.

¡NigroCura! —exclamé, invocando mi Llave Espada y apuntando hacia Ragun, recuperando sus heridas con el característico resplandor morado y esa sensación de poder que otorgaba el hechizo, muy diferente al original. Él necesitaría sus fuerzas más que cualquiera de mi alrededor

¿Saeko? Gracias. —ambos nos sonreímos, era lo menos que podía hacer. Yo negué con la cabeza, restando importancia al asunto

Antes de poder hacer nada más, logré atisbar cómo Saito se acercaba a mí. Sentí algo de lástima al ver su aspecto, parecía que todos lo habían pasado realmente mal. Aunque desconocía los peligros a los que se había enfrentado mi amigo. Lo miré con cierta amargura.

Saito… —mencioné, sin saber qué decirle

Saeko, sobreviviremos. —sí, estaba segura de ello, realmente no creía a Erased capaz de eliminarnos a todos, sin embargo, mi cuerpo se estremecía con tan solo contemplar al gigante

Por supuesto. Acabemos de una vez con este monstruo.

Todos de inmediato parecieron organizarse, pude ver a Nadhia entre toda la multitud enfrentando a su mascota, la cual parecía haberse corrompido también por el mismo pesado de siempre. Dejaría en sus manos su batalla, no tenía derecho a intervenir. Continué observando el panorama, cuatro encapuchados oscuros que protegían al deforme Maestro Ronin, y de entre todo el caos, pude ver a Gata. La conocía de hacía pocos meses, y sabía que era todavía una novata, no aguantaría en un duelo de tal magnitud por su cuenta, y si ella llegaba a morir tampoco me lo podría perdonar. Era una compañera mía, como bien le había dejado claro en su momento, y apenas tenía experiencia. Que hubiese sobrevivido hasta entonces merecía todos mis respetos.

Saito, ¿¡me sigues!? —le pregunté antes de empezar la carrera

Por supuesto, y procura no morir. —me sentí aliviada de poder contar con el apoyo de Saito, a lo que le sonreí

No lo pensé dos veces y me acerqué al grupo cercano que se estaba formando junto a la pequeña Aprendiza, con el chico que conocí en Agrabah y la mujer cuyo nombre ya no recordaba, la cual me recordaba a mí en el pasado por su vestimenta.

El joven lanzó su cadena a un enemigo, y yo procuré retenerlo también, recordando que Kousen era quien llevaba el Disco. No le permitiría pasar, costara lo que costara. Con katana y Llavero en ambas manos —uno en cada una, respectivamente—, me preparé para lo peor con mis últimas fuerzas.

Era el momento de la verdad.

¡Resignate de una vez, Erased! —dije con valor, a pesar de estar muerta de miedo por dentro

Mis piernas querían temblar, yo no quería morir, pero no tenía elección. Haría uso de todas mis capacidades para proteger a Gata, así como de impedir que alcanzase el Disco de Abraxas.

Observé su negra vestimenta… y pensar que yo misma había vestido la misma me provocaba escalofríos.

Spoiler: Mostrar
Saeko sigue el esquema ya propuesto en Rol en vivo:
Encapuchado B - Neru, Gata, Saeko, Maya, Saito y Quorra
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Tidus Cloud » Mar Abr 29, 2014 11:10 pm

Cuando finalmente llegaron a su destino, Bavol no podía creer lo que estaba viendo. Todos los aprendices se habían congregado en esa zona para derrotar a Erased Data, pero jamás podría haber esperado que tuviera esa forma… Cuatro encapuchados acompañados por unos cuantos animales y bestias y… y… ¡¿Ronin?!

No podía ser cierto. ¿Era eso a lo que se había estado refiriendo Dark Light durante su combate? Aquel enorme monstruo, surgido de la oscuridad, era… ¿su Maestro? Se negaba a creerlo, no había estado allí para ver lo qué había pasado, así que no podía asegurarlo. Quizás Erased había tomado la forma de Ronin, quizás los estuviese engañando a todos, tenía que ser así. No era posible que su héroe fuera el responsable de todo aquello… ¿o sí?

Bavol se llevó una mano a la cabeza mientras retrocedía unos pasos, aquella situación le estaba superando. Todo tenía que haber sido más sencillo: los buenos luchaban contra los malos. Punto, no tendría que haber más complicación. ¿Pero quiénes eran los buenos y quiénes los malos?

