[Ciudad Disney] Frutibol Cup

Misión de Saeko & Nikolai Everard

¡Pásate por aquí para encontrarte con todo aquello relacionado con el rol y que no encontrarás en el resto de subforos! Libres, Eventos, Eventos Globales... ¡Pásate, rolea y échate unas risas!

Moderadores: Suzume Mizuno, Denna, Astro

[Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Astro » Mar Dic 08, 2015 3:19 pm

Spoiler: Mostrar
Nombre: Frutibol Cup
Solicitante: Donald & Goofy
Descripción:
¡Esto es terrible! Durante nuestro último encargo para Su Majestad salimos heridos y ahora no podemos participar en el torneo de frutibol al que nos habíamos apuntado. ¡Y prometimos donar el dinero del premio para arreglar la tienda de Horacio! Por favor, necesitamos una pareja de deportistas que nos sustituya y juegue en nuestro lugar.
Mundo: Ciudad Disney
Requisitos: Dos participantes exactos.
Recompensa:
- Una poción para cada participante.
- Anillo Coraza para cada participante. (*)
Notas:
- El GameMaster encargado de la misión explicará las normas en el primer post y será el encargado de presentar los equipos cuando toque. El único partido que puede perderse será el último.
- (*) El accesorio solo se entregará si se gana el campeonato.
- La misión está abierta a ambos bandos, incluyendo la opción de colaborar en equipo al tratarse de una ciudad sin presencia de sincorazón.

Interesados: Saeko & Nikolai
EN PROCESO


Imagen


¡Os doy la bienvenida a la Frutibol Cup de este año! —La Reina Minnie hablaba a través de un altavoz, subida sobre la silla del árbitro—. Deseo que todos disfrutemos de este maravilloso evento deportivo y que los participantes den lo mejor de ellos mismos. ¡Mucha suerte a todos!

Nikolai y Saeko se encontraban entre esos participantes. Habían aceptado una misión de urgencia de parte del mago de la corte de Ciudad Disney, el pato Donald; y el capitán de los caballeros Goofy. ¿En qué consistía? En sustituirles en aquel torneo de frutibol, un deporte muy popular en aquel mundo que consistía en básicamente usar frutas gigantes como balones de fútbol. Para marcar gol, tendrían que acertar las frutas en la portería del fondo que iba moviéndose poco a poco.

El objetivo de ambos aprendices era ganar la copa para que Donald y Goofy pudieran donar el dinero del premio para ayudar con la reforma de la tienda de Horacio. ¡No podían fallarles!

»¡Primer partido! ¡Saeko & Nikolai contra Dúo de madera!

Mira por donde, serían los primeros. Y sus oponentes eran un par de escobas. Sí, escobas. Con brazos, y capaces de moverse por si solas. ¡Serían unos enemigos terribles!

Spoiler: Mostrar
ImagenImagen


¡La Frutibol Cup había empezado!

Spoiler: Mostrar
¡Os doy la bienvenida a vuestra nueva misión! Venga, que seguro que esta la termináis.

Las normas son sencillas: los partidos son todo vuestros, no intervendré para nada. Sólo postearé para presentaros a vuestros oponentes de cada partido y daros unas indicaciones básicas sobre sus habilidades. Serán tres partidos, y sólo el último tendrá normas especiales y podrá ser perdido.

En vuestro primer partido las escobas no tienen nada en especial: será el partido introductorio. Si tenéis alguna duda con cómo se juega, buscad algún vídeo del minijuego que hay varios. Como éste.

Avisadme cuando toque nuevo partido, y recordad que tenéis que administrar bien las rondas. ¡Suerte!
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Vie Dic 11, 2015 2:25 am

La nueva vida en Tierra de Partida la seguía desconcertando, ahora que tenía su propia habitación o podía ver los inmensos jardines y las montañas desde su ventana, lo cual le traía recuerdos de mil años atrás. Y poco tiempo pasó desde su aventura en el Castillo del Olvido y el funeral del maestro Kazuki.

La historia en esa ocasión empezó por la mañana, bien temprano. Saeko se había levantado a esas horas por la misión que tenía pendiente, aquella que había elegido tras hablar con Nikolai una tarde: una competición de Frutibol en Ciudad Disney. El encargo consistía en ganar la copa, visto que los solicitantes no podían por una serie de percances de última hora, y como se necesitaban dos participantes ella y su amigo estuvieron de acuerdo en ponerse manos a la obra. Además, así desconectaban de todo un poco, ¿no?

Se ajustó las dos coletas para estar más cómoda, y después se observó en el espejo: estaba lista. Luego se sentó sobre la cama, esperando. Iba vestida con ropa cómoda y deportiva para la ocasión, y era el primer encargo oficial que llevaba a cabo con Nikolai. Los nervios no podían ser más horribles. Finalmente, alguien tocó en la puerta, y ella se levantó ilusionada tras recoger una mochila en la que llevaba ropa de recambio, botellas de agua y piezas de fruta.

Le dedicó una sonrisa a quien sería su compañero en la competición.

Imagen


Spoiler: Mostrar

¡Os doy la bienvenida a la Frutibol Cup de este año! —declaró la reina de la ciudad a través de un altavoz. Todos podían escucharla sin problemas—. Deseo que todos disfrutemos de este maravilloso evento deportivo y que los participantes den lo mejor de ellos mismos. ¡Mucha suerte a todos!

Los vitoreos y gritos de júbilo de los ciudadanos se escucharon por toda la plaza. Saeko todavía se encontraba abrumada por la cantidad de gente tan distinta allí presente: la mayoría eran animales capaces de hablar y razonar, como las personas normales.

»¡Primer partido! ¡Saeko & Nikolai contra Dúo de madera!

Sufrió un pequeño respingo al escuchar su nombre y vislumbró por el rabillo del ojo al famoso "Dúo de madera". Saeko se quedó con los ojos abiertos de par en par, como si estuviera presenciando algo paranormal: dos escobas corrientes y molientes con brazos caminaban hacia el campo, ¡y eran sus contrincantes! Frunció el ceño y se preguntó cómo demonios iban a poder jugar aquellas criaturas, es decir, no tenían la misma elasticidad que ella o Nikolai, resultaba una pérdida de tiempo... O una oportunidad para ganar, claro.

