[Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Encuentro de Saeko y Nikolai

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

[Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 12:38 am

Imagen


Cronología:
Finales de Junio
Saeko: Trama Me dicen por el pinganillo... -> Encuentro Bailando con Sombras
Nikolai: Encuentro Comida Sana -> Encuentro Bailando con Sombras


Nikolai llegó a una pequeña villa cercana al castillo que daba nombre a aquel mundo a las pocas horas de que el sol se hubiese puesto para dar paso a la noche, aunque no una muy tranquila precisamente por el jolgorio que se podía respirar en las calles. Esa noche era “especial”.

¿Y que había traído al aprendiz al Castillo de los Sueños? Trabajo, para variar. Su Maestra le había encomendado una sencilla misión de reconocimiento para comprobar el nivel de actividad de los sincorazón en aquel mundo, y esa noche sería la adecuada al celebrarse cierto acontecimiento; del que apenas se le habían dado detalles, que reuniría a bastantes personas, lo que quizás llamase la atención de las criaturas y les hiciese salir de su escondrijo.

Efectivamente, algo se iba a celebrar esa noche, ya que por todas partes veía a grupos de mujeres cuchicheando entre ellas y alguna que otra muchacha eufórica que llevaba a rastras a su pareja que apenas le podía seguir el ritmo. Todos y cada uno de ellos vestidos para la ocasión: esmóquines, casacas, vestidos de todos los colores…

Y él tampoco había descuidado su imagen siguiendo el consejo que Nanashi le había dado para pasar desapercibido. Su elección fue una camisa de azul marino junto a un chaleco y pantalones negros. Elegante y discreto a la vez.

El aprendiz se percató de que todas las paredes de las calles estaban empapeladas con el mismo cartel con el dibujo del mismo castillo que se podía ver desde la lejanía, y algo le decía que tendrían que ver con lo que iba a pasar esa noche, por lo que se acercó a uno de los carteles para ver que información podía sacar.

“Gran Baile en el castillo del rey ésta noche” —musitó mientras leía el cartel con dificultad. Se había dejado las gafas en la otra chaqueta y le costaba horrores descifrar la enrevesada letra.

¡Un baile! Con razón la gente iba tan emperifollada e ilusionada. Sin perder más el tiempo, Nikolai puso rumbo al castillo. Podría ser una gran oportunidad para conocer la cultura del lugar y divertirse un rato… siempre y cuando los Sincorazón no hiciesen de las suyas y que en ese mundo no hubiesen comandantes orcos ni hadas malignas.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 2:40 am

Saeko…

Ignoré a Gengar como había estado haciendo todo el día hasta ese instante, y continué alisándome el cabello frente al espejo, privada perdida.

Saeko, ¿dónde…?

Pero en algún momento tenía que perder la paciencia, ¿verdad?

¡Gengar, búscalo tú! Yo ahora estoy ocupada, ¿no me ves?

Mi pequeño fantasmita finalmente pareció rendirse, y menos mal, porque estaba a punto de estallar de seguir así. Y toda esa situación había venido de que por la mañana me habían dejado una carta debajo de la puerta; una carta anónima, en la cual me invitaban a una fiesta. Por supuesto, quise asegurarme de que yo era su destinataria, por lo que decidida, le pregunté a los Moguris del castillo y estos me confirmaron que provenía de un mundo denominado “El Castillo de los Sueños”, o algo así.

En un comienzo se me había ocurrido que podía ser una broma pesada de algún nuevo novato, o incluso una trampa de Tierra de Partida ―cosa que realmente no creía muy probable―, pero tampoco perdía nada por acudir unos momentos, y en el caso de llegar a ver algo peligroso, solo tenía que marcharme por donde había venido. Simple y sencillo.

Una vez terminé de arreglarme, con un vestido a juego para la ocasión de colores oscuros y azulados, revisé por última vez mi enigmática carta:

Estimada señora.

Está usted invitada a nuestra fiesta especial en Palacio esta misma noche, esperamos con impaciencia su llegada. Pase un buen día.


La dejé sobre el mueble en la cual había estado todo ese tiempo y me apresuré para llegar cuanto antes, que si no me fallaba la memoria… ¡Llegaba tarde!

* * *


Una vez atravesé las nubes sobre mi Glider pude contemplar con todo detalle aquel mundo: grandes bosques alejados de los distintos caminos y pueblos en los que suponía que vivía la gente de la zona, pero lo que más me llamó la atención fue el enorme castillo blanco que se alzaba frente a todo lo demás. Maravillada, aterricé en lo que parecía el patio trasero del mismo, procurando que nadie me viese. Me deshice de la armadura y el Glider, como de costumbre, y me dirigí a la entrada tras internarme en un oscuro y estrecho camino que parecía bordear el palacio, en el que solo había unas pocas parejas. De las cuales solo una me miró mal, a lo que les devolví una mirada de pocos amigos.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 2:43 am

Nikolai se plantó delante de las puertas del enorme castillo blanco. Una increíble pieza de arquitectura que se erigía imponente en lo alto del reino y, a la vez, transmitía paz por ese blanco tan puro. El interior tampoco se quedaba corto, porque en cuanto Niko atravesó el portón de las murallas se encontró con un precioso patio de mármol blanco como el exterior de la estructura con toda clase de detalles cincelados en la piedra por todas partes, rodeado de un jardín bien cuidado y un largo estanque que ocupaba el centro del recinto.

