[Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Misión de Malik y Fátima Laforet

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

[Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Astro » Mié Feb 18, 2015 1:49 pm

Spoiler: Mostrar
Nombre: En busca del búho de la sabiduría
Solicitante: Filóctetes
Descripción: ¡Es un desastre! Ibid, el búho de la diosa Atenea, ha desaparecido en alguna parte de Tebas. ¡Puede que algún rufián lo haya secuestrado! Hércules anda demasiado ocupado en el Coliseo, así que necesito futuros héroes que puedan encontrarlo antes de que Atenea se entere o... Dos palabras, muchachos: ¡Tebas estará acabada!
Mundo: Coliseo del Olimpo
Requisitos: Mínimo dos participantes, máximo cuatro.
Recompensa:
- 10.000 platines a repartir entre los participantes.
- Una ultrapoción para cada participante.
Notas:
- El búho de Atenea concede sabiduría infinita a aquel que lo toca, tendrá que tenerse en cuenta para toda la misión. Ignorarlo supondrá una penalización en los PX recibidos.
- No habrá participación de ningún GM a lo largo de la misión.
Interesados: Malik, Fati
EN PROCESO

Imagen

Oh, sois vosotros otra vez. Venid, venid, no hay tiempo que perder.

Fátima y Malik habían llegado aquella mañana al Coliseo del Olimpo, llamados por el reclamo del viejo sátiro gruñón. Al parecer, la mascota de una de las diosas de ese mundo, Atenea, se habría perdido por algún rincón de la ciudad de Tebas, aunque muy posiblemente había sido secuestrado por alguien o algo. La tarea de los dos aprendices consistía en encontrar al búho antes de que su dueña regresara a buscarlo, porque sino lo conseguían...

¡Debéis daros prisa! Si Atenea se entera de que su querido Ibid ha desaparecido, ¡arrasará la ciudad para encontrarlo! ¡Y ya tenemos suficiente con un dios enfadado intentando destruirla!

Como única indicación, Fil les sugirió que empezaran a buscar por la plaza central de Tebas, o tal vez por el mercado, pero eran libres de ir por donde quisieran siempre que lo encontrasen.

Eso sí, les hizo una misteriosa advertencia: que procuraran no tocar al búho directamente. Según los rumores, tocarle concedía sabiduría infinita, pero también hacía aflorar toda la arrogancia que cualquiera pudiera tener dentro.

¡Norma número treinta y uno: el fracaso no es una opción! ¡Buena suerte!

¡La búsqueda del búho de la sabiduría comenzaba!


Spoiler: Mostrar
Nota: La misión estaría situada después de la trama De cero a héroe. Suerte y ánimo~
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Jue Feb 19, 2015 9:43 pm

Visitar el Coliseo de nuevo, tan pronto después de la anterior misión, le provocó una punzada de agria nostalgia. Todavía podía oír los gritos encerrados entre las gradas, y al camaleón gigante.

Oh, sois vosotros otra vez. Venid, venid, no hay tiempo que perder.

Malik se mantuvo cruzado de brazos mientras esperaba a oír las instrucciones de Filoctetes, el sátiro a cargo del Coliseo de Tebas. El día anterior Fátima le había hablado acerca de la misión, junto con la historia de una muy similar que hizo en Port Royal porque ambas tenían relación con capturar pájaros perdidos. Malik no pudo decir que no, ni quiso, con la promesa de un pellizco de dinero por una misión aparentemente fácil.

Fátima le intentó sacar de su error, claro, pero él no lo tomó en serio. Buscar un pájaro... Vale, la ciudad era grande, pero no tenía por qué ser difícil.

¡Debéis daros prisa! Si Atenea se entera de que su querido Ibid ha desaparecido, ¡arrasará la ciudad para encontrarlo! ¡Y ya tenemos suficiente con un dios enfadado intentando destruirla!

Entendido. —Malik asintió.

Bueno, vale, tenían que hacerlo rápido. Era un añadido a la dificultad. Por su parte no preguntó nada, no tenía ninguna duda. Las instrucciones eran claras: Encontrar a la lechuza antes de que la diosa se diera cuenta de que no estaba. No tocarlo bajo ninguna circunstancia. Empezar a buscar en lugares concurridos.

Sonaba bien.

¡Norma número treinta y uno: el fracaso no es una opción! ¡Buena suerte!

Esbozó una sonrisa antes de indicarle con un gesto a Fátima que era mejor empezar cuando antes y caminó hacia la salida del Coliseo para dirigirse hacia la gran ágora de Tebas.

* * *


Bueno, ¿alguna idea, señorita busca-pájaros? —preguntó Malik, plantado junto a una fuente de agua, de la que algunas mujeres llenaban ánforas para llevar a casa.

Miraba en derredor, el ágora estaba más que abarrotada. Sabía que era muy similar al zoco y a los bazares de Agrabah, donde se realizaban transacciones comerciales, el mercado y encuentros sociales. ¿Dónde podría haber ido una lechuza como Ibid? ¿Qué podía desear la mascota de una diosa de los humanos?
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Vie Feb 20, 2015 4:06 pm

En una ocasión, Fátima había registrado a Atenea como su diosa favorita en una inscripción. Ahora, después de escuchar las palabras de Filoctetes y la posibilidad de que la divinidad que le parecía más lógica y madura de todas fuera capaz de arrasar Tebas porque no encontraba a su lechuza la llevó a reconsiderar su decisión. Parecía que al final todos los dioses eran iguales, infantiles y caprichosos, solo que algunos tenían mejores cualidades que otros.