Spoiler: Mostrar
ImagenImagen


Tragó saliva, miró a Nikolai y asintió con la cabeza, entre nerviosa y emocionada. No tardó en salir al campo donde se celebraría el partido, allí ya tenían preparadas las porterías, que consistían en unas redes sostenidas en el aire por cohetes. La primera impresión que se estaba llevando de la Ciudad Disney era muy positiva, quizá por la alegría que transmitía el ambiente.

Situada ya en posición estiró los brazos y calentó un poco, luego miró a su compañero con decisión:

¿Qué tal? ¿Te ves capaz? —Y esperó por su respuesta, una vez hubiese terminado, continuaría— ¡Vamos a...!

Pero no pudo continuar. El silbato del árbitro sonó y antes de poder reaccionar, una sensación desagradable le recorrió la frente para después continuar bajando por la cara hasta caer al suelo... ¡Le habían estampado una sandía en la cabeza! ¡Menuda forma de empezar!

Spoiler: Mostrar
Competición más sana que esta, imposible xD
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Drazham » Sab Dic 12, 2015 3:24 pm

«No sé yo si esto fue buena idea…».

Fuera buena o no, ya no había marcha atrás. Nikolai, avanzando por el pasillo a paso ligero, seguía cavilando sobre si tomar aquella misión con ella no fue demasiado precipitado. La idea le convencía bastante cuando se le ocurrió, y pensaba que con ello conseguiría algo. Pero ya no estaba tan seguro.

Era consciente que desde hace unos días Saeko se encontraba bastante decaída. No era de extrañar, pues después de todo lo ocurrido en el Castillo del Olvido, el fallecimiento de un Maestro, y que un mundo entero se sumiese en la oscuridad, a uno le entraban unas ganas tremendas de echarse a llorar y no levantar cabeza. Y cómo no, luego estaba el delicado tema de acostumbrarse a su nuevo “hogar”.

Por mucho que tratase de camuflarlo, le estaba costando horrores digerir su nueva vida, pero notaba que para Saeko era mucho peor, pues después de tanto tiempo en Bastión Hueco, un cambio tan radical como aquel, la habría destrozado emocionalmente.

Fue entonces cuando Nikolai dio por un casual con el tablón de misiones de Tierra de Partida y se le ocurrió una idea. Una misión, un simple misión al aire libre que serviría para sacarla del castillo y apartarla de todas sus preocupaciones por un día.

¡Qué demonios! Él también necesitaba una escapada antes de que le diese un ataque de ansiedad.

Llegó a la puerta que daba con el cuarto de su amiga y, tras respirar hondo y reajustarse la bolsa de deporte al hombro, tocó con tres suaves golpecitos. A los pocos segundos se abrió y se asomó su compañera de armas, con dos coletas que le daban un toque más jovial, preparada para la sesión de deporte…

Y con una sonrisa que sirvió para que el joven dejase de preocuparse tanto, sacándole a él otra.

***


Imagen


Lo primero que pensó nada más pisar Ciudad Disney era que fue una decisión acertada aceptar esa misión; se imaginaba que al ser el mundo de uno de los aliados más importantes de la Orden, irradiaría un aire más autoritario. Pero nada lejos de la realidad, el lugar resultaba tan pintoresco y alegre que quitaba de cuajo la depresión. Con razón tenían deportes tan estrafalarios en los que se usaban piezas de fruta por balones.

¡Os doy la bienvenida a la Frutibol Cup de este año! Deseo que todos disfrutemos de este maravilloso evento deportivo y que los participantes den lo mejor de ellos mismos. ¡Mucha suerte a todos!

Nikolai alzó la vista entre las cabezas de los participantes para vislumbrar a la pequeña reina ratón, subida en una silla alta. Algo escuchó acerca de que los habitantes del mundo eran en su mayoría animales con proporciones e inteligencia humanas. Nada que le sorprendiera después de ver al perro recepcionista de la nave de la Federación.

»¡Primer partido! ¡Saeko & Nikolai contra Dúo de madera!

Alzó las cejas al escuchar sus nombres, parecía ser que les tocaría el primer partido. Hizo una mueca, le hubiese gustado espectar algún partido antes de salir al campo para ver su funcionamiento. Procuró repasarse las normas antes de venir, pero había ciertos detalles que prefería ver en vivo.

«¿”Dúo de madera”?», repitió mentalmente. «¿De dónde habrán sacado ese…? ¡Oh!».

Nikolai abrió mucho los ojos tras averiguar el significado detrás de tan peculiar nombre: dos escobas de madera, con brazos, e irguiéndose sobre las cerdas de sus cepillos, avanzaron hasta el campo. Intercambio una mirada de incertidumbre con Saeko y la acompañó hasta su portería. No perdió de vista a las dos escobas mágicas, resultándole cómico el cómo dos utensilios de cocina realizaban estiramientos.

¿Qué tal? ¿Te ves capaz?

Debería, siendo idea suya lo del torneo y después de pasarse la noche anterior comiéndose el coco.

Estoy listo para darlo todo. —Estiró el cuello y le dedicó a Saeko una sonrisa confiada.

¡Vamos a...!

Ni pudo terminar. Nikolai pegó un bote tras presenciar como una enorme sandía se estrellaba contra la cara de su compañera y la derribaba. Su cerebro no supo ni cómo reaccionar de lo extraño y absurdo que resultaba, estaba demasiado perplejo para prestar atención al silbato del árbitro que dio comienzo al partido y la ovación del público.

Y también para la gigantesca piña que voló peligrosamente hasta su cara, aporreándole con su dura y puntiaguda cáscara, y haciéndole ver las estrellas mientras se caía de culo. Sus manos se movieron de forma automática a su dolorido rostro, y entonces escuchó un bocinazo a sus espaldas. Miró por encima del hombro y se encontró un pomelo chocándose contra la red de su portería.

Dos frutazos en la cara y un gol en su contra. Genial, esto Iba a ser más complicado de lo que se imaginaba.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Mar Dic 15, 2015 10:31 pm

Dolía, sí, el golpe en plena cabeza había sido muy doloroso. Saeko cayó al suelo perpleja, con los nervios a flor de piel y raspándose la carne contra el asfalto de la pista. Empezó a sentir ardor en los antebrazos a causa de las raspaduras que se había provocado, luego maldijo por lo bajo y se limpió con las manos el desastre que tenía en el pelo, que se le había quedado pegajoso.