Los malos eran los de Bastión Hueco, pero ellos habían estado combatiendo junto a ellos. Luego, el villano había sido Dark Light, pero había sido salvado, ¡y no sólo por los malos, sino por sus compañeros de Tierra de Partida, que se suponían que eran los buenos! Y Erased Data, que era el más malo entre todos los malo, tenía exactamente el aspecto del Capitán y no podía asegurar que no era Ronin, así que a lo mejor no estaba haciendo nada malvado porque lo que sí era seguro era que Ronin sí que era de los buenos. Entonces, si el malo es… y el bueno es… ¡Era demasiado complicado, no sabía contra quien tenía que luchar!

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

Vuestra luz pecerá oculta en vuestras sombras.

Rendíos a la Corrupción.

Después de que los encapuchados hablasen, Bavol tomó una decisión. No estaba seguro de quién era el bueno y de quién era el malo, pero sí sabía que quería vivir y de que no iba a permitir que nadie apagase su luz ni la de ninguna persona más. Lucharía contra los encapuchados y contra Erased, si no veía claro cuál era el verdadero camino, él se forjaría el suyo propio.

Una vez tomada esta importante decisión, Bavol se acercó rápidamente a Crow y con un gesto le pidió que le acompañara.

¿Estamos juntos, no? Pues vamos a acabar contra ellos, confía en mí, por favor. —señaló a uno de los encapuchados del centro, el tercero de izquierda a derecha—. ¡Vayamos a por ese!

Esperando que el peliazul le acompañara se dirigió por último hacia sus compañeros Enix y Jess, en quienes todavía podía confiar, y le indicó con la cabeza que también les acompañara. Posó su mirada sobre la chica pelirroja que tantos golpes se había llevado durante la batalla contra Dark Light y que había intentado acabar con la vida de su enemigo, pese a todo, allí estaba luchando con los demás. Se había ganado su confianza, era la única de entre quienes le había acompañado que realmente la merecía. Bavol se le acercó y le dijo:

No dejaré que te vuelvan a golpear nadie, yo te protegeré.

Y esbozando una última sonrisa a Jess se dirigió hacia el tercer encapuchado. Había empleado la mayoría de sus hechizos contra Dark Light y sentía que no tendría capacidad para ejecutar muchos más, aunque puede que sí para un último ataque. Apuntando contra el encapuchado, conjuró un último Perla. Seguidamente se lanzó al ataque directo contra él con la esperanza de que tanto Crow como Jess y Enix le ayudasen. En caso de que alguno de sus adversarios intentase atacar contra su compañera, se interpondría recibiendo el golpe.

Spoiler: Mostrar
Bavol ataca al encapuchado C según el esquema en el Rol en Vivo y pide a Crow que haga lo mismo.
Imagen


Spoiler: Mostrar
Imagen
Avatar de Usuario
Tidus Cloud
35. Hechicero
35. Hechicero
 
Mensajes: 1038
Registrado: Sab Sep 27, 2008 4:59 pm
Dinero: 156,626.10
Banco: 15,565.00
Ubicación: Reinando un nuevo mundo lleno de posibilidades...
Sexo: Moriré solo y virgen
Estantería de objetos
Karma: 20

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Sometron » Mar Abr 29, 2014 11:50 pm

Allí estaban otra vez: el lugar dónde habían aparecido después de que “Eileen” les robara una parte de su corazón a todos. No sólo podía verse a los que habían seguido a Crow, sino que las otras dos chicas y sus seguidores también estaban allí. Así, pues, se internaron todos juntos en la parte central del estadio, donde Erased les esperaba.

Lo primero que vio al llegar al destino fue una extraña criatura de una altura desproporcionada. Parecía una columna de oscuridad llena de una cantidad incontable de ojos amarillos que la observaba y una figura. Pero no se trataba de una figura cualquiera: era Ronin, el Maestro de Maestro.

Entonces… ¿el Maestro pirata era un traidor? ¿Por eso no estaba aquella mañana en Tierra de Partida: porque sus verdadero objetivo era destruir a sus aprendices, no enseñarles? Mentiría si dijera que no se alegraba de que le dieran la oportunidad de apalizar a aquel insensato.

El insensato, pero, no estaba solo: le acompañaban cuatro figuras encapuchadas con túnicas negras, dos moguris, un gato y dos… criaturas. No importaba. Se abriría paso.

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros. Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

Vuestra luz pecerá oculta en vuestras sombras.

Rendíos a la Corrupción.

Su palabrería no iba a servir de nada. ¡Pensaba acabar con ellos uno por uno si hacía falta! Pero no sola. Se giró hacia un chico de aquella multitud que conocía bastante bien: Enix.

¿Te hace una carrera? —preguntó con una sonrisa desafiante.

Cuando se giró dispuesta a correr hacia el primer enemigo con que se topara, se encontró con Bavol, seguramente acompañado de Crow.