En el ágora, Fátima miraba a su alrededor con un creciente sentimiento de incomodidad. No le hacía gracia volver tan pronto al Coliseo después de lo que había sucedido, ¡malditos dioses!, pero… Bueno. Las misiones eran las misiones. Y quizás estaría bien ganarse el favor de una diosa, por mucho que les estuviera cogiendo tirria.

Además…

Bueno, ¿alguna idea, señorita busca-pájaros?

Fátima sonrió, tensa, y se volvió hacia él:

Ja-ja-ja.—Pero era cierto que su argumento para ir a aquella misión consistía en que ya tenía cierta «experiencia». Así que puso mejor cara y se cruzó de brazos, pensativa—. Supongo que antes de nada sería mejor averiguar todo lo posible sobre el pajarito. Es un animal divino, no es lo mismo que un loro. ¿Te parece que vayamos al templo de Atenea para preguntar? Quizás podamos imaginar a dónde ha ido o… Si lo han secuestrado, quién podría haber sido. Y por qué, claro.

Esperó a que Malik asintiera y luego echó a caminar en busca del templo. Pero durante el camino se detuvo para ponerse a su altura y poder cogerse de su brazo. En esa ocasión también había escogido vestimenta de mujer y se cubría el pelo con un velo, al estilo tebano iba vestida de mujer y se cubría el pelo con un velo, la calyptra para protegerse también del sol. Y ya que iba vestida así, no le daba ninguna vergüenza ir junto a él como correspondía a una pareja.

¿No te da pena Hércules?—dijo entonces—. Le obligan a hacer todo, es como un único policía para una ciudad entera. Al final se va a venir abajo.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Mar Feb 24, 2015 1:20 am

Buena idea.

Con un pequeño gesto empezó también a andar para buscar dicho templo. En realidad lo que hizo fue acercarse a un puesto de fruta para preguntar por la dirección, que obtuvieron de forma bastante amable y sencilla. Al retomar el camino, dejó que tranquilamente Fátima se cogiera de su brazo. Le resultaba tan tierna y adorable... Y estaba preciosa, con esa ropa, no podía negarlo. Quizá no tenía esa figura voluptuosa y redondeada por la que podía caer rendido, pero sí muchas otras cualidades y más importantes.

¿No te da pena Hércules?

¿Hm? —Absortó en sus pensamientos, no entendió la pregunta de buenas a primeras.

Le obligan a hacer todo, es como un único policía para una ciudad entera. Al final se va a venir abajo.

Ah —La verdad era que tenía razón... Hércules, el héroe de Tebas, era el único que podía ocuparse de los sincorazon y todos los monstruos que se empeñaban en atacar la ciudad. Ni siquiera los portadores de Llave-Espada podían andar pendientes de un único Mundo—. Pues yo le he visto... feliz con su situación —comentó.

Recordó la misión anterior, aunque le había visto poco, no le dio la sensación de que Hércules estuviera obligado a nada...

El templo de Atenea se encontraba sobre una pequeña loma, lo que le daba al edificio un aspecto más imponente del que ya tenía. Malik levantó la vista para admirar las grandes columnas de mármol, el dintel, el friso... Los templos griegos eran una auténtica maravilla, tan resplandecientes, tan hermosos...

¡ESTAMOS PERDIDAS, HERMANAS, PERDIDAS!

Una mujer pasó corriendo junto a ellos, y en su carrera empujó a Malik por entrar al templo. En la entrada, varias mujeres se agolparon nada más oír los gritos. Todas ellas vestían igual, con el mismo estilo de túnica, los mismos adornos, el mismo peinado. Malik miró a Fátima, sin comprender muy bien lo que pasaba.

¡¿Lo han encontrado?!

¡Dinos, hermana!

¡Sí, dinos, ¿han encontrado a Ibid?!

Entre los pequeños gritos y la algarabía, se distinguió el nombre de la lechuza perdida. Eso les hizo saber dos cosas: Que las, probablemente, sacerdotisas del templo también estaban buscando al animal. Pero no lo habían encontrado aún así.

No... Y nuestra diosa vendrá pronto por él... ¿qué vamos a hacer?

Malik miró a Fátima de nuevo y le hizo un gesto, junto con una sonrisita, para que si quería, anunciase su presencia.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Mié Feb 25, 2015 8:07 pm

No... Y nuestra diosa vendrá pronto por él... ¿qué vamos a hacer?

Fátima había contemplado el histerismo de las sacerdotisas experimentando emociones encontradas entre la risa y la lástima, hasta que escuchó el nombre de Ibid y agudizó el oído.

Se volvió hacia Malik, que le sonreía y le indicaba con un gesto que hablara con las mujeres.

«¿Por qué yo?», pensó. Pero luego se dijo que estaban ante sacerdotisas y, teniendo en cuenta cómo era aquel mundo, seguramente se sintieran incómodas ante un hombre.

Nerviosa, se retorció un mechón de pelo, dio un par de pasos, intentando pensar cómo acercarse a ellas sin que la mandaran a tomar viento fresco porque estaban muy ocupadas. Luego se dijo que quizás conocieran a Filoctetes y que, a lo mejor…

Se aproximó a la más mayor de todas, colocándose bien el velo, y carraspeó llamándoles la atención.