Al alzar la vista se encontró con un panorama no muy favorecedor: su compañero y amigo se encontraba ahora tirado en el suelo, con ambas manos en el rostro por el piñazo que le habían propinado. Y luego la bocina... Saeko contempló con los ojos abiertos y una expresión destartalada la fruta bajo la red de la portería, aquello significaba que el famoso "Dúo de madera" les habían marcado un gol.

¡Unas escobas!

Porque no lograba entender que unas simples herramientas de limpieza con vida propia tuviesen las habilidades necesarias para competir en un torneo oficial. Frunció el ceño y se levantó, con el pelo y la cara pegajosos, y le tendió la mano a Nikolai para ofrecerle ayuda y que pudiera levantarse.

Esto no es nada, ¿de acuerdo? —musitó, muy cerca del joven. Intentaba darle esperanzas, porque ella misma no las había perdido tampoco.

A continuación era su turno: como las escobas ya habían marcado un gol le tocaba al equipo de aprendices, todavía sin nombre, coger "la pelota" en su campo. La extraña máquina de la que disparaban frutas lanzó esta vez un enorme melón de color amarillo, que Saeko agarró con precisión al momento. Era hora de ponerse en serio.

No puede ser tan difícil, ¿no?

Sostuvo la fruta en su mano, se concentró y apuntó. Después la lanzó con todas sus fuerzas, que no eran muchas, hacia la portería contraria. Pero claro, un tiro como aquel era muy predecible y lineal, las escobas lo vieron venir: la primera saltó y rozó el melón, desviando un poco su trayectoria para dejarlo en bandeja al portero rival. Al instante el Dúo de madera recibió un kiwi verde que aporreó a toda velocidad.

Saeko puso toda la carne en el asador para que sus piernas se movieran hacia la fruta, desesperada, pero no llegó a tiempo. Viró la cabeza, casi traumatizada por el funesto resultado que estaba por presenciar, y gritó:

¡Niko!

Acto seguido el lanzador disparó una nueva fruta hacia algún punto del campo. Saeko salió corriendo esta vez en su dirección, cogió la nueva fruta, y la lanzó sin esperar a la portería contraria. Estaba convencida de que si lanzaba sin parar, algún día tendrían la victoria. Pudo ver de reojo como Niko también lanzaba algunas frutas que había interceptado, mientras las escobas recibían otra fruta.

¡Qué locura!
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Drazham » Dom Dic 20, 2015 9:44 pm

Nikolai se restregó la mano por el rostro y refunfuñó por lo bajo. Después de marcarles un gol, las puñeteras escobas mágicas lo celebraron pavoneándose, una poniendo posturitas de superioridad, y la otra señalándoles mientras se… ¿reía? Vale, no tenían la capacidad del habla y, por tanto, tampoco la de la risa. Pero ese contoneo no camuflaba el que se estuviese partiendo con ellos.

Saeko le tendió la mano. Ni corto, ni perezoso, aceptó su ayuda y se incorporó, espolsándose los pantalones.

Esto no es nada, ¿de acuerdo?

Nikolai le asintió en silencio. Ahí tenía que darle la razón, siendo positivos y recordando sus misiones anteriores, que unas escobas vivientes les humillasen no era tan malo. Ni siquiera se comparaba a romperse una rodilla. O a que un ejército de mutantes te persiguiese. O a venderle tu alma al Dios de los Muertos.

¡Por dios, si aquello era un paseo comparado con el infierno por el que había pasado!

Uno de los curiosos cañones apostados en los laterales del campo disparó una fruta amarillenta a su lado. Saeko se apresuró para atraparla, y la arrojó contra la portería contraria. Siendo francos, fue un lanzamiento flojo, que dejó mucho que desear; las escobas lo tuvieron chupado para interceptarlo y atrapar la fruta. Nikolai se mordió el labio inferior. Con ese tamaño, manipular los “balones” les iba a ser complicado. ¿Cómo se las apañaban esos dos palos andantes para lanzarlas con tanta fuerza?

Pronto lo descubrió: un kiwi cayó por su área, y una de las escobas corrió para golpearla; no con sus manos, si no con su propio cuerpo de madera a modo de bate. La fruta salió disparada a tal velocidad que Saeko no pudo pillarla.

¡Niko!

No podían permitirles marcar otro gol, como ganasen más ventaja aun, se podían ir despidiendo del torneo. Nikolai apretó los dientes y se propulsó de una patada hacia la trayectoria del kiwi. Se hizo daño en las manos al intentar bloquearlo con algo de torpeza. Pero apenas tuvo tiempo de preocuparse cuando más frutas volaban por todo el campo, y unas cuantas en su dirección.

Era un no parar. Corría de un lado para otro, desviando todos los proyectiles aporreándolos con sus miembros superiores como mejor podía. Resolló, agotado y magullado. Sus antebrazos chillaban de dolor por cada moratón que se sumaba a la colección. En momentos así, envidiaba a sus contrincantes, que no tenían reparos en aporrear las frutas con sus propios cuerpos de madera. Como si de armas se…

«Armas…».

Sí, armas. Nada más pensar en ello, su cerebro se activó de forma automática y realizó una búsqueda rápida por toda la información pertinente al reglamento que se estudió la noche pasada.

Terminó. Y la cara de idiota que se le quedó fue, resumiéndolo en una sola palabra, memorable.

No existía ninguna regla que le impidiese usar armas para golpear las frutas.

«Nikolai, grandísimo imbécil».

Un gran pomelo de tonos carmesíes volaba hacia su portería, amenazando con darles otro punto a las escobas. Niko pegó un salto al frente e invocó su Llave Espada, con la que bateó la fruta con un golpe seco y la mandó al cielo, bien lejos.

¡Saeko, la Llave Espada! —le gritó, alzando la suya—. ¡No nos está prohibido usarla!

Esto ya era otra cosa. Ahora sí que iban darles guerra a esas escobas del demonio.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Vie Dic 25, 2015 3:58 pm

Tenía que admitirlo, correr de un lado para otro en aquel campo le estaba sentando de maravilla a sus piernas y su salud en general. Los gemelos le ardían a cada cambio brusco de dirección, ya fuese para interceptar una fruta enemiga o una de su propio campo. Saeko no tenía duda de la enorme cantidad de calorías que tenía que estar quemando en ese momento. Y lo que le esperaba a lo largo del día. Pero también agradecía sentirla, sentir la adrenalina del deporte recorriendo sus venas y haciendo latir su corazón de manera casi frenética; se sentía viva.

Empezó a sudar, a jadear, los antebrazos ya rojos no iban a aguantar mucho más, y sus piernas resentidas terminarían por fallar en algún que otro momento. Porque lo que tenía claro era que, por mucho entrenamiento que ella misma llevara como aprendiz de la Llave Espada, hasta ese momento se había marcado su propio ritmo, y desde el incidente en el Castillo del Olvido no se había molestado en hacer nada de ejercicio. Y quizá por ello es que, en ese último segundo, le fallaron las fuerzas y permitió que otra fruta alcanzara a Nikolai.

Saeko miró el suelo por unos momentos, escuchando los gritos de júbilo del público y de la propia reina. Y en cierto momento, su compañero le gritó con todas sus fuerzas:

¡Saeko, la Llave Espada! ¡No nos está prohibido usarla!

Saeko abrió los ojos como platos, sorprendida por ver la Llave Espada de Nikolai entre sus dedos. ¿Pero no se suponía que era un secreto...? Bueno, como fuera, la sola idea de usar la Llave era una grandísima ayuda, y viendo que la gente parecía más emocionada que indignada, no le quedó otra opción que creer sus palabras. Se vio recuperada, su moral volvió a subir y se puso de nuevo en pie, con la rodilla izquierda, sobre la que se había apoyado todo ese tiempo, roja como un tomate. Sonrió, empapada de sudor.

Ya tendré tiempo de darte las gracias.

Y sin más, se dio la vuelta y pegó un Doble Salto. Era imposible no ver venir aquella sandía de tamaño ridículo, porque era, en una palabra, gigantesca, y ella contaba ahora con sus propias habilidades. Estaba en su terreno.

Se situó a la misma altura que la colosal fruta y blandió su arma haciendo uso de todas sus fuerzas. Gritó con rabia y le propinó un fuerte golpe. La sandía salió volando directa a la portería contraria. Pudo ver de refilón que Nikolai también atacaba bajo sus pies, con un poco de suerte... ¡Con tan solo un poco de suerte!

¡Y gol! La bocina pitó de nuevo y Saeko cayó al suelo, más sonriente que nunca. Las escobas habían sido capaces de bloquear la enorme sandía, pues por su tamaño tampoco resultaba complicado... Pero no las otras cuatro que volaban por el campo. Al parecer sus cuerpos de madera ya no daban para tanto.

Saeko se situó al lado de Nikolai, sonriente y con la Llave en el hombro. Si no llevaba mal la cuenta, el dúo de madera llevaba un punto, mientras que ellos habían logrado cuatro de golpe.

¡Estamos ganando! —exclamó, llena de euforia.

Parecía que las cosas iban a mejor.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Drazham » Mié Dic 30, 2015 11:49 pm

El público estalló en vítores, aplaudiendo y, algunos de los más pequeños, señalando con asombro la Llave Espada de Nikolai. Parecía ser que el usarla no fue tan mala idea, ver un arma tan icónica gustó entre los ciudadanos. No era de extrañar, teniendo a un Caballero por monarca en aquel mundo. Era uno de los pocos lugares en los que la Orden debía caer en gracia.

Ironías del destino. Querer desquitarse un poco de su labor de Caballero con la misión, y acabar usando la Llave Espada. Los Maestros no mentían cuando les decían que su vida estaría literalmente ligada a ella.

«Supongo que hay cosas que no cambian».

Saeko, que en esos momentos no podía ni con su alma de lo reventada que estaba, le dedicó una mirada perpleja (otra más a la que no se le había pasado la idea de la Llave por la mente). Cogió fuerzas y se reincorporó entre tambaleos, tratando de camuflar su cansancio con una sonrisilla.

Ya tendré tiempo de darte las gracias.

Nikolai le devolvió la sonrisa y le hizo un gesto rápido con la mano. El partido siguió, y la pareja de palos andantes atacó con una sandía tan absurdamente grande que parecía sacada de un laboratorio de botánica.

Saeko pegó un bote que la catapultó hasta la altura del balón y lo bateó con su Llave Espada. Ella se ocupaba de arriba, y él atacaría por debajo; los cañones de fruta dejaron a ras de suelo una preciosa mora violeta a la que le puso los ojos encima. Esprintó a por su presa y la machacó contra el campo contrario, rugiendo a la par que su arma descendía. Con una idea en mente, la dirigió al suelo para aprovechar el efecto rebote, consiguiendo un tiro con efecto que adoptaría una trayectoria diferente y pillaría desprevenidas a las escobas.

Sí, era un buen plan… que no salió como esperaba por dos cosas: la primera es que, pese a que una de ellas estaba ocupada parando el disparo de Saeko, la otra escoba fue bastante avispada para prever su estratagema y saltó al frente, con las manos en alto para interceptar la mora. La segunda fue que la mora, tras chocar contra el suelo… se “fragmentó”: cerca de unas ocho bayas salieron desperdigadas, lo que desconcertó al utensilio de limpieza y manoteó en el aire, con poca idea de qué demonios hacer en aquel caos.

Que de poco le sirvió, ya que solo golpeó dos bayas. Sin nadie más para defender, cuatro de ellas acabaron por pura potra en la portería contraria. La bocina sonó, y el marcador de los dos aprendices pasó de cero a cuatro.

¡Exacto, cuatro goles! Nikolai alzó las cejas. En ese instante se acordó que en las normas figuraba algo sobre esa peculiaridad de las moras del Frutibol, pero ni se creía que le hubiese salido tan bien la jugada.

¡Estamos ganando!

El joven soltó una mezcla entre jadeos y una carcajada aguda. Habían logrado pasar de un comienzo bochornoso a una remontada que les dio una ventaja tremenda.

El partido siguió, y el Dúo de madera trató de solucionar su mala suerte como mejor pudieron. Pero hasta ahí llegaron. El resto de sus ataques fueron inútiles contra los aprendices, que los bloquearon con un juego defensivo hasta que lo inevitable llegó.

Un doble bocinazo se escuchó, y la reina Minnie se levantó de su asiento.

¡Fin del partido! —decretó. Alzó una mano y la dirigió a la parte del campo en el que se encontraban los chicos—. ¡Los ganadores son Saeko & Nikolai!