No dejaré que te vuelvan a golpear nadie, yo te protegeré.

Acompañó sus palabras de una sonrisa, a lo que Jess respondió con un guiño de ojo. El joven portador de la Llave se dio la vuelta y se lanzó atacar a uno de los encapuchados con un hechizo de luz. Ella le siguió y se quedó a una distancia prudencial del objetivo, desde donde lanzaría de uno a tres hechizos Piro, dependiendo de la cantidad de huecos que abrieran sus compañeros en la defensa del misterioso enemigo.

Si llegaba a lanzar las tres bolas de llamas, pasaría a atacar físicamente junto a sus compañeros, lo que fuera necesario para derrotarlo.

Pronto estaría un paso más cerca de golpear la cabezota de Ronin con sus propias manos, si no lo hacía alguien antes de que ella acabara, claro...
Imagen
Imagen
Imagen
^¡Gracias a ita y Nebula por las firmas de Railgun, Ygritte y Kurisu! n.n^

Spoiler: Mostrar
Imagen
Imagen
Copiado de Red pero con permiso (?)
Avatar de Usuario
Sometron
27. Trepador
27. Trepador
The Unknowns
 
Mensajes: 807
Registrado: Sab Feb 02, 2013 12:53 am
Dinero: 540,120.33
Banco: 15,749.17
Sexo: Masculino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 39

Re: [Evento Global] Datastream

Notapor Tanis » Mié Abr 30, 2014 1:31 am

Tras haberse reunido con Albert —el cual, asombrosamente continuaba ileso—, Malik había encabezado el regreso hasta el estadio del que habían partido. Por el camino se habían igualmente reencontrado con los demás aprendices de su ruta, y con Quorra. Aunque ellos anduvieran siguiendo la pista de aquel perro corrupto, no sabía por qué los demás también se encaminaban hacia el estadio, el lugar del que habían partido todos en tan distintas direcciones. En cierto modo se sentía aliviado, sobre todo por Albert, de que no hubiera pasado nada realmente grave.

Tiene que haberse ido por ahí —Les dijo, antes de llegar a la puerta que daba al interior del estadio.

Iba a entrar a la arena, seguro de que el animal probablemente habría seguido el rastro hasta allí, cuando oyó una voz conocida, muy conocida, y grata.

¡Malik!

Giró la cabeza y vio a Fátima que corría hacia él y se detenía en seco. Se acercó los últimos pasos también hacia ella, con un suspiro de alivio. Saber que estaba bien, que no parecía haber sufrido ni un rasguño, le había quitado un gran peso de encima. Sintió la tentación de alargar un brazo y rodearla con él, pero logró contenerla. No había tiempo para eso.

¿Estáis todos bien?

Malik asintió en silencio, llevándose la mano a los arañazos de la cara. Todavía escocían.

No es grave, ¿verdad?

No, he tenido suerte —tranquilizó, esbozando una leve sonrisa.

Pensó que de haberle arañado aquel gato mientras andaba su corrupción activada, habría sido peor, pero se alegró de que no hubiera sido así. Aquel calambrazo, lo recordaba, y no le gustaba. Al menos Stelios y Albert habían salido más ilesos que él. Vio de refilón el movimiento del grupo de Fátima y ladeó ligeramente la cabeza al pasar aquella… Fátima más mayor, junto a ellos. Sin darse cuenta siguió sus pasos con la mirada, intrigado aún. ¿Quién era en realidad?, ¿y por qué era tan diferente de su Fátima?

Desvió la vista.

Hemos conseguido el Disco para acabar con Erased. ¿Qué ha pasado en vuestra parte?

Le echó un vistazo al perro que se habían encontrado al principio, en aquella sala, y siseó.

Encontramos a su ejército —vaciló entonces, no sabiendo muy bien por qué, a pesar de que debían saberlo—. Erased ha corrompido también a las mascotas —Cabeceó con un suspiro, echando a andar hacia Nadhia y los demás, que ya estaban a punto de entrar al estadio. Compuso un gesto más serio, también preocupado y añadió en voz más baja—. No lo hemos visto, pero puede que Harun esté de su parte también. El perro de un chico, Light, ha ido a por él. Si lo toca…

No continuó la frase, la voz de Nadhia mencionando a Tandy activó su alarma, y ni siquiera los ojos interrogantes de Fátima no le hicieron dudar. Si Tandy estaba allí, probablemente…

Corrió detrás de Fátima sin tampoco pensar, esperando que Stelios y Albert le siguieran también. Bajó las escaleras detrás de la chica, casi de dos en dos, esperando pdoer alcanzar a la muchacha antes de que se lanzara a los brazos de la corrupción de su mascota.