Disculpen—dijo, alzando la voz para que la escucharan a pesar de sus gritos de desesperación—. ¡Disculpen! ¡Filoctetes nos ha pedido que ayudemos a encontrar a Ibid!—Aquello consiguió el efecto esperado y las voces se apagaron hasta casi desaparecer. Fátima intentó no mostrarse muy incómoda bajo las miradas de las sacerdotisas—. Nos ha explicado que Ibid ha desaparecido y mi… eh… Mi marido puede desplazarse sin problemas a lo largo de Tebas—dijo, sonrojándose un poco y esperando que a Malik no le molestara la mentirijilla—. Por favor, ¿podemos ayudarlas de alguna manera?

La sacerdotisa mayor dirigió una mirada de cierta desconfianza hacia Malik y luego arrugó los labios. Pero parecía que el nombre de Filoctetes había servido para algo y, después de todo, estaban aterrorizadas. Así que hizo un gesto a Malik para que se aproximara y, tratando de mantener la calma, dijo:

Ibid es una criatura muy especial. Es el compañero de Atenea y ella le guarda muchísimo cariño.—Intercambió una mirada de incomodidad con una de sus hermanas—. La diosa muy de vez en cuando nos visita y nos permite cuidar de él. Pero, esta mañana, cuando íbamos a darle su desayuno… No estaba. Es un ave cazadora y a veces sale para capturar algún animalillo. Sin embargo, jamás había visto un animal tan inteligente. Sabe lo que tiene que hacer. Por eso nos aterroriza que no haya regresado. Alguien lo ha tenido que capturar. Eso o ha resultado herido.

¿Pero por qué iba nadie a querer provocar la cólera de Atenea?—preguntó, sinceramente sorprendida.

Los dioses tienen muchos enemigos.

Quizás no sean de esta ciudad y desean su destrucción…

¡Pero por qué no les decís la verdad! ¡Es porque Ibid da la sabiduría absoluta!

Todas las mujeres miraron con rencor a la muchacha a la que se le había ido la lengua, pero esta se encontraba demasiado asustada para darse cuenta. Fátima, con los ojos abiertos de par en par, buscó a Malik para ver si tenía la misma cara de perplejidad que ella o si es que había escuchado mal.

¿Perdón?—balbució—. ¿Cómo que «sabiduría absoluta»?

¡Filoctetes no había mencionado nada sobre eso!
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Sab Mar 28, 2015 12:25 am

Por supuesto Malik tenía la misma cara de sorpresa que Fátima y levantó una ceja al mirarla, asimilando aquella nueva información. Filoctetes no debería habérselo callado, podrían haberse ahorrado unas cuantas conjeturas.

Un secuestro le parecía una hipótesis plausible dadas las costumbres del animal, o que cayera en alguna trampa para pájaros. No creía que aquellas mujeres estuvieran mintiendo, porque estaban aterrorizadas, desesperadas e histéricas. Incluso la que lideraba a todas las demás sacerdotisas tenía aspecto de no saber qué más hacer. Malik intentó pensar en un plan lo más rápido posible.

Así que Sabiduría Absoluta, ¿eh?

Ese era el dato clave al parecer.

Así es —Muy a su pesar, la gran sacerdotisa respondió a la pregunta de Fátima—. No sabemos muy bien porqué el tocar a Ibid causa ese efecto, pero quien lo hace adquiere conocimiento universal sobre todo lo que existe en este mundo, como si la misma Atenea le bendiciera.

Obtener esa sabiduría sería entonces un buen motivo para capturar al pájaro —terció Malik, todavía pensativo.

Un murmullo conjunto por parte de las mujeres corroboraron sus palabras. Esa Sabiduría era algo peligroso en las manos equivocadas, quién sabía si con algo así se podría destapar el secreto de los mundos o algo parecido. Malik chasqueó la lengua y formuló la misma pregunta que antes inquirió Fátima, con un ligero matiz.

¿Atenea tiene algún enemigo personal?

Pues...

Bueno...

Ante las reticencias de algunas sacerdotisas, su líder volvió a retomar la palabra con un suspiro resignado y cansado.

Hay un dios en particular... Poseidón, señor de los océanos. Hace mucho tiempo, Atenea y Poseidón se disputaron del patronazgo de Atenas. Nuestra diosa ganó el enfrentamiento y desde entonces Poseidón la odia, si Ibid ha sido realmente secuestrado, quizá haya sido obra suya.

Malik tampoco podía estar seguro sin pruebas, pero era una buena línea de investigación. Por lo que tenía entendido, los dioses podían ser muy rencorosos y vengativos y hasta una pequeña tontería como capturar la mascota de otro dios, podía producir un altercado serio. Tenían que darse prisa.

Disculpadnos un momento.

Cogió suavemente a Fátima por el brazo y la apartó un poco de ellas antes de bajar la voz y hablar:

¿Qué opinas, crees que puede ser realmente un secuestro? Si ese pájaro es tan listo, es poco probable que sólo se haya perdido por ahí, y eso de que concede sabiduría absoluta es demasiado jugoso como para que nadie haya pensado jamás en llevárselo.

Lo que ya no sabía era cómo seguir esa pista. ¿Deberían ir al templo de Poseidón?
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Dom Mar 29, 2015 2:25 am

«Oh, magnífico. ¿Por qué no meternos de cabeza en problemas entre dioses? ¡No volveré a perseguir un maldito pájaro en toda mi vida!»

Disculpadnos un momento.

Malik la tomó por un brazo y la llevó a un extremo para que pudieran hablar a solas. Las sacerdotisas les siguieron con la mirada, angustiadas, antes de volver a cuchichear entre ellas.

¿Qué opinas, crees que puede ser realmente un secuestro? Si ese pájaro es tan listo, es poco probable que sólo se haya perdido por ahí, y eso de que concede sabiduría absoluta es demasiado jugoso como para que nadie haya pensado jamás en llevárselo.

Si fuera tan listo no creo que se perdiera… A menos que sea un búho al que le gusta hacer sufrir a los humanos normales y corrientes. Pero sí, parece más cosa de un secuestro. A mí también me gustaría acceder aunque sólo fuera por un momento a ese tipo de sabiduría—confesó, con ojos chispeantes al pensar en todos los hechizos que podría aprender, en todo lo que descubriría con mirar a su alrededor. Luego sacudió la cabeza—. El problema es que Poseidón es el dios del mar. ¿A dónde vamos a ir a buscar a Ibid?—Tras meditarlo un momento, se dirigió hacia las sacerdotisas—.Podemos ayudaros a buscarle, pero para eso necesitamos saber dónde suele cazar Ibid. Puede que todavía siga por ahí y esté herido o algo…

Aunque no lo pensaba. Y, por los gestos de las mujeres, ellas tampoco. La contestación fue algo desalentadora: el pajarito se movía por toda la ciudad. Por suerte, una de ellas recordó que a Ibid parecía gustarle en especial un bosque fuera de las murallas. ¡Bosques! ¡Maravilloso! ¿Y qué comía? Parecía que le gustaban todo tipo de animales, aunque en especial los ratones.

Agradeció la información y les prometió hacer todo lo posible por encontrar cuanto antes al búho. Después salió del templo cruzada de brazos y con el ceño fruncido.

Supongo que lo más lógico sería ir directamente al bosque y… No sé, capturar un ratón o algo a ver si intenta cazarlo.—Suspiró—. También podríamos ir al templo de Poseidón. No a preguntar directamente si han visto a Ibid, pero sí a echar un vistazo y a preguntar si hay algún otro sitio donde pueda aparecer Poseidón… ¿Qué te parece?

No era el mejor plan del mundo, pero por algún lugar tenían que empezar.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Lun Abr 13, 2015 1:49 am

Salió del templo junto a Fátima, mientras pensaba en aquellas opciones. Desde luego no podían ir al templo de Poseidón a acusar a nadie de secuestro. Con lo quisquillosos que podían ser los dioses allí igual hasta armaban un cataclismo sólo por una pregunta de nada. No estaba sintiéndose demasiado satisfecho, ni cómodo, con el devenir de la misión. Una cosa era buscar a un pájaro, sin más, otra muy distinta lidiar con un rescate, en caso de que de verdad fuera un rescate.

Supongo que no tenemos muchas más alternativas —respondió.

Ir al bosque a buscar a ciegas usando ratones como cebo no le parecía una idea más atractiva que el ir a preguntar a los sirvientes del dios de los mares, de modo que preguntó la dirección hacia el templo de Poseidón, mucho más alejado del centro de la ciudad que el de Atenea, y se encaminó junto con Fátima hacia allí.

Estaba pensando... —murmuró mientras caminaban—. Si realmente Poseidón ha secuestrado a Ibid, ¿no crees que él se habría quedado tan tranquilo sentado en el sillón de su casa en lugar de hacer el trabajo sucio? Quiero decir, es un dios, seguro que tiene criados y esas cosas, sacerdotes, criaturas a su servicio. Lo leí tras aquella misión... —Dejó el tema en el aire porque no era una muy agradable de recordar, tras haber estado a punto de perder a Fátima—. Precisamente en Tebas no es que escaseen los bichos mitológicos, ¿y si Poseidón ha utilizado alguno para no mancharse las manos?

Sabía que era una idea bastante peregrina, pero se le había venido a la mente después de pensar en Atenea y su mascota. Porque si ella tenía una, los demás podían tener también y no era nada descabellado llegar a la conclusión de que un monstruo acuático era capaz de comerse a un búho, por muy listo que fuera.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Lun Abr 13, 2015 11:46 am

Estaba pensando...

Fátima se arrimó a Malik para escuchar su teoría. Fue asintiendo con la cabeza, dándole la razón y sintiendo a la vez una creciente preocupación.

Tendría sentido. Quitando a Hades, no parece que los dioses se muevan mucho por este mundo. Al menos no demasiado a menudo. Pero eso es… Quiero decir, ¿cómo vamos a reconocer a un sirviente de Poseidón? A menos que sea un pez con patas o tenga branquias en el cuello, no se me ocurre qué podemos hacer.

Y eso si se lo cruzaban, porque bien podía haber salido ya de la ciudad.

Preguntaron aquí y allá para que les orientaran hacia el templo de Poseidón, en lo alto de una pequeña colina, pero muy escarpada. La subida le dejó la boca seca y el corazón latiéndole a una velocidad más que considerable. Ahora entendía por qué tantos tebanos estaban tan en forma. El sitio no era el más grande del mundo, no si lo comparaban con el templo de Zeus, pero las vistas eran impresionantes y a lo lejos se veía el río Asopo.

¿Habrán venido desde allí?—se preguntó en voz alta, señalando hacia el cauce—. Si no conseguimos nada aquí, podríamos ir a revisar el río, ¿no?

Aunque si tenían que ir tan lejos, entonces no les quedarían muchas esperanzas…

¿Desean preguntarnos algo? —preguntó entonces una voz grave.

A sus espaldas se había detenido un sacerdote de barba cana y avanzada edad. Cargaba con unos cuantos rollos y les miraba con una sonrisa amable. O más bien miraba a Malik. Fátima suspiró para sus adentros. Saltar de mundo en mundo hacía que se volviera difícil recordar las costumbres de cada lugar, y en Tebas, o en Grecia en general, no se prestaba demasiada atención a las mujeres. Tendría que dejarlo en manos de Malik.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Mié Abr 15, 2015 3:53 pm

Quizá en el templo tengan alguna estatua —aventuró.

La subida dificultosa al templo de Poseidón no le fatigó tanto como a Fátima, pero entendía porqué los habitantes de aquel mundo tenían un físico envidiable más allá de la media, no les daba tiempo a ponerse gordos. Ayudó a Fátima a subir los últimos tramos de escalera y alcanzaron el rellano principal del edificio, muy parecido al templo de Atenea. Desde arriba se visualizaba gran parte de la ciudad y el río.

¿Habrán venido desde allí?

Malik miró hacia donde señalaba ella, hacia el agua que serpenteaba más allá, a lo lejos.

Es posible —asintió.

Si no conseguimos nada aquí, podríamos ir a revisar el río, ¿no?

Cabeceó pensando que en realidad no creía que fueran a tener éxito en la misión si tenían que buscar en el río. Si Ibid había sido secuestrado por algún sirviente de Poseidón y habían llegado al agua, el animalito bien podía estar ya en manos del dios.

Al contrario que en el templo de Atenea, reinaba el silencio. Nada de voces chillonas, nada de caos. Sólo una gran fuente central que surtía agua a todo el templo, una gran estatua de Poseidón con su tridente detrás y el altar principal frente a la fuente. No parecía que hubiera ninguna conspiración. Se dirigió hacia la puerta, encontrándose con el escrutinio de un sacerdote bastante mayor, que se había detenido

¿Desean preguntarnos algo?

Su primer impulso fue el de mirar a Fátima, porque ella era la que había tenido la idea, pero se dio cuenta otra vez de que se esperaba de él tomara el primer paso, como hombre que era. Por eso carraspeó y tomó la delantera, ideando una excusa lo más rápido que pudo para justificar su presencia allí sin resultar sospechoso.

Sí, sí, queríamos.... queríamos dedicar una ofrenda al gran Poseidón, acabamos de realizar un largo viaje por mar y deseábamos expresarle nuestra gratitud por traernos sanos y salvos hasta la costa, si es posible.

El sacerdote asintió haciendo más suave su sonrisa, complacido y Malik tragó saliva reprimiendo las ganas de suspirar de alivio.

Es posible, es posible. Por lo que veo será una ofrenda sencilla, ¿no? Tenemos reservas de conchas para depositar las ofrendas en el altar, iré a buscarlas.

El sacerdote acomodó los rollos que llevaba en los brazos y se dio la vuelta, dispuesto a ir a buscar dichos objetos. Sin embargo no llegó a dar dos pasos. De repente la cabeza de la estatua de Poseidón se desprendió con un fuerte golpe y el sonido de la roca pulverizada y cayó como un plomo a la fuente. Tanto el sacerdote como Malik se quedaron quietos, sorprendidos, este último visiblemente aterrorizado en cuanto las aguas del templo se levantaron de sus canales y fuentes como una gran marea.

Una risa estridente, femenina, resonó entonces y una figura apareció tras las aguas, arrancando el tridente de piedra de la estatua.

Spoiler: Mostrar
Imagen


¡¡¡AHORA ESTE TEMPLO ES MIO!!!

Malik retrocedió unos cuantos pasos llevando consigo a Fátima del brazo. Aquello era lo que les faltaba.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Sab Abr 18, 2015 8:09 pm

Sí, sí, queríamos.... queríamos dedicar una ofrenda al gran Poseidón, acabamos de realizar un largo viaje por mar y deseábamos expresarle nuestra gratitud por traernos sanos y salvos hasta la costa, si es posible.
Fátima sonrió y asintió, dándole la razón en silencio, aunque no creía que el sacerdote fuera a prestarle mucha atención. Al menos pareció conforme con la respuesta.

Es posible, es posible. Por lo que veo será una ofrenda sencilla, ¿no? Tenemos reservas de conchas para depositar las ofrendas en el altar, iré a buscarlas.

Conchas—repitió, pensando que era adorable. Sobre todo en comparación con tener que sacrificar animales.

Iba a comentárselo a Malik cuando un ruido sordo los sobresaltó a todos. Fátima pegó un pequeño respingo y, como los otros dos hombres, se quedó congelada al ver que la causante había sido la cabeza de la estatua de Poseidón. Dirigió los ojos hacia el cuello cercenado y vio que había un corte liso. Pero, ¿qué podía cortar la piedra…? ¿O es que se había caído sin más?

Entonces una mujer empezó a reír: llegó a distinguir su figura surgiendo de la fuente antes de que saltara, a una velocidad sorprendente, y arrancara el tridente de Poseidón.

Spoiler: Mostrar
Imagen


¡¡¡AHORA ESTE TEMPLO ES MIO!!!

Sintió un tirón del brazo y cuando quiso darse cuenta, Malik la estaba haciendo retroceder.

¿Qué se supone que está pasando?—musitó ella—. ¿Esa chica es… es una ninfa o algo así?

¡Soy una nereida, estúpida!—exclamó la joven, provocando que Fátima pegara un respingo—. O lo soy de momento, porque pronto seré más. ¡Muchísimo más!—rió, golpeando el fondo de la fuente con la base del tridente.

Entonces Fátima vio que llevaba una especie de…

¡Malik! ¡Es Ibid!—Señaló hacia delante.

La nereida, o lo que quiera que fuese, llevaba una especie de pequeña esfera atada al cinturón. Y dentro había un pequeño búho, que dormitaba, flotando en lo que parecía ser alguna clase de líquido.

Al ver la expresión de la nereida se dio cuenta de que había hablado demasiado. Ésta les observó entrecerrando los ojos y apretando los dedos entorno a su tridente. En ese momento, sin embargo, el sacerdote captó su atención.

¡Sacrílega! ¡Cómo te atreves a traicionar a tu señor! ¡La maldición de Poseidón caerá sobre ti y…!

Con un chillido, el hombre cayó sobre el trasero. El tridente había estado a punto de clavarse en su cara, si bien la nereida lo había detenido a tiempo.

A callar, abuelo. Te perdono porque eres un hombre fiel a Poseidón, como juraste serlo cuando te ordenaste sacerdote, pero pronto obedecerás a otra señora. ¡El Mar merece una reina inteligente, y no ese ridículo y envidioso anciano!

Volvió a clavar los ojos en Malik y en Fátima. Y, sin pensárselo dos veces, atacó: bajo sus pies se levantó una lengua de agua que la ayudó a elevarse en el aire y se precipitó a toda velocidad contra ellos.

Fátima invocó un Dragón de Agua con el que detener su embiste. Pero, para su sorpresa, la joven maniobró en el aire… Y lo esquivó. Después el agua de la fuente los golpeó a los dos y se los llevó por delante, expulsándolos del templo. Rodó escaleras abajo, se golpeó un codo y la cabeza antes de poder levantarse.

¡Malik, ¿estás bien?!

Le miró de reojo y se puso de inmediato en guardia, porque la nereida, armada con su tridente, salía del templo con una sonrisa que no prometía nada bueno.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Sab May 09, 2015 2:59 am

Spoiler: Mostrar


¡Malik! ¡Es Ibid!

Malik entornó la vista sin despegarla de la criatura que se hacía llamar nereida. No sabía exactamente l oque era una nereida, pero no se iba a parar a preguntarlo ahora. Se fijó en aquella esfera líquida, en cuyo interior flotaba dormido un pájaro.

El búho de Atenea —musitó.

Se dio cuenta de que ella les había oído y retrocedió un poco más tirando de Fátima. No le gustó la expresión de la nereida, que apretaba el tridente de piedra como si fuera a destrozarlo.

¡Sacrílega! ¡Cómo te atreves a traicionar a tu señor! ¡La maldición de Poseidón caerá sobre ti y…!

Malik estuvo a punto de convocar su Llave-Espada al ver el tridente abandonar la mano de la criatura. No podía dejar que hiciera daño al anciano, pero por fortuna, no fue necesario. El arma de piedra se detuvo a centímetros del rostro arrugado, con la clara intención de asustar al hombre.

A callar, abuelo. Te perdono porque eres un hombre fiel a Poseidón, como juraste serlo cuando te ordenaste sacerdote, pero pronto obedecerás a otra señora. ¡El Mar merece una reina inteligente, y no ese ridículo y envidioso anciano!

Se tensó ante la mirada de la nereida, serio. Sus palabras no dejaban dudas sobre lo que quería hacer: Derrocar al mismísimo Dios del mar y alzarse como su nueva reina. ¿Estaba así por culpa de tocar a Ibid y haber obtenido aquella gran Sabiduría? ¿No se suponía que alguien sabio sabría lo estúpido que era armar una guerra contra un dios, más ella que era su súbdita directa?

«Ah, mier-da».

La corriente de agua que la nereida elevó del suelo formo un gran chorro con la que ascendió de igual forma y se precipitó hacia ellos. A Malik no le sorprendió que la nereida esquivara con facilidad el conjuro de Fátima. Sólo tuvo tiempo de invocar su escudo, con el que intentó detener el ataque...

Sin éxito.

El chorro impactó de lleno contra ellos. Malik sintió la fuerza del embate, que no se limitaba a un único choque, como una ola de mar normal y corriente. El agua empujó y empujó hasta que consiguió echarlos afuera en dos miserables segundos. El escudo se le escapó de la mano y se perdió en un cúmulo de agua y luz. Malik no supo nada más aparte de que estaba rodando por las escaleras hasta quedar tumbado boca arriba en el suelo, junto a pie de los primeros escalones. Tosió con violencia escupiendo agua y se incorporó.

¡Malik, ¿estás bien?!

Miró a la chica, limpiándose el agua de la barbilla, y escupió otro poco más.

Eso creo, sí, ¿y tú?

Iba a ayudarla a levantarse, pero no hizo falta. Ante su gesto tenso y alerta, Malik se terminó de erguir y miró hacia la puerta del templo. La nereida ya estaba saliendo, con el tridente en la mano y una sonrisa demasiado siniestra para una criatura en apariencia tan frágil.

Vaya, vaya, así que queréis jugar, ¿eh? —La nereida empezó a bajar las escaleras deslizándose sobre una pequeña corriente de agua. Tras ella, el resto del agua del templo empezó a reunirse y seguirla—. Hace mucho tiempo que no veo humanos usando magia, me ha sorprendido —Miró a Fátima, con divertida curiosidad—. Lástima que no tenga tiempo para divertirme, estoy ocupada.

Mientras bajaba, el cúmulo de agua se hacía cada vez más y más grande y Malik sabía que ella les atacaría otra vez de un momento a otro. Y esa vez no se limitaría a golpearlos con agua, seguro. Un terrible escalofrío de miedo le estremeció al pensar que podía morir ahogado incluso tierra adentro. Despacio se movió junto a Fátima y colocó una mano en su hombro.

De acuerdo, sentimos haberte atacado. Nos asustaste y nos defendimos. —Estaba seguro de que no iba a creérselo, pero por probar no perdía nada. Además, necesitaba ganar tiempo para empujar ligeramente a Fátima hacia atrás—. ¿Podríamos saber tu nombre antes de que nos concedas tu benevolente perdón, futura diosa del mar?

Los halagos hicieron sonreír a la nereida, pero no de forma demasiado halagüeña. Enseñó una dentadura perfecta y blanca antes de alcanzar la base de la escalera. Se apoyó en el tridente muy casual, mirándoles como si ellos fueran insignificantes.

Me llamo Arlea, humano. —Ensanchó su sonrisa al ver el gesto de Malik, de colocar a Fátima en una posición más protegida tras su cuerpo—. Y no, no lo sentís. Todavía no. Sabéis demasiado.

Justo entonces Malik dio un paso al frente e invocó la Llave-Espada. Arlea levantó el tridente y la masa de agua se precipitó por delante, para golpearles. Malik ejecutó un espadazo para dispersar la masa de agua y a ciegas levantó la llave. El choque del tridente de piedra contra su arma le hizo retroceder. Vio el rostro de la nereida a pocos centímetros del suyo. Sus pies resbalaron más hacia atrás. No aguantaría el embate. Enganchó los dientes de Viento del Atardecer en los del tridente, así Arlea necesitaría más de dos segundos para retirarse.

¡Ahora, Fátima! —exclamó.

Era su oportunidad, mientras él mantenía a la nereida ocupada. La tromba de agua ya se estaba reuniendo de nuevo y volvería a echarseles encima. Fátima tenía muy poco tiempo para atacar a Arlea.

«Si la dejamos fuera de combate... podremos quitarle la burbuja».
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Dom May 10, 2015 10:53 pm

Me llamo Arlea, humano. —Malik se puso frente a Fátima, en un ademán protector. No intentó apartarle, porque sabía que no serviría de nada, pero se le puso la piel de gallina al ver la sonrisa de la nereida—. Y no, no lo sentís. Todavía no. Sabéis demasiado.

Al mismo tiempo que Malik invocaba su Llave Espada, Arlea se arrojó sobre ellos cabalgando sobre el agua. Fátima se echó a un lado, acumulando su magia para un nuevo hechizo, cuando las armas de ambos impactaron la una contra la otra.

¡Ahora, Fátima! —exclamó.

Al instante invocó un Oleaje, sobre el que montó a la vez que hacía aparecer su guadaña y se precipitaba contra Arlea. Que Malik retuviera su tridente le permitió atacarla por un costado completamente indefenso. Arremetió con todas sus fuerzas. Escuchó el grito de Arlea y se la llevó por delante. Saltó y rodó por el suelo, para incorporarse de un salto y prepararse para finalizar la tarea.

Arlea se intentaba levantar, apretando una mano contra un tajo que le recorría la cadera y la cintura. Al ver cómo la atacaban una vez más, deslizó los dedos hasta la prisión de agua de Ibid y lo rozó.

Lo demás sucedió demasiado rápido.

De pronto la contera del tridente se le clavó en el estómago y Fátima vio las estrellas y se quedó sin aliento. Antes de poder caer de rodillas, el agua que Arlea había controlado volvió a arremolinarse hasta formar una serpiente bastante más grande que cualquiera que Fátima hubiera podido crear. Y se abalanzó sobre ella. La arrancó del suelo y dio varias vueltas mientras se hundía en la helada agua. Se atragantó y durante unos instantes tuvo la horrible convicción de que iba a ahogarse. De pronto, la presión desapareció. Vio el templo a lo lejos. Una parte de su mente tuvo tiempo para preguntarse cómo se había alejado tanto. Después la gravedad la atrapó y cayó en picado. Ni siquiera pudo soltar un alarido.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Tanis » Mié May 20, 2015 2:13 am

El impacto de Fátima contra Arlea le hizo retroceder de forma violenta, ya que la ola estuvo a punto de embestirle a él también. La nereida cayó al suelo por la arremetida de la aprendiza, pero el agua de los alrededores convulsionó y golpeó a Malik. El azote fue tal que salió despedido hacia la floresta junto al camino del templo. Chocó contra un árbol y cayó de rodillas, a duras penas consiguiendo sujetar su arma. Boqueó, empapado, y se incorporó un poco tambaleante.

Entonces contempló, impresionado y atemorizado, la formación de la gran serpiente de agua y cómo la columna impactaba contra Fátima y la levantaba del suelo.

No... —musitó.

Apretó los dedos en torno a la empuñadura de la Llave-Espada y ejecutó un Impulso para acercarse a la nereida, arma por delante para golpearla y dejarla inconsciente, y poder atrapar a Fátima antes de que cayera al suelo. Sin embargo, justo antes de que lograra alcanzarla, un chorro de agua volvió a cegarlo y le echó para atrás. Esa vez Malik rodó por el suelo varias veces antes de poder levantarse. Cuando lo hizo, la nereida le sonrió furiosa.

Ya me he cansado de ti, vas a venir conmigo.

Arlea movió las manos y una burbuja de agua empezó a formarse alrededor de Malik. Al intentar deshacerla desde dentro, la punta de la Llave-Espada rebotó contra la película acuosa y el aprendiz se alarmó. Miró de nuevo a Arlea, y el cuerpo de Fátima que ya empezaba a descender y...

«Mi corazón está contigo, Fátima. Coge la Llave».

… lanzó a Viento del Atardecer a través del hueco que ya se cerraba sobre él. La Llave-Espada voló hacia Fátima con un destello bajo el sol, pero él no llegó a ver si de verdad Fátima llegó a sujetarla. En cuanto la burbuja se cerró del todo se llenó de agua y Arlea rió, llevándoselo consigo junto con el gran torrente hasta el río. Una vez allí la nereida se sumergió junto con él dentro de la burbuja llena de agua. Aguantó la respiración, pero no tardó en sentir el cuerpo pesado y denso, y la quemazón en los pulmones.

Malik perdió el conocimiento, sin ver ni saber adónde le llevaba Arlea.
Avatar de Usuario
Tanis
28. Samurai
28. Samurai
 
Mensajes: 813
Registrado: Mar Feb 19, 2013 10:20 pm
Dinero: 75,353.31
Banco: 15,572.00
Sexo: Mucho, gracias por preguntar
Karma: 5

Re: [Coliseo del Olimpo] En busca del búho de la sabiduría

Notapor Suzume Mizuno » Mar May 26, 2015 5:58 pm

Un árbol detuvo su caída. Pequeñas ramitas le rasgaron la piel y luego una más grande se hundió en sus costillas. Fátima se quedó sin aliento y por un momento lo vio todo blanco pero, aun así, consiguió aferrarse a la rama. Pasó casi un minuto entero antes de que se atreviera a abrir los ojos y cuando lo hizo le sorprendió encontrarse la Llave Espada de Malik flotando frente a ella. Respiró con fuerza en un intento por reducir la velocidad a la que le galopaba el corazón y echó un vistazo hacia abajo. La túnica se le había desgarrado y había quedado enganchada, con las piernas en una postura algo comprometida. Tenía varias heridas, pero ninguna parecía demasiado grave.

Con un gemido, se las apañó para subirse a horcajadas a la rama y cogió la Llave Espada de Malik. Miró hacia arriba entre las hojas.

«¿Qué ha pasado ahí arriba? ¿Por qué me la ha enviado?».

Se le ocurrió una idea horrible, pero controló el miedo en el último instante. Si hubiera muerto… Su Llave también. Así que al menos tenía por seguro que estaba vivo. Echó un vistazo furtivo a su alrededor. No parecía que hubiera casas cerca y no podía permitirse perder tiempo subiendo al templo a pie. Así que invocó su glider y después de asegurarse que no iba a matarse, saltó sobre él, pegó un acelerón y ascendió a toda velocidad.

Cuando llegó a lo alto, se encontró con que no había nadie. Ni Malik, ni Arlea. A punto de ceder ante el pánico, Fátima desmontó y echó a correr hacia el interior del templo. Allí sólo estaba el sacerdote, junto con la cabeza cercenada de Poseidón. Se llevó una mano a la boca, a punto de gritar, y aferró la Llave Espada contra su pecho.

¡Malik!—gritó, corriendo hacia el lugar donde se había desarrollado el combate. Habían quedado muchos charcos, pero ni rastro de sangre. Eso la tranquilizó un poco. Al menos no estaba herido. ¿Habrían bajado por el camino…?

Durante media hora, Fátima buscó a Malik por los alrededores del templo, suplicando a la gente que la ayudara. Pero nadie le había visto ni sabían a qué se refería con una ninfa. Era como si se hubieran evaporado. Al final se sentó en una roca, sin aliento y temblando de los pies a la cabeza. Vale. Vale. Tenía que calmarse y pensar. Era imposible que hubieran desaparecido. ¿A dónde iría una ninfa? Había revisado la fuente y sí, había un desagüe pero algo le decía que era profundo y que se ahogaría intentando bajar. Además, el agua salía, sería casi imposible avanzar en dirección contraria.

¿Dónde estás?—gimió, al borde del llanto.

Entonces la Llave Espada de Malik latió entre sus manos.
Imagen

¡Gracias por las firmas, Sally!


Awards~

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
Suzume Mizuno
63. Komory Bat
63. Komory Bat
 
Mensajes: 1883
Registrado: Vie Mar 02, 2012 9:52 pm
Dinero: 1,462,577.72
Sexo: Femenino
Karma: 6

Siguiente

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados

cron