En el fondo del patio pudo vislumbrar a unos cuantos invitados al baile que se habían conglomerado en la escalinata que comunicaba con la entrada al palacio. Justo a tiempo, el evento parecía haber empezado ya, así que Niko se aproximó a las escaleras a paso ligero para pasar al interior. En cuanto cruzó la puerta, dos guardias que estaban plantados en la entrada le dieron la bienvenida con una reverencia al unísono. Desde luego, en ese mundo no escatimaban en detalles.

El único detalle que no fue del agrado del aprendiz, y que le sacó una mueca del rostro, fue la enorme pelota de gente que se había formado en el pasillo principal. Todos los invitados estaban ansiosos por entrar a la habitación en la que se celebraría el evento, y al no haber organización alguna, se formó un caos terrible.

<Acabo de acordarme de por qué no suelo ir a fiestas.>

Solo había un modo de llegar al salón de baile y era por ese pasillo, por lo que Niko hizo de tripas corazón y se zambulló en la marea de gente. Le llovieron por todas partes codazos y pisotones, y lo único que podía hacer era guiarse con las manos para abrirse un camino por cualquier hueco que encontrase. El problema es que poner las manos por todas partes no contento a algunas de las mujeres que había en el torrente de personas, ganándose unas cuantas miradas de repudio, tanto de ellas como de sus parejas.

Milagrosamente, el joven logró atravesar aquel infierno de esmóquines y llamativos colores, llegando al enorme salón de baile. Si el patio y el exterior del castillo ya estaban cargados de motivos, esa sala se llevaba la palma: montones de cuadros repartidos por la amplia habitación, metros y metros de terciopelo por todas partes, y en lo alto de todo, una enorme lámpara de araña de tonos dorados.

Ya estaba dentro, pero el cuerpo le pedía urgentemente un respiro tras el embrollo de antes, por lo que se fue directo hacia uno de los bancos para dejarse caer y recuperar el aliento. Mientras, podría investigar el salón concienzudamente desde allí.

La noche iba a ser larga, así que no tenía prisa alguna.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 2:48 am

Tras pasar el oscuro caminito que bordeaba el palacio me planté en lo que supuse que era la entrada principal. Si mi memoria no me fallaba, era la misma zona que había visto al descender.

El lugar estaba repleto de gente, incontables parejas y todos bien vestidos. Me llegué incluso a sentir afortunada de que me hubiesen invitado, aunque todavía no sabía quién era el responsable y por qué. Sin saber muy bien que hacer, me apoyé sobre un muro cercano a las escaleras principales, junto a varios abetos, observando con cuidado el lugar y a todos los presentes: no, no parecía haber nadie de Tierra de Partida que yo conociese.

No creo que esto haya sido una trampa… Igual estoy perdiendo el tiempo como una idiota.


Y así lo pensé, porque estaba pasando frío allí fuera, cuando podía estar dentro bajo el calor de los muros. Así que, resignada tras un buen rato quieta y observando los alrededores desde allí, me decidí a entrar. Nada más subir las escaleras, uno de los guardias me hizo una reverencia, sonriente, cosa que me pilló por sorpresa. No es que me tratasen como a una princesa todos los días.

Sin embargo, dentro las cosas no fueron precisamente a mejor: el pasillo principal estaba inundado de gente, y no parecían tener intenciones de entrar más allá, al menos de momento. Me las vi y me las deseé durante el recorrido, apretujada contra todos los invitados y casi sin aire, agobiada y estresada por alcanzar de una vez el final. Y por no hablar de las intenciones que llevaban algunos de los invitados, aprovechándose de mi situación para enfadarme más.

Spoiler: Mostrar


El final del pasillo principal se me hizo como las puertas al cielo, las atravesé corriendo y jadeando cansada. En cuanto mis ojos se acostumbraron a la luz de lo que me pareció el salón principal, pude comprobar que no se encontraba tan concurrido como el lugar anterior, para mi suerte. Además, el diseño era mucho más impresionante: escaleras con alfombras rojas, lámparas doradas colgando sobre mi cabeza, y un aire elegante maravilloso; ni comparación con el castillo donde vivía día a día, la verdad.

En un comienzo di un par de pasos, dubitativa y sin saber bien a dónde dirigirme, todavía asombrada con la arquitectura del castillo, hasta que me fijé en un banco a un lado donde estaba sentado un chico de más o menos mi edad. No era el único que había visto así, pues muchos niños se me habían cruzado entre las piernas corriendo por el pasillo, o algunas adolescentes acompañadas de sus padres me habían mirado con clara envidia, pero aquel estaba completamente solo. De todos modos no quería tampoco coger confianzas con nadie, al menos por ahora, así que me senté en el mismo banco, al otro extremo y cabizbaja; seria. Le miré por encima de reojo, intentando, en vano, identificarlo, pero no lo conocía de nada así que volví a exhalar una bocanada de aire, agotada, y me apoyé sobre mis rodillas.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 2:50 am

Tras un largo suspiro, Nikolai recostó su espalda en la pared que había detrás del banco. Todavía no se creía por lo que había tenido que pasar para poder entrar en el salón principal, y pese a que la sala ya se empezaba a llenar, la pelota de gente que se había conglomerado en la puerta (que para nada era pequeña) no tenía pinta de decrecer. Menuda fama debían tener las fiestas de este mundo para que se abarrotasen de tal forma. Sería una verdadera lástima que un grupo de indeseables de tonos oscuros y ojos amarillentos se presentasen sin invitación y causasen un auténtico desastre.

Desde su asiento, el aprendiz oteó por todos lados para comprobar qué clase de invitados se solían reunir en los bailes: había personas de todas las edades, pero sobretodo, abundaban los jóvenes, ya fuesen las típicas parejitas que alardeaban ante sus amigos, o los grupos de chicas que cuchicheaban entre ellas sobre algún mozo al que le habían echado el ojo. Sobraba decir que todos iban emperifollados a más no poder.

Entonces, vislumbró por el rabillo del ojo que una figura se iba acercando cabizbaja hacia su posición. Se trataba de una chica que rondaría su edad, con una larga melena violeta y vistiendo un atuendo azul oscuro, mucho más discreto en comparación con lo que llevaban los demás invitados. Se sentó en el otro extremo del banco con cara de estar exhausta. Pobre… seguro que acababa de salir de aquella “prueba mortal” de la entrada.

Niko prefirió dejar en paz a la muchacha por si se sentía incómoda y seguir con lo suyo, aunque ella no parecía opinar lo mismo, porque el joven no tardó en notar que le estaba mirando disimuladamente. Luego, suspiró y volvió a dibujar una expresión mustia. Lo cierto era que casi todas las chicas habían venido o con su novio o en grupo, pero ella parecía haber venido sola, y eso en un evento de este tipo era un palo.

Bueno… ya que los dos estaban en las mismas, ¿por qué no iniciar una conversación?

Buenas noches, señorita —se presentó esbozando una sonrisa—. Veo que no he sido el único que casi perece en medio de esa marabunta del pasillo.

>>¿Ha venido sola al baile?
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 2:53 am

Tras analizar por encima a aquel muchacho a mi lado volví a alzar el rostro para contemplar la maravillosa arquitectura del palacio, agotada también por la marabunta que había tenido que pasar por el pasillo; marabunta nada agradable. Me habían invitado a la fiesta en un mundo desconocido, pero la verdad es que ahora que me encontraba allí, sola y sin compañía alguna, no sabía por dónde empezar, a dónde ir, o qué hacer. Pero no estaba dispuesta, ni mucho menos, a tirar a la basura semejante oportunidad. Para un día libre que tenía no quería perderlo internada en el castillo.

Me sobresalté de inmediato cuando el chico me dio las buenas noches, obligándome a salir de mi mundo interno en el que normalmente estaba inmersa, para pasar a observarlo con incredulidad, sorprendida de que me hubiese dirigido la palabra. Le escuché sin interrumpir, todavía desconfiada de sus intenciones, hasta que me preguntó sobre si me encontraba sola. ¿Tanto se me notaba? Pues no me hacía mucha gracia que se notase tanto lo sola que estaba; miedo me daba de lo que podían ser capaces los acosadores como Xayim o… quizás como él.

Recuperé la compostura y fruncí el ceño, dándole a entender que no iba a ser fácil coger confianzas conmigo, aunque sus maneras y sus formas no estaban en absoluto mal. Me crucé de brazos y le dirigí la mirada.

Me llamo Saeko, no señorita. Y sí, estoy sola ―esperé alguna reacción por su parte, para recalcar―. He venido sin compañía.

Por supuesto no le iba a decir que provenía de otro mundo, así que deseé que no me preguntase dónde vivía exactamente, porque si se daba el caso me vería en serios apuros. Tragué saliva, seria y distante. Me fijé, irremediablemente, mucho mejor en él: tenía el cabello rubio, y vestía de forma bastante elegante, incluso me atrevería a decir que era más alto que yo; no estaba mal.

Pero no lo conocía de nada, y tampoco sabía qué buscaba ―si es que no era evidente―, por lo que si quería algo de mí, tendría que insistir más. Aunque de todos modos, no me vendría mal socializar con alguien mientras se organizaba la fiesta.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 2:55 am

La joven de pelo violeta pegó un respingo nada más oír el “buenas noches”, pillándola por sorpresa. La pobre no se esperaría que Nikolai le fuese a dirigir la palabra, reaccionando de forma cómica con aquella expresión de desconcierto, aunque no tardó en recuperar el semblante serio con el que había llegado al salón y clavó sus ojos en el chico mientras se cruzaba de brazos.

Me llamo Saeko, no señorita. Y sí, estoy sola ―le respondió de forma tajante. Niko detectó cierto tono autoritario en sus palabras y como lo intentaba complementar con el gesto de cruzarse de brazos. Le parecía bastante curiosa aquella actitud―. He venido sin compañía.

Lo cierto es que la pregunta de que si estaba sola podía interpretarse de malas maneras, y probablemente le diese a entender a la muchacha; Saeko, que las intenciones del joven no fuesen precisamente muy caballerosas. No era de extrañar que dicho temor se hubiese generalizado tanto, ya que en su ciudad no eran pocos los ligones que salían a “cazar” en cuanto llegaba la medianoche.

Eso sí, quedaba demostrado que la chica tenía lengua y sabía usarla, lo que daba a entender que si se le tiraba un poco de ella, se podría sacar algún tema de conversación, y no había razón alguna para no intentarlo, ¿verdad?

Total, no tenía otra cosa que a hacer y, si Saeko decía la verdad sobre lo de que no había venido con nadie, ella estaría igual.

Pues en un placer, Saeko. Mi nombre es Nikolai —se presentó, posando su mano derecha en el pecho—. O Niko, para abreviar.

El chico dibujó una inocente sonrisa en su boca mientras miraba divertido como Saeko mantenía su postura arbitraria. Ya se había hecho una idea de como encauzar su pequeña charla.

Soy de un pueblo algo alejado del castillo y hace poco que he llegado a estos lares para continuar con mis estudios. Lo malo es que no conozco a nadie de por aquí. Cosas de ser nuevo —se encogió de hombros—. Pero en cuanto oí lo del baile, pensé que sería una buena oportunidad para conocer gente, aunque…

Nikolai miró de reojo al resto de invitados e inclinó el cuerpo hacia la chica para susurrarle:

Para serte sincero, la mayoría de los que han venido al baile son más ostentosos que un pavo real.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 2:59 am

El muchacho continuó presentándose, revelando su nombre que no era otro sino “Nikolai”, o “Niko” para abreviar según él. Yo no reaccioné ni dije nada, no quería interrumpirlo, así que me mantuve en silencio cruzada de brazos, observando sus buenos modales; modales que igual no tardaría en olvidar pasada media hora, pero bueno, al menos no se había atrevido a tocarme zonas privadas sin preguntar. De momento no me había topado con nada fuera de lo común, mas cuando me habló sobre su procedencia se me hizo un nudo en la garganta. Intenté por todos los medios no perder los nervios, fingiendo una falsa carraspera para tragar saliva y mantener las apariencias.

Precisamente ha tenido que sacarme eso…


Pero era una Portadora de Bastión Hueco, tenía que estar preparada para esa clase de situaciones, de lo contrario no merecía siquiera el título de aprendiza. Con eso en mente no me costó serenarme y recuperar la compostura, pues me había encogido en mí misma levemente por acto reflejo. Si me preguntaba sobre mi procedencia, tendría que inventarme algo sobre la marcha.

Esperé paciente hasta que terminase su discurso, coincidiendo incluso en lo referente a la gente invitada al baile. No me cabía duda que yo también opinaba algo similar, aunque después de lo que había pasado, de modales no presumían precisamente pese a parecer gente de la alta nobleza. Lo que sí me llamó mucho la atención fue su asunto con los estudios. ¿De verdad se los tomaba en serio? Parecía un poco raro, más que nada porque no estaba acostumbrada a tratar con hombres tan caballerosos, y sabiendo cómo eran los salvajes de nuestra orden o de Tierra de Partida... No es que Enok o Ragun lo fuesen, pero eran diferentes.

Terminé por quitarme los brazos de delante para recogerme un poco el pelo, observando todavía con curiosidad su vestimenta: camisa de azul marino, acompañado de un chaleco y unos pantalones negros. Supuse pues que era mi turno de hablar, así que me aseguré de estar preparada mentalmente antes de decir nada.

Pues yo soy de por aquí cerca… pero no tengo planes de traer invitados a casa ―le fulminé con la mirada un segundo, esperando que le quedasen claras mis intenciones. Supuse que con una excusa así de simple no se atrevería a indagar más―. ¿Y qué estudias si puede saberse? ―por supuesto, aquel era el punto al que me interesaba llegar. Esperé una respuesta suya para poder responderle―¿Y te gusta? A mí me encanta leer libros, suelo pasar mucho tiempo en la biblioteca leyendo.

Apoyé ambas manos sobre el frío mármol del banco esta vez, entretenida con la conversación que se había formado de un momento para otro. Atisbé por el rabillo del ojo cómo los invitados comenzaban a entrar desde el pasillo, y no me corté un pelo en mirar mal a algunos, cuyas caras lo delataban todo. Aquel grupo de niñas pijas tampoco me caía muy bien, pero bueno. Al menos tenía buena compañía… de momento.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 3:01 am

Pues yo soy de por aquí cerca… pero no tengo planes de traer invitados a casa ―decretó Saeko con un tono seco mientras clavaba sus ojos en Nikolai, quien entornó los ojos. Estaba claro que sus experiencias con otros hombres no habrían sido muy agradables para mostrarse tan defensiva, y eso que por aquí eran muy “finolis”—. ¿Y qué estudias si puede saberse?

Niko alzó las cejas, intrigado. La pregunta le había pillado por sorpresa.

Ah, pues…

Era buena señal que la chica hubiese optado por abrirse un poco y se atreviese a indagar en el tema de sus estudios, aunque darle una respuesta concisa no iba a ser tan fácil. Contarle lo de su estudio sobre los elementos quedaba totalmente descartado, ya que en un mundo en el que la magia era un misterio se podía tomar ese tema como brujería o algo peor.

Pero también es verdad que su vida entera tampoco giraba en torno a libros y apuntes sobre triadas mágicas o dualidades universales, especialmente cuando su día a día había cambiado de la noche a la mañana, y una de sus nuevas prácticas diarias quizás resultase la más apropiada para la ocasión:

La esgrima —respondió alzando el dedo índice—. En mi hogar no es una práctica muy común, pero en la escuela en la que estudio ya están acostumbrados a recibir alumnos que no han empuñado una espada en su vida —ladeó la cabeza levemente y esbozó una sonrisa—. Para que negarlo, los que la llevan son bastante apañados.

¿Y te gusta? A mí me encanta leer libros, suelo pasar mucho tiempo en la biblioteca leyendo.

La sonrisa de Niko se amplió al percibir el interés de Saeko.

Tiene su encanto, aunque no sabría cómo explicarlo exactamente —se pasó la mano por la nuca—. Los profesores de allí saben cómo motivar a sus alumnos, aunque la que me ha tocado de tutora es un pelín estricta —rió Niko. Luego, se llevó la mano al mentón mientras le dedicaba a Saeko una pícara mirada—. Y al parecer, ambos le tenemos amor a la lectura, pero últimamente no me he podido poner serio con los libros debido a las clases.

La conversación fue como la seda. Nikolai percibió que Saeko ya no parecía tan distante y desconfiada como antes, aunque no tardó en ponerles malas caras a algunas “niñas de papá” que pasaban cerca mientras demostraban estar pasando por esa tediosa época conocida como la pubertad.

No parecía ser mala persona. Solo un poco insegura al tratar con las personas, pero eso cambiaba cuando ya le demostrabas algo de seguridad.

Al cabo de un rato, los miembros de la orquesta se pusieron a entonar con sus violines y trompetas una acogedora melodía, anunciando el comienzo de la fiesta. Los invitados, animados por la música, se pusieron en movimiento al instante, ya fuese para demostrar sus dotes de baile o para atacar a las bandejas de canapés que los camareros habían traído hace poco.

Vaya, parece que ya se empieza a animar el asunto. —Nikolai se levantó del banco y, con un gesto de su mano, invitó a Saeko a que le acompañase—. ¿Vienes a echar un vistazo antes de que las pomposas posaderas de alguna señora bloqueen el paso? —se mofó con tono burlón.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 3:06 am

Ante mi pregunta, Nikolai me respondió que practicaba esgrima. Me llamó la atención de inmediato, pensando si él sería más experto en el manejo de las armas blancas que yo. Y cuando mencionó que en su escuela no paraban de recibir novatos… No me pude sentir más identificada con él, y era la primera persona, que yo recordase, con la que hubiese coincidido en tantas cosas. Más incluso que con Debian, que a saber qué había sido de él, cosa que ya a esas alturas poco me importaba.

Pues si supieras lo buena que soy yo con la espada, seguro que no alardearías tanto…


Le pregunté entonces que si le gustaba y que yo pasaba el tiempo leyendo, cosa que en parte era cierta. Me comentó que tenía su encanto y que le había tocado una maestra estricta. Inevitablemente pensé en Nanashi, la cual coincidía perfectamente con la descripción que me había dado. Parecía que aquel Nikolai iba a tener bastantes cosas en común conmigo, por lo que no aparté el oído, atenta y perpleja con la situación. Cuando rió le seguí por instinto, intentando mantener las formas aunque entusiasmada.

Fue entonces cuando los invitados comenzaron a invadir el salón, logrando que borrase mi sonrisa por culpa de aquellas muchachas que no paraban de criticarme con risitas: que si tenía que sentirme como una pelota, que menudo color tan raro de pelo, que si estaba muy pálida, que si mi vestido le quedaba mejor a una rata… No estuve a punto de levantarme y gritarles cuatro cosas por Nikolai, el cual se levantó y me tendió la mano.

Spoiler: Mostrar


Por un segundo me vi bloqueada, imaginándome bailando junto a él; ¡qué locura! Pero tampoco conocía a nadie más, y en el fondo no quería dejar pasar aquella oportunidad. Parecía incluso cosa del destino que hubiese llamado la atención de un muchacho como él, con el que tenía tantas cosas en común; estaba hecho a medida para mí por una fuerza superior, supuse en mis delirios.

¡Claro! ―Me atreví a responder, emocionada como nunca antes lo había estado

Intenté olvidar todos los problemas que tenía: los Sincorazón, la guerra, la salud del maestro Ryota, las tonterías que había hecho mi copia virtual, la poca falta de memoria que me quedaba… Todo. No merecía la pena seguir amargada por tonterías semejantes, no al menos una noche, ¿verdad? Le correspondí agarrando su mano y levantándome del asiento. Le acompañaría hasta las escaleras principales, por las que los invitados parecían estar subiendo en parejas; todavía no me creía lo que estaba a punto de hacer.

¿Subimos?

Esperé una confirmación suya para seguir adelante, intentando mantenerme lo más sonriente posible, que tampoco era la gran cosa. Y por fin en lo alto, desde donde se podía contemplar el resto del salón, nos adentramos en otra sala mucho más inmensa con enormes columnas de porcelana y un decorado casi mágico. Observé entonces a Nikolai, a sus ojos.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 3:08 am

Los ojos de Saeko se iluminaron por completo. La invitación de Nikolai había servido para que se olvidase de esas niñas mimadas que no hacían más que malmeter con sus comentarios despectivos. Su enfado se esfumó, sustituyéndolo por una sonrisa llena de júbilo.

¡Claro! ―Totalmente ilusionada, Saeko tomó la mano del chico, aceptando de buen gusto su oferta.

Niko le respondió de la misma manera esbozando una sonrisa y la condujo con sutileza hasta las escaleras por las que el resto de invitados se encaminaban al epicentro de la propia fiesta. El joven ya se estaba haciendo a la idea de pasar lo más desapercibido posible el resto de la noche y no entrometerse en los asuntos de los demás a menos que fuese necesario, pero con ver la expresión de felicidad que reflejaba Saeko no tenía la menor duda de que había hecho lo correcto.

Se notaba a simple vista que su nueva acompañante necesitaba relajarse y disfrutar de lo que la noche podía ofrecerles. Y para qué negarlo: Niko también tenía ganas de dejarse llevar y dejar a un lado los estudios y las Llaves Espadas por un momento.

¿Subimos?

Nikolai asintió con la cabeza, y tras subir el último peldaño, la pareja llegó a una enorme sala que te hacía pensar que estuvieses en una novela de fantasía. Incluso podrían ver sus reflejos en la impoluta superficie de mármol que estaban pisando.

Bueno, pues vamos a… a…

A Niko se le empezaron a trabar las palabras hasta que finalmente enmudeció. Se le hizo un nudo en la garganta en cuanto su mirada se cruzó con los ojos de Saeko, que lo observaban inocentemente.

Su mente se quedó totalmente en blanco. Tanto la joven como él se quedaron inmóviles mientras se miraban el uno al otro. No sabía ni que decir o hacer, pero por muy extraño que pareciese, no veía la necesidad de actuar. Era como si no le importase que se quedasen allí mismo ensimismados.

—¿Los señores desean una copa?

¿Qué? —Niko reaccionó con torpeza, pestañeando varias veces. Viró la cabeza a un lado tras darse cuenta de la presencia del camarero que tenían detrás, cargando con una bandeja repleta de copas de champán—. Eh… sí, claro.

El hombre esperó a que el aprendiz cogiese dos de las delgadas copas y se marchó, dejando solos a los dos muchachos.

¿Un brindis para celebrar la noche? —Nikolai le ofreció una de las copas a Saeko. Rara vez solía tomar alcohol, pero una noche era una noche.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 3:12 am

Me quedé ensimismada contemplando sus ojos, de un color similar a los míos, totalmente en trance. En ese momento empezó a comentar algo obligándome a volver al mundo real, y cuando empezó a tartamudear no hice otra cosa que alzar una ceja, a la espera de que terminase lo que tuviese que decir.

¿A qué?


Incliné la cabeza levemente hacia adelante, dándole a entender que estaba atenta y lo estaba escuchando, pero seguía igual. ¿Qué demonios le estaba pasando? Fue entonces uno de los camareros quién que nos llamó la atención y Nikolai volvió a la normalidad. Extrañada, sin saber muy bien qué decir ante lo que le había pasado, cogí una de las copas que me ofreció, intentando ignorar aquella escena que se había montado momentos atrás. Normalmente no solía beber, excepto en noches especiales como Navidad o como esta misma que estaba viviendo, o en el interior de aquella enorme Ballena, donde me vi obligada a beber para no morir de sed, pero el remedio fue peor que la enfermedad en aquella ocasión… En cualquier caso no me apetecía mucho recordar lo sucedido esa vez.

Por otra parte, estaba encantada con aquel chico, pues tenía cierta iniciativa a la hora de hacer las cosas. No se quedaba mirando como un bobo a la nada, y de momento no había hecho ninguna tontería digna de mención, como normalmente hacían los aprendices novatos que tenía que soportar diariamente.

Sí claro, así sí da gusto.

Brindé y bebí un pequeño sorbo, sin llegar a más, a la espera de que se me abriese el apetito con el tiempo. Y quién me hubiese dicho a mí el día anterior que ahora me encontraría en un castillo de lujo con un hombre educado y simpático sirviéndome la bebida, la verdad es que llevar una vida como Portadora no paraba de darme sorpresas. A pesar de todo, de haber perdido la memoria y haber vivido tanto tiempo atrapada en un mundo paranoico, eran esa clase de momentos los que merecían la pena, a mi parecer.

Puede que a fin de cuentas tomar la Llave Espada no fuese ningún error.


En ese momento entre los murmullos de los invitados empezó a resonar la música, y me temí lo peor. No era muy buena bailando, por no decir que nunca bailaba, cosa que podía verse rara en una mujer como yo, pero aun así no quería desaprovechar la noche. No volvería a tener una oportunidad así, por lo que…

Me sigue pareciendo increíble ―le susurré a Nikolai, intentando imitar a los demás y agarrando con mi mano libre su cintura y comenzando a moverme junto a él―. Es la primera vez que hago esto. ―le comenté, intentando no transmitirle mi inseguridad, que igual la desprendía por todos los costados al estar tan rígida

Tragué saliva, intentando mantener el ritmo del baile y más seria que de costumbre.

>No estoy acostumbrada a estas situaciones, soy más de pasar el día encerrada en casa.

Y no era del todo mentira, ¿cierto? Solo esperaba no tropezarme con aquel juego de pies, con el que estábamos dando vueltas despacio, agarrados el uno del otro.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 3:14 am

Saeko aceptó la copa y, tras brindar, se la llevó a los labios. Nikolai juraría haberla oído decir en voz baja algo como “así sí da gusto” antes de darle el primer sorbo al champán. Mejor no preguntar, no estaban allí para sacar las malas experiencias de cada uno.

Niko le pegó un trago a su bebida y echó un vistazo por el amplio salón de baile. Estaba completamente a rebosar, y era extraño que los Sincorazón no hubiesen hecho acto de presencia con la cantidad de inocentes que tenían a su disposición para arrancarles el corazón. Tampoco era plan de desear que una jauría de criaturas oscuras apareciese. Para la noche tan agradable que estaba teniendo…

Bueno… era agradable si no contaba esa amarga sensación que le recorrió la garganta. Champán picado. Bonita forma de limpiar la bodega del rey y endosarle al resto las botellas pasadas.

Entonces, la música cambió, y todos los presentes se ruborizaron. Había llegado el momento que todos estaban esperando.

Era la hora del baile.

Spoiler: Mostrar


Nikolai no iba a pensárselo dos veces para pedirle a Saeko que fuese su pareja de baile, aunque al ver la cara de temor de la pobre muchacha comenzó a dudar. No quería obligarla a salir a la pista de baile si no se sentía a gusto.

¿Pero para que pedírselo cuando ella misma fue la que tomó la iniciativa?

Me sigue pareciendo increíble ―para asombro de Niko, Saeko se le acercó para colocarle la mano en su cintura―. Es la primera vez que hago esto. ―a pesar de seguir como un manojo de nervios, la joven hizo el esfuerzo de seguir el ritmo de la música con sus pasos.

Nikolai se rio por lo bajo y no tardó en posar su mano en la cintura de Saeko.

Siempre hay una primera vez.

No estoy acostumbrada a estas situaciones, soy más de pasar el día encerrada en casa.

No te preocupes, bailar no tiene mucho misterio —intentó tranquilizarla esbozando una sonrisa—. Sobre todo si tienes una madre que se emperra en enseñarte a bailar.

Como no olvidarlo. Su madre le decía miles de veces que un hombre debía de saber bailar, e incluso le contaba como tuvo que enseñarle a su padre cuando le conoció. Aun recordaba las clases improvisadas en casa cuando tenía unos 12 años.

Es muy fácil, tú prueba a seguirme el ritmo.

Con gran soltura y movimientos gráciles, Nikolai marcó el ritmo, paso a paso, para que Saeko no tuviese dificultad en imitarle. No había duda de que las clases de baile de Shanna habían tenido sus frutos.

Venga, ahora inténtalo tú.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Tsuna » Lun Feb 02, 2015 3:17 am

Spoiler: Mostrar

Una primera vez. Supongo que será verdad.


Me mantuve tensa, intentando seguir sus pasos agarrada a su cintura. Me resultaba un poco complicado mantener el ritmo, sobre todo teniendo en cuenta que no lo había practicado nunca antes. Inevitablemente me fijé en el resto de invitados, imitando a las señoras que parecían tener mucha más experiencia que aquellas niñatas que se limitaban a quedarse apoyadas en las columnas, hablando con algunos hombres. Por inercia les fruncí el ceño, todavía mosqueada por las cosas que me habían dicho, pero Nikolai consiguió captar toda mi atención de nuevo, nombrando a su madre.

No te podrás quejar entonces. ―Le comenté en referencia al empeño de su madre por enseñarle a bailar

Cuando yo me quedaba en babia pensando en la mía no podía evitar sentir cierta frustración, pues había sido una mujer de todo tipo menos amable, ¿pero cómo iba a decirle que al contrario de la suya, la mía se había dedicado a enseñarme la disciplina de la espada? Estaba segura de que se quedaría atónito y no pensaría muy bien de mí. Tenía entendido que en esa clase de mundos las mujeres teníamos que ser señoritas elegantes y refinadas, no bárbaras guerreras.

Asentí con la cabeza sin apartar la vista de él cuando me propuso seguirle la marcha. En un comienzo me sentí estúpida y ridícula, pues no conseguía moverme con soltura, pero cuando me propuso continuar yo me intenté mostrar lo más seria y serena posible.

Tengo que centrarme. Soy aprendiza de Bastión Hueco, un baile no puede conmigo.


De inmediato empecé a moverme, totalmente seria con el baile. En principio vi como mejor opción imitar sus movimientos anteriores para luego ir cogiendo soltura, y así fue. Un paso a la izquierda, un paso a la derecha, y una vuelta los dos. Tenía que dar gracias a mis entrenamientos, donde había decidido mejorar mi elasticidad, aunque de alguna manera sentía que no podía compararme con Nikolai. De todos modos me esforcé, dando pasos en sincronía con el chico y adentrándome sin querer en el centro de la pista. Me olvidé del mundo y de todo por un momento, inmersa en el ritmo de la música.

¡Niña, mira por dónde vas!

Choqué accidentalmente con una mujer de espaldas, y estuve a puntito de pisarme mi propio vestido. No le respondí nada aparte de un grito ahogado, sin embargo, roja por mi total falta de práctica. Acerqué entonces el rostro al de Nikolai, intentando no levantar la voz.

¿Pero quién se ha creído que es?
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Castillo de los Sueños] Bailando con Sombras

Notapor Drazham » Lun Feb 02, 2015 3:19 am

Aunque al principio sus movimientos eran tan rígidos como los de un mimo, Saeko se sintió más segura de sí misma con cada paso y pirueta que daba, llegando a desenvolverse con desenvoltura. Nikolai, satisfecho con el gran progreso de su “alumna”, se dejó llevar por los pasos de la joven.

¿Ves? ¿A que no era tan difícil?

Fue tal la valentía de su pareja de baile, que se atrevió a meterse de lleno en el centro de la pista, inmersa en su propia danza, hasta que…

¡Niña, mira por dónde vas!

Las orondas posaderas de una mujer frenaron en seco a Saeko, llevándose un buen susto y escondiendo su cara, roja como un tomate, en frente de Niko.

¿Pero quién se ha creído que es?

Estas cosas pasan, pero menos te has chocado con algo blando —se le escapó una risita—. Anda que no me di yo golpes con la mesa del comedor.

Con un ligero tirón, sacó a la chica entre giros y pasos dobles del centro, evitando las miradas de los curiosos por la escenita y continuó con un ritmo algo más lento, dándole un poco de tiempo a Saeko para que se le pasase el bochorno.

Tampoco lo has hecho tan mal, y se te notaba que te lo estabas pasando en grande —la miró pícaramente—. Ya verás como con un poco de práctica te desenvuelves mejor.

En cuanto Saeko se recompuso, Niko la miró fijamente a los ojos. Hace mucho que no se divertía tanto como en aquella noche, y no habría sido así de no haberle dirigido la palabra.

Como se alegraba de haber conocido a esa chica de tan genuino carácter.

Entonces… ¿Te apetece otro bis? —le propuso—. Algo más lento en este caso, y así no nos preocupamos de que algún pijo se nos ponga de por medio, ¿qué me dices?

Le respondiese o no, el bis tendría que esperar. Un chillido de espanto de alguna muchacha se escuchó por toda la sala, interrumpiendo tanto a los invitados que estaban bailando como a la orquesta, que dejó de tocar de inmediato. Algunos de los presentes se acercaron para comprobar que había pasado, pero al rato se les fueron uniendo cada vez más, como si hubiese ocurrido algo fuera de lo normal.

—¿Qué es esa cosa? —preguntó escandalizado uno de los hombres.

—N-no lo sé, casi se me cae encima mientras estaba bailando —balbuceó la chica que había pegado el grito de antes—. ¡Ese bicho negro me ha pegado un susto de muerte!

<¿Bicho negro?>

A Nikolai se le hizo un nudo en la garganta nada más oír esas dos palabras. Temiéndose lo peor, le indicó a Saeko que le esperase y se metió de lleno entre la multitud, abriéndose paso a duras penas entre el gentío, hasta que logró llegar al centro del cotarro.

Entonces, todos sus temores se hicieron realidad en cuanto la vio, balanceándose con movimientos torpes mientras observaba a los invitados que la rodeaban con sus enormes ojos amarillentos.

Spoiler: Mostrar
Imagen


Para mayor escarnio, la cosa no terminó ahí: una de las mujeres, con una expresión de puro terror reflejada en su cara, señaló hacia arriba, donde se encontraba la enorme lámpara de araña y en la que se habían posado tres Sincorazón alados; conocidos como Gárgolas, junto a cinco Sombras más que colgaban de la estructura.

Spoiler: Mostrar
Imagen


<Adiós al baile.>

—¡¡MONSTRUOS!!

Y se hizo el caos en el salón.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Siguiente

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

cron