Primera victoria conseguida. Nikolai le sonrió a Saeko y alzó el pulgar. Luego resopló, y se inclinó hacia delante, llevándose las manos a las rodillas. ¡Estaba molido!
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Jue Ene 07, 2016 7:21 pm

Unas bayas, eso era lo que le había permitido a Nikolai conseguir cuatro puntos para el equipo. Saeko aterrizó en el suelo después de batear la enorme fruta de tamaños desproporcionados, y exclamó con energía que estaban ganando. Ni siquiera ella se lo creía. Observó sonriente cómo su compañero expresó una fuerte carcajada cargada de cansancio, lo cual le transmitió a ella también seguridad.

El resto del partido fue pan comido, Saeko se limitó a jugar a la defensiva como Nikolai ya pretendía hacer y fue cuestión de tiempo conseguir la victoria. Las palabras de la Reina Minnie le resultaron una agradable melodía para sus oídos.

¡Fin del partido! ¡Los ganadores son Saeko & Nikolai!

Los vítores del público y el pulgar de su compañero le sentaron mejor que nunca. Sonrió y lo sintió, estaba feliz. El ambiente, la alegría, la adrenalina del partido y el sabor de la victoria. Todo iba genial.

Saeko pasó la siguiente media hora descansando. Primero fue a los baños para asearse un poco y más tarde quedó con Nikolai en las gradas, donde sacó de su bolsa una botella de agua y una manzana roja y reluciente que empezó a mascar. Fue buena idea ir viendo a los demás participantes competir entre ellos, y se intentó quedar con la técnica y la dinámica del juego. La verdad es que eso de ser la primera nada más empezar y sin tener ni idea la había pillado por sorpresa en un comienzo.

Mm, Niko —rompió el hielo, con un pedazo de manzana todavía en la boca—. Menudo... —y continuó masticando, observando a su compañero que ahora se encontraba allí al lado. Con gran esfuerzo y apuro, se tragó el pedazo de fruta—. Menudo frutazo te has llevado en la cara nada más empezar. De no haber tenido una sandía en la cabeza no hubiese podido contener la risa. —confesó entre risas, burlona.

A continuación escuchó las explicaciones que tenía que ofrecer Nikolai en su defensa, las cuales escuchó con atención. Y más tarde terminó mencionando el asunto de "Niko", por qué le llamaba ahora así. Saeko no se había parado a pensarlo, simplemente le había salido de esa manera.

¿Y qué más da cómo te llame? —se encogió de hombros mientras tragaba otro pedazo de manzana—. Es más fácil llamarte así.

Luego llegó el pitido del siguiente partido. Parecía que no tardarían en volver al campo de batalla para luchar entre frutas. Ella se levantó y con una mirada decidida, intentó dar ánimos y confianza.

>>¿Preparado para tragar más fruta?

El siguiente partido lo iban a ganar. Esta vez sí. Ella iba a por todas.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Drazham » Dom Ene 10, 2016 8:39 pm

La victoria nunca supo tan bien, en especial cuando la acompañaban los cánticos ufanos del público y la satisfacción de que sirvió para algo dejarse las extremidades (y de paso, la cara) en el campo de juego. Quizás un poco salada por la cantidad ingente de sudor que se le colaba por las comisuras de la boca, pero seguía sabiendo a gloria.

Tras acordar un punto de encuentro para tomar un descanso con Saeko, Nikolai se fue a acicalarse un poco y a refrescarse la cara en una fuente cercana a la plaza. Ya en las gradas, se sentó junto a su compañera, y sacó una bebida isotónica que tenía en la bolsa. Era la primera vez que se compraba una, y decían que eran buenas para recuperar líquidos. Le pegó un trago, y su sabor no le terminó de convencer. Tampoco le importó mucho, la sed le pinchaba tanto que para cuando empezó el siguiente partido después del suyo, ya llevaba más de la mitad de la botella.

Mm, Niko.

¿Hmm? —Viró la cabeza hacia Saeko, que estaba ocupada devorando una manzana. No pudo evitar mirar la fruta con cierto recelo; ni en los descansos se libraba de ellas…

Menudo... —«¿Menudo?», enarcó una ceja, esperando con un poco de impaciencia a que se terminase el bocado y acabase la frase.

Menudo frutazo te has llevado en la cara nada más empezar. De no haber tenido una sandía en la cabeza no hubiese podido contener la risa.

Saeko echó a reír, y a él se le quedó cara de pánfilo, abriendo mucho los ojos.

¡Pero bueno! —exclamó, con una indignación bastante exagerada, y pegando un pequeño bote en su asiento. Acabó riéndose el también y le dio un codazo amistoso—. Mira quien fue a hablar. Si me distraje fue porque tú también te llevaste otro, guapa.

Se le pasó el ataque de risa y entrecerró los ojos. Luego, entrelazó los dedos y apoyó la barbilla en las manos, mirando el partido, pero con la cabeza en otra parte. Miró de refilón a Saeko y, tras meditarlo, se atrevió a comentarle en lo que estaba pensando:

Por cierto, ¿cómo es que me has llamado “Niko”? —Lanzó la pregunta al aire. La de antes no había sido la única vez. Durante el partido también le llamo así, percatándose ahora, que no tenían unas dichosas escobas mágicas atacándoles con fruta—. Normalmente sueles usar mi nombre completo.

Saeko enmudeció unos instantes, hasta que le respondió:

¿Y qué más da cómo te llame? Es más fácil llamarte así.

Nikolai rio por lo bajo.

Supongo que tienes razón.

Acostumbraba a que le llamasen Niko sus conocidos más cercanos, amigos, su madre… Lo interpretaba como una muestra de confianza con ellos, y de cariño en algunos casos. Por eso le sorprendió cuando Saeko empezó a acortar su nombre. Le hacía sentir un poco nervioso, pero a la vez… a gusto. Notaba que conseguía avanzar en su relación, y eso le alentaba más.

El último partido finalizó. Un bocinazo le alertó de que tendrían que participar en el siguiente.

¿Preparado para tragar más fruta?

Nikolai se levantó y se masajeó el hombro derecho, devolviéndole a Saeko una sonrisa altanera.

Ya es un poco tarde para negarme.

¡Directos a por el segundo partido!
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Segundo partido - Frutibol Cup

Notapor Astro » Lun Ene 11, 2016 7:24 pm

»¡Primer partido de las semifinales! ¡Saeko & Nikolai contra Equipo ardilla!

Con el segundo partido, Nikolai y Saeko se quedaban a las puertas de las finales. Pero los rivales que les tocaron no se lo pondrían nada nada fácil: Chip y Chop, el dúo ardilla encargados del mantenimiento de las naves gumis de Ciudad Disney. Los dos chocaron las palmas en pleno aire, preparados y más que listos para darles a los aprendices la paliza peluda de sus vidas al frutibol.

Spoiler: Mostrar
ImagenImagen


»¡Que empiece el partido!

¡A jugar!

Spoiler: Mostrar
Segundo partido: VS Chip & Chop.

A diferencia de las escobas, las ardillas son muy muy rápidas y acrobáticas, con la capacidad de dar saltos altísimos y realizar movimientos combinados entre ambos. Como contra, su fuerza es muy baja. Tenedlo en cuenta a la hora de narrar el partido.

Avisadme cuando toque el tercer (y último) partido. Suerte~
Imagen
Spoiler: Mostrar
Imagen

Imagen

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Astro
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
 
Mensajes: 1689
Registrado: Jue Sep 06, 2012 12:49 pm
Dinero: 598,528.05
Banco: 15,646.59
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 7

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Dom Ene 17, 2016 2:26 am

La conversación con Nikolai terminó de buena manera. Aunque no lo pareciera, en los minutos siguientes Saeko se planteó de verdad por qué prefería llamarlo por "Niko", y no por su nombre completo. Entendió que se sentía más cómoda con el diminutivo, le gustaba más: era breve y le parecía chulo. Nikolai era demasiado largo, pensó.

Guardó sus cosas dentro de la bolsa y se mantuvo preparada para cuando le llegara el turno. Entretanto miraba de reojo a Nikolai, sorprendida porque se le hubiese ocurrido preguntarle aquello del nombre. Por una vez deseó meterse en su cabeza y leerle el pensamiento.

«Estoy segura de que me terminaré arrepintiendo si lo hago.»

No podía negar que Nikolai tenía una forma curiosa de pensar, era un cerebrito hecho y derecho. Le gustaba esa faceta suya, pero no creía que fuese conveniente leerle la mente si no quería terminar ella misma con dolor de cabeza.

»¡Primer partido de las semifinales! ¡Saeko & Nikolai contra Equipo ardilla!

¡Por fin! —exclamó, con la adrenalina en el cuerpo.

A decir verdad, el primer partido la había pillado por banda, pero ahora estaba preparada. Al andar hacia el campo empezó a sentir la adrenalina correr por sus venas, los nervios de la lucha, las ganas de saborear la victoria. Le resultó irónico que un evento de ese tipo la estuviese haciendo sentir de esa forma.

Sus rivales en esta ocasión eran dos ardillas pequeñitas, aunque Saeko no pretendía subestimarlas. Las escobas le habían puesto en muchos apuros, y que el Equipo ardilla hubiese ganado el primer partido los ponía a su misma altura.

Vamos a ver de qué pasta están hechos —declaró, sosteniendo una naranja en la mano derecha. Después miró a Nikolai de reojo—. Cuento contigo, Niko.

»¡Que empiece el partido!

Le dedicó una sonrisa a su compañero y avanzó unos pasos. Invocó la Llave Espada, lanzó la fruta y la bateó con todas sus fuerzas hacia la portería contraria. ¡Iba a ganar!
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Drazham » Jue Ene 21, 2016 6:46 pm

»¡Primer partido de las semifinales! ¡Saeko & Nikolai contra Equipo ardilla!

¡Por fin!

La efusiva respuesta de Saeko le sacó un asomo de sonrisa. Tras acabarse el último trago de la bebida isotónica, se espolsó las manos y procedió a descender por las gradas, notando a su alrededor las miradas expectantes de un público ilusionado por tener a unos Portadores participando en los juegos. Algo avergonzado por ser el centro de atención, aceleró el paso para llegar cuanto antes al campo.

Miró en derredor, esperando a que sus contrincantes llegasen, pero no dio cuenta de que ya estaban allí mucho antes que ellos en cuanto bajó la vista, y enarcó una ceja. ¿Por qué no le sorprendía? Si se llamaban Equipo ardilla no sería por nada: peludas, revoltosas, con el tamaño de un pie…

«Y han ganado la primera ronda», no se le pasó por alto ese factor. Si estaban en las semifinales, es porque los dos roedores tenían un as bajo la manga, segurísimo. Las escobas le pillaron desprevenido, pero no tropezaría con la misma piedra dos veces.

El partido comenzó, y la primera pieza de fruta disparada por los cañones no tardó en llegarles. Saeko no se lo pensó y tomó la iniciativa, agarrando la naranja de proporciones gigantescas.

Vamos a ver de qué pasta están hechos. Cuento contigo, Niko.

Lo mismo digo. —Enarboló su llave Espada y tomó posición para comenzar el juego—. ¡Dale caña!

»¡Que empiece el partido!

Con un golpe seco, Saeko bateó el balón y lo propulso con una puntería nada envidiable a la portería contraria. Un tiro limpio que habría dado de lleno en su objetivo de no ser por las dos pequeñas balas que se sincronizaron para saltar al unísono y bloquear la naranja, deteniéndola en seco. Una cosa estaba clara, y es que Chip y Chop podían ser pequeños, pero su velocidad y coordinación las convertían en una pareja que no debía subestimarse.

Ahora que tenían un balón en su poder, Chop, la ardilla de la nariz roja, se preparó para arrojarlo. Nikolai se puso en guardia, aunque titubeando unos instantes; si unían fuerzas como antes, ya era otro cantar, pero algo tan pequeño no podría lanzar muy lejos una de las frutas, no deberían ser capaces con su tamaño.

Tardó en darse cuenta de que, mientras se entretenía con sus suposiciones y vigilaba a Chop, su compañero de nariz negra comenzó a correr de forma zigzagueante por el campo. Suspicaz por cualquier clase de estrategia que tuviesen en mente, volcó su atención en él y trato de seguirlo con la mirada: izquierda, derecha, izquierda, derecha…

«¡Es demasiado rápido!», se empezó a frustrar al momento en el que sus ojos eran incapaces de controlar a la endiablada criaturilla, tan veloz como un rayo. Con tantos cambios de dirección comenzaba a marearse.

Entonces, Chip pegó un impresionante salto y Nikolai, estirando el cuello todo lo que pudo, apretó los labios al darse cuenta de cómo se la habían jugado esos dos canallas. La ardilla llegó hasta la naranja que su compañero elevó en el aire mientras pasaba inadvertido, y la golpeó en batida. El aprendiz resolló y saltó, alargando el brazo con el que agarraba su arma, pero ni con esas logró llegar a interceptar la fruta, apenas rozándola con la Llave Espada.

Y entró en su portería, con su consecuente bocinazo. Las ardillas se anotaron el primer tanto con una jugarreta digna de mención que el público no tardó en alabar con aplausos y silbidos. Nikolai escupió al suelo, resentido.

No les quites el ojo en ningún momento —advirtió a su compañera, afilando la mirada en esos dos.

Fue un buen momento para que despertase su vena competitiva. Si querían guerra, pues guerra tendrían.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Mié Ene 27, 2016 1:58 am

Spoiler: Mostrar

¡Dale caña!

Saeko apuntó con la vista y bateó con todas sus fuerzas la fruta, que salió disparada a través del campo de juego hasta la portería contraria. Pero ella no contaba con la velocidad de sus dos nuevos rivales, tan veloces como un rayo salieron disparados y bloquearon su tiro, para luego pasar ellos a la ofensiva.

Permaneció unos momentos titubeando, al frente de la red y pensando en cuál sería su siguiente movimiento: la ardilla de atrás mantenía el nuevo balón, mientras que la otra corría zigzagueante a través de todo el campo. Tardó en darse cuenta de lo que pretendían.

¡Niko! —exclamó a última hora, virando su rostro hacia su compañero para comprobar cómo lo llevaba.

Gran error, los animalillos fueron muy rápidos y marcaron un gol. Su compañero cayó al suelo y Saeko, apurada, se acercó a él mientras recogía otra enorme fruta con su brazo libre. En el otro llevaba su Llave Espada. Una vez a su altura contempló con preocupación cómo el chico escupía al suelo, cabreado.

No les quites el ojo en ningún momento

Se puso a pensar. La verdad es que de seguir así iban a terminar muy mal, sus reflejos, tanto suyos como de Nikolai, no iban a dar para detener la racha de ataques del Equipo Ardilla. Se agachó y le ayudó a ponerse en pie de nuevo, sin perder de vista cómo las ardillas alardeaban y celebraban su victoria.

Niko, tu afinidad era Nada, ¿cierto? —susurró por lo bajo, todavía sin perder de vista a los contrincantes—. ¿Crees que podrías aprovecharla? —le preguntó, y esperó una confirmación por su parte—. Se me ha ocurrido una idea. ¿Qué te parece si cambiamos las posiciones? Yo defenderé esta vez, y tú atacarás. Cuando menos se lo esperen yo también pasaré al ataque.

Era lo único que se le ocurría, hacerlas pensar que ella misma pasaría a la defensiva para agotarlas, y cuando menos lo esperasen, atacar sin piedad. Quería creer que no verían venir la estrategia y eso les aseguraría al menos un punto más. Un empate era mejor que una derrota. Aguardó a la respuesta y las valoraciones que tuviese que ofrecer su compañero, y una vez lo hubiesen acordado todo se colocaron en posición y la bocina volvió a pitar.

El partido empezaba de nuevo con un punto en su contra. No podía permitirse fallar, si lo hacía la competición se acabaría para ella y Nikolai.

Esta vez les tocaba a ellos atacar, pues las ardillas ya habían marcado un gol y llevaban ventaja. Se colocó con la Llave Espada en mano y vigiló los movimientos de todos los presentes en el campo, pese a la velocidad de los rivales. Tal y como hablaron Nikolai no perdió el tiempo y pasó a la ofensiva. Chip y Chop por su parte reaccionaron de inmediato, Saeko sudaba y estaba nerviosa, con la tensión a flor de piel, preparada para cualquier ataque que superara la red que dividía el campo.

Resultaba inevitable que algunas frutas llegaran a su portería como una lluvia de proyectiles, sí, era una estrategia arriesgada, porque si ella pasaba al ataque en un mal momento podría significar la derrota, pero mientras Nikolai aguantara lo suficiente atacando sin descanso...

«¡Ahora!»

Saeko no lo pensó mucho. Avanzó corriendo a toda velocidad hasta la posición de Nikolai y golpeó una fruta que venía del campo contrario, aun dejando varias frutas en su camino que vagaban sin rumbo y fuerzas. Acto seguido pegó un Doble salto y le propinó un fuerte golpe a otro balón que volaba por los aires en ese momento.

Solo quedaba confiar en la suerte.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Drazham » Dom Feb 07, 2016 4:14 pm

Y una vez más, desparramado por los suelos tras haberse comido de lleno sus artimañas, tuvo que tragarse la escenita de sus rivales dándose aires de superioridad y pavoneándose delante de unos novatos que tuvieron la cochina suerte de ser emparejados con una panda de gallitos en su primer (y a este paso último) torneo. Y mira que pensó que sería difícil superar la tirria que le cogió a esas escobas.

Saeko corrió a donde yacía. Aceptó su ayuda para levantarse y tratar de mantener la poca decencia que le quedaría en esos momentos.

Niko, tu afinidad era Nada, ¿cierto? —Nikolai enarcó una ceja. Aunque su pregunta le pillaba todavía con la cabeza en otra parte, estando algo lento para pensar en las intenciones de la chica, cabeceó para asentirle—. . ¿Crees que podrías aprovecharla?

Supongo… —Se llevó los dedos a los labios y meneó la cabeza—. Tengo un par de trucos bajo la manga.

Pero todo dependía de con qué propósito y si servirían. No pensaba tener que gastar magia para algo más que un Doble salto durante el torneo pero, recapacitándolo, era tontería guardársela y ponerse en desventaja cuando las normas no le impedían. ¿Por qué no? Tenía su Impulso Efímero para obtener una buena posición si lo necesitaba. Y alguna que otra cosilla experimental que no era del elemento Nada…

». Se me ha ocurrido una idea. ¿Qué te parece si cambiamos las posiciones? Yo defenderé esta vez, y tú atacarás. Cuando menos se lo esperen yo también pasaré al ataque.

Y para qué negarlo. Un cambio de estrategia les vendría bien para no estancarse con las ardillas y caer en su misma treta. Le dio el visto bueno, alzando el pulgar, y avanzó a la parte delantera de su cuadrilátero, haciendo girar la Llave Espada entre sus dedos.

El partido se reinició, y Nikolai, ni corto, ni perezoso, bateó la primera fruta a su alcance que los cañones les facilitaron. Tal y como esperaba, Chip y Chop aunaron fuerzas para frenar el disparo a la velocidad del rayo. No pretendía marcar un tanto con algo tan simple, antes quería comprobar hasta qué punto podrían parar sus balones. Por eso siguió lanzándoles más fruta a diestro y siniestro, sin dejarles la más mínima oportunidad de que ellas mismas pasasen al ataque. Sabía dependían muchísimo del trabajo en equipo por el hándicap de su tamaño, y si las dos estaban ocupadas con la defensa, no podrían hacer de las suyas.

Aunque seguían siendo endiabladamente rápidas. No había ningún tiro de Niko en el que no se coordinasen y corriesen a pararlo.

Entonces, las dos ardillas reaccionaron de manera espontánea, como si hubiesen visto un peligro inminente, y se prepararon. Nikolai hizo lo mismo por su parte y echó hacia delante el cuerpo, sabiendo lo que venía sin necesidad de mirar hacia atrás: Saeko había salido de su posición, dispuesta a pasar al ataque.

Su compañera le arreó a un pomelo y, acto seguido, saltó por encima suya y catapultó una manzana con un fuerte embate. Sabía lo que iba a ocurrir a continuación: las ardillas le habían visto las intenciones a kilómetros, y ya se habían preparado. Cada una salió despedida para placar una de las frutas y desviarlas de su trayectoria

Por eso dio un paso más a los acontecimientos. En un parpadeo se desvaneció, y aprovechándose de su invisibilidad y velocidad momentánea, se impulsó hacia un melón y lo bateó con todas sus fuerzas. Ninguna de las ardillas se lo vio venir. No solo porque el atacante fuese invisible, también estaban demasiado ocupadas repeliendo los tiros de Saeko.

Por eso ninguna de ellas pudo evitar que el melón surcase su parte del campo y legase a la red de su portería.

El público estalló en griteríos de júbilo junto al bocinazo de gol. Nikolai soltó un jadeo seco de dominio y apretó el puño. Con los marcadores señalando el empate, y con poco menos de la mitad de tiempo para terminar el partido, quedaba en manos de sus próximas jugadas que superasen las semifinales.
ImagenImagen
Avatar de Usuario
Drazham
26. Umbrío
26. Umbrío
 
Mensajes: 762
Registrado: Jue Oct 17, 2013 9:55 pm
Dinero: 133,197.76
Banco: 15,378.00
Sexo: Masculino
Estantería de objetos
Karma: 6

Re: [Ciudad Disney] Frutibol Cup

Notapor Tsuna » Mar Feb 09, 2016 4:09 am

Saeko no perdió la concentración en ningún momento, se mantuvo firme y decidida, arreando con todas sus fuerzas las últimas frutas que encontró en su camino. El Doble salto le había otorgado, además, mucha altura con la que jugar a su favor, pero el dúo de ardillas tampoco se lo puso fácil. Chasqueó la lengua y observó, frustrada, cómo las dos pequeñas se movían a toda velocidad y saltaban hasta su misma altura sin ninguna dificultad. ¡Y con aquel tamaño...!

No obstante, Nikolai se las apañó en un instante para hacer su jugada y, de algún modo, consiguieron empatar al dúo de roedores. Saeko lo consideró casi una azaña, por lo que esbozó una leve sonrisa triunfante y le dedicó la mirada a su amigo por unos momentos. Ciertamente, le debía ya el pellejo dos veces, una por el partido anterior, y otra por su afinidad. Ella tenía claro que, aparte del Doble salto, poco podría aportar al juego. Sus habilidades siempre las centraba en lo ofensivo, y no era plan de dañar a sus contrincantes.

Pero poco le duró la sonrisa en la cara. Chip y Chop llevaban ahora el balón en su campo, o mejor dicho, la fruta. Y poco más se le había ocurrido para contrarrestar sus veloces movimientos. La principal motivación era la de empatar, sin embargo... El asunto no pintaba nada bien. La bocina volvió a iniciar el partido y la veterana aprendiz puso toda la carne en el asador, todos los reflejos de los que fue capaz para hacer frente a aquellos renacuajos.

No podía permitir que una sola fruta tocase la portería, bajo ningún concepto. Bloqueó fruta tras fruta, sintiendo cómo el corazón se le aceleraba a toda prisa cuando el Dúo de Ardillas llevaba a cabo una maniobra perfectamente sincronizada. Blandió su Llave Espada, respiró y espiró lo suficiente, se le acumuló tanto sudor en las cejas que hasta le obstaculizó la visión en más de una ocasión, y sintió sus músculos resentidos por la presión a la que estaba llevando el cuerpo.

Desde su aventura en el Pasado, mil años atrás, sentía que su resistencia había mejorado notablemente, pero aquello, semejante velocidad por parte de sus rivales la iba a terminar agotando más temprano que tarde. Le dedicó a Nikolai en un segundo de respiro una mirada desesperada, esperando una respuesta o algo por su parte. Algo que le diese esperanzas.

No se me ocurrió nada más... aparte de eso... —expresó como buenamente pudo, entre jadeos.

Luego bateó una fruta más, en dirección al campo enemigo, con todas sus fuerzas. Descargó tal rabia en el golpe que una de las ardillas, la de la nariz regordeta, no fue capaz de bloquear el golpe y cayó de culo sobre la pista. La trayectoria de la fruta, no obstante, había sido desviada y ahora se alejaba de la portería enemiga. Pero aquel detalle no pasó desapercibido a ojos de Saeko.

Eran rápida y coordinadas, pero débiles físicamente. Y a su cuerpo no le quedaba mucho, no debía imaginar a Nikolai, tendría que estar tan pálido como un cadáver.
Avatar de Usuario
Tsuna
57. Ferrocustodio I
57. Ferrocustodio I
The Unknowns
 
Mensajes: 1680
Registrado: Mar Ene 03, 2012 5:12 am
Dinero: 691,216.48
Banco: 0.00
Ubicación: Perdida en el océano.
Sexo: Femenino
Clan: The Unknowns
Estantería de objetos
Karma: 17

Siguiente

Volver a Otros temas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados

cron