Sin embargo, detuvo casi en seco su carrera. La visión del gigantesco pilar, su multitud de ojos amarillos y el torso de un grotesco Ronin surgiendo de él le impresionó y aterrorizó a partes iguales.

Jo…der… —musitó.

¿Pero qué coño es eso?

Notó que sus compañeros se habían parado a su lado, sobrecogidos también por aquello, y que si bien Stelios podía estar asustado, Albert seguramente estaría sufriendo un infarto.

¿Por qué tiene la forma de Ronin?

Se contagió del desconcierto de Fátima y negó silenciosamente con la cabeza, pensando: «Ojalá lo supiera».
Vio a los encapuchados, y a las mascotas —aquel perro azul, «¿Tandy?»—, alrededor del pilar, protegiéndolo. ¿Iba a ser eso una gran batalla conjunta?

Dios…

Cuando lleguen vuestros Maestros, descubrirán que aquí ya no queda ni uno sólo de vosotros —No supo exactamente cual encapuchado habló—: Tierra de Partida sufrirá la total aniquilación. La Orden desaparecerá, y con ella, la Llave Espada morirá.

Nos os separéis —le dijo a sus amigos, sintiendo cómo de un momento a otro podían estar sencillamente muertos.

Avanzó un único paso para colocarse en ademán protector delante de Fátima, Albert y Stelios. Aquel monstruo… ¿era ese Erased?

He visto todos vuestros pecados. Habéis sido malos; estáis podridos de oscuridad.

Frunció el ceño gradualmente, intentando reprimir el miedo. Tragó saliva, el nudo seco de la garganta apretaba como mil demonios.

Vuestra luz perecerá oculta en vuestras sombras.

Inspiró y expiró hondo varias veces, no lograba deshacerse de ese terror. Era imposible hacerlo.

Rendíos a la Corrupción.

Apretó los dedos dentro de ambos puños, sintiendo como se le clavaban las uñas en las palmas. No podían luchar contra eso, no iban a poder vencer, era sencillamente imposible. Por todos lados iban apareciendo aprendices, todos aquellos que habían caído en la trampa de aquel ser.

¡Vamos! ¿¡A qué esperáis!?

«¿Alex?». Le sorprendió verle de nuevo allí, siendo el primero en encabezar la lucha.

Jamás. —oyó entonces a Kousen—. Lo único que va a perecer aquí eres tú, monstruo.

Miró a unos y otros, sin saber realmente qué hacer. Era absurdamente peligroso. ¿Pero qué otra opción tenían? Si no lo intentaban de hecho, sí que morirían. Y él no quería convertirse en un ser oscuro, tenía muchas cosas que hacer, tenía… quería… Miró de reojo a Fátima, a Stelios, a Albert. No quería que se pusieran en peligro tampoco, pero… también morirían.

Nosotros no podemos ser manos. ¡Vamos, tenemos que abrirle paso al Disco! —Sin querer sonrió débilmente al ver a Fátima tan resuelta—:¡Ten cuidado!

Muy bien, no nos quedemos aquí parados —solucionó al fin, después de que ella comenzara a alejarse a llamara a la otra Fátima a luchar.

Avanzó hacia Nadhia, le colocó una mano en el hombro y le dijo:

Ten cuidado, Tandy está corrupto y te hará daño si te toca. No te fíes de él.

Luego se volvió hacia Albert y Stelios, todo lo tranquilo que podía estar y tomó aire.

No hay mucho tiempo para planes, pero hay que acabar con esa cosa. Vayamos con Fátima para atacar, es la única opción que tenemos —Estaba serio, con los ojos clavados en ambos. Casi se sentía el comandante de su propia tropa—. Stelios y yo apoyaremos el combate cuerpo a cuerpo. Albert… intenta no acercarte demasiado al enemigo, y usa tu magia, nos vendrá bien cobertura a distancia.

Invocó su Llave-Espada y apretó los dedos en torno a la empuñadura. Se le dibujño una expresión esperanzada en la cara y se volvió hacia el encapuchado al que atacaban las dos Fátimas. Sin mediar más palabras echó a correr hacia él, pero rodeando su flanco izquierdo para atacar por ese lado. Esperaba que Stelios, tras él, hiciera lo mismo por el derecho.

Esperó a que el hechizo de Fátima —o de las dos en realidad— diera en el blanco o no y con un Impulso acotó la distancia y ejecutó un espadazo que esperaba alcanzara su objetivo.

No tendrían más oportunidades, tenían que aprovechar todo.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

AnteriorSiguiente

Volver a Eventos Globales

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados